12
Ago 22

No a la ley antimemes

 

Hola, soy Victoria Mother, bienvenidos al Ministerio de Protección en Línea. Nuestra misión es crear un espacio en línea seguro para todos. Antes, la Internet era un lugar oscuro y peligroso, una tierra de nadie, sin ley, ahora podemos navegar la Internet sabiendo que estamos protegidos por el MPL. Así comienza el juego Escaping Totalitarianism que puedes bajar en la App Store y unirte a Ion.

El meme lo tomé de Facebook.

Un Ministerio de la Verdad como el que quería Joe Biden, uno como el de Victoria -o por lo menos legislación amplia y ambigua contra la ciberdelincuencia que les permita a los políticos y burócratas restringir peligrosa y arbitrariamente la libertad que debe tener toda persona para informar sobre actos y hechos de interés público (no sólo periodistas, ni medios de comunicación)- es el sueño húmedo de muchos pipoldermos*.

La tipificación como delitos, de acciones que pudieran ser realizadas en el legítimo ejercicio de la libertad de expresión, también es algo que podrían hacer Victoria, la Junta de Gobernanza de Desinformación, o un decreto legislativo como el 39-2022.

A la luz de la amplitud del delito de acoso por medios cibernéticos, no es casualidad que aquella normativa sea conocida como la Ley Antimemes.  Si bien es cierto que aquella legislación incluye una previsión que protege la libertad de expresión reconocida en tratados y convenios internacionales, lo cierto es que dada la inmadurez del sistema judicial chapín y la proclividad de los pipoldermos (y otros grupos) a imponer formas de pensamiento único, aquella tipificación es una puerta abierta para los abusos, para cuando se ofrezca.

Es cierto que existe el ciberacoso, y a lo mejor quieres ver la miniserie El hombre más odiado de Internet; pero el castigo para esa conducta criminal no debe contener el riesgo de fabricar condiciones propicias para restringir la libertad de expresión.  ¡De ninguna manera! Por eso lo que corresponde es que el Presidente de la República vete aquella normativa y que el Congreso produzca una ley técnica, que no ponga en riesgo la libertad de emisión del pensamiento, protegida por el artículo 35 de la Constitución.

Columna publicada en elPeriódico.

*Pipoldermos: pícaros políticos que por el momento detentan el poder, Manuel F. Ayau dixit.


09
Ago 22

Adiós, David McCullough

 

David McCullough fue un escritor e historiador prolífico y muy recomendable.  En 2011 leí The Path Between the Seas, su libro sobre esa fascinante, monumental e increíble obra del ingenio humano que es el Canal de Panamá.

De aquella historia me impresionaron la arrogancia y la corrupción de los franceses; los intríngulis de la política entre los Estados Unidos de América, Colombia, Panamá y Nicaragua; lo genial de la lucha contra la malaria; y lo titánico de la empresa en general.

Lo leí porque fui observador en un coloquio sobre ese tema, organizado por la Universidad Francisco Marroquín y el Liberty Fund.

De McCullough me han recomendado mucho su biografía de John Adams, y en lo que va del año, ese padre fundador de los Estados Unidos de América se me ha atravesado por lo menos unas cuatro veces así que seguramente debería leerla pronto.

David McCullough murió el 7 de agosto pasado.  Adiós, David McCullough.


08
Ago 22

“Dudie”, mi tío bisabuelo el “beachboy”

 

Hermano de mi bisabuela, Adela, Edward Kaleleihealani Hart Miller, Dudie, fue uno de los beachboys originales en la playa de Waikiki, Hawaii.

Edward Dudie Miller, primero de izquierda a derecha. Foto de Luis Andrés Schwartz.

Playero original de Waikiki, fue el primer capitán del Hui Nalu Club formado en 1908; fue propietario del puesto de comida en el Moana Hotel, el primer gran centro turístico de Waikiki. Además de ser surfista, pescador y canoero de primer nivel (fue idea suya llevar a los turistas a las olas en canoas con estabilizadores), Miller, parcialmente hawaiano, era uno de los mejores músicos de las islas; tocaba el piano, escribió un folleto popular sobre el ukelele, dirigió la Dudie Miller Band en el Moana y fue invitado en 1929 a actuar en Nueva York.

