24
Jun 16

No, al monopolio del IGSS

13510917_253641288346857_5687615201476587881_n

Escucha el podcast aquí.

El IGSS es una organización estatal que debería brindar atención médica y de salud a sus afiliados, y brindarles protección frente a riesgos que les impidan ganarse la vida.  Dada su importancia, ¿es, o no es criminal que sea saqueado por políticos y funcionarios? Yo digo que sí.

Actualmente un expresidente y un exgerente del Instituto están siendo procesados; exmiembros de su junta directiva están presos; hace años dos ex altos funcionarios del IGGS, de tiempos de Alfonso Portillo estaban (¿o están) presos por estafar a los afiliados y que no te extrañe que todo esto sea la punta del iceberg. El dinero de los afiliados siempre ha sido piñata. Eso sin contar que desde hace décadas, los pipoldermos de cada de turno decidieron no pagar las cuotas que le corresponden a los gobiernos que han administrado; traicionando así a los afiliados. Si quieres enterarte de más horrores de lo que ocurre en el IGSS, con tu dinero, visita

facebook.com/desmonopolicemoseligss/

Si cada mes te quitan de tu cheque del sueldo la cuota del IGSS, ¿no crees que hay que acabar con aquella piñata?  ¿Tal vez sería bueno que los trabajadores que voluntariamente quieran seguir afiliados al seguro social estatal puedan hacerlo, en tanto que aquellos de ustedes que prefieran otras formas de proveerse servicios de salud y protección contra riesgos pudieran elegir otras opciones? ¿Qué tal si pudieras ser el dueño de tus ahorros para vejez, invalidez y sobrevivencia?  ¿Qué tal si fueran tuyos y no de los políticos? Tu pensión no sería de miseria si cuando administraran mal tus ahorros pudieras cambiarlos de lugar.  El monopolio impide que puedas elegir.

El monopolio del IGSS es controlado por los mismos políticos, funcionarios y grupos de interés que han cooptado el estado.  Es una vaca sagrada ideológica del estatismo.  Es como cuando los lobos les dicen a las ovejas: No se apuren, nosotros las vamos a cuidar. De cuando en cuando nos vamos a comer a algunas de ustedes; pero las demás no se preocupen.  Aunque nos comamos a algunas, es peor si ustedes tratan de cuidarse sin nosotros.

Columna publicada en elPeriódico.  La ilustración es de Desmonopolicemos el IGSS.


25
May 16

El estado benefactor en flor

13239123_1184143391610535_4499372578775558876_n

Aquí va un chiste de mi adolescencia; y luego les cuento la tragedia:  un granjero estaba cuidando a sus cerdos en su granja cuando un automóvil de detuvo y de él salio un hombre trajeado que le dijo: ¡Oiga!, que buenos cerdos tiene. ¿Qué les da de comer? A lo que el porcicultor contestó: Vea usted, yo les doy desperdicios y porquerías, eso es lo que comen los cerdos.  Acto seguido el del traje sacó una libreta de boletas y le dijo: ¡¿Ah sí?!, pues soy del Ministerio de Salud y aquí le va una multa de Q5000 por contaminar a los cerdos.  Y le entregó la boleta y se fue.

A la semana siguiente el granjero cuidaba a sus cerdos cuando se detuvo un automóvil y de él salió un hombre trajedo que le dijo: ¡Oiga!, que buenos cerdos tiene. ¿Qué les da de comer? A lo que el porcicultor contestó: Vea usted, yo les compro sus frutas y sus verduras frescas, y dos veces a la semana les doy bistecs.   Acto seguido el del traje sacó una libreta de boletas y le dijo: ¡¿Ah sí?!, pues soy del Programa Mundial de Alimentos y aquí le va una multa de Q5000 por desperdiciar buena comida en cerdos, habiéndo tantos niños muriéndo de hambre.  Y le entregó la boleta y se fue.

