19
Oct 17

Derechos, facultades y el orden constitucional

Las facultades administrativas e incluso las políticas de los funcionarios -locales, o extranjeros- no son derechos.  Estos -como el derecho a la vida, el derecho a la libertad y el derecho a la propiedad- son acuerdos morales que se ejercen sin necesidad de pedirle permiso a nadie; en tanto que las facultades administrativas, para comenzar, no deben ser violatorias de los derechos (incluido el derecho al debido proceso, que se deriva de los derechos a la vida y a la libertad).  Luego, las facultades administrativas de los funcionarios son consecuencias de acuerdos políticos, es decir, de acuerdos enraizados en el ejercicio del poder, o en el ejercicio de la influencia política. El ejercicio del poder público es una facultad, no un derecho.

Un funcionario podría decir que tiene derecho a ejercer tal, o cual facultad, sí y sólo sí, existe un acuerdo político que le permite ejercer la facultad.  Empero, a diferencia de los derechos que ni se dan, ni se quitan desde el poder, las facultades sí dependen de este.

Pensé en aquello porque la Corte de Constitucionalidad, constituida en tribunal extraordinario de amparo, debería proteger a las personas contra las amenazas de violaciones a sus derechos o para restaurar el imperio de los mismos cuando la violación hubiere ocurrido. Empero, la Constitución nada dice de proteger a los funcionarios -nacionales, o extranjeros- contra las amenazas que pendan sobre sus facultades, o para restaurar las mismas cuando hubieran sido suspendidas, o anuladas.

Ya sabes, en el campo de las relaciones sociales voluntarias, la ley sirve para proteger la esfera de acción privada de las personas y garantizan que estas puedan hacer todo lo que no está expresamente prohibido por la ley (porque viola derechos ajenos); en tanto que en el campo de las relaciones sociales coercitivas, la legislación sirve para enmarcar las acciones de los sujetos a ella y garantizan que estas puedan hacer sólo lo que está expresamente permitivo por las normativas (para evitar la violación de derechos).

Por eso creo que es improcedente -y abusador- que la mayoría de magistrados de la Corte de Constitucionalidad crea que tiene la facultad de forzar al Presidente, o al Organismo Ejecutivo a revertir una decisión administrativa y política que no es violatoria de derecho alguno.  El jefe de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatamala, en el marco de su mandato derivado de un acuerdo político con el gobierno de Guatemala, tiene facultades políticas y administrativas, que no es lo mismo que decir que tiene derechos políticos y administrativos.

La Corte de Constitucionalidad, cuya función principal es la defensa del orden constitucional, debería tener en mente la distinción entre derechos y facultades, y debería tener en mente la distinción entre el campo de las relaciones voluntarias y el de las relaciones coercitivas.  Pero parece que no es así.  Parece que los magistrados están más interesados en ejercer lo que se conoce como el gobierno de los jueces, antes que en defender la Constitución y las leyes (que no son lo mismo que la legislación).

Ese fenómeno indeseable que es el gobierno de los jueces fue identificado por primera vez en 1921 por Edouard Lambert y es un sistema de revisión judicial verdaderamente sin restricciones, que no pudiera ser limitado ni siquiera por medio de una enmienda constitucional. El gobierno de los jueces no debe ser confundido con el control jurisdiccional que es, este último, un componente del estado de derecho.

En una república sana, la función de controlar las decisiones políticas y administrativas del Ejecutivo le corresponden al Congreso; y si la Corte de Constitucionalidad usurpara las funciones del Ejecutivo, o del Congreso, está claro que se excedería en sus facultades de una forma inaceptable.

Uno puede estar de acuerdo, o en desacuerdo con la decisión ejecutiva de pedirle al jefe de la CICIG que no se meta en política. Empero, la determinación de la Corte de Constitucionalidad, de convertirse en el árbitro final de las decisiones ejecutivas del Organismo Ejecutivo, pone en peligro el mismísimo orden constitucional; y eso debería preocuparnos a todos los que valoramos el estado de derecho.  De hecho, si vamos a tener éxito en la lucha contra la corrupción -¡y deberíamos tener éxito en esa lucha!- sólo va ha ser en el marco del estado de derecho, y mediante el respeto a la ley.

