01
Mar 24

La nueva obra de Walter Peter Brenner: una oda a la libertad y la fortaleza

 

Colosal y monumental, pero sobre todo bella como pocas es la nueva escultura de Walter Peter Brenner: Dueño de su propio destino.

Lo colosal y monumental de esta obra escultórica no reside sólo en su tamaño, que supera los dos metros de altura; sino en las virtudes que representa, propias de un sentido de vida heroico y de florecimiento personal profundo.  “Dueño de su propio destino” es, y puede ser cada uno de ustedes, dijo el artista cuando mostró la obra el sábado pasado en su estudio.

Acompañado por el Concierto No. 2 para piano, de Johannes Brahms, y por su musa, la dilecta y talentosa María Fernanda, Walter fue descubriendo no sólo los músculos y la acción de esta pieza, sino el genio que representa: el del hombre que es dueño de su propio destino y se hace a sí mismo. ¡Y el genio que se necesita para producir esculturas capaces de conectarse -de forma inteligible- con quienes tenemos la dicha de admirarlas!

Por supuesto que Walter nos tiene acostumbrados a muchísimo más que hierros retorcidos y formas deformes.  Con Amanecer, su gigante de Cayalá; con Atlas, pilar del mundo, en Fontabella; con El Inventor y con La Musa de la Innovación en los TEC; y con muchos otros de esa talla, el escultor sabe darle tridimensionalidad a lo que es bueno y lo que es bello entre nosotros, para deleite de todos los que podemos detenernos a admirar sus obras.

Como lo explicó Walter, en Dueño de su propio destino la vida es representada por su vitalidad misma y por la acción que el personaje ejerce para preservarla y mejorarla.

Master of His Own Destiny es un ciudadano libre, independiente y racional que posee voluntad y quiere vivir.  Por ello busca su propia felicidad y sueña con su prosperidad. 

De acuerdo con la tradición aristotélica, ¿dónde es que aquel tipo de hombre puede hacerse más hombre? Es decir…más virtuoso. En la ciudad.  Es en esta forma de organización que por medio de la práctica de virtudes como la fortaleza, sabiduría, justicia, y templanza, los seres humanos se convierten en mejores seres humanos.

Es en la república constitucional, basada en la libertad y donde se protegen los derechos individuales, que las personas podemos florecer, dice el escultor.

En esta obra, la libertad es simbolizada por la acción que el dueño de su propio destino ejerce al tallarse a sí mismo y al emerger de la roca, con un pie adelantado al liberarse de la misma.

El propósito es representado por el nivel de enfoque y por la concentración de sus facciones en la acción puntual y exacta de la seguridad que tiene en el punto exacto donde talla.

La razón está traducida en su mirada inteligente y enfocada , que demuestra que su eficaz pensamiento lo ha llevado a tomar las decisiones y acciones correctas para alcanzar sus propósitos impuestos, y por ende, la felicidad. Tiene la certeza de que sus sentido no lo engañan y que la verdad es absoluta, única y contextual.

Su fortaleza de carácter la ves en sus rasgos anatómicos poderosos y su determinación incisiva.

La templanza la identificas (y se materializa hasta el punto en que la sientes)  en sus golpes del martillo; lentos, controlados, sin hacer uso de la fuerza bruta. El dueño de su propio destino no usa sus emociones para actuar.

Finalmente, la felicidad está expresada en que está alcanzando la meta trazada.

Para apreciar obras como la de Walter me encanta usar el método de Luc Travers que consiste en tratar a la obra como si fuera el cuadro de una película.  Algo ocurrió antes y algo ocurrirá después del cuadro que estás viendo.  Imagina que ves personas, o hechos reales.  Describe para ti la escena que ves y toma nota de que los detalles son importantes.  Conéctate personalmente con lo que ves.  Dale voz al personaje e imagina que estaría diciendo.

A mí, este método me ha ayudado muchísimo a apreciar mejor muchísimas obras de arte, sobre todo aquellas con las que comparto sentido de vida.

Gracias, Walter, por traer a la vida de los chapines obras como Dueño de su propio destino.

Columna publicada en República.


27
Feb 24

Meones y reflexiones sobre la higiene urbana

 

Cuando uno camina por la zona 1, por ejemplo, ahora en tiempos de procesiones y esas cosas, que desagradable es que hay que andar sorteando meados. Hace ratos que no publico fotos de meones; así que aquí va una.

