13
Ene 23

Hoy es viernes 13

 

El vienes 13 de octubre de 1307  los miembros de La Orden de los Pobres Compañeros de Cristo del Templo de Salomón o Caballeros Templarios fueron arrestados para luego ser torturados y quemados en hogueras. La matanza espeluznante fue orden de Felipe IV, de Francia, en complicidad con el papa Clemente V. Desde entonces es que el viernes 13 es día de mala suerte.

¿En qué supersticiones crees?

Caballeros templarios a punto de ser quemados en la hoguera. Giovanni Boccaccio, dominio público, via Wikimedia Commons.

Cuando en el bus del colegio, cuando yo estaba en Primaria, se creía que si levantabas la mano cuando pasabas bajo el puente del tren a la altura del Centro Cívico –en el momento en el que pasaba el ferrocarril– entonces tendrías buena fortuna. Una de las supersticiones más populares, entre mis coetáneos era la de que si te tocaba un número de boleto de camioneta, que sumara 21, eso era de buena suerte.

Claro que hay quienes creen que pasar debajo de una escalera no traera nada bueno; y  que el que se te atraviese un gato negro es mal augurio. Hay quienes creen que tampoco es favorable que rompas un espejo, o que derrames sal. ¿Has visto ajos forrados de papel celofán rojo, colgados sobre una puerta? Eso es para que te vaya bien en tus negocios. Y en casa tenemos una herradura colgada porque es divertido.

Una superstición popular es la de creer que los políticos y burócratas actúan por motivaciones distintas a las de los demás seres humanos.  En consecuencia, hay quienes creen que los políticos y burócratas generalmente van a poner los intereses colectivos, antes que los suyos propio.

Otra superstición popular es la de que la generación de energía eléctrica y la provisión de servicios como la educación y la salud en manos del sector coercitivo de la economía va a ser más eficiente y mejor que la provista por el sector voluntario.  En serio hay gente que cree que en manos de políticos y burócratas va a haber mejor energía eléctrica, mejor educación y mejor salud.

Es superstición esa de creer que la inflación es el alza genaralizada en el nivel de precios.  Es muy popular entre quienes ignoran que el encarecimiento de los bienes y servicios es consecuencia de que las autoridades monetarias han inflado la cantidad de dinero que circula en el país y que por eso la moneda se devalúa y se traduce en que todo está caro, o en un fenómeno llamado Reduflación.  Esta ocurre cuando, aunque las tortillas te las vendan al mismo precio de siempre, ahora son más chicas, por ejemplo.

Esta tortilla es ejemplo de reduflación, calculo que tiene como 30% menos que una tortilla normal.

Muy extendida es la superstición de que el salario mínimo beneficia a los trabajadores cuando, en realidad, los perjudica.  El salario mínimo excluye del mercado laboral a las personas menos calificadas y menos empleables, generalmente a los jóvenes que buscan su primer trabajo, a la mano de obra no calificada y a las personas de la tercera edad.

Finalmente una más: es una superstición bastante difundida la creencia de que con el dólar artificialmente alto se beneficia a los exportadores y que, por lo tanto, se beneficia el país.  Pero eso no es cierto, al menos no en el largo plazo.  A la larga, el dólar políticamente encarecido perjudica la importación de bienes de capital, tan necesarios para mejorar la productividad, y daña directamente a quienes dependen de los combustibles importados o, por ejemplo, pagan sus casas en dólares.

¿En qué supersticiones crees?

Columna publicada en elPeriódico.


06
Dic 22

Manipulación del precio del dólar

 

De que Guatemala es un estado benefactor mercantilista no hay duda alguna cuando persiste la manipulación alcista del tipo de cambio por parte de las autoridades monetarias desde el penthouse del Banco de Guatemala.

El tipo de cambio del dólar -con el que se pagan combustibles, alquileres, bienes de capital, importaciones y otros- está elevado de forma política, perjudicial y artificial por disposición de la Junta Monetaria en beneficio de quienes reciben dólares ya sea por sus exportaciones, o por remesas.

US$ 1,472 millones es la cantidad que el Banguat ha retirado del mercado para crear una escasez artificial de dólares y engrosar innecesariamente las reservas de la moneda estadounidense.

