14
Jul 24

El precio oculto de hacer negocios con China

 

Cien contenedores de café y macadamias producidos en Guatemala, fueron bloqueados en puertos de China y no pudieron entrar a aquel país asiático a pesar de que ya habían sido adquiridos por compradores allá. El afffaire se discute en la Organización Mundial de Comercio (que a los chinos les debe venir del norte) y los productores y exportadores chapines ya andan viendo dónde más colocan sus productos, siemrpe y cuando puedan sacarlos de las aduanas chinas.

Pay de macadamias que hice en casa.

Los productores y exportadores guatematlecos están descubriendo el precio de hacer negocios con empresas de países totalitarios.  Países que -como China Popular- dan la apariencia de tener un sector pivado independiente; pero que, en la realidad, es controlado por el gobierno, con criterios no comerciales, sino políticos.

Por eso es que hacer negocios con China, no es moralmente neutro.  El régimen que gobierna China es una dictadura totalitaria y los brios de Shangai, y de otras ciudades del este, hacen que muchas personas olviden aquella realidad. Mi hipótesis es que lo que hace el gobierno de Pekin, ahora, es una forma de presionar al gobierno de Guatemala -por medio de los empresarios que hacen negocios con China- para que nuestro país abandone a Taiwán.

Dicho lo anterior, recordemos que el comercio no es entre países, X país no comercia con China.  Son individuos de un país X los que comercian con individuos de China.  Y la decisión de comerciar con individuos de China (que es un país con un régimen totalitario dominado por el Partido Comunista de China) tiene una dimensión de orden ético más allá de lo meramente comercial.  Esto es porque la ética es la parte de la filosofía que tiene que ver con lo que es bueno, y lo que es malo; y esa decisión les corresponde a los individuos que actúan y que en este caso, comercian.  No creo que los gobiernos deberían tener facultades para decidir con quién pueden comerciar, o no los individuos; pero los individuos están moralmente obligados a decidir con quién comercian y con quién no.  Especialmente cuando se trata de negocios que involucran a regímenes totalitarios como el de Pekín.

Los productores y exportadores de café y de macadamias cuyos productos no pudieron entrar a China, ¿aprenderán algo de esta experiencia?


27
May 24

¿Anda suelto Satanás?

 

China y Rusia están dando la lata. Por lo que concierne a aquí en casa, corrió el rumor de que el régimen de Pekín había detenido el ingreso de exportaciones guatemaltecas de café y macadamias a la República Popular China. Los exportadores estaban preocupados y la Administración Arévalo informó que no existía medida alguna que detuviera el intercambio.

Una parte de mí lamenta que se hubieran perdido inversiones productivas por decisiones políticas; pero otra parte de mí piensa que si el rumor hubiera sido cierto nos hubiera dado una lección valiosa sobre hacer negocios con China, o con cualquier régimen parecido.  Si…ya sé que son las personas las que intercambian, y no los países; pero eso sólo se aplica entre personas de países mayoritariamente libres.  Cuando está involucrado un gobierno colectivista y totalitario, todo negocio está vinculado al régimen. En esas condiciones, el comercio es la continuación de la política por otros medios.

Relieve de la cabeza del diablo en la Rue du Grand Hospice en Bruselas, Bélgica. Basile Morin, CC BY-SA 4.0, via Wikimedia Commons

En esa dirección no fue raro que, en algunos ambientes, circulara la idea de que es necesario un acuerdo comercial entre Guatemala y China continental.  Acuerdo que, por supuesto, sólo se podría conseguir si los guatemaltecos abandonamos la amistad con Taiwán y tomamos la mano que nos ofrece el PCC.

