18
May 22

Los subsidios son un engaño cínico

 

Los subsidios son un engaño…iba a decir que cruel; pero en realidad son un engaño cínico; y, además, son un autoengaño.

Es un engaño cínico porque cínica es la actitud de la persona que miente con descaro y defiende, o practica de forma descarada, impúdica y deshonesta algo que merece general desaprobación.

La foto es del Diario de Centroamérica.

¿Por qué es que los subsidios merecen general desaprobación? Porque no resuelven el fondo de los problemas; y porque le trasladan a otros los costos de la supuesta solución y porque desvían la solución de los problemas.

Me explico:  El subsidio a los combustibles no ha impedido que aquellos suban de precio porque los precios de los combustibles no dependen de si hay subsidio, o no.  En parte han subido porque el gobierno de los Estados Unidos de América controla la perforación, el transporte, la refinación, la compra, la venta y el comercio y los impuestos que pesan sobre el petróleo; y en parte por la inflación que hay en el país del norte.  Los combustibles también son caros porque los consumidores tienen que pagar los impuestos locales que exigen los políticos y burócratas. Todo esto es el fondo del problema en el caso de los combustibles.

El subsidio a los usuarios de los combustibles los pagan -con impuestos, préstamos, y/o más inflacion- incluso las personas que no los usan directamente.  Tu pagas el subsidio a los combustibles que usan y la gente más pobre del país -que paga impuestos indirectamente- te paga el subsidio que recibes.  Es como que te saques dinero de la bolsa izquierda, y te lo metas en la derecha (menos el 30% de gastos de administración) y estés feliz porque recibiste plata.  ¿No te incomoda saber que otras personas -incluso los desempleados- te pagan el subsidio?

El subsidio es un juego de prestidigitación mediante el cual los políticos y burócratas involucrados en el tema te dan atol con el dedo.  Mientras te emboban con el subsidio, siguen quitándote impuestos que gastan y malgastan caprichosamente.  Si de verdad quisieran ayudar a los consumidores de combustibles los pipoldermos eliminarían los impuestos con los que castigan a los consumidores. Pero es no es posible porque para ello tendrían que reducir el gasto estatal, o por lo menos contenerlo y eso perjudica sus intereses de corto plazo y los de sus clientelas. Entonces es más fácil hacer abracadabra y darte un subsidio.

Ya ves, pagas el dinero del subsidio con los impuestos que te quitan.  Pagas el subsidio con los préstamos que piden para financiar el presupuesto estatal desbalanceado, para el cual no hay dinero que alcance a pesar de los dinerales que los pipoldermos recaudan en impuestos, sumas que no hacen más que crecer y crecer.  Pagas el subsidio con inflación porque para financiar el presupuesto estatal no basta con préstamos, sino que los pipoldermos tienen que imprimir dinero y con ello le roban poder adquisitivo a tu sueldo, a tus ahorros y a tu cheque de retiro. Si alguien te dice que la inflación es consecuencia del alza generalizada en el nivel de precios te está tomando por tonto.  Es al revés. La inflación es un fenómeno monetario que se manifiesta en el encarecimiento de los productos.

Pero la cosa empeora. Como los subsidios alteran políticamente la información que acarrean los precios, los subsidios impiden, o dificultan el buen cálculo económico y distorsionan la asignación de recursos.

…y por si hiciera falta, luego hay otro problema: Una vez que pase la crisis se vuelve políticamente imposible quitar este tipo de subsidios y los tributarios terminamos pagando un subsidio permanente que es una sangría para las economías familiares.

¡Qué cínicos son los que ofrecen subsidios y los que los piden!  Porque no te creas…los pipoldermos conocen todo aquello.  Pero tienen la impresión, ¿correcta?, de que no te importa.  ¿No te importa?  Tienen la impresión de que falseas la realidad y de que prefieres ser engañado con un subsidio, que enfrentar la realidad y exigir la eliminación de los impuestos que pagas por el consumo de los combustibles.  ¿Falseas la realidad?

Los subsidios son un engaño cínico…y cruel…pero se necesitan dos para bailar un tango.


07
Mar 22

Hay que quitar impuestos a combustibles

 

No se si es cierto que el ser humano es el único animal que tropieza con la misma piedra; vaya uno a saber.  Lo que si parece cierto es que muchos seres humanos están dispuestos a cometer el mismo error muchas veces.

