26
May 17

El socialismo y la cuchara grande, y IV

Los primeros años del siglo XXI nos enseñan que los socialistas llegan al poder democráticamente con el voto de la mayoría, alteran el orden institucional y constitucional democráticamente, alargan sus períodos presidenciales democráticamente y extienden sus regímenes democráticamente. La máxima democrática es que los intereses colectivos prevalecen sobre los derechos individuales.

¿Cómo consiguen servirse con la cuchara grande? Aprendieron de sus errores y mediante cuatro instrumentos. He comentado la educación estatal, la prensa complaciente y activista, el miedo y hoy comento la neolengua.

Escucha el podcast aquí.

Imagen de previsualización de YouTube

La neolengua (al estilo de 1984, de George Orwell) es palabras, o frases construidas con fines políticos, con el objetivo de dirigir y controlar el pensamiento del hablante, y cimentar el pensamiento único.  Incluye el uso abundante de palabras y frases comadreja (sin contenido).  Las necesidades son presentadas como derechos; la democracia se impone sobre la república; la justicia social sustituye a la justicia; la corrección política sustituye a la libertad de expresión; la verdad alternativa y la verdad interina sustituyen a la verdad; el conflicto sustituye a la cooperación social; el estado de derecho democrático sustituye al estado de derecho; lo que se entiende por justicia se persigue desde el Organismo Legislativo y no desde el Organismo Judicial; la riqueza cultural es aplastada por la apropiación cultural; no se distingue la legislación, de la ley; neoliberalismo es casi cualquier cosa que no sea colectivismo y así podemos seguir.

Milton Friedman explicó que una marea de opinión, una vez que fluye fuertemente, tiende a barrer sobre todos los obstáculos todas las opiniones contrarias y los socialistas lo han entendido bien.  De hecho, los cuatro instrumentos explorados a lo largo de cuatro semanas (que no son los únicos) sirven para crear la marea democrática que les permite perpetuarse en el poder a costa de la república y de los valores que esta representa, además del estado de derecho y los derechos individuales.

Columna publicada en elPeriódico.

Los enlaces a la serie completa están aquí:


25
May 17

Chavistas tienen plumas de pato, caminan como patos y hacen cuac

A ver: La Presidenta del Comité de Desarrollo Campesino viajó a  Venezuela, entre el 10 y 13 de mayo, por invitación del régimen criminal de Nicolás Maduro, para participar en un intercambio de experiencias que le servirá a aquel grupo -ladrón de energía eléctrica y organizador de bloqueos- para fortalecer su lucha en Guatemala.

En uno de los bloqueos del lunes pasado había una pancarta que decía: Nuestro apoyo total al gobierno de Venezuela. Nicolás Maduro Moro.  Y el cartél estaba ilustrado con la omnipresente imágen del che Guevara.  Los bloqueos fueron organizados por el Comité de Desarrollo Campesino y la Coordinadora Nacional de Organizaciones Campesinas.

La Academia Hugo Chávez, que funciona en Guatemala con el apoyo de la universidad estatal y recién graduó a su primera promoción de analistas,  tiene planes de expansión a corto plazo y durante 2017 está planteado llegar a más departamentos de Guatemala.

Hace unos días el director de la Academia Chávez  en Guatemala se presentó al Congreso de la República y acompañó a la barra que apoya las reformas constitucionales y del sistema de justicia  que también apoyan otros simpatizantes del socialismo en general y del chavismo en particular.

El partido Convergencia, cuyas raíces se hallan en exguerrilla hizo una publicación para apoyar al régimen de Maduro y criticar a los medios de comunicación que ponen en evidencia la criminalidad de la tiranía en Venezuela.  Ya sabemos dónde está Convergencia en todo esto. ¿Dónde están Winak y la URNG? ¿Dónde están Semilla y Podemos…perdón, Somos?

Yo digo que si los chavistas -en Guatemala- tienen plumas de pato, caminan como pato, tienen picos de pato y hace cuac, como patos, son patos.