¡Ojo!, que meterse con el régimen de Pekín no es cualquier cosa. En los últimos días, China ha estado haciendo ejercicios militares alrededor de Taiwán a modo de castigo severo. En aquel contexto, tras la noticia de que Japón apoyará a Taiwán en caso de una guerra, el embajador chino en Tokio advirtió que el pueblo japonés será arrastrado a un infierno de fuego. Por su parte, el vocero del ministerio chino del Exterior amenazó con que las fuerzas independentistas de Taiwán quedarán con las cabezas rotas y la sangre fluyendo después de chocar contra la gran hazaña china de lograr la reunificación completa.

Pareciera que anda suelto Satanás, como dice la canción de Luis Eduardo Aute.

Mientras tanto, a medio camino entre Guatemala y China, el martes pasado, en la noche, Rusia quitó las boyas de luz que marcan la frontera entre ese país y Estonia en el río Narva. Aparentemente esto sucedió luego de que se reportara que Rusia intenta cambiar sus límites marinos con Estonia y Finlandia.

A Estonia le tengo cariño porque cuando el ex primer ministro y reformador de ese país, Mart Laar, visitó Guatemala tuve la dicha de acompañarlos, a él y a su esposa a conocer Tikal. 

En aquel estado de cosas, el comandante supremo de las fuerzas armadas de Suecia recién advirtió que Putin tiene sus ojos puestos en la isla sueca de Gotland con el objetivo de controlar el mar Báltico.

Mi cuate @jlescriba recién recordó que“la guerra es una competencia para tomar decisiones rápidas y precisas” de acuerdo con una observación de Carl von Clausewitz.  No me preguntes cómo; pero siento en los huesos que don Diablo se ha escapado, como dice la canción de Miguel Bosé.

Columna publicada en República.


25
Ago 23

Parlacen, China y Taiwán, ¿diplomacia, o traición?

El gobierno de Taiwán se retiró del Parlamento Centroamericano luego de la decisión -de ese órgano multilateral- de adoptar una propuesta del régimen de Daniel Ortega, en Nicaragua, en el sentido de incluir a la República Popular de China como observador permanente extrarregional.

Aquella propuesta subraya el carácter inmoral del Parlacen que no sólo es una entidad absurda e inservible que hace piñata el dinero de los tributarios centroamericanos, sino que es refugio para exfuncionarios de malísima reputación.  Para más INRI, ese ente multilateral le ha dado la espalda a un país con una larga historia republicana, y abraza a un gobierno totalitario, violador de derechos individuales, que encarcela disidentes, reprime la libertad de expresión y comete abusos contra minorías étnicas.  Eso sí, con una billetera que parece no tener fondo y con afinidad ideológica con sus patrocinadores istmeños.

Imagen de dominio público vía Wikimedia Commons.

El régimen de Ortega sustentó su infamia en una resolución de la ONU que considera que Taiwán es una provincia de China continental y no un país independiente. Por cuestiones así es que en Capitalismo, el ideal desconocido, Ayn Rand escribió que Psicológicamente, la ONU ha contribuido en gran medida al pantano gris de la desmoralización (de cinismo, amargura, desesperanza, miedo y culpa sin nombre) que se está tragando al mundo occidental. Pero el mundo comunista ha obtenido una sanción moral, un sello de respetabilidad civilizada del mundo occidental; ha obtenido la ayuda de occidente para engañar a sus víctimas; ha obtenido el estatus y el prestigio de un socio igualitario, estableciendo así la noción de que la diferencia entre derechos humanos y matanzas masivas es simplemente una diferencia de opinión política. Ese rol lo está jugando ahora el Parlacen.

Mientras tanto, los Estados Unidos de América está ocupado con otras cosas, y la influencia de China popular ha crecido en América del Sur y se está afianzando en Centroamérica.  Este fenómeno no es de extrañar en regiones donde los problemas políticos y la inestabilidad financiera son SNAFU, y donde la falta de capital y de infraestructura hace que políticos -e incluso el sector privado- no tengan escrúpulos para recibir apoyo e inversiones chinas que, aunque sean incómodas moralmente, resuelven problemas en el corto plazo. 