Tomemos, por ejemplo, dos de las políticas anunciadas por el presidente Alejandro Giammattei el fin de semana.

El Ministerio de Energía y Minas ha incrementado la fiscalización y monitoreo de los expendios de gas propano y las estaciones de servicios y plantas de combustibles con el fin de mantener el control sobre los precios de los combustibles. Junto a la DIACO se activará el Plan Cetinela para verificar que los precios sean correctos.

Todo eso es postureo puro porque. la verdad sea dicha, ¿para qué sirve el monitoreo? Para ensuciar papel y ocupar bytes.  Pero en el peor de los casos sirve para que alguien tenga la iniciativa de corregir la situación, ya que los políticos y burócratas suelen creer -y ese es el caso de los nuestros- que hay un precio correcto y que ellos saben cuál es el precio correcto. Ese supuesto precio correcto suele ser uno político, al que nada le importan la ciencia económica y sus enseñanzas. En consecuencia el precio correcto suele tener consecuencias no intencionadas (pero no desconocidas) tales como la escasez, el contrabando, la corrupción, una asignación de recursos distorsionada y la mala calidad, como ya lo sabemos los chapines que, en los años 70, 80 vivimos los efectos nefastos de los controles de precios en la leche, en el pan, el papel toilette y los combustibles, por ejemplo.

El Ministerio de Agricultura lanzó un plan para subsidiar agricultores y la administración ha ampliado el subsidio a la tarifa eléctrica.

No les llaman subsidios a un estipendio y a la llamada tarifa social, pero un subsidio es un subsidio y tu ya sabes cuáles son las consecuencias de los subsidios: una asignación de recursos distorsionada, la toma de dinero ajeno por la fuerza y su posterior asignación a intereses específicos usualmente clientelares y usualmente ajenos a la voluntad de los propietarios legítimos de aquellos recursos; también suelen terminar en desperdicios y en corrupción.

Lo que no se le ocurrió a la administración Giammattei es lo único que legítimamente podría beneficiarnos a todos los consumidores de combustibles y de transporte.  ¿Qué es? Pues que los políticos y burócratas renuncien a la tajada de impuestos que pesan sobre los combustibles y que los hacen artificialmente caros.  Un estimado apunta a que el galón de gasolina, sin los impuestos que toman los políticos y burócratas, costaría Q22…minutos más, minutos menos. ¿Sabes que mientras un galón de gasolina súper en El Salvador cuesta el equivalente a Q33.55, aquí cuesta Q 38? Eso es por impuestos.  Claro que en el mercado internacional están subiendo los combustibles (a causa de las políticas de Biden y de la invasión rusa de Ucrania, pero suben diferente y pueden subir poco, o mucho, dependiendo del esquema expoliador que hay en cada país a causa de los impuestos).


23
Feb 22

Ante los precios elevados de los combustibles

 

¿Te acuerdas de cuando la gasolina estuvo cerca de los Q13 por galón en 2020?  Pues ahora andan cerca de Q30 y no falta quien especule con que podrían llegar a Q40.  En estas circunstancias y frente a aquella posibilidad, hay diputados que han anunciado que trabajan en una propuesta de ley para aliviar la economía de los guatemaltecos de forma responsable.

A pesar de que la frase De una forma responsable es tranquilizadadora, el robot de Perdidos en el espacio no deja de agitar los brazos y advertir: ¡Peligro, peligro, Will Robinson! Por vidita suya, no se les vaya a ocurrir la fijación de precios tope, ni se les vaya a ocurrir algún tipo de subsidios.  La primera opción causaría escasez y desabastecimiento (como ya ha ocurrido en otras ocasiones) y la segunda sería pan para hoy y hambre para mañana porque se pagarían con impuestos e inflación (en perjuicio de todos y especialmente de los más pobres, como ha ocurrido en otras ocasiones).

¿Cuál es una forma responsable de aliviar el peso de los precios de los combustibles en la economía de los guatemaltecos? Eliminando los impuestos que los políticos y burócratas toman de los tributarios por medio del precio de los combustibles.  Y si para ello hay que eliminar plazas para fantasmas, privilegios, canonjías, viajes, programas redundantes y programas para satisfacer exigencias de grupos particulares en el presupuesto del estado, ¡¿Qué mejor?