No se puede promover la estabilidad en el nivel general de precios, que es la misión del banco central, si sus autoridades manipulan políticamente el precio del dólar, ni si crean inflación.

Las autoridades del banco central dicen que es un tema de estacionalidad y de oferta y demanda; pero la demanda artificial y política desde el Banguat pesa demasiado, frente a la demanda de mercado.  Mis amigos que saben de estas cosas comentaron que los que controlan la política moneteria cuando hubo “sobre oferta” salieron a acumular reservas; pero ahora que hay “sobre demanda” no salen a vender reservas. Por tres años han tratado de no permitir la apreciación del quetzal.


14
Jun 22

Los socialistas son brillantes

 

Un partido político de izquierda llamado Adelante Andalucía, quiere prohibir que los inmuebles puedan ser vendidos por mas dinero del que costaron. ¿No son brillantes los socialistas?

Esto es en España, claro, pero de allá vienen muchas ideas que adoptan los socialistas chapines.  Imagínate que con la inflación que causan los socialistas y los estatistas al imprimir dinero por encima de la producción, si vendes un apartamento por el mismo precio con que lo compraste, no quedas tablas (que sería un absurdo juego de suma cero), sino que pierdes dinero porque el valor del dinero es carcomido por la inflación, lo que eleva el absurdo a la n potencia.

Construcción de vivienda en Jaén, Andalucía. La foto es de ABC Andalucía.

La propuesta de Adelante Andalucía, dice que es especulación adquirir una vivienda, o suelo por un precio para luego venderla por un precio mayor obteniendo un beneficio sin antes remodelar, o mejorar el lugar.   En realidad, la gente compra apartamentos al precio que les piden, menos el regateo, y la gente los vende al precio que les da la gana, hasta donde pueden conseguirlo.

Y toma en cuenta otra cosa, los socialistas y estatistas cargan con impuestos toda compra/venta de inmuebles (y de todo lo demás), de modo que aún sin remodelar, ni mejorar un inmueble, el vendedor tendría que sumarle la tajada que toman los socialistas y estatistas…o perder mucho dinero.

¡Chispas, esto hasta parece una propuesta de la mala simiente chapina!


13
Sep 21

Javier Milei y una paliza para el kirchnerismo, el peronismo y el socialismo

 

Javier Milei, candidato a diputado nacional del frente La libertad Avanza, en Buenos Aires, Argentina, le dio una paliza al kirchnerismo (y de paso al peronismo) al obtener 13.64% de los votos cuando iba escrutado el 90% de las mesas en la elección de ayer.  Con el éxito de Milei, la opción libertaria se coloca como la tercera en el distrito.

Javier ha desafiado al establishment argentino, dijo que venía a despertar a los leones y los ha despertado. Es fascinante si los argentinos al fin despiertan del embobamiento que han tenido durante décadas con el socialismo peronista. El kirchnerismo perdió en 17 provincias de Argentina.

En 2018, Javier Milei visitó Guatemala y le Universidad Francisco Marroquín; y en aquella ocasión hablamos del keynesianismo y sus máscaras.  Esa es la plática que te comparto ahora. El autor de La mentira keynesiana explca cómo desenmascara por medio de su obra, la Teoría General de John Maynard Keynes, que califica de panfleto escrito a beneplácito de los políticos ladrones, corruptos y mesiánicos. Siempre que encuentras un político corrupto, hay un keynesiano dándole vuelta, dijo Milei.


20
Ago 21

¡Es de quitarse el sombrero!

A pesar del encierro de 2020 y del virus chino, el Índice CIG de actividad económica volumétrica creció 5.57% en los últimos 12 meses.  El PIB de Guate se está recuperando. En promedio, una de cada dos familias recibe dinero de remesas, y muchos tienen confianza en el futuro.  Esas son algunas de las buenas noticias que oí en la presentación de aquel índice que ofrece la Cámara de Industria y elabora el CABI.

¡Es de quitarse el sombrero! frente a la resiliencia y el espíritu emprendedor de los que sacan adelante a este país, a pesar de cadenas con bola como la hiper regulación, su hija la corrupción y su madrastra la falta de justicia.

Me llamó la atención, sin embargo, que el presentador celebró que en Guate no cayó la moral tributaria y algo así como que se disminuya la brecha fiscal por el pago de impuestos.

