27
Feb 15

Un libanés de San Marcos

150227-un-libanes-de-san-marcos-khalil-musa.jpg

El 14 de abril de 2009 Khalil Musa y su hija, Marjorie, fueron asesinados. Aquel empresario había dejado huella en la historia moderna de Guatemala por su trayectoria en el cultivo del café y en la industria textil. Lejos estaban, él y su familia, de imaginar que las historias tenebrosas de la impunidad y los intereses políticos más ruines iban a dejar huella en ellos…y en los guatemaltecos.

La vida de Musa merece ser retratada, conocida y celebrada; y una oportunidad para eso nos la ofrece su hija Aziza, en Un libanés de San Marcos. Con pluma cándida y amorosa, Aziza comparte con marquenses, chapines, libaneses y todos los inmigrantes hispanohablantes la historia de un héroe y un pater familias.

Musa emigró de Líbano a Guatemala para trabajar como sólo saben hacerlo aquellos que entienden el valor del trabajo productivo. Prosperó. Fue secuestrado y torturado por la guerrilla y su empresa cayó chantajeada por la dirigencia sindical irresponsable. Pero Musa la levantó y salió adelante. Aziza nos lleva de la mano por aquellas historias con gentileza y encanto, a pesar del drama.

Musa amaba a Guatemala y seguramente ese nacionalismo (así como su amor al café) lo animó a involucrarse en organizaciones que nacieron y crecen al amparo de la política. Sospecho que para él, como para la mayoría de la gente, fue muy difícil separar el estado y a la política de intereses, de lo que podríamos llamar un ánimo de contribuir al bien común. El libro de Aziza es la mirada de una hija hacia el mundo hediondo de la política de intereses y de la manipulación. Y el capítulo del asesinato te va a dar escalofríos.

Aquellos estremecimientos empeoran porque los asesinatos de Musa y de Marjorie se enlazan con el misterioso asesinato de Rodrigo Rosenberg. Aquellos crímenes atrajeron la atención inmediata de la CICIG de Castresana y la del Ministerio Público, sólo para caer en la vorágine oscura del poder, a la que Aziza nos acerca desde la perspectiva de una hija que no sólo vio el cuerpo de su padre –y el de su hermana– perforados por balas; sino que enfrenta la impunidad, y la pusilanimidad de los Gollum de nuestros tiempos.

Columna publicada en El periódico.


29
Ene 15

La CICIG, ¿una llamada y un cañonazo?

 

logo-es

logo-es

logo-es

logo-es

La Sala primera de apelaciones del ramo penal revocó la resolución del Juzgado segundo de Primera instancia penal que dejó fuera del caso de la muerte de Rodrigo Rosenberg a la Comisión contra la Impunidad en Guatemala.  Y esta decisión ocurre justamente cuando el embajador de los Estados Unidos de América, en Guatemala, expresó que es necesaria la presencia de la CICIG debido a que él percibe que la impunidad aún está presente en el país.  El enviado dejó claro que la comunidad internacional se muestra interesada en que el mandato de la Comisión sea ampliado.

…Pero indicó que la decisión es soberana de los guatemaltecos.

Y al entendido, por señas, ¿o no?  Me pregunto si hubo comunicación alguna entre personal de la Embajada y los miembros de la Sala primera de apelaciones del ramo penal.  A Alvaro Obregón se le atribuye la frase que dice: No hay general que aguante un cañonazo de 50 mil pesos; y me pregunto: ¿Habrá juez que aguante una llamada de la Avenida de la Reforma y Séptima calle? ¿Habrá Presidente que aguante una llamada de aquella rerpresentación diplomática y de la comunidad internacional?

Para los que llegaron tarde, he aquí la historia de la comisión consentida de los amigos de los guatemaltecos:

Otra chorrada de la CICIG

Otro tiro por la culata para la CICIG

La increíble y  triste historia de los fracasos de la CICIG

Otro fiasco de la CICIG

Otro pedo inflado de la CICIG y el MP

La CICIG, como Saturno, se come a sus hijos

La CICIG otra vez en la picota

La mulada, la CICIG

Los fracasos de la CICIG y la crisis de los tributarios

¿Otra vez la chorreó la CICIG?

