07
Dic 18

El presupuesto y la quema del diablo

Si el presupuesto del gobierno fuera el diablo habría que quemarlo por partes.  Comencemos por las plazas para fantasmas, los convivios y canastas navideñas, y los privilegios y canonjías para funcionarios y burócratas. ¡Todos a la pira! Y luego habría que seguir con toda asignación presupuestaria que beneficie y privilegie a individuos y grupos de interés particulares. ¡Nada que viole el principio de igualdad de todos ante la ley debería tener una partida en aquella piñata! ¡Todo a la lumbre!

…pero claro, eso no va a pasar porque, ¿quién está dispuesto a pagar el costo de quitarles la teta a quienes viven del dinero que le es quitado a los tributarios?  Seguramente, eso sí, podemos aspirar a que el presupuesto del gobierno fuera congelado durante 10 años. ¿Por qué? Porque es demencial lo que está ocurriendo con el presupuesto; y adivina quiénes van a pagar los daños. Sí, tu entre otros; pero más, los más pobres.

A finales de noviembre, el Centro de Estudios Económico-Sociales presentó un análisis del presupuesto del gobierno y las cifras espantan.

Los tributos que pagas (si no están sobreestimados) sólo financian el 71.7% del total del presupuesto, lo que significa que 28.3% del mismo habrá de ser financiado de otra forma.  Normalmente por endeudamiento. ¿Quién crees que va a terminar pagando ese endeudamiento? ¡Adivinaste!, tú y los más pobres.  La maldad que hay en este arreglo es digna de Satanás.

El 64% de egresos va a servir para funcionamiento.  Es decir que para sueldos y para la mala administración, el desperdicio y los privilegios de los funcionarios y burócratas.  La maldad de esto es digna de Belcebú.

El endeudamiento se hará 70% mediante bonos, lo que quiere decir que un platal, se irá a la economía de papel, en vez de a la economía real y productiva. ¡Esto es digno del diablo!

Hoy, cuando quemes al diablo, recuerda que tu sueldo se va como humo cuando los políticos y burócratas toman tus tributos y los convierten en mala administración, desperdicio, corrupción y prebendas.  ¡Eso tiene que parar!, ¿o no?

Columna publicada en elPeriódico.


12
Jun 18

¿A qué viene el FMI?

¿A qué vienen los representantes del Fondo Monetario Internacional, a Guatemala? A dos cosas  por las que habría que sacarlos a sombrerazos.

Primero vienen a ofrecer préstamos. La Jefa de la misión de aquel organismo para Guatemala, anunció que solo están a la espera de que los pipoldermos les presenten la solicitud de los recursos financieros y ¡Zas! no sólo quedas endeudado como tributario, sino que hay más dinero para que los políticos y los burócratas malgasten, maladministren, hagan desaparecer, no ejecuten, o desperdicien. Los del FMI son pushers del endeudamiento, de la corrupción y de la miseria.

Por cierto…alguien que se dedique a esas cosas, ¿nos puede contar qué fue del dinero que recaudó la administración como consecuencia de la amnistía fiscal?

Segundo vienen a aconsejar que pagues más impuestos.  El FMI recomendó elevar las tasas del Impuesto sobre la Renta de las personas físicas y de las empresas, así como aumentar los impuestos indirectos, concretamente el Impuesto al Valor Agregado, y la eliminación de ciertas exenciones. Y tu ya sabes qué es eso: trasladar por la fuerza recursos del sector productivo y voluntario de la economía al sector político y coercitivo de la economía.  Significa que los pipoldermos tendrán más dinero para repartir entre su clientela y que tu tendrás menos dinero para invertir en tu negocio, o para pagar tus compromisos incluidos el colegio de tus hijos, la hipoteca de tu casa, la mensualidad de tu carro, el seguro médico de tu familia y así.

¿Cómo no van a adorar al FMI los pipoldermos y sus patrocinadores, los estatistas?

Pipoldermos, por cierto, quiere decir Pícaros políticos que por el momento detentan el poder, y los hay de todos colores. Es una palabra inventada por Manuel F. Ayau. La ilustración es Mamón por Sascha Schneider [Dominio público], vía Wikimedia Commons.


10
Ene 18

¿La democratización de la deuda?

Si no fuera perversa, la noticia de esta política sería chistosa: Este año se presentará la segunda fase del proceso de democratización de la deuda.

El caso es que el Ministerio de Finanzas buscará atraer a más pequeños inversionistas que compren Bonos del Tesoro.  Dichos papeles de deuda normalmente son comprados por bancos y organizaciones financieras, y los pipoldermos creen que ponerlos a disposición de la gente de a piéDe a pié pero con posibilidades de ahorro, es democratizar la deuda.

