22
Abr 19

Robo y doble robo: la presa de devolución de impuestos

Si los impuestos son robo, porque no son más que tomar dinero ajeno por la fuerza para luego repartirlo entre la clientela de quien toma aquellos recursos por la fuerza, ¿cómo se le puede llamar a la presa de devolución de impuestos reclamados?  Doble robo.

La ilustración la tomé de Facebook

El Ministerio de Finanzas  publicó el listado de 994 expedientes a los que, desde 2015 hasta enero de 2019 el gobierno les debe el pago por devoluciones de impuestos e intereses cobrados de más. Esa presa -que en realidad es una mora- de expedientes  suma Q525.3 millones.

¿Ves lo que pasa? El gobierno (los políticos y burócratas que lo controlan) toma dinero ajeno bajo amenaza del uso de la fuerza.  Toma recursos de más, de acuerdo con sus propios estándares de expoliación; y luego se rehusa a devolverles el dinero tomado de más a sus legítimos propietarios.  Esta mora les causa daños y perjuicios a los tributarios; y dichos daños y perjuicios se reflejan en menos recursos para inversiones productivas.  Y tu ya sabes qué pasa cuando menguan las inversiones productivas: mengua la generación de riqueza y menguan las oportunidades de más y mejores empleos.

Eso sólo lo puede hacer el gobierno (los políticos y burócratas) porque tiene el monopolio del uso de la fuerza.  Ninguna organización en el sector voluntario de la economía, que es el sector privado, podría apoderarse y hacer uso de dinero ajeno, ni retrasar su devolución durante cuatro años con impunidad.

¿Qué tipo de inversiones extranjeras puede atraer un país cuya reputación es de aquella calaña? Lo que hace la administración no es un delito, claro; ¡pero sí es un crimen!


29
Mar 19

Que no te den atol con el dedo

Las retenciones del crédito fiscal les causan pérdidas de Q42.2 millardos a los dueños legítimos de aquellas retenciones. El drenaje en la economía de los propietarios de aquellos recursos -desde 2012 hasta 2018- por el dinero que el gobierno no devuelve y no se usa de forma productiva ha sido de uno por ciento del PIB.

La ilustración la tomé de Facebook.

Escucha el podcast aquí.

Aparte de los daños y perjuicios que causa esta situación, en el área económica, hay efectos negativos en el campo de la ética porque “los criterios establecidos por la SAT derivan de inconsistencias, posibles inconstitucionalidades y de exigencias exageradas”, según explicó el consultor, O. Chile Monroy.

¿Ves? de poco sirven los grandes planes de impulso a la productividad, los privilegios y los subsidios, y de poco sirven los viajes, las presentaciones y la burocracia promotora del país, si un inversionista potencial se entera de que aquí, los políticos y burócratas no devuelven el dinero que es propiedad de los tributarios y que han tomado de más.

Como lluvia que cae sobre mojado, la semana pasada representantes de la calificadora de riesgo, Fitch, vinieron a decir que la carga que pesa sobre tus hombros de tributario –directamente cuando te quitan los impuestos; e indirectamente porque los recursos son desviados del sector productivo de la economía al sector político – es poca; y que debería ser más. Nada dijeron sobre eliminar el desperdicio en el gasto estatal.

Con aquello en mente te recomiendo las observaciones del analista Daniel Fernández: A pesar de las apariencias, la presión fiscal no es un indicador clave a la hora de hacer política pública para el desarrollo. Incrementar la carga fiscal no va a incrementar la renta per cápita, ni el índice de desarrollo humano. Existen muchas iniciativas posibles para desarrollar Guatemala; pero incrementar los impuestos no es una de ellas. Los impuestos sirven para engordar los bolsillos de los políticos y burócratas que los gestionan. La agenda del desarrollo necesita un cambio en las reglas de juego, la liberalización de la economía, y priorizar la seguridad física y jurídica sobre cualquier otro gasto público.

Columna publicada en elPeriódico.


07
Mar 19

¿Cepal quiere cargarte con más impuestos?

Según la Comisión Económica para América Latina, sobre los guatemaltecos pesa muy poca carga tributaria; que es la más baja del Istmo, dicen sus expertos*.  Pero eso no es cierto, en buena parte porque aquella carga pesa sobre un porcentaje bajo de la población económicamente activa y en buena parte porque la estructura impositiva asfixia la productividad y la creación de riqueza.

