13
Ene 17

Cuquitos, golosinas y chanclas

basura-rio-los-esclavos

Cuando uno viaja por Guatemala una de las cosas que más impresionan es  lo inmundo que está todo.  Carreteras, playas, ríos, bosques, barrancos llenos de inmundicias que no llegan ahí solitas.  Llegan a esos lugares porque la gente inmunda la tira ahí.

Acabo de estar en un lugar precioso, con bosques encantadores y, ¿dónde crees que se hallan tirados los botes de aceite para automóvil, las bolsas de golosinas y los juguetes aplastados? Al lado de las casas donde vive la gente que trabaja en el lugar.  Aquellas cosas no llegan, ni se quedan ahí por sí mismas.  La gente las tira ahí, y no las recoge cuando las ve.  Uno sospecha que a la gente no le molesta que la basura esté ahí porque si le molestara, ¿la recogería?

En el edificio donde vivo, a pesar de que  hay depósitos prácticos para la basura, nunca faltan las bolsas puestas en el piso –al lado de los depósitos– y los pisos del área chorreados.  Eso ocurre porque hay gente inmunda a la que no le incomoda ese estado de cosas.

En estos días hay tres iniciativas, en el Congreso,  para regular el uso de plásticos; y un alcalde –¿o emperador?– dispuso prohibir el uso de bolsas plásticas y el de estiropor en su municipio.  Mucha gente cree que las leyes pueden resolver problemas como este y no falta quien crea que los productos biodegradables pueden solucionar la presencia de los empaques plásticos en el ambiente; pero, ¿sabes que los productos plásticos biodegradables cuestan tres veces más que los normales?

¿Por qué crees que el material plástico es exitoso?  Porque su uso es ventajoso para la ti. ¿Recuerdas cuando el shampoo venía en envases de vidrio y se resbalaba en la ducha? ¿Has transportado víveres en bolsas de papel un día lluvioso? ¿Ya compraste tus bolsas reutilizables en el supermercado?  El lobby anti-industrial la ha cogido contra las bolsas plásticas porque estas son evidentes,  y son difíciles de ignorar.  Empero hay otras basuras que andan por ahí y nadie dice cuio.  ¿Por qué no hay iniciativas de ley contra los empaques de cuquitos, los de golosinas fritas, o las chanclas? ¿Por qué no hay contra las palanganas?  ¡Ups, tal vez es cuestión de tiempo!

Columna publicada en elPeriódicola fotografía es de basura en el río Los esclavos.


11
Nov 16

Bolsas plásticas y gente “shuca”

090321_los_esclavos

La imagen es encantadora: en el mercado de San Pedro La Laguna los vendedores despachan sus productos en hojas.  ¡Como en el siglo XVI, seguramente! …y la gente cree que está a la altura de los países más avanzados de Europa donde el uso de las bolsas plásticas está prohibido.  Ah, ese es el pequeño detalle: toda la gente en San Pedro no prefiere despachar en hojas que chorrean, o recibir sus compras de esa forma, tal práctica ha sido impuesta por la fuerza de multas que van entre Q300 y Q1500.  Es cierto que algunos prefieren las hojas; pero también es cierto que otros, no.

A la iniciativa en San Pedro se ha unido un grupo de diputados que pretende legislar para regular y eventualmente eliminar el uso de bolsas plásticas en el país.  La prohibición se extendería al duropor, pajillas y productos parecidos.

¿Te has preguntado por qué es que la gente usa bolsas plásticas? Porque funcionan y cumplen sus propósitos de maravilla.  Porque son baratas, higiénicas, ligeras y relativamente  resistentes.  A pesar de ello parece que hay una guerra global contra las bolsas plásticas supuestamente porque  la gente sólo las usa una vez;  porque consumen nuestras reservas limitadas de petróleo y se convierten en basura y dañan al paisaje y peor aún, a los animales.

Me da rabia cuando viajo por Guatemala y veo ríos, carreteras y poblaciones inmundas; y me da mucha rabia cuando veo que esa basura (mucha de ella plástica) va a parar a ríos, lagos y al mar e imagino a tortugas y otros animalitos muriendo a causa de la basura.  Empero, entre 80 y 90% de las personas vuelven a usar sus bolsas plásticas y las bolsas plásticas constituyen sólo 1% de la basura (al menos en los EE.UU; que es de donde hay datos).  La oposición a las bolsas plásticas tiene un elevado componente ideológico anti-industrial y, en última instancia, ¿de quién es la culpa de que las bolsas terminen contaminando? De la gente shuca e irresponsable, ¡por supuesto!, de esa gente que las tira en las calles, barrancos y donde sea…y de las corporaciones municipales (los pipoldermos), que no cumplen con su obligación de procesar la basura adecuadamente.

