22
Nov 20

Hay un antes y un después del 21N

Hay un antes y un después de la manifestación del 21 de noviembre de 2020 porque mientras que unos nos hallábamos reunidos en la Plaza de la Constitución, de forma pacífica, otros llegaron al edificio del Congreso de la República y metieron fuego en el lugar. Y porque la administración reaccionó con violencia, donde no había motivo.

Haz clic en la imagen para ver más fotos.

¿Por qué es que lo ocurrido ayer es un punto de inflexión? Porque los chapines ya habíamos logrado generar una cultura de manifestaciones pacíficas y civilizadas en las plazas de la ciudad de Guatemala, muy distintas a las que vivieron nuestros padres y abuelos hasta los años 80.  En los Viernes de luto de principios del siglo XX, contra los impuestos y la corrupción, nunca se vieron actos de violencia.  En las jornadas de mayo de 2009 y en las jornadas de 2015 nunca hubo violencia.  Ayer también fue un punto de inflexión porque ni siquiera los sinvergüenzas de Alfonso Portillo y los Colom/Torres, o un general del ejército, como Otto Pérez usaron la fuerza contra una manifestación.

Para esto último hacía falta un trastornado (¿Trastornado es la palabra?) que puso A mi manera en su ceremonia de investidura presidencial. Uno que parece creer que todo se arregla con estados de excepción; y uno con la mecha corta, quizás demasiado propenso a dejar que sus emociones controlen su capacidad racional.  Uno que sin duda no vio el episodio en The Crown cuando la reina Isabel le dice a Margaret Thatcher: Todos debemos preguntarnos cuándo ejercer nuestro poder, y cuándo no.  Creo que su primer instinto como persona suele ser actuar.  Ejercer el poder.  Sólo pregunto si corresponde ejercer el poder sólo porque puede hacerlo.  El poder no es nada sin autoridad. Claro que siendo la Dama de Hierro quien era, entendió el mensaje de la Reina y optó por el camino sabio, y no por el del capricho. Hacía falta Alejandro Giammattei.

Esto último me lleva a las causas por las cuales estábamos en la Plaza de la Constitución.

Fui porque el Organismo Ejecutivo -desde el Ministerio de Finanzas, vía la Presidencia- le envió al Congreso un proyecto de presupuesto estatal criminal; y la mayoría de diputados lo aprobó rápidamente y en la nocturnidad?  Y porque la mayoría de los diputados que se opusieron, no no tuvieron las agallas de oponerse y sólo se salieron de hemiciclo, lo hicieron no por principios, sino porque la piñata no había sido repartida a su gusto.  Fui, también, porque apoyo la iniciativa de una reforma electoral que acabe con los listados para elegir diputados y una que permita que elijamos diputados individualmente.

¿Por qué es un presupuesto criminal? Para hacer la historia corta, porque no sólo es el presupuesto más alto de toda la historia, una carga que se perfila insoportable para la menguada economía de los guatemaltecos; sino porque está exageradamente desfinanciado y habría de ser cubierto con endeudamiento para tres generaciones.  Aunque el Presidente tiene la facultad de vetar lo aprobado por el Congreso, dispuso que este macho es mi mula y dejó claro que las cosas se harían a su manera.

Si te interesan los detalles te recomiendo que leas El gobierno que más ha endeudado a Guatemala en décadas, por Daniel Fernández.

Todo aquello ocurre en el contexto de un proceso de descomposición política de la Administración que no escapa al ineludible contexto de la pandemia y a los efectos del encierro de 6 meses y la destrucción de las economías de miles de familias.  Aquello ocurrió en el contexto de que el vicepresidente, Guillermo Castillo le pidió al Mandatario que vetara el presupuesto; y a señalar que si ambos no estaban en capacidad de gobernar, ambos deberían renunciar.  Para que te hagas una idea, la popularidad de Alejandro Giammattei se ha desplomado de 83% de aprobación en abril, a 36% en octubre pasado.  Y apuesto una ceja a que a partir de ayer, se acentuó la caída en picada.

