27
Nov 18

Banderas de alerta en el Caso gavilán

Basada en los testimonios de secuestradores y asesinos particularmente crueles y perversos, obtenidos aquellos testinonios en circunstancias muy cuestionables por la Fiscalía Especial Contra la Impunidad, la jueza de Mayor riesgo A ligó a proceso a cinco señalados por ejecución extrajudicial de reos y tortura; y uno de los encartados es Carlos Vielmann, exministro de Gobernación, que ya había sido procesado y exculpado -en España- por el primer delito.

El hecho de que la FECI y el Ministerio Público incluyan en su persecusión un delito que ya había sido desestimado anteriormente por un tribunal viola el principio que prohíbe que un acusado sea enjuiciado dos veces por un mismo delito.  No es posible que la FECI y el MP desconozcan el principio y no es posible que desconocieran que Vielmann ya había sido juzgado en españa por ejecuciones extrajiudiciales y que en mayo, un tribunal de Madrid lo había absuelto.

En esas condiciones, ¿cuál era la intención de incluir esa acusación en el proceso que lleva el juzgado de Mayor riesgo A? Porque nótese que se trata de un principio de derecho y no de un mero aspecto de legislación.  ¿Trataban la FECI y el MP de elevar la presión sobre los acusados como una muestra de poder? ¿Trataban de tener un elemento de negociación y apalancamiento? ¿Pensaban que si disparaban así, con escopeta, algo iba a pegar aunque fuera contra un principio del derecho? ¿Cupo, en algún momento, la posibilidad de que aquel principio fuera pasado por alto?

Creo que esta movida debe levantar banderas de alerta donde haya que levantarlas; porque no bastaba que la FECI y el MP usaran criminales curtidos y testimonios conseguidos con base en favores para imputarles delitos a Vielmann y a los otros procesados.  La FECI y el MP estuvieron dispuestos a violar un principio del derecho con tal de conseguir que los acusdados sean llevados a juicio, aunque no hubiera indicios que sustentaran el fallo de la jueza de Mayor riesgo A.  Como no fueran los testimonios obtenidos

Cuando a sabiendas de que se está violando un principio como el de non bis in idem, las autoridades encargadas de la persecusión penal acuden a ese recurso -al de violar un principio del derecho- ¿cómo es que eso no es una violación a los derechos individuales de personas que (como lo indica otro principio del derecho) son inocentes hasta que no se pruebe lo contrario?  ¿Por qué es que esa no es una forma de litigio malicioso?

Lo actuado por la FECI y el MP (al amparo de la CICIG) debería ser una señal de alerta (como si hiciera falta) en cuanto a que en cuanto a aquel establishment se le mete entre ceja y ceja castigar a alquien -por el motivo que sea-, el establilshment no va a detenerse frente a la falta de evidencias, ni frente al uso malintencionado de testigos altamente cuestionables, ni frente a la violación de principios del derecho.

Las ejecuciones extrajudiciales y la tortura – cuando las hubiere- deben ser delitos perseguidos y castigados conforme al las leyes y a la Constitución; pero no a costa de la justicia, ni a costa de la búsqueda de la verdad, ni a costa del debido poroceso, de las garantías procesales, o de los principios del derecho.  La administración de Justicia no debería servir a objetivos políticos, ni a venganza.

Puedes construir tu casa sobre roca sólida, o sobre arenas movedizas, escuché una vez; y este caso, el Caso gavilán, es cimientos en arenas movedizas.  Y todas las banderas de alerta deberían estar levantadas ahora.

Foto por © José Luiz Bernardes Ribeiro / CC BY-SA 4.0


10
Nov 18

Yo digo que es cosa de estrategia

Mi primer artículo contra las ejecuciones extrajudiciales debe haber sido publicado a finales de los años 80 y, desde entonces, quién sabe cuántos artículos más he escrito en defensa del debido proceso, de las garantías procesales y de los derechos individuales.  ¡Quién sabe cuántos!

Por eso a nadie le debe extrañar que me una al llamado por el respeto a la vida y la integridad de Carlos Vielmann; por que se respetan sus derechos individuales y por que se le respete su derecho al debido proceso.

No sólo porque aquello es lo correcto en sí mismo, sino porque recién se supo que cuatro testigos presentados por el MP/CICIG contra el exministro de Gobernación fueron miembros de las bandas criminales Agosto Negro y Los Pasaco, de los años 90.  ¿Quién ya olvidó sus crímenes particularmente crueles y violentos?

