26
Jun 17

El cabildeo y el uso del poder

La política es objeto de estudio de la praxeología porque se ocupa del proceso de conformación y regulación de las relaciones de poder en la vida pública del estado.  La praxeología, ¿sabes? es la ciencia que estudia la acción humana (qua acción humana) y la esfera de acción pública es la de relaciones coactivas, en oposición a la esfera de acción privada, que es la de relaciones voluntarias.

Desde que el estado benefactor mercantilista (y otras formas de colectivismo) es el modelo prevaleciente en Occidente y en otras partes del mundo, la práctica de influir en quienes tienen poder (o influencia) es muy importante para prosperar y hasta para sobrevivir.  Desde que unos pueden usar la política para beneficiarse, o beneficiar a otros -incluso a costa de terceros- la práctica de influir en en quienes tienen poder (o influencia) es muy importante.  Desde que quienes tienen la facultad de usar la ley par beneficiarse, o beneficiar a otros -incluso a costa de terceros- la práctica de influir en en quienes tienen poder (o influencia) es muy importante.

El hombre, al actuar, dice Ludwig von Mises, decide entre las diversas posibilidades ofrecidas a su elección.  En la alternativa prefiere una determinada cosa [o estado de cosas] a las demás. Esto es cierto para toda acción humana, en todo campo de la acción humana, incluido el campo de las relaciones de poder.  Mises explica que el hombre, al actuar, aspira a sustituir un estado menos satisfactorio por otro mejor (como cambiar esta política, o a este actor político por otro mejor); La mente presenta al actor situaciones más gratas, que este, mediante la acción pretende alcanzar.  Es siempre el malestar el incentivo qu einduce al individuo a actuar. Pero ni el malestar, ni el representarse un estado de cosas más atractivo bastan por sí solos para impeler al hombre a actuar, añade Mises.  Debe concurrir un tercer requisito: advertir mentalmente la existencia de cierta conducta deliberada capaz de suprimir o, al menos reducir la incomodidad sentida. De ahí la opción de cabildear para tratar de influir en quienes tienen poder y modificar el estado de cosas menos satisfactorias.

En Guatemala y en todo el mundo, ya lo dijo Mark Twain: ni la vida, ni la libertad, ni la propiedad de ningún hombre está a salvo cuando el legislativo está reunido.  De ahí que -en un modelo en el que desde el poder político se pueden dispensar favores, o se puede causar perjuicios, incluso mediante el uso de la legislación- la capacidad de influir en legisladores y en políticos sea importante para prosperar… y hasta para sobrevivir.

Los lobbies, o grupos de cabildeo son grupos con intereses comunes que realizan acciones dirigidas a influir ante políticos y burócratas para promover decisiones favorables a sus intereses y modificar aquellos estados de cosas menos satisfactorias.

Las primeras utilizaciones políticas de este término son del siglo XIX. Ya en 1830 la palabra lobby designaba los pasillos de la Cámara de los Comunes británica donde los grupos de interés y de presión, discutían con los miembros del Parlamento. Durante la Guerra de secesión estadounidense el general Grant, después del incendio de la Casa Blanca se instaló en el bajo lobby de un hotel, que pronto se llenó de cabilderos. En princiipio, la actividad del lobby  es legal, y lleva ante políticos y burócratas las opiniones e intereses de los implicados en las decisiones que implican el uso del poder político.  El cabildeo de los “lobbies” tiene una amplia tradición en Estados Unidos, donde su práctica ha sido entendida como una “colaboración necesaria” entre la sociedad y los poderes públicos para el ejercicio eficaz de la política.  Es decir, para el uso eficaz del poder en cuanto a la eliminación y sustitución de aquellos estados de cosas insatisfactorios.

Recientemente se han hecho esfuerzos para su regulación, lo que debería contribuir a su transparencia y normalización.  Pero el caso es que el problema de fondo -porque es problema- no es la transparencia y la normalización, sino el modelo que admite el uso de la facultad legislativa, la facultad coactiva y la política para beneficio propio, o para perjudicar a otros. Porque ya sabes: el poder tiende a corromper.   La realidad es que todo el que puede, cabildea; pero en La rebelión de Atlas, Hank Rearden tenía un cabilidero en Washington, D.C. (Wesley Mouch) y se rehusaba a usarlo.

