18
Abr 19

Mario Estrada y otra chambonada de la CICIG

Las preguntas del millón -en torno a la captura de Mario Estrada y Juan Pablo González Mayorga en Miami, señalado, el primero, de conspirar para importar cocaína hacia los Estados Unidos, ya que este pretendía obtener financiamiento del cartel de Sinaloa para los gastos de su campaña electoral, a cambio de facilitarles desde Guatemala el tráfico de drogas, a través de los puertos y aeropuertos del país- son varias; pero a mi dan mucha, mucha curiosidad cinco.

Si aquella acusación te impresionó, ¿qué tal esta otra? El 8 de febrero de 2019, durante una reunión en la ciudad de Guatemala, el candidato a la presidencia por Unión del Cambio Nacional, Mario Estrada y su socio, González Mayorga (ex operador político de la Unidad Nacional de la Esperanza, el partido de Sandra Torres)  les pidieron a dos agentes encubiertos de la Agencia para el Control de Drogas —que se hacían pasar como miembros del cartel de Sinaloa— que asesinaran a dos de sus rivales políticos. En la solicitud que hace Estrada, asegura que uno de los políticos sería blanco fácil porque tiene muchos enemigos en Guatemala.  Gonzalez Mayorga, también es acusado por la DEA de ayudar al candidato a la presidencia para facilitar el envió de drogas al país norteamericano.

La ilustración la tomé de https://twitter.com/Gran_Pablito

Las preguntas, si las sindicaciones de la DEA resultan siendo ciertas:

¿A lo largo de 10 años de operaciones y de experiencia en Guatemala, cómo fue que todo este tema se les pasó a la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala?

¿Cómo fue que todo este tema se les coló a las fiscales generales Thelma Aldana y Claudia Paz y Paz apoyadas por la CICIG?

¿Cómo fue que todo este tema  se le pasó al Tribunal Supremo Electoral, a quién la CICIG le trasladó capacidades en su oportunidad?

¿Cuántos políticos chapines -a todo nivel- están en iguales, o similares circunstancias que el candidato Mario Estrada, su socio y el partido que lo apoya?

¿Quiénes iban a ser las víctimas de los sicarios solicitados?

Yo buscaría las respuestas a las tres primeras en el hecho de que la CICIG y el Ministerio Público se enfocaron en construir un proyecto socialista de nación y no en acabar con estructuras criminales. Si que en algunos momentos intensos hubo persecución de algunos delincuentes y corruptos; pero las grandes estructuras criminales (como el sistema de aduanas y el narcotráfico) y los ambientes institucionales que las hacen posibles sobrevivieron a Castresana, Dall´anese y a Velásquez; así como a Paz y Paz y a Aldana.

La CICIG, con la ayuda del MP protegieron a la administración corrupta de los Colom/Torres en su momento (con el pretexto de defender la democracia chapina, pero con el objetivo de allanar el camino para el socialismo); y luego procedieron a allanar los caminos institucional, judicial y electoral para facilitar que, por lo menos una de sus candidatas consentidas -Sandra Torres, primero, Thelma Aldana, después y tras la pifia de esta, Torres de nuevo)- pudieran llegar a la Presidencia de la República y llenar de diputados el Congreso.

En ese afán se perdió la CICIG.  Sus todopoderosas facultades no se enfilaron a combatir el cáncer del narcopoder, sino que se concentraron en la abusadora pretensión de cambiar Guatemala a su sabor y antojo y al de sus patrocinadores y lacayos, incluso contra los deseos de los electores y de los tributarios. No que Guatemala no necesite cambiar, ¡Claro que sì!  Urge acabar con las estructuras y los ambientes que hacen posible la corrupción, así como urge acabar con el estado benefactor y mercantilista que hace del país un patrimonio de grupos de interés, entre otras cosas.  Pero nada de eso va a ser posible si no se combate el narcopoder. Incluso la nueva Guatemala a la medida de la CICIG y del socialismo no iba a ser posible sin neutralizar al narcopoder; pero los ingenieros se cegaron con la posibilidad de hacerse con la Presidencia y con el Congreso rápidamente y casi sin sudor.

¡Por supuesto que buena parte del narcopoder tiene su fuente en la guerra perdida contra las drogas!; pero como no se ve que esta vaya a ser sustituida por una estrategia mejor, el experimento de la CICIG quizás no hubiera sido tanto un desperdicio si hubiera hecho lo que hicieron la Drug Enforcement Agency y el Deparment of Justice de los Estados Unidos de América.

