03
Jul 20

El futuro de El Mirador

Visité El Mirador en diciembre de 2005 cuando recorrí el sak´be a pie y a lomo de mula.  ¿Qué te digo? ¡Fue como viajar con Stephens y Caterwood! Escuchamos a balam una noche y vimos huellas de aquellos felinos; dormimos en un campamento que olía a orines de kan, y vimos una piel de serpiente; El Ale, mi sobrino, halló una chiwoj en su tenis y otra de esas arañas enormes se paseó por nuestra carpa. Una noche se nos inundó el campamento y dormimos en el agua; y me froté con chichicaste, o algo parecido un ojo, por evitar el roce de unas arañitas negras con rojo. Vimos el cielo estrellado como lo veía Jasaw Chan Kʼawiil.

Así quedó mi capa luego de una mañana entre ramas y espinas a lomo de mula.

Fue un viaje física y psicológicamente retador; pero si pudiera lo haría de nuevo.  Sin pensarlo dos veces.  Comparto con el arqueólogo Richard D. Hansen la idea de que más guatemaltecos -niños y adultos- pudieran visitar la selva y el reino Kan, un patrimonio que deberíamos conservar, cuidar y promover de forma responsable.  Pero para ello los esfuerzos que hagamos en esa dirección deben ser sostenibles, no sólo para para el área, su fauna y su flora, sino para sus habitantes humanos cuya calidad de vida se elevaría sustancialmente, si hubiera más visitantes.

¡Por supuesto que no se trata de convertir El Mirador en un parque de diversiones como caricaturizan algunos individuos! ¿En qué cabeza cabría, y con qué intenciones, un proyecto que pusiera en peligro la biósfera maya si amas lo que ofrece?

Ya dicho lo anterior, lo cierto es que las discusiones sobre el futuro del patrimonio cultural y natural de aquella área son necesarias; porque, aunque vivimos en un ambiente en el que muchos quieren tener el mejor teléfono posible antes que los demás, también quieren lo que nos da raíces y nos identifica en un mundo volátil, incierto, complejo y ambiguo.  De ahí que sea importante responder a la pregunta: ¿A quién pertenece el pasado? 

Sugiero que se abra una discusión sobre cómo valorar El Mirador; pero en un contexto racional y no emotivo; con ganas de encontrar soluciones sostenibles, y no con el ánimo de que no se haga nada por miedo a que se haga algo.

Columna publicada en elPeriódico.


29
Jun 20

Adiós a Linda Cristal

Linda Cristal era Victoria Montoya Cannon en El Gran Chaparral y falleció el 27 de junio de 2020. Linda ganó un Globo de oro como Mejor actriz de serie de televisión y obtuvo dos nominaciones al Premio Emmy.

Imagen de previsualización de YouTube

Yo no me perdía un capítulo de esta serie a finales de los años 60 y principios de los 70.  De esa serie, Wikipedia dice que se destaca por sus hermosas localizaciones naturales y también por sus abundantes situaciones divertidas, en las cuales los personajes lucen con naturalidad tantas virtudes como defectos. Otra de las características únicas de esta serie es que no se trata del héroe vaquero, indomable, amigo de todos e incorruptible que solo es leal a sí mismo, sino que son un grupo de personas que funcionan bien entre sí y conforman una familia real en el entorno duro que es el desierto de Sonora. Por último las relaciones familiares están signadas por un realismo pocas veces visto en este tipo de series. Linda Cristal era Victoria Cannon, una gran dama en medio del desierto y de situaciones que requerían valor, nobleza e ingenio.

El Gran Chaparral y Bonanza eran dos series que me gustaban mucho y son del mismo autor David Dortort.

En este enlace encontrarás muchas de las series que veía cuando niño y preadolescente.


27
Jun 20

Un adiós a Armando Ribas

Armando Ribas es descrito como intelectualmente enorme y honesto como pocos; fue un campeón de la libertad en América Latina y para Occidente, y tuve el gusto de conversar con él en 2009.  Armando falleció en 26 de junio de 2020.

