02
Ago 20

Amatitlán, en busca de sol y aire fresco

Ayer agarramos p´al monte y cogimos camino hacia el lago de Amatitlán subiendo por Santa Elena Barillas y bajando pasadito Villa Canales. Para quienes no la conocen es una ruta encantadora, con una variedad notable de flora debido a la variación de altitud.

Imagen de previsualización de YouTube

Para el primer fin de semana luego de que las reglas del encierro forzado fueran relajadas, esa era una buena opción de paseo. Además, tenía como desde 2000 de no ir por esa ruta.

Aparte de que es una buena carretera la vista desde el mirador es preciosa.  Se ven los volcanes Pacaya y Agua, el lago de Amatitlán, las siembras de caña de azúcar y pequeñas porciones de la carretera entre la vegetación exuberante.

El lago de Amatitlán y los volcanes Pacaya y Agua.

Es una lástima que tan bello mirador no sólo no esté bien cuidado, sino que la gente inmunda deje ahí toda clase de basura.  En el mirador encontramos unas familias y parejas disfrutando de la vista y tomando fotos.

Al llegar al nivel del lago empezamos la circunvalación rumbo al sureste, por el lado pequeño del lago.  Fue muy agradable sentir la brisa fresca y el aire limpio de área.

Lago de Amatitlán, al sur de la ciudad de Guatemala.

A la altura de la planta termoeléctrica La laguna hay una playita que si no fuera por la basura que hay en ella sería más encantadora.  Ya había estado ahí en 2000, pero la novedad ahora fue que notamos que brotan aguas termales en el lugar.  ¡El agua hirviendo que brota de las cercanías del volcán Pacaya y que están relacionadas con las fuentes que alimentan La laguna.  Es el tipo de cosas que disfruto mucho.

Imagen de previsualización de YouTube

En la playita también había varias familias y el oleaje del lago -unido a algo de reguetón que tenía una pareja- crearon un ambiente…digamos simpático y divertido.  ¿Vas a creer que fueron momentos de mucha relajación los minutos que estuvimos ahí?

Imagen de previsualización de YouTube

Seguimos el camino bordeando el lago y llegamos al cruce para El morlón.  Ese centro recreativo fue el chalet de don Jorge Ubico, ahí estaban las armas que fue a traer Francisco Javier Arana antes de ser emboscado y asesinado en el puente de La Gloria; y luego fue parte del club de oficiales del ejército.  No entramos, pero tengo la impresión de que -medio en el abandono- está en uso y es como un centro recreativo.

Llegamos a la población de Amatitlán y una visita infaltable fue al puente de La Gloria.  Fue una sorpresa agradable ver que ese puente, del siglo XVII, ha sido restaurado y se ve muy bonito.  Es, sin embargo, un lugar de tragedia porque ahí fue emboscado y asesinado Francisco Javier Arana, mientras Jacobo Arbenz observaba, con binoculares, desde El Filón.

Puente de La Gloria, en la población de Amatitlán.

Luego de la visita al puente y como el hambre aprieta nos dirigimos al Parque Las Ninfas, un lugar encantador que ha perdido su prestancia debido al abandono, la desidia y al mal gusto.  Pero también a causa del encierro forzado.  Me dio tristeza ver las tiendas cerradas, donde antes había comercio y alegría, sobre todo los fines de semana.  Yo tenía añales de no ir, posiblemente desde principios de los años 80; pero antes había ventas de dulces tradicionales y de mojarras fritas.  Aunque yo no me atrevería a comer nada pescado en el lago. Es sí, en la palangana del pick-up, nos gozamos los sandwichs que llevábamos.

Imagen de previsualización de YouTube

Almorzamos en el parque junto a varias familias que disfrutaban del ambiente tranquilo y de la naturaleza que aún es encantadora en el lugar.  Oímos muchos trinos que no habíamos escuchado antes y paseamos un poco por los alrededores.

