13
Jun 18

Mis compañeros de trabajo: un tecolotío

¡Me encantan las coincidencias!  La semana pasada dos tecolotíos se cruzaron en mi camino.

El primero fue en forma de una foto que tomó mi compañero, Francisco Yoc.  Fue la de un pichón de tecolotío común que andaba con cara de desorientado. El segundo fue en forma de silbato, u ocarina en la magnífica exhibición que ha organizado, el Museo Popol Vuh, sobre aquel libro de mitología maya. Tecolotes, o buhos fueron los mensajeros que, en nombre de los señores de Xibalbá invitaron a Hun-hunahpú y a Vucub-hunahpú a jugar pelota en el inframundo.


19
Abr 18

¿Qué será de los 51 tigres y leones?

A partir del hoy hace ocho, 51 tigres y leones debieron haber sido entregados a santuarios en cumplimiento de la legislación de bienestar animal.  ¡Por supuesto que los recintos no fueron habilitados! y por supuesto que no hay personal capacitado para cuidarlos…y tu ya sabes que a los políticos y funcioinarios se les mueren hasta los cactos de plástico. Hoy, jueves 19, ¿qué es de aquellos animalitos? ¿Qué será de ellos en un mes, y en un año?

Si los propietarios de aquellos felinos los entregaron, no ellos, sino los tributarios (o sea, tu y yo) tendremos que pagar Q. 2,193.00 diarios para para alimentar y cuidar a los tigres y leones.  Ese dinero, por supuesto, no servirá para hospitales, escuelas, ni hogares seguros donde hace buena falta.

Desde hace un año, un circo puso a disposición de los políticos y funcionarios sus once felinos, desde hace un año…pero aquellos nunca se hicieron cargo. El propietario teme que los animames mueran por falta de cuidado.  ¿Te acuerdas de cuando los animales del zoológico de Xela se estaban muriendo?  No está claro si la Unidad de Bienestar Amimal -que tiene presupuesto y cuyos funcionarios y empleados reciben sueldos pagados por los tributarios- está en capacidad de cuidar a los felinos.

Hace años, un grupo de amigos y yo rescatamos perros que estaban siendo maltratados en la mal llamada y criminal sociedad protectora de animales.  En esa ocasión, descubrimos que allí, también había micos, mapaches y otros animales que eran maltratados física y psicológicamente.

Con el propósito de ayudar a aquellas víctimas contactamos a distintas autoridades -judiciales y administrativas- para que rescataran a los animalitos y los llevaran a algún tipo de centro de rescate.  ¿Sábes qué pasó? Niente. Nadie quiso hacerse responsable y todos se tiraron la chibolita.  Y no se qué pasó con aquellos animales.

Un funcionario de la UBA dijo que algunos felinos será ubicados en colecciones privadas ubicadas en la ruta al Atlántico, y en Quiché? ¿Es eso cierto? ¿Quién le da seguimiento a este tema?

Los políticos y funcionarios cayeron en la trampa de los animalistas al aprobar la legislación en cuestión; y sospecho que esa normativa va a ser -para los animales- lo que la ley antiadopciones fue para los niños en riesgo.

Actualización: Un mes después de lo señalado arriba, los animales de los circos siguen en las carpas y el proceso de traslado a santuarios pordía tardar un año.  Una vez más los políticos y burócratas no estaban preparados para enfrentar las consecuencias de la legislación que aprueban y no les importan perjudicar a terceros.  En este caso, los propietarios de circos ya no pueden aprovechar a los animales en sus espectaculos; pero tienen que cargar con los costos de mantenerlos.

La foto es de Prensa Libre.


03
Abr 18

Un gekko en mi clase

Un gekko visitó mi clase el jueves antes de las vacaciones. ¿Alguien sabe exactamente qué género y especie es?

Lo que me encanta de estas lagartijas son sus dedos que se adhieren a las superficies.  La que llegó a clase estaba algo confunida y no puso mucho empeño en huir cuando uno de mis estudiantes trató de agarrarla para transportarla al follaje.

En mi oficina hay variedad de criaturas; pero no siempre tengo la dicha de encontrarlas.


