Veinticuatro diablos en Ciudad Vieja

Imagen de previsualización de YouTube

La escena del vídeo es una de la tradición de los Veinticuatro diablos que tuve la dicha de ver en Ciudad Vieja el 7 de diciembre pasado.  Normalmente en ese día participo en la, también tradicional, quema del diablo; pero este año hubo cambio de planes y pude disfrutar de la hospitalidad de aquel pueblo vecino a La Antigua Guatemala.

Yo había oído de la famosa tradición de loas en Ciudad Vieja y tenía muchas ganas de ir y conocerla.  El baile de los 24 diablos, o de la Legión de los 24 diablos es un representación evangelizadora colonial en la que Satanas y su legió se disputan el alma de una pecadora.  Independientemente de su contenido religionista, es una clásica representación de la lucha del bien contra el mal.  En este caso el diablo se gana el alma de la pecadora y la idea de fondo es meterle miedo a la gente para que no se opusiera a las enseñanzas de la Iglesia.

Me impresionaron la calidad de las máscaras y los trajes; así como el hecho de que los participantes eran mayoritariamente jóvenes.  La música de guitarra y acordeón lo transporta a uno en el tiempo; y la orquesta de diablos es encantadora.  La iconografía es impresionante: la muerte con su guadaña de huesos, o los diablos que portan atributos como una quijada de burro, o un báculo con una bola 8.  Me alegró mucho la hospitalidad de la gente de Ciudad Vieja, que nos hizo sentir muy a gusto.  Lo que no puedo quitarme de la cabeza porque me pareció particularmente encantador era el gruñido que hacían los diablos en vez de aplaudir las palabras de su rey Lucifer.  Era un gruñido muy especial.

El 7 de diciembre, en Ciudad Vieja, hay más que fiesta.  Vimos, también, un gran desfile de por lo menos 39 carrozas con musicón para acompañar igual número de coreografías, siendo la mas emblemática el Baile de los viejitos, que puede ser visto en el vídeo de abajo.

Quedé con muchas ganas de volver el año entrante.

Imagen de previsualización de YouTube

Comments

comments

1 comment

  1. viví mis años de estudiante en “shigualandia” (Ciudad Vieja) y todas las celebraciones en esta epoca son muy solemnes y a la vez muy alegres!!! Y en cuanto a su gente pues, son MUY HOSPITALARIOS!!!!!