Haz clic en la foto para ver la conversación que tuve con Armando Ribas.

Cuando platicamos, hablamos de los cambios en América Latina, de Occidente, de los derechos individuales, del totalitarismo, de la filosofía política en Europa y de otros temas que sin duda te interesarán.

Estas son algunas de las conferencias que Ribas ofreció en la Universidad Francisco Marroquín en 2009.

Adiós a Armando Ribas.


26
Jun 20

Simios ignaros

Uno de los períodos más emocionantes que he vivido fue el de los días que precedieron y los días que sucedieron al derribamiento del Muro de Berlín. Días en los que los habitantes de los países de Europa oriental se liberaron de los regímenes colectivistas y totalitarios que habían destruido sus vidas y las de sus padres a lo largo de décadas.

Destrucción de bustos en la película “El planeta de los simios”.

¿Qué tenían en común aquellos regímenes? Se basaban en las ideas de Carlos Marx y Vladimir Lenin, entre otros.  ¡Cien millones de muertos! produjeron, en todo el mundo, los regímenes inspirados en el socialismo científico, o comunismo marxista-leninista (o maoísta).  Y a los cien millones de muertos súmales sus familias destruidas, los prisioneros, los que enloquecieron, los que fueron olvidados y los que fueron perseguidos.

Por eso es que cuando vi que en Alemania habían develado una estatua de Lenin, ¡en pleno 2020!, cuando ya sabemos bien qué ocurrió como consecuencia de sus acciones políticas y de sus ideas (porque las ideas tienen consecuencias), no pude sino sentir una tristeza enorme y gran enfado.

El destruccionismo cuenta con la sanción de sus víctimas.

¿Qué clase de simios ignaros le erigen una estatua a Lenin? La misma clase de monos ignorantes que le erigirían un monumento a Hitler, cuyo colectivismo totalitario no goza de tan buena prensa, ni tan buena cátedra, ni tan buen púlpito como el de Lenin.  La misma clase de simios ignaros que destruye las estatuas de Cristobal Colón, George Washington, Winston Churchill, Junípero Serra y Miguel de Cervantes.  Cervantes…¡¿vas a creer que Cervantes también?!

Ahora bien, los simios ignaros son los que ejecutan la destrucción de monumentos, actos que son sólo un componente de la destrucción de la historia y de la destrucción de occidente.  Pero detrás de los vándalos hay intelectuales y filósofos. Están Antonio Gramsci y la Escuela de Frankfurt (entre otros) que, si no los conoces, vale la pena que explores para entender lo que está pasando.  Estos y los intelectuales orgánicos de la revolución no son simios ignaros y saben bien qué es lo que están sembrando y cultivando en las mentes de los vándalos y en las de los que le erigen una estatua a Lenin.

Ellos dan la batalla de las ideas, ¿y tu?

Columna publicada en elPeriódico.


23
Jun 20

¿Ya vino el polvo del Sahara?

La foto es hacia el norte de la ciudad de Guatemala y en el horizonte se ve una bruma que yo digo que es inusual.  En la madrugada, por ejemplo, había una bruma de color rojizo sobre la ciudad en el norte y en el nor-oeste. ¿Ya vino el polvo del Sahara?

¿Polvo del Sahara en la ciudad de Guatemala?

Cada año el polvo del Sahara se levanta de la tierra y es transportado por el aire a más de 3 mil millas sobre el océano Atlántico. Es un fastidio y a mi me ocasiona molestias en la garganta y en los ojos.

Si quieres seguir el movimiento de la nube de polvo haz clic aquí.

Así se veía la ciudad más cerca del medio día.

La Conred recomendó que tengamos cuidado con las personas con enfermedades respiratorias crónicas, adultos mayores, mujeres embarazadas y niños.