Para quienes no los leyeron comparto párrafos del artículo de Jorge Jacobs titulado  ¿Justicia, revancha, estrategia o demostración de poder? Me parece que es uno de los mejores sobre este tema.

El “quid” del asunto es si es creíble que se presentó porque justo ahora —11 años después— se encontraron las evidencias necesarias para realizar las acusaciones, o si, por el contrario, se tenían las evidencias de tiempo atrás —sea un año, cinco o diez— pero se esperó hasta que fuera el “momento apropiado”, dice Jorge.

Y añade: me parece muy sospechoso el tiempo en que se saca a luz este caso. Como hasta los mismos defensores de la CICIG lo han reconocido: en un momento en que se le creía alicaída, “la CICIG reafirma su poder”. Pues, en efecto, queda en el ambiente la duda razonable de que el principal motivo sea más una reacción de la CICIG ante el contexto político, que un verdadero deseo de lograr justicia —indistintamente de la certeza o falsedad de las acusaciones—.

A Jorge le llama también la atención que se haya hecho la acusación justo unas semanas después de que Vielmann regresara a Guatemala, y no, por ejemplo, cuando todavía estaba en España, o mejor aún, cuando todavía estaba siendo procesado en ese país. Aquí la duda razonable hay que verla en el contexto de que, en las acusaciones anteriores de casos similares, los enjuiciados en Guatemala fueron encontrados culpables, pero los enjuiciados en otros países fueron absueltos —hasta Sperisen que fue inicialmente declarado culpable ya va en camino de ser absuelto—, incluso se llegó hasta el grado de que uno de los tribunales reprendió severamente a la parte acusadora por presentar testigos falsos. ¿Por qué entonces el interés de juzgarlo acá? ¿Será porque les es más fácil manipular a los juzgadores locales que a los de allende los mares?

Lo que me lleva también a los antecedentes, en donde se ha comprobado que la CICIG y el MP presentaron testigos falsos para comprobar sus hipótesis -no lo digo yo, fueron jueces de otros países- por lo que también cae la duda razonable sobre los testigos que utilizarán ahora, que por cierto son la justificación del porqué hasta ahora presentaron los casos: porque hasta ahora encontraron a los testigos. ¿O sea que la acusación se basa más en el testimonio de estos testigos -que hasta ahora encontraron- y no en las pruebas científicas que tenían hace 11 años?

Dicho lo anterior, Jorge Jacobs concluye con que dejo planteadas estas “dudas razonables” para que el MP y la CICIG, si realmente desean que se haga justicia, las desvanezca.

Personalmente me inquieta mucho que en casos de alto contenido político el uso de testigos prevalezca incluso sobre pruebas científicas. ¡Y que calidad de testigos! por ejemplo, el testigo Rubén Chanax Sontay y otros bolitos del parque San Sebastían fueron claves en el caso del asesinato de Juan Gerardi.  Y ahora, delincuentes miembros de los Pasaco y de Agosto negro son los pilares del caso contra Vielmann. Huele muy mal eso de que si el MP tenía pruebas desde hace 11 años, esperara hasta ahora para proceder con el caso del Infiernito, sólo porque hasta ahora tiene los testimonios que necesitaba.  ¡Y qué calidad de testimonios! Yo digo que es cosa de estrategia y ojalá que fuera para servir a la justicia; sin embargo, me temo que es para servir a la venganza, o a una forma de demostrar poder.

Sobre el rol de aquellos delincuentes recomiendo el artículo de Marta Yolanda Díaz-Durán, titulado Los Pasaco: del Infiernito al paraíso.  En ese artículo, MYDDA, dice:  ¿Está basada la acusación en el caso de “El Infiernito”, principalmente en el testimonio de criminales confesos y condenados?¿Qué credibilidad pueden tener personas que no dudaron en torturar y asesinar a sus víctimas, además de aterrorizar a sus familiares, con el fin de obtener el dinero del rescate?¿Son capaces estos criminales de declarar cualquier cosa con tal de que los dejen libres o les reduzcan la pena? Si no tuvieron problemas para acabar con la vida de quienes secuestraron, ¿los tendrán para mentir con tal de beneficiarse?…¿Irán a seguir Los Pasaco el camino del infiernito al paraíso que anduvieron, entre otros, Juan Carlos Monzón y Estuardo Gonzales? Cualquier crimen que cometan estos malhechores, si son liberados por la CICIG y la FECI, serán responsabilidad principal de estos últimos.