20
May 17

Convergencia en defensa de Maduro

Digamos que hay algo que ¿admirarle? a esta gente: Esto es que tiene agallas.  O por no decir desfachatez, o sinvergüenzura, la de defender a la dictadura asesina de Nicolás Maduro en Venezuela….pero entonces ya no es de admirar.

En la carta que ilustra esta entrada, Convergencia  denuncia a los medios informativos que ponen en evidencia al régimen revolucionario bolivariano; y condena el apoyo que recibe el pueblo de Venezuela en su lucha contra la tiranía.

Una vez más se hace evidente la vinculación entre la tiranía de Caracas y  la exguerrilla guatemalteca, que se halla entre los más entusiastas defensores de la reforma constitucional que se discute en el Congreso de Guatemala, contra viento y marea.

La semana pasada el director de la academia Hugo Chávez que opera en la universidad estatal de Guatemala se presentó al Congreso de la República y acompañó a la barra que apoya las reformas constitucionales y del sistema de justicia  que también apoyan otros simpatizantes del socialismo en general y del chavismo en particular.

A los socialistas les incomoda la prensa que no es complaciente y que no hace activismo por su causa.  Por eso es que muchos socialistas y simpatizantes (en oposición a los liberales) consideran que  la prensa debe ser regulada, no dejarla a la libre. Esto es para que reine el pensamiento único, su pensamiento único. La cita es de un lector, ex funcionario público, que me escribió en privado -¿porque no quiso dar la cara en este espacio?-.

Pienso, por mi parte, que la libertad de expresión debe ser total, que la prensa (y los individuos que se expresan, sean periodistas, o no) debe ser libre y que no debe ser regulada, aunque haya que aguantar a lo socialistas defendiendo a su tirano favorito.


19
May 17

El socialismo y la cuchara grande III

El tercer instrumento es el miedo.  Seguimos explorando cómo es que socialistas como Chávez/ Maduro, Correa/ Moreno, Morales y Ortega llegan al poder democráticamente con el voto de la mayoría, alteran el orden institucional y constitucional democráticamente, alargan sus períodos presidenciales democráticamente y extienden sus regímenes democráticamente.  Todo a costa de los derechos individuales, la igualdad de todos ante la ley, y los límites al poder.

Escucha el podcast aquí.

¿Cómo consiguen servirse con la cuchara grande los socialistas? Han aprendido de sus errores; y mediante cuatro instrumentos.  Ya vimos la educación estatal, la prensa complaciente y activista, y hoy veremos el miedo.  Queda otro para la semana próxima.

Aquel es un miedo sutil que va creciendo y se va metiendo; pero que nunca llega a violencia como ocurría en el siglo XX.  Los socialistas de ahora no fusilan; pero te cuelgan la espada de Damocles.  Por ejemplo: en la Venezuela bolivariana de los primeros tiempos de Chávez, dudar de los valores y los anhelos bolivarianos era traición a la patria y era muy mal visto.  Era ser amigo del imperialismo.  Y una vez señalado como enemigo de todo lo bueno (el bolivarianismo), quien osara cuestionarlo quedaba marcado y era aislado cuando no perseguido.  En el Ecuador de Correa, los instrumentos fiscales han sido usados para intimidar a periodistas, empresarios y opositores. La gente prefiere callar.

La nueva Plaza de la Concordia son las redes sociales; donde net centers, ONG y activistas (muchas veces anónimos) atacan ferozmente a cualquiera que obstaculice sus propósitos.  Si cuestionas a la CICIG, eres amigo de la corrupción, según aquellos grupos.  Si quieres reformas constitucionales no contaminadas por intereses ideológicos, eres amigo de la impunidad.  Si te opones a los privilegios y demandas igualdad de todos ante la ley eres amigo del patriarcado.  Y cuando la gente ve los linchamientos en redes sociales, se enraiza en ella el temor a opinar.

¿Te extraña que luego de aquellas condiciones la gente atemorizada no contradiga al pensamiento único? El otro viernes comentaré el cuarto instrumento.

Columna publicada en elPeriódico.  La foto la tomé de aquí.

Los enlaces a los demás artículos de la serie están aquí:


15
May 17

¿El chavismo está interesado en las reformas constitucionales?