Si se tiene sensación de cuerpos extraños en los ojos, se deben lavar con abundante agua. Preferiblemente utilizar agua potable o hervida y lavarse las manos antes de iniciar. Cubrir las fuentes de agua como pozos, estanques de almacenamiento, toneles y recipientes para evitar la contaminación del líquidos.

Llovió en la tarde y algo se limpió el aire; pero ya se siente otra vez molesto.

Quienes están esperando una nube de arena, como en la película La momia, quedarán decepcionados.

Imagen de previsualización de YouTube

23
Jun 20

Un temblor que se dejó sentir

El temblor de las 9:29 (Central time) se dejó sentir muy bien y duró bastante tiempo.

Imagen de previsualización de YouTube

 

Como estaba sentado, trabajando, pude sentir cuando empezó a mecerse el edificio de una manera lenta y sostenida.

El epicentro fue a 12 kilómetros al sur-suroeste de Santa María Zapotitlán, México y su magnitud fue de 7.4. Con razón nos meció por aquí.


22
Jun 20

Volcanes Pacaya y Fuego en actividad

Justo a la hora azul se hizo notar la actividad ignea en el volcán Pacaya; pero en lo que fui a traer la cámara se oscureció el cielo.  El volcán de Fuego también está activo; pero las nubes impiden que se vea la lava que arroja.

Incandescencias y resplandor en el volcán Pacaya.

Lo distinto de la actividad que se ve en Pacaya es que no hay ríos de lava corriendo por sus laderas, y que desde la ciudad de Guatemala se ve un resplandor hermoso.  Y Fuego lanzó una gran columna incandescente; que sólo logré atisbar antes de que fuera tapada por las nubes.  Creo que es una de las columnas más grandes que he visto. Eso estuvo triste porque sería genial una foto de ambos colosos haciendo lo suyo.

Con respecto a Pacaya, el boletín de hoy en la mañana, del Insivumeh, dice: Del cráter Mackenney se observa fumarola de desgasificación de color blanco que se dispersa hacia el oeste y noroeste. Simultaneamente se registran explosiones de tipo estrombolianas que expulsan material incandescente de 25 a 75 m sobre el  mismo cráter. Su actividad efusiva genera dos flujos de lava, uno en dirección norte y otro en dirección sur, siendo este último el más activo. Las estaciones sísmicas de Insivumenregistran tremor de forma constante asociado al ascenso y extrusión de magma y gases a la superficie.

Con respecto a Fuego, el mismo boletín cuenta que se registran de 8 a 13 explosiones débiles y moderadas por hora que expulsan columnas de ceniza gris a una altura de 4600 a 4800 metros sobre el nivel del mar que se dispersan a una distancia de 10 a 15 kilómetros en dirección  oeste y noroeste. Algunas de estas explosiones producen retumbos y son audibles a una distancia de hasta 20 kilómetros, simultaneamente originan ondas de choque causando vibraciones en ventanas y puertas de viviendas en el perímetro volcánico. En horas de la noche y madrugada se observaron pulsos de incandescencia de 100 a 300 metros de altura respecto del cráter. Las explosiones son compañadas de  avalanchas débiles y moderadas en el contorno del cráter, principalmente en dirección a las barrancas Seca, Taniluya, Ceniza, Trinidad y Las Lajas, su recorrido alcanza la vegetación. También se escucharon sonidos similares a locomotora de tren con lapsos de 3 a 5 minutos. Caida de finas partículas de ceniza en aldeas de Panimache I, Morelia, Santa Sofia y otros.

Con mi teléfono logré tomar una foto de la hora azul que comparto, no porque sea una buena foto del volcán, sino por lo hermoso de esa hora. La hora azul, es esa franja del día justo antes de la hora dorada por las mañanas y a continuación de la hora dorada en el caso de la puesta del sol.

Pacaya a la hora azul, foto tomada con mi teléfono.