Es muy oportuno que  Víctor Suárez, presidente de la Asociación Amigos del País,  trajera a luz que la CICIG y la FECI han fabricado, nuevamente, el caso con testigos protegidos y falsos, de bandas criminales a cambio de darles su libertad. Es una tristeza para Guatemala que con un medio de coacción, de fabricar casos, liberen presos que realmente son un problema para la sociedad. Estamos hartos de las maras y la delincuencia, y de que en lugar de dar la justicia correcta y protegernos, se dediquen a perseguir personas demostradamente inocentes,  enfatizó Suárez en su oportunidad.

Por su parte, el industrial  Juan José Gutiérrez amigo de Carlos Vielmann, expresó que esto es un montaje, un show, una forma de regreso a la época de la guerra. En lugar de balas usan esto, justicia selectiva, y acusar a y acusar a quienes les estorba.

 


29
Ago 18

Así que Baldizón se va a entregar

El excandidato a la presidencia, Manuel Baldizón Méndez, divulgó un comunicado en el que informa que decidió prescindir del asilo político que tramitaba en Estados Unidos, para entregarse a la justicia guatemalteca y aclarar su situación jurídica, y para ello pidió su deportación voluntaria.  A mi me huele que llegó a algún tipo de acuerdo y que incluso pudo haberse ofrecido como colaborador eficaz, ¿y a tí?

Es aquello, o el conocimiento de que su petición de asilo no iba a ser aceptada y la inconveniencia de regresar enchachado a Guatemala y ser fotografiado así.

En su comunicado el excandidado presidencial dice que ha hecho un análisis de su trayectoria personal y que su lugar está en Guatemala donde está la gente que respeta. No admite que él podría haber cometido errores, sino que  se pudieron cometer errores; así, casi sin sujeto responsable.  Es como el niño que no dice que botó la lata de gaseosa, sino que dice que la gaseosa se cayó. Es como el que no dice que llegó tarde porque no salió a tiempo, sino porque había tráfico.

En el texto, el político dice que fueron errores y no delitos porque, según él, los delitos siempre implican dolo que es la intención maliciosa de cometerlos.  Pero esa afirmación no sólo evade el hecho de que existen delitos culposos -que se cometen sin la intención de cometerlos, por razón de negligencia, imprudencia, o impericia; sino que cualquier acción delictiva que se le imputare -según él- son meras equivocaciones, yerros, deslices, traspiés, o descuido.  ¡Ups, fue un gazapo lo de Odebrecht!

Si así es el camino, ¿cómo será el poblado? Imagínate que este personaje hubiera sido electo como Presidente de la república.  Imagínalo arguyendo cosas asi ante los señalamientos que hubiera en su contra si fuera cachado haciendo de las suyas desde la Presidencia.

…y al final de su comunicado la infaltable cita bíblica. Recurso imprescindible cuando urge verse inocente.

De cualquier manera celebro que se someta a la justicia para aclarar su situación jurídica.  Pero ojalá y sea para que se haga justicia y no para un show mediático en connivencia con el Ministerio Público y la Comisión Contra la Impunidad en Guatemala; y no para echar al agua a gatos y chivos expiatorios.


08
Ago 18

La mora en el Ministerio Público

La fiscal general, María Consuelo Porras, recibió de Thelma Aldana una mora de casos del tamaño de 1 millón 200 mil.  Thelma Aldana recibió de Claudia Paz y Paz  1 millón 280 mil casos en mora.  Eso es mucha mora, ¿verdad?

Lo que esto indica es que, por lo menos desde 2011 para acá, ninguna de las jefas del Ministerio Público ha tenido como prioridad resolver el cuello de botella que hay en esa organización…seguramente por falta de organizacion y gerencia básicas.

Es posible que las prioridades hayan sido otras: Anunciar la apertura de casos y generar olas mediáticas de la mano de la agenda de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala, por ejemplo.  ¿Podría decirse que preparar una plataforma electoral montada sobre el buzz de la lucha contra los corruptos, aunque no contra las causas de la corrupcion? Lo cierto es que, a juzgar por el tamaño de la mora sostenida había otras cosas que hacer antes que priorizar y ordenar casos para cumplir con la misión del MP.

