15
Oct 21

Depresión, ansiedad y salud mental

 

Vivimos en una sociedad en la que el tema de la salud mental es tabú, algo de lo que no se habla, que da temor y eso es peligroso porque carga de sentimientos negativos a las personas. ¿Qué tal si hablamos alguito de eso?

Foto por Rigos101, CC BY-SA 4.0, via Wikimedia Commons.

En aquello pensé porque leí en elPeriódico que los casos graves de trastorno depresivo y trastornos de ansiedad aumentaron en más de 35% en todo el mundo en 2020 a raíz del covid-19; y añado que como consecuencia de la irracionalidad y de las políticas restrictivas arbitrarias que envuelven el brote del virus chino.

La investigación citada por este diario informa que las mujeres y los jóvenes son las personas más afectadas por los trastornos psicológicos en cuestión a los que podrían añadirse trastornos de alimentación.  ¿Cómo iba a ser de otra forma? En otra noticia leí que en México se ha duplicado el consumo registrado de antidepresivos y ansiolíticos. ¿Cómo será en Guatemala?

Nada de aquello debería extrañarnos porque los últimos 20 meses han sido muy duros, incluso para los más fuertes sin importar niveles educativos, estratos sociales y más. Las experiencias que hemos vivido -racionales, e irracionales- han exacerbado las vulnerabilidades que ya teníamos; y, para algunos, han surgido nuevas vulnerabilidades.

Cada vez oigo más colegas comentando que se están debilitando muchas formas de conexión interpersonales; un amigo empresario ha notado que la productividad de la gente está disminuyendo; los niños ya llevan casi dos años criándose en circunstancias de aislamiento casi inhumanas, pegados a sus computadoras…si tienen suerte.

¿Es posible que algo bueno saliera de todas aquellas circunstancias si decidiéramos hablar del tema sin pena?  Si, porque desvanecer el tabú te conecta más con la realidad del aquí y del ahora y evita el deterioro del propósito en la vida. Porque hablar y explorar con algún nivel de apertura un tema de salud tan importante puede llevar a las personas que lo necesitan a buscar ayuda.  A buscarla no como algo vergonzoso, o algo que denota debilidad, sino como se busca sanar cuando a uno le duelen una muela, o la cabeza.  ¿Qué opinas?

Columna publicada en elPeriódico.


08
Oct 21

Las farmacias de la mala simiente

 

La bancada de la mala simiente anunció una iniciativa de ley cuyo propósito es crear una red de farmacias estatales que -en sus mentes- contribuiría a romper el pacto de precios que existe entre las farmacéuticas.

La foto la tomé de Facebook.

Antes de seguir es útil anotar que en marzo del año pasado, el doctor Román Carlos denunció la podredumbre que aqueja al modelo de salud chapín y que incide en el alto costo de las medicinas.  Explicó que los millones de dólares pagados en comisiones a funcionarios corruptos en el sistema de salud pública, en entidades como el IGSS e incluso el financiamiento para otras actividades que entregan estas empresas, no son gratis, su precio lo paga el enfermo.  Un amigo médico me lo explicó así: En Guatemala, las medicinas son carísimas para que los precios al público no contrasten con los precios a los que compran medicinas los burócratas para el sistema estatal de salud y por las mordidas.

Los promotores del estatismo, del colectivismo y del populismo son los grandes responsables de que los medicamentos sean caros en Guate.  Y aún así…y aún así…algunas personas actúan como si la respuesta a cada problema es poner más dinero y poder en manos de los políticos, como advirtió Thomas Sowell.

¿Te imaginas a los políticos y burócratas en el negocio de las farmacias y las medicinas directamente?  Las farmacias estatales no serían mejores que los hospitales, las carreteras, las escuelas y otras piñatas del gobierno.  ¿Cuántos nuevos ricos saldrían, entre los pipoldermos, si tuvieran participación en el bisne boticario?

Si se quiere resolver el problema de las medicinas caras, lo que hay que hacer es abrir el mercado y eliminar privilegios. La solución no es” darles más dinero y poder a los pipoldermos (semilleros, o no).  La propuesta semillera no sólo es populismo sesentero que hiede a rancio; sino que abre la puerta a la corruptela. ¿Viste que no dijeron farmacias estatales, sino públicas?  Así es como quieren darles atol con el dedo a los más pobres, que son los más afectados por la conservación de privilegios y la repartición política de bisnes.

Columna publicada en elPeriódico.

*Pipoldermos: Pícaros políticos que por el momento  detentan el poder, Manuel F. Ayau, dixit.


