22
Dic 16

La impunidad de Christine Lagarde

512px-christine_lagarde_wef

Si el CEO de una empresa, de un banco, o de un fondo de inversiones privado despilfarrara 400 millones de euros, ¿qué pasaría judicialmente y mediáticamente?  Voy a aventurarme a decir que sería condenado con dureza, con mucha dureza, y sería mediáticamente expuesto enchachado, cuando no sería mediáticamente linchado.  Pero…¿qué pasa cuando una burócrata internacional -sobre todo si es mujer- es hallada culpable de negligencia en un importante desvío de dinero de los tributarios franceses?  Es declarada culpable; pero no se le aplica una pena y su condena no tendrá mención alguna en su registro penal.  Además, el Fondo Monetario Internacional, organismo que Christine Legarde dirige ahora, le dio una licencia ; y no hubo necesidad de que estuviera presente en la lectura de la decisión judicial.

No digo que los estafadores del sector privado no deben ser perseguidos y procesados, o que no deban ser expuesto (¡Claro que sí!); pero ¿no te parece evidente que hay una diferencia de trato cuando se trata de burócratas y políticos?

Estas cosas lo ponen a pensar a uno.  En Guatemala, ¿cuántos casos de corrupción de funcionarios estarán vigentes el año que viene y cuántos no?  ¿Cuántas condenas terminarán en burlas a la justicia?  ¿Cuántos de los que están presos actualmente no deberían estar ahí?

Foto por World Economic Forum from Cologny, Switzerland (World Economic Forum Annual Meeting Davos 2007) [ CC BY-SA 2.0


01
Feb 15

La arrogancia de un burócrata del FMI

111211_gasolina

Los países centroamericanos no han aprovechado la drástica baja de precio del petróleo  y sus derivados, ni  el dinamismo de la economía de Estados Unidos, dijo uno de esos burócratas del Fondo Monetario Internacional.

La perspectiva del burócrata es colectivista: supone que es a los países a quienes les corresponde aprovechar los precios bajos del crudo y los combustibles.  Y tu ya sabes qué significa eso: que los gobiernos, o sea los políticos y sus funcionarios (¿con asesoría de la burocracia internacional?) deberían saber cómo es que hay que hay que aprovechar los precios bajos de aquellos productos. La petulancia de los burócratas aquellos descartan, o ignoran, que es a los individuos a quienes les corresponde decidir cómo aprovechamos los precios bajos, o altos de cualquier cosa.  En el caso de los combustibles, ¿quién, si no tu, sabe cómo aprovechar lo que ya no gastas en combustibles? Tu decides si lo ahorras, lo inviertes, o lo gastas.  Y si te equivocas, pagas las consecuencias pero no arrastras a la sociedad contigo.

¿Sábes? En realidad los países no consumen combustibles.  Lo que sí ocurre es que la totalidad de individuos que viven en un país consumen combustibles.  Sólo la perversión de la visión colectivista puede convertir ese hecho en una supuesta actuación colectiva.  Y de ahí a que los colectivistas quieran que hagas un uso, u otro de lo que no gastas en combustibles hay sólo un paso.

Hace unos días, los pipoldermos estaban dispuestos a quitarte lo que ahorrabas en combustibles (por medio de un nuevo impuesto) porque según ellos tendrían un mejor uso para ese dinero que es tuyo.  A este tipo de disparates conducen observaciones como la del representante del FMI.

¡Cuidado con esas trampas de los colectivistas!


29
May 12

Ve pues…Christine Legarde no paga impuestos

La presidenta del Fondo Monetario Internacional, Christine Legarde -que hace poco se constituyó en el azote de los que no pagan impuestos- no paga impuestos a pesar de que gana más que el presidente Obama, de los Estados Unidos de América y que el primera ministro Cameron, de el Reino Unido.

La mayoría de burócratas de la Organizacion de las Naciones Unidas -que andan por ahí recomendando la elevación de los impuestos y criticando a los que no los pagan- tampoco pagan impuestos.  Y adivina, adivinico, ¿quienes más no pagan impuestos? Los embajadores que vienen aqui a promover el alza de los tributos y a criticar a quienes no los pagan.  ¿Has visto en la cola del supermercado, por ejemplo, cómo sacan su tarjeta para no pagar IVA?

Aaaaaaah, granujas.


