11
Jul 22

Libertad 101

 

El otro día tuiteé: Dejen de pedirme que use mascarilla; mi libertad no termina donde empieza su temor. ¿Y sabes qué? Me llamaron la atención dos respuestas: Una por violenta y otra porque es una oportunidad para explicar qué es la libertad.

Entiendo que hay personas que prefieren la igualdad a la libertad, y otras que prefieren la seguridad a la libertad.  Pero aparte de los que lo hacen por motivos revolucionarios, sospecho que la mayoría lo hacen porque otros no hemos sabido explicar el valor de la libertad y entonces, a los escépticos, la libertad les parece algo etéreo e inconexo con la vida concreta y con su día a día.  Sostengo, sin embargo, que la libertad es un valor supremo que no debe ser sacrificado por la igualdad, por la seguridad, ni por el temor.  El temor, ¿sabes? es la sospecha irracional de que algo es malo, o puede conllevar un efecto perjudicial o negativo. Se diferencia del miedo en que este es racional. Sostengo que la libertad tiene todo que ver con la vida concreta y con nuestro día a día, de todos por igual.

De paso…¿sábes qué dijo Benjamin Franklin acerca de la liberad y la seguridad? Aquellos que renunciarían a la libertad esencial para comprar un poco de seguridad temporal no merecen libertad ni seguridad.

Friedrich A. Hayek explica que actuamos con libertad cuando no nos hallamos sujetos a coacción derivada de la voluntad arbitraria de otro, o de otros, es decir, cuando tenemos la posibilidad de actuar de acuerdo con nuestras intensiones presentes, cuando guiamos nuestras acciones por nuestra propia y deliberada voluntad, de acuerdo con nuestro mejor juicio. independientemente de la voluntad caprichosa de otros.   ¿Ves por qué la libertad no es un concepto etéreo e inconexo con la vida? Ser libre es lo opuesto a ser esclavo.

La libertad se refiere a interacciones con otras personas.  No cabe hablar de libertad cuando pensamos en Robinson Crusoe, solo en su isla.  Sólo cuando aparece Viernes cabe la posibilidad de que uno de los dos sea sometido a coacción arbitraria por parte del otro.

Dicho lo anterior, ¿para qué quieres la libertad? Para poder actuar…¡Y aquí está el pollo del arroz con pollo! Para actuar y disponer de nuestras personas y de nuestras propiedades como creamos conveniente; todos por igual, sin privilegios.  En oposición a sólo poder actuar y disponer de nuestras personas y de nuestras propiedades como otros crean conveniente; incluso en violación de los derechos de otras personas.

Es correcto que actúes en pos de tu florecimiento y de tu felicidad, si eres dueño de ti mismo. No es casualidad que en inglés la frase para lo que es correcto sea That which is right; y que la palabra para derecho sea right. El goce pleno de los derechos es lo que es correcto para buscar el florecimiento y la felicidad.  Tuyos…de ti, elegidos por ti.  No impuestos por otros.

Ya que la existencia de nuestras vidas es condicional, como lo explica Ayn Rand, nuestra supervivencia depende de la realización de las condiciones apropiadas para la vida determinadas por nuestra naturaleza particular.  La libertad, pues, es la facultad de realizar aquellas condiciones que son valores promotores de vida basados en nuestro mejor juicio racional.  En oposición a no poder hacerlo porque otros ejercen coacción arbitraria para que actuemos de acuerdo con su juicio. Sólo la fuerza, o la amenaza del uso de la fuerza puede obligarnos a actuar contra nuestro mejor juicio.

¿Y lo de la violencia?

El inicio de la violencia no es un valor promotor de la vida; y la violencia, y la amenaza del uso de la fuerza son los instrumentos generalmente usados por quienes pretenden imponer sus intereses, valoraciones, modelos mentales, temores, sistemas de creencias y patrones de crianza sobre otras personas.

Los derechos individuales sólo pueden ser violados mediante el uso de la fuerza física. Es sólo por medio de la fuerza física que un hombre puede privar a otro de su vida, o esclavizarlo, o robarlo, o impedirle perseguir sus propios fines, u obligarlo a actuar en contra de su propio juicio racional, explicó Rand.


