12
Mar 19

Sinaloa y el reglamento mordaza del TSE

Es posible que el reglamento mordaza del Tribunal Supremo Electoral, Acuérdo 99-2019, sea un copy/paste y adaptación del Reglamento de debates del estado de Sinaloa, México.  La cuestión, ahora, es quién pidió, o quiénes pidieron ese reglamento para Guatemala; quién, o quienes hicieron el copy/paste y por qué, con qué propósitos. ¿Para servir a qué intereses? ¿De dónde sale la gente que hace este tipo de cosas? ¿La CICIG tuvo algo que ver? ¿Alguien cobró por hacer el copy/paste?

Foto parcial del Plan de lineamientos, de Sinaloa, México

Los lineamientos para la organización de debates entre candidatos, de Sinaloa, regula la competencia y responasbilidad de los consejos electorales en la organización y difusión de los debates.  Define lo que son los debates y sus objetivos, así como sus términos y su estructura.  También especifica los temas sujetos a debate.

a) SOCIEDAD en función de los siguientes subtemas:

I. Desarrollo social. II. Seguridad pública, procuración e impartición de justicia. III. Educación. IV. Cultura. V. Etnias.

b) ECONOMÍA en función de los siguientes subtemas:

I. Desarrollo económico. II. Ecología. III. Inversión. IV. Empleo. c) GOBIERNO en función de los siguientes subtemas:

I. Relación entre niveles de gobierno.
4
II. Desarrollo urbano. III. Relación entre gobierno y sociedad. IV. Responsabilidades de servidores públicos.

El reglamento citado también es muy específico con respecto al moderador.

a) Ser ciudadano mexicano en pleno goce de sus derechos políticos y civiles;

b) Contar por lo menos con 25 años de edad al día de la designación;

c) No desempeñar ni haber desempeñado cargo directivo de Comité Nacional, Estatal o Municipal o su equivalente en Partido Político alguno, en los últimos cinco años anteriores a la designación, ni ser de reconocida militancia o identificación partidista.

d) No desempeñar ni haber desempeñado cargo de elección popular, ni haber sido postulado como candidato, en los últimos cinco años anteriores a la fecha de su designación, ni haber participado en la campaña;

e) No ser ministro de culto religioso;

f) Contar con experiencia y conocimiento en las áreas de periodismo, humanidades, investigación o docencia;
6

g) Gozar de buena reputación, reconocida capacidad, honorabilidad e imparcialidad;

h) No tener grado de parentesco en línea recta ascendente o descendente sin limitación de grado y en la línea colateral hasta el primer grado, con los candidatos y dirigentes de Partidos Políticos;

i) No haber desempeñado, en el período de tres años anterior a su designación, ningún cargo de dirección de la Federación, Estado o Municipio, así como sus organismos descentralizados; excepto quienes hayan desarrollado actividades relacionadas con la docencia; y,

j) No ser miembro de los Consejos Electorales.

No menos importante, en este contexto, es aclarar si la Comisión internacional contra la impundad en Guatemala tuvo un papel en esta aberración.

Foto parcial del acuerdo de colaboración entre la CICIG y el TSE.

Gracias a los lectores, Mario y César, por las pistas.

Actualización: el acuerdo mordaza del TSE fue revocado el 12 de marzo de 2019. Los magistrados, sin embargo, se niegan a aclarar cuál es el origen del mismo.


10
Mar 19

Ataque del TSE contra la libertad de expresión

El Tribunal Supremo Electoral publicó un acuerdo que es inconfundiblemente violatorio de la libertad de expresión. Es un instrumento sin precedentes sobre censura, microadministración interferencia, constructivismo y abusos de parte de un órgano estatal.

Este acuerdo del TSE es un ataque directo contra la libertad de expresión

Los magistrados del TSE pretenden:

Impedir que los medios de comunicación cuestionen a los candidatos sobre temas que no estén incluidos dentro de un listado predefinido por los expertos del TSE y los magistrados.

