21
Ago 21

Por las mujeres, jóvenes y niños de Afganistán

 

¿Sabes cuándo vi por primera vez la foto de gente desesperada durante la evacuación de Saigón, huyendo por el tejado hacia un helicóptero?  Seguramente en abril de 1975 cuando llegaron los periódicos a la casa de mis padres.  Yo estaba en la cocina esperando el desayuno y me impactaron mucho las escenas.  La guerra había terminado; pero muchísima gente sólo quería huir del Viet Cong.

https://in.news.yahoo.com/why-afghanistans-fall-compared-vietnam-081944590.html

No me extraña que, durante la cesión de Afganistán a los talibanes por parte del ejército y el gobierno de los Estados Unidos de América, igual de impactante fuera el abandono de la embajada estadounidense en Kabul y que igual de escalofriantes fueran las escenas de personas tratando de abordar los aviones para escapar de los talibanes.

Mucha gente hay, en Afganistán que vivió los horrores del régimen talibán en los años 90 y no hay motivo alguno para pensar que su emirato islámico va a ser muy diferente en este siglo.

En medio de aquella tragedia humana quiero apuntar algunas reflexiones:

¿Puede un país invadir otro para arreglarlo? Verás: el derecho a la soberanía de un país se deriva de los derechos individuales de sus habitantes; y ese país tiene derecho a exigir que se respete aquella soberanía si la Constitución de ese país limita el poder de quienes controlan el gobierno y protege los derechos individuales de las personas.  Las dictaduras, las tribus de salvajes y las tiranías totalitarias y colectivistas no pueden reclamar aquel respeto porque un país que viola los derechos individuales de sus habitantes no puede reclamar derecho alguno.  El derecho a la autodeterminación de las naciones se aplica sólo a las sociedades libres, o a aquellas que buscan establecer la libertad. Estas ideas están muy bien desarrolladas en el capítulo Los derechos colectivizados, por Ayn Rand, que hallas en La virtud del egoísmo, de la misma autora.

Dicho lo anterior, es un error -cometido demasiadas veces en la historia reciente de la humanidad- tratar de construir naciones al estilo occidental y republicano donde no hay ni instituciones, ni cultura occidentales y republicanas, ni valoraciones occidentales y republicanas.  Es un error construir naciones, en general, porque, en lenguaje hayekiano, las sociedades no son órdenes creados o taxis, sino ordenes espontáneos o cosmos; y porque no puede haber estados, ni naciones, sin sociedades. ¿Se puede intentar el diseño y construcción de una sociedad? Claro que sí; pero el costo se paga en vidas humanas, en pérdida de la libertad y en niveles de hostilidad que (en el mediano plazo) hacen esos experimentos inviables.  En Derecho legislación y libertad, Friedrich A. Hayek, explica muy bien la diferencia entre cosmos y taxis.

Dicho de otra forma: no puedes invadir la casa de tu vecino para decirles cómo es que él y su familia deben vivir sus vidas; pero si alguien ejerce violencia en la casa, si sus habitantes son víctimas de abusos y de la fuerza bruta, puedes intervenir para detener la violencia; más no para instalarte en la casa, ni para regular sus vidas, ni para imponerles cómo deben vivirlas, ni qué valores deben perseguir.

En aquel contexto y aunque los gobiernos pueden hacerlo, porque los gobiernos tienen el poder para sacrificar vidas y haciendas ajenas, no deben meterse a una guerra si el propósito de la misma no es derrotar totalmente al enemigo y acabar con su voluntad de pelear.  Un conflicto armado peleado sobre principios ambiguos, mediante maniobras defensivas, de forma indecisa y sin convicción no puede llevar a la paz duradera.  En Nothing Less than Victory, John D. Lewis explica bien cómo es que los comandantes militares victoriosos han logrado períodos de paz duradera al identificar el núcleo del apoyo ideológico, político y social de los enemigos,  atacar ferozmente aquellos núcleos y exigir que los enemigos reconozcan su derrota.