En Guatemala hay 37 volcanes y tres están activos; el otro es Santiaguito, localizado en el occidente del país, cerca de la ciudad de Quetzaltenango.


21
Jun 20

“Akhnaten” una sorpresa inesperada

Para hacer el encierro forzado más llevadero hoy fue día de ver Akhnaten, la ópera de Phillip Glass, en la Met.  ¡Que sorpresa más agradable nos llevamos en casa!

Haz clic en la imagen para ver “Akhenaten”.

La producción es magnífica por monumental, lujosa y de altísima calidad, como era de esperarse; y, además, llena de recursos memorables y sorprendentes; no sólo por parte del elenco y la orquesta, sino por todo.  ¡Todo!  Y si he de destacar algo que me haya impresionado más, sería la coordinación entre los malabaristas y la orquesta; y el uso del mural egipcio para contar la historia.  Y no digamos lo bien que la esta ópera cuenta la historia triste de Akenatón. ¿Cuál fue mi parte favorita? La rebelión y la muerte del malogrado faraón, que conmueve muchísimo.

Puedes ver el libreto aquí.

Akanatón se prepara para su coronación. Haz clic en la foto para ver el trailer.

Creo que Akhnaten y la historia de Akenatón son buen material para discutir temas como lo peligrosa e inapropiada que es la imposición de valores y sistemas de creencias desde el poder, sin contar con una ola de opinión pública favorable que demande los cambios.  Sobre lo arriesgado y peligroso que es oponerse a los intereses del establishment. Sobre lo peligroso que es engasarse con el misticismo, sobre todo cuando se tiene la responsabilidad de gobernar.

Arriba, Akenatón al centro, a la izquierda Nefertiti, su esposa; y a la derecha Tiy, su madre. Abajo Amenhotep III, su padre.

De alguna manera y salvando las distancias y las diferencias y todo lo que quieras, la historia triste de Akenatón y de Nefertiti (su esposa) me recordaron la historia triste de Maximiliano y Carlota Amalia.  ¿Sabes? Ese tipo de gente que pudiendo ignorar la realidad, cree que puede ignorar las consecuencias de ignorar la realidad.

La rebelión contra Akenatón.

Dicho lo anterior, no soy fan de la música de Phillip Glass y el preludio no contribuyó a mi entusiasmo; este detalle es importante porque en las óperas y operetas, la base estética es la música, y el libreto solo sirve para proporcionar un contexto emocional apropiado, u oportunidad para la partitura musical, y una línea integradora para la interpretación total, según Ayn Rand. Extrañé, por ejemplo, una aria, o una tonada que pudiera traerme a la mente la música de esta presentación.  Cosa que no hallé Akhnaten.  Es cosa mía, claro, porque soy del siglo XX y crecí con otro tipo de ópera.  Just say´in.

Horemeb; Aye, el padre de Nefertiti; y el sumo sacerdote de Amón contra Akenatón.

Si tienes la oportunidad de ver esta ópera hoy (tienes hasta las 4:00 p.m. (Central time) para empezar a verla), vela y quédate para ver las entrevistas detrás del escenario.  Seguramente la volverán a presentar de nuevo y te la recomiendo.

Conocí a Akenatón cuando leí la novela Siinuhe, el egipcio, por Mika Waltari, ca. 1975/76 y me fasciné con los egipcios antiguos. De hecho, la primera vez que visité Nueva York sólo tenía una mañana libre y la dediqué completa a visitar la sección egipcia del Metropolitan Museum of Art. Esa es una de mis novelas favoritas; y, por cierto, hay película.


20
Jun 20

Adiós a Carlos Ruiz Zafón

Leí La sombra del viento y si me pidieran una lista de las mejores novelas que he leído, sin duda la incluiría; por eso lamento mucho la muerte de Carlos Ruiz Zafón.

De La sombra del viento, tengo apartadas unas citas que fui señalando durante la lectura:

“La sombra del viento”, por Carlos Ruiz Zafón.