24
Oct 20

Si el etanol es tan bueno, ¿por qué tienen que forzar su uso?

Leo que los pipoldermos planean hacer obligatorio el uso del etanol y las palabras que vienen a mi mente son mercantilismo y patrimonialismo.

Si los pipoldermos y los empresaurios consiguen la legislación, tendrás que usar etanol obligadamente.

El mercantilismo es un sistema destructor del mercado y de riqueza promovido, respaldado y manejado por los beneficiarios del sistema, normalmente gremios, empresaurios, hombres de negocios y otros. Políticamente, el mercantilismo se materializa en gobiernos manejados por grupos de interés y de presión que descansan, democráticamente, en marañas de legislaciones casuística, específicas y concretas que les otorgan privilegios a grupos exclusivos, colegiados, de negocios y gremiales plasmados en decretos legislativos, acuerdos gubernativos, y hasta circulares que caracterizan el sistema mercantilista. ¿Que tipo de privilegios? El privilegio de que la gente tenga que comprar tu producto porque está forzada a comprarlo, mediante legislación.

El patrimonialismo es una forma de gobernabilidad en la que se mezclan los sectores público y privado (en el más amplio sentido del concepto); y en la que quienes tienen influencia abundante, o ejercen el poder no distinguen entre el patrimonio personal y el público y tratan los asuntos del estado, como asuntos propios.  ¿Cómo así? Pues como cuando tienes una idea de negocio, haces unas inversiones y tienes un producto tan bueno….que tienes que usar la majestad de la ley para obligar a la gente a que te lo compre.

Los promotores del etanol le ven algunas ventajas:

  • Como es oxigenante de las gasolinas eleva el octanaje lo que supuestamente ayuda a descontaminar y da más poder a los motores.
  • Remplaza aditivos nocivos como el plomo y el Methyl tert-butyl ether.
  • Aumenta la demanda de caña, y caeteris paribus, mejora el precio de esa materia prima y la calidad de vida quienes están vinculados a la industria cañera/etanol.

Pero tiene desventajas:

  • El etanol se consume de un 25% a un 30% más rápidamente que la gasolina.
  • Producido, como en Guatemala,  a partir de caña de azúcar, incrementa la quema de la caña antes de la cosecha, lo que libera grandes cantidades de metano y óxido nitroso. Esto se solucionaría mecanizando el proceso de cosecha, pero aquí ya hubo quemas de maquinaria cuando se intentó hacer aquello.
  • Ocurre la combustión a destiempo.
  • Como contiene agua, favorece la corrosión del sistema de inyección. Esto quiere decir que será común tener que realizar cambios de mangueras, o válvulas, pues ya no funcionan correctamente debido a este proceso de corrosión. Lo que quizás ahorres por lo barato del etanol, tal vez tengas que gastarlo en repuestos y mano de obra.
  • El uso de etanol eleva la temperatura de los gases que son expulsados por el escape, de tal forma que se puede dañar el sistema completo o el catalizador, debido al incremento en la temperatura de los mismos generando un desgaste prematuro.
  • Aumenta la demanda de caña, y caeteris paribus, encarece aquella materia prima y sus derivados, como el azúcar, en perjuicio de la calidad de vida de quienes la consumen.

Alguien que sabe de estas cosas escribió en un chat que sigo: El etanol tiene un uso legítimo en el proceso de fabricación de la gasolina cuando se usa como “mejorador” de octanaje, para llegarle a la especificación. Añadírselo a gasolina que ya está en especificación sólo le reduce el rendimiento térmico al galón comprado, en más o menos 3% si la dosificación es 10% de alcohol. En USA lo hacen para subsidiar a los agricultores de maiz. Y si se usa como extensor de octanaje a partir de la refinería. Añadírselo aquí a gasolina importada a especificación es efectivamente adulterarla. Y yo digo que: Al entendido, por señas.