Por todo aquello es que fui a la Plaza de la Constitución, de forma voluntaria y pacífica, de la misma forma en que suelo ir a actividades similares.  Fui acompañado por amigos con los que comparto muchos valores.  Ah, y también fui para poder decir que yo lo vide.

Pero otros fueron por otros motivos. Unos iban a pedir la renuncia de Giammattei, otros porque no les gustó como fue repartida la piñata del presupuesto, otros a exigir una asamblea nacional constituyente para refundar el estado, otros iban con la esperanza de hacer la revolución, y así, cada cabeza es un mundo. Unos iban con sus playeras del che Guevara y -a diferencia de otras experiencias similares, digamos las jornadas de mayo de 2009 y las de 2015- vi muchos jóvenes embozados y armados con bates y palos de golf.  Muchos vestidos de negro y rojo.

Con todo y todo, a pesar de lo inquietante que es ver jóvenes embozados y armados, y a pesar de la estridencia y el jacobinismo que se respiraba por momentos, sobre todo al calor de los discursos en la tarima y en los altavoces, el ambiente en la plaza era de fiesta y era pacífico.   Como ocurría en las jornadas de mayo de 2009 y de 2015, en la plaza había de todo, incluidas familias con niños, e incluidas personas mayores.  Los chapines habíamos aprendido a confiar en las manifestaciones.  Creíamos que no habría violencia de parte de los manifestantes y que tampoco la habría de parte de quienes ejercen el poder.

Pero nos equivocamos.

Cuando se supo que el Congreso estaba siendo asaltado e incendiado (el Congreso queda como a 7 cuadras de la Plaza), el ambiente se puso tenso.  Sabiendo que habíamos llegado en Uber, una amiga ofreció irnos a rescatar a inmediaciones de la plaza; y yo le dije que gracias, que a pesar de la tensión, todo estaba ocurriendo en paz. Sin embargo, optamos por abandonar el lugar y nos enfilamos hacia la Quinta avenida con intención de caminar hacia el sur y pedir los Ubers correspondientes.

Creo que fue justo a tiempo antes de que Giammattei (o quien quiera que fuera) decidiera usar el poder contra quienes estaban reunidos pacíficamente en la plaza; y el caso es que las fuerzas del orden arrojaron bombas lacrimógenas. Hubo golpeados, capturados y ¿por qué fregados es que las fuerzas del orden actuaron no contra los violentos que habían asaltado y quemado el Congreso, ¡a siete cuadras de la plaza!, sino contra los manifestantes pacíficos que se hallaban principalmente al este y sureste de aquel espacio? ¿Qué necesidad había de tal despliegue de insensatez y de fuerza?

Todo aquello no fue del todo sorprendente porque ya habíamos visto una pinta que llamaba a quemar el Congreso, otra que llamaba a organizar la rabia y veríamos una mas que invitaba a matar al criollo.

Dicho lo anterior, la quema del Congreso (en realidad de una, o dos oficinas del Congreso, cerca de la entrada principal), ha despertado muchas dudas y les comparto cuatro: ¿Por qué es que no había suficientes policías resguardando el edificio? ¿Por qué hay fotografías que muestran extintores de incendios y espacios configurados como si se estuviera a la espera de un asalto incendiario? ¿Por qué es que los invasores pudieron ingresar con relativa facilidad al edificio? ¿Por qué es que, ante la amenaza, no llegó el escuadrón antimotines? El Vicepresidente, Castillo, pidió que haya una investigación a fondo de lo que ocurrió ahí, y la investigación le corresponde al Ministerio Público. ¿Cabe la posibilidad de que fuera razonable que en el Congreso se prepararan para una quema eventual?

A lo largo del viernes, dudé muchísimo sí ir, o no a la manifestación en la Plaza de la Constitución.  Ciertamente, no quería que mi presencia apoyara las demandas revolucionarias de algunos de los organizadores; pero tampoco quería dejar de hacer presencia y oponerme, ahí, al presupuesto criminal; y comparto, con mis amigos acompañantes y otros que estaban en la plaza, el deseo de que podamos elegir diputados sin necesidad de las listas nefastas.