Fue Dudie quien le dio el nombre de Queens a uno de los mejores lugares para surfear en Waikiki, una elección fácil, dado que el lugar estaba ubicad frente a la casa de la playa de la reina Liliuokalani. [Isaac Hart, abuelo de Dudie y de mi bisabuela, Adela, fue el arquitecto que diseñó el Iolani Palace original].

Edward Dudie Miller, hermano de mi bisabuela, Adela.

Las funciones oficiales del sistema de beachboys en Waikiki -que les brindaban a los turistas una experiencia segura; pero emocionante del océano- mantenía limpias las playas y permitía que los beachboys actuaran como embajadores casuales frente al mar. Ese sistema fue, en gran parte, inventado por la Moana Bath House, dirigida por la pandilla de Dudie. Cuando Miller murió en 1935, a la edad de 49 años, sus amigos playeros hicieron una enorme tabla de surf con flores de jengibre blanco y la colocaron junto a su tumba.

Gracias a Luis Andrés Schwartz por el texto y las fotos.


05
Ago 22

En busca de la verdad y de la justicia

 

Por medio de un largo proceso de prueba y error, el derecho penal evolucionó desde el misticismo y las ordalías hacia formas de administración de justicia con bases morales y cívicas.

Justicia, por Maerten van Heemskerck, dominio público, via Wikimedia Commons.

Las garantías procesales son parte de aquel proceso. ¿Ejemplos? El principio de que nadie debe ser condenado sin haber sido escuchado y vencido en juicio de acuerdo con la ley. De acuerdo con la ley (como imperativo categórico) y no de acuerdo con la legislación, y menos con la política (como imperativo hipotético).  Y, claro, la presunción de inocencia.

La administración de justicia chapina nunca se ha distinguido por su apego a aquellos principios; pero durante el mandato de la CICIG la sumisión de aquellos a las necesidades políticas fue elevada a nivel macabro.  Una vez alguien era señalado en espectaculares conferencias de prensa, esa persona caía en manos de los fiscales de la Comisión, para luego caer en manos de los jueces de la Comisión (con coberturas mediáticas abundantes), y esa persona estaba perdida.  Hubo inocentes que pasaron años en “prisión provisional” (figura que no existe legalmente; pero que fue aplicada sin sonrojo), hubo quienes murieron prematuramente en medio de la persecución y hasta hubo suicidios en aquel contexto.

Hubo un tiempo vergonzoso, en Guatemala, en el que juristas, políticos, periodistas, religiosos, oenegeros y otros sostuvieron que las garantías procesales eran meros formalismos cuando se trataba con personas señaladas por la CICIG; porque los propósitos de la Comisión (luchar contra la corrupción…o cambiar Guatemala sin necesidad de ganar elecciones) eran objetivos más elevados que respetar la dignidad de las personas, como las de los doctores Oliva y Castañeda, por ejemplo.

La práctica de atacar oponentes mediante el uso indebido de procedimientos legales para dar apariencia de legalidad, conocida como lawfare; es decir, la práctica de no respetar las garantías procesales para los adversarios es una que tanto tirios y troyanos deberían entender como incivilizadas.  ¿Vamos en camino de dejar atrás ese legado de la CICIG y proceder a buscar la verdad y hacer justicia en todos los casos, todos?

Columna publicada en elPeriódico.


02
Ago 22

El subsidio: más caro el caldo que la gallina

 

La decisión gubernamental de usar el dinero que era  para vacunas y el Bono Familia para ampliar el subsidio al diésel y la energía, te va a salir carísima.  Algo así como cuando sale más caro el caldo que la gallina.

¿Por qué? Porque El origen de la inflación es el gasto público excesivo y desfinanciado.  Y aquellos dineros son gasto público desfinanciado.  Para cubrir el gasto público desfinanciado, el gobierno infla la cantidad de dinero que circula en el mercado y esa inflación eleva los precios de los productos.  Del arroz y de los frijoles, de las zanahorias, los huevos y la carne.  Del gas…y de la gasolina y del diesel.  Y se crea una espiral alcista.

