26
Jul 17

La “Nave de los necios” entre nosotros

Hoy leí que la agencia Moody´s mantuvo en Ba1 la calificación para Guatemala en materia de riesgo.  La agencia además, recomienda elevar la transferencia de recursos del sector privado (que es el sector voluntario y productivo de la economía), hacia el sector público (que es el sector coercitivo y burocrático de la economía).

Imagen de previsualización de YouTube

Cuando leí la noticia pensé en la legendaria Nave de los necios (o de los locos, o de la estupidez).  Esta alegoría, basada en una historia de Platón y en una obra satírica de Sebastián Brandt, ilustra un despropósito conducido con mucha ineptitud.  ¿Por qué?

Porque la idea de mantener una calificación alta en cuanto a riesgo es facilitarles a los políticos y a sus burócratas que endeuden más (y a tasas más bajas) a los tributarios. Para mantener la calificación de riesgo en un nivel atractivo, los políticos y burócratas deben cargar con más impuestos a los tributarios y succionar más recursos del sector productivo.  Cuando esto se consigue es más fácil el endeudamiento y para pagar el endeudamiento hay que cargar con más impuestos…adivinen ustedes a quiénes.

Es una Nave de los necios porque al entrar al círculo vicioso del endeudamiento y las alzas en los impuestos (o su multiplicación), los países que no controlan el gasto estatal (el que hacen los políticos y funcionarios…como el Viceministro ese que ha viajado ¡28 veces al extranjero! con dinero de los tributarios) se encaminan en la vía de Belice, o Puerto Rico, cuyos gobiernos están en la quiebra; o se embarcan en inflaciones tipo Zimbabwe, o América del sur en los 90 como mínimo.

Eso, ¿es, o no es una Nave de los necios o de los locos, o de los estúpidos?


16
Ago 16

¿Tirados a la basura Q259 millones?

f49b4665-f015-4edb-88b4-d63b31398d35_749_499Un total de US$33 millones costó un equipo inútil de radares que fue comprado sin licitación y funciona de forma aislada.  Ahora el Ministerio Público  investiga a los exministros de la Defensa Ulises Anzueto y Manuel López Ambrosio por la adquisición de tres radares que costaron US$33 millones 220 mil lo que equivale a Q259 millones 975 mil 733.60. ¿Para este tipo de negocios quieren subirle el precio a la gasolina y al cemento los pipoldermos?  

Lo que no dice la noticia es que este negocio fue hecho con auxilio del Banco Bilbao Vizcaya Argentaria o BBVA; pero más importante aún, si la compra fue hecha con un préstamo, el mismo fue aprobado por los diputados en el Congreso de la República.  La gente sencilla cree que la principal función del Congreso es la de emitir leyes (y peor aún, la gente modesta cree que mientras más leyes emiten los diputados, mejores son); sin embargo la función más importante de un Congreso es la de fiscalizar a los otros dos organismos del estado.  En este caso, los diputados fallaron en proteger los intereses de los tributarios y la pregunta es: ¿Fallaron porque actuaron como diputíteres, o por pura desidia?

Si bien es cierto que los compradores en el Ministerio de la Defensa tienen grave responsabilidad en este negocio hediondo; también es cierto que  el negocio se hizo con la bendición de aquellos llamados a fiscalizar y a proteger los intereses de los que pagan las facturas, que son los tributarios.  No olvides que los préstamos se pagan con los impuestos que pagas.

Luego, si el dinero del endeudamiento es usado para comprar radares inútiles quiere decir que hay dinero ¡hasta para desperdiciarlo, malgastarlo y maladministrarlo! ¿Con qué cara es que los pipoldermos se atreven a pedirles más sacrificios a los tributarios?

La foto es de Prensa Libre.


14
Jun 16

¡Más dinero quieren!

1004669_620146361350726_1033323318_n

El Ministerio de Finanzas colocará Q4 mil 713.2 millones, que forman parte del segundo tramo de bonos dle Tesoro que le autorizó el Congreso para este ejercicioi fiscal.  Ese dinero, dicen los políticos y sus burócratas, servirá para financiar programas de gobierrno.