Pero aquello sólo es posible si se tiene tiene la certeza moral necesaria para defenderse. Es imposible para un país que carece del orgullo y de la autoestima necesarias.  Es imposible sin confianza en sí mismo.  El totalitarismo islámico está invicto, advierten Onkar Ghate y Elan Journo en Failing to Confront Islamic Totalitarianism: From George W. Bush to Barack Obama and Beyond. Después del 11 de septiembr las ideas predominantes sobre la moralidad hasn socavado la política exterior de los EE. UU. y los paralizarían en la acción.  El problema fundamental, dicen los autores, radica en las ideas filosóficas irracionales que impregnan —y subvierten— la política exterior estadounidense. Estados Unidos es una superpotencia militar, pero carece de la confianza en sí mismo y la certeza moral necesarias para defenderse a sí mismo y a sus ideales. Y sus líderes políticos e intelectuales evaden la naturaleza del totalitarismo islámico.  En esta semana, por ejemplo, ha habido líderes políticos y estadounidenses que creen que el talibán de 2021 es una organización moderada y desdentada. Nickki Haley, que entiende el problema mucho mejor que otros, les ha advertido que negociar con el talibán es tratar con el diablo.

Por cierto que Elan Journo acaba de publicar un artículo que puede ayudar a esclarecer las cosas.  El mismo se titula Why U.S. Failed in Afghanistan. No, It’s Not What You Think.

En resumen, por las mujeres, los jóvenes y los niños en Afganistán, coincido con que un país tiene derecho a defenderse de grupos terroristas, tiene derecho a intervenir en otro país para defender a sus habitantes frente a la tiranía, pero no puede quedarse ahí y meterse a construir instituciones, ni a practicar ingeniería social.


01
Mar 21

Davos y la arrogancia que cuesta vidas

Los encierros, calladamente están mejorando las ciudades alrededor del mundo, dijo el World Economic Forum en un tuit que luego tuvo que borrar; y sospecho que es porque la arrogancia de ver al mundo como una prisión en la que ciertas élites son los alcaides levantó mucha indignación.  Con fotos de ciudades vacías -y ¡muertas!- los directivos de Davos muestran su imagen más aterradora, perversa y perturbadora.

A pesar del entusiasmo del WEF y de muchos ecohistéricos, lo cierto es que los encierros han causado muertes e infelicidad, aparte de haber destruido mucha riqueza, lo que ha empobrecido a millones de familias que perdieron sus fuentes de ingresos.

Ayer, el columnista César García contó la historia de don Oscar que está muriendo sanamente, sumido en la tristeza, porque se halla prisionero en su casa y sin poder trabajar, porque sus hijos le han prohibido que salga y trabaje. Como a él le gusta. En Guatemala, ¿cuántas personas mueren así, de a poquito, por obedecer las pretensiones y satisfacer las preferencias de la gente del WEF…o de los fans del quédate en casa forzado?

Está claro que para el WEF y sus simpatizantes el mundo estaría mejor sin humanos; lo cual no es una historia nueva, pero no por ello es menos inquietante.  Para darte una idea de lo que cuestan los gustos del WEF y de sus simpatizantes, aparte de la vida de don Oscar y de todos los don Oscar que no conocemos, en Japón cerca de 20,000 personas se suicidaron en 2020 y la tendencia es creciente.  Los expertos en salud mental de todo el mundo no dejan llamar la atención sobre el aumento de casos de depresión y otros trastornos mentales graves. En España, según los datos del Instituto Nacional de Estadística, el suicidio se mantuvo como la primera causa de muerte externa durante los cinco primeros meses de 2020, con 1,343 fallecimientos registrados. ¿Cuáles serán las cifras de depresión y suicidios en Guatemala, relacionados con el encierro del año pasado? ¿Alguien conoce las cifras entre jóvenes y ancianos?

En España, las restricciones impuestas y la incertidumbre durante el encierro tuvieron un mayor impacto psicológico en personas con trastornos mentales, que suelen tener estrategias de comportamiento menos saludables para enfrentar la situación.

Pero el costo de los caprichos del WEF y de sus simpatizantes no se queda ahí. Durante el encierro aumentaron los casos de lesiones auto infligidas, violencia doméstica, consumo de sustancias y duelos complicados.