La ilustración es de elPeriódico.


12
Sep 17

Jalisco y las “organizaciones campesinas”

¿Ya sabes lo que se dice de Jalisco, verdad? Que Jalisco nunca pierde y cuando pierde arrebata. Lo dicen quienes quieren mostrarte valientes y terribles, y pretenden infundir miedo.

De eso me acordé cuando leí que miembros de varias organizaciones campesinas están bloqueando vías en la ciudad de Guatemala y se dirigen al Congreso de la República para presionar con el objetivo de que le sea retirada la inmunidad a Jimmy Morales.

Esta operación ocurre un día después de que aquel organo rechazara retirarle el antejuicio al Presidente tal y como lo había solicitado el Ministerio Público y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala.  El propósito de corto plazo de aquella solicitud es investigar al Mandatario por el supuesto delito de financiamiento electoral ilegal (del cual la comisión pesquisidora del Congreso no encontró evidencias); pero el propósito a mediano plazo es remover a Morales, de la Presidencia y sustituirlo por Jafeth Cabrera (el Vicepresidente); para luego remover a este e imponer un Presidente electo a dedo y al margen de la voluntad popular expresada en comicios. Un Presidente cuyas acciones hagan germinar la semilla de un proyecto socialista.

El plan falló ayer porque se impuso el buen juicio en el Congreso donde privó el criterio de que el Tribunal de antejuicio deberá declarar sin lugar la solicitud, aunque haya plena comprobación de que le funcionario es culpable del delito (que no la hubo), si su procesamiento pudiera causar al estado un daño mayor que el causado al agraviado por el delito.

En el espíritu de Jalisco, parece que los grupos que quieren remover a Morales y hacerse con la Presidencia van a acudir a lo que mejor saben hacer: el bloqueo, la plaza y la barricada.  Sin descontar que, en el Congreso, van a tratar de revivir el proceso cada vez que puedan, con la esperanza de que luego de las cansadas y bajo amenazas de inestabilidad y actos de violencia, se haga su voluntad (y la de sus patrocinadores).

Para mucha de la dirigencia popular en este estado de cosas, los procedimientos democráticos -como los comicios y la actividad parlamentaria- son valores y no se cansan de defender la democracia frente al concepto de república, por ejemplo; y esto es porque la democracia es el gobierno de la mayoría o de los que dicen representar a la mayoría. Pero para aquella dirigencia, los procedimientos democráticos sólo tienen utilidad y valor mientras que aquellos procedimientos sirven a sus intereses específicos (como remover al Presidente y poner uno de su gusto). Una vez que los procedimientos no responden a sus expectativas (porque se advierte el peligro que implican), el plan B es jacobino: El bloqueo, la plaza y la barricada. Es soreliano, en el sentido de que, desde su perspectiva, la violencia (los bloqueos, por ejemplo) puede ser moralmente buena (si no es cruel) y a partir de la idea de que -tarde, o temprano- los procedimientos democráticos no hacen más que animar al proletariado a participar en instituciones burquesas, como el parlamento, que son fuentes de desmoralización, corrupción y minado de la solidaridad de clase.

Jalisco siente que perdió ayer; y va a intentar arrebatar.  Lo que ocurrió ayer no debe ser visto con triunfalismo por parte de la Presidencia -y no debería ser aprovechado para profundizar el clima de conflicto por parte de la dirigencia popular y sus patrocinadores-; sin embargo, debe ser aprovechado para resolver el tema de Iván Velásquez y la CICIG.  Por eso, este es un muy buen momento para recordar el consejo de Ayn Rand: En todo conflicto entre dos hombres (o grupos) que comparten los mismos principios básicos, gana el más consistente. En toda colaboración entre dos hombres (o grupos) que se apoyan en diferentes principios básicos, el más maligno, o irracional es el que gana. Cuando los principios básicos opuestos están abierta y claramente definidos, eso obra en ventaja del lado racional; y cuando no están claramente definidos, sino que están ocultos, o difusos eso obra en ventaja del lado irracional.