¿Quién paga esa espiral alcista? Tú.

Luego el gobierno va a querer neutralizar la inflación que él mismo causó y va a elevar las tasas de interés por lo que las amortizaciones de tu casa y de tu carro se van a encarecer. También se va a poner caro el crédito para establecer nuevas empresas.

¿Quién va a pagar esa elevación de precios? Tú.  Directamente si estás pagando casa, o automóvil; e indirectamente si tu sueldo no sube porque hay más demanda de empleo, que oferta.

¡Qué rico era recibir el Bono Familia!, ¿verdad? Pues ahora lo estás pagando con creces cuando te cuesta llegar al fin de mes.  Porque aquel cheque alegre se convirtió en inflación y esta se tradujo en precios mas altos.

Si los pipoldermos quisieran ayudarte, de verdad, dejarían de gastar a tontas y a locas y, por lo menos congelarían el gasto público para que no siga creciendo el gasto desfinanciado.  ¡Eliminarían los impuestos que ellos mismos le han puesto a los combustibles!…y dejarían de darte atol con el dedo con el tema del subsidio.


29
Jul 22

Cuba y la lógica de los tuiteros

 

De cuando en cuando, para ponerle perspectiva a la devoción que algunos intelectuales chapines le tienen a la dictadura en Cuba, comparto (en Twitter) realidades sobre el día a día de quienes -sin ser turistas, invitados del régimen, ni miembros de la nomenklatura- deben hacer sus vidas en la isla prisión.

Por ejemplo, el hecho de que las misiones médicas cubanas presentan rasgos inequívocos de ser trabajo forzoso, como consecuencia de políticas deliberadas del régimen de La Habana.

El gobierno usa la narrativa falsificada de contrarrevolución para tratar de tapar su obra de miseria, falta de electricidad y crisis humanitaria. Las farmacias cubanas mantienen anaqueles vacíos; y en tres hospitales han muerto más de 64 bebés, por sépsis.  Hay cubanos escapados en casi en todas partes rumbo a los EE. UU.  Suelo acompañar esas observaciones con comentarios como: La vida en el paraíso socialista y revolucionario; La salud en el paraíso socialista y revolucionario; o La migración en el paraíso socialista y revolucionario.

De cuando en cuando saltan representantes de la progresía chapina y otros defensores de la tiranía cubana y comentan: ¡Trabajo forzado el que había en tiempos de Ubico! En Guatemala la salud es peor. Los guatemaltecos migran más.  En fin…¿Lo captas? Los comentaristas no suelen dar información que desmienta los hechos sobre la vida en Cuba; sólo dicen, con una caradura que sorprende: ¡Pero Guatemala es peor!

Aunque lo fuera, que no lo es, Guatemala no se vende como paraíso (como no sea por sus montañas y sus lagos). No se vende como paradigma socialista, ni como arquetipo revolucionario.  Guate no exporta (por la fuerza) su modelo de nada.  En el mundo no hubo jóvenes que dieron sus vidas por imponer un régimen como el de Guate. Ningún dictador chapín estuvo en el poder 49 años, ni designó a su sucesor. Los chapines migran, no escapan -¡y regresan!- cada vez que pueden. En Guate nos falta mucho y hay mucha pobreza; pero para salir de ahí el modelo no debe ser el infierno socialista y revolucionario que tiene a su pueblo en la miseria, la escasez, el trabajo forzado, y bajo la bota.

¿Qué opinas?

Columna publicada en elPeriódico.


26
Jul 22

Bergoglio abusa de sus facultades

 

Jorge Bergoglio se reunió con sobrevivientes de una antigua escuela residencial para indígenas en Canadá, para pedir perdón por el papel que tuvo la organización que dirige en la violencia infligida a miles de menores de pueblos autóctonos.

La foto la tomé de Facebook,

El dirigente católico dijo: Pido perdón, en particular, por la forma en que muchos miembros de la Iglesia y de las comunidades religiosas cooperaron, sobre todo a través de su indiferencia, en los proyectos de destrucción cultural y de asimilación forzosa promovidos por los gobiernos de la época, que culminaron en la sistema de escuelas residenciales.