Fíjate pues: la ayuda internacional contra la criminalidad no es mala, ni buena en sí misma.  El que la DEA y el Department of Justice, con la colaboración sólida de sus contrapartes guatemaltecas, hayan capturado a dos chapines notorios, por conspirar para ingresar drogas a los EE.UU. (que es un asunto interno de aquel país, porque la guerra contra las drogas es su guerra), tiene resultados positivo para el saneamiento de las elecciones que vienen en Guatemala y uno tiene la esperanza de que ¿qué más va a salir a luz y a qué hora para estar despierto?  Pero lo que no se vale es disfrazar de lucha contra la corrupción el intento de construir un proyecto de nación (cualquiera que sea el color del proyecto).

No te pierdas en la falacia del Package-Dealing. Esta es la que se comete cuando no se discriminan las diferencias cruciales. Consiste en tratar juntos, como partes de un único conjunto conceptual o paquete, elementos que difieren esencialmente en su naturaleza, su relación con la verdad, su importancia o su valor. Como dice la gente: una cosa es una cosa,y otra cosa es otra cosa

La quinta pregunta da para demasiadas especulaciones; y ojalá se aclare durante los procedimientos judiciales que se vienen.

El título de esta nota es porque esta no es la primera chambonada de la CICIG.  He aquí una lista de las pifias de la Comisión:

Testigos obligados a mentir

Otra chorrada de la CICIG

Otro tiro por la culata para la CICIG

La increíble y  triste historia de los fracasos de la CICIG.

Otro fiasco de la CICIG

Otro pedo inflado de la CICIG y el MP

La CICIG, como Saturno, se come a sus hijos

La CICIG otra vez en la picota

La mulada, la CICIG

Los fracasos de la CICIG y la crisis de los tributarios

¿Otra vez la chorreó la CICIG?

La CICIG y Thalia

Otra vez, y otra vez, la CICIG en entredicho

Otra vez la CICIG cuestinada, esta vez por adopciones

Las cuitas de la CICIG


03
Abr 19

¿Quién protege a Sandra Torres?

¿Cuántos cigarros y cuántos octavos le ha ofrecido a Maximón Sandra Evita Torres? ¿Quién la protege? ¿Vas a creer que el caso penal que se lleva en su contra estaba listo 117 días antes de que recibiera inmunidad como candidata presidencial?

¿Qué quiere decir, exactamente, que el caso estaba listo? ¿Vas a creer que un caso de tanta, pero de tanta trascendencia jurídica y política se iba a atascar solito en un escritorio de la Fiscalía General del  Ministerio Público? ¿Vas a creer que la Corte Suprema de Justicia no se enteró a la hora de rechazar la solicitud de retiro de inmunidad en el contexto de un caso por financiamiento electoral ilícito?

Imagen de Maximón o Mam.

¿Por qué es que la CICIG (¿todavía existe la CICIG?) y la FECI dejaron pasar 117 días y hasta ahora dan la alarma? ¿No tuvieron oportunidad de advertir a la CSJ de la existencia de este caso que ya estaba en el MP? Según la CSJ para el 27 de febrero pasado, sus miembros no tenían elementos de racionalidad suficientes para retirarle la inmunidad a la candidata de la Unidad Nacional de la Esperanza. Yo creo que la Fiscal General tiene explicaciones que dar en este intríngulis; ¡pero también tienen que dar explicaciones la CICIG y la FECI…y la fiscal de 2015!

El proceso contra Sandra Evita Torres se originó de las pesquisas del caso llamado Traficantes de Influencias, en el que empresas pagaban por la agilización del crédito fiscal, y que prosiguió con el rastreo del dinero cobrado. En total, los aportes identificados como no reportados ante el Tribunal Supremo Electoral  por la Unidad Nacional de la Esperanza en la pasada campaña sumaron Q19.53 millones.

Las tres empresas que concentran los aportes no registrados por el partido, según la acusación del MP, fueron: Promotora de Recursos Habitacionales (Prohabsa), Maariv y Grupo Inmobiliario Empresarial San Felipe, las primeras tendrían varias conexiones empresariales con Mario Leal Castillo -prófugo– y la última con Ixcamey.

Prohabsa habría canalizado fondos por Q5 millones 791 mil 824.35; Maariv, por Q9 millones 64 mil, y Grupo Inmobiliario Empresarial San Felipe, Q4 millones 653 mil 315.

Además, se habría conducido a través de terceras entidades Q122 mil 613.75 empleados para comprar espacios publicitarios en TVA Guatemala (TV Azteca) usados en el 2015.

¿Qué le ha ofrecido a Maximón, Sandra Evita Torres, para safarse de estas?

Eso sin contar que el 27 de marzo pasado se conoció un audio en el que Torres habla con Gustavo Alejos acerca de aportes de financistas (en 2015, ¿quién era fiscal general en 2015?). La conversación revela  la implicación de Torres y Alejos en la captación de fondos para la campaña de la UNE en las elecciones de hace cuatro años.