¿Leíste la noticia que ilustra esta entrada? La legislación para hacer obligatorio el uso del etanol se negocia entre importadores y exportadores de combustibles, importadores de vehículos y productores de etanol. ¡Puros empresaurios, negociando cómo hacer para forzarte a usar el etanol! Puro mercantilismo y puro patrimonialismo, sin que tu -el usuario- estés representado en la mesa de reparto de privilegios. Todo con criterios técnicos, científicos y económicos, claro, ¿cómo iba a ser de otra forma?

El caso es que deciden por ti, y no te queda otra que usar el producto, so pena de algún tipo de castigo.  Independientemente de si juzgas razonable usarlo en tu vehículo, o no.


29
Mar 16

El país no compra combustibles

111211_gasolina

Cuando las autoridades te cuentan que el país pagó X cantidad de millones de dólares menos por la importación de comsbustible derivados del petróleo, te engañan.  Cualquiera que sea la cantidad que X representa.  ¿Dónde está el engaño? El país no compra combustible, sino que lo compran las miles y miles de personas que lo compran.  El gobierno compra combustibles, pero el gobierno no es el país.

Tu compras combustibles de acuerdo con tus necesidades, tus pobilidades y valoraciones; del mismo modo en que lo hacen tu familia, tus amigos, tus colegas, tus vecinos y el resto de la gente.  Si compras más, o compras menos, eso se debe a decisiones poco más, o menos racionales que haces en situaciones específicas.  Y lo mismo hacen los demás.  Todas son decisiones y acciones individuales en condiciones particulares.

El peligro de la colectivización de aquellas decisiones y acciones, y el de convertirlas en un acto atribuible a el país, es que se desconocen y anulan las decisiones y valoraciones de todas las personas involucradas en la compra de combustibles; y se unifican en un sólo ente abstracto que paga la factura: el país.  En el imaginario popular, ese ente abstracto -el que paga- pasa a ser el que decide.  Y el que decide es el que tiene el poder, o la facultad de consumir, o no consumir.  ¿Ves el peligro? Lo que serían sencillas decisiones de consumidores en el mercado; se convierten en una decisión política.  Lo que debería ser propio del sector voluntario y pacífico de la economía es arrastrado hacia el sector coercitivo de la economía.  Si consumes, o no combustibles y a qué precio, deja de ser un asunto entre tu y tu proveedor y pasa a ser un asunto de estado, de la política; y por lo tanto de los políticos y sus funcionarios.  ¿Ves el peligro?


09
Mar 15

Aprendamos de la gasolina

111211_gasolina

Ahora que la gasolina anduvo por Q20 el galón aumentó el consumo de ese combustible y se redujo el contrabando del mismo.  ¿Que podemos aprender de esto? Mucho y muy bueno.

Aprendemos que cuando algo es bueno y barato la gente lo consume más que si es bueno y caro.  Cuando la gasolina está barata más gente usa su vehículo ya sea para trabajar, o para su esparcimiento.  La calidad de vida de esa gente mejora si usa su propio vehículo porque el transporte colectivo es menos seguro, cómodo y confiable que el vehículo propio; y porque es sabroso salir a pasear en el vehículo propio.  Muchos se quejan porque se incrementa el tráfico a causa de la mayor cantidad de vehículos; pero es un poco mala taza pretender que la gente no use su auto y que se le impida hacerlo a fuerza de un precio elevado artificialmente con el propósito de que no haya más tráfico (como oí que sugerían algunas personas).  La gente de recursos más modestos es la que más se beneficia con los precios bajos de la gasolina ya sea porque le permite ahorrar en combustible, o porque le permite darle más uso a su vehículo.

Tu ya sabes que eso que la gente llama contrabando no es más que una consecuencia de las barreras políticas contra el comercio libre; luego, aprendemos que cuando el precio baja (especialmente si es un precio político), también se reducen los incentivos para el contrabando.  Aprendemos que si el comercio ilegal es más costoso que el comercio legal, el primero tiende a desaparecer.  Por eso es que cuando suben los impuestos para combustibles, licores, cigarrillos, electrodomésticos y otros artículos (para mencionar unos), también aumenta el trasiego.  Los impuestos encarecen artificialmente las cosas; y los precios altos artificiales son una invitación al tráfico ilegal (que no ilegítimo) de mercancías.


01
Feb 15

La arrogancia de un burócrata del FMI

111211_gasolina

Los países centroamericanos no han aprovechado la drástica baja de precio del petróleo  y sus derivados, ni  el dinamismo de la economía de Estados Unidos, dijo uno de esos burócratas del Fondo Monetario Internacional.