La foto es de RepúblicaGt


04
Sep 17

Testigos obligados a mentir

Luego de casi ocho años de un proceso legal, en el cual fueron acusados de ser los autores intelectuales del asesinato del abogado Rodrigo Rosenberg, el lunes pasado fue cerrado el caso contra los hermanos Francisco Estuardo Valdés Paíz fue cerrado en definitiva.

Francisco Valdés explicó que el juez Mynor Moto no halló elementos para enviarlo a él y a su hermano a juicio por el delito de homicidio en grado de complicidad y que quedó demostrado que las acusaciones del Ministerio Público y de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala, fueron falsas, basadas en testigos obligados a mentir.

En mayo de 2017 el juez Moto ordenó el cierre provisional del caso y le dio un plazo de tres meses a la Fiscalía Especial contra la Impunidad, del Ministerio Público para rectificar las contradicciones en la información proporcionada por sus colaboradores eficaces y así tratar de establecer la forma en que se materializó la cooperación de los acusados para perpetrar el homicidio.

El MP reaccionó con un amparo ante la Sala Cuarta de Apelaciones para separar del caso al juez y en julio  la Sala resolvió que el  juez que debía emitir una resolución en la que ordenara enviar a juicio, o cerrara el proceso, derivado de las pruebas existentes. El plazo venció este mes y, a criterio de Moto, la Feci y el MP no presentaron nuevas evidencisa para sustentar la acusación de homicidio en grado de complicidad en el caso Rosenberg.

La acusación contra los Valdés Paiz se basa en la declaración del colaborador eficaz Luis Mario Paz Mejía que falleció en enero del 2014. Empero, en julio de 2013, Paz Mejía  declaró que mintió para culpar a los hermanos.

Paz Mejía, afirmó, en su oportundad, que los señores de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala dijeron en un momento que yo había acusado a los señores Valdés Paiz y en ningún momento yo conocí a estos señores, es más, en una hoja escrita a máquina me pusieron las cosas que yo tenía que decir en contra de ellos. Yo quiero dejar claro que no tengo nada que ver con esos señores, no los conozco, nunca estuve con ellos. La Cicig quería secuestrar a una mi sobrina y estuvieron siguiendo a mi sobrina y a mi esposa.

Otro fiasco

A mediados de agosto pasado ell juez Mynor Moto, titular del Juzgado Tercero Penal, clausuró de forma provisional  el caso denominado Bufete de la Impunidad, en el cual están sindicados Marta Sierra de Stalling, su hijo y siete personas más.  Una vez más p porque el Ministerio Público fue incapaz de demostrar actos y hechos que probaran delito alguno, más allá de situaciones circunstanciales.

Está por verse si en las investigaciones por hacer, el MP logra concretar pruebas de la comisión de ilícitos.

A principios de agosto la Fiscalía Especial Contra la Impunidad y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala pidieron que los diez sindicados en este caso enfrentaran juicio.

He aquí una lista de las pifias de la CICIG:

Otra chorrada de la CICIG

Otro tiro por la culata para la CICIG

La increíble y  triste historia de los fracasos de la CICIG.

Otro fiasco de la CICIG

Otro pedo inflado de la CICIG y el MP

La CICIG, como Saturno, se come a sus hijos

La CICIG otra vez en la picota

La mulada, la CICIG

Los fracasos de la CICIG y la crisis de los tributarios

¿Otra vez la chorreó la CICIG?

La CICIG y Thalia

Otra vez, y otra vez, la CICIG en entredicho

Otra vez la CICIG cuestinada, esta vez por adopciones

Las cuitas de la CICIG

La foto es de RepúblicaGt.


01
Sep 17

Morales y Velásquez no son relevantes

Como debemos actuar mientras vivamos, una sociedad irracional y paralizada está lista para ser tomada por cualquiera que esté dispuesto a determinar su curso. La iniciativa pude venir de dos tipos de personas: las que están preparadas para asumir la responsabilidad de afirmar los valores racionales, y las que persiguen lo contrario.

Esa frase ha rondado mi cabeza desde que estalló la crisis política que desvela a los guatemaltecos.  Superficialmente, la crisis es un enfrentamiento entre el presidente Morales y el jefe de la CICIG, Velásquez.  No falta quienes creen que hay que tomar partido por uno, u otro personaje, y olvidan, o ignoran, o quieren que no se discuta el hecho de que lo que está en peligro es algo más valioso: los principios que determinan el curso de este país…y el de nuestras vidas.