La ilustración la tomé del Club de los viernes.

Cuando leo notas como la que da origen a estas meditaciones me digo:

¡Que bueno! porque, con la corrupción que ha habido y hay, si la carga tributaria pesara más sobre los guatemaltecos, habría más dinero para la piñata que se reparten los políticos y sus burócratas.

¡Qué maravilla!, porque así no se distraen más recursos del sector productivo y voluntario de la economía hacia el sector improductivo y coercitivo de la economía.

¡Que alivio!, porque se disminuye la transferencia de recursos de los individuos no organizados, en la sociedad, hacia los grupos de individuos organizados.

Ya sabes, porque los impuestos son robo.  Los tributos son dinero ajeno tomado por la fuerza por los políticos y burócratas, para luego repartirlo arbitrariamente entre grupos de interes que son su clientela.  Grupos con los que los legítimos propietarios de aquellos recursos, muchas veces no colaborarían voluntariamente.

*La nota fue publicada en Prensa Libre el 4 de marzo de 2019, página 12.


27
Feb 19

¿Abusos en la investigación fiscal?

Según la bancada de la Nacional de la Esperanza -el partido de Sandra Torres- en la Gerencia de Investigación de la Superintendencia de Administración Tributaria hay controles escasos del personal que está a cargo de las investigaciones [contra los tributarios] y no hay procedimientos para elaborar los casos, situaciones que dan lugar a abusos.

Los impuestos son robo, Ilustración tomada de Facebook.

Y puede que la denuncia sea electorera, como dice el exjefe de la SAT, Juan Francisco Solórzano Foppa; pero, ¿y si no?

De cualquier manera, siendo bien conocida la voracidad tributaria de los políticos y funcionarios que tienen a su cargo tomar dinero ajeno por la fuerza, para luego repartirlo entre intereses particulares y específicos con los que los propietarios de aquel dinero no siempre colaborarían pacífica y voluntariamente, ¿por qué no iba a haber abusos?

A mí me parece muy sospechoso, por ejemplo, que a la GIS se le atribuya la compra de drones y de binoculares de visión nocturna.  ¿Para qué quieren, los publicanos, drones y anteojos de larga vista para ver en la noche? Eso es como cosa de espías.  ¿O no?

Otra cosa rara es que la GIS fue establecida en septiembre de 2016 y pasaron casi dos años antes de que esa unidad tuviera procedimientos aprobados; o sea que en aquel lapso sus operaciones fueron arbitrarias.

La aditoría interna de la GIS ha encontrado que algunos expedientes tienen componentes físicos; pero están incompletos y otros están en formato electrónico, igualmente incompletos.  En algunos no están la firma de visto bueno del gerente de turno, la notificación del juzgado correspondiente y/o los cierres de los casos.  Sospecho que todo aquello ha de ser un desorden del que nadie se hace responsable, y que en ese caos medran la arbitrariedad y los abusos.

Menos mal que, en agosto de 2018,  la Corte de Constitucionalidad suspendió el acceso de la SAT a información bancaria de los tributarios con el fin de investigarlos para cobrar impuestos.


07
Dic 18

El presupuesto y la quema del diablo

Si el presupuesto del gobierno fuera el diablo habría que quemarlo por partes.  Comencemos por las plazas para fantasmas, los convivios y canastas navideñas, y los privilegios y canonjías para funcionarios y burócratas. ¡Todos a la pira! Y luego habría que seguir con toda asignación presupuestaria que beneficie y privilegie a individuos y grupos de interés particulares. ¡Nada que viole el principio de igualdad de todos ante la ley debería tener una partida en aquella piñata! ¡Todo a la lumbre!

…pero claro, eso no va a pasar porque, ¿quién está dispuesto a pagar el costo de quitarles la teta a quienes viven del dinero que le es quitado a los tributarios?  Seguramente, eso sí, podemos aspirar a que el presupuesto del gobierno fuera congelado durante 10 años. ¿Por qué? Porque es demencial lo que está ocurriendo con el presupuesto; y adivina quiénes van a pagar los daños. Sí, tu entre otros; pero más, los más pobres.