De ahí la importancia de una aproximación liberal clásica al problema del cabildeo.El caso es que, para el liberalismo clásico se preocupa principalmlente de la limitacion del poder coactivo de todos los gobiernos, como lo explica Friedrich A. Hayek.   Un gobierno que…juzga cada problema de acuerdo con sus méritos acaba regularmente por tener que observar principios que no son de su elección y por verse llevado a una acción que nunca previó, explica Hayek. Hoy nos es familiar el fenómeno de que gobiernos cuya accion se inició bajo la orgullosa pretensión de una deliberada intervención en todos los asuntos se encuentran acosaos a cada momento por las necesidades creadas por sus acciones anteriores.  Tan pronto como los gobiernos llegaron a considerarse omnipotentes comenzaron los comentarios sobre la necesidad e inevitabilidad de una actuación, de esta clase o de la otra, cuya inconvenciencia los propios gobernantes reconocen.

En resumen, la actividad cabildera es una necesidad cuando quienes tienen el poder pueden intervenir en todos los asuntos -incluso de la esfera de accion privada de las personas-.  De ahi que la discusión de fondo no es si tal, o cual cabildeo es aceptable, o no.  La discusión de fondo es si el ejercicio del poder debe tener límites, o no.  Y yo digo que sí.

La ilustración la tomé de aquí.


23
Jun 17

Cisma sangriento

Todo cristiano intelectualmente inquieto debería leer Cisma sangriento, por Francisco Pérez de Antón. ¿Por qué? Para explorar si su fe es honesta, o si es consecuencia del miedo. Con esta obra, el autor vuelve a hacer lo que hizo con El gato en la sacristía: Sacude el campanario para ver si allí hay murciélagos.

Escucha el podcast aquí.

En Cisma, el autor y con pluma genial nos lleva por las pavorosas guerras de religión, las masacres, crímenes y hambrunas que –luego de que Lutero clavara sus tesis en Wittemberg- costaron cerca de 13 millones de muertos. Cadáveres que la historia oficial (católica y protestante) hace todo lo posible por no traer a cuento. En parte por sacralizar la carnicería y en parte para no permitir que la verdad arruine una buena historia.

En el Cisma, los teólogos salen mal parados. Dice el autor: Un teólogo es alguien que se enfrenta a otro teólogo por cuestiones sobre las cuales ninguno de los dos está seguro, pero por las que ambos serían capaces de matarse. Cada uno proclama que la salvación del hombre sólo puede ser explicada por medio de una teología: la suya. Y nos recuerda que tanto en el siglo XVI, como en el XXI; tanto en el cristianismo como en el islamismo, la clerecía sólo es tolerante cuando no tiene poder para ser intolerante. De ahí el interés religioso en la política. Zuinglio escribió que el estado ha de ser cristiano; Pío nono dijo que la tesis de que el estado deba ser separado de la iglesia es falsa y un error pernicioso…y Bergoglio ha dicho que la iglesia debe meterse en política.

Pérez de Antón expone detalles clave para entender por qué es que aquellas teologías son enemigas de la libertad intelectual de las personas: Lutero decía que la razón es el mayor enemigo de la fe; Calvino consideraba al humano poco más que estiércol vacuno; y Roma veía en los valores del humanismo una amenaza a su hegemonía.

Se me acaba el espacio y no quiero que se queden en el tintero dos ideas: Creo que Cisma (o su autor, claro) es injusto con los tribunales de fuero especial, de 1982/83 en Guatemala; y creo que es injusto con Juan de Mariana. Dicho aquello, de verdad te recomiendo este librazo.

Columna publicada en elPeriódico.


06
Mar 17

Cuando los precios no son de gusto político

dolar


Para algunos tecnócratas, si los precios no son los que ellos quieren, en función de los intereses de su clientela, los precios están mal y deben ser corregidos de forma política; o sea, por la fuerza de la ley.