No hay que engañarse, sin embargo y por eso es que la noticia de una política que pudiera ser chistosa, resulta perversa.  El hecho es que la deuda -llamada del Estado- siempre ha sido democrática. Esto es porque el endeudamiento con bonos es pagado por todo el espectro de la población.  Lo pagan los bancos y los banqueros -y los ricos- cuando tributan y sus impuestos son usados para pagar el endeudamiento en el que han incurrido los políticos y sus burócratas.  El endeudamiento lo pagamos todos aquellos que no le vemos ni el polvo al ISR que nos quitan de nuestros cheques de fin de mes.  El endeudamiento lo pagan los más pobres, los desempleados, los jóvenes, los ancianos y otras personas igualmente vulnerables, ¡incluso los que no pagan impuestos!, cuando no encuentran empleos productivos y cuando sus salarios reales -si tienen la dicha de tenerlos- no aumentan.

Esto último porque los papeles que vende el Ministerio de Finanzas desvían los recursos de capital que deberían invertirse en la economía productiva, hacia deudas, promesas, gastos y espejismos políticos.

Frases como la democratización de la deuda, e ideas como la de que el frío que hay es por el calentamiento global, o que la libertad de prensa es opresión, son puras expresiones de una neolengua que confunde e inhibe. Aquello no es chistoso, porque es perverso.

La foto es de elPeriódico.


22
Nov 17

Facta, non verba: Endeudamiento

El financiamiento del déficit se hará con préstamos, emisión de Bonos y el saldo de caja que queda este año, dijo Adim Maldonado, presdiente de la Comisión de Finanzas del Congreso.

Así puesto, lo que dijo el diputado no dice mucho pero al traducirlo deberías preocuparte.  Lo que quiere decir la frase es que el financiamiento del déficit -un déficit deliberado y preestablecido- se hará con deuda y con deuda que tu tendrás que pagar.  La pagarás con impuestos, o con falta de oportunidades de trabajo productivo.  Y el saldo, pues si hubiera saldo este sólo es posible por las deudas que se contrajeron en este año, deudas que tu vas a tener que pagar…y ya sabes como.

Todo privilegio contenido en el Presupuesto del estado, todo interés clientelar contenido en ese presupuesto, debería ser eliminado. Los tributarios no deberíamos tener que pagar deudas para privilegios e intereses clientelares.

La ilustración la tomé de Facebook.


26
Jul 17

La “Nave de los necios” entre nosotros

Hoy leí que la agencia Moody´s mantuvo en Ba1 la calificación para Guatemala en materia de riesgo.  La agencia además, recomienda elevar la transferencia de recursos del sector privado (que es el sector voluntario y productivo de la economía), hacia el sector público (que es el sector coercitivo y burocrático de la economía).

Imagen de previsualización de YouTube

Cuando leí la noticia pensé en la legendaria Nave de los necios (o de los locos, o de la estupidez).  Esta alegoría, basada en una historia de Platón y en una obra satírica de Sebastián Brandt, ilustra un despropósito conducido con mucha ineptitud.  ¿Por qué?

Porque la idea de mantener una calificación alta en cuanto a riesgo es facilitarles a los políticos y a sus burócratas que endeuden más (y a tasas más bajas) a los tributarios. Para mantener la calificación de riesgo en un nivel atractivo, los políticos y burócratas deben cargar con más impuestos a los tributarios y succionar más recursos del sector productivo.  Cuando esto se consigue es más fácil el endeudamiento y para pagar el endeudamiento hay que cargar con más impuestos…adivinen ustedes a quiénes.

Es una Nave de los necios porque al entrar al círculo vicioso del endeudamiento y las alzas en los impuestos (o su multiplicación), los países que no controlan el gasto estatal (el que hacen los políticos y funcionarios…como el Viceministro ese que ha viajado ¡28 veces al extranjero! con dinero de los tributarios) se encaminan en la vía de Belice, o Puerto Rico, cuyos gobiernos están en la quiebra; o se embarcan en inflaciones tipo Zimbabwe, o América del sur en los 90 como mínimo.

Eso, ¿es, o no es una Nave de los necios o de los locos, o de los estúpidos?