Meón en la zona 10.

Hace unos 17 años, cuando empecé a bloguear, una de las primeras secciones que incluí fue la de los meones; y la hice porque me llamaba la atención la cantidad de gente que hacía sus micciones en las calles.

¿Cuál es el origen aquella sección?  A finales de los años 80 el columnista José Eduardo Chepe Zarco organizó una campaña exitosa contra aquellos que tiraban basura en las calles; y el lema de la campaña era No sea coche; y más tarde, no se en donde, leí que en algún lugar de México a la gente que orinaba en la calle le gritaban: ¡Meón, meón!  

Sé que en Guatemala no abundan las facilidades sanitarias para quienes andamos en la calle; pero eso no quita que sea feo, sucio y una falta de consideración para los demás echarse una araña en la vía pública.


26
Feb 24

Recuerdos y hamburguesas, viaje nostálgico por la Sexta Avenida

 

Hay muchos recuerdos en esta foto: El Tejano, Almacén Barón, zapatería Adoc en la Sexta avenida de la zona 1, en la ciudad de Guatemala.

La foto es de Cultura Histórica Guatemalteca.

El Tejano preparaba y servía las mejores hamburguesas de todo el universo mundo en aquel entonces. Para comenzar la carne era deliciosa y asada al carbón. Luego te servían la hamburguesa abierta, con la carne y el queso de un lado y los vegetales en el otro, de modo que los vegetales no perdían su frescura cuando mordías el pan.  

En la vitrina de El Tejano había una foto del célebre jefe apache, Gerónimo

La última vez que comí ahí fue en 1976, después del terremoto de ese año, cuando mi papá era el gerente general de Credomatic y las oficinas quedaban en el Edifico Novatex, en la Quinta avenida. 

Se atisba El Tejano a mano izquierda, inmediatamente después del Almacén Barón.

En el almacén Barón, en la segunda mitad de los años 70, compraba mis slips marca Adams que eran modernos, audaces y francamente chulos.  Fue un paso importante porque dejé de usar los yfronts tradicionales que me compraban mis padres.

El inmueble, donde ahora está la Plaza Vivar, era un hermoso ejemplo de la arquitectura d la ciudad de Guatemala posterior a los terremotos de 1917 y 18.

Vivencias y anécdotas de los terremotos 1917-1918

A mano derecha, en la foto, esta Adoc que fue la tienda donde yo compraba zapatos hasta ca. 1976.  Luego me pasé a una marca Ultra, que creo que todavía existe en la Novena calle y Octava avenida, creo. Poco después empecé a comprar una marca que  no recuerdo, pero la zapatería quedaba sobre la Sexta avenida, frente al parque Enrique Gómez Carrillo. 


23
Feb 24

Tráfico urbano: ¿Sufrimiento por falta de soluciones audaces?

 

Ojalá me equivoque; pero…¿a veces no te da la impresión de que un porcentaje del tráfico es para crear condiciones artificiales para que la gente pida más y más regulaciones?

Es un disparate, claro; pero se me ocurrió cuando el jueves, 15 hice dos horas entre mi casa, en la Villa de Guadalupe y la Torre del Reformador. El peor tramo fue entre el Centro Comercial Los Próceres y el Hotel Barceló. Nada raro, vas a decir; pero…había por lo menos tres policías municipales de tránsito en el crucero de la Séptima avenida y Segunda calle de la zona 9, justo bajo la torre citada. ¡Y ahí mismo había un nudo gordiano de carros!

Policías de tránsito en el nudo bajo la Torre del Reformador el 15 de febrero de 2024.

Ese nudo era causado, principalmente, por conductores que, por no esperar racionalmente su turno, se dejaban ir y bloqueaban el crucero. De esa forma dejaban trabados a los que iban con semáforo verde. ¿Estaban pintados los agentes? ¿Por qué es que los agentes no multan a los pilotos que bloquean cruceros? Los pilotos que bloquean cruceros -por desesperados y por abusadores- causan muchos problemas parecidos en el bulevar Los Próceres casi siempre que paso por ahí. La falta de educación vial, por cierto, merece un artículo aparte.

Nada de raro, vas a decir; pero…¿cuánto crees que hice entre la Torre del Reformador y la Quinta avenida y Once calle? ¡Ocho minutos!..sin un solo PMT.