30
Jun 22

La libertad de expresión, con Antonini de Jiménez

La libertad es la ausencia de miedos, es la posibilidad de dirigir tu vida en función de aquello que en cada momento es conveniente y necesario por eso es que la libertad es un concepto que se vive extremadamente empírico, práctico y real.  Es el único instrumento que tenemos para llegar a ser lo que somos. El diablo de la libertad es la seguridad, el sentirnos seguros, el sentir que no hay riesgo, ni incertidumbre, eso está grabado con fuego.  El principal enemigo que enfrentan los jóvenes actualmente es la autocensura, la servidumbre voluntaria que es aceptar lo políticamente correcto.  Vivimos en una época de la humanidad con más personas estudiadas y paradójicamente vivimos en una época en la que la humanidad tiene más miedo de decir lo que piensa.  Mientras más libertad, mayor es el precio.

Haz clic en la imagen para ver la conversación con Antonini de Jiménez.

Aquellas son algunas de las ideas que compartió Antonini de Jimenez, El economista de las pequeñas cosas, durante una conversación que sostuvimos hace unas semanas.

Durante aquella charla, Antonini abordó la relación que hay entre la libertad, el propósito y la admiración.  Habló del valor de expresarse con convicción. Distinguió entre libertad y libertinaje.  Comentó la relación que hay entre libertad y responsabilidad.

Explicó que la libertad que no se arriesga, se pierde; y que a la libertad sólo se llega desde la libertad porque es medio y fin de sí misma.

Antonini de Jiménez habló sobre el rol de las redes sociales y recomendó no aplacar el aburrimiento con ellas, no dejarse llevar por la inercia de la información, y pasar en ellas más de un par de horas al día como mucho. Participar en redes es un acto de auto aprendizaje y de humildad, acotó. Para tener el sello de humano, dijo, es necesario responderse a la pregunta de para qué he nacido.

Finalmente habló del rol del profesor y de la importancia de tener vocación y de enseñar con sentido.

Este año he escrito tres columnas sobre libertad de expresión, y quizá quieras visitarlas:


16
Jun 22

“El camino de servidumbre” en mis manos

 

En 1944, Friedrich A. Hayek publicó The Road of Serfdom y ese libro fue un éxito.  La revista Reader´s Digest publicó un resumen y Selecciones hizo lo propio en septiembre de 1945.  Tuve esa edición en mis manos y no dejó de ser emocionante.

En The Road of Freedom, F. A. Hayek denunció al estado por abandonar su misión -la de proteger los derechos individuales de todos por igual- y dedicarse a satisfacer necesidades.  Hayek se dio cuenta de que en persecución de esa quimera llamada justicia social, estaban siendo destruidos la libertad personal y el mercado y de que íbamos por un camino de servidumbre.

Esa obra convirtió a Fritz en una especie de rock star de las ideas de la libertad y lo llevó por giras para dar conferencias.  Incluso fueron producidas caricaturas inspiradas en el libro y las mismas se veían en los cines.  ¿Te acuerdas de que antes de las películas en los cines se pasaban noticiarios y otros. materiales? Pues…eso.

El éxito de The Road of Serfdom le trajo a Hayek la envidia de muchos colegas; pero con parte del dinero que ganó con aquella obra fundó la Mont Pelerin Society.

El volumen de Camino de servidumbre, en Selecciones, lo llevó a clase mi cuata y colega Adriana Peralta, y formaba parte de la colección empastada que era de su abuelo.

Mi abuela, Frances, también leía Selecciones y durante buena parte de los años 70, 80 y 90 me pasaba las revistas cuando ella ya las había leído.  Tengo muy, pero muy buenos recuerdos de esa revista.


06
Feb 22

Alegre tradición de estudiantes

 

¡Que alegre es ver, de nuevo, una caravana de estudiantes que se graduarán en el año!  Hoy pasó por mi casa una de esas y me dio mucho gusto verla.