Hace cuatro años, Torres era la consentida de la CICIG y de sus patrocinadores; puesto que perdió por las colas que tenia y frente a Thelma Aldana.  Ahora que Aldana anda prófuga (por las colas que tiene), ¿quién se beneficiaría si su caso presentado por la CICIG al Ministerio Público se atorara ahí, sin seguimiento apropiado de parte de la Comisión y de su aliada, la FECI, a sabiendas de que Torres iba a ser inscrita como candidata y de que luego de ello tendría inmunidad?

¿Quién protege a Sandra Torres?


19
Mar 19

Ve pues…orden de captura contra Thelma Aldana

El Juez décimo de Primera instancia penal, narcoactividad y delitos contra el ambiente emitió una orden de aprehensión contra Thelma Aldana, la candidata presidencial del socialista grupo Semilla; y una parte de mí se alegra; pero otra está incómoda.

La parte que se alegra celebra que la candidata enfrente a la justicia como tendría que enfrentarla cualquier otro mortal acusado de peculado por sustracción en forma continuada, falsedad ideológica y casos especiales de defraudación fiscal.

Según el Código Penal, el funcionario o empleado público que sustrajere o consintiere que otro sustraiga dinero o efectos públicos que tenga a su cargo por razón de sus funciones, comete peculado. Igual que el funcionario o empleado público que utilizare en provecho propio, trabajo o servicios pagados con fondos públicos.

Ese mismo cuerpo legislativo tipifica la falsedad ideológica como quien, con motivo del otorgamiento, autorización o formalización de un documento público, insertare o hiciere insertar declaraciones falsas concernientes a un hecho que el documento deba probar, de modo que pueda resultar perjuicio.

Los casos especiales de defraudación tributaria están tipificados aquí y no los transcribo porque son muy largos de enumerar.

La parte que se alegra se siente un poco menos noble y algo morbosa porque ¿cuántas veces vimos a la candidata, cuando era jefa de ministerio público, erigirse cual gran señaladora junto a Robespierre Velásquez? ¿Cuántas veces hemos visto al grupo Semilla apuntando el dedo y acusando con aroma de santidad? Sí, el grupo Semilla cuyo fundador no está preso (pero está libre con el privilegio de fianza), porque era uno de los favoritos de la CICIG y del establishment; privilegio, digo, y no derecho, porque a otros procesados esa opción les ha sido negada arbitrariamente y con saña. ¿Cuántas vidas arruinaron los equipos de Aldana/CICIG, no en busca de hacer justicia, sino de politizar la justicia y sembrar el terror?

Thelma Aldana, la candidata de la pureza parece no estar floreciendo.  Se tuvo que ir a inscribir a la sombra de la noche y por la puerta de atrás, armada sólo con un finiquito de conciencia; y luego, ¿alguien le tendió un puente de plata para que pudiera huir a El Salvador y no viéramos fotos de ella enchachada y frente a un juez? ¿Como es que la orden de captura es de ayer y la inscripción es de hoy? ¿Cuando y a qué hora se puso las de Villadiego?

Con todo y eso, otra parte de mi está incómoda.

Incómoda porque así como es inaceptable la politización de la justicia, es inaceptable la judicialización de la política.  ¿Qué tal si es cierto que este proceso contra Aldana es parte de un plan para allanarle el camino a Sandra Torres, la de la Internacional Socialista, la del gobierno de Colom, la que se divorció para ser candidata en las elecciones pasadas, la del Transurbano, y la admiradora de Fidel Castro. Sandra Torres la que debería estar procesada por financiamiento electoral ilícito y no registrado, pero que se ampara en el antejuicio del que gozan los candidatos.

Incómoda porque tanto melodrama -y tanta incertidumbre- huelen a compadre hablado; siendo que Aldana parece ser la nueva favorita de la CICIG y sus admiradores.  A ratos todo esto tiene aspecto de una opereta en la que nada es lo que parece y lo verdaderamente importante está ocurriendo tras bambalinas.

Y si es cosa de compadres hablados ¿Qué tal si todo se arregla de modo que parezca que el Ministerio Público hizo su mejor esfuerzo para perseguir a Aldana, luego resulta que el Juez dice que no hay caso, y acto seguido el Tribunal Supremo Electoral confirma su candidatura? Lo que sigue son los aplausos porque la candidata aclaró su situación jurídica y tutti contenti. ¡Bueno! Todos contentos entre la CICIG y su coro, y el establishment.

En todo caso, ¿quién me  presta una bola de cristal? ¿Quiénes van a ser los perdedores si todo esto es una charada? Los chapines, la credibilidad y legitimidad del proceso electoral, el estado de derecho y el futuro de la república.