En eso pensé cuando leí la columna titulada Preocupación por la aprecición del quetzal. En ella, su autor Mario A. García Lara, dice que: 

Tanto la autonomía como la credibilidad del Banguat están en riesgo debido a un fenómeno de origen principalmente externo: la permanente apreciación del quetzal con respeto del dólar estadounidense.  Sucede que el esquema de MEI tiene una debilidad: la estabilidad de precios no solo es un fenómeno de exceso de demanda agregada; también existen factores del lado de la oferta (como las fluctuaciones de los precios internacionales de las materias primas o las fluctuaciones del tipo de cambio debidas a flujos de capitales) que afectan los precios internos

Según el columnista, es malo que los precios de las materias primas que se producen en Guatemala se eleven porque eso hace crecer la oferta de dólares aquí; y es malo que los chapines que viven y trabajan en el exterior les manden dinero a sus familias porque eso hace crecer la oferta de dólares aquí.  ¿Y por qué es malo? Porque ambos fenómenos perjudican las metas políticas (que el Banguat llama explícitas) de inflación del banco central.  ¿Por qué digo que las metas son políticas y por qué es que eso es importante? Porque por medio de la ley, de acuerdo con planes políticos, esas metas alteran políticamente los resultados de la oferta y demanda citadas por García.

Es cierto que el método que usa la Junta Monetaria para intervenir políticamente en el mercado es uno que excluye la arbitrariedad escandalosa; pero eso no quita que sea una forma de intervención, y no quita que sea forzada.  Forzada por la ley; pero forzada.

Esos factores externos han ocasionado no solo que la moneda nacional se mantenga apreciada (en términos reales) respecto del dólar sino que, además, han ocasionado incluso que la inflación se ubique en ocasiones por debajo de la meta establecida por el Banguat.  Esto, además de deteriorar la competitividad del sector exportador, erosiona la credibilidad del banco central, lo cual afecta su capacidad de influir en el mercado para propiciar la estabilidad del nivel general de precios, dice el columnista García Lara.

Según el columnista el hecho de que el quetzal no se deprecie y el hecho de que la inflación sea baja, es malo.  Mientras que en otros países la gente se angustia porque sus monedas se devalúan y porque la inflación se dispara hacia arriba, aquí es al revés.  Ya sabes, tal vez es cierto que Guatemala es el país donde las piedras flotan, la madera se hunde y Como no, quiere decir Sí. Ahora bien…¿para quienes es malo que el quetzal no pierda valor y que la inflación esté casi por el piso? ¡Para los exportadores!, García lo dice claramente.  Es decir para un grupo social específico, con intereses específicos y particulares.  No para el bien común, que es el bien de todos, sino para el bien de algunos…en perjuicio de otros. ¿Quiénes son los perjudicados? Los importadores; los que amortizan sus casas, sus autos, y sus inversiones de capital en dólares para hacer más competitivos sus negocios y para crear más y mejores puestos de trabajo. ¿Para quiénes más es malo que el quetzal no pierda valor? Para los políticos,  funcionarios, burócratas y tecnócratas que perderán su capacidad de influir en el mercado para que los precios sean los que ellos desean, en función de su clientela.

La solución a este dilema es relativamente sencilla.  La apreciación del quetzal tiene un efecto de reducir las presiones inflacionarias y ocasiona una restricción de la demanda agregada (pues deprime las exportaciones), por lo que equivale a haber elevado las tasas de interés.  La respuesta adecuada de la política monetaria ante la continuada apreciación del quetzal debió haber sido (desde hace tiempo) una reducción sensible en la tasa de interés líder.  Desafortunadamente, un celo excesivo del Banguat ante temores de una inflación (que nunca se dio) ha impedido que la Junta Monetaria actúe más oportunamente reduciendo la tasa de interés líder, explica García Lara.

Es cierto que hay un dilema: Los funcionarios y tecnócratas respetan el precio del quetzal con respecto al dólar, y reconocen su valor como información con respecto a dónde se deberían, y donde no se deberían colocar los recursos; o intervienen en el precio del quetzal, censuran la información e inclinan políticamente la balanza en favor de sus patrocinados. O también pordría intervenir en el precio del crédito (la tasa de interés), censurar la información e inclinar políticamente la balanza…ya sabes, como sugiere García.

La credibilidad del Banco de Guatemala está en riesgo debido a que los exportadores están presionando fuertemente para que la Junta Monetaria favorezca sus negocios. Hasta ahora, los políticos, funcionarios, burócratas y tecnócratas de la JM han hecho joggling con talento, sin arbitrariedades escandalosas; pero los exportadores les han metido otra bola en el juego…o tal vez es un machete.