Fui porque este país también es mío y porque la Plaza de la Constitución también es mía.  Fui porque igual que miles de personas que se hallaban en aquel espacio, quiero una mejor Guatemala para todos sus habitantes, sin privilegios.  Fui a pesar de lo incómodo que me siento con el jacobinismo, la iconografía y las motivaciones de muchos de los que se hallaban ahí.

A partir de ayer, para el presidente Alejandro Giammattei y su administración, así como para los guatemaltecos hay un antes, y un después.  Unos tendrán que plantearse si su tozudez vale tanto como para ejercer el poder con cada vez menos autoridad, o si mejor reconocen que se equivocaron, ofrecen disculpas e intentan rescatar la autoridad y apuntalar la república; y otros tendremos que plantearnos si dejamos que sigan siendo pisoteados nuestros derechos individuales (con presupuestos expoliatorios y criminales, así como con formas engañosas de representatividad), o si ponemos un ¡Hasta aquí! Sin acudir a la violencia, claro; y sin caer de la sartén a las brasas.

Mientras tanto, este seguramente es un buen momento para leer Resistencia no violenta a regímenes autoritarios de base democrática, por Ricardo Rojas. En esta obra,  mi cuate, Ricardo Manuel Rojas, aborda un tema de una inusitada vigencia: cómo evitar que gobiernos originalmente­ constitucionales, elegidos de acuerdo con procedimientos legales, se conviertan en autoritarios a través del uso de las atribuciones que la propia ley les otorga, pero puestas al servicio de la acumulación de poder y de la neutralización de la oposición política. Si te interesa, en este enlace hay una conversación que sostuve con Ricardo, al respecto.


20
Nov 20

¡No, al presupuesto criminal!

Podríamos empezar con los planes para el próximo presupuesto. Dada la urgente necesidad de controlar la inflación y el endeudamiento del sector público el gobierno se embarcará en un programa audaz y profundo de corrección fiscal, dijo Margaret Thatcher en The Crown, al anunciar límites estrictos para gastos del gobierno.

Sus ministros la acusaron de no tener sentido común y de ir contra lo que representaba el Partido Conservador (Everything that we stand for); y la Dama de Hierro contestó: ¿Qué es lo que representamos? (What is it we stand for?).

De esa escena me acordé cuando los diputados estatistas de casi todos los colores aprobaron el saqueo de Guatemala y el asalto a los guatemaltecos mediante un presupuesto estatal desfinanciado de Q99.7 millardos. Hubo diputados que son normalmente estatistas que se opusieron; pero tengo la impresión de que fue sólo porque la piñata no es para sus proyectos consentidos, ni para los pueblos, y sólo porque vieron la oportunidad de perfilarse como oposición contra una administración peligrosamente endeble.

En Guate y cuando se trata de que gobernar es gravar para gastar, el espectro político va de estatistas a extremadamente estatistas y de oportunistas a extremadamente oportunistas.  Cuando se trata del saqueo y del asalto, el espectro político chapín es un caso paradigmático de análisis económico de las decisiones públicas, en el sentido de que quienes participan en la toma de aquellas decisiones tienden a buscar sus propios intereses; y de que cuando se trata de gobernar, gravar, gastar y endeudar, casi nadie representa a nadie, ni a nada (No one stands for nothing), como no sean sus ambiciones propias de parásitos.

Aquel presupuesto criminal se originó en el Ejecutivo y en el Minfin; pero tendría que haber sido modificado en el Congreso, cosa que no ocurrió. ¡Urge acabar con las listas como forma de elegir diputados!… y mañana, cuando tu sueldo no alcance, si tienes suerte de tener sueldo todavía, no olvides a los buitres que dispararon la inflación y te endeudaron. ¡Urge derogar el presupuesto criminal!

Columna publicada en elPeriódico.


19
Nov 20

No a la oficina de acceso a la información pública

Hay, en el Congreso, una iniciativa de ley cuyo propósito es reformar la Ley de acceso a la información pública y crear una Oficina nacional de acceso a la información pública gestionar el acceso a aquella información. Creo que es mala idea.