¡Es lo que decían los pipoldermos de la administración anterior, y los de la anterior!, y así, siempre.   Pero, ¿para qué servía en realidad el dinero de los bonos?

  • Para que hubiera fondos para pagar plazas fantasmas.
  • Para que hubiera plata para contratar maquinaria y trabajos inútiles e inexistentes.
  • Para que hubiera dinero para comprar medicinas vencidas.
  • Para que hubiera recursos para la coperacha

¿Sigo? ¡Del endeudamiento y de los impuestos es que sale el dinero para la cooptación y para la piñata!

Cuando los políticos y sus burócratas venden bonos lo que ocurre es lo siguiente:

Endeudan a los tributrios porque, no creas que el estado se endeuda…te endeudan a ti.

Distraen dinero que en el sector privado serviría para inversiones productivas y para generar empleos productivos, y lo desvían al sector público en donde cuando no se pierde en corrupción, se desperdicia en mala gestión y en satisfacer los intreses específicos y particulares de la clientela de los políticos y funcionarios que administran el presupuesto.  ¿Ya sabes, verdad? Gobernar es gravar para gastar.

Antes de tomar más dinero de los tributarios y de desviarlo a la economía de papel, los pipoldermos deberían probar que son dignos de confianza.  No con denuncias, ni con despidos de empleados que luego son reinstalados, sino con evidencias.


08
Mar 16

El IGSS, endeudamiento y empobrecimiento

descarga

El Instituto Guatemalteco de Seguridad Social tiene 45 por ciento de sus inversiones en bonos del estado.  Los bonos del estado -en realidad- son inversiones de papel ya que no están respaldadas por alguna actividad productiva, ni multiplicadora de la riqueza.  En realidad el dinero que el estado consigue mediante la venta de papeles se va en gastos…y, ¿qué porcentaje se va a plazas fantasma, compras sobrevaloradas y otras formas de corrupción y desperdicio?

Ahí es a donde van a parar los ahorros forzados de miles y miles de guatemaltecos, dinero que los cotizantes esperan recuperar cuando no puedan trabajar por motivos de enfermedad, vejez, o maternidad.

Como el IGSS y el Ministerio de Finanzas son parte del estado, cuando el seguro social compra bonos del Minfin lo que en realidad ocurre es que el estado saca dinero de un bolsillo, lo mete en otro y asegura que hubo una inversión.  Lo que no te cuenta es que para pagar los intereses de aquella operación saca dinero de un tercer bolsillo…que es el tuyo.  ¿Te das cuenta? es como una pirámide, es lo que los gringos llaman un Esquema Ponzi. Pero nadie te lo explica así, ¿verdad?

Además del, el IGSS destina 13 por ciento de sus inversiones a operaciones realizadas por el Banco de Guatemala y el esquema se repite.  Como el IGSS y el Banguat son parte del estado se repite el esquema.  Se pasa dinero de un bolsillo a otro y como el papel todo lo aguanta, la pirámide crece.

La pirámide crece hasta que se derrumba.  Como se derrumbó en Grecia, por ejemplo.

¿De dónde saca, el estado, el dinero para pagar intereses que no produce? Lo saca de impuestos, lo saca de endeudamiento y lo saca de inflación.  ¿Y quienes pierden? Los que pagan impuestos, los que pagan el endeudamiento y los que tienen que trabajar más y cada vez tienen para comprar menos; eso si tienen empleo, porque cuando el dinero de la gente se desvía de la economía productiva a la economía de papel (la del Ministerio de Finanzas y la del Banco de Guatemala), lo que ocurre es que hay menos inversiones productivas, o sea, menos bienes y servicios y menos oportunidades de empleo y oportunidades para mejorar los salarios.

…y si no estás indignado, es porque no estás poniendo atención.


22
Ene 16

El principal desafío

12494668_1257095597641301_1906434934448800130_n

¿Cómo es la cosa?  En el Congreso una contadora gana más de Q76 mil mensuales, el director de protocolo recibe más de Q64 mil, una asistente devenga más de Q54 mil, hay secretarias de Q35 mil y conserjes de Q30 mil.  El dólar está a Q7.73 por 1US$ para que los de afuera hagan cuentas.  Las plazas fantasma y el nepotismo son plagas en el Legislativo.

