23
Ago 16

Por cosas así es que no les alcanza el pisto

111228_chicharrones1

La deuda del Ministerio de Salud asciende a Q381 millones, de los cuales, Q234 millones son de este ejercicio fiscal, y Q147 millones venen arrastradas del  año pasado.  Cualquier lector superficial diría que es porque no ha habido dinero para pagar aquellos compromisos; pero los lectores de Carpe Diem saben que no es así. Porque si hay dinero para plazas para fantasmas (porque las plazas si existen, pero los que cobran son fantasmas), si hay dinero para los pactos colectivos y así puede seguir la lista.

Ayer nos enteramos de que la Secretaría de Asuntos Administrativos y de Seguridad de la Presidencia de la República adjudicó un contrato por más de 2.5 millones de quetzales por carnes finas  justo en una época en la que la escasez de alimentos ha sido el padecimiento constante de los hospitales. En noviembre de 2014, cuando el Hospital General San Juan de Dios empezaba a reportar desabastecimiento, la SAAS publicó la licitación para proveerse de chicharrones, lomito, camarones jumbo, tilapias, longanizas, bolovique y costillas de cerdo, entre otras carnes.

¿Me vas a decir que no hay más casos como este en otras ramas del Ejecutivo, del Legislativo y del Judicial? ¿Me vas a decir que no hay compras parecidas en las entidades descantralizadas y en las autónomas y semiautónomas?

Si ha habido plata para chicharrones, camarones y lomito para los pipoldermos y sus empleados, ¿por qué no hay para camote en amarillo en los hospitales?

Pero that was then, this is now.  ¿O no?

Aunque a Jimmy Morales la SAAS también le compra chicharrones, sus gustos son diferentes a los de la Presidencia de Otto Pérez Molina.  A Morales parece gustarle mucho el queso brie que era el favorito de Napoleón I, emperador de los franceses, y es conocido como el rey de los quesos.  De hecho, la SAAS le compró 240 latas de ese queso para este año.  Al Presidente también le compran ingredientes para hacer sushi y carnes como coulotte, filetes corte New York, codornices, cordero y entraña, entre otros.

No es que un Presidente, su familia no deban comer bien; pero ¡¿tanto brie a costa de los tributarios?!  ¿Tanto brie cuando faltan alimentos y medicinas en los hospitales estatales, sólo para mencionar una carencia de taltas? Si el Presdiente pagara sus cuentas, ¿comería tanto brie, o compraría quesos más modestos?  Con tanto coulotte (360 unidades) tanta entraña (430 libras), tanto cordero (440 libras de costillas) y tanto steak New York, ¿la familia presidencial no extraña los frijoles blancos con espinazo, las hilachas o la carne guisada que comemos los chapines promedio? ¿Cuál era el menú promedio de los Morales antes de que pudiéran cargárselo a los tributarios? ¿Por qué es que el Presidente no paga sus extravagancias con su sueldo (que de todos modos también pagan los tributarios, pero por lo menos es un sueldo y no un privilegio)?

#NoMasImpuestos


20
Ago 16

Nos empobrecemos…y aún no han subido los impuestos

dulces-feria-de-jocotenango-luis-figueroa

¡Sorpresa!…La Junta Monetaria redujo la estimación del crecimiento del Producto Interno Bruto.  A grandes rasgos lo que eso quiere decir es que la Junta estima que los guatemaltecos produciremos menos riqueza.  ¿Te extraña? A mi no…¡Y eso que los pipoldermos  no han logrado elevar los impuestos!  Imagínate cómo será cuando lo consigan, si lo consiguen.

Posiblemente el ambiente internacional tenga algo que ver con la baja en el PIB; pero durante lo que va del siglo XXI (y antes) los chapines tenemos una historia consistente de desincentivar el ahorro, castigar la formación de capital, asfixiar la productividad y…¿todavía te sorpende que el PIB se encoja?

¿Qué pasará si estos pipoldermos logran elevar los impuestos y encarecerles la vida a los guatemaltecos?

Los recursos serán desviados del sector voluntario de la economía (el sector privado, o sea tu), hacia el sector coercitivo de la economía (el sector público, o sea los pipoldermos y sus funcionarios).  Pasará del sector productivo que genera bienes y servicios y empleos productivos que multiplican la riqueza, hacia le sector improductivo que consume, gasta, desperdicia, y esfuma la riqueza.