El director de la academia Hugo Chávez que opera en la universidad estatal de Guatemala se presentó al Congreso de la República y acompañó a la barra que apoya las reformas constitucionales y del sistema de justicia  que también apoyan otros simpatizantes del socialismo en general y del chavismo en particular.

¿Aquello significa que las reformas constitucionales y del sistema de justicia son de interés para los chavistas?

La academia chavista acaba de graduar a su primera promoción de activistas, perdón, a su primera promoción de analistas con el aval del Instituto de Altos Estudios sobre el Pensamiento del Comandante Hugo Chávez  y las escuelas de Ciencias de la Comunicación y de Ciencia Política de la Universidad de San Carlos.

En Guatemala es urgente una reforma del sistema de judicial cuyo propósito sea servir a la justicia.  Una que sierva para acabar con la impunidad, para combabtir la corrupción y para apoyar un sistema de seguridad ciudadana que garantice la vida, la libertad y la propiedad de todos por igual, sin privilegios.  Y no deja de ser inquietante que el chavismo esté activamente interesado en promover reformas constitucionales.

En países como Venezuela, Bolivia, Ecuador y Nicaragua el socialismo del siglo XXI (ese de Chavez, Maduro, Morales, Correa, Lenin y Ortega) ha minado la institucionalidad y se ha perpetuado en el poder mediante reformas que sirven a sus propósitos, sin que la gente pudiera hacer mucho para contrarrestar aquella toma.


12
May 17

El socialismo y la cuchara grande, II

Los primeros años del siglo XXI nos enseñan que los socialistas llegan al poder democráticamente con el voto de la mayoría, alteran el orden institucional y constitucional democráticamente, alargan sus períodos presidenciales democráticamente y extienden sus regímenes democráticamente. La máxima democrática es que los intereses colectivos prevalecen sobre los derechos individuales.

¿Cómo consiguen servirse con la cuchara grande? Aprendieron de sus errores y mediante cuatro instrumentos. La semana pasada comenté la educación estatal y hoy veremos el segundo: La prensa activista y complaciente.

Escucha el podcast aquí.

Esta no siempre es complaciente con el grupo específico que controla el poder; pero sí con los valores que lo hacen posible: el colectivismo, el misticismo y la irracionalidad.  Y con las políticas que se derivan de aquellos valores:  Más legislación, más controles, más trámites, más expoliación, más centralización, más monopolización, más arbitrariedad y menos libertad, menos propiedad, y menos respeto a los proyectos de vida de las personas individuales. Este tipo de prensa es el gran reforzador del pensamiento único.

Para esta prensa Pinochet era un tirano; pero Fidel era un líder.  En la prensa activista, al che Guevara se le perdonan los asesinatos y el odio contra los homosexuales.  La prensa activista tiene un punto ciego para lucha de la gente en Venezuela.

En los medios activistas  y complacientes no se cuestiona la naturaleza antropogénica del cambio climático.  La prensa activista y complacientese adhiere a las agendas de ONG, grupos de interés y organismos internacionales siempre que no contradigan los prejuicios prevalecientes, ni minen las facultades de los políticos para regular, prohibir y expoliar.

En la prensa activista ni te enteras de que nunca antes, en la historia de la humanidad, se han producido tantos alimentos como ahora; de que el petróleo no se está acabando; de que en el mundo, la gente invierte muchos más años en estudiar ahora, que antes; ni que el verdadero legado del socialismo es la miseria de todo tipo.

¿Te extraña que la clientela mal informada vote a favor de tiranías? El otro viernes comentaré el tercer instrumento.

Columna publicada en elPeriódicola ilustración la tomé de Facebook.

Los enlaces a los demás artículos de la serie están aquí:


08
May 17

Se gradúa cohorte chavista

 Con el títular de Academia Hugo Chávez gradúa su primera cohorte, la embajada de Venezuela en Guatemala anunció que más de 50 estudiantes guatemaltecos recibieron este fin de semana el título que les acredita como Analistas Sociopolíticos tras haber culminado 200 horas académicas del diplomado promovido en Guatemala por la Academia de Formación Sociopolítica Hugo Chávez Frías.
.