En algunos colegios es tradición armar una caravana vehicular y recorrer la ciudad con los autos adornados, música y la algarabía propia de jóvenes que están por terminar sus estudios de secundaria.  Fue un crimen robarle a dos promociones no sólo el año más feliz de la secundaria, que es el último, sino uno de los dos años más felices de la universidad, que es el primero.  ¡Que bueno que se está recobrando la tradición!

Seguramente en este año serán recuperadas otras tradiciones, en la media en que los chapines recobramos nuestra libertad.

Las tradiciones son importantes porque conectan a las generaciones, crean comunidad, nos dan sentido de pertenencia y estabilidad y sentido de propósito común…cuando ese hace falta.  De ahí que el valor sanador y constructor de las tradiciones sea consecuencia de un largo proceso evolutivo, y no pueda ser el resultado de imposiciones, ni de prohibiciones.

¡Celebro los éxitos de los chicos de esta caravana y de las otras!, y les deseo lo mejor.


03
Ene 22

Defensa de la libertad en Países bajos

 

Miles de personas se manifestaron el domingo, en Ámsterdam, contra las restricciones sanitarias en los Países Bajos. Una semana antes de Navidad el gobierno impuso un nuevo confinamiento anticovid. La oposición ciudadana a las restricciones es notable de por sí; pero ocurrió algo más admirable.

Haz clic en la foto para ver el vídeo de AFP en Youtube.

Durante la manifestación y frente a la represión policial, llegaron grupos de veteranos que decían que habían jurado proteger la Constitución y el derecho a protestar; así que formaron una barrera entre los manifestantes y la policía antidisturbios.

La foto la tomé de aquí https://www.nu.nl/286366/video/demonstranten-vormen-linie-bij-coronaprotest-in-amsterdam.html

Nótese que la manifestación es para defender la libertad y no para pedir privilegios; nótese, también, la cantidad de gente que acude.  A mí no me extraña que esto ocurra en Países bajos, una sociedad con raíces en el comercio y es una lástima que esas expresiones por la libertad no se reflejen en su política exterior, sobre todo con Guatemala.

En todo caso, es muy posible que, como dice mi cuate Jesús María, la cuna del liberalismo se halle en Países bajos y no en Inglaterra como generalmente se dice.

Gracias a Olav por la pista.


10
Sep 21

¡A celebrar el 15 de septiembre!

 

Me encanta celebrar el 15 de septiembre, Día de la Independencia o más bien de la desvinculación de la monarquía hispánica. La excusa común para la fiesta es la de celebrar a la patria; y es conmovedor ese patriotismo cándido que pasa de generación en generación, porque tu patria es donde está enterrado tu mux.  Sospecho, sin embargo, que en el fondo lo que celebramos en estos días es la vida, o la simple posibilidad de celebrar.  El hecho de que uno pueda hacerlo con quien uno elige y el hecho de que uno se puede divertir y pasarla bien.  Se vive plenamente cuando se disfruta la vida.

Una familia en el Obelisco, 2018.

Por eso es que me gusta ir al Obelisco y gozo las antorchas y voy a la Plaza de la Constitución y me dejo llevar por el alboroto y la alegría de la gente.  ¿Sabes que son absolutamente irrelevantes las autoridades en esta fiesta?  Quien ha ido al Obelisco el 14 y ha estado en las calles ese día y el 15 sabe que la gente celebra con, o sin Presidente, ministros, Alcalde y otros pipoldermos.

Haz clic en la foto para comprar el libro.

Este año, como en el anterior, extraño el carácter popular y callejero de la efeméride; pero me alegra mucho que haya variedad de iniciativas para el festejo. BAC Credomatic tiene planeadas actividades en el Istmo; En La Torre se canta el Himno nacional; G&T Continental lanzó una campaña; Nescafé ofrece tazas; Ducal modificó sus etiquetas; en la San Martín y en Cemaco hay ambiente de septiembre.

Haz clic en la imagen para comprar el libro.