12
Abr 12

El FMI y la perversión del estado benefactor

Según Christine Lagarde, directora gerente del Fondo Monetario Internacional, vivir más es bueno; pero conlleva un riesgo financiero…es riesgoso que la gente viva más de lo esperado.  Y me pregunto…financieramente hablando, ¿cuánto es lo que se espera que viva la gente? ¿Se podría decir que es malo que la gente viva mucho porque financieramente es riesgoso para el estado benefactor?

Es perturbador que los políticos y sus fincionarios sostengan al estado benefactor sobre la premisa de que es riesgoso que la gente viva más de lo esperado.  Eso es como decir que para los políticos y sus funcionarios es caro que la gente viva más.


16
May 11

La pensión, el hostal o el mesón de Strauss-Kahn

¿Saben qué es lo que más me impresionó del escándalo de Dominique Strauss-Kahn, director gerente del Fondo Monetario Interancional?  Que el pobre hombre tiene que pasar sus noches en hotelitos cuyas habitaciones cuestan $3 mil por noche, o sea, cerca de Q22,270 ¡Por noche!

En este enlace, usted puede ver las penas que pasa el funcionario, ¿y cuántos como él?

Por cierto que el principal propósito del FMI consiste en asegurar la estabilidad del sistema monetario internacional.  Este sistema es esencial para fomentar un crecimiento económico sostenible, mejorar los niveles de vida y reducir la pobreza.

Si S-K fuera Mark Zukerberg, Hansjörg Wyss, o Biz Stone, para mencionar sólo a unos pocos productores y emprendedores, aquella cifra no tendría mayor relevancia.  Pero S-K es un burócrata, de esos que presumen de andar, por ahí, mejorándo el nivel de vida de la gente y reduciendo la pobreza; pero viviendo del saqueo.


12
Mar 09

Lo que pasa cuando no se entiende la inflación

He sido condenado por economistas tradicionales que dicen que la impresión de moneda es responsable de la inflación.  Debido a la necesidad de existir, a la de asegurar que mi gente sobreviva, he tenido que imprimir moneda.  He tenido que hacer cosas extraordinarias que no están en los libros de texto.  Luego, el Fondo Monetario Internacional le pidió a los Estados Unidos de América que por favor imprimiera dinero.  Y empecé a ver a todo el mundo que hacía lo que me decían que yo no tenía que hacer.  Decidí que Dios estaba de mi lado, y que había venido a reivindicarme.

Estas palabras son de Gideon Gono, el presidente del banco central de Zimbabue.  Tomando en cuenta que allá una hogaza de pan puede costar entre 7 y 10 mil dólares zibabuéses, porque la inflación no es de 9, 20, o 500%, sino de 231,000,000%, sus declaraciones en Newsweek son notables.
Notable es que todavía no se ha dado cuenta de que la impresión de moneda es la causa de la inflación.  
Notable es que cree que contribuye al bien de los zimbabueses la destrucción total del poder adquisitivo de su moneda.
Notable es que puede jugarle la vuelta a la ciencia económica.
Notable es que cree que mientras más gente comete los errores que él ha cometido, es más evidente que Dios está de su lado.
Notable es que economistas, políticos, periodistas y expertos de todo el mundo conozcan el caso de Zimbabue y no aprendan de él.
La inflación comienza por poquitos, para resolver problemas urgentes de corto plazo, y crece hasta hacerse inmensa, en perjuicio de la solución de problemas importantes en el largo plazo.  Occidente está cavando su tumba con una megapala llamada inflación…y muchos creen que esa es la mejor opción.
Ese no es el caso de Warren Buffet; y si a usted le interesa conocer la magnitud del peligro inflacionario, seguramente querrá ver esta entrevista.

Digg!


14
Abr 07

Mi hija, y el señor

Tomar dinero ajeno por la fuerza es robo, aquí y en la Cochinchina. La gente normalmente se opone a este tipo de despojo, a menos que aquella expoliación ocurra como consecuencia de una decisión política (a cargo de los mismos políticos que la gente critica por corruptos e ineptos). Sin embargo, no deja de sorprender que la gente crea que está obligada a pagar impuestos, sin más.

Ahora que leo que el Fondo Monetario Internacional ha exhortado a la administración chapina para que impulse una reforma fiscal, en este año, con el objetivo de aumentar impuestos; y que la Comisión de Seguimiento del Pacto Fiscal anda muy activa, vale la pena hacer algunas reflexiones sobre el tema impositivo.