Los graduandos forman parte de la primera promoción de la academia impulsada por la Fundación para la Juventud y la misión diplomática venezolana en Guatemala, con el aval del Instituto de Altos Estudios sobre el Pensamiento del Comandante Hugo Chávez  y las escuelas de Ciencias de la Comunicación y de Ciencia Política de la Universidad de San Carlos.

Tras culminar el ciclo académico los graduandos manifestaron su compromiso con trasladar los conocimientos adquiridos a sus lugares de origen. La Academia Hugo Chávez tiene planes de expansión a corto plazo y durante 2017 está planteado llegar a más departamentos de Guatemala y además potenciar la plataforma virtual de la academia el próximo año. ¿Cuántos de ellos encontrarán empleo (con dinero de los tributarios) en la sede de la USAC en el triángulo Ixil? ¿Cuántos participan activamente en actividades violentas como los bloqueos? La foto de abajo fue publicada en Facebook el 23 de mayo de 2017.

El 3 de mayo pasado el ejército de Guatemala le cedió 74 hectáreas de una finca al poblado de Santa María Nebaj para la construcción de una sede de a universidad estatal. La noticia fue publicada en elPeriódico, 4 de mayo de 2017, página 3; pero no está en línea.

En el contexto académico la palabra cohorte es sinónimo de lo que aquí conocemos como promoción; pero es una ironía encantadora que, en el contexto militar, la palabra alude a una unidad táctica del antiguo ejército romano.

La ilustración es de la embajada de Venezuela.


05
May 17

El socialismo y la cuchara grande, I

Si algo nos han enseñado los primeros años del siglo XXI es que los socialistas como Chávez/ Maduro, Correa/ Moreno, Morales y Ortega llegan al poder democráticamente con el voto de la mayoría, alteran el orden institucional y constitucional democráticamente, alargan sus períodos presidenciales democráticamente y extienden sus regímenes democráticamente.  Con el voto de la mayoría a costa de los derechos individuales, la igualdad de todos ante la ley, y los límites al poder.  La máxima democrática es que los intereses colectivos prevalecen sobre los derechos individuales.

¿Cómo consiguen servirse con la cuchara grande los socialistas? Han aprendido de sus errores; y mediante cuatro instrumentos:

Escucha el podcast aquí.

El primero es el control de la educación.  La educación estatal es la fábrica de súbditos obedientes y clientes del socialismo.  Ahí se aprende a no cuestionar las decisiones de la mayoría y de quienes dicen representarla.  Ahí se aprende que la expoliación es moralmente aceptable cuando la decretan los que dicen representar a la mayoría.  Ahí se aprenden el colectivismo, el misticismo y la irracionalidad. La educación es el molde de donde sale el pensamiento único.

Por medio de la educación controlada por políticos y burócratas –en escuelas públicas, o en colegios privados– las víctimas aprenden una sola visión de la historia; aprenden que la ciencia es sólo una teoría; aprenden a desconfiar de la lógica; a desdeñar la filosofía porque sólo es un relato; y a no cuestionar y las ideas prevalecientes para no ser calificadas de diferentes.  Aprenden que el arte es cualquier cosa ininteligible.

Cualquiera que haya hecho tareas con sus hijos, o que haya leído los textos que usan, notará uno, o más rasgos de los mencionados arriba.  En los colegios privados, a veces hay algo de balance; pero en las escuelas públicas, especialmente en las que los maestros de Joviel hacen activismo, el pensamiento único y el conformismo son más evidentes.

¿Te extraña que luego de aquellas condiciones los súbditos entrenados voten a favor de tiranías? El otro viernes comentaré el Segundo instrumento.

Columna publicada en elPeriódico.

Los enlaces a los demás artículos de la serie están aquí:


07
Abr 17

¿Chavismo para Guatemala?

Mientras que la población de Venezuela está desesperada por las trágicas consecuencias éticas, jurídicas, económicas, sociales y políticas del chavismo y del régimen de Nicolás Maduro, ¿qué le recetan la universidad estatal de Guatemala y el Ministerio de Poder Popular para la Cultura venezolano a los guatemaltecos?…sí ese es el nombre del Ministerio.