Columna publicada en elPeriódico.


23
May 16

Inmundicia en lagos, ríos y todas partes

basura-el-periodico

¿Viste las fotos de la inmundicia y el basural que llega a la desembocadura del río Villalobos en el lago de Amatitlán?  Esa -con variantes propias de cada lugar- es la historia de todos los lagos y ríos en Guatemala. ¿Leíste que la laguna del Pino podría convertirse en un pantano? ¿Has visto los efectos de la cianobacteria y las natas en Atitlán?

La verdad sea dicha, es la historia de toda Guatemala.  Casi no hay población en la que no haya focos de inmundicias.

13240117_1089909757696889_6019289673748059670_n

Cuando yo era niño, íbamos con mi tía Baby y su familia en varios carros rumbo a Sipacate y en algún momento uno de los niños tiró algo por la ventana.  Mi tía abuela hizo que se detuviera el automóvil y recogió la basura que había salido de nuestro vehículo.  Eso me pareció ejemplar y siempre lo recuerdo.  Pero la mayor parte de gente no haría algo así.  De hecho, en el edificio donde vivo y donde lugares muy específicos y convenientes para disponer de la basura, no falta la gente que usa bolsas inapropiadas que se rompen y derraman líquidos, o no ponen las bolsas en los lugares destinados para ello.  Ya sea por incuria, por haraganería o porque nadie les dio la educación necesaria, muchas personas no dudan en ensuciar.  Hay gente que, por no pagar a quienes recogen la basura en las casas, salen en las noches y tiran bolsas de desperdicios en predios, o en la vía pública.

13239096_1089909717696893_151983731170642807_n

Cuando uno viaja por el interior del país es triste, pero muy triste, ver que muchísima gente cree que los ríos, las cunetas, los barrancos, y muchos espacios más son apropiados para arrojar basura de todo tipo.  Si te disgustó la foto ahora piensa en esto: los popodrilos, las pipirañas y los cacaimanes de miles y miles de desagues legales e ilegales, no se ven entre la basura evidente.

A final de cuentas, si bien es cierto que las autoridades encargadas del manejo de desperdicios resultan ser ñaques costosos, lo cierto es que -sin necesidad de convertirnos en maniáticos- ya podríamos empezar por ensuciar mucho menos.  Como los japoneses, ¿sabes?, que se quitan el calzado antes de entrar a la casa.  Esto último fue una metafora (Aclaración necesaria para los que necesitan este tipo de aclaraciones).

La foto 1 es por Félix Acajabón, de elPeriódico; y las fotos 2 y 3 son de Amilcar Montejo.


09
Abr 15

La Antigua, la inmunda

antigua-luis-figueroa-carpe-diem

Antes yo iba a La Antigua para las fiestas que preceden a la Pascua.  Casi nunca para quedarme, pero si para visitar y disfrutar del ambiente.  Dejé de hacerlo cuando una noche, en el Parque Central, noté una inmundicia rayana en lo asqueroso.  Los botes de basura habían sido rebasados días atrás.  La gente -porque es la gente la responsable- había dejaro en el suelo bolsas, empaques, frutas, pañales, botellas, heces y todo tipo de basura.  ¡Pero es que era mucha!  Un par de años después tuve que ir para acompañar a unos arquitectos extranjeros que querían ver casas antigueñas.  Lo de las casas estuvo de película; pero la suciedad en las calles fue impresionante.  Impresionante de una forma muy fea.

Todo esto viene a que hoy, Gabriel Azurdia, en Prensa Libre, llamó la atención sobre la falta de agua, al mal olor  y al hecho de que las autoridades de la Ciudad Colonial no estuvieron a la altura durante las festividades.  La Antigua se vio rebasada, otra vez.

En parte, ¡por supuesto!, es culpa de las autoridades irresponsables e ineptas; pero en buena parte la inmundicia es responsabilidad de la gente sucia porque la porquería no llega ahí sola.


19
Sep 12

Reciclaje, ¿me estoy perdiendo de algún detalle?

Este bote de basura para reciclar me ha tenido pensando y pensando.  ¿Cuál es el detalle del que me estoy perdiendo?  Míralo con detenimiento: hay un agujero parA periódicos, otro para latas y otro para botellas…pero los tres van a dar al mismo lugar, a la misma bolsa. ¿De qué detalle me estoy perdiendo?