Las dos ilustraciones las tomé de Facebook,


07
Feb 19

¿Qué pata puso ese huevo? y bandeja de plata para la UNE

La competencia por alcanzar la Presidencia de la República, así como 160 curules en el  Congreso, 20 en ese ñaque que se llama Parlamento Centroamericano  y 340 alcaldías  comenzará en menos de dos meses y los partidos políticos, tanto los que participarán por primera vez, como los que ya han corrido otras veces, hacer sus campañas en poco más, o menos 90 días.

Entre quienes recordamos la inmundicia y la saturación de propaganda en comicios anteriores, no faltará quien piense que es muy buena idea limitar artificialmente el tiempo y la cantidad de propaganda; pero detente un momento y piensa. De entrada, ¿quién se beneficiará con aquellas disposiciones?

  1. Aquellos candidatos que sean conocidos.  Aquellos cuyas caras y nombres no les sean ajenos a los electores.  Aquellos que hayan tenido la oportunidad de hacer campaña con anterior, sobre todo si han hecho campañas millonarias.  Aquellos que hayan tenido la oportunidad de usar recursos de los tributarios para ganar algún tipo de popularidad, o por lo menos algún tipo de reconocimiento. Si tu cara ha estado en cajas para magdalenas, y si has podido regalar magadalenas, eso es una ventaja.  Si tu cara ha estado en mupis y si has tenido cobertura mediática amplia, aquellas son ventajas.  Si has acudido a inauguraciones de escuelas, centros de salud, chorros de agua y esas cosas, tienes ventaja.  Si has repartido pelotas, uniformes deportivos y goodies –sobre todo si lo has hecho desde el gobiernono estás en las mismas condiciones precarias que muchos de tus competidores.
  2. Aquellos candidatos que tienen algún tipo de organización partidista en todo el país, o en los municipios más importantes electoralmente hablando.  Aquellos que tienen quien les organice mitínes y quién les acarre gente.  Aquellos que tienen quien les lleve y les traiga.  Los que tienen quien los reciba.  Los que tienen sedes y tienen presencia.

Casi nadie pregunta, ¿qué pata puso ese huevo? cuando se refiere a aquellos candidatos. Cosa que no ocurre con otros candidatos, y especialmente con los que han sido sacados del fondo de la olla. Los nigromantes que diseñaron la reforma electoral y la legislación electoral actual seguramente contaron con esto.

Yo no me preocuparía por el supuesto desgaste de los candidatos que son conocidos y tienen organización partidista.  La vez pasada, Sandra Torres y Manuel Baldizón -desgastadísimos- así de cerca estuvieron de hacerse con la Presidencia.

¿Pero ya te diste cuenta?

Habiendo tenido todo el tiempo del mundo para investigar a Sandra Torres y a su Unidad Nacional de la Esperanza por asociación ilícita y financiamiento electoral no reportado, la Fiscalía especial contra la impunidad y el Ministerio público esperaron a que la candidata fuera inscrita como tal en el Tribunal Supremo Electoral y estuviera protegida con inmunidad.

Con esta maniobra, los patrocinadores nacionales e internacionales de Torres y la UNE -la consentida de la CICIG y de la Internacional socialista- pueden decir que no es cierto que ella y su partido no sean investigados. Pueden decir que no es cierto que en su camino electoral esté siento allanado mediante la remoción de otras opciones y de sus opositores.

En mi pueblo, a maniobras como esa se les llaman dar atol con el dedo.

Es como cuando la FECI y el MP permitieron que Alvaro Colom y  Alberto Fuentes Knight fueran sacados rápidamente del cuartel Mariscal Zavala, luego de una palmadita en el derriere y para dar la impresión de que estaban siendo parejos con todos en temas de corrupción.

Para las próximas elecciones sí hay hijos y si hay entenados.  A los entenados se les cae con todo el peso de la ley para sacarlos de la contienda; en tanto que a los hijos (y específicamentre a la hija) se les sirve la Presidencia en bandeja de plata.  Formalmente, sus patrocinadores pueden decir que no hay privilegios para ella porque está siendo investigada; pero la verdad es que fue muy conveniente que le dieran 24 horas para ser inscrita y obtener su inmunidad, antes de anunciar una investigación contra ella y su partido por asociación ilícita y financiamiento electoral no reportado.

Ahora no sólo se trata de que los competidores de Torres y la UNE que sobrevivan a los señalamientos de la FECI y del MP no podrán darse a conocer como Torres y la UNE son conocidos; sino que también es que sólo ella y su partido -y un pequeño grupo de elegidos para taparle el ojo al macho; y un plan B (con sólo ganas de florecer) podrán competir en los comicios.