¿Cuál es la mision del MP? Velar por el estricto cumplimiento de las leyes del país, y a su jefe le corresponde el ejercicio de la acción penal pública.  ¿Cuál es el propósito de las leyes propiamente dichas? Es proteger la vida, la libertad y la propiedad de las personas.  Y, ¿cuál es el propósito de la acción penal pública? Perseguir delilncuentes y llevarlos a juicio. ¿Quiénes son delincuentes? Básicamente criminales porque violan la vida, la libertad y/o la propiedad ajenas, pero también actores que violan ciertos tipos de legislación, es decir que cometen actos que son prohibidos, aunque no sean malos en si mismos o criminales.

¿Ves por qué es inadmisible que en los últimos siete años haya moras como las indicadas arriba?  Cuando el MP tiene moras de aquellas dimensiones lo que quiere decir es que incumple con velar porque se protejan la vida, la libertad y la propiedad de personas de carne y hueso; quiere decir que -por priorizar otras cosas- sus jefas y administradores ha hecho a un lado la tarea necesaria de ordenar la casa para atender dignamente a los tributarios y electores que necesitan que se les proteja contra los delincuentes.  A ver…en diez años de CICIG, ¿a nadie en esa organización auxiliar se le ocurrió -con moras que pasan del millón- que había que empezar por mejorar el servicio al cliente (que es el mandante) y facilitar procesos elementales? ¿Qué se necesita para que alguien pase 4 años en un puesto como el de Fiscal General sin darse cuenta de que tiene un problema administrativo básico y grave y de que debe resolverlo?

La foto es de elPeriódico.


25
Jun 18

Caso Bitkov: Justicia vrs. Política

La Corte de Constitucionalidad se contradijo a sí misma, en el caso Bitkov.

La Corte de Constitucionalidad declaró con lugar el ocurso en queja presentado por la juez Erika Aifán, la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala , el Registro Nacional de las Personas y la Procuraduría General de la Nación, por lo que anula la resolución emitida por la Sala Tercera de Apelaciones que beneficiaba a la familia Bitkov.

Cuatro hechos llaman la atención:

  1. ¿Dónde se ha visto que una corte declare con lugar una queja contra su propia resolución?
  2. ¿Por qué es que la Corte de Constitucionalidad le notificó a la Prensa aquella resolución, antes de notificar a las partes?
  3. La resolución de mayo, conforme a derecho, fue emitida en el contexto de que la Comisión Helsinki tiene los ojos puestos en este caso. ¿Se les pasó el susto a los magistrados de la CC, a los directivos de la CICIG y a los del Renap?
  4. El Ministerio Público es el único llamado a ejerecer la acción penal, según la Constitución. Si el MP ya se dió cuenta de que a los Bitkov se les aplica el Procotolo de Palermo y no pueden ser perseguidos penalmente.  ¿Por qué es que la CC, la CICIG y el Renap insisten. ¿A quién, o a qué sirven estos tres?

Hay dos grandes causas evidentes por las cuales muchos guatemaltecos prefieren arriesgar sus vidas y las de sus familias en un viaje peligroso hacia los Estados Unidos de Amperica, en lugar de quedarse en Guatemala: 1. Las causas jurídicas que se resumen en ausencia de estado de derecho, de justicia y de seguridad; y 2. Las causas económicas, que se resumen en ausencia de oportunidades para salir de la miseria y de la pobreza.

Ambos grandes crupos de causas están profundamente enraizados en la sociedad chapina.  Las causas económicas están teóricamente arraigadas en en keynesianismo, cuando no en el marxismo.  ¿A qué hora se radicó, en el ambiente judicial de Guatemala, la idea de que el criterio político de los jueces debe prevalecer sobre las leyes y sobre las intenciones de los legisladores? ¿En qué escuelas de derecho, en qué seminarios para jueces, en qué cursos y conferencias se ha difundido y se difunde aquella teoría? ¿Quiénes han financiado y promovido la idea de que las leyes son sugerencias que los jueces pueden atender, o no según sus criterios personales y políticos?

La foto es de RepúblicaGt


13
Jun 18

¡Irina y Anastasia Bitkov salieron de prisión!

Luego de pagar la fianza correspondiente, Irina y Anastasia Bitkov salieron de prisión y se reunieron con Igor Bitvov, esposo de Irina y padre de Anastasia, y con el pequeño Vladimir.