Regular el contenido de las entrevistas de modo que estas se circunscriban a las materias que al TSE (y solo al TSE) le parecen atingentes. Según los magistrados, aquellas relacionadas con  la sociedad, la economía y el gobierno, y dentro de cada una de ellas obligan a que se aborden subtemas determinados también dentro de un reglamento reglamento. En el aspecto relativo a la sociedad, se encuentra el desarrollo social, la seguridad pública y justicia, educación, cultura y recreación, pueblos indígenas y el desarrollo sustentable. ¿Viste que no se incluye la ética? Mientras que en los temas económicos, puntualizan que se deben abordar sólo el desarrollo económico, la ecología, la inversión y el empleo. ¿Y otros temas económicos? Si algún medio quisiera abordar otro tema, quedaría a discreción del TSE su aprobación. ¿Así, o más abusiva y arbitraria la pretensión de los magistrados? En los aspectos relativos al gobierno, los magistrados dispusieron que se podrá cuestionar a los candidatos sobre la relación entre niveles del gobierno, el desarrollo urbano, la relación entre el gobierno y la sociedad, las responsabilidades de los servidores públicos, el combate a la corrupción, los servicios públicos y la  igualdad de género. ¿Cómo iba a faltar la igualdad de género?  Para este tipo de cosas no hay que pedir permiso.

Que los medios de comunicación tengan que conseguir autorización al de aquel cuerpo colegiado para celebrar foros, debates y entrevistas con candidatos. O sea, pedir permiso. Como en una dictadura.

Regular el tiempo de los debates: el máximo de un debate será de 120 minutos; tomando diez minutos para la realización de preguntas y respuestas. ¿Así, o más ingenieril, constructivista e invasiva la legislación y los poderes del TS?

Aprobar las programaciones y las mecánicas de los foros, debates y entrevistas.

Que los ministros de culto no pueden ser moderadores.  A ver, yo no sólo no soy creyente, sino que estoy convencido de que  las religiones son absurdas.  Sin embargo, ¿por qué no pueden ser ministros los curas, pastores, rabinos y otros? ¿Por qué no pueden ellos, y si podría un periodista, sociólogo y activista?

Regular las calidades que deben tener los moderadores de foros, y según los magistrados, sólo pueden moderar foros quienes tengan experiencia en áreas humanísticas, periodismo, investigación, docencia, ciencia política o sociología.

Este tipo de regulaciones tal vez sean normales en regímenes como los de Cuba, Venezuela, NIcaragua, Corea del norte, China popular y otros parecidos; pero son inaceptables en en otros ambientes.  ¡Son inaceptables en Guatemala!  No sólo porque la Constitución protege la libertad de expresión, sino -sobre todo- porque esta es un derecho humano indiscutible.

¿Sábes qué sería de valor? Conocer quiénes serían los profesionales encargados de, por ejemplo, dictaminar qué temas económicos y políticos son propios en una entrevista, o debate, si no estuvieran en el listado de arriba? O los encargados de dictaminar cuál es la mecánica legal para hacer una entrevista, un foro, o un debate.  ¿Cuáles son las cualidades de aquellos expertos? ¿De dónde los sacan?

Me gustaría saber si aquellas regulaciones, ideadas para medios, también se aplican a personas individuales.  Digamos, ¿se aplican a tí y a mi si somos blogueros, o youtuberos? ¿Se aplican a ti si invitas a candidatos a tu casa para hablar con tus colegas, amigos y familiares? ¿Se aplican si grabas ese encuentro y lo subes a Youtube, por decir algo?

Las pretensiones de los magistrados del Tribunal Supremo Electoral no sólo son arbitrarias y abusadoras; también son muy peligrosas porque abren la puerta a quién sabe qué cantidad de legislación similar.