La generosidad colosal de China comunista es capaz de superar dificultades de transparencia, laborales, y ambientales; y es capaz de construir puertos e hidroeléctricas, así como de explotar minas sin los incordios que enfrentan otros inversionistas.

La Victims of Commmunism Memorial Foundation publicó un artículo por Andrew Bremberg en el que advirtió cómo es que, al entrar en negocios con China roja, empresas de los EE. UU. -que es una república establecida, con instituciones sólidas- contribuye a fortalecer el régimen de Pekín.  ¿Te imaginas lo que pasa en países sin raíces republicanas y sin instituciones sólidas?  ¿Qué efectos corruptores tienen la presencia e influencia de la República Popular de China en Centroamérica?

En el istmo centroamericano, China popular todavía no practica las actividades depredadoras que la distinguen en otras partes del globo, pero su presencia activa tiene el objetivo de estrangular a Taiwán y someter ese país y a sus habitantes al régimen del Partido Comunista Chino. 

¿Y qué es Taiwán para Centroamérica? Tradicionalmente ha sido un socio en el comercio y en el desarrollo.  Es un país soberano e independiente, una república respetuosa de los derechos individuales y una sociedad pacífica.  Para Guatemala…y para Centroamérica, Taiwán ha sido un amigo confiable, hasta donde el concepto de amistad puede ser aplicado cuando se trata de relaciones entre países y gobiernos.

Por su parte, el gobierno de Guatemala -en una actitud de decencia- condenó aquella decisión del Parlacen, apoyó a Taiwán y lamentó su exclusión. Sin embargo, se impusieron los criterios de los otros países que traicionaron al pueblo taiwanés de la mano de aquel bully que es el régimen de Pekín.

La exclusión de Taiwán en el Parlacen es un acto deshonroso para los gobiernos que la hicieron posible.  Pero también es oprobioso para los electores y tributarios istmeños que son indiferentes frente a aquel acto de vileza.

Columna publicada en República.


02
Jun 23

Jimmy Lai: de polizón a multimillonario y defensor de la libertad

Jimmy Lai nació en China continental y escapó a Hong Kong a la edad de 12 años como polizón en un barco.  De niño trabajó en una fábrica de ropa en la que llegó a ser gerente.  Fundó una cadena de tiendas de ropa con lo que hizo su fortuna y luego de la masacre en la Plaza Tiananmen fundó la revista Next y su último proyecto de medios fue el tabloide Apple Daily. En su juventud, Jimmy leyó Camino de servidumbre, por Friedrich A. Hayek y ya puedes irte imaginando qué talla de luchador por la libertad y el estado de derecho es.

Jimmy Lai, empresario y campeón de la libertad recibió el 2023 Milton Friedman Award for Advancing Freedom, que otorga el Cato Institute. 

Jimmy Lai, dominio público, via Wikimedia Commons

El homenajeado pudo haber tenido una vida cómoda; pero fue arrestado por primera vez en 2014 durante una manifestación en Hong Kong.  Cinco años más tarde atrajo la ira del Partido Comunista Chino cuando se reunió con Mike Pence, Mike Pompeo y Nancy Pelosi durante una visita a Washington D.C. 

A lo largo de 2020, Jimmy fue arrestado varias veces por participar en manifestaciones ilegales (como las de la célebre Revolución de las sombrillas) y por supuesta colusión con autoridades extranjeras y, ¡Sorpresa! por fraude y por violar la seguridad nacional.  En 2021 fue capturado por, supuestamente, ayudar a 12 fugitivos del régimen a escapar de Hong Kong a Taiwán.  Jimmy ha entrado y salido de prisión muchas veces y su juicio programado para septiembre de 2023 podría resultar en una sentencia de cadena perpetua.