16
Ago 16

¿Tirados a la basura Q259 millones?

f49b4665-f015-4edb-88b4-d63b31398d35_749_499Un total de US$33 millones costó un equipo inútil de radares que fue comprado sin licitación y funciona de forma aislada.  Ahora el Ministerio Público  investiga a los exministros de la Defensa Ulises Anzueto y Manuel López Ambrosio por la adquisición de tres radares que costaron US$33 millones 220 mil lo que equivale a Q259 millones 975 mil 733.60. ¿Para este tipo de negocios quieren subirle el precio a la gasolina y al cemento los pipoldermos?  

Lo que no dice la noticia es que este negocio fue hecho con auxilio del Banco Bilbao Vizcaya Argentaria o BBVA; pero más importante aún, si la compra fue hecha con un préstamo, el mismo fue aprobado por los diputados en el Congreso de la República.  La gente sencilla cree que la principal función del Congreso es la de emitir leyes (y peor aún, la gente modesta cree que mientras más leyes emiten los diputados, mejores son); sin embargo la función más importante de un Congreso es la de fiscalizar a los otros dos organismos del estado.  En este caso, los diputados fallaron en proteger los intereses de los tributarios y la pregunta es: ¿Fallaron porque actuaron como diputíteres, o por pura desidia?

Si bien es cierto que los compradores en el Ministerio de la Defensa tienen grave responsabilidad en este negocio hediondo; también es cierto que  el negocio se hizo con la bendición de aquellos llamados a fiscalizar y a proteger los intereses de los que pagan las facturas, que son los tributarios.  No olvides que los préstamos se pagan con los impuestos que pagas.

Luego, si el dinero del endeudamiento es usado para comprar radares inútiles quiere decir que hay dinero ¡hasta para desperdiciarlo, malgastarlo y maladministrarlo! ¿Con qué cara es que los pipoldermos se atreven a pedirles más sacrificios a los tributarios?

La foto es de Prensa Libre.


14
Jun 16

¡Más dinero quieren!

1004669_620146361350726_1033323318_n

El Ministerio de Finanzas colocará Q4 mil 713.2 millones, que forman parte del segundo tramo de bonos dle Tesoro que le autorizó el Congreso para este ejercicioi fiscal.  Ese dinero, dicen los políticos y sus burócratas, servirá para financiar programas de gobierrno.

¡Es lo que decían los pipoldermos de la administración anterior, y los de la anterior!, y así, siempre.   Pero, ¿para qué servía en realidad el dinero de los bonos?

  • Para que hubiera fondos para pagar plazas fantasmas.
  • Para que hubiera plata para contratar maquinaria y trabajos inútiles e inexistentes.
  • Para que hubiera dinero para comprar medicinas vencidas.
  • Para que hubiera recursos para la coperacha

¿Sigo? ¡Del endeudamiento y de los impuestos es que sale el dinero para la cooptación y para la piñata!

Cuando los políticos y sus burócratas venden bonos lo que ocurre es lo siguiente:

Endeudan a los tributrios porque, no creas que el estado se endeuda…te endeudan a ti.

Distraen dinero que en el sector privado serviría para inversiones productivas y para generar empleos productivos, y lo desvían al sector público en donde cuando no se pierde en corrupción, se desperdicia en mala gestión y en satisfacer los intreses específicos y particulares de la clientela de los políticos y funcionarios que administran el presupuesto.  ¿Ya sabes, verdad? Gobernar es gravar para gastar.

Antes de tomar más dinero de los tributarios y de desviarlo a la economía de papel, los pipoldermos deberían probar que son dignos de confianza.  No con denuncias, ni con despidos de empleados que luego son reinstalados, sino con evidencias.


08
Mar 16

El IGSS, endeudamiento y empobrecimiento

descarga

El Instituto Guatemalteco de Seguridad Social tiene 45 por ciento de sus inversiones en bonos del estado.  Los bonos del estado -en realidad- son inversiones de papel ya que no están respaldadas por alguna actividad productiva, ni multiplicadora de la riqueza.  En realidad el dinero que el estado consigue mediante la venta de papeles se va en gastos…y, ¿qué porcentaje se va a plazas fantasma, compras sobrevaloradas y otras formas de corrupción y desperdicio?

Ahí es a donde van a parar los ahorros forzados de miles y miles de guatemaltecos, dinero que los cotizantes esperan recuperar cuando no puedan trabajar por motivos de enfermedad, vejez, o maternidad.

Como el IGSS y el Ministerio de Finanzas son parte del estado, cuando el seguro social compra bonos del Minfin lo que en realidad ocurre es que el estado saca dinero de un bolsillo, lo mete en otro y asegura que hubo una inversión.  Lo que no te cuenta es que para pagar los intereses de aquella operación saca dinero de un tercer bolsillo…que es el tuyo.  ¿Te das cuenta? es como una pirámide, es lo que los gringos llaman un Esquema Ponzi. Pero nadie te lo explica así, ¿verdad?