01
Oct 21

No, al presupuesto piñata y criminal

 

Por si te hacían falta evidencias de que los impuestos y el presupuesto del estado son formas de transferir riqueza de las personas no organizadas en la sociedad hacia los grupos de personas organizadas; si no te parecía evidente que los impuestos y el presupuesto son formas de transferir recursos del sector productivo de la economía al sector improductivo, entérate de que el Mineduc y J. Acevedo han negociado en secreto aumentos de sueldos por unos Q2.2 millardos.

Si no has visto las evidencias de que el presupuesto del estado (del que viven legal e ilegalmente miles y miles de políticos y burócratas y del que se alimentan centenares de intereses particulares) te está empobreciendo, entérate de que para mantener aquel calculo de costes debes Q11,073 y que esa deuda -en la que te han metido sin preguntarte- podría subir a Q12,426 si se aprueba el presupuesto que discuten los diputados. Ese dinero lo debes, aunque no tengas trabajo.

El prespuesto piñata para 2022 no debe ser aprobado.

En ese presupuesto de malhechores, presentado por el ministro González Ricci, Q68 de cada Q100 van a gastos de funcionamiento que incluyen plazas para fantasmas, seguros médicos privados para los pipoldermos*, gasolina, comida y otras canonjías para ellos. Q14 de cada Q100 son para pagar deudas (con el dinero que te quitan de impuestos) y no te engañes con eso de que Q18 de cada Q100 son para inversión.  La inversión implica la búsqueda de ganancias y ese es un fenómeno ajeno al sector coercitivo de la economía.

Sabiamente, Thomas Sowell escribió que algunas personas actúan como si la respuesta a cada problema es poner más dinero y poder en manos de los políticos.  De ahí que el presupuesto del estado sea un instrumento de satisfacción de necesidades y demandas particulares y específicas a costa del trabajo y del dinero de los tributarios. De ahí que en el Minfin y en el Congreso los pipoldermos cultiven clientelas y se abran las puertas para la arbitrariedad y para su hija bastarda, la corrupción.

El presupuesto criminal para 2022 no debe ser aprobado.

Columna publicada en elPeriódico.

*Pipoldermos: Pícaros políticos que por el momento detentan el poder, Manuel F. Ayau, dixit.

Columna publicada en elPeriódico. Los GIF son de https://gfycat.com/disloyalevenblackfootedferret


24
Sep 21

La ingratitud de los malagradecidos

 

Las imágenes de personas cayendo de lo alto de las torres gemelas en Nueva York, aquel fatídico 11/9/01, siempre me conmueven.  Las he visto docenas de veces y siempre me entristecen.  Para mí, son las que más representan la gran tragedia humana que fue aquel acto terrorista.

Según mi cuate, Arthur, más de 200 personas quedaron atrapadas y ante la posibilidad de morir quemadas optaron por saltar.  Esas personas fueron visibles para todos, en comparación a las aproximadamente 3,000 personas que murieron invisiblemente con el colapso de las torres; pero la prensa ha tratado de ocultarnos esas fotos, y ese es el motivo por el que no ves muchas de esas ellas, y por la cual hay cubiertas sobre las que existen.

Meditaba sobre aquello cuando noté que el 11 de septiembre pasado, ninguno de los que el Departamento de Estado considera como sus aliados clave puso algo en redes sociales virtuales en memoria de las víctimas del 11S.  Nada en las redes de Thelma Aldana, Gloria Porras, ni Juan Francisco Sandoval.  Huéspedes, los tres, del gobierno y del pueblo de los Estados Unidos de América.  Nada en las redes de Rigoberta Menchú y así puede seguir la lista.  En cambio, por mencionar dos, sí vi notas en las redes de la Cámara de Industria y en las del Movimiento Cívico Nacional.

¿Cuántas vacunas contra el Covid-19 nos han donado el gobierno y el pueblo de los EE. UU. en este año a los guatemaltecos? ¿Unas 3.5 millones de dosis? ¿Cuántos prófugos chapines viven en aquel país cómodamente y sin temor de enfrentar sus responsabilidades?  ¿Cuántas ONG y miembros de la sociedad civil guatemalteca consentidos por La embajada no dijeron ni pío el pasado 11 de septiembre?  ¡Malagradecidos!

La gratitud es una emoción enriquecedora y saludable porque reconoce, valora y provee la respuesta justa frente a quienes son buenos y generosos con nosotros.  Es derivada de la virtud de la honestidad ya que esta consiste en rehusarse a falsear la realidad y a fingir que las cosas son diferentes de lo que son. Y quien no es agradecido con quien lo acoge, lo protege y lo financia es un ingrato.