Si me convierten en un símbolo de la resistencia, todo lo que sufra bajo el régimen será un mensaje maravilloso para que el mundo ponga atención a lo que ocurre aquí, dijo Jimmy que pudo haber dejado Hong Kong y pudo haberse puesto a salvo de la persecución por parte de Pekín; pero decidió quedarse y continuar la lucha por la libertad y el estado de derecho.  El caso de Jimmy no es único, por lo menos siete de los más prominentes luchadores por la libertad en la ex colonia británica fueron condenados por asociación ilícita. 

No quise dejar pasar esta ocasión para llamar tu atención sobre Jimmy por tres razones:  Primero, porque mi amigo, Cris Lingle, es amigo de Jimmy y en octubre de 2022 -a un grupo de colegas y a mí- nos contó la historia conmovedora de aquel héroe que lo es no sólo de Hong Kong, sino de la humanidad; segundo, porque en otra vida hice el sitio Web en español del Cato Institute y siempre me siento cercano a esa organización; y tercero, porque he tenido la dicha de conocer a varios de los ganadores de aquel premio: Mart Laar (a quien acompañé a Tikal y Uxactún), Yon Goicoechea (a quien entrevisté), Leszek Balcerowicz y Flemming Rose (a quien le mostré La Antigua).

De este lado del mundo, donde tenemos nuestros propios problemas y nuestros propios héroes de la libertad (como Félix Maradiaga de Nicaragua, por mencionar uno), no solemos ponerle mucha atención a lo que ocurre en lugares como Irán donde tres participantes en una manifestación fueron ejecutados hace unos días, o Hong Kong, donde la gente, escondida detrás de sombrillas, lucha contra la tiranía.  

Hay que recordarlos no sólo para que se conozcan más sus causas, y no sólo porque -en el caso de Jimmy- es tan raro encontrar un multimillonario disidente (que contraste con los criminales del World Economic Forum, por ejemplo), sino porque no hay que olvidar que la libertad es precaria y frágil y que estamos a una X de perder la que tenemos. Estamos a un solo temor de entregarnos a la servidumbre contra la que adivierte F. A. Hayek.  

Gracias, Cris, por habernos contado de Jimmy Lai.

Columna publicada en República.


31
Mar 23

El noveno círculo del infierno

 

En la cuarta zona del noveno círculo del infierno, en la Divina Comedia, se encuentra Judas Iscariote.  Está completamente inmerso en hielo, en el infierno más profundo y ahí es castigado por el mismísimo Lucifer que desgarra su cuerpo con sus dientes.  El noveno círculo -si uno cree en esas cosas, o si sólo disfruta del relato de Dante- está reservado para los traidores y en consecuencia ahí van a ir a parar los gobernantes de Honduras, El Salvador, Costa Rica, Panamá y República Dominicana que han traicionado a Taiwán y han abrazado a China continental y al régimen del Partido Comunista de China.

Pedro Ribeiro Simões de Lisboa, Portugal, CC via Wikimedia Commons.

Establecer relaciones diplomáticas con el régimen de Pekín es hacer negocios con un gobierno totalitario que viola los derechos individuales. El gobierno chino encarcela disidentes políticos, reprime la libertad de expresión y comete abusos contra los miembros de las minorías étnicas. ¿Hasta dónde es inmoral buscar relaciones con gobiernos que irrespetan los derechos individuales, a cambio de estadios y bibliotecas?

Taiwán es un país independiente que ha funcionado como una república durante décadas. Establecer relaciones diplomáticas con China Popular significa negar la existencia de Taiwán como país independiente y socavar su sistema republicano. Cortar relaciones con Taiwán es un error ético, ya que priva a los países de la oportunidad de mantener relaciones con una sociedad abierta en la que se vive por derecho, y no por permiso. Taiwán, además, es una economía avanzada que hace contribuciones importantes en tecnología, ciencias y medicina.