En Guatemala, el seguro social perdió 41,000 afiliados el año pasado, en el contexto del encierro forzado.  Las caídas más drásticas se produjeron en abril y junio.  Aquel no sólo es un número, sino que son personas que perdieron sus empleos formales. ¿Cuántas de esas personas y sus familias pasan penas? Puede que el ruido seísmico esté cerca del nivel que le agrada la élite siniestra de Davos; pero se paga con vidas humanas.

Para don Oscar y para miles de personas que no conocemos, las urbes sin entretenimientos, sin expresiones culturales, sin sonrisas, sin abrazos, sin encuentros, sin conciertos, sin paseos y sin besos, no son un quédate en casa, inocente, sino que son la muerte en vida…o la muerte a secas.


08
Feb 21

“La valla” y el colectivismo totalitario entre nosotros

La valla es una serie de Netflix y supongo que ya sabes de ella, porque es muy popular.  Pues empecé a verla el sábado y me incomodó.  Me incomodó mucho y al principio no sabía por qué.  A mí me encanta V for Vendetta y La valla va por ahí, de modo que sentí muy raro que me incomodara tanto.  Luego, hoy en la mañana di por qué.  La valla me incomodó porque la sentí muy cerca.  Escalofriantemente cerca.

Imagen de previsualización de YouTube

 

Spoiler potencial en el siguiente párrafo:

En una escena, Emilia le explica a su nieta, Marta, que luego de un enfrentamiento global muy fuerte, en el que murió mucha gente (una Tercera guerra mundial, de hecho), y y luego de que surgieron muchas enfermedades que no se pueden curar y de que el planeta se puso muy enfermo, había mucho miedo.  En consecuencia, explica Emilia, las personas querían gobiernos fuertes que garantizaran su seguridadEso es normal, dice la niña, Marta.  A lo que la abuela, Emilia, contesta: Bueno, sí; pero lo malo es que esos gobiernos provocaron la guerra y en nombre de esa seguridad nos quitaron los más importante que tenemos las personas. ¿Sabes lo que es? La libertad. Y luego la familia brinda por la libertad…y por la vida.

Esta escena es riquísima en elementos perturbadores.  Primero el uso de la neolengua; ya que a la Tercera guerra mundial, se le llama enfrentamiento global, que es una forma de quitarle contenido al concepto original. Luego la extraña aparición de enfermedades que no se pueden curar.  A ello le sigue la idea de que el planeta se enferma, como si fuera algo vivo.  Vale decir que antes de aquel diálogo la familia recuerda que había en la tele muchos canales y teléfonos individuales para toda la gente.  Pero se quejan de que había mucha contaminación y de que había muchos automóviles y mucho ruido.  Quejas curiosas porque en la serie,  la gente vive en un mundo en el que no hay carne, ni comodidades (excepto para las élites gobernantes).  ¿Ves por dónde voy?

El miedo hace que las personas exijan que el gobierno les garantice seguridad, y Marta ve que eso es normal…excepto por un detalle macabro que destaca Emilia: Los gobiernos causaron las guerras y en nombre de la seguridad que quería la gente, eliminaron la libertad y con ella, la vida.

Ya lo dijo Benjamín Franklin: Aquellos que sacrifican libertad por seguridad no merecen tener ninguna de las dos.

La valla se parece muchísimo a lo que nos ha estado ocurriendo desde marzo de 2020.  Mucha gente tuvo miedo y clamó porque el gobierno eliminara la libertad, a cambio de la ilusión de seguridad.

Lo dice V, en V for Vendetta, otra peli distópica en la que la gente vive bajo una dictadura totalitaria luego de guerras, enfermedades y caos.  La verdad sea dicha, si estáis buscando un culpable, sólo tenéis que miraros al espejo. Sé por qué lo hicisteis, sé que teníais miedo ¿Y quién no? Guerras, terror, enfermedades. Había una plaga de problemas que conspiraron para corromper vuestros sentidos y sorberos el sentido común. El temor pudo con vosotros y, presas del pánico, acudisteis al actual líder, Adam Suttler. Os prometió orden, os prometió paz. Y todo cuanto os pidió a cambio fue vuestra silenciosa y obediente sumisión.