Si te interesa el tema de la relación entre los economistas y la política, te recomiendo What Economists Should Do?, por James M. Buchanan.


24
Feb 17

¿Arbitrariedad de vuelta al Banguat?

dolarEscucha el podcast aqui.

La llamada regla monetaria del Banco de Guatemala es un procedimiento que, basado en normas explícitas, transparentes y comprensibles -sin discrecionalidad- le permiten al Banguat participar en la compra-venta de divisas para intervenir en el mercado de aquellas y modificar el precio del dólar, por ejemplo.

Como toda intervención de estado en los mercados, esta es de carácter político; pero si hemos de buscarle una ventaja, está la de que no es discresional.  El miércoles, la Junta Monetaria no se atrevió a modificar aquella regla; pero le jugó la vuelta.  Las autoridades monetarias resolvieron que el Banguat emitirá Certificados de Depósito a Plazos, en dólares para que el quetzal no se siga apreciando frente a aquella divisa.

El banco central tiene facultades legales para hacer eso; pero está jugando con fuego porque le ha abierto la puerta a la arbitrariedad.  ¿A quiénes sirve esta decisión tan aventurada, tan arriesgada?

Al vender los CDP recogerá dólares del mercado y elevará su precio.  Como el Banguat no emite dólares, es evidente que tendrá que comprarlos para pagar los intereses de los CDP y para redimirlos.  Estas compras elevarán el precio de los dólares.  La mano de los exportadores -por medio de sus amigos en el gabinete y en la Junta Monetaria- ¿es la mano invisible en esta medida?

La venta de CDP es peligrosa porque le ha abierto la puerta a la arbitrariedad en un área donde -desde hace añales- había sido eliminada. Todos perdemos con esta movida.  Pero también es peligrosa porque el endeudamiento en dólares y la venta de papeles por parte del banco central hace crecer la bomba monetaria ya que las pérdidas cuasifiscales del Banguat siguen sin ser reconocidas y sólo se están acumulando.

Si eres visitante frecuente de este espacio, sabes que la intervención política de los precios en el mercado es una forma de censura.  Esto es porque los precios son mensajeros que llevan y traen información sobre la escasez y abundancia de recursos. Esta información es usada por los actores económicos para tomar decisiones económicas sobre dónde colocar, o donde no colocar sus recursos.  Si esa información está alterada -por la política al servicio de intereses particulares- todos perdemos.


18
Ene 17

Captura de familiares del Presidente

morales-el-periodico

Sammy Morales, hermano del presidente de la República, Jimmy Morales, fue capturado por su presunta participación en el caso conocido como Botín en el Registro de la propiedad; por ese mismo caso hay una orden de captura contra José Manuel Morales, hijo del mandatario.

¡Es extraordinario que la familia de un Presidente en funciones sea conducida a los tribunales!  Desde una perspectiva importante, lo que ha ocurrido hoy es ejemplar y ojalá sea un paso más hacia la fundación de un estado de derecho en Guatemala.  ¿Quién iba a decir que cosas así serían posibles?

¿Cuál es el caso en el que están presuntamente involucrados los Morales?  La compra fingida de unos desayunos -que nunca fueron servidos- para el Registro de la propiedad, a un restaurante vinculado a un amigo de la familia presidencial.  El monto del negocio, o de los negocios esos, fue de casi Q200, 000.  Pecatta minuta, diría alguien por ahí, comparada con los saqueos millonarios en el Transurbano, en el mismo Registro y en casi toda la administración pública durante las administraciones de Los Colom y de Pérez/Baldetti.  ¿Por qué me refiero sólo a esas dos administraciones, si seguramente hubo corrupción en las anteriores? Porque en estas dos últimas ha estado vigente el mandato de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (aunque sólo desde la última ha estado activa contra la corrupción).  Pecatta minuta, o no, lo cierto es que sería fabuloso que ni la familia presidencial estuviera por encima de la ley.  Este es un mensaje y una lección importante no sólo para los guatemaltecos, sino para muchas otras sociedades en las que el estatismo ha sido el caldo de cultivo para la corrupción.

