19
May 17

El socialismo y la cuchara grande III

El tercer instrumento es el miedo.  Seguimos explorando cómo es que socialistas como Chávez/ Maduro, Correa/ Moreno, Morales y Ortega llegan al poder democráticamente con el voto de la mayoría, alteran el orden institucional y constitucional democráticamente, alargan sus períodos presidenciales democráticamente y extienden sus regímenes democráticamente.  Todo a costa de los derechos individuales, la igualdad de todos ante la ley, y los límites al poder.

¿Cómo consiguen servirse con la cuchara grande los socialistas? Han aprendido de sus errores; y mediante cuatro instrumentos.  Ya vimos la educación estatal, la prensa complaciente y activista, y hoy veremos el miedo.  Queda otro para la semana próxima.

Aquel es un miedo sutil que va creciendo y se va metiendo; pero que nunca llega a violencia como ocurría en el siglo XX.  Los socialistas de ahora no fusilan; pero te cuelgan la espada de Damocles.  Por ejemplo: en la Venezuela bolivariana de los primeros tiempos de Chávez, dudar de los valores y los anhelos bolivarianos era traición a la patria y era muy mal visto.  Era ser amigo del imperialismo.  Y una vez señalado como enemigo de todo lo bueno (el bolivarianismo), quien osara cuestionarlo quedaba marcado y era aislado cuando no perseguido.  En el Ecuador de Correa, los instrumentos fiscales han sido usados para intimidar a periodistas, empresarios y opositores. La gente prefiere callar.

La nueva Plaza de la Concordia son las redes sociales; donde net centers, ONG y activistas (muchas veces anónimos) atacan ferozmente a cualquiera que obstaculice sus propósitos.  Si cuestionas a la CICIG, eres amigo de la corrupción, según aquellos grupos.  Si quieres reformas constitucionales no contaminadas por intereses ideológicos, eres amigo de la impunidad.  Si te opones a los privilegios y demandas igualdad de todos ante la ley eres amigo del patriarcado.  Y cuando la gente ve los linchamientos en redes sociales, se enraiza en ella el temor a opinar.

¿Te extraña que luego de aquellas condiciones la gente atemorizada no contradiga al pensamiento único? El otro viernes comentaré el cuarto instrumento.

Columna publicada en elPeriódico.  La foto la tomé de aquí.


12
May 17

El socialismo y la cuchara grande, II

Los primeros años del siglo XXI nos enseñan que los socialistas llegan al poder democráticamente con el voto de la mayoría, alteran el orden institucional y constitucional democráticamente, alargan sus períodos presidenciales democráticamente y extienden sus regímenes democráticamente. La máxima democrática es que los intereses colectivos prevalecen sobre los derechos individuales.

¿Cómo consiguen servirse con la cuchara grande? Aprendieron de sus errores y mediante cuatro instrumentos. La semana pasada comenté la educación estatal y hoy veremos el segundo: La prensa activista y complaciente.

Escucha el podcast aquí.

Esta no siempre es complaciente con el grupo específico que controla el poder; pero sí con los valores que lo hacen posible: el colectivismo, el misticismo y la irracionalidad.  Y con las políticas que se derivan de aquellos valores:  Más legislación, más controles, más trámites, más expoliación, más centralización, más monopolización, más arbitrariedad y menos libertad, menos propiedad, y menos respeto a los proyectos de vida de las personas individuales. Este tipo de prensa es el gran reforzador del pensamiento único.

Para esta prensa Pinochet era un tirano; pero Fidel era un líder.  En la prensa activista, al che Guevara se le perdonan los asesinatos y el odio contra los homosexuales.  La prensa activista tiene un punto ciego para lucha de la gente en Venezuela.

En los medios activistas  y complacientes no se cuestiona la naturaleza antropogénica del cambio climático.  La prensa activista y complacientese adhiere a las agendas de ONG, grupos de interés y organismos internacionales siempre que no contradigan los prejuicios prevalecientes, ni minen las facultades de los políticos para regular, prohibir y expoliar.