Luego de un breve descanso decidimos no volver por la carretera al Pacífico y la calzada Aguilar Batres, como era el plan original, sino que regresar por donde habíamos venido. No sólo porque es más bonito e inusual, sino para pasar por El Relleno.  El Relleno es precisamente un relleno que divide el lago en dos y que servía para el paso del ferrocarril, cuando el tren llegaba al lago.

Lado poniente del lago de Amatitlán, desde El Relleno.

En el relleno todavía se ve la vía férrea, y ahí hallamos ventas de mojarras fritas, gente muy amable y un rebaño de cabras que nos hicieron reír.

¿Así, o más risueña?

A mí, Amati siempre me trae buenos muy buenos recuerdos.  Los domingos en la casa de mis tíos abuelos Freddy y Olga; los domingos en las casas de mi padrino y del padrino de mi hermano; los fines de semana en la casa de mi tío Freddy y lo rico que era esquiar aunque yo esquiara como mi planta. Las siembras, las abejas y los buenos ratos en la casa de los Lizama.  Los fines de semana con mis amigos del colegio. Las excursiones con mis amigos de la universidad y las fiestas de los 90.

Lado oriente del lago de Amatitlán, desde El Relleno.

Luego de disfrutar las brisas del lago y las vistas hermosas agarramos camino de vuelta. Otra vez rumbo a la carretera a El Salvador y de ahí, de vuelta a la ciudad de Guatemala.

¿Tengo algo de que quejarme? Pues de la agresividad de algunos motoristas, que no es sólo descortesía, sino hostilidad.  Y del letrero que vimos en el mirador, que dice:  Asaltos y robos. De verdad es una lástima la impunidad de la delincuencia.  Nosotros nos sentimos seguros porque había varias familias en el área…y porque el lugar es muy bellos.  En fin, la delincuencia es algo de lo que hay que estar consciente siempre, y en todo lugar.

Esto no deja de ser triste e incómodo.

De cualquier manera, así es como son las cosas y si te gusta agarrar camino por gozar del paseo y sin prisas, esta es una opción muy agradable.  Con variedad de flora y fauna, vistas espectaculares, algo de historia y algo de geología.


01
Ago 20

Adiós a Alan Parker

Alan Parker, director de Midnight Express y Birdy, dos de mis películas favoritas, murió ayer.

El expreso de media noche la vi en 1979, el año en que me gradué de bachiller y me impresionó mucho. Muchas de sus escenas me persiguieron por semanas.  Toda la peli -controversial y cruda- te atrapa y no te deja. Está basada en el libro homónimo de Billy Hayes, que estuvo preso en Estambul, Turquía por contrabandear hashish en 1970-75. Brad Davis tuvo el papel principal y fue magistral.

Imagen de previsualización de YouTube

Birdy la vi en ca. 1987 que fue un año importante para mi. Es una historia de amistad y de lealtad que me conmovió mucho.  Está basada en una novela de William Wharton. Es una peli sobre la condición humana y sobre la importancia de la realidad, sobre todo cuando se ha sufrido.  Mathew Modine y Nicholas Cage tuvieron los papeles estelares.

Imagen de previsualización de YouTube

Angela´s Ashes se basa en los recuerdos de la niñez del escritor irlandés-estadounidense, Frank McCourt. Triste y gris, es una peli que hay que ver.

Alan Parker también dirigió The Wall; peli que no está entre mis favoritas, pero de la cual tengo un buen recuerdo.  La vi en un cine-bar de Panajachel, tomandome la única cerveza que podía comprar en una noche y siendo yo el único cliente del lugar.  Eso fue en algún momento de la primera mitad de los años 80.

Adiós, Alan Parker.


31
Jul 20

¿Un futuro sin emprendedores?

En la película Ironman 2, cuando en una audiencia el senador Stern trató de apropiarse -para el bien común- de la armadura que T. Stark había diseñado y construido, ¿qué le contestó el empresario al político? Le dijo: ¿Quieren mi propiedad? No, no pueden tenerla.  Es una escena intensa y muestra al creador y emprendedor en toda su grandeza material y ética.