Establecer relaciones diplomáticas con China continental tiene efectos negativos en la política interna de los países. El gobierno del PCC a menudo exige que los países que establecen relaciones diplomáticas con Pekín, tomen medidas contra las voces críticas hacia China roja, incluidos defensores de los derechos individuales y grupos que apoyan el sistema republicano.

Establecer relaciones diplomáticas con China Popular podría tener implicaciones en la seguridad nacional de los países. China continental usa la tecnología y el comercio para ejercer influencia sobre otros países y usa la diplomacia del dólar para imponer su voluntad. Establecer relaciones diplomáticas con China roja luce como una muestra de apoyo a sus políticas expansionistas.

Establecer relaciones diplomáticas con China Popular tiene implicaciones en la seguridad cibernética. China continental usa la tecnología para robar secretos comerciales y militares de otros países. Establecer relaciones diplomáticas con China roja pone en riesgo la seguridad de la información confidencial de los países.

A pesar de los estadios y de las bibliotecas que ofrece el PCC,  hacer negocios con un régimen que viola los derechos individuales, socavar el sistema republicano de Taiwán y cortar relaciones con una sociedad abierta no son las decisiones adecuadas para un país en el largo plazo.

La cuestión de Taiwán y China Popular es un asunto que debe ser resuelto por los taiwaneses y chinos. La comunidad internacional debe respetar la autodeterminación y la soberanía de Taiwán y China Popular, y trabajar para promover el diálogo y el respeto entre partes. No olvides que Taiwán es la República de China, la legítima República de China que tuvo que mudarse a Formosa luego de que los comunistas tomaran el poder por la fuerza en el continente.

La cuestión de establecer relaciones diplomáticas con China Popular y romper relaciones con Taiwán es  compleja y requiere una evaluación cuidadosa de las implicaciones políticas, económicas y sociales. En general, es importante mantener una política de compromiso y diálogo con ambas partes involucradas. Al hacerlo, se puede contribuir a la estabilidad regional y mundial, y se promueven los valores republicanos y los derechos individuales que son fundamentales para occidente.

Al hacerlo, los políticos y gobernantes pueden evitar un viaje eterno por la cuarta zona del noveno círculo, donde están los traidores.

Columna publicada en elPeriódico.


09
Sep 21

China en El Salvador

 

A mediados del mes pasado, dos colegas sudamericanos -cada uno por su lado- me comentaron acerca de los peligros de que China controle la minería de cobre, empresas de transporte e industrias clave en aquella parte de nuestro continente; y hoy me encontré con un artículo titulado A project in El Salvador shows how China is exerting growing power in America’s backyard. ¿Deberíamos preocuparnos por la presencia agresiva de China en Centroamérica, también? Yo digo que sí, porque quien dice China, dice el régimen de Pekín, y quien dice el régimen de Pekín, dice el Partido Comunista de China.

El artículo que genera estas meditaciones es de NBC, por Ken Dilanian, Joel Seidman y Gabriel Sanchez y dice:

China está haciendo sentir su influencia en América Latina y el Caribe de una manera que los funcionarios de los Estados Unidos de América dicen que es dañina para los E.U.A y por medio de métodos que Estados Unidos no puede emplear. 

El artículo, que te invito a leer completo añade que hace dos años, el gobierno de Estados Unidos comenzó a cuestionar en voz alta el impulso chino para comprar una isla frente a la costa de El Salvador, donde una empresa china proponía construir un puerto de aguas profundas y una zona de fabricación.

Las objeciones estadounidenses parecían haber tenido un impacto, ya que una reacción política en El Salvador detuvo el proyecto. Pero los chinos no se desanimaron. Después de lo que los funcionarios estadounidenses afirmaron públicamente que fue un esfuerzo chino exitoso para sobornar a los políticos salvadoreños, el proyecto ahora está avanzando. NBC News obtuvo una presentación en power point de una empresa china de propiedad estatal llamada “Shared Opportunities, Shared Future”, que esboza una versión de la propuesta.