El miércoles, que entre las fotos de los manifestantes que apoyan a Velásquez vi una efigie del Che Guevara –que se suma a las banderas de Codeca, el CUC y Winaq en otras manifestaciones– tomó forma el primer párrafo de arriba.  ¿Qué principios representan Guevara y aquellos a quienes no les da pudor asociarse con él? Estas son frases suyas: Los jóvenes deben aprender a pensar y actuar como una masa. Para enviar hombres al pelotón de fusilamiento, la prueba judicial es innecesaria…esta es una revolución. Y un revolucionario debe convertirse en una fría máquina de matar motivado por odio puro. Descubrí que realmente me gusta matar.

Es cierto que pronunciar un juicio moral es una responsabilidad enorme; pero, ¿cómo se puede dormir tranquilo sin advertir que –a estas alturas de la historia– pedir “la revolución” y alinearse con banderas del Che no es un error de conocimiento, sino maldad?

La alternativa que tenemos enfrente es entre los valores que representan el Che, Codeca, CUC, Winaq, Semilla, Somos y otros actores similares; y la esperanza de una sociedad en la que se respeten absolutamente los derechos individuales de todos por igual, sin privilegios.  Opto por esta última.  ¿Y tú?

El párrafo primero es paráfrasis de ¿Cómo se puede tener una vida racional en una sociedad irracional?, por A. Rand.

Columna publicada en elPeriódico, la foto la tomé de Facebook.


30
Ago 17

¿Qué esta pasando en Guatemala?

Hoy temprano, y en Emisoras Unidas, estaban Luis Fernández Molina y Carlos Luna Villacorta.  Uno es exmagistrado de la Corte Suprema de Justicia y el otro fue magistrado de la Corte de Constitucionalidad.

Luis Fernández Molina comentó los siguente: la CICIG debió buscar aliados, entre estos al presidente “y no atacarlo”. “CICIG debió haberse ganado aliados, pero lejos de este lo están echando”.

Lo hicieron los griegos cuando atenienses y espartanos (que eran enemigos) se aliaron contra el enemigo común que eran los persas; y lo hicieron los cakchiqueles con los españoles, cuando el enemigo común eran los quichés. Digo yo: la observación de esta mañana tiene sentido si el propósito principal de la misión (o el del mandato de Velásquez) fuera, por ejemplo, destapar y procesar mafias.  En el caso de Guatemala, aún si el presidente Jimmy Morales fuera corrupto (¿Y por qué no podría serlo?), no tiene sentido que Velásquez se enemistara con él en las primeras de cambio y que en el proceso se generara una crisis política de profundidades graves.  La CICIG de Velásquez podría perseguir al Presidente más adelante en el proceso de destapar y procesar mafias y corruptos, e incluso podría hacerlo cuando abandonara el poder, sin causar daños institucionales. Pareciera que remover al Presidente tiene prioridad sobre otros objetivos más propios de la Comisión.

Esta operación, la de remover al Morales, tiene sus raíces en el intento semillero de suspender las elecciones en septiembre de 2015, en otros intentos similares y en la derrota de la social-democracia en aquella ocasión; y tiene precedentes en numerosos intentos posteriores dirigidos a deslegitimar la decisión que tomaron los electores en aquellos comicios.

El propósito de estas meditaciones no es el de abonar a una pugna personal entre el Presidente y el jefe de la CICIG.  Empero, la amenaza y la concreción de un rompimiento institucional -así como la posibilidad de la toma del control del poder por parte de grupos que no han sido electos, sino que operan a la sombra y mediante la manipulación- claman por perspectivas que aclaren lo que está ocurriendo.

Iván Velásquez tiene una ventana de oportunidad.  Puede reconocer que su empeño en aferrarse al puesto que ocupa está causándole daños a una sociedad muy vulnerable y puede, como caballero, retirarse antes de que -si obtuviera la victoria- esta fuera una victoria pírrica.

La cuestión es si va a aprovechar la ocasión, o va a desperdiciarla.