Los recursos que servirían para establecer nuevas industrias, nuevos comercios, y quién sabe qué más novedades productivas irá a parar a ¿plazas fantasma? ¿Servicios sobrevalorados? ¿Compras inútiles? ¿Privilegios y canonjías? ¿Amantes, socios, parientes, o clientes?

¡Así no se puede!

Si la producción de riqueza se ha encogido quiere decir que ¡una vez más! fracasamos en mejorar el nivel de vida de los más pobres…y eso que los pipoldermos todavía no les han puesto más caros los combustibles y el cemento…y todo lo que depende de los combustibles y del cemento.  Con más impuestos se reducen las posibilidades de emprendimientos y empleos productivos y crecen la pobreza y las oportunidades para la corrupución. ¿Quiénes sufren más por eso? Los más pobres.

Por eso iré hoy a la Plaza de la Constitución a las 3:00 p.m.  ¡No más impuestos!, es la consigna. Voy aunque no creo el momento actual sea estratégico y el mal timing no es buena idea.  Voy porque #LloroComoJimmy cuando pienso en la gente cuyas vidas serán perdjudicadas por el alza en los impuestos.  Voy, no a pedir privilegios, ni a pedir más poder para los pipoldermos, ni más estado.  ¡No más impuestos! es la consigna.


18
Ago 16

Inaceptable discutir impuestos así

puerto-san-jose

Varias obras construidas por el extinto Fondo Nacional para la Paz (que se pagaron con tus impuestos) y que se suponía que atraerían turismo a la playa del Puerto de San José, se encuentran deterioradas por falta de mantenimiento.  Son obras que nadie valora y que fueron construidas para los propósitos políticos de la administración de los Colom/Torres. ¿Sabes cuánto del dinero de los tributarios fue desperdiciado en estas obras? ¡Q11 millones! La noticia está en la página 25 de PL de hoy.

Así como este ha de haber gastos que suman y suman en todo el país.  ¡Con tan mala administración, desperdicio y uno puede apostar que hasta corrupción, con razón dizque no alcanzan los impuestos!

Mientras tanto, la Contraloría de Cuentas es incapaz de auditar 25 préstamos que están en ejecución en distintas entidades del estado.  El Organismo Ejecutivo tiene poquísima capadidad de ejecución y nueve de los proyectos no tienen ni el 30 por ciento asignado para inversión…¡la mayoría se va para gasto, que generalmente quiere decir: sueldos para burócratas!  ¿Cuántos de ellos serán verdaderamente necesarios? ¿Cuántos son para servir a intereses particulares y a privilegios?  Si los pipoldermos no tienen capacidad de ejecución y si de lo poco que ejecutan sólo un poquito es para inversión? ¡¿Para qué quieren más préstamos e impuestos?¡  ¿Por qué es que los organismo financieros internacionales y los supuestos países amigos siguen dándoles plata?  Bien se dice que la cooperación internacional consiste en trasladar recursos de los pobres de los países ricos, hacia los ricos de los países pobres.

14055037_503055116550148_6568304937114624057_n

Al Ministerio de Comunicaciones, muchísimos de sus proveedores le quedan mal; y ahorita el MICIVI va a presentar 24 querellas por estafa contra 18 empresas que no han cumplido sus compromisos.  Seguramente estas empresas (¿De quiénes serán?) ¿Serán de compadres, socios, cuates, parientes o queridas?  El dinero de los tributarios, dinero que ha estado en manos de los pipoldermos, no alcanza porque se desperdicia así a manos llenas al ritmo de hagamos fiesta, lo que no nos cuesta.

Hoy vemos un listado poco específico de privilegios fiscales y notamos que hay negocios privados que gozan de aquellas ventajas; hay falsas ONG porque, si reciben fondos tomados de los tributarios por los pipoldermos mediante la amenaza del uso de la fuerza contra ellos, ¿qué clase de organizaciones no gubernamentales van a ser aquellas? ¡Hay personas individuales y familias que tienen privilegios fiscales!  ¿Por qué hay unas que los tienen, y otras  no? ¡Porque son privilegios!  Y lo peor es que a los que reciben aquellos privilegios no se les dicen que son gracias al sacrificio de los tributarios, sino que se les dice que son gracias al gobierno…que son los pipoldermos.

Esto es sólo lo que salió publicado hoy.  Imagínate qué más hay escondido por ahí. ¡No más impuestos!  Hasta que se acaben todos los privilegios, hasta que se renegocien todos los pactos colectivos, hasta que se acabe el desperdicio, no es aceptable discutir más impuestos.

La foto es por Enrique Paredes, de Prensa Libre.