Todavía están bajo arresto domiciliario, a pesar de que el Ministerio Público concluyo que no hay delito alguno que perseguir porque, en el contexto del Protocolo de Palermo y de una resolución de la Corte de Constitucionalidad, gozan de eximiente de responsabilidad penal.

Y entonces, ¿por qué es que sigue sometidos a proceso? Habrá que preguntarle a la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala y a la jueza Erika Aifán. ¿Por qué se rehusan a cumplir con la resolución de la Corte de Constitucionalidad? ¿Alguien necesita más evidencia de que la CICIG sigue su propia agenda independientemente de la ley y las instituciones?  ¿Ante quién es responsable la Comisión de la ONU?

La foto la tomé de Twitter.


04
May 18

Porras, la nueva fiscal

De entre un grupo de seis candidatos –electos por una comisión constitucional de postulación y de acuerdo con procedimientos razonables– el presidente Morales eligió a María Consuelo Porras como fiscal general.

Debido a que a la Fiscal general le corresponde el ejercicio de la acción penal pública, la funcionaria recién electa es la más poderosa del país.  Esto es porque de forma excluyente y de oficio puede iniciar, contra ¡cualquiera! un proceso judicial que devenga en prisión a partir de la supuesta comisión de un delito.  Ese poder es formidable.

Porras recibió la mayor puntuación en la postuladora, tiene experiencia en lo penal, es magistrada suplente de la Corte de Constitucionalidad y no veo motivo para pensar que no podría hacer un trabajo excelente.  Como en esta elección hay mucho poder en juego, no es de extrañar que tirios y troyanos tuvieran sus preferidos; y si no ganó el candidato de unos, u otros, ¿qué se va a hacer?

La nueva jefa del MP tendrá que decidir cuál va a ser su relación con la también poderosa CICIG.  Esta comisión no ejerce la acción penal pública; pero tiene la facultad de aconsejar al MP sobre qué acciones iniciar y tiene la facultad de investigar y armar los casos para la fiscalía.  Lo malo es que, con todo ese poder, no es responsable ante los votantes, ni ante los tributarios; y no tiene pesos, ni contrapesos dentro del sistema republicano.  Además, ha sido cachada en múltiples gaffés (que sospecho que no son no intencionados), tantos que han llamado la atención de la Comisión Helsinki y del senador Mike Lee entre otros actores de esa talla, importantes porque los tributarios de los EE.UU. son los principales financistas de la CICIG.

¡Parabienes a la fiscal Porras! porque mi futuro, y el de la gente que vive en este país donde está enterrado mi ombligo, depende en buena parte de su gestión exitosa.  Y estoy seguro de que va a serlo si actúa como una jurista con arrestos, y entiende el valor del respeto a los derechos individuales y el de la igualdad de todos ante la ley; así como el del debido proceso y la presunción de inocencia.

Columna publicada en elPeriódico, de donde es la foto.


25
Abr 18

Guatemala, la CICIG y los Bitkov en “National Review”

Guatemala está, de nuevo, en las noticias. ¿Cómo iba a ser de otra forma? Esta vez en la revista Nacional Review, en un artículo por Jay Nordlinger, titulado Why Are They Doing this to the Bitkovs? En el mismo, el autor medita: La CICIG y la policía guatemalteca estaban persiguiendo a algunos actores muy malos: funcionarios corruptos del gobierno y traficantes de personas, a saber, coyotes. Había un anillo de estas personas. Personajes verdaderamente desagradables, del tipo de los que denuncian a los denunciantes, algunos de ellos. Pero, ¿Igor, Irina y Anastasia Bitkov pertenecen a la misma red?

El artículo de Nordlinger tiene dos virtudes que quiero destacar: 1. Es una relación de hechos bien ordenada y completa, que le permite al lector entender la complejidad del caso, y sus detalles objetivos espeluznantes. 2. Cuenta detalles de las particulares expriencias penosas y duras pruebas que han vivido Anastasia y Vladimir Bitkov, los niños de esta tragedia.  Anastasia ya es mayor de edad; pero era niña cuando empezó la pesadilla y el pequeño Vladimir tiene 6 años.