¡Por supuesto que no celebro el patrioterismo colectivista contra el que advirtió Ludwig von Mises! ¡Por supuesto que reconozco que Guatemala está lejos de florecer plenamente y que todavía nos falta avanzar en términos de calidad de vida y calidad institucional!  ¡Pero, muchá, llevamos 200 años en busca de la libertad, a pesar de sus enemigos, los liberticidas!

Haz clic en la imagen para comprar el libro.

Cuando vuelva la fiesta a las calles ahí estaré; con las familias, con los amigos, con la gente de todas las edades y condiciones, con los niños que se maravillan y con los vendedores. En casa retomaremos nuestro tradicional potluck chino de Independencia. Porque evitar la muerte no es lo mismo que vivir.  ¿Y sábes que? Soy optimista con Guate y los chapines.

Columna publicada en elPeriódico.

Notas: Algunos de mis amigos, cuates y colegas han escrito libros sobre el Bicentenario y tres de esas obras ilustran esta entrada.

¿Sabes qué es el potluck chino de Independencia? En la costa sur es tradicional que, luego del desfile tradicional la gente vaya a almorzar a algún restaurante chino.  De modo que en mi casa y con algunos amigos, tenemos la costumbre de juntarnos el 15 al medio día y cada quién lleva un plato chino distinto en un orden espontáneo.  La idea es comer distintos platillos y celebrar antes de irnos a la Plaza de la Constitución para la ceremonia de arriar la bandera y para ver las últimas bandas escolares. Un potluck, por cierto, es lo que en buen chapín llamamos fiesta de traje.


12
Jul 21

¡Viva Cuba sin comunismo!

 

El pueblo cubano, ¡la gente de Cuba! está saliendo a las calles a pedir libertad.  Las personas salen desarmadas, en un país cuya tiranía puede bajarse la Internet y hacer como que en la isla no está ocurriendo nada.  La gente sale a la calle en ese ambiente de desconfianza y terror que sólo las dictaduras totalitarias pueden generar.  Las personas salen desarmadas a enfrentarse a policías de uniforme y a policías de civil y quién sabe si también al ejército.

La foto es de 14ymedio.

Lo que venga, ¿será como en Alemania del este y en Rusia que los regímenes se desmoronaron de puro podrido? ¿Será como en Rumanía que los líderes fueron fusilados? ¿Será como en Nicaragua, o Venezuela donde la sangre de los jóvenes ha sido derramada una y otra vez?  Ya se reportan heridos y actos de brutalidad y represión; pero el régimen castrista todavía está a tiempo y tiene la oportunidad de dejar que las personas se manifiesten con libertad y la de sentarse a dialogar en busca de una salida que no cueste vidas humanas. Una salida para liberar a la gente de la dictadura socialista que ya tiene más de 60 años.  ¿Cuánto más durará abierta esa ventana de oportunidad?

La ilustración la tomé de Twitter.

La gente se cansó de tanta miseria, gente de menos de 20 años eran los que más gritaban ¡Abajo la dictadura! y ¡Libertad!, dice 14ymedio. ¿Sabes? eso me da mucha rabia.  Mientras que los jóvenes que malviven en las dictaduras socialistas tienen que arriesgar sus vidas y derraman sangre para recobrar la libertad, en países como Guatemala hay viejos y jóvenes perjudicados que anhelan el colectivismo y el totalitarismo. Hay gente que quiere reventarlo todo para imponer las ideas de los castro, del che y de otras lacras.  Hay gente que luce efigies de Guevara y hoces y martillos con la esperanza de convertir a Guatemala en otra Cuba, otra Nicaragua u otra Venezuela.

La foto es de 14ymedio.

El régimen castrista le debe al mundo miles y miles de muertos, incluidos los de Guatemala entre 1960 y 1996.  Mientras tanto, los comunistas guatemaltecos guardan un silencio ominoso.


22
Feb 21

“Descuida, yo te cuido”; la peli del fin de semana

Descuida, yo te cuido, es la peli que vi el fin de semana; y como tiene que ver con el despojo de la dignidad humana y con métodos coercitivos para quitarles a las personas su propiedad, su libertad y su responsabilidad, me recordó los trabajos de Thomas Szasz, psiquiatra que visitó Guatemala en 1979.

