25
Ene 21

¿Doscientos días de fiestas?

Los que visitan este espacio con frecuencia y desde hace tiempo, saben que soy fan de las celebraciones populares del Día de la Independencia. ¡Gozo y disfruto a la gente y a las familias felices en el Obelisco, corriendo con antorchas y desfilando, o viendo los desfiles, y los actos en la Plaza de la Constitución!

Gozo y disfruto esas celebraciones porque en alto porcentaje son espontáneas y porque reúnen pacífica y alegremente a los chapines.  Son parte de nuestras tradiciones más enraizadas y me recuerdan mi infancia y mi adolescencia, conectan a las actuales generaciones con las anteriores.

Las fiestas de Independencia son fiestas familiares.

Dicho lo anterior, me ha parecido escandaloso que, con lo castigadas que están las economías familiares de los guatemaltecos y con la falta que hacen los recursos -que hay, pero que la Administración es incapaz de ejecutar como debe ser- el gobierno de Alejandro Giammattei pretenda que las fiestas del 200 aniversario de la Independencia vayan a durar 200 días. Porque, no te engañes, la fiesta de 200 días sería pagada con el dinero que políticos y burócratas en el poder nos quitan a los tributarios.

Si, claro que entiendo que no va a ser una parranda de 200 días; pero también entiendo que la Magdalena no está para tafetanes.  Menos, si las fiestas van a tener una administración centralizada y política.  Menos, si los espectáculos van a ser virtuales y costosos.  Menos, si van a ser oportunidades para la corrupción.

Si me preguntan, yo preferiría algo solemne y digno, algo sencillo y elegante, como diría mi abuelita Juanita.  Invitaría a las municipalidades y a los liderazgos nacionales a no favorecer festejos multitudinarios.

Por prudencia, estoy convencido de que la celebración de los 200 años de Independencia de Guatemala es una buena ocasión para descubrir las virtudes romanas de gravitas y dignitas. Y el año entrante, cuando hayamos aprendido a vivir con el SarsCov2 como vivimos con otros viruses, habrá oportunidad para rescatar los desfiles y las antorchas y para que los que solemos reunirnos en el Obelisco, o en la Plaza de la Constitución disfrutemos de la fiesta como debe ser. Con más fuerza, con más alegría.  Como rescataremos las procesiones, las ferias y otras actividades parecidas. Vacunados, o no. En rebeldía contra el miedo y la irracionalidad.


23
Ene 21

Sin respeto a la propiedad

En Guatemala, actualmente hay 1,500 fincas invadidas, reportadas a la Asociación para la Defensa de la Propiedad Privada, y de estas,124 tienen denuncias vigentes en el Ministerio Público; pero en 2020 únicamente dos fueron desalojadas. Por el modus operandi, los invasores han evidenciado vínculos con el crimen organizado.

La foto es de elPeriódico.

¿Será que los desalojos no se llevan a cabo por los nexos de los invasores con mafias? ¿Será porque es políticamente incorrecto desalojar invasores? ¿Por qué es que las autoridades no desalojan a los usurpadores? ¿Por qué es que los autores de aquellas acciones delincuenciales no enfrentan consecuencias penales?

Se tiene conocimiento de que hay un negocio de venta y reventa de terrenos invadidos. Los usurpadores construyen casas improvisadas, y son gente violenta que quema, tala árboles y roba en la propiedad privada, que no respeta la ley y actúa con fines ocultos, además usan mujeres y niños para invadir, dijeron directivos de la Adecpro.

Es evidente que en Guatemala no se respeta la propiedad. Sin respeto a la propiedad, que es un derecho derivado de la vida y la libertad, es imposible que el estado les garantice a los habitantes de la República la vida, la libertad, la justicia, la seguridad, la paz y el desarrollo integral de la persona. La propiedad es consecuencia de tu vida y de tu libertad, que a su vez se derivan de la propiedad de ti mismo, propiedad que tenemos todos, por igual, propiedad de nosotros mismos. La propiedad, explica Ken Schoolland, es fruto de tu vida, de tu tiempo, de tu energía y de tus talentos; es esa parte de la naturaleza que conviertes en algo de valor y es la propiedad de otras personas, que obtienes por intercambio voluntario, pacífico y por mutuo consentimiento.