Nudo gordiano de tráfico bajo la Torre del Reformador el 15 de febrero del 2024.

He notado, también, mucho énfasis mediático en lo fastidioso el tráfico y si, claro que el tráfico es fastidioso; pero el clamor por una intervención política para resolver, el tráfico, lo que trae es más poder para que los políticos y sus burócratas invadan la esfera de acción privada de las personas mediante regulaciones y controles, y más poder para que los políticos y sus burócratas tomen más dinero de los tributarios.

Ya ves que, recientemente la Municipalidad de Guatemala se atribuyó la facultad de cobrar por el servicio de estacionamiento en la vía pública; cobro que, ¿te diste cuenta? ¿Qué servicio? y si la vía es pública, ¿por qué cabe un cobro?  

¿Sabes qué va a pasar? Tu Muni va a poner sus parquímetros inteligentes…supuestamente para eliminar a los extorsionistas cuidadores de carros;  y vas a tener que pagarles a los parquímetros y a los cuidadores.  Si el problema eran los cuidadores, a estos se les remueve a fuerza de batonazos.  No hace falta poner un sistema de exacciones por un supuesto servicio…en la vía que ya es pública.  

Además, si los propietarios de los inmuebles pagan tasas por el mantenimiento de las calles, que son las vías públicas (del público, ¿verdad?), ¿por qué es que Tu Muni, y no los que pagan las calles, es la que va a cobrar por estacionar en las calles? 

Estoy a favor de que el uso de las calles tenga un precio.  No sólo para parquear, sino para circular.  Ese precio debería ser cobrado por los que pagan por el mantenimiento de las calles (es decir por los propietarios de los inmuebles).  Y si no te gusta esa solución, otra sería que sea total y absolutamente prohibido estacionar en las calles (y no habría que instalar parquímetros, ni habría cuidadores).  Entonces habría incentivos para la construcción de estacionamientos privados que sí prestarían el servicio de parqueo. 

El problema es que los pipoldermos -cual Mickey Mouse como aprendiz de hechicero- van a probar todo tipo de artimañas políticas, sobre todo si acarrean esquilmar a las personas, antes de explorar soluciones que empoderen a los usuarios de las calles, a quienes pagan por ellas y a los tributarios.  

Total…los pipoldermos del 2020 mataron lo que quedaba del transporte colectivo urbano durante los encierros forzados.  Con eso incentivaron las motos y la multiplicación de los automóviles.  Ahora las motos y muchos carros son un problema. Y los pipoldermos de 2024 quieren resolver el desastre que hicieron mediante actos de hechicería. Y para ello necesitan que no sólo se agrave el problema, sino que se agrave la percepción del problema.

Los conductores que bloquean cruceros le hacen mucho daño a la fluidez del tránsito.

¿Recuerdas cómo desató el nudo gordiano Alejandro Magno? Pues eso. Yo digo que se necesitan soluciones audaces y no las viejas prácticas coercitivas y arbitrarias para entrarle al problema.

He notado, también, mucho énfasis mediático en lo fastidioso el tráfico y si, claro que el tráfico es fastidioso; pero el clamor por una intervención política para resolver, el tráfico, lo que trae es más poder para que los políticos y sus burócratas invadan la esfera de acción privada de las personas mediante regulaciones y controles, y más poder para que los políticos y sus burócratas tomen más dinero de los tributarios.

Ya ves que, recientemente la Municipalidad de Guatemala se atribuyó la facultad de cobrar por el servicio de estacionamiento en la vía pública; cobro que…,¿te diste cuenta?…¿Qué servicio? y si la vía es pública, ¿por qué cabe un cobro?  

¿Sabes qué va a pasar? Tu Muni va a poner sus parquímetros inteligente,supuestamente para eliminar a los extorsionistas cuidadores de carros;  y vas a tener que pagarles a los parquímetros y a los cuidadores.  Si el problema eran los cuidadores, a estos se les remueve a fuerza de batonazos.  No hace falta poner un sistema de exacciones por un supuesto servicio en la vía que ya es pública, o sea, de todos. 

Además, si los propietarios de los inmuebles pagan tasas por el mantenimiento de las calles, que son las vías públicas (del público, ¿verdad?), ¿por qué es que Tu Muni, y no los que pagan las calles, es la que va a cobrar por estacionar en las calles? 