Verás: los impuestos son tomar dinero ajeno por la fuerza y luego distribuir el botín entre intereses afines al poder político, en perjuicio de los legítimos propietarios de aquellos recursos.  Lo que algunos llaman moral tributaria no es más que un fenómeno llamado la aprobación de la víctima, que ocurre cuando las víctimas se resignan al sacrificio.  No hay nada que celebrar.  Preocupa que entusiasme la disminución de la brecha fiscal por medio de la expoliación, y que para nada hayan sido mencionadas la racionalidad y el congelamiento del gasto y el cese de financiamiento privilegiado por medio del presupuesto estatal.

¿Por qué son importantes aquellos detalles? Porque los principios son importantes en la batalla de las ideas; y porque como explicó Ayn Rand: En todo conflicto entre dos hombres (o dos grupos) que comparten los mismos principios básicos, gana el más consistente. En toda colaboración entre dos hombres (o grupos) que se apoyan en diferentes principios básicos, es el más maligno, o irracional, el que gana. Cuando los principios básicos opuestos están abierta y claramente definidos, eso obra en ventaja del lado racional; y cuando no están claramente definidos, sino que están ocultos o difusos, eso obra en ventaja del lado irracional.

Just sayin´.

Columna publicada en elPeriódico.


04
Sep 20

Mermados

Cuando yo era niño los panes franceses de un centavo eran así de grandes y los de dos centavos eran el doble de grandes. Para los años ochenta, cuando se impusieron precios tope a muchos productos, los panes de dos centavos terminaron del tamaño de los de un centavo y los de un centavo casi parecían panitos de San Antonio.  A causa de los precios tope desapareció la leche buena y lo que se podía comprar era un agua blanquecina sin sabor; y muchas lecherías quebraron.

¿Quién se acuerda de cuando a causa de los precios tope desaparecieron muchísimos productos de las góndolas en los supermercados? Hubo un tiempo en el que sólo había un papel toilette de color verde, que raspaba de forma inolvidable.

Aquí y en Tombuctú, los precios máximos causan la desaparición de los productos sometidos a esa arbitrariedad, y reducen la calidad de los mismos y muchas veces generan mercados negros.

Acuerdo publicado en el diario oficial.

Pensé que la lección ya había sido aprendida porque, según recuerdo, a eso de 2008 hubo una escasez mundial de arroz y alguien -aquí en Guate- sugirió que hubiera precio tope para aquel grano de modo que no fuera encarecido.  Recuerdo haber leído que un sindicato se opuso al precio máximo y explicó que tal medida causaría escasez.  Pero ahí está que no.  La lección no fue aprendida porque los mermados que tienen la arrogancia de pretender dirigir la economía del país les pusieron precios tope a algunas medicinas.

A principios del encierro forzado, allá por marzo, hubo sugerencias de que se les impusieran precios tope a las mascarillas, propuesta desatinada que no se concretó.  ¿Y qué pasó? Ahora hay mascarillas para todos los gustos y presupuestos; y las desechables bajaron de precio porque sin duda el mercado se saturó, cosa que no hubiera ocurrido si a algún mermado se le hubiera ocurrido imponerles precios máximos a los barbijos.

En Guate las medicinas son ridículamente caras; pero eso se debe al peso desproporcionado que tiene el sector estatal en el mercado de medicinas, a la corrupción que hay en ese sector y al mercantilismo que es posible sólo gracias al poder político.  ¿Alguien se lo explica a los mermados del Mineco y de la PDH?

Columna publicada en elPeriódico.


17
Jul 20

Unos en yate y otros nadando

Me vino uno de esos memes que dan que pensar: En él hay la imagen de un anciano, de esos con la piel curtida por el sol y que usa una mascarilla raída. El texto dice: No, no estamos en el mismo barco, estamos en el mismo mar, unos en yate, otros en lancha, otros en salvavidas y otros nadando con todas sus fuerzas.

El meme lo tomé de Facebook.

¿Quiénes van en yates?  Los mejores yates son de los que viven del presupuesto del estado, mismo que se financia con dinero ajeno tomado por la fuerza y con endeudamiento, que luego también se paga con impuestos. A ellos nunca les falta su cheque a fin de mes; y muchos de ellos gozan de canonjías y los hay de todos tamaños.