Hay un caveat, sin embargo. Hay grupos sociales y políticos que nunca se resignaron a perder las elecciones y al hecho de que los electores guatemaltecos rechazaron a sus candidatos.  Algunos de esos grupos son sólo oportunistas; pero un componente clave en aquella coalición informal es el de los colectivos vinculados con la exguerrilla, con la dirigencia popular que bloquea calles y carreteras y quema maquinarias y equipos industriales, con los que siembran las semillas del conflicto, con los que siembran otras semillas peligrosas para la república y el orden constitucional.

Para el observador agudo, está claro que desde el día 1 de su mandato, el presidente Jimmy Morales ha sido blanco de una variedad de intentos de deslegitimación.  El no ayuda por su inexperiencia y por su carácter; pero ciertemente que no le ayudan los negocios de sus parientes.

Los ciudadanos y los mandantes chapines nos enfrentamos ahora a otro momento fascinante en nuestra historia cívica.  Por un lado cabe celebrar que se impongan el estado de derecho y la ley hasta lo más alto de la pirámide del poder político, e incluso a la familia presidencial; y, por otro lado, tenemos la responsabilidad de no dejar que las circunstancias sean aprovechadas para que grupos de ningún lado del espectro político impongan sus agendas y consigan objetivos que los electores han rechazado en sucesivas ocasiones.  En persecución de la justicia, el reto es conseguir las dos cosas.

Actualización: José Manuel Morales se entregó poco después de esta publicación.

La foto es de ElPeriódico.


08
Oct 16

Encuentro Ciudadano Libertad y Desarrollo

encuentro-ciudadano-libertad-y-desarrollo

¡Por poco y se me pasa!…el miércoles 21 de septiembre asistí al I Encuentro Ciudadano organizado por la Fundación Libertad y Desarrollo; una experiencia interesante para tomarle el pulso a temas como la desigualdad, la pobreza, el desarrollo económico y la política.

Por cierto, para entender el tema de la desigualdad te recomiendo el libro Equal is Unfair, por Don Watkins y Yaron Brook.

La asistencia al Encuentro también fue útil para medir la cultura de diálogo entre nosotros. Es una lástima que -a pesar de múltiples esfuerzos de todo tipo- la tendencia generalizada es la de hacer un lado los hechos, y la ciencia económica, por ejemplo, y centrarse en consignas ideológicas a la hora de conversar -cuando no discutir- sobre los temas que ocuparon el foro.

De cualquier manera, y si te interesan los temas, elaboré un Storyfi que puedes ver aquí.


26
Jul 16

Estos no son sólo manifestantes

13872822_10153976431519412_7935080942476797148_n

Acabo de leer un artículo titulado La libertad de expresión asesinada por lo políticamente correcto; que arguye que El sol se pone, lánguido, sobre el horizonte de la libertad de expresión y el derecho de cada uno de nosotros a decir lo que pensamos….La ridícula pirueta intelectual, el funanbulismo mental… es el precio a pagar tras haberse arrojado en caída libre por el abismo de la autocensura…el miedo está ahí, el deseo de participar en una discusión abierta, que siempre debe ser la base para la toma de cualquier decisión que afecte a la mayoría, se desvanece. Como en los mejores tiempos de todas las notorias dictaduras, el debate se retira al sector privado y en los espacios seguros de personas afines.

Lo ves en esta noticia de El país:

CoSIobtW8AAyaB_ (1)

Un cura muere…y la policía mata.  La primera es una forma de expresar sin sujeto, sin actor y sin responable; en cambio, la segunda tiene sujeto, tiene actor y tiene responsable. El cura murió, como la lluvia cayó.  Just sayin´.

Entre nosotros vemos cosas parecidas.  Los bloqueos de hoy, por ejemplo, son tratados como si fueran manifestaciones pacíficas.  Los acarreados, que vienen engañados y mediante pago, son tratados como si fueran legítimos mandantes, tributriaos o ciudadanos en ejercicio de sus derechos y sus facultades.  Se hace caso omiso del hecho de que usan la fuerza para imponerse en las calles y en muchos casos incluso acuden a amenazas de violencia.