La foto la tomé de Publinews.


27
Ago 17

WTF La lucha entre Morales y Velásquez

¡Que mal se ve la decisión del presidente, Jimmy Morales, en cuanto a declarar non grato a Iván Velásquez, jefe de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala!

Vale aclarar, sin embargo que el rumor de que Morales iba a la ONU a pedir la remoción de Velásquez no pasó de ser un rumor.  Uno rumor que nunca llegó a serverdad y que desató la crisis actual. Antonio Guterres, secretario general de aquel organism confirmó que el Presidente de Guatemala nunca pidió la destitución del jefe de la CICIG.

Empero, la decisión del Presidente se ve mal porque:

-La Comisión y el Ministerio Público pidieron un antejuicio contra Jimmy Morales por financiamiento ilícito al partido oficial FCN-Nación.  Se ve feo que siendo señalado el Presidente, procediera a expulsar al señalador, ¿con la esperanza de que la Fiscal General cumpla su amenaza de renunciar en caso de que Velásquez fuera removido?

-Esta es la hora en que Jimmy Morales no ha explicado clara e inequívocamente sus razones para declarar non grato al Comisionado. De acuerdo con la Convención de Viena no tendría que hacerlo; pero en un ambiente de silencio han surgido toda clase de especulaciones y estridencias.  Los mandantes y tributarios merecemos una explicación porque la incertidumbre y las aguas turbias quién sabe a quién van a terminar sirviendo.

-Luego del fracaso de la operación de ayer, en la plaza que no fue multitudinaria, ni nada parecido, ¿qué necesidad habría de fortalecer a los grupos cuyas banderas e intereses se reunieron en la plaza?

-Tanto Jimmy Morales como Iván Velásquez -si hubieran unido, en vez de separar a los guatemaltecos- tuvieron la oportunidad de liderear el rescate de Guatemala, de las manos de la impunidad, de la corrupción y de las mafias. Esa oportunidad de oro se está yendo, si no es que ya se fue, dada la fragmentación que estamos viviendo.

Desde antes de su creación, cuando aún existía el concepto de CICIACS, me opuse a la creación de una comisión internacional que dirigiera la lucha contra la impunidad, la corrupción y las mafias, no con argumentos nacionalistas (y menos por defender aquellas lacras); sino porque nos quitábamos, los chapines, la responsabilidad de encabezar aquella lucha.  Y ya sabes, no ser responsable de algo es cómodo; pero tiene un precio terrible: la impotencia.  Y así está resultando.

Con todo y todo, sin explicaciones claras e inequívocas, en un ambiente enrarecido y de divisiones profundas, en el contexto de los señalamientos de financiamiento ilícito y a la vista de las banderas que había ayer en la operación de la plaza, la decisión imprudente del presidente Morales es digna de un WTF; y ha puesto en grave peligro a Guatemala y -lo que es peor a los guatemaltecos-.

…y aún así, esta lucha de poder nos involucra a todos como mandantes y va a requerir que separemos la paja del trigo y que -en la medida en que se aclare el panorama- actuemos de forma racional, pensando en el largo plazo y de forma objetiva.  ¿Vamos a ser actores, o vamos a ser observadores? ¿Vamos a involucrarnos en una lucha personalizada, o vamos a tomar decisiones conforme a principios?

La foto la tomé de elPeriódico.


25
Ago 17

Algo grave en este pueblo

Hay un cuento de García Márquez, titulado Algo muy grave va a suceder en este pueblo, y empieza así: Imagínese usted un pueblo muy pequeño donde hay una señora vieja que tiene dos hijos, uno de 17 y una hija de 14. Está sirviéndoles el desayuno y tiene una expresión de preocupación. Los hijos le preguntan qué le pasa y ella les responde: “No sé, pero he amanecido con el presentimiento de que algo muy grave va a sucederle a este pueblo”.  Los hijos se ríen de la madre, y dicen que esos son presentimientos de vieja, cosas que pasan.

El rumor del presentimiento de la vieja pasa de sus hijos a los amigos de estos y de los amigos al carnicero.  Al rato, todos en el pueblo están esperando que pase algo; y la gente empieza a ver en el calor (de siempre) y en la presencia de pájaros (de siempre) augurios de que algo grave va a pasar.