Van en yates los delincuentes y los corruptos cuyas naves han sido conseguidas al amparo directo del estatismo, o porque quienes ejercen del poder se hacen de la vista gorda con respecto a sus actividades criminales.

Alguien dirá que los ricos van en yates; y es cierto que muchas de sus naves parecen inhundibles, como el Titanic; pero a menos que hayan obtenido sus fortunas como describo en el segundo, o tercer párrafo, muchos creadores, emprendedores y productores están luchando por mantener a flote sus naves (grandes, o pequeñas) y en sus embarcaciones tienen que luchar contra las bromas o gusanos de la madera, sembrados ahí por las políticas destruccionistas de políticos, burócratas y sus clientelas.

¿Quiénes van en lanchas? Muchísimos guatemaltecos que tienen trabajo, y no saben si lo van a perder mañana; que tienen sueldo, pero que se vio reducido; que están vendiendo, pero que su futuro es particularmente incierto y precario.

¿Y los de salvavidas y nadando? Los que se quedaron sin trabajo. Esos a los que, desde el poder, les gritaron que no tiene derecho a trabajar, ni a ganarse la vida.  Son los que no pueden vender sus cosechas, los que no pueden abrir el negocio que fundaron con sus ahorros e ilusiones.  Es el hombre del meme, que hasta hace cuatro meses era productivo e independiente, y ahora está humillado y desesperado.

¿Quiénes más van nadando? Los que tienen familiares enfermos y han visto sus ingresos mermados, por orden superior.

Columna publicada en elPeriódico.


19
Abr 20

Una vuelta por el Centro

Ayer tuve que ir a la zona 1 de la ciudad de Guatemala  y entré por la Séptima avenida con la intención de dar una vuelta por la Plaza de la Constitución antes de hacer mi mandado.

Imagen de previsualización de YouTube

Mi cuate, Joaquín, de Madrid y que estuvo aquí hace unos años comentó: Que bonita es esa zona, al ver el vídeo y recordar su paseo por la zona 1.

Imagen de previsualización de YouTube

Es bonita, sí; pero hace falta la gente.  Hace falta el bullicio y la vida propia de la ciudad. Mientras conducía noté que había cambistas como siempre.  En la Séptima avenida, entre 13 y 12 calles suelen haber mucha actividad de cambistas; también noté que en el montepío había hasta cola.  Ese fenómeno ya lo había anotado antes; pero supongo que se ha ido agravando conforme se alarga el confinamiento forzado.

Casa de empeños en la Séptima avenida.

Me inquietan mucho las penas que ha de estar pasando mucha gente para enfrentar sus necesidades y compromisos, sobre todo cuando tienen familias y sus ingresos han disminuido, o se han suspendido.  Como cuando han perdido sus empleos, o sus negocios han tenido que cerrar.

Por favor, quédense en sus castillos.

Esas penas, claro, no las pasan quienes tienen sus cheques asegurados a fin de mes; ni aquellos cuyos negocios -aunque hayan menguado- no están en peligro.


18
Abr 20

Vida, economía y…política

Si googleas Economía, Imágenes, lo que obtienes es docenas de fotos e infografías de dinero y gráficas.  Esto es porque, en muchos ambientes se cree que la economía es acerca de acumular un recurso muy específico llamado dinero y que es acerca de estadísticas y matemáticas.

Si pones Economía, en Google, te encuentras con imagenes como estas.

Quizás por eso es que personas como Alejandro Giammattei, presidente de la República de Guatemala creen que la economía y la vida humana son mutuamente excluyentes y desarrollan un dilema falso según el cual -desde la política- hay que elegir entre el dinero y la vida.

Si a este dilema falso le añadimos que hay personajes como Jorge Bergoglio, que aseguran que el dinero es el estiéctol del diablo, no es difícil imaginar por qué es que algunas personas optan por ¡la vida! y optan por ignorar la naturaleza y el valor de la economía.

¿Economía y vida son excluyentes?