Una semana después el granjero cuidaba a sus cerdos cuando se detuvo un automóvil y de él salió un hombre trajedo que le dijo: ¡Oiga!, que buenos cerdos tiene. ¿Qué les da de comer? A lo que el granjero contestó: Pues vea usted, yo les doy Q10 a cada uno, y cada uno decide qué va a comer.

De ese chiste me acordé (y aquí va la tragedia) cuando leí que el Ministerio de Agricultura de la administración de Jimmy Morales (los nuevos pipoldermos) en vez de continuar la práctica populista de malrepartir fertilizantes (en medio de corrupción y de abusos) a miles de agricultores, lo que va a hacer ahora es darles Q200 quetzales a 650, 700 personas.

Para hacer la historia corta la repartición de fertilizantes fue fuente de corrupción y de clientelismo; además de que los dichosos abonos no llegaban a tiempo para la siembras.  Esa política siempre una especie de ñaque propio del estado benefactor.  Y a aquello habría que añadir la posibilidad de que la cantidad exagerada de fertilizantes vertidos en las tierras y en las cuencas de los ríos fuera una de las causas de que en lagos como el de Atitlán, crezca la cianobacteria que acaba con el oxígeno y está destruyendo ese bello lugar.

¡Es el estado benefactor en flor!, que hace daños donde puede y al final, como el granjero del chiste termina mejor dando un subsidio directo que es el menor de los males; porque, en vez de enfocarse en políticas que eliminen la miseria, lo que se hace es oxigenarla.

Alguien podría decirse que esta medida descansa en la libertad y en la responsabilidad de los subsidiados; y eso estaría bien si se tratara de dinero privado donado voluntaria y pacíficamente en aquellas condiciones.  Empero, estos son impuestos de los tributarios que -en el mejor de los casos- deberían servir para el propósito específico de los fertilizantes.  Está por verse qué porcentaje de las 651,000 personas privilegiadas con este subsidio va a usar los dos billetes para abono, y qué porcentaje de aquellos impuestos va a ir a parar al corredor erótico maya en Chimaltenango.

La ilustración la tomé de Facebook.


03
Jul 15

Coperacha para Grecia

grecia-crowd-funding¿Has oído aquella frase de Margaret Thatcher que dice: El socialismo fracasa cuando se les acaba el dinero…de los demás?  Eso les pasó a los griegos.  Se acabaron el dinero propio y se acabaron el de sus socios de Europa.  Los votantes griegos, orgullosos de su estado benefactor/mercantilista que permitía la jubilación de burócratas a los 61 años con 96% de su sueldo fueron fabricando su crisis a lo largo de décadas de ese tipo de conciencia social que sólo el socialismo puede imaginar y hacer realidad.

El metro de Atenas tiene un costo de 500 millones de euros al año y sólo recauda 90 millones; el hospital Hevangelistos tenía 45 jardineros para cuatro macetas, los griegos se endeudaron para mantener aquel tren de vida hasta que ya no se pudo más. Y en algún momento, hace unos años, alguien debe haber dicho: No se preocupen, la deuda es manejable; y es imposible que un país quiebre

Pero no es así y Grecia está quebrando.  En medio de esta tragedia griega me enteré de que un muchacho británico estableció en Indigogo una coperacha, o crowdfunding para rescatar al país heleno.  Un esfuerzo del pueblo, por el pueblo.  Luego de 5 días, casi 85 mil personas han puesto voluntariamente casi 1 millón 500 mil euros para pagar las deudas adquiridas por el socialismo griego.