Los funcionarios de inteligencia y militares estadounidenses dicen que el proyecto del puerto le daría a China un punto de apoyo económico y estratégico significativo en lo que tradicionalmente ha sido una esfera de influencia estadounidense. Es uno de los muchos ejemplos de cómo China está haciendo sentir su poder e influencia en América Latina y el Caribe de una manera que los funcionarios dicen que es dañina para los intereses de Estados Unidos y a través de métodos que Estados Unidos no puede emplear.

China no sólo es una amenaza militar; sino que funcionarios del Departamento de Estado dicen que China es cada vez más hábil en el uso de sobornos y otros métodos corruptos para promover sus intereses comerciales, algo que es ilegal para las corporaciones estadounidenses, dice NBC.


27
Abr 21

India, China y Rusia, la diplomacia de las vacunas

Circulan imágenes de cementerios y morgues en India, a causa de los muertos por covid-19, del mismo modo en que, el año pasado, circulaban imágenes de muertos en las calles de Ecuador por la misma causa.

El tema me llamó la atención en el contexto del ambiente de miedo y de temores que rodea al covid-19; y por la diplomacia de las vacunas que ha encontrado, en Guatemala y en Latinoamérica, un ambiente propicio para su desarrollo.

La imagen es de Soy 502.

Según la nota de India, se observa la urgencia de las autoridades sanitarias de cremar los cuerpos de las personas fallecidas en una situación sin precedentes.  En las entradas de los sitios para cremación, se observan largas filas de cadáveres a espera de este proceso.  Diariamente en India se registran 2,767 muertos.

Lo curioso es que, en marzo pasado, Guatemala recibió -del gobierno de India- un lote de 200 mil dosis de vacunas elaboradas con licencia de Astra Zeneca. No es ser malagradecido; pero…¿antes de andar regalando vacunas por ahí. los gobiernos deberían, o no asegurarse que sus poblaciones sean vacunadas con prioridad?  Digo, para evitar crisis como la que está de moda compartir en redes sociales. La donación india contrasta con la que hizo el gobierno de Israel, país que -para febrero pasado- era el país con más vacunas per capita, del mundo; y que, hasta ayer, había vacunado a más del 62% de su población. Con ese nivel de responsables para con sus tributarios y electores, el gobierno de israelí puede darse el lujo de regalar vacunas a países con gobiernos menos responsables.

La donación india responde a una práctica conocida como diplomacia de las vacunas; y los peligros de dicha práctica, ya había sido advertida: El gobierno de la India ha estado suministrando a países de todo el mundo dosis gratuitas de vacuna contra el coronavirus. Sin embargo, existe cierta preocupación de que esta “diplomacia de las vacunas” tenga un costo para los indios vulnerables, dice un artículo de la Deutsche Welle, de febrero pasado.  Vaccine maitri o amistad de las vacunas es el. nombre que el gobierno de India da a su política que la hace ver como la farmacia del mundo. Dicha política es cuestionada porque el gobierno indio no ha sido capaz de acerlerar la vacunación doméstica. El gobierno justifica las donaciones, en relación con la demanda local, porque las vacunas producidas no puedes ser aprovechadas, todas a la vez, y tienen un tiempo limitado de vigencia.

India no es el único país que practica la diplomacia de las vacunas. La República Popular de China -que compite con India por influencia en el sureste de Asia, y trata de comprar a los amigos de Taiwán- también regala vacunas a cambio de influencia, o de amistad. En marzo pasado, El Salvador recibió un millón de vacunas enviadas por el régimen de Pekín.

La diferencia con India, sin embargo, es que en China popular parece que todo pasó sin que pasara nada, desde enero pasado. Un año después de los primeros casos, en Wuhan la vida es normal.  El Partido Comunista Chino puede darse el lujo de hacer avanzar su agenda y aumentar su influencia por medio de la diplomacia de la vacuna porque, aparentemente, en China ni el virus, ni la enfermedad son problemas.