La CICIG y Thalia

Otra vez, y otra vez, la CICIG en entredicho

Otra vez la CICIG cuestinada, esta vez por adopciones

Las cuitas de la CICIG


09
Nov 13

Meditaciones sobre el caso Siekavizza

Antes que nada, y como muchos otros guatemaltecos, me alegro de que Roberto Barreda haya sido capturado, Barreda es señalado por la desaparición y asesinato de su esposa, Cristina Siekavizza.

Para quienes no están familiarizados con el caso, en este enlace hay una cronología; y en este hay otra.

Me alegro, también de que los hijos de aquel infortunado matrimonio estén bien y al cuidado de sus abuelos maternos.  Se temía por los niños luego de de desaparecieran con el padre unas semanas después de la desaparición de la madre. Me alegro de saber que Barreda va a ser procesado judicialmente, y espero que sea un juicio justo.  Paralelamente al proceso judicial ocurrirá un proceso mediático porque este es uno de los casos que más han conmovido a los guatemaltecos; pero como en otros casos, los debates mediáticos no deberían contaminar el debido proceso judicial.  Esto es difícil porque quién sabe si, de no ser por la perseverancia y la participación activa de los familiares y amigos de la señora Siekavizza, y del grupo Voces por Cristina,  ¿quién sabe en qué hubiera parado este asunto? Lo cierto es que este caso también es uno que ha unido a la sociedad chapina.  ¿Quién no quería que apareciera Siekavviza? ¿Quién no ha temido por sus hijos? ¿Quién no deseó que Barreda fuera capturado? ¿Quién no quiere que sea juzgado…y severamente castigado si es hallado culpable?

Ni siquiera la tristeza porque México no va al mundial ha conmovido tanto a tirios y troyanos en esta tierra que duele a veces.

Junto con el asesinato de Juan Gerardi y el de Rodrigo Rosenberg, o el de los hermanos Gaytán, en La Antigua, la de Siekavizza es una de las historias más novelescas de las últimas décadas en Guatemala. Una historia de amor y de violencia intrafamiliar; una de asesinato y desapariciones; una de solidaridad y compromisos familiares y de amigos; una de intrigas misteriosas, encubrimientos y trafico de influencia.  Una que involucra a niños, adultos, padres y abuelos.  Una historia de poder y de perseverancia.  Un que involucra violencia y lealtad.  Una que implica abusos y causa repugnancia.

¿Dejará alguna moraleja la historia? Quien sabe. Tal vez alguna mujer abusada se decida a ponerle alto a la criminalidad de la que es víctima. Quizás una chica a la que sus amigos le dicen que deje a ese novio abusador deje de irse contra la razón.  Ojalá y el triste caso de Siekavizza y sus hijos inspire a otras mujeres que están en situaciones similares, o están por ponerse en situaciones parecidas.

Ojalá y se haga justicia, por Cristina Siekavizza, por sus hijos, por su familia y por sus amigos que nunca la abandonaron.


30
Ago 13

Matt Damon, Rosenberg y la peli

Luego de que los chapines nos enteramos de que Matt Damon dirigirá y protagonizará  A Foreigner, una peli basada en el artículo de David Grann sobre el asesinato de Rodrigo Rosenberg, vienen las reflexiones:

¿Qué actores la harán de Sandra Torres y de Alvaro Colom? A ver si algún lector se anima a contribuir con ideas para el casting.

No estoy muy animado con lo de la peli; pero ojalá que me equivoque. A lo largo de la historia del cine, este recurso ha sido usado con propósitos de propaganda política con mucha efectividad.  Durante la II Guerra Mundial, por ejemplo, las películas cautivaban al público contra los nazis y a favor de las tropas aliadas heróicas y galantes.  Durante la guerra fría, pelis como Moscow on the Hudson, White Nights y Rocky IV ayudaron a crear la atmósfera de opinión pública necesaria para avivar el espíritu de Occidente y derrotar a la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas.  Los nazis y los soviéticos conocían muy bien el valor del cine como propaganda y lo usaban intensamente.