Estas normas no deben ser obedecidas; y deben ser formalmente declaradas inconstitucionales si no fueran erradicadas por el propio TSE.  Recordemos que en Guatemala es libre la emisión del pensamiento por cualesquiera medios de difusión, sin censura ni licencia previa. Este derecho constitucional no podrá ser restringido por ley o disposición gubernamental alguna.

Si quieres conocer el texto completo de esta normativa mordaza, haz clic aquí.

La ilustración es de elPeriódico.


22
Feb 19

La Inquisición

El 22 de febrero de 1812 las Cortes de Cadiz abolieron la Inquisición.  ¿Qué era la Inquisición?

Fue una institución fundada en 1478 por los Reyes católicos para mantener la ortodoxia católica en sus reinos. Como tribunal eclesiástico sólo tenía competencia sobre cristianos bautizados; pero durante la mayor parte de su historia, al no existir libertades de cultos, ni de expresión en las Españas, su jurisdicción se extendió a la totalidad de los españoles de ambos hemisferios (como dice La Pepa).

Auto de fe de la Inquisición,  por Francisco Goya [Dominio público], vía Wikimedia Commons.

Escucha el podcast aquí.

Decir la inquisición es hablar de intolerancia y de arbitrariedad, de terror y de represión. Es hablar de herejías, cuando no de torturas.  Es cierto que existe cierta leyenda negra acerca del Santo oficio; pero no me digas que no se te pone la carne de gallina cuando se habla del asunto; como no sea en el contexto de un sketch de Monty Python: Nobody expects the Spanish Inquisition.

¿A qué viene esta efeméride? A que la intolerancia, la arbitrariedad, el terror, la represión, la idea de herejía y hasta cierto punto la tortura que evoca la inquisición están vivas entre nosotros. ¡¿Dónde?! ¡¿Cómo?! ¡¿Qué?! En la esfera ominosa de lo políticamente correcto y sus promotores.  Ese ambiente en el que el pensamiento único no debe ser cuestionado; en la que hay palabras e ideas prohibidas, en el que la libertad de expresión no tiene valor alguno y en el que vidas y reputaciones pueden ser destruidas si así les place a los torquemadas y a sus seguidores.

Recién leí que un diputado está acusado de racismo contra las personas discapacitadas; y no importa que esa frase sea un galimatías, tal señalamiento, aunque viole la libertad de expresión y la prerrogativa constitucional de irresponsabilidad en las opiniones de los diputados, es una condena intolerante y represiva  que mucha gente no ve espinosa porque le está ocurriendo a alguien más. Y, sin embargo, es muy peligrosa y apesta a inquisición. Le pasó a María Chula, por si ya se te olvidó. Le pasó a Marduk, por si no recuerdas. No faltan quienes quieren fiscalizar la Internet, para que no lo olvides.

Columna publicada en elPeriódico.


14
Dic 18

Guatemala y la libertad humana

En los últimos diez años, la libertad ha disminuido en 81 países, mientras que ha aumentado en 56. ¡Es para alarmarse!, la libertad global ha venido en un lento declive, y en muchos países no es tan lento, según el Ïndice de Libertad Humana 2018.

¿Cómo le va a Guatemala?

En el ILH, Guatemala anda en el puesto 66/162 y para tener una idea comparativa, toma en cuenta que México está por debajo de Guate con 75/162; que Honduras anda en 92/162 y El Salvador anda en 70/162.  Nicaragua anda en 75/162 y Costa Rica en 37/162.

Otra perspectiva de comparación es la siguiente: Los dos países más libres son Nueva Zelanda en 1/162 y Suiza en 2/162; y los menos libre son Siria en 162/162 y Venezuela en 161/162.  Si te preguntas dónde está Cuba, la respuesta es que no hay datos; pero apuesto una ceja a que si los hubiera, la isla cárcel de los Castro estaría más cerca de Venezuela y Siria, que de Suiza y Nueva Zelanda. Échale un ojo al ILH y verás que ningún país con altos niveles de vida tiene poca libertad; y ningún país con niveles bajos de vida tiene mucha libertad.  La gente no migra despavorida hacia los países con poca libertad y, en cambio, hay multitudes que huyen de aquellos países hacia los que tienen más libertad.