Es irónico, y a mí  me da un poco de risa, que los fans de uno de los socialismos más cool del siglo XXI –el de Syriza– terminen acudiendo a instituciones tan capitalistas como el voluntarismo y la benevolencia; y a ideas tan capitalistas como Indiegogo (que es una plataforma para conseguir financiamiento voluntario a nivel global y hacer realidad ideas y proyectos que necesitan fondos, mediante una gigantesca coperacha).  Yo no contribuiría con nada para rescatar políticos y electores socialistas; pero suena razonable que los fans del estado benefactor/mercantilista ronquen como duermen y se apoyen entre sí.  ¿Cuántos fans chapines de Syriza, Podemos, el chavismo y del socialismo criollo pondrán unos pesos en la coperacha para Grecia? Si ponen 3 euros recibirán una postal de Alex Tsipras. ¡A ver si se ve la solidaridad!

Columna publicada en elPeriódico.


01
Oct 14

¡Hay que reducir el gasto y bajar impuestos!

Doc - 30-09-2014 13-29

Hace 20 años y gracias al destruccionismo socialista de gobiernos como el de Pierre Trudeau, Canadá iba rumbo a convertirse en miembro honorario del tercer mundo; pero el deterioro fue neutralizado mediante una fórmula que no tiene nada de misteriosa: Reducción del gasto público y reducción de impuestos.  Actualmente  el esfuerzo del gobierno del primer ministro, Stephen Harper, por reducir el peso del estado sobre los tributarios resulta en una mejora en la calidad de vida de las personas. ¿Por qué no aprendemos de Canadá?

En Alemania Daniel Zimmermann,  es alcalde de Monheim y ha sido reelegido con el 95% de los votos gracias a un extraordinario saneamiento de las finanzas del ayuntamiento.   ¿Cuál es el misterio, que no es un secreto?  una notable rebaja de los impuestos a las empresas que ha hecho de  Monheim la sede fiscal más barata de Alemania.  Al ofrecer tasas de impuestos muy bajos a las empresas, son muchas las que deciden trasladar aquí su sede, lo que automáticamente genera ingresos públicos y puestos de trabajo. ¿Por qué no aprendemos de Monheim?

La foto de Pierre Trudeau forma parte de mi colección de fotos autografiadas de jefes de estado y de gobierno.


10
Sep 14

Bachelet y el destruccionismo latinoamericano

Escarapela de Chile.svg

A sólo cinco meses de que la administración socialista de Michelle Bachelet asimió el poder en Chile, la tasa de crecimiento económico de aquel país se ha desplomado.  Según la revista Forbes, la causa principal de aquel deslizamiento es que el gobierno está arrasando con las instituciones de mercado que le habían permitido a Chile ser el país más próspero en América Latina.  ¡Y eso que Bachelet es socialista herbívora, no carnívora!

¿De qué estamos hablando exactamente?

De una reforma impositiva de caracter masivo que les incrementará dramaticamente la carga impositiva a las empresas; además la reforma les otorga poderes discrecionales, sin precedentes, a los recaudadores.

La presidenta Bachelet han desarrollado un sistema de pensiones estatista y colectivista, que sustituirá al exitoso sistema en el que cada trabajador tenía su fondo propio y este estaba totalmente cubierto.

Otra reforma es la del sistema de salud, mismo que será socializado.  Vienen reformas a los sistemas educativo y laboral.  Las primeras dirigidas a acabar con el sistema de vouchers y a la educación superior gratuita; las otras dirigidas a darles más poder a los sindicados.

El plan incluye una reforma constitucional que acabe con el concepto de estado subsidiario y le de al estado un papel más activo en la economía y en la sociedad.

En resumen, la reforma constitucional y las otras reformas van dirigidas a hacer de Chile un país más socialista, más al gusto de los destruccionistas que ejercen el poder.   Quienes no han tenido suficiente con ver cómo es que el destruccionismo socialista ha llevado un país petrolero como Venezuela hasta la miseria; ahora tendrán la oportunidad de ver cómo es que el destruccionismo socialista arrastra a los habitantes del país más próspero de América Latina hacia niveles cada vez más inferiores de bienestar.

