13
Ago 21

50 años de la UFM

¿Cuál es el mayor aporte de la Universidad Francisco Marroquín, que ayer cumplió sus primeros 50 años de vida?  Algunos piensan que sus mayores contribuciones se hallan en el campo de la economía; y en la defensa del mercado.  Que los guatemaltecos sepan que los precios máximos generan escasez y que el salario mínimo fomenta el desempleo es porque han leído y escuchado las razones expuestas por graduados y estudiantes de La Marro.  La liberación del espectro radioeléctrico y la del mercado de divisas pueden ser otros ejemplos.  Pero no es sólo por ahí, según yo.

Alguien dirá que la afinación del concepto de estado de derecho, la valoración del rol de las instituciones como sistemas de normas y la de las leyes como normas generales, abstractas y de conducta justa, frente a la legislación y los mandatos.  Alguien dirá que la valoración de la igualdad de todos ante la ley, frente a los privilegios; que la de los derechos individuales, frente a los intereses colectivos; que la del concepto de república frente al de democracia. Tibio, pero no es sólo por ahí.

Estoy convencido de que el mayor aporte de la UFM es el de poner sobre la mesa -¡Sin tapujos!- la ética de la libertad.  Códigos de valores y virtudes racionales para guiar las decisiones y las acciones de los individuos en la tierra y para buscar la felicidad como su más alto propósito moral, de acuerdo con la naturaleza humana.  No códigos colectivistas, ni para el sacrificio, sino basados en la dignidad del individuo humano.  Es a partir de aquellos códigos que son posibles un sistema jurídico que respeta los derechos individuales y la igualdad ante la ley, y un sistema de mercado…si optamos por ellos.

Aquellos códigos y el ambiente propicio para conversar y descubrir conocimientos, para la libre exploración y análisis de ideas, para el perfeccionamiento humano, y para esquivar el pensamiento único, son los principales aportes de la UFM para los guatemaltecos.

Gracias a Manuel F. Ayau, a los fundadores, a los donantes y a quienes hacen posible la UFM por estos primeros 50 años. ¡Vamos a por más!

Columna publicada en elPeriódico.


10
May 21

Adiós a Bob Chitester

 

Creo que es fundamental que, además del contenido que estás intentando comunicar, tienes que decirle al espectador: Sé que estás ahí, me interesa llegar a ti y me gustas, dijo Robert Bob Chitester durante una conversación que sostuvimos sobre comunicaciones, en 2017.

En esa ocasión, Bob habló de los más recientes cambios en la comunicación de ideas, entre  los que mencionó la fragmentación de los distribuidores como el cambio fundamental. Dijo que la audiencia también ha evolucionado porque sus intereses son variados y las fuentes de información en las que confían han cambiado.

Robert Chitester, fue fundador y chairman de Free To Choose Network falleció el 8 de mayo de 2021. Bob visitó Guatemala en 2017 para participar en una serie de actividades académicas en la UFM y en esa ocasión tuve la dicha de conversar con él acerca de como han cambiado las comunicaciones.

Bob fue el productor de la serie original, Free to Choose, con el Premio Nobel de Economía, Milton Friedman. También participó en la serie Hayek Interviews.Si te interesa el pensamiento de Friedrich A. Hayek esa serie te va a encantar.

Adiós, Bob.


01
Feb 21

La alegría de liberar ranitas

Las ranitas arborícolas son encantadoras, no sólo por su precioso color verde, sino por sus ojos oscuros y prominentes, que contrastan sobre el resto de sus cuerpos, y por sus deditos adherentes.  Así que cuando me preguntaron que si quería participar en la liberación de ranitas dije que sí.  ¡Por supuesto que si!

Liberamos a los batracios, criados en cautiverio, en el jardín Manuel F. Ayau de la Universidad Francisco Marroquín donde están registradas en el Arboretum de La Marro; y fueron donadas por el criador y conservados Roberto Bregni.

Las ranitas llegaron en una cubeta y nos trasladamos a la fuente que hay frente a la Biblioteca Ludwig von Mises.  Don Roberto identificó el árbol y las hojas que más podrían gustarles a los animalitos y ahí procedimos a colocarlos bajo las hojas.

Pero resulta que las ranitas son animales nocturnos y que trabajan de 10:00 p. m. a 4:00 a. m. poco más, o menos; de modo que la mayoría estaban dormidas a la hora de la liberación.  Así que había que tomar una ranita, despertarla, asegurarse de que estaba despierta y luego acercarla a una hoja volteada de modo que se pegara a ella con sus deditos provistos de ventosas.  Así que ahí me tenías diciéndoles a las ranitas que me tocaron: ¡Ricos días!

