03
Mar 16

Las cuotas de paridad

escultura-por-sergio-de-gandarias

Las cuotas por sexo son estúpidas por la  misma razón que es estúpido el racismo: ambas perspectivas juzgan a las personas con base en datos irrelevantes como su sexo, o el color de su piel; y por lo tanto hacen que los conclusiones derivadas de aquellos juicios sean inútiles.  En un mundo que no esté alrevés las ideas elegidas por las personas son las que  guían las acciones de la gente; de modo que las ideas definen el carácter.  Las ideas que eligen las personas y las acciones derivadas de ellas deberían ser el estándar para juzgar. Empero, las cuotas y el racismo se enfocan en lo físico, que no es elegido.

¿Te diste cuenta de lo estúpidas que son las cuotas y lo estúpido que es el racismo? Ya que te diste cuenta, ¿verdad que no te sorprende que los diputados guatemaltecos estén discutirendo la paridad de sexos en el Congreso?

El concepto de paridad de sexos supone que las mujeres (el sexo que supuestamente será beneficiado por la ley) son incapaces de conseguir candidaturas y ser electas sin el privilegio que otorga la cuota.  Supone que sin la ayudita, las mujeres no pueden por sí solas.  No comparto esa perspectiva.  He trabajado y conozco (seguramente todos conocemos) mujeres cuyos intelectos, cuyos talentos y cuyos espíritus emprendedores, creadores y de liderazgo son ejemplares.  Conozco mujeres heróicas a quienes la cuota humilla.

Por otro lado, ahí están Roxana, Anabella, Marlene, Delia, Daniela y otras mujeres que han llegado al poder sólo para atascarse porque hay lodo.

Las cuotas, sin embargo, responden a propositos políticos: devaluar, enrarecer,  enredar y contribuir al desprestigio de las instituciones republicanas para cosechar en río revuelto. Desde esa perspectiva, la idea, como idea política no es tan estúpida; pero es canalla.

La foto es de una escultura por Sergio De Gandarias.


04
Abr 14

Pon la cantidad que quieras

democracia-republica-luis-figueroa-luisfi61

En Guatemala se vota por las personas, no por los partidos, dijo Arnoldo Medrano, alcalde de Chinautla, luego del procedimiento judicial en el que tuvo que pagar una fianza para no ir a prisión.  Para este período Medrano fue electo con la ficha del Partido Patriota, pero en otras ocasiones ha sido electo por otros 5 partidos.

La suya es una historia que confirma lo dicho, pero hay otras: El PAN  era el partido de Arzú y es nada sin él.  El FRG era el de Ríos Montt y es nada sin él.  La Gana fue el partido de Berger y es nada sin él.  Y ahí están los partidos de Alejos, de Colom/Torres y de Baldizón, para mencionar otras organizaciones personales, cuando no caudillistas.

La verdad es que lo que aquí llamamos partidos políticos no son más que maquinarias electoreras a las que la ley les da derecho de picaporte para colocar candidatos en las papeletas electorales.  Son roscas de amigos, compadres, clientes y patrocinadores que sirven para llegar al poder y medrar desde él.

La mayoría de chapines –a nivel municipal y a nivel nacional– vota por personas e intereses, y no por ideales.  Posiblemente la mayoría de votantes de Chinautla vote por Medrano, otra vez, sólo porque es Medrano.  Sospecho que la mayoría de electores –a todo nivel– quiere un dirigente, un pastor o un padre.  Quiere alguien que mande, alguien que chasquee el cincho y alguien a quien irle a pedir.  La democracia es eso: la libre elección del saqueador y mandamás de turno.

Todo esto es peligroso porque es personal y no es institucional.  Es peligroso porque –como no sea para conseguir privilegios en el mercado de privilegios que es el estado– no existe una relación sana entre mandantes y mandatarios.  Sin un sistema republicano que modere aquellas prácticas, cualquiera que alcance el poder con los votos de la mayoría del momento recibe un cheque en blanco.  Para el sistema político chapín –al que le urgen reformas de fondo– es apropiada la canción de Lucha Villa, que dice: Ay, me decepcionaste tanto/ que ahí te dejo un cheque en blanco/a tu nombre y para ti / Ay, pon la cantidad que quieras/…ese debe ser tu precio / y va firmado por mí

Columna publicada en El periódico.