Mientras que la población de Venezuela inunda las calles con protestas contra un régimen que la ha arrastrado a todo tipo de miseria, y mientras que jóvenes venezolanos son apaleados por el régimen de Maduro, ¿qué le recetan la universidad estatal de Guatemala y el Ministerio de Poder Popular para la Cultura venezolano a los guatemaltecos?

El viernes pasado comenzó el segundo ciclo de formación académica del Diplomado Hugo Chávez Frías en Guatemala, programa que además de estudiar el pensamiento político del artífice de la Revolución Bolivariana incorpora este año nuevas temáticas para abordar la realidad de Latinoamérica. La iniciativa es promovida por la Academia Hugo Chávez, en coordinación con la Fundación para la Juventud en Guatemala, y está dirigida a un total de 83 dirigentes juveniles guatemaltecos.

¡Y hay gente que se inscribe en esos cursos! Para llevar a los guatemaltecos por el mismo camino del que están tratando de escapar los venezolanos.  Con tus impuestos, claro.  Mi hipótesis es que aquí se forman las semillas y la carne de cañón para la conflictividad y el socialismo.

En este enlace puedes leer cómo se desarrolló la inauguración del primer curso, en 2016.

La foto es del Ministerio de Poder Popular para la Cultura.


03
Abr 17

¿Lenin ganó en Ecuador?

Escucha el podcast aquí.

Anoche cuando veía los resultados de las elecciones en Ecuador me encontré con la siguiente meditación de mi cuate, Luis Espinosa Goded, desde Quito: No se qué opción me causa más pavor y desesperación, Lenin ha ganado por fraude, o Lenin ha ganado pues le ha votado el 51%. Y comparto sus sentimientos.

Tan horrible sería que el socialismo se enquistara en Ecuador por la vía del fraude electoral, como que el socialismo se enquistara en Ecuador porque la gente cree que es la mejor opción.  El programa de Lenin Moreno es una joya de la retórica del colectivismo y de populismo.  Da tristeza pensar que en unos años los ecuatorianos pasarán por las penas que han pasado los venezolanos, si Lenin Moreno fuera confirmado como el ganador y cumpliera con sus ofertas electorales. Mientras tanto, pendientes del recuento de votos.

Da pavor y desesperación lo que hacen en Ecuador (el oficialismo y los electores que votaron por Lenin), porque todos los días vemos lo que el socialismo le ha hecho a los venezolanos y a las instituciones en Venezuela. Mientras que los venezolanos luchan desesperadamente por salir del socialismo, y de sus efectos inmorales y empobrecedores, y a la vista de las evidencias, ¿quién iba a decir que en el vecindario, los ecuatorianos podrían seguir por el mismo camino del que están tratando de escapar los venezolanos?

Por lo pronto es un error describir lo que ocurre en Venezuela -el deterioro institucional sostenido y el reciente golpe de estado- como un ataque a la democracia; porque ambos y sus efectos, son consecuencia de la democracia.  Es decir: del gobierno de la mayoría. La mayoría llevó a Hugo Chávez al poder y la mayoría lo sostuvo. La mayoría sostuvo a Maduro. En tanto aquellos que valoramos la libertad, el respeto a los derechos individuales, la igualdad de todos ante la ley y la limitación del poder no distingamos entre democracia y república apropiadamente, el populismo y toda forma de colectivismo -incluido el socialismo- seguirán sirviéndose de las masas y de su mandato mayoritario para alcanzar el poder y no soltarlo.

Si algo nos han enseñado los primeros 17 años del siglo XXI es que los socialistas como Hugo Chávez/Nicolás Maduro, Rafael Correa/Lenin Moreno, Evo Morales y Daniel Ortega para mencionar unos, llegan al poder democráticamente con el voto de la mayoría, alteran el orden institucional y constitucional democráticamente con el voto de la mayoría, alargan sus períodos presidenciales democráticamente con el voto de la mayoría y extienden sus regímenes democráticamente con el voto de la mayoría.  Todo a costa de la libertad y los otros derechos individuales, de la igualdad de todos ante la ley, y de los límites al poder.  La máxima democrática es que los intereses colectivos prevalecen sobre los derechos individuales.