¿Quieres otro dato alarmante? La libertad de expresión es una de las categorías medidas por el ILH que ha experimentado desplomes más marcados en todo el mundo.

El ILH es una publicación del Cato Institute, el Fraser Institute y el Liberales Institut; y sus coautores son Tanja Porcnik e Ián Vásquez.  El índice mide los niveles de estado de derecho; seguridad; libertades de movimiento, religión, asociación, expresión y de comercio; y temas como identidad, el tamaño del gobierno, sistema legal y derechos de propiedad, acceso a monedas sólidas y regulaciones laborales, de crédito y de negocios.

¿Hay buenas noticias? Si. La buena noticia es que a largo plazo la libertad se ha ampliado a una diversidad de países, no sólo en occidente, sino en Asia, a países ex socialistas, a dos latinoamericanos y a uno en África subsahariana.  Varios se han vuelto ricas en relativamente poco tiempo.

Columna publicada en elPeriódico.


30
Oct 18

Ataque contra la libertad de expresión

En un ataque contra la libertad de expresión, los diputados Delia Bac, Dolores Beltrán, Estuardo Galdámez, Karla Martínez y Eva Monte presentaron una iniciativa de ley mordaza que busca castigar con prisión a personas que critiquen -por medio  de plataformas digitales, o medios de difusión- a candidatos a cargos populares, o funcionarios en ejercicio del cargo durante y después de las elecciones.

Es evidente que  esta iniciativa de ley mordaza viola el artículo 35 de la Constitución, que dice que es libre la emisión del pensamiento por cualesquiera medios de difusión, sin censura ni licencia previa. Este derecho constitucional no podrá ser restringido por ley o disposición gubernamental alguna; y añade que no constituyen delito o falta las publicaciones que contengan denuncias, críticas o imputaciones contra funcionarios o empleados públicos por actos efectuados en el ejercicio de sus cargos.

Los ponentes pretenden crear dos delitos nuevos. El primero  llamado acoso político para el que propone prisión de 2 a 3 años contra quien presione, hostigue o persiga a candidatos, funcionarios o políticos. Y se establece que quien ejecute aquellas acciones por cualquier medio de difusión (medios de comunicación, redes sociales) además de irse preso quedaría inhabilitado para ejercer cargo público.

El segundo llamado violencia política establece que quien, o quienes realicen actos de agresión física y/o psicológica o cualquier tipo de coacción contra personas, postulantes electas, designadas o en el ejercicio de la unción política, durante o después del proceso electoral será sancionado con prisión de 2 a 5 años. Incluye un agravante para los empleados, o representantes legales de una persona jurídica, o empresa para quiene habría una una multa de 5 a 20 mil quetzales, además de la pena de prisión. Y si hubiera reincidencia, la ley facultaría a la cancelación definitiva de la empresa.

Esta última parte del pretendido delito de violencia política, sospecho que va dirigida directamente a periodistas y empresas periodísticas.

Aunque la iniciativa es evidentemente inconstitucional es preciso que sea aplastada en el pleno del Congreso antes de que avance un paso más.  Ninguna iniciativa igual, o parecida debe ser tolerada por nadie a lo largo y lo ancho del espectro político, y por nadie a lo largo y lo ancho del espectro de electores y tributarios.  Todo intento de mordaza y todo intento de usar la legislación para coartar la libertad de expresión debe ser repugnante y debe ser extirpado sin miramientos.


25
Sep 18

Marduk y la libertad de expresión

Acabo de terminar de leer un artículo de Arturo Pérez-Reverte que concluye con la frase: Lo primero que desactiva a un buen periodista, a un buen novelista, a cualquiera, es vivir con miedo de sus propias palabras, y me llamó mucho la atención que incluyera a cualquiera.