La actual LAIP tiene por objeto, entre otros,  garantizar a toda persona interesada, sin discriminación alguna, el derecho a solicitar y a tener acceso a la información pública en posesión de las autoridades y sujetos obligados por la presente ley; garantizar la transparencia de la administración pública y de los sujetos obligados y el derecho de toda persona a tener acceso libre a la información pública; y establecer como obligatorio el principio de máxima publicidad y transparencia en la administración pública y para los sujetos obligados en la presente ley.

En aquel espíritu, cualquier persona interesada debería tener el derecho a solicitar y obtener información pública en beneficio de la transparencia de la administración y del principio de máxima publicidad de los actos de la administración pública y para quienes estén obligados.  En aquel espíritu, si un funcionario no diera la información solicitada en un plazo razonable, tal funcionario debería enfrentar consecuencias. Técnicamente no hay necesidad de crear una nueva burocracia que monopolizaría los trámites y gestión de las solicitudes, con la posibilidad de que se creara un cuello de botella, sin contar los costos adicionales que generaría.  No hay razón práctica para centralizar, ni en la Procuraduría de los Derechos Humanos, ni en una oficina dependiente del Congreso, la gestión de las solicitudes te información. Más bien, veo esto como un tema

Tampoco estoy seguro de que sea buena idea replicar el sistema de las comisiones de postulación para elegir candidatos a titular de una eventual oficina de información pública.

Más bien lo veo como un tema propio del derecho de petición consignado en la Constitución, reforzado por la legislación actual sobre el acceso a la información pública: Los habitantes de la República de Guatemala tienen derecho a dirigir, individual o colectivamente, peticiones a la autoridad, la que está obligada a tramitarlas y deberá resolverlas conforme a la ley. En materia administrativa el término para resolver las peticiones y notificar las resoluciones no podrá exceder de treinta días.


17
Nov 20

Dos buenas licas

Así de casualidad, sólo porque Netflix nos las puso sin tener que buscarlas, las dos películas que vimos el fin de semana fueron muy buenas y tuvieron mucho en común.

¿Qué tuvieron en común? Niños delincuentes y abusados, la importancia de la naturaleza volitiva de los seres humanos, el hecho de que hay personas buenas que si se atraviesan en tu vida es una dicha, el rol de la lealtad y el del amor en las relaciones y la vulnerabilidad de los niños. Ambas películas extranjeras, en el sentido que no estadounidenses; una italiana y la otra japonesa.

La primera, con Sofía Loren, fue La vita davanti a sé; y es la historia de Momo, un niño de 12 años que es ayudado por una sobreviviente del holocausto a quien acaba de robar. Una historia conmovedora.

Imagen de previsualización de YouTube

La segunda fue Mother, la historia de Shuhei criado por por su madre soltera que suele tener sexo casual con varios hombres.  Shuhei y su madre, Akiko tienen una relación de dependencia y un día…Shuhei toma una decisión impactante. ¿Una que quizás lo salve?

Las actuaciones de ambos chicos son estupendas; pero la de Ibrahima Gueye, en La vida davanti a se, es magnífica.
Imagen de previsualización de YouTube
Te dejo con el tema final de La vita…una canción de Laura Pausini titulada Io si.  La peli ya era buena; pero con este tema a final…pues no pude sino conmoverme.  Laura rocks!
Imagen de previsualización de YouTube
Te recomiendo ambas pelis.

16
Nov 20

Te asfixiarán con deudas e impuestos

Todo país que ha ahogado en deudas a sus tributarios y todo país que ha caído en impago ha pasado por donde anda Guatemala ahora.

La ilustración la tomé de larepublica.net

Antes de la asfixia por el endeudamiento y antes del default, siempre ha habido políticos, burócratas y expertos que han estimado que el país todavía aguanta deuda y que no es para alarmarse.  Personajes que han asegurado que no es necesario congelar y menos recortar gastos, y que todo es cuestión de cargar con más impuestos a los tributarios.

Pues bien…la calificadora de riesgo Moody’s cambió la perspectiva de las calificaciones para Guatemala de estable a negativa. La gente de Moody´s cree que es cuestión de subir impuestos porque en Guatemala es escasa la base de ingresos. lo que se traduce en que tu no pagas suficientes tributos.