Nunca he sido un fan de reciclar porque hay mucha bullshit en ese tema; pero lo que sí hago es tratar de generar la menor cantidad de basura posible.  No uso más bolsas plásticas que las estrictamente necesarias, no cambio mi vaso de estiropor a menos que ya esté inusable, cosas así.  Tal vez es por eso que me inquieta el bote de la foto.  Y me gustaría saber si hay gente que, al dejar basura en él sigue las instrucciones y pone el diario en la ranura para periódicos; o su lata de gaseosa, en el hoyo para latas.  Sí.  Estoy seguro de que hay mara que sigue las instrucciones ciegamente y no se da cuenta de que algo está raro.


14
Ene 11

La propaganda que contamina

Ayer, una lectora de periódicos se queja, ¡con razón!, de la propaganda política que contamina las carreteras del país. Cuenta que fue al Volcán Tacaná y da a entender que le desagradó ver árboles, postes y rocas pintadas con propaganda política.  Yo también tuve ese disgusto cuando anduve por Oriente a fin de año.  Y la verdad es que, si no fuera tan importante evitar que continúen el latrocinio y la impunidad que propicia la Unidad Nacional de la Esperanza, hasta el punto de que hay que votar contra ellos, lo que a mí me gustaría es no darle mi voto a ninguno de esos sinvergüenzas que ensucian todo con pintas y propaganda.

No sólo por sucios, sino porque es evidente que están pasándose la ley electoral por el arco del triunfo.   Luego discutiremos que esa ley es medio idiota; pero ese es otro par de zapatos.  Lo que es inadmisible es que los políticos estos sean tan sucios y que retuerzan la ley para no cumplirla.


24
Mar 10

El viejito de la limpieza

Todos los días, poco antes del atardecer, este anciano sale a la calle y limpia su cuadra. Recoge hasta la última hoja y hasta la última basura. No se detiene hasta que su cuadra queda limpia. Y lo hace entre semana, en fines de semana y en días festivos.


15
Feb 10

Los Esclavos: ¿Aniversario entre la basura?

El puente Los Esclavos, en la aldea del mismo nombre, de Cuilapa, Santa Rosa, cumple 418 años y es considerado emblema de la ingeniería colonial. Tristemente, hace poquito menos de un año pasé por aquel monumento y lo encontré enmarcado en un basurero repugnante. Ahí, a la vista de todos, el puente que hizo el Diablo sufre la humillación de la inmundicia que los vecinos del lugar depositan a su alrededor.


La noticia del aniversario dice que habrá actos culturales, juegos pirotécnicos y otras actividades para celebrar aquella estructura hermosa e impresionante. Y yo digo que ojalá y se ahorraran el oropel, y en vez de todo ese alboroto, las autoridades del lugar asumieran la responsabilidad que les corresponde en cuanto al tratamiento de la basura y las sanciones para quienes usen el río como basurero. ¡Esa sí sería una celebración digna!

25
Mar 09

Un tiradero de basura

Este es el tiradero de basura que vi en el río Los Esclavos, bajo el puente nuevo. En lo que estuve ahí, dos personas llegaron con sendas carretillas y contribuyeron a llenar de inmundicias el lugar.

El lector CHR llamó la atención sobre este basurero cuando comentó, en mi entrata titulada El puente que hizo el diablo, que que lastima que este legendario puente (se supone es para nosotros los santarroseños un símbolo) sea utilizado como basurero clandestino. El lector tiene razón porque es una lástima que este lugar, y muchos otros sean usados como botaderos de basura; pero no es clandestino. Está ahí a ciencia y paciencia de las autoridades del lugar, y está ahí a la luz del día, frente a toda la población que permite que eso ocurra.

En realidad, si digo que todo el país es un tiradero de basura no exagero. Muchos ríos, barrancos, predios vacíos, callejones, y otros lugares, a lo largo y lo ancho de toda Guatemala son botaderos de basura. Una vez, hace varios años, ví a un camión de volteo arrojando basura muy cerca de la laguna de Lemoa, en Quiché, al lado de la carretera, a plena luz del día e impunemente. Y así ocurre en quién sabe cuántos otros lugares.


Digg!

08
Nov 07

Felicitaciones para Tu Muni

Toda la ciudad, ¡y todo el país!, quedaron inmundos debido a los carteles, los plásticos y las pintas de los partidos políticos.

Pero hoy, temprano, pasé por la Calle Real de La Villa de Guadalupe; y cuál no sería mi sorpresa cuando ví que trabajadores de la Municipalidad de Guatemala estaban removiendo la propaganda electoral con la que los partidos políticos habían ensuciado esa vía.

Gracias a la Muni, y felicitaciones por esa celeridad.