Es que hay gente que cree que la libertad de expresión es sólo, o principalmente para periodistas, blogueros, tuiteros, feisbuqueros y así.  Mucha gente desconoce, u olvida, que el derecho a la libertad de expresión es una forma del derecho de libertad; o, desde una perspectiva hayekiana, un privilegio en un ambiente donde no hay libertad.

Pérez-Reverte advierte que fraguamos un triste devenir donde nadie se atreverá a decir lo que de verdad quiere decir, sea o no correcto, sea o no acertado, sea o no la verdad oficial, ni a hacerlo de forma espontánea, sincera, por miedo a las consecuencias.

No se cómo será aquí entre nosotros -los chapines- pero en los Estados Unidos de América, donde se miden estas cosas, mucha gente opina que la corrección política esá silenciando discusiones que la sociedad debería tener y que muchas personas tienen perspectivas que temen compartir.

En aquello pensé cuando leí que un grupo de cristianos quiere que una banda musical llamada Marduk, de black metal rock no se presente en Guatemala y para ello ha organizado una recaudación de firmas que ya va por 54,277 solicitantes (25/9/18, a las 10:12 hrs.).

De este tipo de acciones hay antecedentes.

A ver si te acuerdas, allá por finales de los años 80, en los albores de la televisión por cable, cuando los canales que estaban de moda en aquellos años iban a transmitir la película La última tentación de cristo, ¿quién pudo verla en Guatemala? Lo que había en las pantallas era nada; porque grupos de influencia y de poder consiguieron censurar la transmisión.

Los cazadores farisáicos, como los llama Pérez-Reverete, están al acecho y de cuando en cuando tienen éxitos.  Y hay cazadores farisáicos de todos los colores y de todas las banderas, a todo lo ancho del espectro.

Es cierto que no es correcto usar la libertad de expresión para ofender deliberadamente, como cuando la mara sacó a pasear la imágen de la Poderosa vulva evidentemente inspirada en la iconografía religiosa de cierta vírgen y que llevó la imágen frente el templo católico principal de la ciudad.  Pero de que no sea correcto, a que prácticas como esa deban ser objeto de censura y de prohibición hay un abismo de distancia.

Es cierto que la banda en cuestión, de nombre Marduk, se precia de ser la banda más blasfema del mundo. No los he oído (y no iría a oirlos aunque me pagaran); pero por lo que he leído, sus letras son de muy mal gusto.  Por cierto que blasfemia quiere decir ofensa verbal contra la majestad divina.  Majestuosidad, en el contexto divino, quiere decir condición, o aspecto de un dios que por su solemnidad, elegancia o grandeza es capaz de infundir admiración y respeto.  Pero claro, esa capacidad de infundir admiración y respeto sólo tiene efecto entre quienes creen en la deidad en cuestión.  ¿Por qué tendría que tener efecto entre quienes no toman en serio esas cosas? Y si bien es cierto que el mal gusto es deplorable, en última instancia los intentos por conseguir el ejercicio de la coacción arbitraria contra músicos (cineastas, poetas, novelistas, periodistas, o cualquiera), son intentos por evitar que unas personas expresen ideas, o preferencias, que no son del gusto de quienes tienen la posibilidad de usar el poder político para silenciar a quienes no piensan como ellos.  Abunda la gente que cree que puede usar el gobierno y la ley para que no se ofendan sus sensibilidades, y no se discutan sus ideas y preferencias. Ojalá que la petición que genera estas meditaciones no vaya dirigida a esperar que se use el poder coactivo del estado para prohibir a la banda en cuestión.

Reitero que no creo que sea de buen gusto meterse con sensibilidades ajenas, como no sea en un contexto de sano sentido del humor que invite a la reflexión y sin ánimo de injuriar; como este chiste que siempre, siempre me saca una sonrisa:

Es food for thought, ¿o no?