11
Jul 12

Presentación de la Fundación Libertad y Desarrollo

Anoche fue la presentación de la Fundación Libertad y Desarrollo, cuyo principal objetivo será el establecimiento de una escuela de gobierno a nivel regional con la participación de la Georgetown University y el Instituto Centroamericano de Administración de Empresas.

El principal promotor de esta iniciativa es el empresario Dionisio Gutiérrez; y en el acto de presentación estuvieron presentes José María Aznar, Alvaro Uribe y el presidente Otto Pérez Molina.  La presentación tuvo lugar en la casa del doctor Gutiérrez, en donde me dió mucho gusto ver a personas a quienes les tengo aprecio y a otras que tenía ratales de no ver.   Y donde tuve que eludir a otras con las que me entusiasma encontrar.

Si partimos de las premisas de que la política es algo inevitable y de que los políticos son igualmente inevitables, supongo que si es cierto lo que se dijo en el sentido de que mejores políticos y mejores cuadros son mejor que malos políticos y malos cuadros.  En ese contexto la idea de una escuela de gobierno parece buena idea.  La iniciativa pone énfasis en la calidad de las personas y no se concentra en la calidad del sistema.  Yo creo que el problema es el sistema; y que lo que hay que cambiar es el sistema.  La crisis política del estado-nación no es un problema de gerencia, es uno de instituciones y de principios.  Si yo tuviera que decidir me inclinaría por cambiar el sistema, antes que formar administradores para fortalecerlo.

Durante la presentación, Dionisio se refirió al optimismo inteligente y a cómo ha mejorado la calidad de vida de las personas; idea y hechos que me recordaron al libro The Rational Optimist de Matt Ridley, que es altamente recomendable.  Ese optimismo inteligente (que yo prefiero llamar racional, como Ridley), es lo que hace a Dionisio y a sus iniciativas algo valioso y digno de respeto.

José María Aznar se refirió al poder de las ideas buenas y al de las malas.  Me gustó ese enfoque porque acabo de estar en la conferencia de Tara Smith al respecto.  Está claro que las ideas tienen consecuencias, y que las ideas son lo más crucialmente práctico que hay en el mundo -aunque es intelectual y existencialmente demandante tomar las ideas en serio-.  Aznar advirtió contra los intentos de bajar el cielo a la tierra y de los infiernos que esos intentos han conseguido.

Uribe se refirió a la seguridad y dijo que sin ella no hay recursos, ni estabilidad posibles.  También se refirió a la compatibilidad del gobierno de Otto Pérez con el sector privado, cosa que, a mi juicio tiene sus bemoles.  Digo, porque es bueno que no haya enfrentamientos entre los distintos sectores de la sociedad; pero es malo si la compatibilidad se convirtiera en connivencia; ya fuera con el sector privado, o con cualquiera otro grupo social.  El gobierno, en todo caso, debería ser como el árbitro en un partido de fútbol.  No un jugador más.

Finalmente habló el presidente Pérez que expresó su deseo de salir bien de la presidencia; cosa que me hizo pensar en lo peligroso que es que no sea así…y en algo así como Well…you better start doing something about it, que no sea subir impuestos, ni promover una reforma constitucional que no sea para limitar el poder de los que tienen el poder.

Al final, celebro que Dionisio esté de vuelta y que -como siempre- dedique energías, talento y recursos para tratar de dejar una mejor sociedad para las generaciones que vienen.

La foto es por mi amigo, Jorge Jacobs.