  • En junio de 2007, algo malo sucedió: la hija de los Bitkovs, Anastasia, de 16 años, fue secuestrada, drogada y violada repetidamente. Esto tuvo lugar en el transcurso de tres días. ¿Quién lo hizo? “Una estructura criminal, trabajando con el FSB”, explica Igor. “Uno con impunidad”. (“FSB” es el nuevo nombre para “KGB”). Igor pagó un rescate de $ 200,000, en efectivo. Le entregó el dinero, dólares, a la policía, actuando como “intermediarios”.
  • El 15 de enero de 2015, a las 6 de la mañana, fueron arrestados. Un total de 70 agentes llegaron a la casa de los Bitkovs. Otros 30 fueron a la oficina de la familia. Todavía otros 30 fueron a la casa del novio de Anastasia. Eso es 130 agentes en total, un número impresionante para un caso de pasaporte. Inicialmente, los Bitkovs se mantuvieron en carceletas, o jaulas, en condiciones humillantes y peligrosas. Igor tuvo que lidiar con miembros de pandillas (MS-13 y Barrio 18). Anastasia tuvo una terrible crisis. Los detalles de estos primeros días son asombrosos.
  • ¿Qué pasó con el niño pequeño, Vladimir, de tres años en ese momento? El Kremlin se apresuró a intervenir. Lo hizo en la persona de Pavel Astakhov, que era el comisionado de [Vladimir] Putin para los “derechos de los niños”. Astakhov declaró que Vladimir era un niño ruso que debería estar en manos de las autoridades rusas. (Mala suerte, Pavel: nacido en Guatemala, Vladimir es ciudadano guatemalteco). Irina e Igor querían que su hijo estuviera en manos de sus guardianes elegidos: su niñera de hacía tiempo y uno de los abogados de la familia. Un juez lo envió a un orfanato. Estuvo allí por 42 días. Cuando finalmente fue liberado a sus tutores, estaba en muy mal estado físico y mental. Él tenía una cicatriz sobre su ojo. Tenía una infección respiratoria y una infección en el oído. Tenía conjuntivitis en ambos ojos. Tenía un diente delantero astillado. Estaba desnutrido. Además, estaba en un estado de zombie, incapaz de hablar. De hecho, olvidó cómo hablar ruso por completo.

Si puedes leer en inglés, sin no estás prejuiciado e incluso si quieres explorar tus prejuicios, si te interesa este caso, seguramente quieres leer este artículo.

Este viernes 27 de abril, en Washington, habrá una audiencia sobre este caso en el Congreso de los Estados Unidos, a cargo de la Helsinki Commission; y en ese contexto, Nordlinger pregunta: ¿Qué pueden hacer los Estados Unidos? ¿Cualquier cosa? Bueno, Washington es el mayor donante de ayuda a Guatemala, de lejos, y también paga cerca de la mitad del presupuesto de la CICIG. Como mínimo, el Congreso debería saber acerca de este caso desconcertante y enfermizo.

No faltará quien trate de desautorizar a Jay Nordlinger (National Review), como han tratado de desautorizar a Mary Anastasia O´Grady (The Wall Street Journal) con base en que ella nunca ha sido fan del régimen de los hermanos Castro en Cuba; pero si puedes, lee el artículo de Nordlinger y los de Mary, y dime si no hay algo muy perverso en todo este asunto.


23
Abr 18

Las grietas del sistema de justicia de Guatemala

Hoy, que es el día del libro, un reportaje y dos libros que exponen las fisuras en la justicia de Guatemala.

Décadas de desigualdad económica y social en Guatemala han llevado a llamamientos bien intencionados,pero equivocados; para un mayor activismo político en el sistema de justicia. En los últimos años, un tipo diferente de corrupción, pero corrupción, sin embargo, se ha apoderado de las instituciones de Guatemala. La participación de las Naciones Unidas a través de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala ha llevado a abusos y a cacerías de brujas, dice un reportaje de Patricia Areano, titulado Falling Through the Cracks of Guatemala´s Justice System, publicado en Antigua Report.

Estoy convencido de que el problema no es la desigualdad económica y social, sino la pobreza; pero uno no puede sino estar de acuerdo con la conclusión del reportaje: Guatemala necesita reconstruir sus sistemas judiciales y penitenciarios desde cero. La comunidad internacional tiene un papel que desempeñar, ayudando a entrenar a los magistrados y otros empleados del gobierno. Sin embargo, debe hacerlo respetando la soberanía del país y evitando la creación de incentivos que obliguen a los celosos fiscales a encontrar chivos expiatorios en lugar de verdaderos criminales; pero no te cuento más para que lo leas.