Pero…¿puede Bergoglio hacer algo así éticamente?  Digo, porque la responsabilidad consiste en hacernos cargo de las consecuencias de nuestras decisiones y de nuestras acciones…personales e individuales, concretas.  Sólo puedes pedir perdón por tus decisiones y acciones, no por las de otros…y menos si son de hace décadas, o siglos. Quién perdona se comprende profundamente a sí mismo y a sus semejantes, permitiéndole entender la razón de por qué perdona. De ahí que el perdón deba ser personal e individual, concreto.  No puede ser un acto colectivista y abstracto.  No puedes pedir perdón por algo que no hiciste, y no puedes perdonar a alguien que no te hizo nada.  No tiene sentido alguno pedir perdón por algo que hicieron otros cuando no estabas en posición de tener algo que ver con esos actos.

Bergoglio tendría que saber y entender aquello porque la responsabilidad estrictamente personal de los actos es una de las rescatables aportaciones éticas del cristianismo. Opuesta, incluso, a la responsabilidad colectivista aniquiladora del Viejo Testamento en el que todos los bebés son pasados por las armas, o en el que dos ciudades son destruidas por fuego y azufre.  Sin distinguir individuos.  Sólo masas.

Bergoglio no sólo no está obligado a pedir perdón por decisiones y actos ajenos; sino que no tiene derecho a hacerlo.  Es vacía la pretensión de Bergoglio, y la de otros políticos. de buscar redención por actos que ocurrieron hace décadas y siglos, aunque diga que siente tristeza, indignación y vergüenza…porque no son suyas de sentir, ni suyas de expresar.

Es cierto que muchos miembros de la organización que ahora dirige Bergoglio cometieron abusos y hasta crímenes, como lo que algunos religiosos de su persuasión cometieron en Canadá, o el caso de Las hermanas de la Magdalena, por citar un caso entre ¿Cientos? ¿Miles? Pero…los responsables de aquellos actos fueron personas específicas, concretas e individuales, sobre todo individuales. No cabe criar culpa, ni atribuir responsabilidad a la Iglesia que no son sólo Bergoglio y sus cardenales, sino que son todos los católicos como tu, tu y tu, algunos de los que están leyendo estas líneas.


22
Jul 22

Orcos, simios y otros vándalos

 

Hay una escena en, El planeta de los simios, en la que los primates entran a una galería y destruyen los bustos y esculturas que hay en ella.  En esa escena pienso cuando imagino a los orcos haciendo su entrada al parque Isabel La Católica y destruyendo el monumento en honor a la reina castellana.

Destruccionismo en El planeta de los simios.

Monarca que, para quienes no lo saben, es precursora de los derechos humanos. Es que la leyenda negra no nos cuenta ni en tercer grado de Primaria, ni después, que doña Isabel fue de las primeras personas que se preocupó por los derechos individuales de los habitantes del hemisferio occidental.  Dictaminó, por ejemplo, que serían propietarios de las tierras quienes lo eran desde antes del arribo de los españoles. Emitió un decreto que prohibía la esclavitud.  ¡Acabó con los sacrificios humanos y con el canibalismo! El cuerpo de normas que rigió la vida en los virreinatos y otras tierras de este lado del mundo fueron el origen de lo que hoy conocemos como derechos humanos.  Aparte es que las disposiciones reales se acataran, pero no se cumplieran.  El caso es, que la memoria de Isabel no merecía el trato que recibió hace unos días.

Monumento decapitado de Isabel de Castilla. Foto de elPeriódico.

Como no merecía la violencia y no meritaba la destrucción la memoria de José María Reyna Barrios, a manos de vándalos y salvajes en octubre pasado.

Decapitación de la estatua de José María Reyna Barrios. Foto tomada de Twitter.