Columna publicada en elPeriódico.


17
Sep 21

¿Qué son 60 años?

 

Si como dice el tango, veinte años no es nada; ¿qué son sesenta?  Esa es una de las preguntas que me han entretenido desde que empezó septiembre; y si tú también naciste en 1961, seguro entiendes.

Nací en el año en que Kennedy tomó posesión de la presidencia en los EE. UU. y en el del fiasco de Bahía de Cochinos. El año en que Eichmann fue condenado a muerte por crímenes contra la humanidad; y en el que médicos italianos lograron varias fecundaciones de óvulos humanos en tubos de ensayo. Ese año fue anunciado el proyecto Apolo. Fue el año en que se levantó el ominoso muro de Berlín. Nací un domingo 17 a la hora de la siesta.  Hubo eventos notables en aquel año…como en todos.

¿Sabes?, cuando pensaba en escribir estas notas celebratorias, se me ocurrió que deberían de ser de agradecimiento.  Quería hacer una lista de todas las personas que han sido importantes en mi vida; pero la hice tres veces y siempre tuve que añadir a alguien.  Abandoné el proyecto porque, ¿qué tal si la publicaba y luego me daba cuenta de que faltaba un nombre?

Entonces dispuse aprovechar este espacio para agradecer a quienes lo hacen posible. También a quienes me enseñaron a dar las gracias, a pedir por favor y me dieron la vida.  A quienes me han abierto puertas y me han sentado a sus mesas.  A quienes me han dado abrazos y me han tendido la mano cuando lo he necesitado, y a quienes me han permitido darles abrazos y ofrecerles mi mano en momentos de alegrías y de tristezas.  Gracias a quienes hacen mis días ricos.  Gracias a quienes me han tenido paciencia y me han animado.  Gracias a quienes me han honrado con su cariño, con su amistad, con su confianza, con su ternura y con su amor; y a quienes me aguantan cuando canto…o cuando ando maleado. ¡Tantas personas buenas en mi vida! ¡Tantos que se arriesgaron por mí! ¡Gracias!

Y les pido perdón a los que he decepcionado.

Pablo Picasso dijo que uno empieza a ser joven a los 60, y entonces ya es demasiado tarde; pero eso no me preocupa, porque -afortunadamente- buena parte de mi siempre ha tenido y tendrá 12.

¡Salud!, por todos los que han sido bondadosos y generosos conmigo.

Columna publicada en elPeriódico.


03
Sep 21

La arrogancia y el “estado-niñera”

 

Hay médicos que hacen recomendaciones urbi et orbi como si fueran los médicos familiares de la sociedad.  Con una facilidad que da escalofríos se desentienden de las consecuencias dañinas de aquellas, que son económicas, laborales, educativas, psicológicas y físicas.

Lo mismo ocurre con burócratas, oenegeros y activistas que ignoran lo que es no contar con un cheque seguro el 15 y otro el 30.  No es lo mismo firmar cheques en el reverso, que en el anverso.  Entre aquellos médicos arrogantes y los personajes citados, hasta se habla de restricciones extremas como prohibir la movilidad total de las personas.  Pero, ¿quién va a llevar el pan a la mesa y quién va a pagar el alquiler si no hay trabajo? ¿Quién va a responder por lo que no están aprendiendo los niños mientras fingen frente a sus computadoras, entre hastiados y deprimidos? ¿Sabes que en el contexto de los encierros por el virus chino han aumentado los suicidios entre niños y adolescentes en el mundo? ¿Cómo será en Guate? ¿Alguien sabe y le importa? ¿Qué ocurre con los viejitos durante los encierros? ¿Quién responde por aquellas vidas? ¿Los médicos y otros personajes que exigen medidas extremas de encierro y aislamiento?

La imagen es de propinc.store.

Aldo Castañeda, médico guatemalteco célebre, contó en 2008 que buen número de la profesión médica alemana participó no sólo en la ideación de los crímenes nazis, sino que lo hizo en la ejecución de aquellos horrores. Es muy fácil entrar en una ética resbaladiza, advirtió, y hay que tener muchísimo cuidado.  ¿Sabes por qué no me extraña? Porque es fácil pasar de ser el sanador, a creerse el semi-dios y a ser el controlador y el erradicador a cualquier costo.