20
Abr 10

Observaciones al vuelo sobre candidatos a fiscal

Ahora que estoy viendo las tablas de votaciones, sobre la selección de candidatos para Fiscal General, he aquí algunas observaciones al vuelo:


Ninguno de los candidatos tenía más de 55 puntos, sobre 100 de acuerdo con la tabla que había sido elaborada para depurar aspirantes. Eso quiere decir que, si hubieran sido estudiantes universitarios, y el proceso de selección hubiera sido un curso, ¡ninguno de ellos lo hubiera ganado!, suponiendo que, en las universidades los cursos se ganan con un mínimo de 61 puntos. El que más puntos tenía alcanzó 55, y el que menos puntos tenía llegó a 26.

Claro que la lista de seleccionados no es perfecta y claro que no deja contentos a todos; y claro que todos los candidatos de la lista podrían ser cuestionados y lo cierto es que no importa quienes hubieran resultado seleccionados, ¡todos tenían más, o menos cuestionamientos! Eso sí, hay cuestionamientos de cuestionamientos; y aquellos que tenían tachas por tener relaciones con narcos, con secuestradores, y con otros miembros del crimen organizado, obviamente son más peligrosos que los que tenían cuestionamientos menos ominosos.

Esto debería ponernos a pensar a cerca de un sistema que depende de la calidad de las personas, y no de la calidad de las instituciones.

La gráfica de El Periódico nos muestra que dos de los seleccionados obtuvieron los 12 votos necesarios para pasar, en una sola ronda. Ellos fueron Conrado Reyes y Leopoldo Liú.

Hubo candidatos que, en las dos rondas de votaciones, recibieron insistentemente el voto del Sector Público de los comisionados: esos aspirantes fueron Luis Calderón y Julio Rivera que recibieron el respaldo del Organismo Judicial, del Tribunal de Honor del Colegio de Abogados, la Universidad de San Carlos y del Colegio de Abogados. También las universidades Panamericana y Mesoamericana le dieron su apoyo consistente a Calderón; en tanto que las universidades Rural y Mariano Gálvez apoyaron en las dos rondas a Rivera. De estos dos aspirantes, sólo Rivera llegó a la meta.

En todos los casos de los seleccionados, las universidades Del Istmo, Marroquín y Landívar votaron en bloque; excepto en el caso de Renato Durán, a quien Del Istmo le dio su respaldo.

Tanto el Organismo Judicial, como la Universidad San Pablo, la Universidad Panamericana y el Colegio de Abogados lograron que pasaran todos sus seleccionados. El Tribunal de Honor y la Universidad Mesoamericana hicieron pasar a 5 candidatos y las demás consiguieron 4.

Los únicos candidatos que entraron en la primera ronda de votaciones fueron Reyes y Liú con 12 puntos; Durán con 9 y Edgar Lémus y María Eugenia Morales con el mínimo de 8. Rivera no entró hasta la segunda ronda, gracias a los votos de las universidades San Pablo y Panamericana, y a pesar de haber perdido el voto inicial de la Mesoamericana.

Nadie votó por el actual fiscal, Amilcar Vásquez; ni por Edwin Rodas, Francisco Alvarado, Mauricio Izquierdo, ni Dora Bonilla.

Con excepción del caso de María Eugenia Morales, que no contó con la venia del Tribunal de Honor, tanto esa entidad, como el Colegio de Abogados, mismo, votaron por los mismos aspirantes.

Cesar Cabrera y Joel García recibieron un sólo voto, cada uno, de la Usac; en tanto que Arturo Rodas, Jorge González y Oscar Portillo recibieron sendos votos del CANG.

Nota importante: en realidad, los Comisionados no representan ni a las entidades que aparentan representar, ni a los miembros de aquellas entidades. Para que eso ocurriera, los Comisionados tendrían que tener un mandato de sus representados; y no basta que sean designados como tales por una ley, y menos que la creencia popular sea la de que sí son representantes. Al final de cuentas, comisionados votan como creen conveniente, ya sea en respuesta a intereses, o a presiones, o en respuesta a sus conciencias. En esta entrada hago de antropomorfismos y uso los nombres de las entidades por razones metodológicas, para no causar confusión a la hora de comparar con las gráficas de los diarios.