Las usurpaciones agravadas no sólo violan los derechos de los propietarios sino que violan el principio de no agresión y hacen cuesta arriba la convivencia pacífica y la cooperación social. Fred Koffman explica el principio de no agresión, así: Me comprometo a no iniciar el uso de la violencia física contra otra persona, o su propiedad (ni directamente, ni por medio de mis agentes).

¿Qué piensas?


22
Ene 21

Lo peligroso de hacer “algo”

Mi mamá ya fue a comprar fideos, arroz y frijoles por si nos vuelven a encerrar, le dijo una chica a otra mientras yo escuchaba al pasar.  Cuando la Administración genera incertidumbre alrededor de las medidas que tomará arbitrariamente en el contexto del covid-19, se dispara una ola de ansiedad anticipatoria entre la población y la asignación de recursos (muchas veces escasos), de las familias, se altera sustancialmente.  Como se altera el ánimo de la gente.

¡Que si van a restringir la circulación de vehículos! ¡Que si van a cerrar mercados, centros comerciales y otros negocios! ¡Que si van a poner toque de queda! Durante toda esta semana, hasta la conferencia de prensa del miércoles, hubo toda clase se especulaciones y rumores, disparados porque da la impresión de que la Administración quiere mantener en vilo y asustadas a las personas.

Un amigo es de la opinión de que la situación es difícil para el Presidente, porque hay presión de grupos de interés para que cierre el país y porque hay gente que demanda que haga algo.  Aunque ese algo sea dañino, la cosa es que haga algo. Si se va a concentrar más gente en mercados, no importa, la cosa es que la Administración haga algo; si se van a hacinar más personas en vehículos, no importa, la cosa es que se hizo algo; si van a quebrar más negocios, no importa, lo importante es que se vea que se hizo algo.

Lo peor es cuando el algo que se pretende es ilegal como cerrar negocios, o prohibir la circulación de vehículos sin acudir a la ley de orden público; pero, encima, los estados de excepción no sólo son anticonstitucionales, sino que son inmorales.  Aparte de que imponerlos tiene costos políticos elevados para el Ejecutivo.

¡Que no se les olvide a los promotores de los encierros y a los políticos y burócratas que los apoyan, que todos los trabajos son esenciales para quienes dependen de ellos!  Y que, a diferencia de lo que ocurría en marzo pasado, la gente ya sabe -en carne propia- qué es lo que pasa si por razones políticas se condena a la gente a no poder ganarse la vida.

Columna publicada en elPeriódico.


21
Ene 21

¿Habrá justicia para Hillary?

Hillary, de 3 añitos de edad, fue raptada mientras dormía.  Vestía camisa y pañal blancos.  Hillary fue violada y al día siguiente de su rapto fue localizado su cuerpo sin vida.  Tres sujetos son sospechosos de haber participado en los crímenes contra la chiquita.

Hay tres sospechosos de haber participado en los crímenes contra Hillary. La foto es de elPeriódico.

El triste y horrible final de la pequeña, Hillary, me recordó la igualmente espantosa historia de Toti.  Esta chiquita, de 5 años de edad fue raptada y violada repetidamente en 1970 y en los días del juicio contra sus asesinos y violadores era de lo único que se hablaba.  Yo tenía 9 años de edad en aquel entonces y recuerdo bien que, tanto en casa, como en el colegio, se hablaba de justicia cuando se comentaba el fusilamiento de los criminales.  En 1996 recuerdo que también se hablaba de justicia cuando en la televisión vimos el fusilamiento de los asesinos y violadores de Sonia, una chiquita de 4 años de edad.

En Guatemala y según Refugio de la niñez, diariamente se reportan 13 casos de violencia sexual contra menores que van desde bebés hasta los 14 años de edad.  ¡Bebés!