Si los hospitales están saturados es porque los pipoldermos nunca cumplieron con dotarlos con las camas, equipo y personal necesarios (a pesar de que ya nos encerraron y nos endeudaron para ello); si no hay más gente vacunada es porque los pipoldermos fueron incapaces de conseguir vacunas a tiempo; el estado-niñera chapín (y sus fans) ofrece hacerse cargo de todos, no puede hacerse cargo de nadie y termina condenando a todos.

Columna publicada en elPeriódico.


20
Ago 21

¡Es de quitarse el sombrero!

A pesar del encierro de 2020 y del virus chino, el Índice CIG de actividad económica volumétrica creció 5.57% en los últimos 12 meses.  El PIB de Guate se está recuperando. En promedio, una de cada dos familias recibe dinero de remesas, y muchos tienen confianza en el futuro.  Esas son algunas de las buenas noticias que oí en la presentación de aquel índice que ofrece la Cámara de Industria y elabora el CABI.

¡Es de quitarse el sombrero! frente a la resiliencia y el espíritu emprendedor de los que sacan adelante a este país, a pesar de cadenas con bola como la hiper regulación, su hija la corrupción y su madrastra la falta de justicia.

Me llamó la atención, sin embargo, que el presentador celebró que en Guate no cayó la moral tributaria y algo así como que se disminuya la brecha fiscal por el pago de impuestos.

Verás: los impuestos son tomar dinero ajeno por la fuerza y luego distribuir el botín entre intereses afines al poder político, en perjuicio de los legítimos propietarios de aquellos recursos.  Lo que algunos llaman moral tributaria no es más que un fenómeno llamado la aprobación de la víctima, que ocurre cuando las víctimas se resignan al sacrificio.  No hay nada que celebrar.  Preocupa que entusiasme la disminución de la brecha fiscal por medio de la expoliación, y que para nada hayan sido mencionadas la racionalidad y el congelamiento del gasto y el cese de financiamiento privilegiado por medio del presupuesto estatal.

¿Por qué son importantes aquellos detalles? Porque los principios son importantes en la batalla de las ideas; y porque como explicó Ayn Rand: En todo conflicto entre dos hombres (o dos grupos) que comparten los mismos principios básicos, gana el más consistente. En toda colaboración entre dos hombres (o grupos) que se apoyan en diferentes principios básicos, es el más maligno, o irracional, el que gana. Cuando los principios básicos opuestos están abierta y claramente definidos, eso obra en ventaja del lado racional; y cuando no están claramente definidos, sino que están ocultos o difusos, eso obra en ventaja del lado irracional.

Just sayin´.

Columna publicada en elPeriódico.


13
Ago 21

50 años de la UFM

¿Cuál es el mayor aporte de la Universidad Francisco Marroquín, que ayer cumplió sus primeros 50 años de vida?  Algunos piensan que sus mayores contribuciones se hallan en el campo de la economía; y en la defensa del mercado.  Que los guatemaltecos sepan que los precios máximos generan escasez y que el salario mínimo fomenta el desempleo es porque han leído y escuchado las razones expuestas por graduados y estudiantes de La Marro.  La liberación del espectro radioeléctrico y la del mercado de divisas pueden ser otros ejemplos.  Pero no es sólo por ahí, según yo.

Alguien dirá que la afinación del concepto de estado de derecho, la valoración del rol de las instituciones como sistemas de normas y la de las leyes como normas generales, abstractas y de conducta justa, frente a la legislación y los mandatos.  Alguien dirá que la valoración de la igualdad de todos ante la ley, frente a los privilegios; que la de los derechos individuales, frente a los intereses colectivos; que la del concepto de república frente al de democracia. Tibio, pero no es sólo por ahí.

Estoy convencido de que el mayor aporte de la UFM es el de poner sobre la mesa -¡Sin tapujos!- la ética de la libertad.  Códigos de valores y virtudes racionales para guiar las decisiones y las acciones de los individuos en la tierra y para buscar la felicidad como su más alto propósito moral, de acuerdo con la naturaleza humana.  No códigos colectivistas, ni para el sacrificio, sino basados en la dignidad del individuo humano.  Es a partir de aquellos códigos que son posibles un sistema jurídico que respeta los derechos individuales y la igualdad ante la ley, y un sistema de mercado…si optamos por ellos.

Aquellos códigos y el ambiente propicio para conversar y descubrir conocimientos, para la libre exploración y análisis de ideas, para el perfeccionamiento humano, y para esquivar el pensamiento único, son los principales aportes de la UFM para los guatemaltecos.

Gracias a Manuel F. Ayau, a los fundadores, a los donantes y a quienes hacen posible la UFM por estos primeros 50 años. ¡Vamos a por más!