La tensión se eleva en el pueblo y las personas agarran sus muebles, sus hijos y sus animales, y en carretas abandonan el pueblo. No faltan quienes incendian sus casas; y hay un éxodo como de guerra. Al final del cuento…no les cuento con la esperanza de que lo googleen y lo lean porque es bueno

De aquello me acordé cuando -luego del rumor de que Jimmy Morales quería salir de Iván Velásquez- se encendieron las redes sociales, la Fiscal General amagó con renunciar, los medios masivos hicieron eco y los colectivos de siempre amenazan con salir a la plaza para deponer al Presidente.  Los intoxicadores le colgaron el sambenito de corruptos a quienesquiera que no se unieran al frenesí y…¿quiénes se benefician con semejante río revuelto?

Desde el día uno, los colectivos -de siempre- le llevan ganas a Morales, que a ratos es un indefendible y a ratos también. Esto y la victimización de Velásquez les cae como anillo al dedo no sólo para salvarle la cara al jefe de la CICIG y a la Comisión (luego de meses y meses en que sus casos no terminan de cuajar), sino para conseguir, por la vía de los rumores, la incertidumbre y de las barricadas, lo que los votantes les niegan en las urnas –siempre-.

La foto es de elPeriódico y esta columna fue publicada en ese diario.


16
Jun 17

Guatemala no debe ser Venezuela

Guatemala no debe ser Venezuela. ¿Por qué? Porque en Venezuela gobierna una tiranía corrupta y asesina.  Porque en Venezuela, a causa de la tiranía, la gente no tiene que comer y está desesperada.  Porque en Venezuela, la gente pelea en las calles, luego de haber perdido la batalla de las ideas.

Imagen de previsualización de YouTube

Escucha el podcast aquí.

Sin embargo, hay chapines que admiran el régimen chavista de Nicolás Maduro.  Hay chapines que viajan a Caracas en busca de inspiración y apoyo.

En el contexto de las fallidas (aunque algunas necesarias) reformas constitucionales, la CICIG dijo que, decir que la aprobación de la reforma era convertir a Guatemala en Venezuela era desinformación y una afirmación malintencionada. Empero, ¿quiénes eran los más acalorados promotores de aquella reforma? Y, principalmente, ¿quiénes eran los más ardorosos promotores del alacrán en la camisa de la necesaria y urgente reforma al sistema de justicia?

¿Quiénes eran? Algunas de las caras que se vieron en la manifestación chavista que hubo en la ciudad de Guatemala, el martes pasado. La gente del Comité de Desarrollo Campesino, por ejemplo.  También activistas de la academia Hugo Chávez que opera en la universidad estatal. El partido Convergencia que, en pocas semanas ha propuesto legislación mordaza, legislación contra la propiedad y continúa en el afán semillero de minar al Presidente electo y sustituirlo por uno de su gusto, por medio del Congreso corrupto.  ¡Ni siquiera la URNG; Winaq y Maíz -colegas revolucionarios de Convergencia- han estado tan activos!

No es que el Presidente valga la pena; pero sí las instituciones republicanas, aunque precarias, vis a vis la democracia jacobina y placera que tanto les gusta a los admiradores del proceso que ha llevado a los venezolanos a la ruina.  No es que en Guatemala no haya corrupción, ni haya gente con hambre; pero hay una diferencia abismal entre una sociedad como la chapina que lucha contra la corrupción y el hambre –a pesar de quienes los ven como el costo de la revolución–, y una como la venezolana que está al borde de quién sabe que horribles derramamientos de sangre porque triunfó la revolución.

Columna publicada en elPeriódico.


16
May 17

Juez clausura proceso por inconsistencias en caso Valdez Paiz-Rosenberg

Luego de analizar los medios de prueba presentados por el Ministerio Público y por la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala, el Juzgado Tercero resolvió clausurar -de manera provisional- el proceso contra los supuestos autores intelectuales de la muerte del abogado Rodrigo Rosenberg, los hermanos Estuardo y Francisco Valdés Paiz.