En México, y posiblemente en Guatemala es parecido, los abusos sexuales son cometidos principalmente por familiares y por personas cercanas, después por sacerdotes, o pastores. En 30% de los casos los criminales son abuelos, o padrastros; en 13 son tíos; en 11 los padres biológicos; en 10 son primos; 8 vecinos; 7 maestros, y 3% hermanos.

Cuando yo estudiaba en la universidad, una amigo me contó que en el área donde se encuentra la finca de su familia, era costumbre que los padres tuvieran relaciones con sus hijas una vez estaban en edad de merecer (con consentimiento, o sin él); porque si de todos modos les iban a hacer el daño, era mejor que se lo hicieran los mismos padres. Esa era la justificación comunmente ofrecida entre las buenas gentes del pueblo.  De poco, o nada servían los esfuerzos civilizados por acabar con aquellas prácticas; porque los intentos de cambiar la cultura perversa eran muy mal recibidos entre las familias del área.

¿Cómo se le hace justicia a Hillary? Como se les hizo a Toti y a Sonia.  ¿Qué piensas?

Gracias a Rey Rodríguez, de Estudiantes por la libertad, por la pista.


19
Ene 21

La paliza a los “migrantes”

Mucha gente, incluido yo, se impresionó con la paliza que recibieron muchas de las personas que -desde Honduras- cruzaron ilegalmente la frontera con Guatemala el sábado pasado y fueron interceptadas por las fuerzas de seguridad guatemaltecas, a la altura del kilómetro 177.

Haz clic para ver el vídeo.

Pocas horas antes, cuando aquellas personas irrumpieron en la frontera y rebasaron como si nada a las fuerzas de seguridad, cuestioné que si los caminantes iban a pasar así, de qué servía que hubiera estado de prevención en el área y de qué servía el despliegue de elementos de la policía y del ejército. Comenté que los requisitos migratorios y sanitarios no se aplican si los viajeros entran por la fuerza, o en son una multitud. Pero sí se aplican arbitrariamente a otras personas. Tenía dudas de si la Administración iba a actuar conforme a la ley, ¡Y ve la sorpresa!

Por cierto, 21 hondureños que participaban en la caravana dieron positivo de Covid-19. Pero esos son 21 identificados porque fueron detenidos y examinados. ¿Cuántos más habrá? Si hubieran pasado sin cumplir con los requisitos sanitarios, ¿qué crees que ocurriría a lo largo de la ruta?

No tardaron, sin embargo, las voces que criticaron duramente la actuación de las autoridades por las palizas que recibieron muchos de los integrantes de la caravana y por el uso de gases lacrimógenos.  Eso sí, sin contexto.  ¿Por qué es importante el contexto?

Leonard Peikoff, explica que metafísicamente sólo hay un universo; y que esto significa que todo, en la realidad, está interconectado. Aún si hubiera universos paralelos, como el universo es la totalidad de todo lo que existe, esos universos serían parte del universo único. Parece confuso, pero no lo es, si te detienes un poco a pensar en ello. Toda entidad, añade Peikoff, está relacionada de alguna manera con otras; cada una, de alguna manera, afecta y es afectada  por otras. Nada es un hecho aislado completamente, sin causas y efectos; ningún aspecto del total puede existir aislado del total.

Pero…¿qué tiene esto que ver con la caravana y la paliza? Todo.

Todo conocimiento depende de cierta relación: está basado en un contexto de información previa.  “Contexto” significa “la suma de todos los elementos que condicionan un elemento de conocimiento…esta suma es lo que nos permite relacionar aquel elemento de conocimiento con la realidad…de ahí que una regla esencial de la cognición conceptual sea: siempre mantén el contexto…el contexto nunca debe ser “botado”, agrega Peikoff. Botas el contexto, según Ayn Rand, cuando ignoras hechos disponibles que alterarían, o contradecirían tus conclusiones.

De acuerdo con ciertos relatos acerca de lo que ocurrió el sábado, los pobres migrantes hondureños fueron apaleados injustamente por las fuerzas de seguridad guatemaltecas. Lo cual, puesto así, sin contexto, sería merecedor de todo tipo de censura e incluso de castigo.