Ya te imaginarás que las pobres no tenía idea de lo que ocurría, siendo que todas sus vidas las habían pasado en cautiverio; así que algunas se defendían.  ¿Y cuál es la primera línea de defensa? ¡Pues una meada!  De repente sentía que mi mano cubierta por guante se enfriaba notablemente y eran los orines de la rana.  Las ranas no mean tibio, sino que mean bien frío.

Yo no les tengo asco a las ranas, de niño solía pescar tepocates y una vez mi hermano y yo llevamos ranas a la casa de mis padres, obtenidas en casa de unos amigos y como se hacían las cosas en los años setenta, tomábamos a las ranitas con las manos, sin guantes y así las poníamos en el jardín.

Hay algo maravilloso en el acto de llevar animalitos a su habitat natural con la esperanza de que vivan ahí y prosperen.  La experiencia de las ranitas fue muy parecida a la liberar tortuguitas en Monterrico.  Excepto porque lo de las ranitas fue mucho más íntimo.

Hace unos 15 años yo ya había visto una rana arborícola en la UFM porque una de ellas apareció adherida a una ventana cerca de mi oficina, ahí estuvo un par de días y luego se fue.  Según don Roberto quizás andaba buscando dónde poner huevos.

Es muy probable que nunca vuelva a ver a alguna de las ranas que liberamos el viernes pasado, ni a sus proles, pero de verdad les deseo una vida larga y próspera.


27
Jun 20

Un adiós a Armando Ribas

Armando Ribas es descrito como intelectualmente enorme y honesto como pocos; fue un campeón de la libertad en América Latina y para Occidente, y tuve el gusto de conversar con él en 2009.  Armando falleció en 26 de junio de 2020.

Haz clic en la foto para ver la conversación que tuve con Armando Ribas.

Cuando platicamos, hablamos de los cambios en América Latina, de Occidente, de los derechos individuales, del totalitarismo, de la filosofía política en Europa y de otros temas que sin duda te interesarán.

Estas son algunas de las conferencias que Ribas ofreció en la Universidad Francisco Marroquín en 2009.

Adiós a Armando Ribas.


01
Feb 20

Adiós a Clayton M. Christensen

A la obra de Clayton M. Christensen, autor de Disrupting Class y gurú de la innovación disruptiva, la conocí en febrero de 2004; y hoy toca despedir al autor, que falleció en 23 de enero pasado.

Haz clic para comprar el libro.

En 2004 miembros de la Universidad Francisco Marroquín leímos y discutimos aquel libro durante un coloquio que duró varias sesiones y que dirigió el entonces rector, Giancarlo Ibárgüen S.

En aquella obra, Christensen concluye en que:

  1. Pocas reformas han abordado la causa de la incapacidad de los estudiantes para aprender.
  2. La innovación disruptiva no se arraiga por medio de un ataque directo al sistema existente. En su lugar, debe dar la vuelta y entrar por debajo del sistema.
  3. La forma en que se organiza actualmente la escolarización -en un sistema monolítico en el que a todos los estudiantes se les enseñan las mismas cosas el mismo día de la misma manera- nunca nos permitirá educar a los niños de manera personalizada. Necesitamos un sistema modular.
  4. Cuando el proceso de toma de decisiones sobre lo que se adopta en las escuelas se centraliza, como lo es actualmente, hay tantas fuerzas políticas y políticas tan poderosas que hacen que el cambio y la personalización sean casi imposibles. Las personas inteligentes harán cosas inteligentes si solo les permitimos hacerlo.
  5. La reforma sistémica requiere de una visión sistémica.

Son coautores del libro Michael B. Horn y Curtis W. Johnson.


01
Dic 19

En el ensayo de “El Mesías”

Hoy tuve la dicha de asistir a buena parte del ensayo de El Mesías y fue una forma hermosa de empezar el domingo. ¡Que rico empezar las actividades del día con ese lujo de música!…y de artistas.

Ensayo de “El Mesías”, que se presentará en la Universidad Francisco Marroquín.

Como ocurre con la ópera y con la opereta, en los oratorios -y en otras formas de interpretación- la música es la base estética, y el libreto solo sirve para proporcionar un contexto emocional apropiado u oportunidad para la partitura musical, y una línea integradora para la interpretación total. Por eso es que, aunque no soy creyente, puedo disfrutar de una música tan maravillosa -aunque sea de carácter sacro-.  Es imposible no conmoverse con este tipo de música hermosa.