Imagen de previsualización de YouTube

El juez Mynor Motto argumentó durante casi tres horas las inconsistencias en la investigación que lo llevaron a no enviar a juicio a los sindicados. Hay incongruencias en las declaraciones de los colaboradores eficaces y no se estableció la relación de causalidad  qué llevara a los Valdés Paiz a supuestamente planificar el homicidio de Rosenberg, ocurrido en mayo de 2009. Ni el MP, ni la CICIG presentaron un informe de activación de antenas de las llamadas ejecutadas desde el teléfono móvil que habría servido para la supuesta comunicación entre los hermanos y los supuestos ejecutores del crimen. El juez Motto emplazó al MP para que, a más tardar el 14 de agosto próximo, sea presentada una nueva acusación con nuevos medios de investigación. En el nuevo escrito no deberán tomar en cuenta las declaraciones testimoniales que fueron desacreditadas en la audiencia de ayer.

El Ministerio Público presentó la acusación el 10 de octubre del 2010 por el delito de asesinato. Sin embargo, por orden de la Corte de Constitucionalidad  la acusación fue modificada a homicidio. Desde 2013 los hermanos Valdez Paiz gozaban de caución y ya se veía venir la resolución de ayer dada la debilidad de la acusación.

Por este caso, un Tribunal de Sentencia ya condenó a nueve personas por ser los autores materiales del crimen. Si esas sentencias fueran revisadas ahora, ¿se encontraría inconsistencias y contradicciones?

Para los que vinieron tarde, o eran muy patojos en 2009:

El 10 de mayo de 2009 Rodrigo Rosenberg causó una enorme polémica que sacudió a la administración de los Colom/Torres/Espada ya que la víctima dejó grabado un video en el cual advertía que, en caso de sucederle algo malo, él responsabilizaba al Presidente, a su esposa Sandra Torres (que luego se divorciaría de Colom para conseguir una candidatura presidencial), al secretario privado Gustavo Alejos –hoy en la cárcel por casos de corrupción–, y a Gregorio Valdés; pero en enero de 2010 la CICIG promovió la versión de que el mismo Rosenberg había planificado su asesinato.

El vídeo en cuestión desató una serie de manifestaciones populares y pacíficas -por la justicia- a lo largo de varias semanas.

En aquella ocasión  la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala y el jefe de esa misión, Carlos Castresana, armaron una historia de novela que fue comprada por distintos grupos de interés, cuyo objetivo era el de evitar el colapso de la administración de los Colom/Torres/Espada y con ella la del proyecto socialdemócrata en Guatemala.  La Unidad Nacional de la Esperanza, el partido de oficialista es miembro de la Internacional Socialista.

Por cierto que, si te interesa el tema, te recomiendo el libro Un libanés de San Marcos, por Aziza Musa. El caso Rosenberg no estará resuelto hasta que se resuelva el caso Musa. Parece evidente que la verdad interina de la CICIG era muy interina.

Este fracaso de la CICIG no es el primero; pero si es uno de los más grandes.  Abajo una lista de otras chorradas de la Comisión.

La increíble y  triste historia de los fracasos de la CICIG.

Otro fiasco de la CICIG

Otro pedo inflado de la CICIG y el MP

La CICIG, como Saturno, se come a sus hijos

La CICIG otra vez en la picota

La mulada, la CICIG

Los fracasos de la CICIG y la crisis de los tributarios

¿Otra vez la chorreó la CICIG?

La CICIG y Thalia

Otra vez, y otra vez, la CICIG en entredicho

Otra vez la CICIG cuestionada, esta vez por adopciones

Las cuitas de la CICIG

De verdad, espero que los procesos iniciados en abril de 2016 no se añadan a esta lista larga y ominosa.


01
Dic 15

Las tres caras de la CICIG

Imagen de previsualización de YouTube

Mis coetáeos y los más mayorcitos seguramente recordarán una película llamada Las tres caras de Eva; de esas que pasaban en Telecine temprano en la tarde.  Es una buena peli, si no la has visto.  Es la historia de una mujer que sufría de personalidad múltiple.