Aquello es en el Congreso y, ¿cómo será en otros organismos y oficinas autónomas y descentralizadas?  ¡Todos han de ser piñatas inmensas! ¡Con razón no hay plata que alcance!  El desperdicio y el abuso contra los tributarios son escandalosos.  El presidente Morales quiere confianza; pero se empecina en mantener como ministra a una contratista del estado.

Y claro, el Presidente quiere ampliar gastos (leíste bien), quiere elevar los gastos y endeudar más a los tributarios, y a los hijos de los tributarios y a los nietos de los tributarios.   Por ningún lado se lee que los sueldos abusadores serán reducidos a niveles de mercado; en ningún lado se lee que toda plaza innecesaria, o fantasma será erradicada del presupuesto y en ningún lado se lee que todo renglón presupuestario que sea para servir intereses particulares será eliminado.  ¿Qué quieren los nuevos administradores? Quieren aumentar el presupuesto y vender bonos.  Ya sabes, los bonos chupan los ahorros que debería servir para inversiones de capital y los trasladan a la economía de papel.  Y así, ¿cómo van a haber más inversiones productivas, más puestos de trabajo y mejores salarios?

Los promotores del estatismo no se cansan de gritar que al principal desafío fiscal de la nueva administración es fortalecer su capacidad recaudadora; pero no es así.  Un principal desafío es demostrarles a los tributarios que el saqueo, que la expoliación, que el desperdicio, la mala administración y la corrupción han llegado a su fin.  Cosas que no ocurren mientras haya empleados con sueldos como los del Congreso, o haya altos funcionarios mezclados con negocios del gobierno.  Pero el reto principal es elevar la productividad y facilitar la multiplicación de la riqueza, nada más y nada menos que para combatir la pobreza.

Columna publicada en elPeriódico.  La ilustración es de PePe, en Humortenango.


15
Oct 15

Servil e irresponsable la Junta Monetaria

090110_piñatas

El endeudamiento en el que los políticos y sus funcionarios están metiendo a los tributarios guatemaltecos llega a un nivel crítico y eso lo confirmamos el 27 de septiembre pasado. Si se aprueba el presupuesto  del 2016 en Q72 mil 430 millones el  estado tendría que contratar un endeudamiento por Q14 mil 106 millones para cubrir el déficit fiscal.  Si nada cambia, la  deuda acumulada de los tributarios llegaría -el próximo año- a Q134 mil 392.8 millones, lo cual  representaría un incremento del 7.7%.

¿Y qué acaba de hacer la Junta Monetaria? Emitió su opinión favorable para la contratación de más deuda para financiar el presupuesto general del Estado del 2016, por un monto de Q11 mil 060.2 millones, en un acto servil e irresponsable basado en el dictamen CT-10/2015, emitido en conjunto con el Ministerio de Finanzas.

La piñata continúa en la administración de Maldonado/Fuentes.


18
Sep 15

Tocándole los huevos al toro

Congreso

El presupuesto del estado, que presentó el Ministerio de Finanzas y se halla para discusión en el Congreso, es una aberración.

En medio de una enorme crisis a causa de corrupción obscena en la administración pública, ¿en qué cabeza cabe un presupuesto de Q72.4 millardos? Pero el monto no es lo peor.  La administración que hubo que “sacar a sombrerazos” dejó un déficit de millones de quetzales y el presupuesto que está en manos del legislativo está desfinanciado.  Los gastos subieron aún a sabiendas de que los ingresos serán insuficientes porque la gente ya se dio cuenta de que los impuestos son una forma de robo.

El castigo tributario contra los mandantes es insuficiente y se ha acudido de forma grosera al endeudamiento.  Belice, Puerto Rico y Grecia empezaron así el infierno financiero que los ahoga.