El miedo hace que muchas personas pidan gobiernos autoritarios y hasta totalitarios, con tal de hacerse la ilusión de seguridad, y a cambio no sólo no dudan en renunciar a la libertad, sino que aprueban que se imponga la dictadura a todos los demás.

La escena de La valla y el discurso de V, también me recordaron un texto inquietante de C.S. Lewis (1942):

Un diablo joven: “¿Cómo lograste enviar tantas almas al infierno?”

Viejo diablo: “¡Con miedo!”

El joven: “¡Buen trabajo! ¿De qué tenían miedo? ¿Guerra? ¿Hambruna?”

El viejo: “¡No, de una enfermedad!”

El joven: “¿No han estado enfermos? ¿No estaban muriendo? ¿No había cura?”

El viejo: “Se enfermaron, murieron, hubo cura”.

El joven: “No entiendo …”

El viejo: “¡Creyeron accidentalmente que lo único que tenían que conservar a toda costa era la vida! No se abrazaron, no se saludaron, se alejaron el uno del otro. ¡Dejaron todo contacto humano y todo lo que era humano! Se quedaron sin dinero, perdieron sus trabajos, pero optaron por temer por sus vidas, aunque ni siquiera tuvieran pan. Creían todo lo que escuchaban, leían periódicos y creían ciegamente todo lo que leían. Renunciaron a su libertad, nunca salieron de casa, no fueron a ningún lado. No visitaron a familiares ni amigos. El mundo se ha convertido en un gran campo de concentración con prisioneros voluntarios. ¡Aceptaron todo! Solo para sobrevivir a otro día miserable … ¡No vivieron, murieron todos los días! Fue fácil llevarse sus almas miserables … “

¿Así, o más perturbador?

El miedo es el común denominador de los tres textos que ocupan estas meditaciones; también lo es la renuncia a la libertad y a la vida, a cambio de seguridad.  A la vida no como algo biológico, claro, sino a la vida como la oportunidad de perseguir propósitos y valores, como oportunidad para florecer y ser felices.

Hay un cuarto texto que quiero compartirles, lo leí en Facebook y no lo encuentro de nuevo, así que lo voy a parafrasear:  Si le das al gobierno la facultad de violar los derechos individuales en caso de emergencias, los gobiernos van a crear los casos de emergencias.

Es el caso de La valla, de V for Vendetta y el del diablo viejo de C.S. Lewis.  ¿Te acuerdas de la gente que estaba contenta durante el encierro porque no había carros y se oían los pajaritos? ¿Te acuerdas de la gente que esperaba con ansias las instrucciones presidenciales en cadenas mediáticas? ¿Te acuerdas de la gente clamando por generalizar y hacer más duro el encierro -aunque muchas personas se quedaran sin trabajo y aunque muchas abuelas no pudieran abrazar a sus nietos? ¿Te acuerdas de la hostilidad y el miedo de las primeras semanas?

Por eso celebro que el intento reciente de limitar la libertad de las personas encontrara oposición activa y no pudiera materializarse.  Los colectivistas, socialistas autoritarios y totalitarios de todos los colores son minorías y sus intereses no deben prevalecer. Los sacerdotes del miedo -a lo largo y ancho del espectro político- no deben prevalecer.  El diablo viejo, el canciller Suttler y los dictadores de La valla, no deben prevalecer.

Deben prevalecer la libertad y la vida.  Y la responsabilidad de que sea así es tuya.


24
Nov 20

“Black Mirror” y los monitoreos de Xi Jinping

El presidente de China, Xi Jinping, está impulsando un sistema de seguimiento global que utilice códigos QR para monitorear a las personas y cualquier posible exposición al coronavirus, que se originó en su país. Hizo la presentación de la idea en la reunión virtual del G20, el sábado pasado.

Si esto no te parece un episodio de Black Mirror, ¡Despierta!