En la prensa activista ni te enteras de que nunca antes, en la historia de la humanidad, se han producido tantos alimentos como ahora; de que el petróleo no se está acabando; de que en el mundo, la gente invierte muchos más años en estudiar ahora, que antes; ni que el verdadero legado del socialismo es la miseria de todo tipo.

¿Te extraña que la clientela mal informada vote a favor de tiranías? El otro viernes comentaré el tercer instrumento.

Columna publicada en elPeriódicola ilustración la tomé de Facebook.


28
Abr 17

Don Chilo del Valle y la reforma judicial

El establecimiento de jueces es uno de los puntos más delicados en todas las sociedades políticas. Así lo dice El amigo de la Patria, Número 17, Folio 379 del 27 de febrero de 182… José Cecilio del Valle era quien publicaba aquel periódico moderado, en el que los gases o bacos se enfrentaban a las ideas radicales de los cacos, lidereados por Pedro Molina desde su periódico El editor constitucional.

Nadie, con dos dedos de frente, negará –a estas alturas– que aquella observación de Valle es fundamental para una república sana.  En Guatemala, es evidente que urge una reforma judicial; pero no sólo una que nos permita conseguir una administración de justicia pronta y cumplida, sino una que consolide el sistema republicano y una que fortalezca el estado de derecho y la institucionalidad (o tal vez que los funde).

Escucha el podcast aquí.

De ahí que la reforma judicial, por la reforma misma, sea un propósito insuficiente.  Es un desatino y un desperdicio desaprovechar la ocasión y usarla para propósitos ideológicos, y para empecinarse en temas que distraen de lo que es importante.

¿Por qué habríamos de perder la oportunidad de separar lo administrativo de lo jurídico en el Organismo Judicial? Ese sería el efecto, por ejemplo, de un consejo de la carrera judicial que estuviera al mismo nivel de la Corte Suprema de Justicia, y/o que estuviera cooptado por grupos de interés, o por fuerzas políticas, o diseñado desde una perspectiva corporativista.  Peor aún, uno que, por su conformación más política que judicial, se convirtiera en fábrica de jueces serviles, de celadores de intereses particulares, o de los del Organismo Ejecutivo.  Uno que fuera la usina para una dictadura de los jueces, como ha ocurrido en otros países.

Ya lo dijo don Chilo del Valle: el establecimiento de jueces es un asunto delicado.  Por eso urge un abordaje cívico del tema, uno que no descalifique a quienes pedimos una reforma responsable y uno que nos permita luchar contra la injusticia, la corrupción y la politización. No se vale imponer el pensamiento único.

ActualizaciónEn este enlace encontrarás la propuesta de reforma elaborada por el Centro de Estudios Económico-Sociales, proyecto que apoyo con gusto y entusiasmo.

Columna publicada en elPeriódico.   La foto, del número original de El amigo de la patria, fue posible gracias a la Biblioteca Ludwig von Mises.


07
Abr 17

Mi temporada favorita

Escucha el podcast aquí.

Esta es mi temporada favorita en Guatemala; la de los cenzontles, los matilisguates, las jacarandas y los paloblancos.  La del corozo y la de los jocotes marañones.

Hubo un tiempo en mi vida en el que era impensable no salir “de temporada” en estos días; y con mis padres eso significaba ir a la playa.  Más tarde era irme a Panajachel.  Desde hace unos años, es tiempo para quedarme en casa y disfrutar de las tradiciones culinarias chapinas en compañía de amigos.