En el presupuesto centenares de intereses privilegiados reciben asignaciones; mientras que al Organismo Judicial, a la Policía Nacional Civil y al Ministerio Público se les pichicatéan los recursos. Muchas de aquellas asignaciones son para clientes, socios, parientes, compadres, amantes, y otros beneficiados que -cuando no los llevan directamente a sus bolsillos- ni siquiera tienen idea de cómo administrarlos.

Los políticos y funcionarios que presentan y aprueban el Presupuesto están tocándole los huevos al toro.  Están viendo lo que ha ocurrido desde abril, han visto las manifestaciones en la Plaza de la Constitución y lo que ocurrió el 6 de septiembre y como si nada.  Han de creer que ellos están a salvo; pero…¿y si no?

Los tributarios ya se dieron cuenta de que si no fuera por la corrupción -y por los privilegios en el Presupuesto- podrían ser menos castigados con impuestos. ¿Y si los tributarios al fin se enojan de verdad ante la expoliación?  ¿Y si los tributarios se avivan?

En este contexto es sana la iniciativa de Encuentro por Guatemala en el sentido de modificar el Presupuesto; pero para que dicha modificación sea reforma y no sólo una reorientación de gastos, lo que hay que hacer es eliminar todos, todos, todos los privilegios del Presupuesto comenzando por los más evidentes; y no dejar uno sólo.

Columna publicada en elPeriódico.


10
Jul 15

Conmovedoras y desgarradoras

Informe1-GUATEMALA-ESP-1-332x400

Conmovedoras y desgarradoras son las fotos de un jubilado griego que llora frente al banco luego de que le dijeran que no podía sacar su dinero. Trabajé muy duro en una mina de carbón y en una fundición, explica el hombre de 77 años. Actualmente, veo a mis conciudadanos mendigar céntimos para comprar pan, veo los suicidios aumentar… no puedo soportar ver a mi país en esta situación, explicó.

En Guatemala, en los años noventa, los medios de comunicación y el público parecían estar muy conscientes de lo que en aquel entonces se conocía como la bomba monetaria. El fenómeno fue desactivado y a todos se nos olvidó, solo para que volviera ser activada. En 2015, “la bomba monetaria” es el gran elefante en la habitación.

Entre nosotros las autoridades monetarias están orgullosas del manejo de la inflación, el tipo de cambio y las tasas de interés; pero un tercio del activo del Banco de Guatemala está comprometido en créditos al Gobierno. Dentro de ese financiamiento está la bomba monetaria, que es un gran préstamo al Gobierno a tipo de interés cero y los costes no repuestos por el Gobierno, asociados al mantenimiento de dicho préstamo. Los incumplimientos del Gobierno para con el banco central hacen que la magnitud de la bomba aumente cada año. La denominación bomba monetaria es acertada. Se trata de activos que no generan ningún interés; pero, como contrapartida, existe un pasivo por el que sí hay que pagar interés. Esos créditos le producen pérdidas al Banguat (¿qué otro banco central del mundo tendrá pérdidas?). En principio, el Gobierno debe cubrir esas pérdidas, pero el Gobierno no le paga al banco, y cuando lo hace paga con nueva emisión de bonos. Ante la falta de pago final, el banco central otorga más financiación al Gobierno. Debido a esto, el balance del banco central crece y crece año tras año, para darle nueva financiación al Gobierno.

Según el informe de Guatemala –en MarketTrends, una newsletter que te recomiendo si te interesan estos temas– el Banguat está en una situación complicada atado a un Estado que no le paga; y de continuar esta situación la estabilidad monetaria está en peligro.

Columna publicada en elPeriódico.


03
Jul 15

Coperacha para Grecia

grecia-crowd-funding¿Has oído aquella frase de Margaret Thatcher que dice: El socialismo fracasa cuando se les acaba el dinero…de los demás?  Eso les pasó a los griegos.  Se acabaron el dinero propio y se acabaron el de sus socios de Europa.  Los votantes griegos, orgullosos de su estado benefactor/mercantilista que permitía la jubilación de burócratas a los 61 años con 96% de su sueldo fueron fabricando su crisis a lo largo de décadas de ese tipo de conciencia social que sólo el socialismo puede imaginar y hacer realidad.