A finales de noviembre, el Centro de Estudios Económico-Sociales presentó un análisis del presupuesto del gobierno y las cifras espantan.

Los tributos que pagas (si no están sobreestimados) sólo financian el 71.7% del total del presupuesto, lo que significa que 28.3% del mismo habrá de ser financiado de otra forma.  Normalmente por endeudamiento. ¿Quién crees que va a terminar pagando ese endeudamiento? ¡Adivinaste!, tú y los más pobres.  La maldad que hay en este arreglo es digna de Satanás.

El 64% de egresos va a servir para funcionamiento.  Es decir que para sueldos y para la mala administración, el desperdicio y los privilegios de los funcionarios y burócratas.  La maldad de esto es digna de Belcebú.

El endeudamiento se hará 70% mediante bonos, lo que quiere decir que un platal, se irá a la economía de papel, en vez de a la economía real y productiva. ¡Esto es digno del diablo!

Hoy, cuando quemes al diablo, recuerda que tu sueldo se va como humo cuando los políticos y burócratas toman tus tributos y los convierten en mala administración, desperdicio, corrupción y prebendas.  ¡Eso tiene que parar!, ¿o no?

Columna publicada en elPeriódico.


14
Nov 18

¿En qué se gastan tus impuestos?

El Sindicato de Trabajadores del Congreso de la República quiere Q15,000 para su convivio de fin de año y le envió una carta al presidente del organismo Álvaro Arzú Escobar en la que le solicita el aporte. ¡Con tu pisto!

De acuerdo al artículo 32 del Pacto Colectivo del Congreso, el aporte deberá ser de Q. 15,000 aunque en años anteriores el aporte llegó a ser de Q. 30,000.  ¡El doble!

Además del dinero, los dirigentes del Sintracor también pidieron un permiso para que sus afiliados puedan dejar sus actividades y asistir al convivio el 7 de diciembre. Los sindicalistas quieren que se les permita solo marcar su ingreso y tener el día libre.

¿Cómo es posible que no haya materiales, ni equipo en escuelas y haya para parrandas? ¿Cómo es posible que no haya materiales, ni equpo en hospitales y centros de salud; pero sí haya para purrunes?

Pero eso no es lo peor…el convivio de los trabajadores del Congreso -así como las docenas y docenas de fiestas parecidas que serán organizadas a todo lo largo y lo ancho del sector público, serán financiadas con el dinero que los políticos y funcionarios le quitan a la gente por medio de impuestos.  Con el dinero que tu ganas trabajando, y ellos te quitan por medio de impuestos. Con lo que no pudiste ahorrar este año.

La foto es de Soy 502.


01
Nov 18

Las ONG que no son oenegés

El proyecto de presupuesto que llegó al Congreso mediante el Ministerio de Finanzas Públicas contemplaba asignaciones a organizaciones identificadas como no gubernamentales -que en realidad no lo son del todo- en el orden de Q2 mil 856 millones 424 mil 897; y lo aprobado por el Congrso fue de  Q2 mil 909 millones 375 mil 324, es decir un aumento de Q52 millones 950 mil 427.

Yo digo que las organizaciones que reciben dinero ajeno tomado por la fuerza mediante el uso del poder político en manos del gobierno no son no gubernamentales.  En el mundo de las llamadas ONG hay organizaciones privadas voluntarias de servicio que son legítimamente privadas y voluntarias; pero aquellas organizaciones cuya existencia depende de que los políticos y burócratas usen el poder coercitivo del estado para repartirles el dinero que involuntariamente entregan los tributarios, deberían tener una categoría propia.

En un reportaje publicado el viernes, en la página 6 de Prensa Libre, se ven listas de organizaciones de salud y de educación que reciben dinero tomado a los tributarios; pero sería muy valioso conocer, también, las organizaciones activistas e incluso  políticas que reciben iguales tajadas del pastel tributario.  ¿Qué otros intereses específicos y particulares -ajenos ala voluntad de los tributarios- reciben dinero de impuestos? ¿Cuantos directivos de organizaciones disfrazadas de ONG viven del dinero de los tributarios? ¿Cuántos intereses perjudiciales para los tributarios son financiados con dinero de impuestos?

En aras de la transparencia, las ONG que no son no gubernamentales (por recibir dinero que el gobierno les ha quitado a los tributarios) deberían tener un nombre que no confunda y que muestre su verdadera naturaleza, que es, por lo menos, mixta.