Los primeros párrafos del texto de Grann no auguran sino algo que podría esperarse del mainstream de Hollywood: referencias a que Rosenberg nació entre la oligarquía guatemalteca, a que este país es semi-feudal, a que el asesinado era un privilegiado que tenía un Mercedes y que viajaba a Indianapolis para asistir a las carreras de Fórmula 1 y a que vivía en un edificio lujoso Aunque todo aquello es cierto, lo que importa es el lenguaje elegido para describirlo. ¿Por qué? porque en ciertos círculos el asesinato de Rodrigo Rosenberg fue un asunto de lucha de clases.

Otro motivo para no estar animado es el hecho de que el artículo de Grann supone que la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala y su jefe de entonces, Carlos Castresana, resolvieron el crímen apuntando hacia le hipótesis de que Rosenberg se había mandado a matar como parte de una conspíración para sacar del poder a Los Colom/Torres.

La duda, ahora, es si Grann y Damon están enterados de los fiascos y las fabricaciones de la CICIG en este caso.  ¿Sabrán que los testigos se han retractado?  ¿Sabrán que, en 3 años, la CICIG no pudo armar un caso contra los acusados a los que tuvo presos injusta e ilegalmente?  ¿Sabrán de las amenazas de la CICIG contra un magistrado de la Corte de Constitucionalidad? ¿Sabrán que del caso Musa, íntimemente ligado al caso Rosenberg no se sabe nada?

A todo aquello súmale que, en el espectro político,  Matt Damon no es Clint Eastwood, ni John Wayne. Mi sospecha es que la peli va a ser una pieza de propaganda y no un documento para entender mejor lo que pasó en mayo de 2009.


09
Ago 13

La censura y la dictadura

Las dictaduras del viejo cuño censuraban a lo bruto; o había una oficina oscura por en algún edificio del régimen por la cual tenían que pasar todos los materiales sujetos a inspección; o en los lugares donde pudieran surgir esos materiales -medios de comunicación masivos, por ejemplo- se instalaba un equipo de censores.

En la historia reciente de Guatemala, y cuando yo trabajaba en Aquí el Mundo (un noticiario de televisión), mis compañeros me contaban que durante el régimen de Efraín Ríos Montt la censura operaba de tal manera que las noticias pasaban por el censor segundos antes de que estuvieran programadas para ser transmitidas; de modo que si al censor se le ocurría que una noticia no podía ser transmitida, había una pausa incómoda.  La censura no sólo es una violación a la libertad de expresión; sino que suele ser ejercida con lujo de fuerza y de forma abusadora…sólo porque se lo puede hacer de esa forma.  Hace pocos años y durante el golpe de estado que protaginizó Jorge Serrano, ese régimen torpe intentó actos de censura que muchos enfrentaron valientemente y otros aceptaron ovejunamente.

La censura puede ser un instrumento útil para una dictadura, o para un régimen que pretende elevar sus niveles de control político sobre la población casi a los de una dictadura.  Pero tiene desventajas: La primera es tecnológica porque no es lo mismo imponer censura en 3 diarios impresos, 3 canales de televisión y 16 noticiarios de radio (las cifras son sólo para ilustrar) que tratar de callar todos los blogs, Facebook, Twitter y docenas y docenas de otros medios de comunicación.  En los años 90, recuerdo que en Burma el régimen militar castigaba con 8 años de prisión a quien tuviera un fax.  Recientemente, en Egipto el régimen no puedo detener las comunicaciones por medio de redes sociales y teléfonos que facilitaron su derrumbe. La segunda es que la censura generalmente tiene mala prensa (cuando la prensa no es cómplice, claro).  La censura y las mordazas que la hacen posible, generalmente son denunciadas y rechazadas en todo el mundo civilizado y por eso es que los regímenes autoritarios y los que pretenden ser totalitarios ya no censuran pelado.  China y Rusia pueden censurar a lo bruto, pero sólo porque sus regímenes son extremadamente inescrupulosos.