El mal presupone una determinación moral, intención y cierto pensamiento. El imbécil o cafre no se para a pensar ni a razonar. Actúa por instinto, como bestia de establo, convencido de que hace el bien, de que siempre tiene la razón y orgulloso de ir jodiendo, con perdón, a todo aquel que se le antoja diferente a é mismo, bien sea por color, por creencia, por idioma, por nacionalidad o, como en el caso de don Federico, por sus hábitos de ocio. Una cita que no puede ser de más actualidad.

No mentemos a la industria del misal, que es parte del problema, no de la solución. Pues…que razón tiene.

El amor es como el embutido: hay lomo embuchado y hay mortadela. ¿Cómo se le iba a escapar, esta, al cocinero que hay en mí?

La suya es una muerte temprana que acaba con una carrera creativa y productiva extraordinaria.  Hace relativamente poco leí Marina y también me gustó mucho (no creo que necesariamente sea un libro para adolescentes, como se lo clasifica).  Las historias de Ruiz Zafón son cautivantes y sus personajes fascinantes.

Ah, como quisiera uno encontrarse con un cementerio de libros olvidados.  Cuando leía La sombra del viento, me imaginaba que aquel lugar olía como olía la Biblioteca Ludwig von Mises cuando yo trabajaba ahí a finales de los años 80.  Es un aroma que no se olvida y que reconforta y transporta.

Tal vez no tiene nada que ver; pero tal vez sí; de alguna manera La sombra del viento me conectaba con Demián, de Herman Hesse, que es una de mis novelas favoritas sin duda alguna.


19
Jun 20

¿Estamos desperdiciando la vida?

Date una vuelta por la Sexta avenida y vas a ver el impresionante montón de gente pidiendo ayuda.  Y si eso por sí mismo no te conmueve, velos a los ojos y ve en ellos la angustia y la desesperación.  La mayoría de ellos son personas que no tendrían que estar ahí, de no ser porque –desde el poder y por razones políticas– se les ha prohibido trabajar y ser productivos.

Sexta avenida de la zona 1, en la ciudad de Guatemala.

Ese es el caso de las señoras que, apostadas a inmediaciones del Instituto Belén, dicen ser maestras y tienen todo el aspecto de ser docentes; pero están paradas ahí, suplicando ayuda porque –desde el poder y por razones políticas– los pipoldermos* han decidido que no tienen derecho a ganarse la vida.

¿Qué me dices de los taxistas, o de los conductores de Uber que acudieron a esa actividad porque no tuvieron otra opción luego de que las empresas en que trabajaban se vieran forzadas a cerrar actividades? ¿Has notado la cantidad de camiones de mudanzas que están vaciando oficinas en la ciudad de Guatemala? ¿Cómo será en otras ciudades del país, o en las poblaciones donde la miseria siempre golpea más duro?

Date una vuelta por el Mercado central y vas a ver que casi no hay actividad comercial. Verás que entre los que tienen sus negocios ahí, los que no fueron forzados a cerrar, prevalece la tristeza y el desasosiego porque no están vendiendo, o están malbaratando su mercadería.

No es por los burócratas y asesores que reciben cheques puntualmente, ni por los oenegeros y los que están ilusionados con encender la revolución, ni por los ricos que hay que abrir la economía.  ¡Es por la gente que tiene que humillarse para pedir caridad, por la gente que tieneque implorar que le aguanten los cobros de las mensualidades y los que ya toparon la tarjeta!

¿Y lo peor? Es que cuando despertemos veremos que el virus sigue aquí; sin que se haya aplanado la curva, sin que se les haya pagado a los médicos y personal salubrista, y sin que se les haya dotado de equipo; esquivando caprichos y experimentos políticos. Habiendo desperdiciado la vida.

*Pícaros políticos que por el momento detentan el poder.

Columna publicada en elPeriódico.