Además del, el IGSS destina 13 por ciento de sus inversiones a operaciones realizadas por el Banco de Guatemala y el esquema se repite.  Como el IGSS y el Banguat son parte del estado se repite el esquema.  Se pasa dinero de un bolsillo a otro y como el papel todo lo aguanta, la pirámide crece.

La pirámide crece hasta que se derrumba.  Como se derrumbó en Grecia, por ejemplo.

¿De dónde saca, el estado, el dinero para pagar intereses que no produce? Lo saca de impuestos, lo saca de endeudamiento y lo saca de inflación.  ¿Y quienes pierden? Los que pagan impuestos, los que pagan el endeudamiento y los que tienen que trabajar más y cada vez tienen para comprar menos; eso si tienen empleo, porque cuando el dinero de la gente se desvía de la economía productiva a la economía de papel (la del Ministerio de Finanzas y la del Banco de Guatemala), lo que ocurre es que hay menos inversiones productivas, o sea, menos bienes y servicios y menos oportunidades de empleo y oportunidades para mejorar los salarios.

…y si no estás indignado, es porque no estás poniendo atención.


22
Ene 16

El principal desafío

12494668_1257095597641301_1906434934448800130_n

¿Cómo es la cosa?  En el Congreso una contadora gana más de Q76 mil mensuales, el director de protocolo recibe más de Q64 mil, una asistente devenga más de Q54 mil, hay secretarias de Q35 mil y conserjes de Q30 mil.  El dólar está a Q7.73 por 1US$ para que los de afuera hagan cuentas.  Las plazas fantasma y el nepotismo son plagas en el Legislativo.

Aquello es en el Congreso y, ¿cómo será en otros organismos y oficinas autónomas y descentralizadas?  ¡Todos han de ser piñatas inmensas! ¡Con razón no hay plata que alcance!  El desperdicio y el abuso contra los tributarios son escandalosos.  El presidente Morales quiere confianza; pero se empecina en mantener como ministra a una contratista del estado.

Y claro, el Presidente quiere ampliar gastos (leíste bien), quiere elevar los gastos y endeudar más a los tributarios, y a los hijos de los tributarios y a los nietos de los tributarios.   Por ningún lado se lee que los sueldos abusadores serán reducidos a niveles de mercado; en ningún lado se lee que toda plaza innecesaria, o fantasma será erradicada del presupuesto y en ningún lado se lee que todo renglón presupuestario que sea para servir intereses particulares será eliminado.  ¿Qué quieren los nuevos administradores? Quieren aumentar el presupuesto y vender bonos.  Ya sabes, los bonos chupan los ahorros que debería servir para inversiones de capital y los trasladan a la economía de papel.  Y así, ¿cómo van a haber más inversiones productivas, más puestos de trabajo y mejores salarios?

Los promotores del estatismo no se cansan de gritar que al principal desafío fiscal de la nueva administración es fortalecer su capacidad recaudadora; pero no es así.  Un principal desafío es demostrarles a los tributarios que el saqueo, que la expoliación, que el desperdicio, la mala administración y la corrupción han llegado a su fin.  Cosas que no ocurren mientras haya empleados con sueldos como los del Congreso, o haya altos funcionarios mezclados con negocios del gobierno.  Pero el reto principal es elevar la productividad y facilitar la multiplicación de la riqueza, nada más y nada menos que para combatir la pobreza.

Columna publicada en elPeriódico.  La ilustración es de PePe, en Humortenango.


15
Oct 15

Servil e irresponsable la Junta Monetaria

090110_piñatas

El endeudamiento en el que los políticos y sus funcionarios están metiendo a los tributarios guatemaltecos llega a un nivel crítico y eso lo confirmamos el 27 de septiembre pasado. Si se aprueba el presupuesto  del 2016 en Q72 mil 430 millones el  estado tendría que contratar un endeudamiento por Q14 mil 106 millones para cubrir el déficit fiscal.  Si nada cambia, la  deuda acumulada de los tributarios llegaría -el próximo año- a Q134 mil 392.8 millones, lo cual  representaría un incremento del 7.7%.

¿Y qué acaba de hacer la Junta Monetaria? Emitió su opinión favorable para la contratación de más deuda para financiar el presupuesto general del Estado del 2016, por un monto de Q11 mil 060.2 millones, en un acto servil e irresponsable basado en el dictamen CT-10/2015, emitido en conjunto con el Ministerio de Finanzas.

La piñata continúa en la administración de Maldonado/Fuentes.