Pero sin contexto, no es posible interpretar hechos; o más bien, no es posible interpretar bien los hechos.  Bien, quiere decir, lo más de acuerdo con la realidad posible, porque si no están de acuerdo con la realidad -en contexto- un conjunto de hechos mal integrados, desintegrados o vagos, no pueden producir conocimiento.

¿Qué hechos fueron botados en aquel relato?

  1. Si bien es cierto que en las caravanas viajan migrantes inocentes; también lo es que las caravanas son organizadas con propósitos políticos y de narcotráfico.  Los líderes de las caravanas usan a la gente para sus objetivos y nada les importa usar a la gente como carne de cañón.  Ni las caravanas, ni los organizadores son inocentes pobres gentes.
  2. Los líderes de las caravanas incitan a los participantes a cruzar las fronteras por la fuerza, en violación de las leyes sanitarias y de migración.  Inician el uso de la fuerza y violan el principio de no agresión cuando pasan las talanqueras, rebasan a las autoridades y se internan en el país.
  3. Pueden hacer aquello porque son miles, porque vienen en multitud, porque -en realidad- las autoridades preferirían no usar la fuerza y porque las caravanas cuentan con apoyo mediático. Sin contexto, la opinión pública puede ser adversa para las autoridades que actúan conforme a la ley.  La ley que debería ser igual para todos, sin privilegios.
  4. Los caminantes y sus líderes fueron conminados a volver y a no violar las leyes, y se  les informó que si persistían en sus actitudes delictivas tendrían que ser sometidos a la fuerza.

Los cuatro hechos anteriores -si son ignorados- alteran o manipulan las conclusiones de quien trata de ofrecer una interpretación. Al botar el contexto quien así relata lo que ocurrió influye en quienes reciben el mensaje y en la opinión pública; y aunque no influye con conocimiento, si consigue su propósito: Poner a las autoridades y a la ley como los malos de la historia; y hacer pasar por los buenos a los invasores que irrespetan la ley, a los que violan el principio de no agresión y a sus dirigentes.

Por eso es útil ver con atención lo que ocurrió el sábado en el kilometro 177.  Los miembros de la caravana, ¿con sus dirigentes al frente?, avanzan contra las fuerzas de seguridad.  Estas dejan pasar a las primeras filas de los integrantes de la caravana, ¿donde van los líderes?, y luego los aíslan del grueso de la multitud, los rodean y los apalean porque aquellos han iniciado el uso de la violencia y se resisten a la captura legítima porque han violado las leyes migratorias y sanitarias.  Además, los viajantes han bloqueado la carretera e impiden la libre circulación causando daños y perjuicios a personas verdaderamente inocentes.

En consecuencia, con la punta de lanza de la multitud sometida, la multitud ya no está en control y prevalecen las leyes y las autoridades.

El problema, claro, no es la migración en sí (hay mucha literatura y evidencias de que las migraciones son positivas), y es muy triste que muchos de los integrantes de las caravanas son personas de buena voluntad que huyen del socialismo y del mercantilismo en sus países.  El problema es que las caravanas son instrumentos de política y de narcodelincuencia; y el problema es que sus miembros se niegan a cumplir con las leyes migratorias y de sanidad; y el problema es que por ser multitud, los miembros de las caravanas creen que tienen facultades que no tienen los individuos, facultades como las de cruzar fronteras de forma privilegiada. En consecuencia se exponen que ser sometidos al orden; y al no aceptar hacerlo de forma pacífica y racional, enfrentaron a las fuerzas públicas, que cumplen con sus funciones en defensa de la ley.  La ley que debería ser igual para todos.

Trata tu, de pasar una frontera sólo, sin cumplir con requisitos razonables; y me cuentas.


15
Ene 21

Abusos de los estados de excepción

Con el propósito de detener la caravana que viene de Honduras -¡Que debe ser detenida y regresada!- la administración Giammattei impuso un estado de prevención en siete departamentos guatemaltecos.   No está en duda que esas caravanas son pagadas y que ocasionan problemas graves y complejos; pero no es admisible que la Administración acuda a los estados de excepción para desfacer entuertos en violación de la Constitución y/o para hacerse la vida fácil a costa de los derechos individuales.