15
Ago 16

¿Para esto vas a pagar más por la gasolina?

13920214_500817150107278_6270291418139704606_o

¿En qué se gastan, los pipoldermos, el dinero que toman de tus impuestos? Primero no te engañes: Tu no pagas impuestos; te los quitan antes de que lleguen a tus manos.  ¿No lo has notado cuando recibes el cheque de tu sueldo?  No eres contribuyente, eres tributario.

Luego…ese dinero, ¿para qué sirve? Hoy nos enteramos de que el Organismo Ejecutivo compra cosas como miel y manteca con precio de Q21,830; unos 2000 bloqueadores solares y repelentes de insectos para cuidar la piel de  los burócratas del Inguat; Q10,000 en limpiadores de muebles en aerosol ¿porque chish limpiar el Ministerio de Agricultura con limpiadores que no son de aerosol?) ; 3,500 calendarios con un precio de Q26,775 para la PNC y disfraces de Comisario de la PNC, para niños, con con precio de Q7,22 y alquiler de tres vehículos por Q58,500 en el Ministerio de Gobernación (cuando la PNC no tiene para gasolina); té con precio de Q12,000 para ¿los ingleses que trabajan en el Ministerio de Agricultura?; el sindicato del Ministerio de Agricultura gasta, de tus impuestos, Q51,160 en refacciones para su asamblea y Q18,800 en sonido para su parranda.  La noticia está en PL del 15 de agosto de 2016.

Los pipoldermos van encareceer los combustibles, el cemento…y  todo lo que puedan, si nos dejamos; pero se niegan a eliminar todos los privilegios del Presupuesto y a erradicar los gastos superfluos, los desperdicios, los abusos y la mala administración y la corrupción.

¿Te vas a dejar…otra vez?


12
Ago 16

Pipoldermos y borbones

13900336_1432957293388463_8518432325628879837_n

Escucha el podcast aquí.

¿Qué es lo que se decía de los borbones? Ah, que tienen memoria; pero no aprenden.  Lo mismo podría decirse de los pipoldermos chapines…y de los tributarios chapines.

Ni bien los pipoldermos se enteraron de que sobra algo del dinero que toman de los tributarios, aquellos anunciaron que le pondrán fin a la magra contención del gasto. Nada aprendieron acerca de no malgastar y no maladministrar. Nada aprendieron en el sentido de que, como escribió Fritz Thomas, comerse el capital es comerse el futuro.  Y entre los tributarios, a pesar de las experiencias amargas de siempre, no faltan los que dicen que hay que elevar los impuestos, sin necesidad de demandar que –antes– los pipoldermos eliminen a todos los privilegiados en el Presupuesto del estado y dejen de malgastar y hasta robarse el dinero que expolian.

Con ejemplos recientes, ¿en qué han gastado los pipoldermos el dinero de las reformas tributarias de años anteriores?  En maletas nuevas y viáticos para los dirigentes del COG, privilegios ofensivos, sin contar con que, además, los atletas no reciben viáticos completos. En filetes de entraña, ceviches y otros gastos parecidos para los diputados (corruptos y taimados).  Salarios de entre Q3mil y Q22 mil mensuales para 206 asesores adicionales para aquellos tus diputados. ¿Para qué más asesores? Para que continúe la legislorrea; a pesar de que sabemos, porque nos lo dijo Mark Twain, que ni la vida, ni la libertad, ni la propiedad de ningún hombre está a salvo cuando el legislativo está reunido.  Para comprar miles de trompos y pelotas sobrevaluadas…y así puede seguir la lista,

¿Qué es lo evidente en el párrafo anterior? Que si hay para viáticos, lujos, canonjías y juguetes no es que no haya dinero; de hecho, la caja fiscal está en superávit. ¡Lo que no hay es vergüenza! ¡Y lo que abunda es la corruptela!

Errar no es malo si el error es una oportunidad de aprendizaje y de descubrimiento. Sin embargo, parece que los chapines tenemos memoria para quejarnos; pero como los borbones, ni pipoldermos, ni tributarios aprendemos de nuestros errores.

Columna publicada en elPeriódico.