Mientras tanto y para hacer las cosas más confusas; la candidata Torres con todo su larga cola ideológica, ahora se pinta a sí misma como una candidata moderada que no se va a prestar a la conspiración de una izquierda radical lidereada por Thelma Aldana, que va con el partido Semilla.

Así, a la luz de los patrocinadores de Torres y de la UNE, así como a la de sus corifeos, habrá elecciones libres, limpias de corruptos, legales; pero ¿legítimas?

Hoy más que nunca, somos los electores y los tributarios los llamados a defender la república, el estado de derecho y la calidad del sufragio.

¿Qué opinas?


27
Nov 18

Banderas de alerta en el Caso gavilán

Basada en los testimonios de secuestradores y asesinos particularmente crueles y perversos, obtenidos aquellos testinonios en circunstancias muy cuestionables por la Fiscalía Especial Contra la Impunidad, la jueza de Mayor riesgo A ligó a proceso a cinco señalados por ejecución extrajudicial de reos y tortura; y uno de los encartados es Carlos Vielmann, exministro de Gobernación, que ya había sido procesado y exculpado -en España- por el primer delito.

El hecho de que la FECI y el Ministerio Público incluyan en su persecusión un delito que ya había sido desestimado anteriormente por un tribunal viola el principio que prohíbe que un acusado sea enjuiciado dos veces por un mismo delito.  No es posible que la FECI y el MP desconozcan el principio y no es posible que desconocieran que Vielmann ya había sido juzgado en españa por ejecuciones extrajiudiciales y que en mayo, un tribunal de Madrid lo había absuelto.

En esas condiciones, ¿cuál era la intención de incluir esa acusación en el proceso que lleva el juzgado de Mayor riesgo A? Porque nótese que se trata de un principio de derecho y no de un mero aspecto de legislación.  ¿Trataban la FECI y el MP de elevar la presión sobre los acusados como una muestra de poder? ¿Trataban de tener un elemento de negociación y apalancamiento? ¿Pensaban que si disparaban así, con escopeta, algo iba a pegar aunque fuera contra un principio del derecho? ¿Cupo, en algún momento, la posibilidad de que aquel principio fuera pasado por alto?

Creo que esta movida debe levantar banderas de alerta donde haya que levantarlas; porque no bastaba que la FECI y el MP usaran criminales curtidos y testimonios conseguidos con base en favores para imputarles delitos a Vielmann y a los otros procesados.  La FECI y el MP estuvieron dispuestos a violar un principio del derecho con tal de conseguir que los acusdados sean llevados a juicio, aunque no hubiera indicios que sustentaran el fallo de la jueza de Mayor riesgo A.  Como no fueran los testimonios obtenidos

Cuando a sabiendas de que se está violando un principio como el de non bis in idem, las autoridades encargadas de la persecusión penal acuden a ese recurso -al de violar un principio del derecho- ¿cómo es que eso no es una violación a los derechos individuales de personas que (como lo indica otro principio del derecho) son inocentes hasta que no se pruebe lo contrario?  ¿Por qué es que esa no es una forma de litigio malicioso?

Lo actuado por la FECI y el MP (al amparo de la CICIG) debería ser una señal de alerta (como si hiciera falta) en cuanto a que en cuanto a aquel establishment se le mete entre ceja y ceja castigar a alquien -por el motivo que sea-, el establilshment no va a detenerse frente a la falta de evidencias, ni frente al uso malintencionado de testigos altamente cuestionables, ni frente a la violación de principios del derecho.

Las ejecuciones extrajudiciales y la tortura – cuando las hubiere- deben ser delitos perseguidos y castigados conforme al las leyes y a la Constitución; pero no a costa de la justicia, ni a costa de la búsqueda de la verdad, ni a costa del debido poroceso, de las garantías procesales, o de los principios del derecho.  La administración de Justicia no debería servir a objetivos políticos, ni a venganza.

Puedes construir tu casa sobre roca sólida, o sobre arenas movedizas, escuché una vez; y este caso, el Caso gavilán, es cimientos en arenas movedizas.  Y todas las banderas de alerta deberían estar levantadas ahora.

Foto por © José Luiz Bernardes Ribeiro / CC BY-SA 4.0


10
Nov 18

Yo digo que es cosa de estrategia

Mi primer artículo contra las ejecuciones extrajudiciales debe haber sido publicado a finales de los años 80 y, desde entonces, quién sabe cuántos artículos más he escrito en defensa del debido proceso, de las garantías procesales y de los derechos individuales.  ¡Quién sabe cuántos!

Por eso a nadie le debe extrañar que me una al llamado por el respeto a la vida y la integridad de Carlos Vielmann; por que se respetan sus derechos individuales y por que se le respete su derecho al debido proceso.