Hablando de lecturas, el artículo de Areano menciona el libro Back where I belong, por Anaité Alvarado y dice: El concepto de justicia puede evocar imágenes de tribunales con jueces razonables que aplican las leyes de manera justa, y el peso de la evidencia  tiene la última palabra sobre si alguien es culpable, o inocente. Sin embargo, al leer este libro, te das cuenta de que algunos sistemas de justicia son más justos que otros; El de Guatemala puede ser intimidante, confuso y francamente absurdo. El libro, por cierto, será re publicado -en agosto- con el título de Still Standing: Finding Light Inside a Guatemalan Prison, The Battle of an Innocent Woman.

Si te interesan las lecturas sobre este tema, te invito a leer Un libanés en San Marcos, por Aziza Musa. Los chapines hemos olvidado este casoEl 14 de abril de 2009 Khalil Musa y su hija, Marjorie, fueron asesinados. Aquel empresario había dejado huella en la historia moderna de Guatemala por su trayectoria en el cultivo del café y en la industria textil. Lejos estaban, él y su familia, de imaginar que las historias tenebrosas de la impunidad y los intereses políticos más ruines iban a dejar huella en ellos…y en los guatemaltecos. Los asesinatos de Musa y de Marjorie se enlazan con el misterioso asesinato de Rodrigo Rosenberg. Aquellos crímenes atrajeron la atención inmediata de la CICIG de Carlos Castresana y Dall´Anese y la del Ministerio Público, sólo para caer en la vorágine oscura del poder, a la que Aziza nos acerca desde la perspectiva de una hija que no sólo vio el cuerpo de su padre –y el de su hermana– perforados por balas; sino que enfrenta la impunidad, y la pusilanimidad de los Gollum de nuestros tiempos.

La foto uno es de Antigua Report y la dos es de Amazon.


19
Abr 18

Fuertes revelaciones

En los últimos años hemos vivido un debilitamiento de la institucionalidad en Guatemala. Se ha erosionado la confianza de los ciudadanos en las organizaciones que nos representan a todo nivel. Esa consciencia nos motivó a asumir un rol activo en el desarrollo del país y del fortalecimiento de su gobernabilidad democrática. A través de nuestras acciones y proyectos hemos demostrado nuestro compromiso con el desarrollo social y económico de nuestro país. Ante el entorno electoral del 2015, los aquí presentes o representados, decidimos participar facilitando la movilización de fiscales electorales para el partido FCN-Nación. Dicho partido no contaba con fiscales en las mesas electorales que resguardaran la voluntad de cada voto, dijeron Felipe Bosch, Guillermo Castillo, Ramiro Castillo, Herbert González, José Stefano Olivero, Salvador Paiz, Miguel Torrebiarte y Fraterno Vila.

Las acciones respondieron al momento histórico de  crisis política que existía en nuestro país y la premura bajo la cual se dieron estas acciones, explicaron.

Luego de las declaraciones emitidas  hoy por el el jefe de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala, Iván Velásquez y por la Fiscal General Telma Aldana en relación al caso de apoyo financiero al partido oficial FCN-Nación, un grupo de empresarios ofreció disculpas.

No se si te acuerdas; pero durante aquellos comicios las dos posibilidades electorales con posibilidades de ganar la Presidencia de la República eran: Sandra Torres, la del Transurbano, y admiradora de Chávez y de Fidel Castro ; o el vesánico Manuel Baldizón, comprador de títulos y de tesis y vinculado al caso Odebrecht.  La elección ocurría tras el colapso de la espantosamente corrupta administración de Otto Pérez y Roxana Baldetti; y había grupos que querían evitar las elecciones y tomar el poder a golpe de plaza.  Había una crisis de profundidades oceánicas  y ciertamente había que actuar con premura.

Como guatemaltecos, estamos acá dando la cara, asumiendo cualquier responsabilidad que hubiere y conscientes de las consecuencias de nuestras decisiones personales. Reconocemos, con humildad, que, sin saberlo, se cometieron errores, dijeron los empresarios.