Estoy a favor de que el uso de las calles tenga un precio.  No sólo para parquear, sino para circular.  Ese precio debería ser cobrado por los que pagan por el mantenimiento de las calles (es decir por los propietarios de los inmuebles).  Y si no te gusta esa solución, otra sería que sea totalmente prohibido estacionar en las calles, como no sea para carga y descarga (y no habría que instalar parquímetros, ni habría bisne para los cuidadores).  Entonces habría incentivos para la construcción de estacionamientos privados que sí prestarían el servicio de espacios para parquear. 

El problema es que los pipoldermos -cual Mickey Mouse como aprendiz de hechicero- van a probar todo tipo de artimañas políticas, sobre todo si acarrean esquilmar a las personas, antes que explorar soluciones que empoderen a los usuarios de las calles, a quienes pagan por ellas y a los tributarios.  

Total…los pipoldermos de 2020 mataron lo que quedaba del transporte colectivo urbano durante los encierros forzados.  Con eso incentivaron las motos y la multiplicación de los automóviles.  Ahora las motos y muchos carros son un problema. Y los pipoldermos de 2024 quieren resolver el desastre que hicieron, mediante actos de hechicería. Y para ello necesitan que no sólo se agrave el problema, sino que se agrave la percepción del problema.

¿Recuerdas cómo desató el nudo gordiano Alejandro Magno? Pues eso. Yo digo que se necesitan soluciones audaces y no las viejas prácticas coercitivas y arbitrarias para entrarle al problema.

Columna publicada en República.


22
Feb 24

Al amanecer, la pesadilla en el Volcán de Agua

 

Unas tres, o cuatro veces en mi vida me he despertado con la esperanza de que lo de la noche, o el día anterior hubiera sido un sueño; y hoy fue uno de esos días a causa del incendio en el Volcán de Agua

Las fotos son desde mi balcón y ya justo antes de que salga el Sol se puede apreciar la magnitud de la tragedia

La foto de arriba permite ver el perfil del Volcán de Agua justo antes del amanecer; y la foto de abajo muestra el coloso pocos minutos después del amanecer y el perfil de la ciudad de Guatemala para que tengas una idea de las distancias y de las proporciones.

Van buenas vibras, admiración y agradecimiento a todas las personas que están en la línea de fuego -y detrás- ayudando a apagar el incendio. Seguramente puedes ayudar:

¿Sabes que sería una canallada? Que los fuegos fueran intencionales; o que fueran usados para propaganda acerca del cambio climático supuestamente antropogénico.

@luisficarpediem

Unas tres, o cuatro veces en mi vida me he despertado con la esperanza de que lo de la noche, o el día anterior hubiera sido un sueño; y hoy fue uno de esos días a causa del incendio en el Volcán de Agua. Las fotos son desde mi balcón y ya justo antes de que salga el Sol se puede apreciar la magnitud de la tragedia #incendio #fuego #volcandeagua #luisfi61 #fire #volcano #volcan #incendiosforestales

♬ M.Mussorgsky, Night on a Bare Mountain – AllMusicGallery


21
Feb 24

Infierno en el Volcán, y yo testigo sin testimonio

 

¡Carajo! Hay un incendio de enormes proporciones en el Volcán de Agua, se ve desde mi balcón…y la batería de la cámara grande de la casa está descargada.

La foto la tomé con mi teléfono; y a pesar de la calidad seguro puedes imaginar lo aterrador que es ese incendio.

La tragedia que es el fuego en aquel coloso me conmueve mucho.  Da una tristeza profunda ver lo rápido que ha avanzado el fuego e imaginar los daños que hace.  Si el fuego es natural es una ocasión para recordar que las fuerzas de la naturaleza son apabullantes. Y si el fuego es causado por personas es una ocasión para pensar que la estupidez y la maldad no son menos.

Incendio en el volcán de Agua, foto por Claudia de Orbaugh.

Desde mi balcón suelo ver las actividades de los volcanes Pacaya y de Fuego.  Espectáculos que de lejos son bellos y colosales; pero que de cerca pueden ser letales y causan muchos daños.  Es diferente cuando se trata de incendios porque las erupciones y emanaciones de lava son lo que hace un volcán; pero los incendios son de naturaleza diferente.

Por otro lado yo nunca había visto un incendio de esas proporciones y con tanto viento como hay en estos días no es extraño que crezca y se expanda con rapidez.