¿Cómo logran la mayoría? Sencillamente, aunque no fácilmente.

  • El primer instrumento fundamental es el control de la educación.  La educación estatal es la fábrica de súbditos obedientes y clientes del socialismo.  Ahí es donde se aprende a no cuestionar las decisiones de la mayoría y de quienes dicen representarla.  Ahí es donde se aprende que la expoliación es moralmente aceptable cuando la decretan los que dicen representar a la mayoría.  Ahí es donde se aprenden el colectivismo, el misticismo y la irracionalidad. La educación es el molde de donde sale el pensamiento único.
  • El segundo instrumento es una prensa complaciente.  No siempre complaciente con el grupo específico que controla el poder; pero sí complaciente con los valores que lo hacen posible: el colectivismo, el misticismo y la irracionalidad.  Y complaciente con las políticas que se derivan de aquellos valores:  Más legislación, más controles, más trámites, más expoliación, más centralización, más monopolización, más arbitrariedad y menos libertad, menos propiedad, y menos respeto a los proyectos de vida de las personas individuales. La prensa complaciente es el gran reforzador del pensamiento único.
  • El tercer instrumento es el miedo.  Es un miedo sutil que va creciendo; pero que no llega a violencia como ocurría en el siglo XX.  Los socialistas de ahora no fusilan; pero te cuelgan la espada de Damocles.  Por ejemplo: en la Venezuela bolivariana de los primeros tiempos de Chávez, dudar de los valores y los anhelos bolivarianos era traición a la patria y era muy mal visto.  Era ser amigo del imperialismo.  Y una vez señalado como enemigo de todo lo bueno (el bolivarianismo), quien osara cuestionarlo quedaba marcado y era aislado cuando no perseguido.  En el Ecuador de Correa, los instrumentos fiscales han sido usados para intimidar a periodistas, empresarios y opositores, para citar dos ejemplos.
  • El cuarto instrumento es la neolengua y el uso abundante de palabras comadreja. Las necesidades son presentadas como derechos; la democracia se impone sobre la república; la justicia social sustituye a la justicia; la corrección política sustituye a la libertad de expresión; la verdad alternativa sustituye a la verdad, el conflicto sustituye a la cooperación social; el estado de derecho democrático sustituye al estado de derecho; lo que se entiende por justicia se persigue desde el Organismo Legislativo y no desde el Organismo Judicial; la división del poder se diluye en el partido, o en la persona del jefe del estado; no se distingue la legislación, de la ley; y así podemos seguir.

Milton Friedman explicó que una marea de opinión, una vez que fluye fuertemente, tiende a barrer sobre todos los obstáculos todas las opiniones contrarias y los socialistas lo han entendido bien.  De hecho, los cuatro instrumentos mencionados arriba (que no son los únicos) sirven para crear la marea democrática que les permite perpetuarse en el poder a costa de la república y de los valores que esta representa.

Me detengo aquí porque esto ya se hizo largo.  Mis condolencias a mis cuates ecuatorianos que hicieron todo lo posible por rescatar a su país y a sus connacionales. Condolencias que van acompañadas por una reflexión que vale para otros países que se hallan en condiciones parecidas a las de Ecuador, y para mi país que se halla en un cruce de caminos: En todo conflicto entre dos hombres (o grupos) que comparten los mismos principios básicos, gana el más consistente. En toda colaboración entre dos hombres (o grupos) que se apoyan en diferentes principios básicos, el más maligno, o irracional es el que gana. Cuando los principios básicos opuestos están abierta y claramente definidos, eso obra en ventaja del lado racional; y cuando no están claramente definidos, sino que están ocultos, o difusos eso obra en ventaja del lado irracional.

¿Qué piensas al respecto?

La cita es de Ayn Rand, y estoy seguro de que viene al caso.

Foto por  Andes/César Muñoz. CC BY-SA 2.0, via Wikimedia Commons