Imagen de previsualización de YouTube

 

La de la peli -de un humor negro encantador- es la historia de dos mujeres que, con la complicidad culposa de un juez, la ayuda dolosa de una médica y la del administrador de un hogar de ancianos, montan una operación para esquilmar ancianos; operación que es posible sólo sobre la premisa de que el estado debe velar por el bienestar de ciertos individuos, sí, o sí. Incluso contra su voluntad y su juicio propio.

En The Myth of Mental Illness, Thomas Szazs sostuvo que la medicación, la hospitalización y la psicoterapia obligatorias son poco más que formas de práctica clínica coercitivas y que anulan la dignidad de las personas. Como muchas personas valoran la seguridad y la sumisión por encima de la incertidumbre y la responsabilidad,  para algunos pacientes aquello significa abdicar del control sobre sus vidas frente a la autoridad de sus síntomas y la de sus médicos; mientras que a estos los obliga a creer en la enfermedad mental como una enfermedad que debe curarse. El doctor Szasz abordó el tema de la libertad y la necesidad de cuestionar la naturaleza potencialmente coercitiva inherente a la psicoterapia y la psicofarmacología.

En esa dirección, Szasz explicó que la verdadera libertad significa tomar el control y la responsabilidad de nuestras elecciones y sus consecuencias. Ni la psicoterapia, las drogas ni el poder de nuestras técnicas restaurarán el sentido personal de agencia de un paciente; y Szasz hace que los interesados se sientan lo suficientemente incómodos como para pensar de manera diferente sobre todo lo que se hace clínicamente, desde el diagnóstico hasta la planificación del tratamiento, especialmente con los más vulnerables: los niños, los presos, los llamados enfermos mentales…y los ancianos.

Es importante anotar que Szasz no estaba contra la psiquiatría, sino que se oponía a la psiquiatría coercitiva. Era un oponente acérrimo de la institucionalización involuntaria y del tratamiento psiquiátrico involuntario, pero practicaba la psiquiatría y la psicoterapia entre adultos que consentían los tratamientos.

La peli me llevó a pensar que, así como ocurre con los llamados enfermos mentales -al amparo de legislación colectivista y anacrónica, con la complicidad de jueces y profesionales (de forma culposa, o dolosa)- los ancianos, los niños y los presos son muy vulnerables. La peli tiene que ver con la institucionalización involuntaria de una anciana.

Las ideas de Thomas Szasz fueron muy controversiales durante su vida, y continúan alimentando las perspectivas críticas en torno a temas aparentemente divergentes como el Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders (DSM) y la despenalización del uso de drogas. 

El doctor Szasz vino a Guatemala para recibir un doctorado honoris causa de la Universidad Francisco Marroquin.  La última vez que supe Szasz fue en 2012, poco antes de su muerte, cuando yo andaba con Ethan Nadelmann en La Antigua y esta llamó a aquel para contarle que estaba en Guatemala y en la UFM; y a Szasz le dio mucho gusto.


10
Sep 20

La pifia de prohibir la libre locomoción

¿Qué frase de Federico Bastiat se me vino a la mente cuando leí que la administración va a permitir los vuelos nacionales e internacionales y al mismo tiempo mantiene la prohibición (¡Inconstitucional!) de que la gente pueda circular, o transitar a cualquier lugar de la república con relación a viajes recreativos, sociales, o familiares?

La frase es: La ley, ¡pervertida! La ley y tras ella todas las fuerzas colectivas de la nación, ha sido no solamente apartada de su finalidad, sino que aplicada para contrariar su objetivo lógico. ¡La ley, convertida en instrumento de todos los apetitos inmoderados, en lugar de servir como freno!