Mi primera aproximación a las fuertes revelaciones de hoy es una valoración de la responsabilidad.  ¿por qué es importante que a la libertad la acompañe la responsabilidad? Porque esta última nos fuerza (y quizás fuerza no es la mejor palabra) a prever las consecuencias de nuestras acciones. Sólo las personas que actúan tienen efectos en la realidad, y sólo las personas responsables saben que sus acciones tienen consecuencias.  Sólo las personas responsables saben que no se mojaron porque llueve, sino porque no sacaron el paraguas, para usar un símil de Fred Kofman; y en este contexto, ¿cómo no valorar el acto de compunción de los empresarios? ¿Cómo no valorar el resarcimiento que ofrecen los artífices del financiamiento al partido oficial?

Desde otra perspectiva, las personas pueden no hacer nada, para no equivocarse.  Pueden conservar su inocencia; pero, ¿cuál es el precio de ser inocente? ¿Cuál es el precio de no actuar?  El precio de la inocencia, es la impotencia, para usar otra idea de Kofman.

Si haber financiado los fiscales del partido oficial durante los comicios de 2015 por interpósitas personas y debajo de la mesa es delito, ciertamente no es un crimen.  Ya sabes, hay delicta mala in se, y delicta mala quia prohibita.  Los primeros son malos por sí mismos porque violan derechos ajenos (matar, robar, o estafar, por ejemplo); en tanto que los segundos sólo son malos porque afectan los intereses de quienes tienen la facultad de legislar, o pueden influir en ellos (el contrabando, la venta de comida sin permisos, o usar la propiedad de uno para lo que le convenga), o porque afectan procedimientos.  En este caso el interés es evitar la opacidad en el financiamiento de partidos políticos.

En aquellos contextos, no deja de ser cierto lo que dijeron hoy los empresarios, en el sentido de que el carácter de las personas no se conoce en los errores, sino de la forma en como los enfrentamos y de qué aprendemos de ellos, asumiendo un firme y claro compromiso de no volver a cometerlos.  No es delicta mala in se, ni es criminal, haber actuado para tratar de garantizarles a los guatemaltecos que se iba a respetar su voluntad elecoral, con respecto a una tercera opción, aunque esa opción  fuera raspada del fondo de la olla y en consecuencia no diera la talla. Si la elección de 2015 la hubieran ganado la del Transurbano, o el de Odebrecht…que también recibían financiamiento bajo la mesa,  ¿estaríamos celebrando la decisión? Voy a apostar a que no…y claro, todo esto explica, aunque no justifica.  Y de todos modos, en la historia de Guatemala, ¿cuándo has visto un mea culpa del tamaño del que viste hoy?

Lo cual me lleva a la segunda aproximación que es en forma de preguntas:

¿Fue casualidad, o no fue casualidad que las fuertes revelaciones de hoy ocurrieran en el contexto de la elección de Fiscal General que tiene que hacer el Presidente? Si así fuera, ¡que truhanería!

¿Cuánto va a pescar, el jacobinismo, en este río revuelto?  Esto es un peligro real que hay que tomar en cuenta.

Sospecho que, para que lo de hoy no sea una victoria pírrica, hubo algún tipo de acuerdos.  Como suele ocurrir. Empero, ¿va a haber chivos expiatorios? Ojalá que no.

¿Qué vamos a aprender de lo que está ocurriendo?  Ojalá que bastante.

Hay quienes creen que el trato dado a los empresarios viola el principio de igualdad de todos ante la ley y que el mismo trato se les debería dar a otros acusados de delitos que no son crímenes.  Opino que es posiblee y se puede cuestionar si la CICIG y el MP tienen facultades para dispensar este trato; pero -all things considered- de ninguna manera debe aplicarse a funcionarios, ni a políticos cuyo mandato era velar por el cumplimiento de la ley y por la buena administración de los dineros tomados de los tributarios.  Estos funcionarios y políticos violaron la confianza de quienes les dieron el mandato.  No cometieron errores de juicio en circunstancias apremiantes; sino que consciente y muchas veces sostenidamente traicionaron aquella confianza. Sin olvidar, siempre y eso sí, los principios básicos de la administración de justicia, en el supuesto de que es justicia, y no venganza, lo que se busca. Además sería incontitucional.

Como dice la canción: Yo no se mañana; pero me voy a la cama con un pensamiento de Ayn Rand:. Cuando los principios básicos opuestos están abierta y claramente definidos, eso obra en ventaja del lado racional; y cuando no están claramente definidos, sino que están ocultos, o difusos eso obra en ventaja del lado irracional.

La foto es de Prensa Libre.