China ya cuenta con un sistema de crédito social que es un mecanismo estatal para medir el comportamiento social y confiabilidad de las personas y empresas, y a partir de ello, repartir beneficios y castigos en el acceso a servicios. Otra política que parece salida de aquella serie distópica.

Mientras contenemos el virus, debemos restaurar el funcionamiento seguro y sin problemas de las cadenas industriales y de suministro globales. Necesitamos reducir los aranceles y las barreras y explorar la liberalización del comercio de suministros médicos clave. Necesitamos armonizar aún más las políticas y estándares y establecer “vías rápidas” para facilitar el flujo ordenado de personal. China ha propuesto un mecanismo global sobre el reconocimiento mutuo de certificados sanitarios basado en los resultados de las pruebas de ácido nucleico en forma de códigos QR aceptados internacionalmente. Esperamos que más países se sumen a este mecanismo. También apoyamos al G20 en la implementación de la cooperación institucionalizada y la construcción de redes de cooperación global para facilitar el flujo de personal y bienes, dijo Xi, y puesta así la idea es la realización del sueño para el control poblacional perfecto.

De hecho, una investigación de The New York Times, citada por The Daily Wire, encontró que el software de seguimiento utilizado por China hace más que decidir en tiempo real si alguien presenta un riesgo de contagio. También parece compartir información con la policía, estableciendo un modelo para nuevas formas de control social automatizado que podrían persistir mucho después de que la epidemia ceda, agregó el informe.


27
Ene 20

Allan J. Hall, en recuerdo de las víctimas del Holocausto

Hiding in Plain Sight es el título de los recuerdos de Allan J. Hall y hoy que se cumplen 75 años de la libertación de Auschwitz -el campo nazi de la muerte- y que se conmemora el Día Internacional del Holocausto, tuve la oportunidad de asistir a su conferencia, que es una historia de libertad, resilencia y esperanza, misma que Hall ofreció en la Universidad Francisco Marroquín.

Allan J. Hall nació en Cracovia, Polonia, en 1935. Cuando en 1939 los nazis invadieron Polonia, su familia caminó más de 200 millas hasta Lvov, donde Allan fue el primer niño recogido en el pogrom de niños en el gueto de aquella ciudad. Con documentos de identidad falsos, la familia huyó a Varsovia, donde Allan y su madre fueron arrestados y llevados a la estación de tren para ser enviados al campo de exterminio Treblinka. Cuando los trenes dejaron de funcionar brevemente, Allan fue llevado a un orfanato en el gueto de Varsovia. El padre de Allan, que pasaba por ario, alquiló una oficina en un edificio de gran altura que albergaba la sede de la fuerza aérea alemana. Allan y su madre pasaron dos años escondidos en el armario de esa oficina. Durante el Levantamiento de Varsovia, la familia se arrastró bajo fuego de los francotiradores hasta un refugio antiaéreo donde la madre de Allan dio a luz a un bebé. Cuando terminó la guerra, el padre de Allan fue arrestado. Sabiendo que los niños serían utilizados como rehenes, la madre de Allan le indicó a él que tomara al bebé y se dirigiera a Palestina. Durante meses, perseguido por los soviéticos, Allan, de once años, llevó a su hermano pequeño por Europa tratando de llegar a Italia y un barco a Palestina. En 1947 la familia emigró a los Estados Unidos. Allan, de doce años, incapaz de leer o escribir, y sin hablar una palabra de inglés, comenzó la escuela. Luego se graduó de la Universidad de Florida y de la Facultad de Derecho de la Universidad de Florida. Él y su esposa, Lori Gold, tienen tres hijas y cuatro nietos.

Hoy, recordemos a las víctimas del colectivismo y totalitarismo nazi, y a las de todos los colectivismos y totalitarismos. #WeRemember

L´chaim!


04
Jun 19

A 30 años de la masacre en Tiananmén

La Masacre de Tiananmén ocurrió, hace 30 años, en el contexto de una serie de manifestaciones lideradas por estudiantes en la República Popular de China, que ocurrieron entre ell 15 de abril y el 4 de junio de 1989. Quienes vivimos aquellos momentos angustiosos, en las noticias antes de que hubiera Internet y redes sociales virtuales, recordamos la escena del video de abajo y al hombre del tanque, con admiración y respeto.