Imagen de previsualización de YouTube

En la novela El manantial, cuando H. Roark es procesado por destruir una obra suya que había sido alterada sin su consentimiento y en violación del contrato que la había hecho posible, el arquitecto explico que nada nos es dado en la Tierra. Todo lo que necesitamos debe ser producido. Y aquí el ser humano afronta su alternativa básica, la de que puede sobrevivir en sólo una de dos formas: por el trabajo autónomo de su propia mente, o como un parásito alimentado por las mentes de los demás. El creador es original. El parásito es dependiente. El creador enfrenta la naturaleza a solas. El parásito enfrenta la naturaleza a través de un intermediario. El interés del creador es conquistar la naturaleza. El interés del parásito es conquistar a los hombres.

Imagen de previsualización de YouTube

De aquellas dos escenas me acordé cuando vi la audiencia, en el Congreso de los EE.UU., en la que se citó a J. Bezos, de Amazon; T. Cook, de Apple; S. Pichai, de Google y M. Zuckerberg de Facebook.  Salvando las distancias -porque hasta cierto punto ninguno de ellos es Stark, ni Roark- eran escenas como sacadas de la peli y de la novela. Ciertamente del lado político, la mesa estaba llena de senadores Stern.

¿Qué tiene que ver esto con los chapines en estado de calamidad? Pues que muchas veces, algunos, se confunden al creer que los políticos (y especialmente los políticos colectivistas) representan al bien común; y muchas veces se ataca a los emprendedores, creadores e innovadores.  Es cierto que hay empresarios mercantilistas y sinvergüenzas, pero también es cierto que hay políticos decentes.  Pero piensa, ¿cómo pasarías el estado de calamidad y el encierro sin emprendedores, creadores e innovadores? ¿Cómo sería un futuro sin ellos? Uno a merced de parásitos.

Columna publicada en elPeriódico.


30
Jul 20

Tus impuestos para la piñata

Que no te digan que los impuestos que te quitan no van a parar a la piñata.

Piñatas a inmediaciones del parque Colón,  en la zona 1.

En las últimas semanas el Consejo Nacional de Atención al Migrante de Guatemala y los ministerios de Educación y Salud se han convertido en clientes principales de una empresa ligada a un diputado del Parlacen; y la empresa ha participado en más de 60 eventos para la dotación de alimentos preparados y empacados en la actual emergencia. También son sus clientes las carteras de Gobernación, Ambiente, Relaciones Exteriores así como varias municipalidades. En total se ha adjudicado un monto de Q3.9 millones y tiene pendiente un proceso que está en evaluación por Q1.01 millones con Conamigua.

El Fondo de Desarrollo Social, del Ministerio de Desarrollo Social, que ha sido señalado de sobrevalorar productos y falta de claridad en sus programas, recientemente compró alimentos de los cuales se carece de suficiente evidencia respecto de su efectividad y se desconoce cuándo y a quiénes serán distribuidos. La compra se realizó por excepción, y desde el inicio fue opaca.  Cuando se le preguntó al director del Fondo que dónde se entregará el producto comprado, indicó que deben esperar para saber cuáles serán los lugares que no cubrirá el programa de alimentos ejecutado por el Mides y el Ministerio de Agricultura, para los afectados por el COVID-19.

…y estos son dos casos publicados sólo hoy. Trabajas para que la piñata sea gorda.


29
Jul 20

¿Y si hubiera vacuna contra el covid-19?

La búsqueda de una vacuna contra el covid-19 avanza a una velocidad sin precedentes en el marco de una competencia planetaria; y hay 25 candidatos a vacuna evaluados en pruebas clínicas en humanos (sólo eran 11 a mediados de junio). ¿Me pondría la vacuna, si la hubiere?

La vaccine Dominique Vivant Denon, dominio público, via Wikimedia commmons.