Esta entrada no enjuicia, ni pone en duda las buenas obras que algunas de aquellas organizaciones hagan -y las hay muy buenas-.  Lo que cuestiona es la falta de transparencia en cuanto a que, en realidad, no son organizaciones privadas voluntarias de servicio, sino que existen gracias a favores políticos.


12
Jun 18

¿A qué viene el FMI?

¿A qué vienen los representantes del Fondo Monetario Internacional, a Guatemala? A dos cosas  por las que habría que sacarlos a sombrerazos.

Primero vienen a ofrecer préstamos. La Jefa de la misión de aquel organismo para Guatemala, anunció que solo están a la espera de que los pipoldermos les presenten la solicitud de los recursos financieros y ¡Zas! no sólo quedas endeudado como tributario, sino que hay más dinero para que los políticos y los burócratas malgasten, maladministren, hagan desaparecer, no ejecuten, o desperdicien. Los del FMI son pushers del endeudamiento, de la corrupción y de la miseria.

Por cierto…alguien que se dedique a esas cosas, ¿nos puede contar qué fue del dinero que recaudó la administración como consecuencia de la amnistía fiscal?

Segundo vienen a aconsejar que pagues más impuestos.  El FMI recomendó elevar las tasas del Impuesto sobre la Renta de las personas físicas y de las empresas, así como aumentar los impuestos indirectos, concretamente el Impuesto al Valor Agregado, y la eliminación de ciertas exenciones. Y tu ya sabes qué es eso: trasladar por la fuerza recursos del sector productivo y voluntario de la economía al sector político y coercitivo de la economía.  Significa que los pipoldermos tendrán más dinero para repartir entre su clientela y que tu tendrás menos dinero para invertir en tu negocio, o para pagar tus compromisos incluidos el colegio de tus hijos, la hipoteca de tu casa, la mensualidad de tu carro, el seguro médico de tu familia y así.

¿Cómo no van a adorar al FMI los pipoldermos y sus patrocinadores, los estatistas?

Pipoldermos, por cierto, quiere decir Pícaros políticos que por el momento detentan el poder, y los hay de todos colores. Es una palabra inventada por Manuel F. Ayau. La ilustración es Mamón por Sascha Schneider [Dominio público], vía Wikimedia Commons.


07
Jun 18

La voracidad tributaria y los desastres

La voracidad tributaria de los pipoldermos -cualquiera que sea su color- es pocas veces tan bien ilustrada y tan letal como en casos de emergencias. Siempre ha habido problemas legales, antes Conred estaba exonerada de todos los impuestos, pero luego esto cambió, el Congreso le quitó las exoneraciones…la única instancia que está exenta de impuesto es la SOSEP –Secretaría de Obras Sociales de la Esposa del Presidente–, explicó Alejandro Maldonado, exsecretario de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres.

La expoliación no tiene límites y la avidez tributaria -que todo lo exprime y a la que no le importa asfixiar la productividad- no se detiene ni siquiera frente al sufrimiento humano, ni frente a la generosidad.  De ahí que las autoridades aduanales, con criterio de ventanilla, pretendan sacarles raja a las donaciones para emergencias, como en el caso de la tragedia del volcán de Fuego; y  ¿para qué? Para pagar sueldos de burócratas, los privilegios de Joviel Acevedo y su gente, plazas para fantasmas, bonos, prebendas y canonjías.

Y no es que la ley lo mande y los burócratas de las aduanas la cumplan; porque hasta las piedras saben que, si hay dependencias en las que sus encargados son arbitrarios a más no poder, esas son las de los pasos fronterizos.  Ahí se hace lo que el vista y su jefe mandan, porque la ley permite la arbitrariedad.  Mientras tanto Aduanas y la SAT esperan que el Minex emita un llamamiento internacional de ayuda…y todos de brazos cruzados mientras la generosidad de personas en los países vecinos queda varada en las aduanas, o tiene que regresarse sin llegar a quienes la necesitan de urgencia.

El caso es que un llamamiento internacional sólo procede cuando los recursos nacionales no se dan a basto, lo cual no es exactamente el caso de Guatemala.  Empero, ¿debe ser regresada la ayuda que envía la gente? ¿Debe cobrársele impuestos a esa ayuda?