21
May 09

Nuevas formas de rescatar la república

Durante al fracasado golpe de estado que protagonizó el presidente guatemalteco Jorge Serrano Elías en 1993, entre los periodistas extranjeros que cubrían aquel lamentable episodio chapín, se corrió la idea de La democracia del Camino Real.

Esto es porque era en aquel hotel, donde estaban hospedados muchos periodistas y los enviados de la comunidad internacional, que los guatemaltecos se reunían para tratar de rescatar la república y la institucionalidad.  Las reuniones de la Instancia Nacional de Consenso se celebraban en la Cámara de Industria; pero las reuniones más amplias, que incluían a periodistas y enviados, así como a sectores que se habían marginado de la INC, ocurrían -aveces de forma casual- en el lobby del hotel.  Si quiere leer acerca de esto, le recomiento el libro Imponiendo la democracia: las élites guatemaltecas y el fin del conflicto armado, por Rachel M. McCleary.
Ahora, que muchísimos guatemaltecos estamos involucrados en la titánica tarea de rescatar la institucionalidad y la república, el espacio en el que se realizan los encuentros y los acuerdos es de una naturaleza muy distinta.  Ya se han hecho reportajes al respecto, pero para comunicadores, politólogos y otros expertos, queda de tarea estudiar y entender el papel que las redes sociales están jugado en las gestas chapinas por la justicia y la paz, de mayo de 2009.   El asesinato del abogado Rodrigo Rosenberg ha desatado, aquí en Guatemala, una gesta contra la criminalidad y una demanda porque se haga una investigación independiente y profunda de las denuncias presentadas en forma póstuma por Rosenberg.
Ya lo había adelantado, en su libro The Lexus and the Olive Tree, Thomas L. Friedman: El símbolo de la Guerra Fría era una pared que dividía a todos.  El símbolo del sistema de la globalización es la World Wide Web, que une a todos.  Friedman explica (antes de que Facebook, Twitter, Hi5 y otras herramientas existieran) que en la era de la globalización nos referimos a la Interner, un símbolo de que todos estamos conectados pero nadie está totalmente a cargo; y añade que en la Guerra Fría la pregunta más frecuente era ¿Qué tan grande es tu misil?, en tanto que en la globalización, la pregunta más frecuente es ¿Qué tan rápido es tu modem?

La democratización de la tecnología y la de la información, de las que habla Friedman en el libro citado, son la democratización de la democracia.  Miles y miles de ciudadanos empoderados por sus computadoras personales y sus cuentas en Facebook y en otras redes sociales, les están quitado el monopolio de la influencia y del poder a los dirigentes sectoriales, partidistas y de grupos de interés tradicionales.  El Agora ya no es físico, sino virtual.  Ya no está en la aldea, ni en la ciudad, está en el mundo.  Muchos chapines en otros países participan en la gesta desde sus computadoras y aportan enlaces, fotos, y más recursos. Visto desde otra perspectiva -aportada por mi ex jefe Lionel- el nuevo Mare Nostrum es la Internet, y cada computadora personal es un puerto.  
Todo esto es nuevo para los políticos y los ciudadanos chapines.  Por eso es que para muchos es complejo y difícil entender lo que está pasando en nuestra sociedad tan acostumbrada al caudillismo, a las estructuras piramidales y a los acuerdos de élites.  Miles y miles de individuos altamente empoderados están cambiando las viejas prácticas; de modo que la preservación de la institucionalidad y de la república ya no depende tanto de lo que digan y negocien 12, o 24 peces gordos sentados en algúna oficina -pública, o privada- sino de la voluntad de los electores y de los tributarios que están en línea.
Esto contribuye a la formación de cosmos u orden espontáneo, a nuevos estándares, a más transparencia, a más libertad, y a una democracia más parecida a la democracia directa, que a la democracia representativa.  Pero está por verse si contribuye efectivamente a la preservación de la institucionalidad y de la república; y mi apuesta es porque sí, sólo porque confío más en la dispersión del poder que en su concentración, y porque confío más en el buen juicio de miles y miles de individuos dispersos intercambiando información y conocimientos, que en un grupo de sabios compitiendo por hacer que sus ideas prevalezcan sobre todos los demás.
Si es cierto, como dijo Thomas Jefferson, que el precio de la libertad es su eterna vigilancia,  cierto es, también, que esa eterna vigilancia debe ser orientada a garantizar que el acceso a Internet sea libre.  Ahí, en la Web, está naciendo una nueva forma de participación ciudadana individual, ahí es donde el elector y el tributario están siendo empoderados para dejar de ser los espectadores y súbditos que preferían los políticos tradicionales, para convertirse en los protagonistas y ciudadanos del siglo XXI.  
Usted está siendo testigo de estos cambios, aquí y ahora.  Y usted, porque está conectado y tiene el poder, es más responsable de lo que ocurre en su tiempo, de lo que lo eran sus padres y abuelos.  ¡¿No es emocionante?!
Cuando los galos de Brenno asediaban Roma, un grupo de romanos trató de comprar a los galos y reunió oro para tratar de evitar que los invasores entraran a la ciudad.  En esa ocasión, el lider de los galos les dijo a los romanos que no es con el oro, sino con el hierro, que se rescata a la patria.  Esa frase se puede aplicar ahora de forma parecida si tomamos en cuenta que no es con la apatía, sino con nuestra participación que se rescata a la patria.  Y una forma de esa participación la estamos viviendo en la Web.  Donde quiera que haya un chapín conectado, ahí puede haber un chapín por la libertad.  ¡¿No es emocionante?!