31
Jul 16

Los impuestos que te quitan

12795407_1129861297038745_8245189133704974759_n

Para cosas como las siguientes es que sirven los impuestos que te quitan; con razón es que a los pipoldermos nunca les alcanza la plata que toman de los tributarios:

  • Los dirigentes del Comité Olímpico Guatemalteco recibieron sendos juegos de dos maletas antes de su viaje a los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, cada juego es valorado en Q. 1,428.53. Fueron pagadas con dinero de los tributarios.  No con fondos públicos como engañosamente se dice por ahí, sino con dinero de los que pagan impuestos .   El total de este gasto fue de casi Q9,000.
  • En el Congreso -también con dinero tomado de los tributarios- se ha erogado ¡Q16.7 millones en dietas y gastos de representación!, los recursos son de caja chica y se inclinan por cortes finos de carne, como entraña (¿Cuándo fue la última vez que te comiste un filete de entraña con el dinero que ganas trabajando?), ceviches (¿Cuándo fue la última vez que llevaste a tu familia a comer ceviches con el dinero que ganas trabajando?) y caldos de huevos.
  • También en el Congreso, los diputados (esos sinvergüenzas y corruptos que tu ya sabes) podrán contratar a 206 asesores más de los que ya tienen.   Los salarios de estos nuevos burócratas oscilarán entre Q3 mil y Q22 mil mensuales.  Y, ¿para qué quieren asesores los diputados?  A veces es para pagar favores a socios, clientes, familiares, compadres, y así; pero en el peor de los casos es para elevar la cantidad de legislorrea.  Y ya sabes lo que dijo Mark Twain: Ni la vida, ni la libertad, ni la propiedad de ningún hombre está a salvo cuando el legislativo está reunido.
  • Los Ministerios de Cultura y Deportes y de Educación cancelaron dos concursos para la compra de cinco mil trompos a precio más elevado que el de mercado, debido a que los burócratas a cargo fueron descubiertos en esa operación.  La compra de los trompos, tendría un costo de Q89 mil 750…y, ¿de dónde crees que iba a salir el dinero para ese  negocio?
  • El Ministerio de Cultura y Deportes había asignado 81 mil 950 quetzales para adquirir 298 balones para el chaaj o juego de pelota maya. Esta compra fue organizada por la Dirección de Áreas Sustantivas de la Dirección General del Deporte y la Recreación, ¡a Q275 cada balón!…con tu pisto.

Estos son sólo tres ejemplos de cómo se desperdician los impuestos que los pipoldermos toman de los tributarios.  Es decir, el dinero que toman de tu bolsillo.


21
Jul 16

El tema penitenciario no debe ser olvidado

Van_Gogh_10

Hoy, @jevaldiz escribió: El problema en las cárceles se olvidará con el siguiente accidente de bus y este será olvidado por otra muerte por extorsión…y algunos de sus lectores le contestaron cosas como Así suele suceder en nuestra Chapinlandia, todos al parecer tenemos la memoria muy volátil; Si ustedes, los generadores de opinión, los que tienen el poder con la pluma o la palabra así lo deciden, así será; Así suele suceder en todas partes del mundo.

Creo que José Eduardo y los lectores cuyas opiniones recogí tienen tantita razón.  Pero hay diferencias entre los tres fenómenos.  Los políticos y funcionarios (el estado) no son directamente responsables de las extorsiones, aunque su obligación fundamental es proveer de seguridad y de justicia a los mandantes; Los políticos y funcionarios (el estado) són sólo parcialmente responsables de los busazos porque, si bien es cierto que ellos no prestan el servicio, sí es cierto que se han atribuido la tarea (que no cumplen) de supervisar y hasta autorizar la prestación del servicio.  En cambio, en el tema penitenciario (porque es uno de los componentes fundamentales del sistema de justicia junto al Organismo Judicial y el Ministerio Público), los políticos y funcionarios (el estado) tienen total y absoluta responsabilidad moral, política y administrativa.

Es un tema que ellos deben resolver; pero…¿qué ha pasado hasta ahora? Ayer, más de 48 horas después del asesinato (¿o ejecución?) del capitán Byron Lima y de la muerte de otras 13 personas en Pavón, las autoridades hicieron una requisa y, ¿qué encontraron? Güaro y cervezas, armas de fuego (que a saber si fueron las usadas en los actos violentos citados), granadas, walkie-talkies, una pulidora de pisos, algo de marihuana.  Con referencia a las armas usadas en la matanza del lunes, cuando vimos la noticia de esta requisa, un cuate comentó: Esas armas ya caminaron. ¡En 48 horas! cualquier cosa puede ocurrir.  Hoy, tres funcionarios de presidios fueron destituidos.  ¿Será procesado alguien?

Aquello que encontraron las autoridades en la requisa de ayer, ¿es lo que quedó luego de la requisa de la semana pasada? ¿Fue ingresado entre la requisa de la semana pasada y la del miércoles?