El Mesías es un oratorio de Georg Friedrich Handel, compuesto en 1741, en apenas tres semanas. Fue estrenada al año siguiente, en Dublin con un propósito benéfico y, desde entonces, suele ser presentada con propósitos benevolentes.  En esa tradición, as tres presentaciones de esta semana que viene no son la excepción.  Los fondos recaudados serán para el Programa de Impulso al Talento Académico, de la Universidad Francisco Marroquín; y para el orfanato Los Gozosos, que atiende niños con discapacidades físicas y mentales. La Asociación Cultural Tres Américas es responsable de la organización de esta serie de tres presentaciones.

Son impresionantes los solistas, el Coro Comunidad y la orquesta -bajo la dirección del maestro Heber Morales- en el escenario del auditorium de la UFM que está decorado de una forma sobria y elegante en alusión a las fiestas de fin de año.

Los solistas son de primera:

  • Adriana González, soprano que ganó el festival Operalia, de Placido Domingo
  • Julie Silva, mezzosoprano
  • Andrés Marroquín Santos, tenor
  • Carlos Cardona, barítono

Tras bambalinas durante el ensayo de “El Mesías”.

Escuche a los últimos tres durante el ensayo y esto no puede sin ser un espectáculo musical y artístico magnífico.

La primera de las presentaciones se realizará en la Capilla del Hotel Casa Santo Domingo en la Antigua Guatemala, el martes 3 de diciembre a las 7:00 p.m. La preferencia tendrá un costo de Q400 y la General Q300. Para este evento los boletos están a la venta en mesias.ufm.edu, Joyería del Ángel y en la Casa Popenoe, de la ciudad virreinal. y en mesias.ufm.edu

Las otros dos eventos tendrán lugar en el Auditorio Juan Bautista Gutiérrez de la Universidad Francisco Marroquín, los días miércoles 4 y jueves 5 de diciembre a las 7:00 p.m. Los precios serán los siguientes: platea central Q500, plateas izquierda y derecha Q400, Balcón Q300 y Estudiantes UFM Q100. Los boletos para estos últimos conciertos están a la venta en todoticket.com y en mesias.ufm.edu


28
Sep 19

Adiós a Michael D. Coe

Michael D. Coe fue un arqueólogo, epigrafista y escritor especializado en la civilización maya, y su fallecimiento es una gran pérdida.  Tuve la dicha de conocerlo y de conversar con él en 2005.

Michael D. Coe y Luis Figueroa en el Museo Popol Vuh, 2006.

Michael escribió tres libros que he disfrutado mucho: The Maya (con Stephen Houston),  Breaking the Maya Code y La verdadera historia del chocolate (con su esposa Sophie).  El tenía el don de la pluma y en Breaking the Maya Code cuenta la aventura que fue el desciframiento de la escritura maya de tal manera que el lector viaja casi como en una historia de detectives a partir de las anotaciones de Diego de Landa, las especulaciones de los prieros mayistas, los descubrimientos de Yuri Knórosov y los avances contemporáneos a la publicación de la obra.  En La verdadera historia del chocolate, Michael y su esposa nos cuentan la historia escalofriante, encantadora y deliciosa del kakaw y el chocolate.

“Breaking the Maya Code”, autografiado.

Seguramente querrás ver su conferencia titulada La guerra fría y el desciframiento de la escritura maya, en el Museo Popol Vuh; y te invito a ver su conferencia titulada El chocolate en la cultura Guatemalteca, en la Universidad Francisco Marroquín.

En 2006, Michael D. Coe recibió la Orden del Pop, que otorga el Museo Popol Vuh.


08
Sep 19

“Un tranvía llamado Deseo”

El programa de mano de la obra Un tranvía llamado deseo, (de  Tennessee Williams) dice que es una de las obras más importantes de la literatura norteamericana; y no me extraña que así sea.  El choque brutal entre Blanche Dubois y Stanley Kowalski, en un apartamento miserable de la Nueva Orleans de 1947, es estremecedor.

“Un tranvía llamado Deseo”, de Tennessee Williams.

Tanto el director, Guillermo Ramírez; como el elenco; y el equipo técnico del Auditorium Juan Bautista Gutiérrez; como Geraldina Baca-Spross y su equipo del Departamento de Artes Escénicas de la Universidad Francisco Marroquín estuvieron a la altura de las demandas que presenta una obra de teatro de aquella talla.

El sábado en la noche fuimos testigos de pasiones, deseos y desequilibrios expuestos de una forma en que sólo el buen teatro puede exponerlos.  Temas como el círculo de la violencia, que tanto daño hace a algunas parejas y a algunas relaciones matrimoniales fueron talentosamente escenificados hasta el punto de que el público no puede sino lanzar exclamaciones en ciertas escenas intensas.