Imagen de previsualización de YouTube

.
La masacre recibe el nombre del lugar en que el Ejercito popular de liberación (el del régimen comunista de Pekín) suprimió las manifestaciones: la plaza de Tiananmén, en Pekín. Los manifestantes provenían de diferentes grupos, desde intelectuales que creían que el gobierno del Partido Comunista era demasiado represivo y corrupto, a trabajadores de la ciudad que creían que las reformas económicas en China habían ido demasiado lejos y que la inflación y el desempleo estaban amenazando sus formas de vida.

El  20 de mayo el gobierno comunista declaró la ley marcial y en la noche del 3 de junio envió tanques e infantería del ejército a la plaza para disolver la protesta. Las estimaciones de las muertes civiles varían: 400-800 (según la CIA), 2,600 (según fuentes no identificadas de la Cruz Roja china). El número de heridos se estima entre 100, 000 y 1, 000, 000.

Imagen de previsualización de YouTube

.
Tras la violencia, el régimen comunista emprendió un gran número de arrestos contra los instigadores del movimiento, expulsó a la prensa extranjera y controló estrictamente la cobertura de los acontecimientos en la prensa china. La cruel represión de la protesta de la plaza de Tiananmén causó la condena internacional de la actuación del Gobierno de la República Popular China.

¿Sabes que en países como Cuba, la prensa servil al régimen comunista no informa de esta masacre? ¡Eso es lealtad para sus compas ideológicos! ¿Es ese el tipo de prensa que quieren los admiradores de los regímenes de La Habana y de Pekín?

Haz clic en la imagen par leer la historia en 14ymedio.com


09
Nov 18

¡Hace 29 años fue derribado el muro de Berlín!

Esta fecha no debe pasar inadvertida.  Hace 29 años fue derribado el muro de Berlín un símbolo ominoso de que el socialismo es un conjunto de ideas tan buenas que necesitan de un muro, de alambre espigado y de guardias dispuestos a matar, para que la gente no huya de él rumbo a países capitalistas.

Te dejo con una de mis canciones favoritas sobre el muro de la vergüenza: Heresy, de Rush

Imagen de previsualización de YouTube

 

y con otra: A Great Day for Freedom, de Pink Floyd

Imagen de previsualización de YouTube

Te dejo, también, con el trailer de una de mis películas favoritas sobre el socialismo real, el socialismo científico, o el comunismo, como quiera que quieras llamarle a aquella ideología asesina, The Lives of Others.

Imagen de previsualización de YouTube

En 1989, en un día como hoy, cuando yo era productor de noticias internacionales en el noticiario Tele-Prensa, no te puedes imaginar la emoción que sentía cuando veía que el muro era derribado por la gente. ¡No te imaginas! Y puedes leer, en este enlace, el relato del guardia que dejó que las multitudes pasaran; y en este enlace está la historia de un héroe que ayudó a escapar a más de mil personas. No olvides que muchas personas murieron por tratar de escapar hacia occidente.

La foto es de las tres piezas del Muro de la Vergüenza que están en la Plaza Berlín de la ciudad de Guatemala. La foto es de mi amigo, Jorge Jacobs.


05
Nov 18

No olvidemos el 5 de noviembre

Las palabras siempre conservarán su poder, las palabras hacen posible que algo tome significado y, si se escuchan, enuncian la verdad. Y la verdad es, que en este país, algo va muy mal…¿Cómo ha podido ocurrir? ¿Quién es el culpable? Bueno, ciertamente, unos son más responsables que otros. Y tendrán que rendir cuentas. Pero, la verdad sea dicha, si estáis buscando un culpable, sólo tenéis que miraros  al espejo.  Esas son palabras de V, en la película  V for Vendetta, que -si no la has visto- te recomiendo que veas.