Los platillos chapines de estos días están íntimamente relacionados con el ayuno y la abstinencia conventuales; pero “¡a la chapina!”.  Es decir, guardando las apariencias…sin descuidar lo que es importante.  Por ejemplo: el bacalao que sustituye a la carne, no es un pescado humilde y nunca lo fue.  El pescado seco, envuelto en huevo y con verduras, tampoco es lo sencillo que aparenta. Los moyetes, con crema, almendras y un toque de buen ron, nunca fueron un postre que evoque privaciones y renuncias.  Los garbanzos en dulce son una delicadeza digna del más epicúreo de los comensales.  El encurtido bien hecho es riquísimo y quiere talento.  La variedad de empanadas –especialmente las de salmón, que ahora son hechas con atún– son un placer cada una.  Los panes dulces de la costa, con huevos de las gallinas de la casa, leche de la vaca del vecino y queso de doña Fulana, son fiestas en hornos de leña.

En casa de mis padres, era tradición comer fiambre en esta temporada.  Mi madre lo congelaba en noviembre; y en esta temporada, el primer día que llegábamos al mar, día de desempacar y para no cocinar, almorzábamos aquel plato frío.  En mi casa conservamos esa tradición y almorzaremos fiambre mañana sábado, o el próximo lunes. En casa hay un desayuno tradicional el jueves y un almuerzo tradicional el sábado (cuando no vamos donde mi tío Rony).  El viernes gozamos el bacalao de doña Yoli, luego de hacerle su alfombra.

¿Viste? El equinoccio de primavera –esa fiesta de fertilidad que se celebra con conejos y huevos– es una de las más chapinas entre las fiestas.  Mis deseos son que la pases con personas que valoras, alegre, en paz, y con prudencia.

Actualización: Hice una consulta en @luisficarpediem para explorar cuál es el plato favorito de esta temporada entre los lectores y resulta que para 11 personas de las 22 que contestaron, el bacalao es su predilecto.

Columna publicada en elPeriódico.


31
Mar 17

Por la libertad de expresión

Escucha el podcast aquí.

La libertad se pierde minuto a minuto.  No se pierde toda y en un día, sino poquito a poco y por eso no nos damos cuenta de cómo nos vamos privando de ella.

Actualmente y en todo el mundo, una de las libertades más amenazadas es la de expresión.  La corrección política, la penetración cultural y la de ideas alla Gramsci, la multiplicación de espacios seguros contra ideas controversiales, y el totalitarismo islámico, entre otras formas de conservadurismo, son las principales fuentes de aquellas amenazas.

En enero pasado, en Guatemala, Flemming Rose explicó que la libertad de expresión se basa en el concepto del individuo como un ser moralmente autónomo que tiene capacidad de entender y decidir qué decir y de cómo reaccionar a lo que otras personas dicen y piensan.  Pienso, dijo, que ningún político, ningún individuo, ningún grupo, debería tener el poder de ocultarnos opiniones, ni formas de expresión.  En ese sentido la libertad de expresión también se trata de la dignidad humana; debemos tratarnos, unos a otros, como adultos, como individuos independientes y autónomos, y no como criaturas inmaduras, robots, o niños.

Entre nosotros, el más reciente ataque contra la libertad de expresión ha sido dirigido contra el diputado Fernando Linares, en abierto desafío contra aquel derecho, contra las garantías constitucionales, y contra sus prerrogativas como diputado.  ¿Cómo podría, cualquier diputado, discutir abierta y francamente temas concernientes a la cosa pública, si no pudiera cuestionar las intenciones de los grupos de interés, especialmente si esos grupos buscan privilegios?

Es tentadora la posibilidad de hacer callar las opiniones que nos ofenden, que nos incomodan, las que no nos parecen verdaderas, entre otras; pero así de a poquito, haciendo callar aquí y haciendo callar allá, terminaremos en silencio, y con la vista hacia el suelo.  En la medida en que renunciamos a la libertad de expresión, en esa medida nos acercamos más a la esclavitud, perdemos un valioso instrumento para la búsqueda de la verdad, y para la conservación de la dignidad humana como seres racionales.

Columna publicada en elPeriódicoy la ilustración la tomé de Cubanet .


24
Mar 17

Tribalismo vrs. espíritu societario

Escucha el podcast aquí.