La lógica de la diplomacia de las vacunas muestra que China tiene muy cuenta los incentivos políticos y que usa las vacunas como herramientas para reforzar sus relaciones establecidas y capitalizar nuevas oportunidades, dice un reportaje de The Diplomat. En el norte de África, Argelia no pagó un centavo por las vacunas chinas que llegaron en marzo; pero ofreció apoyar los intereses centrales de Pekín y oponerse a la interferencia en sus asuntos internos, lenguaje que China ha utilizado para defenderse de las críticas sobre la autonomía de Hong Kong y las acusaciones de abusos a los derechos humanos en Xinjiang, según NBC News.

Rusia, por supuesto, no podía quedarse fuera de la diplomacia de las vacunas; y Guatemala ya recibió el primer lote de Sputnik V.  Russia ha vendido, o regalado vacunas a unos 22 países.  En enero pasado, según un reportaje de NBC News,  luego de venderle 5.2 millones de vacunas al gobierno de Bolivia, Vladimir Putin estaba discutiendo temas tan variados como la construcción de una planta nuclear, la minería de lítio y la la explotación de gas natural. No se equivoca, el ministro francés de Relaciones Exteriores al reprocharle a Rusia que haya convertido su vacuna Sputnik V en una herramienta de propaganda.

No es ser malagradecido, repito. Las únicas vacunas que han venido son gracias a Israel e India; pero para los guatemaltecos no está de más saber que, así como la guerra fría y la guerra perdida contra las drogas se libraron y se libran en nuestro territorio y con nuestra gente, también la diplomacia de las vacunas encontró un ambiente propicio aquí.


09
Abr 21

China y sus amenazas contra Taiwán

El Ejército Popular de Liberación, de China roja, ha estado haciendo ejercicios militares por aire y mar, alrededor de Taiwán, en tal medida que algunos consideran que es una advertencia para la isla y para sus aliados, principalmente Japón y los Estados Unidos de América. Un helipuerto de grandes proporciones ha sido construido casi frenta a Kinmen (Taiwán), donde se produce el delicioso licor de sorgo llamado Kaoliang.

Estudiantes taiwanesas en Taipei.

En el contexto de la pandemia y en el de que el Partido Progresista Democrático (Independentista) controla el Ejecutivo y el Legislativo en la República de China, el régimen de Pekín ha incrementado el nivel de sus agresiones contra Taiwán, no sólo política y diplomáticamente, sino por medio del esparcimiento de noticias falsas, y ahora con ejercicios militares intimidantes. China comunista ha hecho todo lo posible para aislar a Taiwán y para limitar su participación en la comunidad internacional.

Aún así, Taiwán es uno de los países más prósperos de Asia y ha desarrollado una economía principalmente libre; del mismo modo en que ha desarrollado un sistema republicano funcional y también principalmente libre.  El índice Freedom of the World, clasifica a Taiwán como un país libre, en tanto que la República Popular es un país mayoritariamente no libre. Incluso, a pesar del aislamiento y de la propaganda de la República Popular, Taiwán ha tenido un éxito notable en el manejo del coronavirus.

Tanto los EE.UU. como occidente (incluida Guatemala, de quien Taiwán ha sido amigo leal) tienen una obligación moral con la República de China.  Por eso es bueno que la Guía Estratégica de Seguridad Nacional (de Joe Biden) sea clara en el sentido de que apoyará a Taiwán, una democracia líder y un socio económico y de seguridad fundamental, en línea con los compromisos estadounidenses de larga data, en el espíritu de que se comparten más valores con la antigua Formosa y sus habitantes, que con China contintental.

Con sus intimidaciones, el régimen de Pekín está poniendo en peligro la paz.

Columna publicada en elPeriódico.