La mayoría de estas pruebas se encuentra en la fase 1 que es la de evaluar su seguridad, y otras en fase 2, en la que que ya se explora su eficacia. Sólo cuatro candidatos a vacuna están en la la fase 3, en la cual la eficacia se mide a gran escala. La empresa estadounidense Moderna comenzó el lunes 27 de julio del 2020 esta fase, durante la cual se testearán a 30,000 voluntarios, dice el reportaje que leí y la historia de las posibles vacunas contra el covid-19 es como para una novela de John Le Carré, Frederik Forsyth, o Ian Fleming.

¿Te pondrías la vacuna si la hubiere?

Así de entrada, ciertamente que no me pondría la vacuna china por la misma razón que no compraría maquinaria china, ni un automóvil chino. Tampoco me inocularía con el producto ruso, entre otras razones porque el régimen de Putin es una amenaza grave para la democracia y los valores occidentales y no pondría en manos de ese régimen mi salud. También leí que los cubanos ofrecen una posible vacuna; pero ¿quién confiaría en una vacuna cubana?

¿Me la pondría, o no me la pondría?

Quedan las vacunas del mundo libre; y no estoy seguro de que me sentiría cómodo con una en la que estuviera involucrado Anthony Fauci, director del NIAD, en los Estados Unidos.  Quizás, quizás consideraría una vacuna británica y más una alemana, tal vez porque cuando uno piensa en una plancha Rowenta, o en un beamer, supone que va a ser algo bueno.  Posiblemente preferiría una vacuna desarrollada por una farmacéutica privada, y no por un laboratorio estatal.

Todo aquello, claro, en el contexto de escuchar la opinión confiable de mi médico.

En este caso, sin embargo, lo que no me genera confianza es la prisa.  En todo caso preferiría desarrollar antígenos de forma natural y no vacunarme.  Pero, ¿y si por algún requerimiento me tuviera que vacunar? Digamos…para viajar…pues ahí está el detalle y ahí es dónde escucharía el consejo de mi médico en busca de una vacuna que no modificara mi ADN y que ofreciera ciertas garantías (ni china, ni rusa, ni cubana). A lo mejor me arriesgaría y esperaría unos meses antes de considerar la inyección…a ver cómo resulta en quienes se atrevan a usarla.

Sé que la medicina genética y la modificación del ADN son el futuro para acabar con ciertas enfermedades terribles; pero…en medio de una pandemia, en medio de una carrera de poder, no estoy seguro de querer meterme en eso.

Dicho lo anterior, celebro que haya la posibilidad de una vacuna.  Normalmente me da una gripe de esas que lo mandan a uno a la cama, por lo menos una vez al año; y de cuando en cuando me pongo la vacuna correspondiente.  Igual creo que no me hace efecto, o sólo un poquito.  Eso sí, no sólo no soy antivacunas, sino que suelo confiar en ellas y me he puesto las que he necesitado: las de cajón cuando uno es niño, contra el tétanos, contra la tifoidea, contra las hepatitis, y así.  Coincido, también, con la idea de que vacunarse no es sólo un acto de protección individual, sino uno de responsabilidad, así que ya veremos.  Igual, celebro que haya posibilidad de vacuna, o más bien, vacunas.


27
Jul 20

Es el tiempo para la responsabilidad

Luego de cuatro meses de asfixiar las posibilidades de ganarse la vida, de los guatemaltecos; y luego de cuatro meses encierros, prohibiciones y otros experimentos la vida empieza a retornar y es el tiempo para la responsabilidad y la prudencia.

La hora dorada en la ciudad de Guatemala.

Durante los cuatro meses pasados mucha riqueza fue destruida y aunque nunca va a ser repuesta, estoy seguro de que muchos chapines van a hacer todo lo posible por volver a empezar como empezaron luego del terremoto devastador de 1976 y como han empezado luego de otras desgracias.  Todo es que no los estorben.

Eso sí, dado que hay mucho que desconocemos sobre el SARS-coV-2 y el covid-19 y dada la desinformación abundante con respecto al virus y a la enfermedad que ocasiona, la vuelta a la vida normal debe ser con responsabilidad y prudencia.