En San Juan Sacatepéquez, circula un memo de la Municipalidad en el que se le informa a todo el personal de la PMT que es obligatoria la imposición de boletas de remisión, debiendo imponer, como mínimo, tres boletas por turno cada agente.  De lo contrario, dice la nota, se enviará un reporte de bajo rendimiento laboral.  ¿Dónde más ocurre eso?

De paso…¿notaste el Cúmplase del cierre de la carta?

Un grupo de pobladores de la aldea Panzamalá, en San Pedro Carchá, les habría prohibido a otras personas trabajar en la hidroeléctrica Renace y habría amenazado a quienes no acaten el acuerdo. El alcalde asegura que su administración no tiene nada que ver; pero en el acta 15-2017, folio 199 hay una anotación que dice: “La gente tiene conocimiento que hay (un) joven que está llegando a trabajar a la empresa Renace. La gente y los líderes están molestos, se quedó en un acuerdo que nadie llegaría a trabajar. Las personas que lleguen a trabajar en dicha empresa serán castigadas, se construirá un lugar para ser encarceladas”. El alcalde asegura que el sello que acompaña la supuesta resolución no es de la comuna. ¿Quién hace este tipo de cosas? ¿Fuenteovejuna? El alcalde afirma que es un personaje llamado Bernardo Caal.

La mamá de un amigo es de Siquinalá, Escuintla.  El fin de semana fue de visita y regresó con la novedad de que ahora hay toque de queda y que nadie debe estar fuera de su casa pasadas las diez de la noche.  La amenaza, cuenta la señora, fue transmitida por la televisión.  La gente parece estar contenta con la disposición, a pesar de que vive con miedo porque supuestamente hubo dos muertos.  ¿Es cierto esto?

Hace unos años leí que en una población de Occidente el alcalde había prohibido las violaciones en la noche (¿y no en el día?), los juegos de básquetbol y los divorcios, entre otras cosas.  Sé que en algunas poblaciones los alcaldes han prohibido el licor y la cerveza; ¿alguien sabe en qué paran estas prohibiciones? Más recientemente los alcaldes se atribuyen la potestad de prohibir las bolsas plásticas.

La arbitrariedad está en todas partes; y en el interior del país, donde el tribalismo prevalece sobre el espíritu societario, seguramente la arbitrariedad se siente más.

Columna publicada en elPeriódico.


10
Mar 17

No olvidemos la reforma electoral

elecciones-luis-figueroa-carpe-diem

Escucha el podcast aquí.

¿Cómo pudiéramos subrayar el hecho de que la reforma electoral es más que urgente? Esto es porque dicha reforma está íntimamente relacionada con el procedimiento para elegir a quienes les entregamos el poder; y el poder tiene que ver con la facultad de imponer mandatos.  El poder tiene que ver con el gobierno y ya sabes lo que dijo George Washington acerca de eso: El gobierno no es una razón, tampoco es elocuencia, es fuerza. Opera como el fuego; es un sirviente peligroso y un amo temible.

Por eso es importante meditar bien y aprobar buenas reformas a la ley electoral.  Actualmente se discute una nueva propuesta; una que plantea la votación nominal para diputados.  Los mandantes deberíamos tener la posibilidad (y atender la necesidad) de conocer por quiénes votamos exactamente.  Esto facilitaría la vinculación entre el mandante y el mandatario, propia de una república sana.

Otro de los puntos importantes de la reforma es la creación de distritos electorales pequeños.  Esta propuesta también busca acercar a los mandantes y a los mandatarios de modo que la responsabilidad y la accountability de estos últimos sea más inmediata.

Es una lástima que se conserven los listados nacionales.  Tradicionalmente, esos espacios han servido para llevar al congreso a dirigentes nacionales de los partidos, sin liderazgo alguno; y a financistas y otros patrocinadores igualmente irrelevantes para los mandantes.