¡Por supuesto que se vale señalar que cierta música es lo que sea! y por supuesto que se vale quejarse y opinar lo que se tenga que opinar de ella.  En la familia, en la iglesia, en tuiter, en el feis, o donde sea, se vale expresarse contra los valores con los que uno no coincide. De hecho, ¿por qué se habría de respetar una idea mala?  ¡Hasta se vale generar olas de opinón para convencer!  Pero lo que no se vale es usar el poder político para prohibir, censurar e imponer.

Si lo que quisiera el grupo solicitante es usar su influencia para conseguir que la majestad de la ley y el poder político sean usados para impedir que la gente a la que le gusta aquel tipo de música ( pueda escucharala, eso está muy mal; Si los firmantes quisieran usar su petición para imponer sus opiniones y puntos de vista, y para decirle a la gente -desde el poder- qué música puede escuchar, y qué música no puede escuchar, eso es inaceptable.

Algo parecido ya se hizo antes, cuando grupos de cristianos lograron que el gobierno usara la coacción para impedir que un sujeto que se hacía llamar el Anticristo entrara al país y se reuniera con sus seguidores.

Es cierto que la petición relacionada con Marduk no pide la intervención política directa; pero dados los antecedentes, y dado que entre muchos cristianos existe la creencia de que es ético usar la ley par imponer sus valores, no está de más meditar sobre el tema y pensar en lo que nos dijo Pérez-Reverte.

…y de paso algo de diversión: aquí hay una petición para que se presente Marduk en Guatemala.  ¿La firmas? Yo la firmé, por la libertad de expresión, cuya utilidad es, precisamente, la de proteger formas de expresión que no son las prevalecientes.

Las ilustraciones las tomé de Facebook.


11
Jul 18

Los Ingalls, William Shatner y el pensamiento único

Hacia finales del mes pasado, la Asociación para el Servicio Bibliotecario para Niños, en los EE.UU., eliminó el nombre de Laura Ingalls Wilder de su premio para escritores e ilustradores infantiles, ¿cuál fue el pretexto?, que Wilder usa expresiones de actitudes estereotipadas incompatibles con los valores fundamentales de ALSC de inclusión, integridad, respeto y receptividad en sus escritos.  Si te acuerdas de la serie setentera llamada Los Ingalls, sabes quién es Laura.

Imagen de previsualización de YouTube

Luego de aquella decisión William Shatner -el capitán Kirk en Viaje a las estrellas– tuiteó su disgusto con el cambio de nombre del Laura Ingalls Wilder Award y argumentó que consideraba que la tendencia de juzgar el pasado a través de un lente moderno era perturbador, y se abrieron las puertas del infierno. Shatner fue linchado en línea y acusado de racista y de otras cosas peores.

Es cierto que Wilder hace observaciones propias de alguien que se crió en las praderas de los EE.UU. a finales de los 1800 y que publicó sus libros en 1930, pero Shatner tiene razón: es inquietante que algunos se basen en opiniones modernas y quieran borrar el pasado.  Y es inquietante ver cómo es que los linchadores en línea y los que han intentado callar a Shatner no escatiman esfuerzos, ni insultos, para conseguir su propósito: que no se hable del asunto y que se acepte su criterio sin discusión.  Que se instale un pensamiento único.

No es la primera vez que ocurre algo como esto.  Por ejemplo, La cabaña del tío Tom, de Harriet Beecher Stowe, está baneado en algunos lugares porque difunde estereotipos; e igual cosa pasa con Huckleberry Finn, de Mark Twain, y con muchos otros clásicos.  Es un hecho que los responsables de estos tipos de prohibiciones y baneos, buscan falsear la realidad y forzar la ignorancia con respecto al pasado y a ciertos temas.

Aquí en Guatemala, vaya uno a violar los códigos de silencio de las turbas indigenistas y feministas, o el de las turbas pro-parto y se abre el infierno. Pero la víctima más lamentable de los linchamientos no es quien se atreve a cuestionar el pensamiento único, sino la libertad de expresión misma, y con ella, la libertad -como ausencia de coerción arbitraria-.  Y entonces, las víctimas somos todos.