21
Feb 24

¿El zar anticorrupción se va a lavar las manos?

 

El Comisionado Nacional contra la Corrupción rechazó reunirse con la Fiscal General.

El zar* contra la corrupción aseguró que las denuncias se van a presentar con la esperanza de que la institución encargada de investigar cumplan con su función constitucional. El funcionario dijo que está en toda la disposición de trabajar con cualquier institución y actor dentro de la administración pública, así como en la sociedad, toda vez se luche con compromiso para atacar el problema de la corrupción.

La ilustración la tomé de Facebook.

Pero hay un problemón con la actitud del Comisionado de la administración semillera, y es que de acuerdo con la Constitución, al jefe del Ministerio Público le corresponde la acción penal pública.  La ley orgánica de esa institución establece que promueve la persecución penal y dirige la investigación de los delitos de acción pública; y añade que su función principal es Investigar los delitos de acción pública y promover la persecución penal ante los tribunales.  Esa legislación dice que el jefe del Ministerio Público ejercerá la acción penal pública.

Antes no era así, antes el jefe del Ministerio Público era sólo Procurador General de la Nación y en materia judicial sus funciones se limitaban a promover las gestiones necesarias para la recta y pronta administración de justicia y a asesorar. ¿Quién investigaba, entonces? Los jueces.  

Desde la Constitución de 1985 el Ministerio Público, por medio de su titular -sea quien sea-, tiene el monopolio de la acción penal pública.  

Este divorcio es mala cosa porque el presidente Arévalo aseguró que 40% del presupuesto del estado se va en corrupción. 

La pregunta, y el problemón, entonces, son: ¿Qué tan efectiva cree, el señor Comisionado Nacional contra la Corrupción, que va a ser su gestión si no piensa actuar conforme a la Constitución y la ley? Sin colaborar directamente con la institución que tiene el monopolio de la acción penal pública, ¿el zar va a ser algo así como un magistrado de conciencia? ¿Va a presentar denuncias y se va lavar las manos?  ¿Va entregar los paquetes y va a salir corriendo? ¿No va a responder llamadas si hay que ampliar información, o si hay dudas? ¿Se va a hacer el loco? Cuando haga su memoria de labores, ¿qué utilidad va a tener su divorcio con el MP?

¿Va a recitar No oigo, no oigo, soy de palo, tengo orejas de pescado?

*¿Zar? ¿Por qué puse zar? Realmente es tan inapropiado en muchos niveles.


21
Feb 24

Totopostes: más que bocados, un viaje a la historia de Guatemala

 

¡El descubrimiento sabroso de la temporada son: los totopostes!  Estas son tortillas de maíz, dulces, gentiles y tostadas que yo no conocía.

Totopostes de Guatemala.

Los totopostes que descubrimos los elabora una viejita y los vende un muchacho chispudo y atento en el mercado de la colonia Tikal I, en la zona 7.  A mí me gusta comerlos sólo, así como están, como galletas porque son bien ricos y entretienen…por ejemplo, mientras escribo aquí en Carpe Diem, o mientras leo, o mientras veo alguna peli, o alguna serie,

Debido a la Guerra del totopostey no se por qué, yo creía que los totopostes eran tortillas de maíz rellenas de frijoles.  La guerra del totoposte fue una que se libró entre Guatemala y El Salvador, en tiempos de Manuel Lisandro Barillas y de don Manuel Estrada Cabrera. Con el sentido del humor tradicional chapín se le llamó Guerra del totoposte porque el abastecimiento de las tropas era esa tortilla de maíz tostada  y hubo escasez del grano por el enfrentamiento.

Víctor, un amigo de mi padre, contaba que su abuelo le había contado que en realidad no hubo combates en la segunda etapa del conflicto y que el presidente de El Salvador –Tomás Regalado– entro a Guatemala totalmente borracho con sus tropas y que por ello fue capturado y ejecutado en el acto por el ejército chapín. Lo de los totopostes involucrados en una guerra contra El Salvador (que fue una de tantas guerras entre liberales y conservadores) tiene sentido porque los totopostes son parte de la comida tradicional xinca, en el oriente de Guatemala. 