Desde 1985 los mal llamados partidos políticos han demostrado que no son más que maquinarias o roscas, diseñadas para conseguirles el boleto electoral a sus propietarios. Lejos están de ser las plataformas ideológicas y programáticas que sirven de intermediarios entre mandantes y mandatarios, como los describen los libros.  Por eso es bueno que los comités cívicos puedan competir con ellos en materia de la presentación de candidatos a diputados distritales.

No soy fan de la multiplicación de juntas electorales porque recuerdo –de los años 70– historias de cómo se hacían los fraudes en las juntas remotas.  Como se huye de la plaga, las reformas deberían huir de las cuotas.

¿Qué sabes de la reforma electoral?

Columna publicada en elPeriódico.


03
Mar 17

Historias intensas y lecciones valiosas

cff

Escucha el podcast aquí.

Vivo en Guatemala, un país que aún está por ser construido y en el que los derechos individuales y la igualdad ante la ley son precarios. Por eso, aquellos son mis temas favoritos para estos comentarios, escribí en la presentación de mi blog: luisfi61.com hace más de diez años cuando lo empecé.

Por eso encuentro importante compartir el hecho de que hoy se celebra el College Freedom Forum UFM 2017 en el que 6 personas de distintos países del mundo, comparten sus experiencias frente a violaciones de sus derechos humanos por parte de regímenes criminales.

El elenco incluye a Abdalaziz Alhamza, periodista sirio que reveló tácticas terroristas de ISIS; Anastasia Lin, de China, actriz  y defensora de derechos humanos; Yulia Marushevska, de Ucrania, funcionaria y defensora del movimiento anti-corrupción; Rosa María Payá, de Cuba, cuyo padre fue asesinado en circunstancias misteriosas; Jamila Raqib, de Afganistán, promotora de la no violencia, que tuvo que huir de su país -con su familia- cuando sólo tenía cinco años; y a Omar Sharif Jr., de Egipto, activista LGBTI, modelo y actor al que se le impide volver a su país.

En 2016, la experiencia en el CFF UFM fue intensa y enriquecedora.  Conocimos a Jean-Robert Cadet, que fue niño esclavo en Haití y su lucha contra esa práctica; a Danilo Maldonado “El sexto”, un grafitero cubano que recién acaba de estar preso por ejercer la libertad de expresión; y a Cheng Guancheng, de China, activista no vidente que lucha contra la injusticia; sólo por mencionar tres.

El CFF at UFM está dirigido a estudiantes y traslada el espíritu y las vivencias del Oslo Freedom Forum, una comunidad que comenzó en 2009 y ha reunido, a doscientos cincuenta activistas, expertos, músicos, artistas y líderes mundiales de ochenta y siete países diferentes, con veintiún idiomas distintos. El CFF es una iniciativa de la Human Rights Foundation y de la Universidad Francisco Marroquín, que impulsa presentaciones inspiradoras que revelan la realidad de las violaciones a los derechos humanos y abre a la crítica sociedades cerradas que necesitan ser conocidas por la opinión pública mundial.

Columna publicada en elPeriódico.

Actualiación: hice una consulta en @luisficarpediem y contestaron 28 lectores.  De ellos 3 creen que los intereses colectivos deben prevalecer sobre los derechos individuales. ¿Se darán cuenta de que si eso ocurriera, los derechos dejarían de ser derechos? Afortunadamente 25 lectores saben que los derechos individuales deben prevalecer sobre los intereses de los grupos.

derechos-individuales-luisfi61


17
Feb 17

Estado de derecho y “palabras comadreja”

estado-social-de-derecho-jpeg

Escucha el podcast aquí.

Según un mito las comadrejas pueden vaciar un huevo sin dañar el cascarón; y por lo tanto el huevo no da la apariencia de estar vacío. En ese contexto F. A. Hayek ideó la frase palabras comadreja para referirse a aquellas que son capaces de succionarles a otras su contenido y dejarlas vacías con la apariencia de que nada malo ha ocurrido.