Lo bueno es que nadie cumple este tipo de prohibición legislativa; pero lo malo es que la multiplicación de normativas que la gente no respeta, deviene en un generalizado irrespeto a la ley.  Te doy dos ejemplos: nadie cumple la legislación que obliga a usar casco en moto, nadie cumple la obligación legislativa de usar chaleco reflectivo en moto. Nadie cumple la prohibición legislativa de usar cubrirse el rostro en las manifestaciones públicas. Ya sabes, parafraseo a Cicerón, mientras más legislación, menos justicia.  Y no sólo es que muchas personas incumplan aquella regulaciones, ¡es que nadie -en la administración- tiene la autoridad moral para hacerlas cumplir.

¿Ves que digo administración en vez de gobierno? Esto es porque la misión propia de un gobierno es la de proteger los derechos individuales de los habitantes del país, proveer seguridad y administrar justicia.  En cambio la de una administración es gravar para gastar e involucrarse en la esfera de acción privada de las personas siempre que pueda.

¿Ves que distingo entre ley y legislación? Esto es en el espíritu hayekiano de distinguir entre nomos o leyes, que son generales, abstractas y de conducta justa, que protegen los derechos individuales y las esferas de acción privada de las personas, de modo que los individuos pueden hacer todo, excepto lo que está prohibido para proteger los derechos de todos por igual: y thesis o legislación, que son normativas específicas y concretas, que pueden ser violatorias de los derechos individuales e invasivas de las esferas de acción privada de las personas, de modo que los individuos resultan sólo pudiendo hacer lo que la legislación permite.

De cualquier manera, espero que la redacción del acuerdo gubernativo en cuestión sea una pifia de una administración habituada a hacer mal las cosas y a la brava. No sería la primera vez, y sin duda no será la última, en que tengan que recular por descuidados. Mucho de esta administración con relación al SarsCov-2 es como de opereta. Por ejemplo, ayer el Ministro de Economía hizo un llamado a la población para que en la medida de lo posible visiten centros turísticos en el país, habiendo una prohibición legislativa para ello.


31
Jul 20

¿Un futuro sin emprendedores?

En la película Ironman 2, cuando en una audiencia el senador Stern trató de apropiarse -para el bien común- de la armadura que T. Stark había diseñado y construido, ¿qué le contestó el empresario al político? Le dijo: ¿Quieren mi propiedad? No, no pueden tenerla.  Es una escena intensa y muestra al creador y emprendedor en toda su grandeza material y ética.

Imagen de previsualización de YouTube

En la novela El manantial, cuando H. Roark es procesado por destruir una obra suya que había sido alterada sin su consentimiento y en violación del contrato que la había hecho posible, el arquitecto explico que nada nos es dado en la Tierra. Todo lo que necesitamos debe ser producido. Y aquí el ser humano afronta su alternativa básica, la de que puede sobrevivir en sólo una de dos formas: por el trabajo autónomo de su propia mente, o como un parásito alimentado por las mentes de los demás. El creador es original. El parásito es dependiente. El creador enfrenta la naturaleza a solas. El parásito enfrenta la naturaleza a través de un intermediario. El interés del creador es conquistar la naturaleza. El interés del parásito es conquistar a los hombres.

Imagen de previsualización de YouTube

De aquellas dos escenas me acordé cuando vi la audiencia, en el Congreso de los EE.UU., en la que se citó a J. Bezos, de Amazon; T. Cook, de Apple; S. Pichai, de Google y M. Zuckerberg de Facebook.  Salvando las distancias -porque hasta cierto punto ninguno de ellos es Stark, ni Roark- eran escenas como sacadas de la peli y de la novela. Ciertamente del lado político, la mesa estaba llena de senadores Stern.

¿Qué tiene que ver esto con los chapines en estado de calamidad? Pues que muchas veces, algunos, se confunden al creer que los políticos (y especialmente los políticos colectivistas) representan al bien común; y muchas veces se ataca a los emprendedores, creadores e innovadores.  Es cierto que hay empresarios mercantilistas y sinvergüenzas, pero también es cierto que hay políticos decentes.  Pero piensa, ¿cómo pasarías el estado de calamidad y el encierro sin emprendedores, creadores e innovadores? ¿Cómo sería un futuro sin ellos? Uno a merced de parásitos.

Columna publicada en elPeriódico.