En la foto de Soy 502…

CoTOvdvUkAEv4b6

…puedes ver que no falta la imágen del Che Guevara ícono de uno de los totalitarismos y colectivismos más criminales de la historia de la humanidad y un asesino que decía cosas como:

  • Para enviar hombres al pelotón de fusilamiento, la prueba judicial es innecesaria. Estos procedimientos son un detalle burgués arcaico. ¡Esta es una revolución! Y un revolucionario debe convertirse en una fría máquina de matar motivado por odio puro.
  • Los jóvenes deben abstenerse de cuestionamientos ingratos de los mandatos gubernamentales. En su lugar, tienen que dedicarse a estudiar, trabajar y al servicio militar.
  • ¡El odio es el elemento central de nuestra lucha! El odio tan violento que impulsa al ser humano más allá de sus limitaciones naturales, convirtiéndolo en una máquina de matar violenta y de sangre fría. Nuestros soldados tienen que ser así.

Un cuate de Twitter notó que es un chiste que los organizadores de esta serie de bloqueos digan ¡No a la corrupción!, cuando es de sobra conocido que roban energía eléctrica y luego la venden sin haberla producido.

En esta foto de RepúblicaGt

CoTQlIqXEAEjGdN

…hay un reclamo para que paguen impuesto los ricos; pero, ¿no te parecería fascinante ver las declaraciones de impuestos de los dirigentes de los bloqueos?

Mira esta otra foto de Soy 502

CoTLGObUEAELajU

…el reclamo dice: …apoya a la SISIG en precionar a los corruptos por lavado de dinero del pueblo.  Lo que es políticamente incorrecto mencionar es que los corruptos ni se roban, ni se llevan, ni lavan el dinero del pueblo.  Los corruputos se roban, se llevan, malgastan, maladministran y lavan el dinero de los tributarios.  El dinero de ese pequeño porcentaje de habitantes de la república que pagamos impuestos porque nos los quitan antes de que recibamos nuestros cheques mensuales.  El dinero que se roban los corruptos no es de los que están en la informalidad, de los que no trabajan, ni de los que no producen.

Los organizadores de los bloqueos les dicen a sus acarreados que exijan energía eléctrica barata; pero también les dicen que se opongan a las hidroeléctricas. ¿Quién no se da cuenta de que en eso hay muy mala intención y muy poco respeto por la condición de los más pobres y vulnerables? Mira esta foto de Canal Antigua:

CoTa9TiUAAAOjWC

¿Quién de los organizadores de los bloqueos responde por los daños que causan?

CoSkaw3UIAApy4D

Lo políticamente correcto se impone porque el miedo está ahí, el deseo de participar en una discusión abierta se desvanece; pero  como dice Onkar Ghate en la ilustración principal de esta entrada: Debemos proclamar–sin disculpas, ni matices- el pilar indispensable de una sociedad libre : la libertad de pensamiento y de expresión.


03
Jun 16

¡Otra vez la necedad de la Biblia!

13096262_257835904560912_4365487625074939_n

Escucha el podcast aquí.

¡Es casi increíble que el Congreso haya tomado en serio la idea de forzar la lectura de la Biblia en las escuelas estatales!  Sería increíble si Frank Herbert no nos hubiera advertido de que cuando la religión y la política viajan en el mismo carruaje, los pasajeros creen que nada puede interponerse en su camino.

En su oportunidad, el diputado ponente dijo que le habló un dios y le dijo que la delincuencia en Guatemala tiene su origen en que los chapines no leen la Biblia. Sostuvo que sólo la gente que lee la Biblia es buena.  ¿Qué encontrarían -sobre la violencia- los niños que fueran obligados a leer la Biblia?

David quería quedar bien con su suegro, Saúl, que no tenía interés en una dote cualquiera.  Saúl le pidió a David 100 prepucios de filisteos y David le consiguió 200. ¡Doscientos prepucios que los filisteos no entregaron por las buenas!  ¿Cuánta violencia habrá que ejercer para conseguir 200 prepucios? Samuel 18:25-27

Unos hombres rodearon la casa de un anciano que alojaba a un forastero y para que los malvados no le hicieran daño al huésped el anciano ofreció sacar a su hija virgen y a la concubina del huésped para que los hombres hicieran con ellas lo que les pareciera bien.  Los hombres violaron y abusaron de la concubina toda la noche, hasta el amanecer.  Esa mañana el huésped volvió a su pueblo con la concubina, tomó un cuchillo, la desmembró  en doce pedazos y la esparció por todo el país. Jueces 19:16-30