La palabra social, usada para referirse a las relaciones voluntarias y pacíficas de cooperación que ocurren en el kosmos u orden complejo que conocemos como sociedad, describe aquel tipo de relaciones y es de gran valor; de hecho, La acción humana, obra de L. von Mises, iba a llamarse Cooperación social.  Pero, adherida como calificativo de conceptos como estado de derecho se convierte en comadreja.  Ejemplo: si son objetivos del estado de derecho la protección de los derechos individuales de todos por igual y ponerle límites al poder bajo la Constitución y las leyes, aquellos propósitos nobles son neutralizados al condicionar aquella protección y aquella limitación a las demandas y necesidades de grupos o colectivos (sociales) de interés. Demandas y necesidades que  –casi siempre– implican violación de los derechos a la vida, la libertad, la propiedad y a la búsqueda de la felicidad.  Las relaciones laborales como derechos sociales, violan la libertad de contratación, por mencionar algo.

En aquel contexto, la palabra democrático (que no debe ser confundida con republicano) es comadreja inconfundible. Puesto que la democracia es el gobierno de la mayoría, el uso de democrático para calificar al estado de derecho despoja a este de los principios que lo distinguen, y lo deja a merced de los caprichos políticos de quienes dicen representar a la mayoría en las urnas, o peor aún, en las barricadas.

Por eso es que a los socialistas y a otros colectivistas, a los promotores del pensamiento único y del establishment, y a los promotores del pensamiento hegemónico les gusta tanto añadirle social y/o democrático a valores como el estado de derecho. Para despojarlos de su contenido en perjuicio de los derechos individuales de todos por igual, o sea, sin privilegios.

Columna publicada en elPeriódico.


03
Feb 17

¿Estado de derecho, o estado de legalidad?

el-ideal-politico-del-estado-de-derecho

Escucha el podcast aquí.

¿Me acompañas? En Egipto, F. A. Hayek ofreció unas conferencias publicadas como El ideal político del estado de derecho.  En ellas cita a H. Kelsen, que dice que carece completamente de sentido afirmar que bajo el despotismo no existe orden de derecho (“Rechtsordnung”) y Hayek explica que ese fue el argumento que despojó al concepto de estado de derecho (“Rechsstaat”) de su significado como garantía de la libertad individual; dado que cualquier opresión, sin importar cuán arbitraria, o discriminadora fuera, podría ser legalizada por una legislación que facultara a una autoridad para actuar. Gracias por seguir.

Para quienes el estado de legalidad es un sustituto del estado de derecho, si una normativa cumple con los requisitos formales para convertirse en decreto es suficiente para que sea legítima; lo importante es que genere un orden, y no que proteja los derechos individuales de todas las personas por igual.  En este contexto, peligroso, tan ley es una normativa que crea privilegios, o discrimina, como una que protege la vida mediante el delito de asesinato, o la propiedad mediante el delito de robo.

Hayek advierte contra aquello y explica que en la actualidad, la discusión del derecho la emprenden casi en su totalidad personas cuya principal preocupación profesional es “qué es ley´”cuando en realidad tendría que ser “qué debería ser la ley”.  Esta situación se vuelve decididamente peligrosa cuando se combina con una tendencia…a considerar que una ley ha sido aprobada como prueba de la necesidad de esa misma ley.  De ahí que, entre nosotros, haya quienes crean que todo se arregla con legislación y que legislar sea entendido como producir normativas y regulaciones para todo lo que se mueva, o no; incluidos intereses específicos de grupos de poder de todo tipo; y la proscripción de actividades que para nada deberían ser prohibidas.

Te saqué de la vorágine del día para invitarte a meditar: ¿quieres un estado de derecho que proteja los derechos individuales de todos por igual, frente a quienes ejercen el poder; o uno de legalidad que establezca un orden al antojo de quienes ejercen el poder?

Columna publicada en elPeriódico.