29
Jun 18

Redes sociales y ánimo de la gente

Cuando se aborda el tema de las noticias falsas y redes sociales, lo que viene a mi mente es que el valor que debe ser protegido es el de la libertad de expresión.  En el entendido de que la libertad no es la facultad de hacer lo que yo quiera, sino la de actuar conforme a mi mejor juicio, sin estar sometido a la coacción arbitraria por parte de otros.

Escucha el podcast aquí.

El tema viene al caso porque el martes pasado participé en un programa sobre cómo influyen las redes sociales en las mentes y el estado anímico de la ciudadanía, en Canal Antigua.

Las redes sociales en particular, y la Internet en general, han empoderado a todo individuo que tenga acceso a ellas y le han dado voz y espacio para emitir y compartir ideas -propias y ajenas- sin más límite que el de su mejor buen juicio.  Pero eso no sucedía antes.  En mis tiempos si querías compartir tu opinión sobre algo con un público más allá de la mesa del comedor de tu casa, dependías de la buena voluntad de un editor de medios masivos. Peor era la cosa si querías publicar un libro.  Y algunos piensan que eso evitaba que hubiera noticias falsas, o libros llenos de babosadas.

Empero, la manipulación de las noticias, e incluso la invención de noticias preceden a las redes sociales y a la Internet.  Ve a cualquier buena biblioteca y vas a encontrar libros con ideas que no pasan la mínima prueba de lógica elemental.  La diferencia, ahora, es que la posibilidad de generar olas de reacciones populares basadas en noticias falsas y manipulación se ha elevado a la N potencia.

Algunas personas piensan que el remedio está en la censura por parte de quienes ejercen el poder y que debería haber una ley. Pero soy de la opinión de que estamos en un período de adaptación y de maduración.  Prefiero creer que el empoderamiento de los individuos y grupos, para generar olas de opinión pública, demanda de los consumidores más responsabilidad y más habilidades para identificar hechos objetivamente y para reconocer cuáles son las fuentes confiables de información de las cuales puede nutrir sus opiniones propias.  Sin perder de vista que, el valor a proteger es el de la libertad de expresión.

Columna publicada en elPeriódico. Haz clic en la foto para ver la conferencia sobre libertad de expresión, por Flemming Rose, en la Universidad Francisco Marroquín.


28
May 18

La bandera de Guatemala y el Real Madrid

Entre las 47,629 cosas que a mí me importan poco, o nada, está el fútbol, como no sea para juntarme con los cuates a comer pizzas y beber cerveza, durante un partido importante del Mundial.  Empero, este tema de la bandara chapina y el Real Madrid es un despropósito.

En dos platos, un par de muchachos publicaron una foto de ellos, acompañados por un niño, con una bandera de Guatemala que, en vez del escudo nacional, tiene el logo del equipo madridista con un quetzal y hojas de ¿laurel? con la leyenda Guatehala Madrid.

…y acto seguido los muchachos sufren un linchamiento mediático protagonizado por patrioteros, fanáticos y palurdos.  Hasta hay quienes claman por que le sea aplicado el artículo 416 del Código Penal, que dice que quien públicamente, ultraje, menosprecie o vilipendie bandera, emblema, escudo o himno, nacionales, será sancionado con prisión de seis meses a dos años.

Vamos por partes, como dijo el descuartizador: ultrajar quiere decir ofender a alguien con hechos o insultos atentando contra su dignidad, su honor, o su credibilidad, especialmente cuando se humilla a alguien en público y con cierta violencia. Por donde lo vea, el acto de los muchachos más es un homenaje a Guatemala y al equipo de sus amores, que un acto ofensivo y menos violento.

Menospreciar es concederle a una cosa, o persona menor valor o importancia del que merecen. ¡No friegues! Si el fan de un equipo de fútbol une la iconografía de aquel equipo con la de su país, ¿no es evidente que lo hace a modo de homenaje y no de menosprecio?