Si lo anterior no te impresionó, ¿qué tal la promesa para el pueblo de Samaria? Ese pueblo cargará con su culpa por haberse rebelado contra su dios. Caerán a filo de espada; ¡a los niños los lanzarán contra el suelo, y a las embarazadas les abrirán el vientre! Oseas 13:16

No sé a ti; pero a mí estas historias me parecen cosas de mareros, cosas que podrían haber ocurrido en Los pajoques, o en Barillas; cosas que salen en las páginas de notas rojas de los diarios.  Cuando M. Osorio dice que el dios de la Biblia le dijo que la violencia tiene su origen en que los chapines no leen la Biblia y que sólo la gente que lee aquel libro es buena, ¿no te da qué pensar? La educación debe ser libre.

Columna publicada en elPeriódicoy la ilustración la tomé de Facebook.  El texto de Hipatia, dice: Las fábulas deben ser enseñadas como fábulas, los mitos como mitos y los milagros como fantasías poéticas. Enseñar supersticiones como verdades es una cosa terrible. Las mentes de los niños las aceptan y creen en ellas, y sólo con gran dolor y tal vez de forma trágica, puede ser que -después de años- sean aliviadas de ellas.


08
Abr 16

Revolución a medias

sistema-politico-luis-figueroa

Escucha el podcast aquí.

Quien hace una revolución a medias, cava su propia tumba, dijo Saint Just, posiblemente con razón; y posiblemente con razón, un mejor revolucionario, Dantón, dijo: La revolución devora a sus propios hijos.

El miércoles vimos la imagen de la gobernadora de Alta Verapaz, cuando salió llorando de una reunión con diputados de la bancada FCN-Nación luego de que los representantes le exigieran prebendas. ¿Cómo debió ser el tono de aquel encuentro? Cuando yo estudiaba Derecho, había un profesor que hacía llorar a algunas chicas de la clase.  El sujeto era muy desagradable y las chicas lloraban porque las humillaba y les decía groserías.  ¿Ocurriría algo parecido en la reunión citada?

Poco antes de que terminara ese día nos enteramos de que los diputados J.M. Giordano y J. Hernández (también de la bancada oficialista) intercambiaron mensajes en los que el primero esperaba poner de rodillas al gobernador de San Marcos y ofreció ponerse miel en la…para cuando se la dejara ir.

Esto ocurre luego de que a lo largo de varias semanas  el Congreso se diera a la tarea de producir legislación populista y legislación destinada a blindar el statu quo político,  como si se tratara de sacar pañuelos de una chistera.  Algunas de esas piezas de legislación fueron, aparentemente,  ideadas para obligar a distintos grupos sociales a negociar e ideadas para que esos grupos entendieran quien –en realidad– tiene el poder de perjudicarlos.

Mientras tanto, el presidente Morales (su equipo y el partido que lo llevó a la Presidencia)  perdieron la oportunidad de ponerse a la altura del mandato que recibieron.  Optaron por recibir (¿o comprar?) prostidiputados, de esos cuya lealtad tiene el mismo valor que un billete de Monopoly.   Y uno tiene la impresión de que el Presidente cree que gobernar es salir a comer a la calle, caer de sorpresa en donde le de la gana, cantar el Himno nacional  y repartir cheques a modo de piñata.

No soy fan de las revoluciones; pero el sistema político actual atrae a la peor ralea de la sociedad;  ¿no tienes la impresión de que hay que continuar, ¡en el Congreso!, lo que empezó en abril del año pasado?

Columna publicada en elPeriódico.


16
Mar 16

José María Aznar y la batalla de las ideas

Imagen de previsualización de YouTube

En esta conversación, José María Aznar, habla de la importancia de las batallas de las ideas y de la cultura ya que las ideas son las que mueven a las personas, a la historia y a las cosas. Explicó que la batalla de las ideas y la batalla cultural se pelea en todas partes ya que el componente de las ideas es fundamental que existe en cualquier actividad.

El presidente y fundador del Instituto Atlántico de Gobierno y presidente de la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales, aborda otros temas como el desarrollo, la libertad, el islamismo y el populismo.

Político y expresidente del gobiernos español observó que el mundo necesita vocaciones políticas e invitó a los jóvenes liberales a participar en política.