Recientemente, en Ecuador, el régimen diseñó una ley que les permite a los políticos controlar el contenido de las noticias y de los comentarios por medio de la regulación nacionalista de los contenidos y de la propiedad de los medios masivos.  Allá, el régimen de Rafael Correa utiliza la legislación (que no la ley) para protegerse de la crítica, de la denuncia, de la oposición y de la actividad contralora por parte de la prensa, de los tributarios y de los electores.  En consecuencia, las leyes, que deberían proteger a la gente contra los abusos de quienes ejercen el poder, se convierten en normas que impiden el ejercicio sano de la ciudadanía y provee de blindaje a los actos abusivos de quienes controlan las armas, los tribunales y las regulaciones.  Regímenes como los de Venezuela, Bolivia y Nicaragua, usan las mismas técnicas amordazantes de forma legal.

¿Qué, entonces, es una mordaza?  La organización Un mundo sin mordaza considera que es mordaza todo instrumento, medida o regulación que se utilice:

Consideramos mordaza todo instrumento, medida o regulación que se utilice:

  • Para frenar, limitar, coartar, censurar o condicionar la libre creación , expresión y difusión de ideas, opiniones o sentimientos y el libre ejercicio de actividades culturales en el sentido más amplio, que incluye la investigación, la ciencias, las artes, los cultos, los credos y todas las prácticas de búsqueda de la verdad, la belleza, la justicia y la felicidad conforme al dictado de la libre subjetividad de individuos y grupos.
  • Para criminalizar la protesta o para impedir la objeción, la crítica, el disenso, la discrepancia y la diferencia.
  • Para forzar a la pertenencia, a la asociación o al ejercicio de conductas, prácticas y actividades contrarias al libre criterio subjetivo del individuo o del grupo.
  • Para convertir a la educación en una herramienta de indoctrinamiento. Para forzar a la adhesión a ideologías, credos o dictámenes de personas, instituciones u organizaciones.
  • Para limitar el derecho al trabajo, a la propiedad privada, a la libre empresa, al comercio, al salario, al juego, a la vida, a la libre asociación y al libre desempeño de cualquier actividad lícita de expresión, comunicación o comercio de ideas.

Dada la inaceptabilidad de la censura en estos tiempos de democracia, los regímenes que quieren hacer uso de instrumentos amordazantes deben hacerlo mediante el uso de las facultades que se atribuyen como consecuencia de haber sido electos por mayoría; y al amparo de leyes que consiguen por medio de sus aplanadoras parlamentarias, y de tribunales sumisos.  Así es fácil de disfrazar la censura con velos y velos de regulaciones y fallos serviles que, aunque legales (en el sentido más ofensivamante positivista del término), nunca pueden ser legítimos…ni remotamente aceptables.

La libertad de expresión es un derecho incuestionable en una sociedad sana y civilizada; y como tal no puede estar sujeta a las necesidades políticas, ni a las exigencias del poder. Ya sabes: los derechos individuales deben prevalecer sobre los interes colectivos y sobre los intereses individuales.

Estas meditaciones vienen al caso en el contexto de los procedimientos express contra Giovanni Fratti por opiniones vertidas en la radio en el contexto del caso de Rodrigo Rosenberg.  Los pipoldermos tardaron en animarse a imitar a sus colegas de América del Sur y están haciendo sus pinitos en el arte maligno de censurar mediante expedientes democráticos y guizachadas.  Los Colom lo intentaron con el tuitero @jeanfer; Rafael El machete Espada lo intentó con Marta Yolanda Díaz-Durán y ahora los pipoldermos de turno lo intentan con el caso de Fratti; con un caveat, eso sí:  No lo intentan directamente, sino por interpósita persona.  Así son menos evidentes la intimidación y la censura; intimidación y censura que no sólo van dirigidas al personaje que es víctima directa del ataque, sino contra cualquiera otro que vaya a tener la osadía de exprersar opinión alguna que incomode a los pipoldermos, o a su clientela.