28
Abr 09

Oportuna explicación sobre ProReforma

En la entrada titulada ¿Por qué es que ProReforma no debe ser modificado? el bloguero Carlos Mendoza dejó el siguiente comentario: Yo creo que la Asociación ProReforma está cayendo en el constructivismo social que critica el pensamiento libertario inspirado por el mismo Hayek.  El aprendizaje colectivo del que habla Hayek es el resultado de un largo proceso evolutivo de ensayo y error.  Toda iniciativa de cambio institucional require de retroalimentación del medio ambiente, y una forma de obtenerlo es por medio del diálogo que conduce al cambio de modelos mentales compartidos.  Esa es la flexibilidad que les estaría haciendo falta a la hora de pedir “todo o nada”.


Al respecto, no está de más insistir en el punto de la entrada: El todo, o nada se refiere específica y particularmente al contenido del proyecto de ProReforma porque es integral y coherente.  No se refiere a que esa sea la única posibilidad de reforma constitucional.   Lo que sí pedimos los más de 70 mil que apoyamos el proyecto es que, qua ProReforma, sólo sea discutido el contenido integral de ProReforma.  Otros proyectos son bienvenidos, incluso si usan ProReforma como base -¡y aunque no la usen!-; pero deben ser discutidos como algo distinto.  La naturaleza de ProReforma no excluye el diálogo, ni la flexibilidad en las discusiones; pero si demanda que se respete la integridad del proyecto que es exactamente lo que respaldamos los que la apoyamos.  ¡Que hayan diálogos y discusiones!, ese es un subproducto valiosísimo de ProReforma; pero por favor, que se respete el texto que apoyamos los que firmamos la propuesta.  Eso es todo.  

Mendoza habla del constructivismo que critica Friedrich A. Hayek; pero su observación no se aplica a ProReforma.  Esto es porque el texto del proyecto se refiere a la organización constitucional del Estado y del gobierno; no a la de la sociedad.  Como ordenes creados, o taxis en el sentido hakekiano, el Estado y el gobierno por medio de su Constitución, son sujetos de ordenamiento, como se ordena cualquier otro orden de similar naturaleza.  Un Estado y un gobierno no son ordenes espontáneos o cosmos, como sí lo es la sociedad; y, por lo tanto, el Estado y el gobierno necesariamente deben pasar por un proceso de constitución y diseño que, salvando las distancias, es de la misma naturaleza que el de una sociedad anónima, o el de una organización no gubernamental.  Se fijan sus funciones, se diseñan sus estructuras, se norman sus facultades y así se construye la organización qua orden.