Ha sido puesto en evidencia (¡Otra vez!) que los pipoldermos (de todos los tiempos) hacen en las prisiones lo mismo que hacen en la educación, la salud y en la seguridad social estatales y en mucho más: las hacen piñata, las vuelven focos de abusos, y defraudan a todos los que caen en ellas.  Pero en el caso de las cárceles lo ominoso es peor porque los presos se hallan privados de libertad, porque no es raro que haya presos que son inocentes, porque el aislamiento del mundo exterior hace que los abusos sean de otro nivel y porque los reos están bajo la custodia del estado.  Cuando cualquier preso (o 13 y una visitante) es asesinado (¿o ejecutado?) el custodio tiene responsabilidad, por irresponsable.

En el sistema penitenciario los guatemaltecos tenemos un problema grave y urgente que solucionar.  De mis clases de Derecho Penal con el recordado exmagistrado Francisco Fonseca Penedo, recuerdo que, apesar de sus inconvenientes, la pena de privación de libertad es la consecuencia jurídica prevaleciente para quienes conscientemente cometen crímenes y delitos –en las sociedades modernas– .  La pena de cárcel se basa en la necesidad de segregar a los delincuentes y principalmente a los criminales,  y en el hecho de que los actos de aquel tipo deben tener consecuencias jurídicas (castigos).  Sin embargo, en una sociedad civilizada es inaceptable que aquella segregación y aquella consecuencia jurídica no se base en un mínimo de humanidad. Y eso implica –entre otras cosas– una garantía de seguridad para los reclusos y sus visitantes.  Esto es porque los presos y sus visitantes (que son personas, aunque se trate de criminales peligrosos) se hallan bajo la custodia del estado (o sea de los políticos y sus funcionarios.

Todo esto implica no sólo apoyo político y prespuestario para el sistema penitenciario (en vez de desperdiciar recursos en plazas fantasma y en satisfacer las demandas del clientelismo en el Presupuesto del estado), sino que pasa por apoyo a los recursos humanos y al personal que está a cargo de las cárceles.  Así como los policías y otros funcionarios del sistema de justicia, el personal que está a cargo de las prisiones trabaja en condiciones precarias no sólo en cuanto a equipo, sin en cuanto a apoyo de parte de sus superiores y en cuanto a apoyo como recursos humanos que son.

Ilustración por Vincent van Gogh [CC-BY-SA-3.0 ], via Wikimedia Commons


14
Jun 16

¡Más dinero quieren!

1004669_620146361350726_1033323318_n

El Ministerio de Finanzas colocará Q4 mil 713.2 millones, que forman parte del segundo tramo de bonos dle Tesoro que le autorizó el Congreso para este ejercicioi fiscal.  Ese dinero, dicen los políticos y sus burócratas, servirá para financiar programas de gobierrno.

¡Es lo que decían los pipoldermos de la administración anterior, y los de la anterior!, y así, siempre.   Pero, ¿para qué servía en realidad el dinero de los bonos?

  • Para que hubiera fondos para pagar plazas fantasmas.
  • Para que hubiera plata para contratar maquinaria y trabajos inútiles e inexistentes.
  • Para que hubiera dinero para comprar medicinas vencidas.
  • Para que hubiera recursos para la coperacha

¿Sigo? ¡Del endeudamiento y de los impuestos es que sale el dinero para la cooptación y para la piñata!

Cuando los políticos y sus burócratas venden bonos lo que ocurre es lo siguiente:

Endeudan a los tributrios porque, no creas que el estado se endeuda…te endeudan a ti.

Distraen dinero que en el sector privado serviría para inversiones productivas y para generar empleos productivos, y lo desvían al sector público en donde cuando no se pierde en corrupción, se desperdicia en mala gestión y en satisfacer los intreses específicos y particulares de la clientela de los políticos y funcionarios que administran el presupuesto.  ¿Ya sabes, verdad? Gobernar es gravar para gastar.

Antes de tomar más dinero de los tributarios y de desviarlo a la economía de papel, los pipoldermos deberían probar que son dignos de confianza.  No con denuncias, ni con despidos de empleados que luego son reinstalados, sino con evidencias.