Columna publicada en elPeriódico.


06
Ago 21

Moneda y billete del Bicentenario

 

Mi abuela, Frances, me introdujo al mundo de la numismática, la notafilia y la filatelia cuando me regaló las colecciones que eran de mi abuelo, y algunos billetes de la hiperinflación alemana que había traído mi tatarabuelo. Más que colecciones eran acumulaciones. Siempre que viajaba, la Abui volvía con monedas, billetes y estampillas para mis colecciones; y pasé horas de mi adolescencia clasificando y ordenando aquellas piezas.

La ilustración es de RepúbilicaGt.

Aprendí a leer caracteres cirílicos por medio de monedas y estampillas soviéticas y griegas; aprendí a identificar las escrituras china, japonesa y coreana (sin siquiera atreverme a leer caracteres); conocía las unidades monetarias de docenas de países, así como detalles de historia y geografía gracias al tiempo que invertía entre monedas, billetes y estampillas. Hoy ya no colecciono activamente, pero guardo con cariño el recuerdo de aquellas aficiones y me gusta adquirir monedas conmemorativas y medallas de Guatemala.

Por eso me alegré de la emisión de un billete conmemorativo y de una moneda celebratoria de la desvinculación de Guatemala (que no es Independencia).

El billete de Q20 tiene un diseño vertical audaz, moderno y elegante. Aunque soy team Francisco Marroquín (el de los billetes de Q100) me alegra que el billete seleccionado para los festejos de septiembre sea el de Mariano Gálvez, un presidente liberal, subestimado por la historiografía y que cayó víctima de los cachurecos en 1838. Gálvez, por cierto, se halla enterrado en el salón mayor de la antigua Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la universidad estatal.

La ilustración es de RepúblicaGt.

La moneda con valor nominal de Q1 —de 0.925 de plata— lleva en el reverso la escultura de Atanasio Tzul, por Rodolfo Galeotti. A mí no me gusta esa moda de colorear la plata proof; pero quienes la han visto dicen que la pieza se ve bella y está bien acuñada, incluso con el cielo azul detrás de Tzul.

Por supuesto que repudio las facultades inflacionarias del gobierno y el dinero fiduciario; pero como fan de la historia y excoleccionista, me encantan el nuevo billete y la moneda que lo acompaña.

Columna publicada en elPeriódico.


16
Jul 21

Estado de prevención, o pinche bodrio

 

Para que no se diga que no se hizo algo, aunque sea algo político y sin sentido sanitario, el presidente Giammattei y sus ministros impusieron un Estado de prevención de acuerdo con la Ley de orden público de 1965.  Imposición que nadie está obligado a acatar.

¿Por qué? Porque según la Corte de Constitucionalidad (expediente 919-2016), aunque el texto del Artículo 8 de la LOP dice que el estado de prevención no necesita la aprobación del Congreso, ello obedece a que el Artículo 151 de la Constitución de 1965, decía que no era necesario que el Congreso hiciera tal aprobación. Pero, la Constitución actual no contiene regulación similar. Razón por la cual el decreto que apruebe el estado de prevención por el Presidente, debe ser ratificado, modificado, o improbado por los diputados.

Pero no sólo eso, de acuerdo con la LOP, el estado de excepción apropiado para casos de calamidades de salud es el de calamidad pública, no el de prevención. ¿Constituye fraude de ley que el Presidente y sus ministros evadan la responsabilidad que tienen frente al Congreso mediante el truco de usar un estado de excepción inapropiado?

Peor aún, desde las perspectivas del Estado de derecho, del constitucionalismo y del principio pro homine si el objetivo de la Constitución es proteger los derechos individuales, la imposición en cuestión y la LOP misma son anticonstitucionales.  Anticonstitucionales porque son legislación violatoria de los derechos.

La imposición presidencial es un bodrio; y encima es inmoral que el Presidente y sus ministros se atribuyan la facultad de prohibir que algunas personas (meseros, bartenders, cajeros, fuenteros, gerentes y más) puedan ganarse la vida honradamente y llevar el pan a sus mesas.  ¡Es criminal lo que están haciendo! Nadie está obligado a cumplir con aquella prohibición y ningún funcionario, o empleado público debería sentirse obligado a hacerla cumplir porque ninguno de ellos está obligado a cumplir órdenes manifiestamente ilegales.

Urge la interposición de todos los recursos que sean necesarios para detener la insana afición presidencial por los estados de excepción.

Columna publicada en elPeriódico.