La perspectiva del burócrata es colectivista: supone que es a los países a quienes les corresponde aprovechar los precios bajos del crudo y los combustibles.  Y tu ya sabes qué significa eso: que los gobiernos, o sea los políticos y sus funcionarios (¿con asesoría de la burocracia internacional?) deberían saber cómo es que hay que hay que aprovechar los precios bajos de aquellos productos. La petulancia de los burócratas aquellos descartan, o ignoran, que es a los individuos a quienes les corresponde decidir cómo aprovechamos los precios bajos, o altos de cualquier cosa.  En el caso de los combustibles, ¿quién, si no tu, sabe cómo aprovechar lo que ya no gastas en combustibles? Tu decides si lo ahorras, lo inviertes, o lo gastas.  Y si te equivocas, pagas las consecuencias pero no arrastras a la sociedad contigo.

¿Sábes? En realidad los países no consumen combustibles.  Lo que sí ocurre es que la totalidad de individuos que viven en un país consumen combustibles.  Sólo la perversión de la visión colectivista puede convertir ese hecho en una supuesta actuación colectiva.  Y de ahí a que los colectivistas quieran que hagas un uso, u otro de lo que no gastas en combustibles hay sólo un paso.

Hace unos días, los pipoldermos estaban dispuestos a quitarte lo que ahorrabas en combustibles (por medio de un nuevo impuesto) porque según ellos tendrían un mejor uso para ese dinero que es tuyo.  A este tipo de disparates conducen observaciones como la del representante del FMI.

¡Cuidado con esas trampas de los colectivistas!


23
Ene 15

Más impuestos para los pobres

Caricatura23012015

¿A quiénes afectaría más un alza deliberada del precio de la gasolina?  A quienes dependen de una renta fija, a los asalariados, y a los una diferencia en el precio hace la diferencia entre si pueden usar sus vehículos, o no.  A los usuarios magrinales que pueden evadir el tormento del transporte colectivo urbano, o extraurbano, sólo si el precio no pasa de determinada cifra.  Los más pobres.

¿Qué es un alza deliberada del precio? La que no es consecuencia de la oferta y la demanda, sino que es ocasionada por una decisión política, por ejemplo.  Es decir: un alza a propósico.  Así como Vean que barata está la gasolina. ¡Subámosle los impuestos!; o A ver, ¿qué está tan barato que nos permita clavarle impuestos?  Así me imagino que son las discusiones entre los pipoldermos.   Dirán algo así como: Vos, andá a ver qué está barato y le clavás más impuestos.

Esto es porque los pipoldermos están analizando la posibilidad de encarecerte la gasolina por medio de impuestos.

La medida responde   a la baja del  precio del  barril de petróleo a escala internacional, lo  que ha impactado fuertemente  en los ingresos fiscales respecto  del IVA al consumo final  y por   la variación en el tipo de cambio.  En consecuencia escasea el dinero para compras de emergencia y sin licitación; para compras a empresas de parientes, socios, compadres, amantes y amigos; para viajes; para viáticos; para ampliar casas; constuir chalets; beneficiar a su clientela y a grupos de interés y otras cosas en las que los pipoldermos usan el dinero de los tributarios.  Además animarán al contrabando (que supuestamente no les gusta)

Actualmente pagas Q4.70 por cada galón de gasolina súper que compras; y si se hacen realidad las malas intenciones de los pipoldermos, prepárate para entregarles más dinero.

La caricatura es por Fo, de Prensa Libre.


12
Ene 15

¡Dame más gasolina!

Imagen de previsualización de YouTube

En 1914, la Oficina de Minas de Estados Unidos predijo que el petróleo duraría diez años. En 1939 y 1951, el Departamento del Interior informó que quedaban 13 años de producción petrolera en Estados Unidos.  En 1971, el Club de Roma informó que el total de todas las reservas petroleras alcanzaban 550.000 millones de barriles, y el presidente Carter afirmó que  Podríamos usar todas las reservas del mundo entero en la próxima década.

¡Pero ahí está que no!