El metro de Atenas tiene un costo de 500 millones de euros al año y sólo recauda 90 millones; el hospital Hevangelistos tenía 45 jardineros para cuatro macetas, los griegos se endeudaron para mantener aquel tren de vida hasta que ya no se pudo más. Y en algún momento, hace unos años, alguien debe haber dicho: No se preocupen, la deuda es manejable; y es imposible que un país quiebre

Pero no es así y Grecia está quebrando.  En medio de esta tragedia griega me enteré de que un muchacho británico estableció en Indigogo una coperacha, o crowdfunding para rescatar al país heleno.  Un esfuerzo del pueblo, por el pueblo.  Luego de 5 días, casi 85 mil personas han puesto voluntariamente casi 1 millón 500 mil euros para pagar las deudas adquiridas por el socialismo griego.

Es irónico, y a mí  me da un poco de risa, que los fans de uno de los socialismos más cool del siglo XXI –el de Syriza– terminen acudiendo a instituciones tan capitalistas como el voluntarismo y la benevolencia; y a ideas tan capitalistas como Indiegogo (que es una plataforma para conseguir financiamiento voluntario a nivel global y hacer realidad ideas y proyectos que necesitan fondos, mediante una gigantesca coperacha).  Yo no contribuiría con nada para rescatar políticos y electores socialistas; pero suena razonable que los fans del estado benefactor/mercantilista ronquen como duermen y se apoyen entre sí.  ¿Cuántos fans chapines de Syriza, Podemos, el chavismo y del socialismo criollo pondrán unos pesos en la coperacha para Grecia? Si ponen 3 euros recibirán una postal de Alex Tsipras. ¡A ver si se ve la solidaridad!

Columna publicada en elPeriódico.


30
Jun 15

Grecia…y ¿quién sigue?

Syriza_2007_impossible2

Grecia era el país soñado por los promotores, partidarios, electores, ideólogos, y defensores del estado de bienestar, del estatismo y de otras formas de socialismo. Veamos algunos logros de la conciencia social helena:

-Los bancos y otras entidades financieras privadas compraban gusto la deuda de los gobiernos griegos. ¡Hasta que el gobierno les aplicó una rebaja del 50% sobre bonos helenos en manos de acreedores privados!…y nos hizo quebrar.

– El gasto público, siempre creciente y siempre incluyente, se financiaba con impuestos y endeudamiento, también crecientes.

– A pesar de tener un PIB per cápita muy inferior al de España (por decir algo), el salario mínimo en Grecia era generosamente un 50% superior.

– Cuando un partido llegaba al poder repartía puestos  en el gobierno, para su clilentela, a cambio de su voto, acrecentando de forma insostenible la plantilla estatal.

– ¡Había empleo para todos!, uno de los principales de Atenas llegó a tener en nómina a 45 jardineros para cuidar de las cuatro macetas de su entrada; algunos organismos públicos contaban con 50 conductores por cada automóvil; un antiguo ministro deAgricultura creó una unidad fantasma que daba empleo a 270 personas personas para digitalizar las fotografías de las tierras públicas griegas, sin que ninguno de los contratados tuviera experiencia en fotografía digital, ya que eran carteros, peluqueros, agricultores y, en general, afiliados del partido.

– Los gastos en educación, sanidad y política social fueron, por mucho, los  que más aumantaron hasta el estallido de la crisis de deuda, superando el 31% del PIB en 2012.

– Los burócratas griegos ganaban una media de 1.350 euros mensuales, superando el sueldo medio existente en el sector privado. Pero lo relevante es que la ganancia real de los empleados púbicos era muy superior: además de cobrar dos pagas extra, recibían ventajas económicas y remuneraciones adicionales aduciendo todo tipo de excusas, como llegar al trabajo en el horario previsto, presentarse correctamente vestido, usar computadora, o hablar idiomas. Los guardas forestales, por ejemplo, recibían un plus por trabajar al aire libre.