24
Nov 20

“Black Mirror” y los monitoreos de Xi Jinping

El presidente de China, Xi Jinping, está impulsando un sistema de seguimiento global que utilice códigos QR para monitorear a las personas y cualquier posible exposición al coronavirus, que se originó en su país. Hizo la presentación de la idea en la reunión virtual del G20, el sábado pasado.

Si esto no te parece un episodio de Black Mirror, ¡Despierta!

China ya cuenta con un sistema de crédito social que es un mecanismo estatal para medir el comportamiento social y confiabilidad de las personas y empresas, y a partir de ello, repartir beneficios y castigos en el acceso a servicios. Otra política que parece salida de aquella serie distópica.

Mientras contenemos el virus, debemos restaurar el funcionamiento seguro y sin problemas de las cadenas industriales y de suministro globales. Necesitamos reducir los aranceles y las barreras y explorar la liberalización del comercio de suministros médicos clave. Necesitamos armonizar aún más las políticas y estándares y establecer “vías rápidas” para facilitar el flujo ordenado de personal. China ha propuesto un mecanismo global sobre el reconocimiento mutuo de certificados sanitarios basado en los resultados de las pruebas de ácido nucleico en forma de códigos QR aceptados internacionalmente. Esperamos que más países se sumen a este mecanismo. También apoyamos al G20 en la implementación de la cooperación institucionalizada y la construcción de redes de cooperación global para facilitar el flujo de personal y bienes, dijo Xi, y puesta así la idea es la realización del sueño para el control poblacional perfecto.

De hecho, una investigación de The New York Times, citada por The Daily Wire, encontró que el software de seguimiento utilizado por China hace más que decidir en tiempo real si alguien presenta un riesgo de contagio. También parece compartir información con la policía, estableciendo un modelo para nuevas formas de control social automatizado que podrían persistir mucho después de que la epidemia ceda, agregó el informe.


04
Jun 19

A 30 años de la masacre en Tiananmén

La Masacre de Tiananmén ocurrió, hace 30 años, en el contexto de una serie de manifestaciones lideradas por estudiantes en la República Popular de China, que ocurrieron entre ell 15 de abril y el 4 de junio de 1989. Quienes vivimos aquellos momentos angustiosos, en las noticias antes de que hubiera Internet y redes sociales virtuales, recordamos la escena del video de abajo y al hombre del tanque, con admiración y respeto.

Imagen de previsualización de YouTube

.
La masacre recibe el nombre del lugar en que el Ejercito popular de liberación (el del régimen comunista de Pekín) suprimió las manifestaciones: la plaza de Tiananmén, en Pekín. Los manifestantes provenían de diferentes grupos, desde intelectuales que creían que el gobierno del Partido Comunista era demasiado represivo y corrupto, a trabajadores de la ciudad que creían que las reformas económicas en China habían ido demasiado lejos y que la inflación y el desempleo estaban amenazando sus formas de vida.

El  20 de mayo el gobierno comunista declaró la ley marcial y en la noche del 3 de junio envió tanques e infantería del ejército a la plaza para disolver la protesta. Las estimaciones de las muertes civiles varían: 400-800 (según la CIA), 2,600 (según fuentes no identificadas de la Cruz Roja china). El número de heridos se estima entre 100, 000 y 1, 000, 000.

Imagen de previsualización de YouTube

.
Tras la violencia, el régimen comunista emprendió un gran número de arrestos contra los instigadores del movimiento, expulsó a la prensa extranjera y controló estrictamente la cobertura de los acontecimientos en la prensa china. La cruel represión de la protesta de la plaza de Tiananmén causó la condena internacional de la actuación del Gobierno de la República Popular China.

¿Sabes que en países como Cuba, la prensa servil al régimen comunista no informa de esta masacre? ¡Eso es lealtad para sus compas ideológicos! ¿Es ese el tipo de prensa que quieren los admiradores de los regímenes de La Habana y de Pekín?

Haz clic en la imagen par leer la historia en 14ymedio.com