Hay un exceso de petróleo, dijo Alwaleed bin Talal, príncipe y empresario saudí, que afirmó que el precio del barril de petróleo nunca volverá a alcanzar los 100 dólares. Si el suministro se queda en el nivel actual y la demanda continúa siendo baja, deberíamos prepararnos para otra caída del precio.  De hecho la capacidad de producción de crudo podría superar a la de refinación.  Así es como está la cosa.

Mi amiga, Anna María, acaba de paga $1.65 por galón, en Nueva Orleans.  Aquí en Guatemala la gasolina está poco más o menos a $3.00  ¡Estaría más barata si los pipoldermos no le cargaran un porcentaje elevado de impuestos, y si no mantuvieran artificialmente elevado el precio del dólar!  Sin los impuestos que les das a los pipoldermos ¿el galón de gasolina super andaría por los $2.61 minutos más, minutos menos?

¿Te imaginas?


06
May 13

La nueva piñata: Petrocaribe

Guatemala fue incorporada  a Petrocaribe, el acuerdo regional que permite a los gobiernos de la zona la compra de petróleo venezolano en condiciones privilegiadas.  Petrocaribe fue creado en junio del 2005 por iniciativa de Venezuela con el objetivo de suministrar combustibles a los gobiernos de los países miembros, mediante créditos blandos y tasas de interés bajas. También admite la cancelación de una parte de la factura mediante alimentos.

Otto Pérez Molina, recordó que la Guatemala se adhirió a Petrocaribe en 2008 y que la plena incorporación es una medida pragmática para hacer frente a la escalada de precios de los combustibles. ¡Carajo!, digo yo…si quieren hacerle frente a la escalada de precios de los combustibles, lo mejor que pueden hacer los pipoldermos es eliminar la doble tributación que pesa sobre los consumidores.

Esto de Petrocaribe es sólo malas noticias.  Para comenzar, el contrato contempla la posibilidad de que se establezca una empresa de capital mixto para importar y comercializar el producto venezolano.  Y tu ya sábes qué va a ocurrir: los políticos, funcionarios y empresaurios involucrados en esa empresa mixta van a hacer piñata.

Además, como los precios del petróleo y sus derivados se rigen por el mercado internacional, no vayas a creer que vas a tener mejores precios en las gasolineras.  Los importadores (políticos, funcionarios y empresaurios) van a obtener los combustibles a precios normales -pero con mejores tasas de interés que sólo los beneficiarán a ellos- y tu pagarás el precio real de la gasolina.  A menos que el gobierno te la subsidie…con dinero de los tributarios (que es lo mismo que sacarte dinero de la bolsa izquierda y devolverte un porcentaje en la bolsa derecha) .  Dinero que el gobierno no tiene, de todos modos, porque está disminuyendo la recaudación de impuestos debido a la puñalada tributaria.

Otto Rinze, consultor de Energía y Minas, advirtió que Petrocaribe podría afectar negativamente  el  mercado competitivo de  importación y distribución de derivados del petróleo, si miramos los precios en Centroamérica de los productos petroleros, en Guatemala casi siempre se mantienen más bajos debido a que hay un esquema de competitividad.  Aquella iniciativa de Venezuela minaría la competencia y estropearía el mercado.

La experiencia de la República Dominicana debería orientarnos en algo y encender las alarmas:  Al 31 de marzo de este año, la deuda de la República Dominicana con Petrocaribe asciende a US$3,215 millones, con lo que esa nación se convierte en el principal acreedor del país. Para este año, el gobierno tiene un presupuesto financiado con US$650 millones de los recursos de Petrocaribe. El año pasado el aporte para el presupuesto fue de US$609 millone. En el primer trimestre de este año había entrado financiamiento al país por US$199.2 millones. El país nunca ha recibido la cuota de 50 mil barriles diarios de petróleo asignada en Petrocaribe, y lo cierto es que Petrocaribe le ha permitido al gobierno dominicano gastar, gastar y gastar mediante la práctica de venderle el alma de los dominicanos al régimen de Venezuela.

La mayoría de los recursos que República Dominicana recibe de aquel acuerdo son usados para subsidiar la electricidad y para financiar el gasto público.

Todo esto no es sino malas noticias.  Petrocaribe es una piñata que todos vamos a tener que pagar, y que sólo unos sinvergüenzas van a disfrutar.