En esta entrada no me voy a ocupar del tema estadístico y matemático que confunde la naturaleza de la economía; más bien me voy a enfocar en lo que es la economía y en la naturaleza del dinero, así como con su relación íntima con la vida.  Pero no con la vida biológica, que compartimos con las amebas, las tortugas y las palmeras, sino con la vida humana digna y floreciente.

El propósito de la economía es descubrir, identificar, crear los medios que han de utilizar las personas para satisfacer sus necesidades humanas tanto materiales como inmateriales. Dicho de otra forma, la economía trata de los medios y las acciones que las personas eligen para conseguir ciertos fines de acuerdo con sus juicios de valor, juicios que no son objeto de la economía y son personales. Cuando se piensa en economía debe pensarse en acción humana, y debe recordarse que todos los bienes a los que aspiramos (materiales, o inmateriales) son escasos y que los medios para conseguirlos, o sea los recursos, no sólo son escasos, sino que no están uniformemente dispersos en la naturaleza y que muchas veces hay que transformarlos, y/o crearlos.

De ahí que economía, acción humana, decisiones, valoraciones y vida digna y floreciente estén íntimamente relacionadas. ¿Cómo podría haber vida digna y floreciente sin respeto a los derechos individuales y a la facultad de las personas de actuar de acuerdo con su mejor juicio en ausencia de coacción arbitraria? De ahí la relación de la economía con un sistema de libre empresa, que parte del respeto a tres principios valiosos:  La idea radical de que otras personas no son tu propiedad; el principio de no agresión que consiste en no iniciar el uso de la fuerza contra otras personas, o su propiedad, ni directamente, ni por medio de agentes; y el principio de igualdad de todos ante la ley.

Es fácil creer que hay un dilema entre los codiciosos que sólo quieren dinero y bienes materiales para sí a toda costa, y las personas buenas que sólo quieren el bien de los demás y están dispuestas a sacrificarlo todo por el bien común, si se desconoce la naturaleza de la economía.

¡Y si luego hay gente que le cree a Bergoglio, que supone que el dinero es el estiércol del diablo y que recomienda amar la pobreza como a una madre, la mesa está servida para la ruina moral y la ruina económica! ¿Por qué?

Porque si te detienes a pensarlo un poco:

  • El dinero es un instrumento de cambio, que no puede existir a menos que haya bienes producidos y hombres capaces de producirlos.
  • El dinero es la forma material del principio según el cual, los hombres que quieran tratar entre sí deben hacerlo a través del intercambio dando valor por valor.
  • No es instrumento de mendigantes que piden regalado a base de lágrimas ni de los saqueadores que arrebatan a la fuerza.
  • El dinero se hace posible sólo por los hombres que producen.
  • Cuando aceptas dinero en retribución de tu propio esfuerzo, lo haces bajo la convicción de que lo podrás cambiar por el producto del esfuerzo de los demás.
  • No son los mendigantes o los saqueadores, los que dan valor al dinero. Ni un océano de lágrimas, ni todos los cañones del mundo pueden transformar esos pedazos de papel en su cartera, en el pan que usted necesita para sobrevivir mañana.
  • Esos pedazos de papel que debieran ser oro [o plata], son una prenda de honor su título que le da derecho a la energía de la gente que produce.

Si quieres saber más sobre la naturaleza del dinero, te recomiendo el discurso de Francisco D´Anconia sobre el dinero, que puedes leer aquí.

  • El dinero no es el estiércol del diablo porque representa valor.
  • El dinero no es la raíz, ni la consecuencia de todos los males porque, descontando los actos criminales, que son criminales, se hace y se obtiene de forma pacífica, por medio de la producción y el intercambio.
  • La raíz de todos los males no es el amor al dinero, porque el amor al dinero es amor a lo que representa: valor, producción, intercambio.

El dinero, sin embargo, es sólo uno de los bienes, o recursos de los que se ocupa la economía, no es EL objeto de la economía; y, en todo caso, como valor, está intimamente ligado a la vida humana, que es vida digna y floreciente.

En cierto modo, es verdad que para que haya economia debe haber vida; pero también es muy cierto que para que haya vida debe haber economía.  Del mismo modo, para poner un ejemplo, en el que para que haya libertad tiene que haber responsabilidad y en el que para que haya responsabilidad tiene que haber libertad.  ¿Ves que no hay dilema?

¿Ves que no hay dilema?