En ese contexto, con el voto de los representantes del gobierno a favor, la Junta Moneteria emitió opinión favorable para la emisión de la deuda bonificable por Q29 mil 400 millones establecida en el proyecto de presupuesto de ingresos y egresos 2021. Se opusieron los representantes del sector privado (Cacif y bancos) y estuvo ausente el representante de la universidad estatal. La solicitud fue presentada por el ministro de Finanzas, que argumentó que se necesita un impulso a la economía en 2021, luego de los efectos del coronavirus.

Para engordar la piñata a costa del endeudamiento de los tributarios, digo yo.

Mis cuates que saben opinan:

  • Creo que buscan aumentar el déficit con deuda emitible, y luego -cuando no puedan pagarla- aumentar impuestos.
  • Se habla de promover productos nacionales interna y externamente, un caso típico de proteccionismo y promoción de exportaciones [a costa de los tributarios].
  • Lo que quieren es crear un problema que luego tengan que resolver con impuestos, o con inflación.
  • Las tasas tan bajas no son sostenibles; y cuando suban, Guatemala no podrá pagar su deuda y caeremos en “default”.
  • Creo que las calificadoras no hacen un buen “stress test”.

Digo, repito y repito que es una irresponsabilidad lo que están haciendo los pipoldermos. Se niegan a reducir el gasto y siquiera a congelarlo.  Aprovechan tragedias como el covid-19 y Eta para estatizar y hacer crecer la piñata del presupuesto del gobierno.  Te endeudan y endeudan a tus hijos. Apuestan a que podrán cargarte con más impuestos para pagar sus cagadales.


15
Nov 20

Un Árbol Gallo diferente

A pesar de que sabíamos que no iban a encender el Árbol Gallo temprano y que no iba a haber espectáculos, ni gentío, ayer dispusimos ir a la plaza del monumento a los próceres de la Independencia, donde se ubica el árbol célebre, para ver ver a la gente que también llegaría.

Ârbol Gallo en la plaza del monumento a los próceres de la Independencia, en la ciudad de Guatemala.

A pesar de que no hubo bulla, la experiencia tuvo su encanto.

No había mucha gente, pero la había.  Familias, principalmente, y jóvenes.  Como no hay transporte colectivo, ni habría fiesta, no hubo multitudes.  Lo que sí había y bastante, era un espíritu de paz, convivencia y de esperanza.  Si alguna vez has visto las miradas de los niños cuando se maravillan con algo  y si alguna vez han visto las miradas de los padres que se alegran de ver a sus hijos contentos, quizás sepas a lo que me refiero.

Como el árbol estaba apagado, y no sería encendido hasta en la noche, noche, el toque de colores lo pusieron los vendedores de globos, espadas con luces y otros juguetes luminosos.  La música eran las conversaciones de la gente y las risas y carreras de los chiquitos.

El 99.99% de la gente iba con mascarillas y si algunos se las quitaban era para tomarse la infaltable foto con el Árbol Gallo detrás, ya fuera solos, en parejas, o en familia.  Había suficiente espacio en la plaza para que cada quien pusiera algunos metros de distancia con otras personas, cada quien de acuerdo con su mejor juicio.

Fue raro ver la plaza sin mucha gente y sin fiesta; y fue raro no ver el momento en el que  el árbol fuera encendido, cosa que ocurrió ya tarde, cuando la mayor parte de la gente (yo incluido) ya nos habíamos ido.

¡Gracias a la Cervecería Centroamericana por encender los árboles en todo el país! ¡Gracias a Cayalá en donde hubo fuegos artificiales a principios de esta semana! ¡Gracias a Pollo Campero que iluminará los cielos como en otros años!…y gracias, todos,  por hacerlo de forma prudente. Hoy, más que nunca, los chapines necesitamos recordar que las tradiciones nos conectan y que todo pasa y que esto -la pandemia- también pasará. Grandes y chicos necesitamos, como no se necesitaba desde el terremoto de 1976, recordar que la vida es preciosa y que hay que celebrarla cada vez que sea posible.