Caso diferente es, como lo señala la tuitera Alquilo insomnio, el cuidado natural que hay que tener con el ingreso de medicinas, o alimentos vencidos.  Si hay un rol para los cancerberos de las aduanas, no es el de conseguir dinero para los pipoldermos y sus empleados, sino, por ejemplo, evitar que entren comidas o medicinas vencidas, qué no sólo pondrían en riesgos innecesarios a las víctimas, sino que podrían resultar costosos a la hora de deshacerse de ellos, y quitan tiempo y roban energía a la hora de seleccionar y distribuir la ayuda.

Hay que tomar en cuenta, como lo señala la tuitera que el llamamiento de ayuda debe ser específico sobre lo que se necesita; no sólo para que lo que venga sea verdaderamente útil y de valor para resolver la emergencia, sino, una vez más, para que lo que viene no quite tiempo y robe energía a la hora de seleccionar y distribuir la ayuda.

En casos de tragedias, los políticos y sus burócratas deben limitarse a tareas muy específicas como garantizar  la seguridad para evitar saqueos y latrocinio, abrir las vías de comunicación, facilitar el retorno de los servicios públicos, definir qué tipo de ayuda internacional es necesaria y evitar que  la ayuda que venga sea peligrosa (como medicinas y alimentos vencidos) y no crear un ambiente de incertidumbre con promesas que podrían no cumplir.  Muchas veces, los planes políticos obstaculizan las acciones de reconstrucción que emprenden las personas.

En tragedias como la del volcán de Fuego, amigos y hermanos de todo el mundo ayudan como pueden; y el rol de los pipoldermos debería ser el de facilitar que la generosidad llegue a quienes la necesitan desesperadamente; pero nunca, nunca, debería ser el del codicioso recaudador de impuestos que es normalmente.

Para ilustrar esta entrada elegí una foto de los volcanes, de hoy en la mañana, porque a pesar de la tristeza y de lo dolorosa que es la tragedia, siempre hay un mañana, y si aprendemos de los errores que hemos cometido hoyo, el mañana puede ser brillante; como el amanecer y los volcanes.


23
Mar 18

¿Más impuestos? En mala hora

Con un desparpajo difícil de creer, la jefa de la Misión del FMI para Guatemala, Esther Pérez vino y dijo que Guatemala necesita subir las bases y tasas tributarias; frase que, bien traducida, significa que los habitantes de Guatemala, y sus familias, deben destinar más porcentajes de sus sueldos e ingresos para el mantenimiento de políticos y burócratas.  Significa que, en su opinión y en la del FMI –al que representa–, tú y tu familia deben disponer de menos recursos para sus necesidades, y destinar más de sus sueldos e ingresos a prioridades ajenas y a los intereses de aquellos que tienen el poder y la influencia suficientes para tomar su dinero por la fuerza.

¡Te engañan si te dicen otra cosa!  ¿Y sabes qué no te cuentan? No te cuentan que mientras más de tu dinero va a parar a las oficinas que dirigen aquellos políticos y burócratas, más de tu dinero pueden robar.  ¡Así ha sido con las carreteras, con las que se han robado los impuestos que pagas por combustibles; y así ha sido en el IGSS donde se han robado los impuestos que pagas con tus cuotas!  Así es en las municipalidades, y en los tres organismos del estado, así como en donde quiera que escarbes a lo largo y lo ancho del sector público (que, para más señas, es el sector coercitivo de la economía).

Ninguna lucha contra la corrupción va a tener éxito si los promotores del estatismo y de la expoliación legal siguen contando con la sanción de sus víctimas. Mientras que el tributario promedio siga creyendo que debe entregarle una buena porción de su sueldo y de sus ingresos a los mismos políticos y burócratas que sabe que son venales e ineptos, estos van a seguir multiplicando las posibilidades de enriquecerse a costa de los que trabajan para pagar impuestos.

Y esto es muy peligroso, no sólo porque es una forma de legitimar el robo; sino porque los guatemaltecos estamos atravesando una crisis profunda de falta de confianza e improductividad cuyos efectos a duras penas estamos empezando a ver.

Señora Pérez, ¡vayan –usted y el FMI– a freír niguas en sartén de palo!

Columna publicada en elPeriódico.