No sólo porque aquello es lo correcto en sí mismo, sino porque recién se supo que cuatro testigos presentados por el MP/CICIG contra el exministro de Gobernación fueron miembros de las bandas criminales Agosto Negro y Los Pasaco, de los años 90.  ¿Quién ya olvidó sus crímenes particularmente crueles y violentos?

Para quienes no los leyeron comparto párrafos del artículo de Jorge Jacobs titulado  ¿Justicia, revancha, estrategia o demostración de poder? Me parece que es uno de los mejores sobre este tema.

El “quid” del asunto es si es creíble que se presentó porque justo ahora —11 años después— se encontraron las evidencias necesarias para realizar las acusaciones, o si, por el contrario, se tenían las evidencias de tiempo atrás —sea un año, cinco o diez— pero se esperó hasta que fuera el “momento apropiado”, dice Jorge.

Y añade: me parece muy sospechoso el tiempo en que se saca a luz este caso. Como hasta los mismos defensores de la CICIG lo han reconocido: en un momento en que se le creía alicaída, “la CICIG reafirma su poder”. Pues, en efecto, queda en el ambiente la duda razonable de que el principal motivo sea más una reacción de la CICIG ante el contexto político, que un verdadero deseo de lograr justicia —indistintamente de la certeza o falsedad de las acusaciones—.

A Jorge le llama también la atención que se haya hecho la acusación justo unas semanas después de que Vielmann regresara a Guatemala, y no, por ejemplo, cuando todavía estaba en España, o mejor aún, cuando todavía estaba siendo procesado en ese país. Aquí la duda razonable hay que verla en el contexto de que, en las acusaciones anteriores de casos similares, los enjuiciados en Guatemala fueron encontrados culpables, pero los enjuiciados en otros países fueron absueltos —hasta Sperisen que fue inicialmente declarado culpable ya va en camino de ser absuelto—, incluso se llegó hasta el grado de que uno de los tribunales reprendió severamente a la parte acusadora por presentar testigos falsos. ¿Por qué entonces el interés de juzgarlo acá? ¿Será porque les es más fácil manipular a los juzgadores locales que a los de allende los mares?

Lo que me lleva también a los antecedentes, en donde se ha comprobado que la CICIG y el MP presentaron testigos falsos para comprobar sus hipótesis -no lo digo yo, fueron jueces de otros países- por lo que también cae la duda razonable sobre los testigos que utilizarán ahora, que por cierto son la justificación del porqué hasta ahora presentaron los casos: porque hasta ahora encontraron a los testigos. ¿O sea que la acusación se basa más en el testimonio de estos testigos -que hasta ahora encontraron- y no en las pruebas científicas que tenían hace 11 años?

Dicho lo anterior, Jorge Jacobs concluye con que dejo planteadas estas “dudas razonables” para que el MP y la CICIG, si realmente desean que se haga justicia, las desvanezca.

Personalmente me inquieta mucho que en casos de alto contenido político el uso de testigos prevalezca incluso sobre pruebas científicas. ¡Y que calidad de testigos! por ejemplo, el testigo Rubén Chanax Sontay y otros bolitos del parque San Sebastían fueron claves en el caso del asesinato de Juan Gerardi.  Y ahora, delincuentes miembros de los Pasaco y de Agosto negro son los pilares del caso contra Vielmann. Huele muy mal eso de que si el MP tenía pruebas desde hace 11 años, esperara hasta ahora para proceder con el caso del Infiernito, sólo porque hasta ahora tiene los testimonios que necesitaba.  ¡Y qué calidad de testimonios! Yo digo que es cosa de estrategia y ojalá que fuera para servir a la justicia; sin embargo, me temo que es para servir a la venganza, o a una forma de demostrar poder.

Sobre el rol de aquellos delincuentes recomiendo el artículo de Marta Yolanda Díaz-Durán, titulado Los Pasaco: del Infiernito al paraíso.  En ese artículo, MYDDA, dice:  ¿Está basada la acusación en el caso de “El Infiernito”, principalmente en el testimonio de criminales confesos y condenados?¿Qué credibilidad pueden tener personas que no dudaron en torturar y asesinar a sus víctimas, además de aterrorizar a sus familiares, con el fin de obtener el dinero del rescate?¿Son capaces estos criminales de declarar cualquier cosa con tal de que los dejen libres o les reduzcan la pena? Si no tuvieron problemas para acabar con la vida de quienes secuestraron, ¿los tendrán para mentir con tal de beneficiarse?…¿Irán a seguir Los Pasaco el camino del infiernito al paraíso que anduvieron, entre otros, Juan Carlos Monzón y Estuardo Gonzales? Cualquier crimen que cometan estos malhechores, si son liberados por la CICIG y la FECI, serán responsabilidad principal de estos últimos.