Hayek critica el constructivismo en la sociedad, que es un cosmos.  Como orden espontáneo que es, la sociedad es consecuencia de las acciones de las personas, pero no de los designios de esas personas.  

Si Mendoza distingue entre sociedad y Estado, o entre orden espontáneo y orden creado, o entre cosmos taxis, verá con claridad que ProReforma no riñe con lo mejor de las ideas del buen Hayek.  Si Mendoza distingue entre instituciones y organizaciones, como lo hace Hayek, verá con claridad que el Estado no es una institución, sino una organización; y entonces verá, con mucha más claridad, que ProReforma no riñe con las ideas de Hayek.

Para Hayek, las instituciones son los usos, normas y costumbres que privan en  la sociedad porque facilitan la convivencia social debido a su practicidad yefectividad; y en ese sentido, el matrimonio y el dinero son instituciones.  En ese contexto, el Estado, el gobierno, un banco, una universidad, o una iglesia no son instituciones como suele decirse coloquialmente entre nosotros.  Aquellas son organizaciones y como tales son perfectamente ordenables, organizables y diseñables cual taxis que son.

Que bueno que Mendoza tocó estos temas porque es muy útil entender lo que Hayek dice al respecto.  De otra forma, la confusión en el lenguaje impide entender ProReforma en su contexto filosófico.  De ahí que se confirmen la necesidad de diálogo en torno a la propuesta, y la necesidad de que en la medida en que haya otras opciones, en esa medida sea respetada la integridad de ProReforma.

Si a usted le interesa leer más sobre los cosmos y los taxis, así como sobre los diferentes tipos de normas que les son propias, vale la pena leer el volúmen 1 de Derecho, legislación y libertad, por F.A. Hayek.


15
Feb 09

Quino y la crisis…todas las crisis

El chiste de Quino, que hoy publica Siglo Veintiuno, ilustra perfectamente el papel de los gobiernos en las crisis que enfrentamos los chapines.

En la primera escena un sujeto esculpe esferas de piedra; luego las pinta para que parezcan pelotas de fútbol y, acto seguido las distribuye por toda la ciudad. Esa noche el hombre se va a la cama cansado.

La viñeta final muestra el sujeto, que es un traumatólogo, en su clínica, dándoles la bienvenida a cuatro personas que se han golpeado los pies.

¿Puede haber una metáfora mejor? Los gobiernos falsean las tasas de interés y otros precios, los gobiernos crean las condiciones necesarias para que se den las crisis como quien fabríca pelotas de piedra y las distribuye por todas partes. Luego, a modo de generoso y abnegado traumatólogo, pretende ser quien cura las crisis, cuando en realidad sólo hace más pelotas y las filas de pacientes se hacen más largas.

El mismo diario publica, hoy, en su Buzón 21, la carta de un grupo de vendedores de ropa que lamenta el asesinato de una compañera. La carta concluye con la siguiente frase: “Que Dios nos proteja de todo mal, porque las autoridades, definitivamente no son capaces de hacerlo”. ¿Quiénes, sin no las supuestas autoridades han sido las responsables del deterioro institucional profundo en el país? ¿Quiénes, si no las presuntas autoridades, han descuidado por décadas la seguridad ciudadana en Guatemala? Las autoridades han esculpido las pelotas de piedra de la impunidad, las han pintado, las han esparcido y ahora todos sufrimos la ausencia de seguridad y de justicia.

En Prensa Libre leo que Punta de Manabique está agonizando. Su deterioro tiene que ver con que es tierra de nadie, porque es de todos; y con el citado deterioro institucional y la ausencia de autoridad. Esas pelotas de piedra, sumadas a la guerra contra las drogas que es otra pelota igual, están acabando con la riqueza y la belleza de aquella región de Izabal.

Ahí tiene usted la Ley Antitabaco: los gobiernos constituyen estados de bienestar y esa pelota de piedra demanda leyes como la citada. “El gobierno quiere gastar menos en enfermedades terminales, como cáncer de pulmón”, dice un reportaje de hoy; y las víctimas son la libertad y la responsabilidad…y el deterioro institucional, así como la pérdida de autoridad.

Digg!