La ilustración la tomé de la Corte Nacional de Justicia, de Ecuador.

Los positivistas no van a estar de acuerdo, porque el texto constitucional permite la limitación de derechos; pero como la Constitución existe para hacer constar los derechos individuales y otras garantías, el acto de limitar los derechos temporalmente con el propósito de gobernar es anticonstitucional.  Los estados de emergencia son anticonstitucionales porque anulan la razón de ser de la Constitución.  Puesto de otra forma, ¿de qué sirve que la Constitución haga constar derechos, si la Administración puede neutralizarlos a su antojo?

Si el Ejecutivo puede suspender los derechos cada mes por decreto para gobernar (y así ha sido en esta Administración), el mal mensaje es que los derechos sólo entorpecen al ejercicio del poder y a la Administración.  El mal mensaje es que -en tiempos de pandemia, o de caravanas- los derechos son suspendidos por nuestro bien.

A aquellas razones de fondo, por las cuales es anticonstitucional suspender la vigencia de los derechos individuales, hay que sumarle razones prácticas.  Ni la contención de la pandemia, ni la de las caravanas necesitan de una ley de orden público para hacerse efectivas.  En el caso de estas últimas, tanto la policía, como el ejército están plenamente facultados para actuar; pero el Ejecutivo prefiere dictar y decretar (como en una dictadura, y de ahí la anticonstitucionalidad), que gobernar, como corresponde en una república (en la que los derechos individuales de todos por igual, se respetan siempre, sin excepción).

Los estados de excepción son abusos y son anticonstitucionales.

¿Qué opinas?

Columna publicada en elPeriódico.


14
Ene 21

Adiós a “La Canche”

En otra vida, y durante varios meses, desayuné panes con frijoles de la tienda de La Canche, en La Antigua. La Canche falleció el 13 de enero de 2021.

La foto es de elPeriódico.

En la mañana me levantaba, me bañaba, y caminaba unos 100 metros saboreando mi pan con frijoles y deseando no encontrarme con El Coyote en aquel célebre establecimiento antigüeño.  Al volver a casa les ponía un chorrito de aceite de oliva a los frijoles y un toque de chile de Cobán, me servía mi café con leche y me aprestaba a empezar el día. Nunca comí nada más, pero la cocina de doña Zoila Urizar tenía fama. En su tienda, también compraba bolitas de miel y paciencias, que son unas galletas tradicionales, delgadas y muy ricas.

El Coyote, por cierto, era un indigente y visitante regular de la tienda.

Adiós, doña Canche.


14
Ene 21

La neutralidad de Internet

La neutralidad de la Internet es el principio por el cual todo el tráfico de Internet debería ser tratado de la misma forma. El tráfico de Internet incluye todos los mensajes, archivos y datos enviados por medio de la red. Según Tim Wu, Profesor de Derecho de la Universidad de Columbia, la mejor manera de explicar la neutralidad de red es que una red de información pública acabará siendo más útil si todos los contenidos, sitios Web y plataformas (por ejemplo: dispositivos móviles, consolas de videojuegos, y otros) son tratados por igual, sin discriminación, ni privilegios).

Ilustración por Chris Potter, CC BY 2.0, via Wikimedia Commons

En otros campos, por las mismas razones, se habla de la neutralidad del canal de Panamá, o del canal de Suez, por ejemplo.  Un canal de aquella naturaleza termina siendo más útil para todos, si ningún usuario es discriminado.

De aquello me acordé cuando leí que el presidente Donald Trump ha sido banneado de distintas redes sociales virtuales y de que algunas redes han sido banneadas de plataformas. Lo mismo ha ocurrido con otras personas que lo apoyan y que no son del agrado de los propietarios de las redes sociales virtuales.

Por supuesto que, en principio, soy de la opinión de que la libertad de expresión no incluye la facultad de exigir que otros difundan ideas con las que no están de acuerdo.  Puesto de otro modo, nadie está obligado a difundir ideas con las que no está de acuerdo, del mismo modo en que nadie está obligado a servir a otros de forma involuntaria.  Este principio se deriva del derecho de propiedad (nadie puede usar los recursos de otros sin su consentimiento y menos en su perjuicio) y del derecho de libertad (es inadmisible el uso de la coerción arbitraria para que alguien preste un servicio).