Parafraseando a Michael Tanner, en After the Welfare State, se puede debatir el éxito, o el fracaso de los estados benefactores y del socialismo en ciertos campos; pero lo que no es debatible es la sostenibilidad de los estados benefactores y del socialismo.  Más allá de los costos financieros, tanto el estado benefactor como el socialismo erosionan las estructuras necesarias para las sociedades prósperas y pacíficas.  Más que terminar con la pobreza, los efectos de las transferencias de riqueza, terminan perpetuando y aumentando las condiciones que acentúan la pobreza en personas que resultan incapaces de cuidar de sí mismos.

En El socialismo, Ludwig von Mises explica que la política destruccionista es la disipación del capital y que pocas personas se dan cuenta de este fenómeno.  En la comunidad socialista es extraordinariamente grande el peligro de la dilapidación del capital, porque el medio más fácil de asegurar en ella el éxito de los demagogos es el de aumentar la parte de los bienes consagrados al consumo a expensas de la formación ulterior de capital y de la conservación del capital existente.  Por lo tanto, se sacrifica el porvenir en favor del presente.

Ilustración por B1mbo Licencia CC BY-SA 3.0.


17
Feb 14

“Mueren por vivir en libertad”

En su artículo de hoy, mi amiga, @mydda reprodujo un párrafo de mi entrada titulada  Los crímenes de Maduro en Venezuela…y el futuro de América Latina. ¡Muchas gracias!  Los crímenes fue una entrada muy visitada y reproducida.  Me dió muchísimo gusto que esa entrada haya invitado a tantas personas a meditar sobre las tiranías, no sólo en Guatemala, sino en El Salvador, Nicaragua y Costa Rica.  ¡Varias personas de esos países se agragaron a facebook.com/luisfi61 como consecuencia de aquella entrada!

A continuación les comparto Mueren por vivir en libertad:

La semana pasada fue trágica en Venezuela. Por lo menos seis personas fueron asesinadas por esbirros del gobierno de Nicolás Maduro, y centenares fueron detenidos ilegalmente. De muchos de ellos aún se desconoce su paradero. Entre los muertos se encuentran estudiantes universitarios de los que convocaron a la población para expresar pacíficamente su malestar con el deterioro de la vida de los habitantes de su país. Un territorio en el cual se encuentra una de las mayores reservas petroleras del mundo, sin embargo, para la mayoría es un calvario encontrar productos diarios básicos, como por ejemplo el papel de baño, la leche, los huevos, la carne… En fin, el socialismo del siglo veintiuno los ha regresado a condiciones propias del siglo dieciocho.
 
Hace más de 15 años (2 de febrero de 1999) cuando Hugo Chávez llegó al ejercicio del poder, los venezolanos esperaban que el cambio de sistema que les había ofrecido el ungido les permitiría vivir mejor.La mayoría que democráticamente voto por él y su propuesta, se engañó a sí misma creyendo que el cambio que les ofrecía era el que necesitaban para progresar.
 
Estaban mal, no me cabe duda. El Estado Benefactor/Mercantilista bajo el cual vivían (y vivimos nosotros) es un fracaso y sus consecuencias en el largo plazo son nefastas: fomenta la proliferación de grupos de presión que buscan privilegios, facilita la corrupción y promueve el parasitismo y la mendicidad en tantos que se acostumbran a existir de manera mediocre, mantenidos por otros. No obstante, el socialismo pleno que les ofreció Chávez era aún peor: solo profundizó los males del sistema anterior pues, al fin, sus premisas son muy similares. Además, acabó con la poca Libertad que aún tenían.
 
Como bien escribió Luis Figueroa en su blog “Carpe Diem“: “Aquellas dictaduras no llegan ahí solitas. Hay quienes las llevan y las cultivan. Se cultivan entre la decepción ciudadana frente a políticos corruptos e ineptos. Se cultivan con la complicidad de élites clientelares, pancistas, ajenas a los principios, acomodaticias, serviles y codiciosas. Se cultivan entre ciudadanos que creen que pueden evitar las consecuencias de eludir la realidad y que no se involucran en la cosa pública por prudencia, o por cobardía. Se cultivan entre intelectuales que celebran las dictaduras en las vecindades. A las dictaduras hay que detenerlas antes de que se consoliden”.
 