Actualización:

El domingo, 15, volvimos a la plaza de El obelisco a ver el árbol iluminado y fue una buena idea. Tengo la impresión de que la música estaba fallando, porque no se oía bien.  Descontado eso, fue muy  agradable el ambiente. Poca gente y todos con mascarillas, mucho aire fresco y espíritu de fiesta.


14
Nov 20

“Godless” en Netflix

¡Que intensa estuvo Godless!

Imagen de previsualización de YouTube

Puesta así nomás, Godless es una de vaqueros. En Nuevo México, en 1880 y tantos, Frank Griffin es un asesino místico y líder de una banda de 30 forajidos del oeste, que anda en busca de su ex entenado Roy Goode. La persecución de Frank lo lleva a La Belle, un pueblo minero habitado casi en su totalidad por mujeres luego de un desastre en la mina.

A mí me tuvo atrapado durante los siete capítulos, que duran una hora (minutos más, minutos menos) cada uno.  Atrapado no sólo en una historia bien lograda y sorprendente; sino entre personajes entre aterradores y encantadores.  Las escenas de violencia llegan justo al borde, cabal donde uno se estremece. Y en medio de todo aquello hay espacio para toques de humor ingeniosos.

Imagen de previsualización de YouTube

Como en The Queen´s Gambit (la serie que me llevó a Godless) Scott Frank nos muestra mujeres independientes y fuertes, sin caer en el feminismo manido, y de a diez centavos la docena que suele abundar.  Alice Fletcher, Mary Agnes, Martha Bischoff, la joven Louise Hobbs e incluso la silenciosa y misteriosa Iyovy transmiten muy bien la energía y fuerza que mana de mujeres determinadas y orgullosas.

Mi cita favorita es casi al final de la serie: Es algo humano…amar.


13
Nov 20

No hay desastres naturales

En mi libro de Reading, de Sexto grado, leímos una historia, escrita por un viajero gringo que había venido a Guatemala. En la clase nos emocionó que en uno de aquellos libros hubiera algo sobre Guate.  Dos detalles recuerdo: que al autor le impresionó la arena volcánica negra en la playa; y las casas de la bananera construidas sobre postes.

Este es el tipo de construcciones que había en mi libro de “Reading”. Foto tomada de laprensa.hn

En el contexto de Eta, vi en alguna red social virtual fotos de aquellas.  Alguien las subió y observó como es que ese tipo de construcción protege las viviendas contra las inundaciones.  Tanto el Mitch, como Agatha y Eta, nos dejaron imágenes tristes de casas y campos anegados, así como de personas que perdieron familiares y pertenencias. Otros desastres, como el de El Cambray II y el del Volcán de Fuego, también nos han dejado imágenes de sufrimiento humano, imposibles de borrar.

Es un hecho que los desastres causan dolor y pérdidas materiales.  Pero Héctor Monzón, ingeniero civil, experto en sismoresistencia y con experiencia en el estudio de desastres, ¡hace 14 años! que llamó la atención sobre un aspecto importante: Los desastres no son naturales, sino que los fabricamos las personas.  Lo que es natural es un sismo, o la lluvia que, eventualmente, va a producir las inundaciones; pero son las personas quienes incuban los desastres. ¿Cómo? Pues al ponerse en situación de vulnerabilidad y riesgo.  La verdadera prevención de desastres consiste en identificar vulnerabilidades para anticiparse.

Monzón puso como ejemplo los edificios de entre cuatro y seis pisos construidos en poblaciones prósperas del país, como consecuencia de las remesas. Muchos están construidos con tecnología de blocks y cemento que fue exitosa luego del terremoto de 1976…¡pero para construcciones de dos pisos! Con aquellas edificaciones se crean vulnerabilidades y se incuban desastres.

Yo digo que, si se construyen casas en terrenos en los que hay posibilidades altas de inundaciones, hay que hacerlas sobre postes, como las casas de mi libro de Reading.

Urge identificar vulnerabilidades para reducir la intensidad de los desastres, sobre todo en términos de vidas humanas.

Columna publicada en elPeriódico.


11
Nov 20

Cien películas

Encontré esta lista de cien películas y de ellas he visto 46.