Yo, por ejemplo, no publico, ni admito en mi blog, ni en mis redes sociales virtuales, comentarios que injurien, o calumnien a mis amigos y familiares; y tampoco alimento a los troles. Está claro que los dueños de aquel tipo de recursos, tienen el derecho de establecer criterios de admisión y permanencia.

Pero con las redes sociales virtuales hay un caveat, o dos.  Si la red social virtual es neutral y sólo provee una plataforma abierta para todos por igual sus propietarios no tienen responsabilidad alguna sobre los contenidos que colocan sus usuarios.  Pero si los propietarios de una red social virtual deciden quién puede usarla y quién no, y deciden qué tipo de contenido comparten, y qué no, -si la red no es neutra y sus propietarios actúan como editores- entonces -en ejercicio de esta libertad de discriminar usuarios y contenido- los propietarios son responsables por los usuarios y por el contenido.

De ahí que la legislación sobre la libertad de expresión se aplique de forma diferente a las redes neutrales y a las no neutrales.  De ahí que, por ejemplo, la sección 320 de la Communications Decency Act establezca que ningún proveedor, o usuario de un servicio informático interactivo será tratado como el editor, o vocero de cualquier información proporcionada por otro proveedor de contenido de información.

En términos de derecho positivo, o sea de la ley escrita, pareciera que los propietarios de una red social pueden hacer lo que quieran con su propiedad (incluido el cambio arbitrario de las condiciones de prestación del servicio), porque es su propiedad; pero desde una perspectiva ética, no cabe aquella amplitud porque los límites para todo ejercicio de derechos son la vida, la libertad y la propiedad de otros; y porque los contratos de los usuarios, con las redes sociales virtuales, son contratos de adhesión.

Un contrato de adhesión es el que es redactado por una sola de las partes y el aceptante sólo se adhiere, o no al mismo, aceptando, o rechazando el contrato en su totalidad. Como el que tienes con las empresas que te proveen de telefonía, o de energía eléctrica, o los de las líneas aéreas, por ejemplo.

La naturaleza del contrato entre la red social virtual y el usuario es importante porque si el contrato es de adhesión el usuario queda a merced del capricho de los propietarios de la red social virtual; y sin mecanismos preexistentes de salida, sin posibilidad alguna de negociar y sin garantía de que las condiciones de prestación del servicio no cambiarán (sobre todo) para dañar directamente al usuario, la salida -especialmente si no es voluntaria- puede tener costos elevadísimos y resultar en daños y perjuicios.

Es cierto, pues, que las redes sociales virtuales y otras plataformas -como los motores de búsqueda y los proveedores de Internet- son privados y que en términos de derecho positivo pueden hacer lo que quieran con su propiedad.  Pero deben dejar claro -por razones éticas- si van a ser neutrales, si van a asumir responsabilidad por todos los contenidos que se comparten en sus espacios, o si sólo van a actuar arbitraria y selectivamente; y deben dejar claro -por los mismos motivos- si pueden usar el carácter de adhesión de sus contratos para castigar, o dañar a usuarios específicos.

¿Por qué nos convienen mas las redes neutrales (sin que esto quiera decir que se debe forzar la neutralidad)  y por qué es que los contratos de adhesión no deben ser usados caprichosamente contra los usuarios -especialmente si es para favorecer el pensamiento único, o para erradicar perspectivas variadas? Porque el pensamiento único y el ejercicio del poder están íntimamente ligados, y porque nunca- antes de ahora- había sido más evidente el hecho de que la variedad de historias y de perspectivas es importante no sólo para la búsqueda de la verdad, sino para la protección de la vida, la libertad y la propiedad. Es imposible hablar de historia única o de pensamiento único, sin hablar de poder; y a quienes disfrutan del poder suele gustarles definir quién cuenta las historias, cuáles historias deben ser contadas, cuándo y cómo.