Imagen de previsualización de YouTube

El 5 de noviembre es un día bueno para meditar por qué es que en Guatemala las cosas están como están y, sobre todo, quienes son culpables.  Comparto aquella parte del discurso de V  y nueve de mis frases favoritas de esa estupenda película.

  • Este concierto se lo dedico a la señora justicia en honor a las vacaciones que parece se está tomando.. y en reconocimiento al impostor que ha ocupado su lugar. V
  • Mi padre solía decir que los artistas mienten para decir la verdad mientras que los políticos mienten para ocultarla. Evey Hammond.
  • El pueblo no debería temer a sus gobernantes, los gobernantes deberían temer al pueblo. V
  • Las ideas son a prueba de balas. V
  • Cuatrocientos años más tarde las ideas aún pueden seguir cambiando el mundo. V
  • ¿Es lo que crees en realidad? ¿O es lo que ellos quieren que creas? V
  • Rectitud, justicia y libertad son algo más que palabras, son perspectivas. V
  • Los símbolos tienen el valor que les da la gente, por sí solo un símbolo no significa nada. V
  • El pasado es historia, el futuro un misterio, el hoy es un regalo, por eso se le llama presente. V

Actualización:La cita del discurso de V es una traducción del original; y en el original V se refiere a responsabilidad y culpa de tal modo que parecen sinónimos; ¡Y no lo son!  Un lector llamó mi atención sobre ese hecho; y como en el lead de esta entrada usé culpa, en vez de responsabilidad (cosa que ya arreglé), ciertamente caí en un descuido.  La culpa (guilt) tiene connotaciones aversivas de origen místico, en tanto que la responsabilidad es libertaria.  Esto es cierto porque ser responsable es hacerse uno cargo de las consecuencias de sus decisiones y de sus acciones.  La asignación de responsabilidad, dice Friedrich A. Hayek, presupone la capacidad para una acción racional y la aspiración de que se actúe más racionalmente de lo que lo  haría sin aquella. Presupone una cierta capacidad mínima para aprender a prever, para guiarse por el conocimiento de las consecuencias de sus acciones.


05
Abr 18

¿Qué querían los guerrilleros, y cómo?

¿Qué querían los guerrilleros a lo largo de 36 años de enfrentamiento armado interno? ¿Cómo querían obtenerlo? Las respuestas nos las dan Gaspar Ilóm, de la Organización del Pueblo en Armas; Rolando Morán, del Ejército Guerrillero de los Pobres, entre otros.

Encontré esos párrafos en la columna de hoy, de Mario Mérida y los reproduzco para las nuevas generaciones, y porque nunca se repite suficientemente el carácter criminal de la revolución que promovía la Unidad Revolucionaria Nacional Guatemalteca y promueven sus sucesores.

Dice Rodrigo Asturias –Gaspar Ilom– (ORPA), citado por Mérida: Combates medianos: tienen efectividad en el aniquilamiento del enemigo y consolida pequeños territorios; contribuye al cambio de la correlación de fuerzas; permite a oficiales y combatientes adquirir mayores conocimientos militares. (Harnecker, M. 1980. Pueblo en Armas).

Dice Ricardo Ramírez –Rolando Morán– (EGP), también citado por Mérida: Durante el combate contra unidades enemigas–el Ejército de Guatemala–, la consigna debe ser el aniquilamiento, evaluando la necesidad y conveniencia en cada momento de utilizar el terror revolucionario. (Nuestra Concepción Militar. 1980).

Las palabras aniquilamiento y terror revolucionario destacan y me ponen la carne de gallina.

Cuenta, el columnista, los casos de el cura Enrique Corral –Abel– (EGP), quién con los también curas Fernando Hoyos alias Carlos y Ricardo Falla alias Marcos reclutaron indígenas para la guerrilla. Su instrumentalización es corroborada por Elizabeth Burgos: El elemento religioso no se debe de descuidar, puesto que hubo sacerdotes que llegaron al grado de comandantes guerrilleros y formaron parte de la dirección del EGP, y es conocida la propensión de los indígenas a acatar los mandatos religiosos.