Hay algunas de mis favoritas, como Shawshank Redemption, Amelie, 12 Angry Men, A Clockwork Orange y Raiders of the Lost Ark, por mencionar cinco de las primeras en la lista; pero no están Billy Elliot, V for Vendetta, The Patriot, Midnight Express y October Sky por mencionar 5 que tengo top of mind. Claro que no tendrían por qué estar, ya que es una lista hecha por alguien de acuerdo con sus criterios particulares.

La comparto precisamente porque es una lista y puede ser de utilidad, o no. Quizás has visto algunas, y quizás no.  Tampoco es una competencia de quién ha visto más.

A mi me gustaría hacer una lista de las peores pelis que he visto, como The Giant Claw, o Zoolander, por ejemplo.  Eso sí, con Zoolander me levanté del cine y me fui antes de  la mitad de la película; pero…pero…con La garra gigante mi hermano y yo pedíamos permiso para no ir al colegio en la tarde con tal de verla en Telecine, Canal 3…y mis papás nos concedían el permiso. Una lista de pelis de comida, como Como agua para chocolate y Babette´s Feast, por citar dos. En fin, hay listas de listas.


09
Nov 20

Derrumbes en carretera a El Salvador

Preocupa la urbanización del borde oriental del valle. Por razones desconocidas esa área no se movió en el 76 y es de esperar que el sistema de fallas que hay ahí se active en algún terremoto futuro, dice el documento de recomendaciones del Estado del aspecto geológico en el diagnóstico de la prevención de desastres por terremotos en Guatemala, por el geólogo Samuel Bonis, del Dartmouth College.

En esa área hay elementos de inestabilidad propios de una zona de fallas. Taludes pronunciados, cosas fracturadas y alteradas y filtraciones de agua, entre otros, añade el documento y de aquello me acordé cuando vi las imágenes del derrumbe de hoy en Muxbal.

La foto la tomé de Facebook.

Independientemente de si la construcción tiene licencia, o no, creo que la advertencia de Sam no debería ser pasada por alto; en el mismo documento el geólogo advierte que para sorpresa de nadie, en 1976 hubo mucha destrucción y muerte en los barrancos. Se culpó a las fallas; pero en realidad las únicas fallas fueron de juicio, ética y responsabilidad al construir, o permitir construir en condiciones topográficas precarias.

El de hoy en Muxbal no es el único incidente parecido.  En 2013, una casa ubicada a la altura del kilómetro 10.5 de la área, hubo un derrumbe espectacular y peligroso.  ¿Te acuerdas?

Esta foto circuló en redes sociales.

En aquella ocasión, mi cuate Kike (arquitecto) comentó: Hasta donde yo sé todo el territorio de la ciudad esta fracturado, producto de nuestro proceso sísmico, hay estudios geológicos que lo demuestran. Eso de vivir en laderas es una chifladura extrema porque el suelo siempre está en constante acomodamiento.  Y una lectora, Claudia, escribió: Mi profesor de Tipología estructural nos decía que no había que construir a una distancia de 1 altura desde la orilla del barranco, o sea que si la altura del barranco era de 100 metros, había que alejarse 100 metros de la orilla para construir; pero muchas veces la ignorancia de unos unido a la inconsciencia e irresponsabilidad de otros tiene consecuencias lamentables. El valle de la ciudad es un hundimiento muy antiguo, lo que quiere decir que las laderas a los lados, la carretera a El Salvador y Mixco están llenas de fracturas (fallas pequeñas, digamos) y no es recomendable construir tan cerca de la orilla. Se supone que en una ladera hay que retirar el equivalente de tierra al peso de la edificación para llegar al nivel del suelo que pueda “cargarlo”.

En esa dirección, el ingeniero Héctor Monzón ha explicado, muchas veces, que no hay desastres naturales, sino desastres fabricados; son las personas las que incuban los desastres al ponerse en situaciones de riesgo.

Puede que el derrumbe de Muxbal y el derrumbe de 2013 no tengan que ver directamente con el sistema de fallas en la ciudad y en el área, claro.  Pero eso no invalida las advertencias de Bonis y de Monzón.

¿Qué piensas?