Yo digo que nadie debería tener el poder de imponer una historia única; ni por medio de evadir la responsabilidad de violar el principio de neutralidad, ni por medio del abuso de los contratos de adhesión. Quienes lo intenten, deberían pagar el costo de hacerlo, frente a los usuarios, como clientes.


13
Ene 21

La UNE, aunque sea “a tuto”

El partido Unidad Nacional de la Esperanza va a llegar a las próximas elecciones aunque lo tengan que llevar a tuto.

La ilustración es de dominio público, via Wikimedia Commons.

Ni la denuncia que presentó el mismísimo Tribunal Supremo Electoral  contra la UNE en 2017, ni el caso penal por financiamiento electoral ilícito revelado dos años después contra esa misma organización política han sido suficientes para cancelarla. El partido ya se salvó una vez de desaparecer y ahora los encargados del proceso se escudan en el desorden administrativo para mantenerlo detenido. El Tribunal asegura que no tiene fecha para resolver, pero la Ley Electoral y de Partidos Políticos los obliga a cumplir plazos.

En Guatemala, llevar a tuto es sinónimo de llevar a memeches. De modo que contra viento y marea, aún de forma ilegítima e ilegal, la UNE se mantiene con vida; y con una administración Biden/Harris en Washington D.C. así como con vasos comunicantes con las oligarquías que importan e incluso con mafias chapinas, ¿se anuncian buenos tiempos para la UNE que ha sabido esperar con paciencia y hacer uso talentoso del poder y la influencia?

La UNE, por cierto, es el partido que gobernó durante la administración de los Colom/Torres y desde que fue expulsado del Ejecutivo ha conservado una impresionante cuota de poder e influencia a nivel municipal y parlamentario.


11
Ene 21

Peligros del mecanismo Covax

Según una asesora de emergencias en salud, de la Organización Mundial de la Salud el mecanismo Covax para la adquisición de vacunas contra el nuevo coronavirus  le conviene a Guatemala; pero ¡Ojo!…que las cosas podrían no ser exactamente como las pinta la burocracia internacional. ¿Te parecería raro?

CC BY 2.0, via Wikimedia Commons.

Una investigación de la agencia Reuters, publicada por la revista Forbes, a mediados de diciembre pasado, expuso que:

El programa está luchando por la falta de fondos, los riesgos de suministro y los arreglos contractuales complejos que podrían hacer que sea imposible lograr sus objetivos. El esquema se estableció muy rápidamente, operando en “territorio inexplorado”.  Los asesores de Citi dijeron que el mayor riesgo para el programa eran las cláusulas en los contratos de suministro que permiten a los países no comprar vacunas reservadas a través de Covax.

Si Covax fracasa podría dejar a millones de personas sin acceso a las vacunas hasta 2024. Como es un mecanismo político, que depende de políticos y burócratas, Covax sufre los mismos males que sufren otros mecanismos políticos y burocráticos.  ¿Por qué habría de ser diferente en términos financieros y de eficiencia? ¿Por qué iba a ser diferente en términos de exposición a la corrupción?

Un amigo que sabe de estos temas tiene la hipótesis de que el éxito de Covax dependía de que las vacunas rusa, o china probaran su efectividad con algún grado de confiabilidad; pero que como eso no ha sido posible ha tenido que inclinarse por vacunas no estatales, lo que les complicó muchísimo los escenarios. Y yo, luego de leer lo publicado por Forbes, me inclino a pensar que nada me sorprendería de un mecanismo político y burocrático.

La OMS, por cierto, se ha lucido con contradicciones durante la pandemia.  El rol de las personas sanas, mal llamadas asintomáticas, el uso de mascarillas, la hidroxicloroquina, la manera de saludar, el contagio vía aire, y ahora la implementación de la cuarentena como medida principal para combatir el Covid-19 fueron puntos en los que autoridades y asesores de la OMS cambiaron de postura durante estos meses.

Vamos a ver si Covax duerme como ronca; pero lo triste, lo más triste, es que está diseñado -supuestamente- para favorecer a los más pobres.  ¿Y adivina quiénes serán los más perjudicados si fracasa aquel esquema?