Eso explica, en buena parte, por qué es que los indigenas pusieron muchos muertos para hacer realidad la ambición revolucionaria de establecer un régimen colectivista y totalitario.

Para Marx, la dictadura del proletariado no era una forma de gobierno, sino una clase particular de sociedad; son Lenin y Trotsky los que nos dan detalles sobre qué quería la guerrilla como forma de gobierno. Los leninistas proclamaban reconstruir el Estado en la forma más despótica posible.

Lenin hizo énfasis en que dictadura significa el poder ilimitado basado en la fuerza, y no en la ley. El término de dictadura significa autoridad sin las trabas de la ley, no restringida por normas y basada en la violencia. Si la guerrilla fusilaba, secuestraba, asesinaba y ejecutaba actos de terrorismo durante el enfrentamiento armado… ¿aquello era lo que esperaba a miles de guatemaltecos si la revolución triunfaba? Tú, ¿qué crees?

En los ochenta, parecía que la fantasía leninista de una revolución mundial podía hacerse realidad. Aquí en la vecindad, Cuba, Grenada, Nicaragua, El Salvador y Guatemala, estaban encaminados.

Una vez que el proletariado esté en el poder, ninguna consideración, más que el mantenimiento del poder, será importante… la DP abolirá el sistema parlamentario –de forma permanente–, así como la separación entre el Legislativo y el Ejecutivo. La idea era que los gobernantes determinaran por medio de qué leyes iban a mandar y que no estuvieran controlados por nadie. Pero… ¿quiénes iban a ser los gobernantes? Lenin usó la frase dictadura del partido. Lenin escribió: Las Cortes no deben prohibir el terror… deben legalizarlo como principio.

Actualmente la exguerrilla ataca la militarización; pero… ¿toda militarización? ¡No!, Trotksy decía que el trabajo debe ser militarizado.

A lo largo de sus 100 años de historia, el comunismo que querían los guerrilleros costó 100 millones de vidas humanas. En Camboya -un país tropical, tercermundista, agrícola, como la Guatemala en la que la URNG pretendía hacerse del poder por la fuerza y el terror- el experimento revolucionario costó 2 millones de muertos. ¿Cuánto hubiera costado aquí?


05
Nov 17

¡Recordamos el 5 de noviembre!

Recordamos el 5 de noviembre porque es un buen día para meditar por qué es que en Guatemala las cosas están como están y, sobre todo, quienes son culpables.  Comparto una parte del discurso de V, en  V for Vendetta  y nueve de mis frases favoritas de esa estupenda película que, si no ha visto, te recomiendo que veas hoy en compañía de alguien a quien ames.

Haz clic en la foto para ver el vídeo.

Las palabras siempre conservarán su poder, las palabras hacen posible que algo tome significado y, si se escuchan, enuncian la verdad. Y la verdad es, que en este país, algo va muy mal…¿Cómo ha podido ocurrir? ¿Quién es el culpable? Bueno, ciertamente, unos son más responsables que otros. Y tendrán que rendir cuentas. Pero, la verdad sea dicha, si estáis buscando un culpable, sólo tenéis que miraros  al espejo.

  • Mi padre solía decir que los artistas mienten para decir la verdad mientras que los políticos mienten para ocultarla. Evey Hammond.
  • El pueblo no debería temer a sus gobernantes, los gobernantes deberían temer al pueblo. V
  • Este concierto se lo dedico a la señora justicia en honor a las vacaciones que parece se está tomando.. y en reconocimiento al impostor que ha ocupado su lugar. V
  • Los ideales son a prueba de balas. V
  • Cuatrocientos años más tarde los ideales aún pueden seguir cambiando el mundo. V
  • ¿Es lo que crees en realidad? ¿O es lo que ellos quieren que creas? V
  • Rectitud, justicia y libertad son algo más que palabras, son perspectivas. V
  • Los símbolos tienen el valor que les da la gente, por sí solo un símbolo no significa nada. V
  • El pasado es historia, el futuro un misterio, el hoy es un regalo, por eso se le llama presente. V

En la foto somos un grupo de amigos, y yo, en Halloween de 2008.