En mi humilde opinión, como tributario y como elector, ninguna reforma impositiva debería dar un paso más sin resolver los siguientes puntos:

Ni un solo centavo de los impuestos que pagamos debe servir para favorecer, promover, incentivar, financiar, subvencionar, proteger, ni fomentar intereses particulares, ni privilegios.

Hasta el último centavo de los impuestos que pagamos debe ser utilizado única y exclusivamente para el bien común. Entendido este como el bien de todos, no como el bien de algunos, ni como el bien de muchos.

Leo que de 332 municipalidades, 275 no pasan por la fiscalización de sus presupuestos por parte de la Contraloría de Cuentas; y quién sabe que cosas parecidas ocurren a todo lo ancho y todo lo largo de la administración. Luego, hasta el último centavo de los impuestos que pagamos debe ser fiscalizado de forma transparente.

Recuerdo que antes las facturas detallaban cuánto es que uno pagaba de Impuesto al Valor Agregado; posteriormente, ese detalle importante fue ocultado en las facturas para que la gente no estuviera consciente de que está pagando un tributo. Luego, todo habitante de la República debe cargar con su parte alícuota del costo de tener gobierno. Así, estoy seguro de que seríamos más cuidadosos con permitirles, o no a los políticos, usar nuestro dinero para favorecer los intereses particulares y los privilegios de quienes no ven nada malo en usar, para sus negocios y sus fines, dinero ajeno tomado por la fuerza.

Antes de que el más mínimo aumento de impuestos sea llevado a la mesa, siquiera, la administración debe garantizar plenamente que: no se usa el dinero de los tributarios para beneficiar a nadie en particular; todos cargamos con el costo de tener gobierno; el dinero de los tributarios no se desperdicia y no se pierde en corrupción; y se hace todo lo posible por recaudar eficientemente. Si así fuera, así sí baila mi hija con el señor.

Sólo en estas condiciones es posible admitir, con mucha cautela, que tomar dinero ajeno por la fuerza tiene alguna justificación: si todos contribuyen por igual, sin se usa para el bien de todos y si se administra honradamente.

Esto es, no sólo porque robar es muy malo; sino porque los impuestos tienen efectos que no son muy evidentes y que son perjudiciales. Por medio de los tributos (por altos, o por complejos) el gobierno puede destruir la base productiva que hace posible el desarrollo económico.

A estas alturas alguien dirá que exagero cuando digo que el cobro de impuestos es violento; pero, ¿habrá quien niegue que se llaman impuestos, precisamente porque no son donaciones voluntarias? ¿Habrá quién no recuerde que si uno no paga sus impuestos corre el riesgo de irse enchachado a la cárcel? El uso de la fuerza para tomar el dinero ajeno está ahí presente, aunque se nos olvide.

Pasadas aquellas precondiciones, sólo queda tomar en cuenta que, para que los impuestos no erosionen la capacidad productiva y competitiva de la población económicamente activa, deben ser neutros, lo que significa que no deben afectar los precios relativos para que no cambien la manera en que las personas valúan las cosas y toman sus decisiones. Y dicho lo anterior, el primer tributo que debería desaparecer, entonces, es el impuesto a los rendimientos del capital.

Publicada en Prensa Libre el sábado 14 de abril de 2007


20
Mar 07

Descubriendo el agua azucarada

Al Banco Interamericano de Desarrollo le preocupa la alta dependencia de Guatemala de los flujos de remesas porque “es un indicio de que el país no genera las oportunidades suficientes de empleo y desarrollo”.

¡Vaya!, hoy si que el BID descubrió el agua azucarada. Como si las razones por las cuales la gente se va de Guatemala fueran un misterio: falta de mercado y falta de estado de derecho.

Las políticas neoliberales impulsadas por burócratas internacionales, como los del BID y los del Fondo Monetario Internacional, son, en buena parte, responsables de aquella situación. ¿Por qué? Porque en vez de la apertura unilateral de fronteras, los neoliberales recomiendan tratados de “libre” comercio; porque en vez de un poll tax, los neoliberales recomiendan elevar los impuestos a los rendimientos del capital y, en el mejor de los casos, un flat tax, por ejemplo.

La gente se va de Guate porque aquí no hay oportunidades; y a aquí no las hay debido a malas políticas económicas establecidas deliberadamente por políticos oportunistas confabulados con grupos de interés que se aprovechan del mercantilismo, del socialismo y del neoliberalismo para usar la ley en su favor y obtener privilegios. Eso se sabe desde hace ratos y no hacía falta que se dejaran venir todos los burócratas del BID para que nos enteráramos.