21
Mar 18

Una langosta se me atravesó en el camino

Una langosta -pero no de las que me gustan- se me atravesó en el camino. Mi cuate, Alex, dice que es de la familia Tettigonidae y que es venenosa. ¿Alguien conoce el género y la especie?

Hacía ratos que no me cruzaba con uno de mis compañeros de trabajo menos convencionales; y ayer me encontré con este chapulín.

Cuando veo estos bichos recuerdo que mi tía abuela, La Mamita, contaba que a principios del siglo XX hubo una gran plaga de langostas en la costa sur y que la gente salía a aporrear cazos y ollas para tratar de espantarlas.  Y que eso no servía de mucho y que las nubes de los animales esos acababan con las cosechas.

Este estaba solo, posado en una pared del Centro Cultural de la Universidad Francisco Marroquin.  Mi cuate, Américo, tomó al saltamontes y lo fue a depositar donde no llamara la atención y no corriera el riesgo de morir aplastado.


07
Ene 18

Fin de año en Monterrico

Siempre me agrada volver a Monterrico con cinco propósitos: que me revuelque el mar, participar en la liberación de tortugas, visitar el tortugario, relajarme en El pez de oro y disfrutar de su flan delicioso y cenar en el Divino Maestro, un magnífico pez sierra fresco.

Haz clic en la foto para ver más fotos.

Aunque Monterrico se ha poblado mucho y ya no es la playa remota y encantadora que era en los 90; sigue teniendo carácter y me gusta volver ahi de cuando en cuando.  En realidad es mi playa chapina favorita en el Pacífico.

Como desde niño me ha fascinado el mar, aunque me fastidie el calor de la playa, una buena revolcada en las olas, o varias revolcadas siempre me divierten mucho.  Le tengo respeto a los peligros del mar; pero no me puedo resistir a el agua, la sal, la espuma y las olas.

En Monterrico hay un tortugario en el que se cuidan y ¿empollan? huevos de tortugas; también se cuidan y conservan variedades de quelonios, caimanes, iguanas y machorras.  También hay variedad de flora y árboles, incluida una Ceiba pentandra con sus espinas características que, incluso, inspiran cierta alfarería maya. Es un lugar particularmente divertido si viajas con niños.  En temporada de tortugas es costumbre liberar tortugas recién nacidas a las 5 de la tarde, en la playa frente al tortugario. Por Q10 te dan tu tortuga y tienes el gusto de ponerla en la arena para que inicie su peligroso viaje en el océano.

A mí me gusta hospedarme en El pez de oro, un hotel agradable, sin pretenciones, donde se come bien y la gente que atiende es divertida y agradable.  Tienen, además, un flan delicioso cuya calidad se ha manetenido por años. Es tradición, también, hacer por lo menos una cena en El divino maestro, uno de los comedores que está en la calle principal del pueblo; a mano izquierda si vas en camino a la playa.  El lugar es pequeño y sencillo; pero no te engañes, tienen el mejor pescado frito de este lado de la Vía Láctea, que acompañan con arroz bien hecho (como pocos), papas fritas y ensalada de pepinos.  Ese plato, con una, o dos chelas es una experiencia playera que valoro mucho.  También es un lugar que ha mantenido su carácter y su calidad a través de los años.

No pasamos la fiesta del fin de año en Monterrico, pero fue un par de días que disfruté mucho.


26
Sep 17

La ardilla y su jocote

Andaba paseando en el jardín de mi oficina y me encontré con esta ardilla:

Imagen de previsualización de YouTube

Debe ser temporada de estos animalitos porque he notado más de los usuales.  En esta ocasión lo divertido fue que se le cayó el jocote que estaba comiendo.

Además, ya sabes, las ardillas son ratas con buenas relaciones públicas.


24
May 17

Pichón, huevos y nido en la ventana

Mira lo que encontré en la ventana del baño.  Un pichón, dos huevos y un nido.

Imagen de previsualización de YouTube

La que creo que es la madre andaba por ahí (arriba a la izquierda); pero al verme evitó acercarse al nido.  Me hubiera gustado quedarme más tiempo y ver la interacción entre la hembra y el pichón; pero me sentía bastante invasivo.  ¿Será cenzóntle?