Si esta intentona por judicializar las opiniones tiene éxito, los pipoldermos tendrán en sus manos una herramienta poderosa y efectiva de censura y de control poblacional.  No te engañes pensando que las víctimas sólo seran los periodistas.  Toda persona tiene opiniones (informadas, o no).   Tu libertad de expresión está en peligro.

Si funciona el acoso judicial contra las opiniones, todos aquellos que expresen opiniones contrarias a los intereses de los pipoldermos podrían enfrentar denuncias judiciales que, aunque espurias e ilegítimas, tendrían costos para las víctimas.  Costos monetarios, psicológicos, sociales y, en casos extremos, hasta penales.

La judicialización de opiniones es una arma muy peligrosa de intimidación política; sobre todo si es de carácter penal.  En una sociedad sana, si se qusiera proteger la honra de las personas contra acusaciones o sindicaciones falsas, por ejemplo, lo más atinado sería optar por la vía civil.  Además, para más protección de los derechos individuales y de la labor contralora que los ciudadanos deberían ejercer sobre los mandatarios, estos y sus funcionarios no deberían de poder evadir la crítica mediante procedimientos judiciales.  Total, la libertad y la responsabilidad son dos caras de la misma moneda.

Con el caso en cuestión, la sociedad guatemalteca esta en uno de esos momentos críticos que demandan acción y responsabilidad de parte de la ciudadanía.  Y la bifurcación es la siguiente: ¿Le abrimos la puerta a la censura legalista y enmascarada, o se la cerramos con fuerza y en defensa de la libertad? ¿Defendemos la república, o le ponemos la alfombra de bienvenida al autoritarismo y a la dictadura?  ¿Actuamos como seres humanos, o como ovejas?

Tu…¿qué decides?


16
Jul 13

Otro fiasco de la CICIG y del MP

Vaya, vaya…el colaborador eficaz del Ministerio Público y de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala afirmó que el MP lo presionó para testificar contra Francisco y Estuardo Valdés Paiz quienes desde hace 29 meses guardan prisión sin haber sido citados, oídos y vencidos en juicio, por el caso del asesinato de Rodrigo Rosenberg.

¿Por qué no me extraña esto?

Mario Luis Paz Mejía indicó que no conoce a los sindicados y que fue presionado por el MP para hablar mal de ellos.  ¿Sabía, la CICIG de estas presiones?  ¿Estaban, el MP y la Comisión coludidos para fabricar el testimonio de Paz Mejía contra los Valdés Paiz?

A la CICIG habría que exigirle que agarre sus tujas y que se vaya por donde vino.

Puedes ver aquí algunos fiascos de la CICIG y el MP:

Otro pedo inflado de la CICIG y el MP

La CICIG, como Saturno, se come a sus hijos

La CICIG otra vez en la picota

La mulada, la CICIG

Los fracasos de la CICIG y la crisis de los tributarios

¿Otra vez la chorreó la CICIG?

La CICIG y Thalia

Otra vez, y otra vez, la CICIG en entredicho

Otra vez la CICIG cuestinada, esta vez por adopciones

Las cuitas de la CICIG


09
Ago 11

Ojo con la sentencia del caso Musa

Que no se nos pase por alto: Ayer, el tribunal Primero de Alto Riesgo B declaró culpables a ocho sindicados por los asesinatos de Khalil y Marjorie Musa, debido a la intervención de los procesados en los momentos de planificación y en los lugares en donde se ejecutaron aquellos asesinatos.

Ojo con esto: el tribunal no pudo determinar cuál fue el móvil del doble asesinato y descartó la versión de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala y el Ministerio Público, que pretendía involucrar a los Musa en una deuda por robo de textiles.

Una vez más, a la Cicig del plato a la boca se le cayó la sopa.  Una vez más, la Cicig no pudo probar una de sus telenovelas.