– Los burócratas también disfrutaban de una pensión vitalicia de 1.000 euros mensuales para las hijas solteras de empleados fallecidos, entre otros muchos privilegios y prebendas.

– Grecia tenía cuatro veces más maestros que Finlandia, el país que mejor nota saca en el Informe PISA de calidad educativa, pero esa superpoblación de docentes sólo le ha servido para estar entre los países europeos con peor nivel en casi todas las pruebas de enseñanza.

–  En su sanidad pública, Grecia era de los países que más invertía en suministros, superando la media de la Unión Europea, sin que los griegos sufrieran más enfermedades que el resto de europeos. ¿Razón? Uno de los muchos escándalos destapados durante estos años es que era tradición entre médicos y enfermeras salir de los hospitales cargados con todo tipo de material higiénico y sanitario.

– El costo del metro de Atenas rondaba los 500 millones de euros al año, mientras que los ingresos en taquilla apenas alcanzaban los 90 millones.

– Grecia creó un comité para gestionar el Lago Kopais, a pesar de que se secó en 1930.

– Hasta el estallido de la crisis, los griegos se podían jubilar con poco más de 61 años, cobrando casi el 96% de su sueldo, siendo uno de los sistemas de pensiones públicas más generosos (e insostenibles) de la UE.

– En Grecia existían cerca de 600 categorías laborales que, alegando motivos de salud, podían optar a la jubilación anticipada, establecida en 50 años para las mujeres y 55 para los hombres. Y entre estos últimos beneficiados había todo tipo de profesiones, desde peluqueros hasta trompetistas, flautistas, cocineros, masajistas e incluso presentadores de televisión, entre otros.

–  La base tributaria era pequeñísima. Antes de la crisis, uno de cada cuatro trabajadores no pagaba nada en impuestos. Algunos estudios señalan que los griegos se gastaban unos 800 millones de euros al año en mordidas para evitar el pago de multas, o para que los funcionarios hicieran la vista gorda.

– Toda aquella borrachera de gasto y despilfarro estatal se financió emitiendo deuda. Grecia fue el país que más recurrió a la deuda pública.

Todo esto, que no se te olvide, de la mano de una sucesión de gobiernos socialistas cuya guinda del pastel es el actual Syriza; partido electo, claro, por la mayoría de votantes griegos de forma democrática y entusiasta.  ¿Por qué es que la gente hace eso? La raíz está en el control estatal de la educación, donde se fabrica el pensamiento único y se entrena a los electores para alimentar el sistema, hasta que reviente la burra.

Mientras tanto, en España, el grupo Podemos aplaude a Syriza, sigue sus pasos y mejora sus posiciones entre los electores.  En América Latina la gente de Venezuela, Cuba, Argentina, Ecuador y Bolivia -en mayor, o menor grado- ya sabe lo que es vivir en un país socialista con un estado benefactor a todo vapor.  ¿Leíste que el gobernador de Puerto Rico dijo que con $72,000 millones, la deuda de este país es impagable?

¿Te das cuenta a dónde llevan el excesivo gasto público, las plazas fantasma, el clientelismo, los privilegios y la corrupción? ¿Viste a dónde llevan el endeudamiento y los impuestos elevados? ¿Qué vas a hacer para que los guatemaltecos no nos veamos en esta lista? ¿Te ves corriendo, desesperado, para sacar tu dinero del banco y del cajero antes de que el gobierno te impida hacerlo?

En Grecia, como en Guatemala, alguien y en algún momento debe haber advertido lo que iba a pasar; y alguien más le contestó:

– No te preocupes, la deuda es manejable.

-No te preocupes, lo que hay que hacer es subir impuestos.

-No te preocupes, hay que seguir gastando para activar la economía.

-No te preocupes, los países no quiebran.

-No te preocupes, los tributarios europeos, o gringos nos rescatan si algo saliera mal.

-No te preocupes, no nos van a agarrar.

-No te preocupes, esas son babosadas de los neoliberales.

La ilustración es de la Coalición por la izquierda radical (Syriza). CC BY 2.0 via Wikimedia Commons; y dice: Unidos y en la izquierda hacemos posible lo imposible.