Vilipendiar es mostrar desprecio por una persona o cosa mediante la palabra o los actos. ¿Viste las caras de los de la foto?  Están orgullosos y felices de expresar y de haber econtrado la forma de unir su valoración del Real Madrid y de Guatemala.

¡No hay forma de que la tipificación del delito de Ultraje a símbolos nacionales se aplique a los de la foto!  Y a pesar de ello vale la pena comentarlo porque:

Es un caso típico de linchamiento en redes sociales. Las redes sociales son las nuevas plazas de La concordia, a donde la plebe acude a pedir más cabezas; o los nuevos parques centrales a donde el populacho acude a pedir ¡Otro toro!, como ocurría en el parque central de Guatemala, a la caída de Manuel Estrada Cabrera, cuando la canalla acudió a linchamientos.

 

Ilustra muy bien el daño que hacen el nacionalismo y los fanatismos de esa gente que no entiende la naturaleza de la libertad de expresión, confunde al amor por el terruño con el chauvinismo, odia a quienes no comparten sus valores y quizás no dudarían en arrojar la primera piedra durante un lapidación.

El nacionalismo militante, agresivo y patriotero que pretende impedir el uso de los símbolos nacionales en un contexto que no sea el del estatismo más rancio y necio, unido al fanatismo futbolero propio de hooligans y de sujetos capaces de amenazar a un portero porque no paró un gol, o de amenazar a alguien porque puso el logo de su equipo en la bandera de su país, son una mezcla peligrosa que no debe pasar inadvertida.  Y no deben ser confundidos, ni con el nacionalismo liberal y pacífico, propio del amor natural a la tierra donde está enterrado tu ombligo, ni con la sana afición a un equipo deportivo.

Además…con la mala calidad del fútbol chapín, ¿se puede culpar a la afición de ese deporte por preferir equipos extranjeros?

Vale la pena meditar sobre estas cosas, especialmente si eres de esos que a pintan la bandera de negro, ponen el escudo al revés, sustituyen al quetzal por un buitre, o manchan la bandera con pintura.  Lo que es salsa para el ganso, es salsa para la gansa…pero en última instancia la libertad de expresión debe prevalecer sobre el nacionalismo agresivo y el fanatismo enfermizo.


17
Abr 18

¿La libertad de expresión bajo asedio?

En una semana, en América Latina, cuatro personas relacionadas con el periodismo fueron asesinadas: José Daniel Rodríguez, en Guatemala; Karla Turcios, en El Salvador; Javier Ortega, el fotógrafo Paúl Rivas, y Efraín Segarra (ecuatorianos), en Colombia.

Los tres ecuatorianos fueron secuestrados por guerrilleros disidentes de las Farc y fueron asesinados a balazos en el lado colombiano de la frontera y sus cuerpos siguen ahí, no han sido entregados a sus familiares.

La periodista Karla Turcios fue encontrada asesinada, por estrangulamiento, luego de ser reportada como desaparecida el domingo pasado.

José Daniel Rodríguez era columnista de Repúblicagt y mantenía una actividad intensa en redes sociales. Todavía no están claras las circunstancias de su muerte. Estaba desparecido desde hace varios días y su cuerpo fue encontrado sin vida durante las primeras horas del martes de esta semana en la zona 9 capitalina, ahí, tirado como un bulto.

José Daniel era un campeón de la libertad de expresión.  Con frecuencia yo leía sus opiniones en Blogueros de Guatemala. Siempre anticolectivista y siempre antitotalitario, decía, de sí mismo, que era 100% anticomunista y era fácil identificarse con muchas de sus perspectivas. Tuve el gusto de estrechar su mano durante el evento electoral de 2015.

Con su asesinato, que debe ser investigado y aclarado, Guatemala perdió a uno de los más notables y valientes defensores de la libertad.

La foto es de José Daniel Rodríguez, y la tomé de Facebook.