04
Ago 11

Aziza Musa le está poniendo el cascabel al gato

Mi petición, honorable Tribunal, es que al resolver no se basen en las declaraciones de los colaboradores eficaces, que al ser beneficiados por esta figura dicen cualquier cosa. Además, si no tienen pruebas contundentes de que mi padre hizo negocios al margen de la ley,  reivindiquen su honorabilidad con la sentencia, dijo Aziza Musa, hija del empresario Khalil Musa y hermana de Marjorie Musa.

Dicha petición ocurrió el miércoles pasado, durante el el juicio que se sigue contra los 10 implicados en asesinato de su padre y su hermana.  La hija del empresario textilero les pidió a los jueces que no acepten las declaraciones de los colaboradores eficaces por considerar que es una infamia contra su padre y su hermana.

El caso de los Musa está íntimamente ligado al de Rodrigo Rosenberg y a las actuaciones de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala.


25
Jul 11

La valentía de Aziza Musa

Aziza Musa, hija y hermana de Khalil y Marjorie Musa, respectivamente, dió una muestra ejemplar de valentía e integridad al confirmar que  la historia que contó Rodrigo Rosenberg con respecto a la muerte de su padre y de su hermana es verdadera.  Relató, también, que fue Carlos Castresana, ex jefe de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala, quien le aseguró que las autoridades ya sabían quienes habían ordenado el asesinato de su progenitor y que la historia de Rosemberg era cierta.

Yo me reuní con [Carlos] Castresana el 9 de junio de 2010, y me indicó que la investigación estaba en su fase final y que ya sabían quiénes eran los autores materiales y quién había dado la orden de disparar y que lo que Rodrigo Rosenberg había dicho en su vídeo era verdad, y que él iba a tratar de dar unas declaraciones públicas antes de irse, pero que si él no las daba el nuevo Comisionado lo haría en su lugar”, aseguró Musa.

Aziza Musa reveló que ella y su familia esperaron, y al no haber tales declaraciones se reunió el 1 de septiembre con Francisco Dall’Anese, el actual jefe de la CICIG; quien le dijo que el caso había tomado otro rumbo. Dall´Anese se comprometió con mi madre en el sentido de que que la honorabilidad de mi papá no iba a ser comprometida, dijo la declarante.

De ahí en adelante percibimos que cambiaron el equipo de investigación y, desde entonces, me parece que hay demasiadas incongruencias en el caso y estamos muy dolidos, dijo Aziza Musa.

Khalil y su hija Marjorie fueron asesinados el 14 abril de 2009, en la avenida Petapa, zona 12.

Las declaraciones de Aziza Musa, en defensa de la memoria de su padre y confirmando la historia de Rosenberg, es un acto de valentía porque desafía al establishment en su más alto nivel; y la enfrenta contra la todavía poderosa, aunque desprestigiada, CICIG.

Carlos Castresana ha estado vinculado a una asociación de jueces progres llamada Jueces para la democracia.  ¿Es esta vinculación una de las razones por las cuales Castresana siempre fue muy condescendiente con el proyecto socialdemócrata de Los Colom/Torres?

Al respecto recomiendo leer Lo que Carlos Castresana debe explicar.


14
Abr 11

Yo les creo a Los Musa

Hoy, que se cumplen 2 años del asesinato de los empresarios Khalil y Marjorie Musa,  sus familias exigieron que sea esclarecido el doble crimen y que no se le dé crédito a los colaboradores eficaces que propuso la Fiscalía Especial de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala .

Según las familias de las víctimas, la declaración de Lucas Santiago López y de Abelino Morales Pérez, quienes esperan ser beneficiados como colaboradores eficaces, mancha su nombre, porque pretenden obtener beneficios personales.

Según la historia presentada por la CICIG, el asesinato se originó luego de que los empresarios no cancelaron Q300 mil, como parte del pago de un furgón de textiles que adquirieron los Musa.  Esta historia está ligada a la del asesinato de Rodrigo Rosenberg y vea…igual que los Musa, yo  tampoco le creo a la CICIG.