Aquellos actos, ya sean obras de cafres e ignaros, o sean obras de delincuentes con playeras del Che Guevara que saben muy bien lo que hacen -u obedecen muy bien a quienes sí saben lo que hacen- son actos delincuenciales.  Sus autores deben ser identificados plenamente y deben enfrentar la responsabilidad de sus fechorías.  Porque, ¿sabes qué? Lo que le ocurrió a la estatua de Isabel se va a repetir quién sabe dónde.  ¿Sabes por qué? Porque los autores de la violencia contra el monumento de Reyna Barrios quedaron impunes.  Porque no hay señas de que los autores de la violencia contra la estatua de doña Chabe sean hechos responsables.  Porque aquí y a nivel mundial, inspirados en el destruccionismo y en ideas de Antonio Gramsci y de la Escuela de Frankfurt, hay intelectuales azuzando orcos para que destruyan la memoria de occidente.

¿Qué opinas?

Columna publicada en elPeriódico.


20
Jul 22

El derecho de propiedad es esencial

 

El derecho de propiedad es esencial porque no puede haber búsqueda de la felicidad si uno no puede disponer de aquello que está buscando, explica Ricardo Rojas en una conversación que tuvimos en abril de 2022.

Una libertad en la que soy libre para actuar, pero no para disponer de los frutos de mis acciones es una liberad vacía, añade el autor de La supresión de la propiedad como crimen de lesa humanidad, libro que escribió con Andrea Rondón.

No sería posible la vida humana, como la conocemos hoy, sin derechos de propiedad. El genocidio y el desarrollo de actividades que producen el deterioro físico y mental de las poblaciones y les causan graves consecuencia son crímenes de lesa humanidad. La violación sistemática de los derechos de propiedad -como ocurre en Venezuela, por ejemplo- tiene aquellos efectos que deterioran física y mentalmente a las personas.

Si te interesan esos temas, quieres ver la conversación.


15
Jul 22

La propiedad y las emergencias

 

En semanas anteriores comenté que cuando el estatismo abandona a las personas, la gente tiene derecho a ayudarse a sí misma, sobre todo en circunstancias de emergencia.  Pero advertí que hay que tomar en cuenta que las emociones son los resultados automáticos de nuestros juicios de valor integrados por nuestro inconsciente y que maduramos cuando podemos controlar la mayoría de nuestras emociones…sin perjuicio de lo dicho en la primera parte de este párrafo.

Aquello, te recuerdo, es en el contexto de los arbolitos cortados en la carretera interamericana el 19 de junio pasado cuando la gente fue dejada a su suerte por los pipoldermos, a merced de un derrumbe y del tráfico bloqueado.

El derrumbe en cuestión. Foto por RepúblicaGT.

Faltó comentar el tema de la propiedad porque aquellos arbolitos son mantenidos de forma privada.  Tu propiedad es un derecho que deriva de la propiedad de ti mismo, es el fruto de tu trabajo, tiempo, energía y talentos, es la parte de la naturaleza que conviertes en algo de valor.  Como derecho, la propiedad de aquel fruto es la implementación del derecho a la vida porque te permite actuar para sustentar la tuya, sin que -pudiendo ser independiente- tengas que depender de otros para tu sustento.  Los acuerdos morales que hacen posible la cooperación social pacífica demandan que la propiedad sea respetada y protegida siempre.

Dicho lo anterior, en una emergencia, como la del derrumbe que da pie a estas meditaciones, el evento no elegido, ni esperado y limitado en el tiempo crea condiciones anormales en las que la meta principal es combatir el desastre, huir del peligro y restaurar las condiciones normales.  Te recomiendo La ética de las emergencias, por Ayn Rand.  Cabe superar el mal transe y ayudar a resolver la emergencia, en el entendido de que las emergencias son temporales y en el entendido de que el respeto a los derechos y la cooperación pacífica son valores permanentes, en tanto que los desastres son marginales e incidentales.

Y en el entendido de que somos responsables de nuestros actos, aún en emergencias. [Para el tema de la responsabilidad te recomiendo el capítulo 5 de Los fundamentos de la libertad, de Friedrich A. Hayek.]

¿Qué opinas?

Columna publicada en elPeriódico.

Artículos relacionados;