Está claro que las autoridades en el poder no nos han devuelto la libertad, sino que han ampliado los permisos y de forma discriminatoria; y no vaya a ser que nos acostumbremos a vivir por permiso, en vez de vivir por derecho.  Aún así, aplica la idea hayekiana de que la libertad no sólo significa que el individuo tiene la oportunidad y responsabilidad de la elección, sino también tiene que soportar las consecuencias de sus acciones y recibir alabanzas, o censuras por ellas. La libertad y la responsabilidad son inseparables. Y aplica también el concepto objetivista de prudencia o sensatez, que tiene sus raíces en Aristóteles para quien es la virtud de delibera y juzgar correctamente sobre lo que es bueno y ventajoso para uno mismo, en lo que conduce a la buena vida.

No es el momento para desmanes como el de ir a quemar la municipalidad, organizar fiestas, o irse a zampar a apretazones y multitudes.  Pero tampoco es el momento para descuidar los detalles pequeños, de cortesía, o de sentido común como lavarse las manos con frecuencia y usar mascarilla en público.  Es el momento para actuar con responsabilidad y prudencia.

Porque estamos viviendo un fenómeno sin precedentes en la memoria de muchísima gente, seguramente va a haber actos irresponsables e imprudentes; y porque la naturaleza en realidad no es nuestra amiga (que no es lo mismo que decir que el universo no es benevolente) lo más seguro es que luego de este periodo de permisos laxos haya un repunte de contagios y de muertos.  Y eso va a despertar la ansiedad de los que tienen miedo y la  codicia de quienes medran en la quiebra, la pobreza y la falta de libertad. Y entonces será el momento para actuar con racionalidad y evitar el cortoplacismo.

Va ha haber muchas frustraciones porque las medidas supuestamente sanitarias que son condiciones y requisitos para empezar de nuevo ciertas actividades no sólo no son financieramente propicias, sino que son prácticamente imposibles.  Tomando en cuenta que no hay tal cosa como one size fits all, ¿cuál es el aforo mínimo necesario para que valga la pena operar un comedor, o una camioneta? Si antes del covid-19 había colas largas para abordar buses urbanos y extraurbanos, ¿de cuánto van a ser ahora las colas en metros y en tiempo? ¿Cuál es el máximo para que valga la pena?

Es tiempo para ser flexibles, creativos y emprendedores.

Hay que rechazar, sin embargo, el concepto de nueva normalidad porque tiene una carga colectivista, ingenieril, racionalista y constructivista demasiado pesada y tóxica.  No falta quienes quieren diseñar y legislar una nueva realidad de acuerdo con sus fiebres, sin tomar en cuenta las valoraciones personales de los individuos, las configuraciones particulares de los mercados y de los grupos humanos, ni el debido respeto a los proyectos de vida de las personas.  Condiciones para las cuales es preciso que los derechos individuales prevalezcan sobre los intereses colectivos, y no al revés, como ocurre en la actualidad, especialmente en el contexto del estado de calamidad, del toque de queda y de las restricciones.

Volveremos a la normalidad cada quien a su ritmo y cada quien en la medida de sus posibilidades y la normalidad será lo que sea normal, siempre y cuando no haya quienes quieran forzarla a su gusto y conveniencia.  Pero para ello hay que hacer a un lado la ansiedad anticipatoria, la estigmatización y el miedo irracional que nada tienen que ver con la responsabilidad y la prudencia.

En fin, l´haim.


26
Jul 20

Luna sobre la ciudad

La Luna, en cuarto creciente, se vió hermosa hace dos noches y daban ganas de salir a aullarle.

¿Así, o más linda?

Clarísima, brilló sobre las luces de la ciudad de Guatemala, en la negrura de la noche.


25
Jul 20

Pacaya y Fuego, vapor y arena

Esta mañana el viento del levante se lleva el vapor y las cenizas emitidas por el volcán Pacaya rumbo al oeste y casi llegan al volcán de Agua.

Desde la ciudad de Guatemala se ve el volcán Pacaya.

Lo de casi llegan, claro, es por la perspectiva; pero se se ve chulísima la nube larga y constante.