Por eso me extraño que algunos miembros del público encontraran risibles algunas expresiones de Blanche; un personaje que se va revelando poco a poco y que en lugar de mover a hilaridad, a mi me conmueve mucho.

“Un tranvía llamado Deseo”, en la UFM.

La única vez que vi Un tranvía llamado Deseo, con anterioridad fue en una franja llamada Telecine, en la que el Canal 3 de Guatemala ponía dos películas, una tras otra, temprano en las tardes.  Claro que esto era cosa de los años 70; pero en esa franja uno veía pelis clásicas e inolvidables, como La gata en el tejado caliente, o El zoológico de cristal.  Por eso me alegró que esta pequeña temporada de teatro le hubiera sido dedicada a Marlon Brando, el Stanley Kowalski de aquella película.


19
Nov 18

Encuentro con Mario Vargas Llosa

El individuo es una creación tardía de la cultura y del progreso; y la libertad es lo más importante que nos ha pasado en la historia, son dos de mis frases favoritas por parte de Mario Vargas Llosa durante la presentación de su libro La llamada de la tribu en la Universidad Francisco Marroquín. En el acto di la bienvenida y el cierre.

Si no pudiste venir puedes ver la conferencia en este enlace.

Acertadamente, Vargas Llosa explicó que el estado es un adversario de la libertad, que no debe ser eliminado; pero hay que mantenerlo bajo control. No somos anarquistas, subrayó y añadió que es una caricatura decir que los liberales quieren que desaparezca el estado.

La censura debe ser combatida de forma muy enérgica, afirmó y se refirió a la posverdad como un sinónimo de mentira.

No soy fan de él (de hecho no traje mi ejemplar de La fiesta del chivo para que lo firmara) y si me hubieran preguntado -y no me preguntaron- yo disiento en algunos puntos con el escritor.  El asegura que los liberales del siglo XIX fracasaron en América Latina porque descuidaron la economía; y yo opino que fue porque descuidaron la ética. La misma razón por la cual no nos va muy bien en la actualidad. Porque descuidamos la ética y lo jurídico, y ponemos demasiado énfasis en lo económico. Disiento, también en el énfasis en el que pone en la democracia; yo lo pondría en el republicanismo.  Disiento en su valoración de la legalidad; porque creo que lo verdaderamente importante es el estado de derecho.

Me encanta, por otro lado, que Friedrich A. Hayek, uno de mis filósofos queridos, sea uno de los siete que inspiraron La llamada de la tribu.  Además, Vargas Llosa le echó flores a la Marro.  La Universidad Francisco Marroquín cumple un papel de primer orden no sólo formando profesionales, sino formando defensores de la libertad, dijo.

¿Cuándo fue la primera vez que oí de Vargas Llosa? En Panajachel, durante un paseo vespertino con mis amigos en las vacaciones de Quinto grado de primaria.  En aquella ocasión, mi amigo, Ricardo, nos contó de La ciudad y los perros y todos quedamos impresionados.  Mucho más tarde yo leería Los cuadernos de don Rigoberto, que yo podría poner en mi lista de 20 libros favoritos; y luego La fiesta del chivo, que me horrorizó.  Pantaléon y las visitadoras no lo leí, pero vi la peli y de cuando en cuando la recomiendo porque es muy divertida.

Para mí, a mejor parte de la vistia de Vargas Llosa fue que le di un paseo a Isabel Preysler -junto a mis colegas Isabel Moino y Pablito Velásquez- por la sala de colecciones especiales de la Biblioteca Ludwig von Mises, y por la exhibición del Lienzo de Quauquechollan.


08
Oct 18

“Carpe Diem” y Paul Romer, Premio Nobel

Hace siete años Paul Romer -Premio Nobel de Economía 2018- visitó Guatemala y la Universidad Francisco Marroquín y tuve la oportunidad de pasear con él. En la foto estamos en la Biblitoeca Ludwig von Mises.

Mi interés en sus ideas venía de su conferencia en TED titulada Why the World Needs Charter Cities? tema que, aquí en Guatemala, deberíamos discutir más y mejor y en el que me empecé a interesar desde que participé en la conferencia The Future of Free Cities. Ahora me gustaría explorar sus trabajos acerca de la relación que hay entre las ideas y las instituciones con el desarrollo económico.

He tenido suerte conociendo galardonados con el Nobel.  Asistí a la reunión de la Association of Private Economics Education de 2011 y pude escuchar y compartir con Elinor Ostrom.  Con Vernon Smith he desayunado y he paseado en La Antigua, además de haberlo visto en acción en The Antigua Forum y en la UFM.  En la UFM también conocí a James M. Buchanan.  Tengo una entrevista con Muhammad Yunus, cuando estuvo por aqui.