Imagen de previsualización de YouTube

21
May 17

Zompopos de mayo en mi mano

¡Me encantan los zompopos de mayo!  Desde niño me llamaban la atención su tamaño, grande en comparación con otros zompopos y hormigas; pero también pequeño, comparado con uno, por ejemplo.  Me llamaban la atención su dignidad y ferocidad porque cuando uno los agarraba, rápido recibía una mordida.  Esta sin embargo, no era la ponzoñosa de una hormiga de fuego, ni nada parecido.  Pero era una señal inequívoca y valiente: ¡Conmigo no te metas y si caigo, voy a caer luchando!

Ese espíritu combativo también era su perdición; porque los chicos los cazábamos para hacer luchitas de zompopos de mayo.  Yo prefería sentirlos caminar en mi manos y sentir los valientes mordizcos; pero si había una pelea, no le hacía el feo.

Por esos años, un cuate cuya familia era de Santa Rosa llevó al colegio una bolsa con zompopos de mayo asados, o más bien fritos en mantequilla y les agarré más cariño a esos animalitos porque así son deliciosos.  Pero no los volví a probar hasta unas tres, o cuatro décadas más tarde.  Me gustan así y mucho más si pongo unos seis u ocho entre frijoles volteados, o guacamol, sobre una tortilla recién salida del comal.

Ya en el siglo XVIII, Francisco Ximénez, traductor del Popol Vuh, se refirió a los zompopos de mayo en su obra Historia natural del reino de Guatemala; y escribió que tienen la cabeza grande y unas tenazuelas que parece que son de acero y tienen filo, y punta corva y cruzada como las tixeras; y así cortan con ellas cosas bien duras…entre ellas hay unas muy grandes, y con alas, no son que críen alas, sin que es como la gente principal entre ellas. Aquestas grandes y con alas, no salen del hormiguero, sino es cada año cuando caen los primeros aguaceros, que es por el mes de mayo…y se levantan volando con una singularidad maravillosa, por lo cual los indios, y otras personas que las comen tostadas, y dicen que es comida sabrosa, las cogen con facilidad…y es que como no han visto luz, al verla tan hermosa se van a ella, y así los indios no tienen más que encender unos ocotes, y con esto se les vienen todas a las manos, y cogiéndolas las tuestan, y las comen, y aun las sacan a vender, como lo he visto.

Actualización: Les pregunté a los lectores de @luisficarpediem, ¿Has comido zompopos de mayo? Diecinueve contestaron y ¡sólo uno dijo que sí!  Siete de ellos dijeron que no; pero que les gustaría probarlos; y once dijeron que no, y que no les gustaría probarlos.


09
Mar 17

Pleito de pajaros carpinteros y xaras

Imagen de previsualización de YouTube

El viernes pasado, mientras yo almorzaba y hacía un viento impresionante, los pájaros carpinteros y las xaras se tenían un pleito.  La escena se repitió hoy; pero no le tomé vídeo ya que tenía el del viernes.

Aquellas aves frecuentan este espacio en la Universidad Francisco Marroquín y se disputan los pedazos de tortillas que les ofrecen los comensales.

Abajo, una foto de los carpinteros, hoy al medio día:

pajaros-carpinteros-luis-figueroa

Abajo, una foto de las xaras, tambíén de hoy al medio día:

xaras-luis-figueroa

Hoy, los pájaros carpinteros ganaron el pleito y enviaron a las xaras al aguacatal vecino.


03
May 16

¿Qué insecto es este?

160503-insecto-ufm

¿Alguien sabe qué insecto es este? Parece un poporopo con patas, o un hibrido de hormiga con liquen. Además de caminar, brinca…y brinca alto.

Hoy andaba cerca de mi oficina y causó sensación.

Zoggi Rod, lectora amable de este espacio nos cuenta: Parece un sapio, dan urticaria, son algo venenosos, generalmente en los cítricos y se vuelven plaga.  Mi cuata, Claudia, me envió la foto de un popcorn bug.