De aquello me acordé cuando leí la más reciente historia que ha alborotado a los chapines: la del bufete salido de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala.  Para los no iniciados el asunto es el siguiente: dos fiscales de aquella comisión y uno del Ministerio Público se juntaron para fundar una oficina de abogados. En principio nada parece digno de atención especial ya que en los Estados Unidos de América -por ejemplo- no es raro que los fiscales se salgan del sector público y pasen a trabajar en el sector privado. En esos casos es evidente que los fiscales se llevan conocimientos íntimos sobre el modus operandi de la fiscalía en la que trabajaban y se llevan conocimientos íntimos sobre casos específicos. Hay dilemas y hasta problemas morales en este asunto; pero seguramente se arreglan con acuerdos de confidencialidad y con el carácter institucional de las fiscalías.  ¿Cuál, entonces, es la objeción en Guatemala?

Yo creo que la objeción está relacionada con las expectativas que levantó la CICIG: en un país donde el tráfico de influencias y otros vicios han plagado el Organismo Judicial, el Ministerio Público, la policía y el sistema carcelario (es decir: ¡Todo el sistema de justicia!), muchos pusieron sus esperanzas en una comisión supuestamente impoluta, de burócratas internacionales, que vendría a hacer lo que nosotros no hemos podido (¿o querido?) hacer.  De espaldas a toda la teoría del análisis económico de las decisiones públicas, mucha gente se hizo ilusiones con la CICIG.

Y…¿qué tiene esto que ver con Las tres caras de Eva?  Uno podría decir que la CICIG ha tenido tres caras: la de Carlos Castresana, la de Francisco Dall´anese y la de Iván Velásquez.  Cada una con poco más o menos luces y sombras.  Las dos primeras particularmente sombrías y hasta perturbadoras (como la película).  Uno podría decir que la CICIG ha tenido tres facetas, o caras: la abortada Comisión para la Investigación de Cuerpos Ilegales y Aparatos Clandestinos de Seguridad que era el sueño humedo y un engendro de quienes creen que Guatemala no tiene esperanzas y que debe ser intervenida, administrada y corregida por estructuras internacionales con poderes para hacer el país a su gusto; la CICIG de las expectativas que fueron muy decepcionantes en tiempos de los dos primeros comisionados y luego alcanzaron niveles estratosféricos en tiempos del actual jefe de la comisión; y la CICIG de la realidad que es tan vulnerable como cualquier otra burocracia y tan vulnerable (por decir algo) como cualquier burocrácia de la Organización de las Naciones Unidas, en particular.  ¿Cómo iba a ser diferente entre los miembros de un grupo acomodado que disfruta de privilegios e inmunidades, exenciones y facilidades otorgados a los agentes diplomáticos de conformidad con la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas de 1961, por lo que gozan de “inmunidad de toda acción judicial con respecto a palabras pronunciadas o escritas y a actos realizados por ellos en el desempeño de su misión”. Esta inmunidad de toda acción judicial se seguirá concediendo después de que hayan dejado de prestar servicios a la CICIG?

Mi perspectiva es que la Comisión no se ha institucionalizado.  Todavía depende de la calidad y de la personalidad de su titular.  En ese sentido, tres caras podrían convertirse en cuatro, o cinco, o más.  ¿Qué pasaría si Iván Velásquez tuviera que dejar la jefatura de la Comisión?  ¿Qué pasaría si por algún motivo desafortunado, o por cualquiera otra razón tuviera que dejar la CICIG en manos de otros personajes?  Sin ser institucionalizada, la Comisión -y sus objetivos, así como sus métodos (no siempre ortodoxos)- quedarían en las manos caprichosas de cualquiera que se sintiera con ínfulas.  Mi perspectiva es que la CICIG difícilmente se institucionalizará….y a lo mejor es mejor que eso no ocurra.

Mi perspectiva es que debería ocurrir lo que debió ocurrir desde el  principio: los guatemaltecos deberíamos comprometernos con el rescate y consolidación del sistema de justicia nosotros mismos, en vez de clamar por un rey, por un procónsul, o por un grupo de burócratas cuya idea más genial sea la de pedir más impuestos, antes de racionalizar los gastos y eliminar sustancialmente la corrupción, o que sienta que su misión es someter al orden (a su orden) a los chapines.