25
May 16

El estado benefactor en flor

13239123_1184143391610535_4499372578775558876_n

Aquí va un chiste de mi adolescencia; y luego les cuento la tragedia:  un granjero estaba cuidando a sus cerdos en su granja cuando un automóvil de detuvo y de él salio un hombre trajeado que le dijo: ¡Oiga!, que buenos cerdos tiene. ¿Qué les da de comer? A lo que el porcicultor contestó: Vea usted, yo les doy desperdicios y porquerías, eso es lo que comen los cerdos.  Acto seguido el del traje sacó una libreta de boletas y le dijo: ¡¿Ah sí?!, pues soy del Ministerio de Salud y aquí le va una multa de Q5000 por contaminar a los cerdos.  Y le entregó la boleta y se fue.

A la semana siguiente el granjero cuidaba a sus cerdos cuando se detuvo un automóvil y de él salió un hombre trajedo que le dijo: ¡Oiga!, que buenos cerdos tiene. ¿Qué les da de comer? A lo que el porcicultor contestó: Vea usted, yo les compro sus frutas y sus verduras frescas, y dos veces a la semana les doy bistecs.   Acto seguido el del traje sacó una libreta de boletas y le dijo: ¡¿Ah sí?!, pues soy del Programa Mundial de Alimentos y aquí le va una multa de Q5000 por desperdiciar buena comida en cerdos, habiéndo tantos niños muriéndo de hambre.  Y le entregó la boleta y se fue.

Una semana después el granjero cuidaba a sus cerdos cuando se detuvo un automóvil y de él salió un hombre trajedo que le dijo: ¡Oiga!, que buenos cerdos tiene. ¿Qué les da de comer? A lo que el granjero contestó: Pues vea usted, yo les doy Q10 a cada uno, y cada uno decide qué va a comer.

De ese chiste me acordé (y aquí va la tragedia) cuando leí que el Ministerio de Agricultura de la administración de Jimmy Morales (los nuevos pipoldermos) en vez de continuar la práctica populista de malrepartir fertilizantes (en medio de corrupción y de abusos) a miles de agricultores, lo que va a hacer ahora es darles Q200 quetzales a 650, 700 personas.

Para hacer la historia corta la repartición de fertilizantes fue fuente de corrupción y de clientelismo; además de que los dichosos abonos no llegaban a tiempo para la siembras.  Esa política siempre una especie de ñaque propio del estado benefactor.  Y a aquello habría que añadir la posibilidad de que la cantidad exagerada de fertilizantes vertidos en las tierras y en las cuencas de los ríos fuera una de las causas de que en lagos como el de Atitlán, crezca la cianobacteria que acaba con el oxígeno y está destruyendo ese bello lugar.

¡Es el estado benefactor en flor!, que hace daños donde puede y al final, como el granjero del chiste termina mejor dando un subsidio directo que es el menor de los males; porque, en vez de enfocarse en políticas que eliminen la miseria, lo que se hace es oxigenarla.

Alguien podría decirse que esta medida descansa en la libertad y en la responsabilidad de los subsidiados; y eso estaría bien si se tratara de dinero privado donado voluntaria y pacíficamente en aquellas condiciones.  Empero, estos son impuestos de los tributarios que -en el mejor de los casos- deberían servir para el propósito específico de los fertilizantes.  Está por verse qué porcentaje de las 651,000 personas privilegiadas con este subsidio va a usar los dos billetes para abono, y qué porcentaje de aquellos impuestos va a ir a parar al corredor erótico maya en Chimaltenango.

La ilustración la tomé de Facebook.


24
May 16

Joviel controlará Q954 millones de impuestos

refaccion-escolar-prensa-libre

Joviel Acevedo y su sindicato de burócratas de la educación tendrían el control de Q954.2 millones del dinero que pagan los tributarios, si la administración de Jimmy Morales (los nuevos pipoldermos) le entregaran el poder de decisión del programa de útiles escolares, refacción y valija didáctica del ministerio de indoctrinamiento estatista, o de Educación como suele llamársele.

Esta cuota de poder, de casi mil millones de quetzales, es consecuencia de la extorsión que el Sindicato de Trabajadores de la Educación de Guatemala ejerce por medio de bloqueos y otras formas violentas de manifestación.

Actualmente los recursos son entregados a las organizaciones de padres de familia; pero un 25 por ciento de las escuelas no cuenta con ellas y no han recibido los recursos.  Es por este tipo de cosas que se dice, y con razón, que el estado es una forma de transferir -por la fuerza- recursos de los grupos no organizados de la sociedad, hacia los grupos organizados.  Acevedo y sus burócratas tienen una organización que puede amenazar a la administración y con ese poder consiguen que esta les asigne más poder.  Si se concreta este disparate los padres serán marginados y los burócratas tendrán el control total sobre la administración de aquellos recursos.

La foto es de Prensa Libre.