¿De donde, entonces, sale la necesidad de crear aquel dilema falso y un enfrentamiento artificial entre la vida y la economía?

Sale del miedo.  Del miedo que tienen aquellos que todavía disfrutan de  trabajo y recursos (en el sector privado y en el sector estatal) y no tienen que preocuparse de si habrá cheque a fin de mes, y de si habrá con qué pagar el colegio de los niños, la mensualidad del carro o la cuota del club. Del miedo que tienen los políticos y burócratas. Miedo que les hace creer que tienen la facultad moral de sacrificar a otros y miedo que les hace creer que no hay límite alguno para las acciones que sean necesarias para protegerse y to save their asses. Miedo que no tiene respeto alguno por la constitucionalidad, por el estado de derecho y la justicia.

Sale del oportunismo. Del oportunismo de quienes se emocionan con pescar en río revuelto; y están preparando el tinglado para cambiar las estructuras y hacer la revolución.  Son los que necesitan del caos, la violencia, el descontento y la desesperación para alzarse con el poder al margen de las urnas.

Vida y economía son inseparables.

Vivíamos en un mundo que nunca antes en la historia de la humanidad había ofrecido tanta prosperidad y bienestar a tantos millones y millones de personas; y muchos desarrollaron la creencia de que aquellos prosperidad y bienestar eran el estado natural de las cosas y la creencia de que podíamos…o deberíamos librarnos de todo mal sin entender la naturaleza de aquellas prosperidad y bienestar. Y, pues, bien, a causa de los miedosos y de los oportunistas, la economía y la vida están siendo víctimas de un parón desproporcionado, cuyas consecuencias lamentables de carácter ético, jurídico, y económico, se van a pagar en términos de hambre, desesperación y muerte.  Y las van a empezar a pagar los que no tienen para la renta semanal del cuarto en que viven, aquellos cuyos negocios no aguantan, aquellos cuyos empleos ya no son sostenibles, y pagarán por razones políticas. Pagarán porque desde el poder, o desde la ambición del poder, hubo quienes decidieron que eran los llamados a ser sacrificados.


26
Mar 20

Delincuencia y penas en tiempos de pandemia

La delincuencia en la zona 1 ha crecido; y ya hay gente empeñando sus cosas para sobrevivir.

Tuve que salir a comprar cigarros y medicina al Centro, y pude apreciar que la delincuencia se disparo en el centro de la ciudad, cuenta el criminólogo, Ricardo Mendoza.

La PNC controla a un presunto asaltante en la Sexta avenida de la zona 1. Foto por Ricardo Mendoza.

Grupos de siete personas entre hombres y mujeres, entre nacionales, centroamericanos y garífunas, aprovechan lo desierto del Centro para intimidar y asaltar transeúntes. No hay presencia de la Policía Nacional Civil; y, sin embargo, si se encuentra la Policía Municipal de Tránsito.  Pocos, pero se encuentran y son los que están controlando este fenómeno. Al ser asaltada una persona,  ellos proceden a brindar la seguridad, y coordinar para la presencia de la PNC y de esta manera -reactiva- se neutraliza al delincuente, cuenta Mendoza.

En serio la delincuencia a elevó como no tienen idea, si es mujer absténgase de pasar por la Sexta avenida y áreas circundantes después de las once de la mañana, esta peligroso, advirtió el criminólogo. Y, por cierto, no sólo en la zona 1.  Mi amiga, Sylvia, cuenta que en Vista Hermosa II una SUV blanca está acosando empleadas y aconsejó tener cuidado. 

Mientras tanto, la economía ya se está viendo afectada por el virus chino, pude apreciar en las casas de empeño como las familias están llevando a empeñar objetos grandes con el fin de hacerse de dinero para el sustento de sus familias, añadió Ricardo Mendoza.

Hay gente empeñando sus cosas. Foto por Ricardo Mendoza.

Este último detalle es sólo el principio de algo que va a empeorar; no sólo por el encierro forzado, sino porque el Congreso aprobó las medidas que van a destrozar la economía de los guatemaltecos: controles de precios, ampliación del gasto estatal, regulaciones financieras, subsidios, y más.  Te recomiendo que leas el artículo de UFM Market Trends en este enlace.