Es muy oportuno que  Víctor Suárez, presidente de la Asociación Amigos del País,  trajera a luz que la CICIG y la FECI han fabricado, nuevamente, el caso con testigos protegidos y falsos, de bandas criminales a cambio de darles su libertad. Es una tristeza para Guatemala que con un medio de coacción, de fabricar casos, liberen presos que realmente son un problema para la sociedad. Estamos hartos de las maras y la delincuencia, y de que en lugar de dar la justicia correcta y protegernos, se dediquen a perseguir personas demostradamente inocentes,  enfatizó Suárez en su oportunidad.

Por su parte, el industrial  Juan José Gutiérrez amigo de Carlos Vielmann, expresó que esto es un montaje, un show, una forma de regreso a la época de la guerra. En lugar de balas usan esto, justicia selectiva, y acusar a y acusar a quienes les estorba.

 


29
Ago 18

Así que Baldizón se va a entregar

El excandidato a la presidencia, Manuel Baldizón Méndez, divulgó un comunicado en el que informa que decidió prescindir del asilo político que tramitaba en Estados Unidos, para entregarse a la justicia guatemalteca y aclarar su situación jurídica, y para ello pidió su deportación voluntaria.  A mi me huele que llegó a algún tipo de acuerdo y que incluso pudo haberse ofrecido como colaborador eficaz, ¿y a tí?

Es aquello, o el conocimiento de que su petición de asilo no iba a ser aceptada y la inconveniencia de regresar enchachado a Guatemala y ser fotografiado así.

En su comunicado el excandidado presidencial dice que ha hecho un análisis de su trayectoria personal y que su lugar está en Guatemala donde está la gente que respeta. No admite que él podría haber cometido errores, sino que  se pudieron cometer errores; así, casi sin sujeto responsable.  Es como el niño que no dice que botó la lata de gaseosa, sino que dice que la gaseosa se cayó. Es como el que no dice que llegó tarde porque no salió a tiempo, sino porque había tráfico.

En el texto, el político dice que fueron errores y no delitos porque, según él, los delitos siempre implican dolo que es la intención maliciosa de cometerlos.  Pero esa afirmación no sólo evade el hecho de que existen delitos culposos -que se cometen sin la intención de cometerlos, por razón de negligencia, imprudencia, o impericia; sino que cualquier acción delictiva que se le imputare -según él- son meras equivocaciones, yerros, deslices, traspiés, o descuido.  ¡Ups, fue un gazapo lo de Odebrecht!

Si así es el camino, ¿cómo será el poblado? Imagínate que este personaje hubiera sido electo como Presidente de la república.  Imagínalo arguyendo cosas asi ante los señalamientos que hubiera en su contra si fuera cachado haciendo de las suyas desde la Presidencia.

…y al final de su comunicado la infaltable cita bíblica. Recurso imprescindible cuando urge verse inocente.

De cualquier manera celebro que se someta a la justicia para aclarar su situación jurídica.  Pero ojalá y sea para que se haga justicia y no para un show mediático en connivencia con el Ministerio Público y la Comisión Contra la Impunidad en Guatemala; y no para echar al agua a gatos y chivos expiatorios.


08
Ago 18

La mora en el Ministerio Público

La fiscal general, María Consuelo Porras, recibió de Thelma Aldana una mora de casos del tamaño de 1 millón 200 mil.  Thelma Aldana recibió de Claudia Paz y Paz  1 millón 280 mil casos en mora.  Eso es mucha mora, ¿verdad?

Lo que esto indica es que, por lo menos desde 2011 para acá, ninguna de las jefas del Ministerio Público ha tenido como prioridad resolver el cuello de botella que hay en esa organización…seguramente por falta de organizacion y gerencia básicas.

Es posible que las prioridades hayan sido otras: Anunciar la apertura de casos y generar olas mediáticas de la mano de la agenda de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala, por ejemplo.  ¿Podría decirse que preparar una plataforma electoral montada sobre el buzz de la lucha contra los corruptos, aunque no contra las causas de la corrupcion? Lo cierto es que, a juzgar por el tamaño de la mora sostenida había otras cosas que hacer antes que priorizar y ordenar casos para cumplir con la misión del MP.

¿Cuál es la mision del MP? Velar por el estricto cumplimiento de las leyes del país, y a su jefe le corresponde el ejercicio de la acción penal pública.  ¿Cuál es el propósito de las leyes propiamente dichas? Es proteger la vida, la libertad y la propiedad de las personas.  Y, ¿cuál es el propósito de la acción penal pública? Perseguir delilncuentes y llevarlos a juicio. ¿Quiénes son delincuentes? Básicamente criminales porque violan la vida, la libertad y/o la propiedad ajenas, pero también actores que violan ciertos tipos de legislación, es decir que cometen actos que son prohibidos, aunque no sean malos en si mismos o criminales.