En esas guerras, si uno no entiende el trasfondo, es fácil ponerse del lado guatemalteco por una forma de reacción nacionalista; pero lo cierto es que siendo guerras entre liberales y conservadores, eso trasciende lo meramente nacional.  De esa cuenta yo tiendo a ponerme del lado de los liberales.  Eso no es muy popular aquí en Guatemala porque las tropas del liberal hodureño Francisco Morazán saquearon la ciudad de Guatemala.  De ahí la frase de Se fue con Pancho, para referirse a algo, o a alguien que se perdió para siempre.  Y más recientemente, la figura conservadora de Rafael Carrera, fundador de la República de Guatemala, ha sido rescatada por los conservadores religiosos 


20
Feb 24

Suenan los recuerdos en el Día de la Marimba

 

¡Hoy es el Día de la Marimba!; y a mí la música de las teclas de hormigo me enchina la piel.  Como lo he hecho en otros años les comparto una de mis piezas favoritas para ese instrumento: Río Polochic.

El autor de esta hermosa pieza es Rodolfo Narciso Chavarría; y a mí me trae a la memoria fiestas alegres en la casa de mis padres con ocasión de sus cumpleaños y en la de mi abuela, Frances.  También me recuerda a mi bisabuela, Adela, cuyas manos llevaban el ritmo de la música de marimba, aún cuando sus piernas ya no podían llevarla a lo ancho y lo largo del salón.

Mami tenía una marimba extraordinaria. Aún recuerdo que mi pecho temblaba cuando sonaban sus teclas y me paraba frente a ella para sentir la vibración y sus notas.

Ese instrumento fue fabricado por Rosendo Barrios, propietario de la famosa Fábrica Internacional de Marimbas; y uno de los orgullos de Mami era su marimba.

Adela, mi bisabuela, baila con su segundo esposo, Victor Morales. Atrás baila Chi-Yun Fei, esposa del escritor Karl Eskelund, ca. 1947 Foto por Helen Williams.

En un reportaje titulado Una voz de madera, Mario Barrios (hijo de don Rosendo) contó que la última marimba fabricada por su padre fue la del Hotel Casa Contenta, en Panajachel. En aquella época la propietaria de aquél establecimiento legendario era mi bisabuela, Adela Schuman de Morales, y ella le dijo a don Rosendo: Quiero una marimba que suene. Dicho y hecho. De la fábrica salió una marimba tallada al gusto; pero, sobre todo, potente. Tanto que el sonido rompió los vidrios del lugar, cuenta el reportaje por Christa Bollman que fue publicado en la Magazine 21, el domingo 24 de enero de 2002.


19
Feb 24

Aroma de nostalgia, jocotes marañones y recuerdos de infancia

 

Con los jocotes marañones tengo una relación extraña.  Por su sabor, su aroma, su color y su textura deberían estar entre mis frutas favoritas y sin embargo nunca están en mi top of mind de esa lista.  

Se bien por que…porque dada su astringencia no puedo comerlos como fruta y sólo puedo disfrutarlos en refresco.  Eso sí…¡me los gozo mucho, muchísimo!

Como los mangos -que sí están en mi lista de frutas favoritas justo debajo de los chicos- los jocotes marañones son estacionales y sólo se los encuentra en esta temporada.  Así que los espero con mucha alegría y cuando su aroma inunda la casa, nos hace muy felices.  El solsticio de primavera es la temporada de jocotes marañones y mangos.

Ayer, Raúl trajo los primeros jocotes a casa y están preciosos.  Son bien criollos de modo que su aroma es intenso, y estoy seguro de que su sabor no nos decepcionará.

Para los no iniciados, los jocotes marañones son las frutas de cuya semilla -en el exterior- se extraen las nueces que se conocen como marañones, anacardos o cashew nuts.  Mi tía abuela, La Mamita, las asaba en las brasas para comer, y también las pintaba de modo que parecían caritas de mono.  Los niños jugábamos con ellas con la advertencia de que eran venenosas y de que no debíamos llevarlas a la boca.

Lo que me fascina de esto es que los niños de mi generación no éramos esos críos sobreprotegidos que hay ahora.  Podíamos jugar con semillas venenosas y se esperaba, de nosotros, que tuviéramos el buen juicio de no ingerirlas.  No se nos apartaba de ellas, ni se nos ocultaban, ni nada parecido.  Teníamos los conocimientos necesarios para no intoxicarnos con estas, o con semillas de higuerillo, por ejemplo; y los teníamos en abundancia como para no tocar el chichicaste.

Charge it to experience, era la moraleja si uno cometía un error.