En esta foto se pueden apreciar el vapor y las cenizas saliendo del cono MacKenney del volcán Pacaya.

El volcán Pacaya se ve hacia el sur.

Y el volcán de Fuego no dejó de hacer lo suyo aunque en él el vapor, las cenizas y el viento se comportan de manera distinta.

El volcán de Fuego se ve hacia el oeste.

En Guatemala hay 37 volcanes y tres están activos; el otro es Santiaguito, localizado en el occidente del país, cerca de la ciudad de Quetzaltenango.


24
Jul 20

Billetes nuevos e inflación

Frescos y recién salidos de la tristemente célebre maquinita son esos billetes nuevos de Q100 que te están dando los cajeros automáticos.  Son el anuncio de la inflación que se viene; y con la inflación se viene el empobrecimiento.

La inflación castigará más duro a los más pobres. Esto se pondrá peor.

Todos esos millones de dólares que los políticos y burócratas en el poder pidieron prestados con el pretexto de la pandemia se traducen en quetzales; y tu ya sabes: la abundancia de quetzales deprecia el valor de esa moneda y por eso se requerirán más billetes para comprar las mismas cosas.  El encarecimiento de los precios es una consecuencia de inflar la cantidad de moneda que hay en circulación, por encima de la producción.  Que no te engañen, en Guatemala la única organización social con poder para inflar es el gobierno, por medio de su banco central.

La inflación es inmoral y criminal no sólo porque presiona al alza los precios de forma políticamente artificiosa; sino porque…agárrate…no afecta a todos por igual.  Políticos, burócratas y empleados estatales reciben el dinero nuevo antes que otros; igualmente lo reciben primero los proveedores de obras públicas y la clientela del gobierno.  Al recibir el dinero nuevo antes que otros, aquellas personas aprovechan los precios bajos en el mercado; y para cuando los efectos inflacionarios del dinero nuevo nos llegan a los demás…ya todo está más caro.

¿No fue suficiente esa razón? ¿Qué tal esta? Esos ahorros que tienes en el banco y que  te han costado trabajo y privaciones, cada día tiene menos poder adquisitivo porque cada día vale menos.

En el corto plazo -y para los beneficiados de primero- la inflación genera una prosperidad aparente; pero en el mediano plazo contribuye al desempleo, a la baja en el nivel de vida y a profundizar la pobreza y la miseria.

Las autoridades políticas y monetarias del país -a sabiendas y de una forma inmoral y criminal- están socavando tu futuro, to save their asses; y están jugando con fuego.

Columna publicada en elPeriódico.


23
Jul 20

¡Comenzó la temporada de anacates!

Es tradicional que, en mi casa, el segundo semestre del año no empieza hasta que los anacates llegan frescos a la cocina…y  la mesa.  Este año la temporada comenzó hoy con aquellos deliciosos hongos sobre spaghetti. ¡En casa es fiesta cuando disfrutamos de los anacates!

Sobre spaghetti los hacemos con la receta original de mi abuela, Frances.

Los anacates se cuentan entre mis hongos favoritos desde que era niño.  Y me gustan mucho por su sabor característico, por su textura que ofrece resistencia a la mordida y su forma, así como por su color anaranjado vivaz. Ahora son muy abundantes y se los encuentra en las calles; pero antes eran escasos y siempre eran considerados como bocatto di cardinale.

La forma tradicional de comerlos en casa de mi abuela, Frances, era como bocas calientes; pero luego aprendimos a comerlos con frijoles colorados (gracias a Rodolfo, un amigo de mis padres) y luego en cacerola de tallarines con crema de pollo… y más tarde sobre pizza y sobre spaghetti.  En casa de un cuate los probé en pulíque, una vez, y esa es la forma chapina tradicional de disfrutar estos hongos.

Sobre spaghetti los hacemos con la receta original de mi abuela: mantequilla, cebolla, sal, pimienta, perejil, maicena y jerez; o con crema, sal y pimienta.  Siempre con queso parmesano esparcido generosamente.