¿Ves por qué es inadmisible que en los últimos siete años haya moras como las indicadas arriba?  Cuando el MP tiene moras de aquellas dimensiones lo que quiere decir es que incumple con velar porque se protejan la vida, la libertad y la propiedad de personas de carne y hueso; quiere decir que -por priorizar otras cosas- sus jefas y administradores ha hecho a un lado la tarea necesaria de ordenar la casa para atender dignamente a los tributarios y electores que necesitan que se les proteja contra los delincuentes.  A ver…en diez años de CICIG, ¿a nadie en esa organización auxiliar se le ocurrió -con moras que pasan del millón- que había que empezar por mejorar el servicio al cliente (que es el mandante) y facilitar procesos elementales? ¿Qué se necesita para que alguien pase 4 años en un puesto como el de Fiscal General sin darse cuenta de que tiene un problema administrativo básico y grave y de que debe resolverlo?

La foto es de elPeriódico.


25
Jun 18

Caso Bitkov: Justicia vrs. Política

La Corte de Constitucionalidad se contradijo a sí misma, en el caso Bitkov.

La Corte de Constitucionalidad declaró con lugar el ocurso en queja presentado por la juez Erika Aifán, la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala , el Registro Nacional de las Personas y la Procuraduría General de la Nación, por lo que anula la resolución emitida por la Sala Tercera de Apelaciones que beneficiaba a la familia Bitkov.

Cuatro hechos llaman la atención:

  1. ¿Dónde se ha visto que una corte declare con lugar una queja contra su propia resolución?
  2. ¿Por qué es que la Corte de Constitucionalidad le notificó a la Prensa aquella resolución, antes de notificar a las partes?
  3. La resolución de mayo, conforme a derecho, fue emitida en el contexto de que la Comisión Helsinki tiene los ojos puestos en este caso. ¿Se les pasó el susto a los magistrados de la CC, a los directivos de la CICIG y a los del Renap?
  4. El Ministerio Público es el único llamado a ejerecer la acción penal, según la Constitución. Si el MP ya se dió cuenta de que a los Bitkov se les aplica el Procotolo de Palermo y no pueden ser perseguidos penalmente.  ¿Por qué es que la CC, la CICIG y el Renap insisten. ¿A quién, o a qué sirven estos tres?

Hay dos grandes causas evidentes por las cuales muchos guatemaltecos prefieren arriesgar sus vidas y las de sus familias en un viaje peligroso hacia los Estados Unidos de Amperica, en lugar de quedarse en Guatemala: 1. Las causas jurídicas que se resumen en ausencia de estado de derecho, de justicia y de seguridad; y 2. Las causas económicas, que se resumen en ausencia de oportunidades para salir de la miseria y de la pobreza.

Ambos grandes crupos de causas están profundamente enraizados en la sociedad chapina.  Las causas económicas están teóricamente arraigadas en en keynesianismo, cuando no en el marxismo.  ¿A qué hora se radicó, en el ambiente judicial de Guatemala, la idea de que el criterio político de los jueces debe prevalecer sobre las leyes y sobre las intenciones de los legisladores? ¿En qué escuelas de derecho, en qué seminarios para jueces, en qué cursos y conferencias se ha difundido y se difunde aquella teoría? ¿Quiénes han financiado y promovido la idea de que las leyes son sugerencias que los jueces pueden atender, o no según sus criterios personales y políticos?

La foto es de RepúblicaGt


13
Jun 18

¡Irina y Anastasia Bitkov salieron de prisión!

Luego de pagar la fianza correspondiente, Irina y Anastasia Bitkov salieron de prisión y se reunieron con Igor Bitvov, esposo de Irina y padre de Anastasia, y con el pequeño Vladimir.

Todavía están bajo arresto domiciliario, a pesar de que el Ministerio Público concluyo que no hay delito alguno que perseguir porque, en el contexto del Protocolo de Palermo y de una resolución de la Corte de Constitucionalidad, gozan de eximiente de responsabilidad penal.

Y entonces, ¿por qué es que sigue sometidos a proceso? Habrá que preguntarle a la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala y a la jueza Erika Aifán. ¿Por qué se rehusan a cumplir con la resolución de la Corte de Constitucionalidad? ¿Alguien necesita más evidencia de que la CICIG sigue su propia agenda independientemente de la ley y las instituciones?  ¿Ante quién es responsable la Comisión de la ONU?

La foto la tomé de Twitter.