En Guatemala necesitamos que más personas participen cívicamente antes de que lleguemos a una situación parecida a la descrita. Aprendamos de los errores de ellos. Ignorando la realidad lo único que hacemos es facilitar el camino de los dictadores que terminan convirtiendo en siervos suyos a los otrora mandantes. Si queremos algún día vivir en paz, dentro de una sociedad donde nos respetemos los unos a los otros, donde todos seamos iguales ante la Ley y los gobernantes no puedan utilizar el poder para violentar nuestros derechos, debemos involucrarnos en la batalla de las ideas.

22
Oct 13

El estado niñera contra las sodas y otros alimentos altamente calóricos

111014_pizza_luis_figueroa

Los consumidores de aguas gaseosas, y comidas como  confitería, chocolates, cremas de maní y avellanas, dulces de leche, así como de alimentos preparados a base de cereales, cayeron víctimas del estado niñera en México luego de que la Cámara de Diputados aprobó impuestos específicos para esos productos.

¿Cuándo vendrán los impuestos sobre las pizzas, el pollo frito, las torrejas, los buñuelos, los colochos de guayaba, las canillitas de leche y los mazapanes; así como las hamburguesas, los hot-dogs y otras comidas?  Pero…peor aún…¿habrá legisladores chapines que crean que aquello es buena idea?  Ahora que Otto Pérez anda de amores con los mexicanos, ¿regresará con esas ideas en la cabeza?  Los pipoldermos mexicanos creen que con impuestos pueden disminuir la obesidad…o tal vez es otra cosa.

La amenaza del estado niñera está íntimamente ligada a las actividades del estado benefactor. Hace años, David Boaz explicó que muchos creen que la obesidad es un problema crítico de salud pública.  Incorrecto.  La obesidad es un problema para muchas personas, pero no es un problema de salud pública.  Al llamarlo así, sin embargo, los que así lo creen propician que los tributarios paguemos por los programas de dieta, las cirugías estomacales y los psicólogos de los demás. Saquen ustedes sus billeteras.

Empecemos a usar lenguaje honesto: fumar y ser obeso son problemas de salud.  De hecho, son problemas de salud muy extendidos.  Pero no son problemas de salud pública.  No se les debería requerir a los tributarios que paguen por conductas que otras personas han elegido individualmente.   Aunque talvez, si nuestros impuestos suben lo suficiente, ya no tengamos para comer demasiado.

Al final de cuentas sospecho que esta otra confirmación, por si hacía falta, de que gobernar es gravar para gastar, como dice mi cuate Osvaldo Schenone.


20
Sep 13

Al encuentro de Max Weber

130920_max_weber_luis_figueroa

Dentro de un momento salgo al encuentro de Max Weber durante el coloquio titulado Max Weber: la libertad, el poder y el dominio; organizado por la Universidad Francisco Marroquín y el Liberty Fund.

Las lecturas para este encuentro son de Economy and State y de The Vocation Lectures.  Discutiremos Bases of Legitimacy, Tradition, Faith, Enactment; Power and Domination; y Domination and Legitimacy.  También Burocracy y Burocracy and Political Leadership; Patriatchalism and Patrimonialism; Charisma and Transformation; y Politics as a Vocation entre otros temas.

El coloquio -que técnicamente comenzó anoche con la cena de bienvenida- será dirigido por Eduardo Fernández Luiña y en él participan distinguidos intelectuales de los Estados Unidos de América, Argentina, España, México y Guatemala.

Yo tenía añales de lo leer a Weber; y muchas de las lecturas asignadas las hice por primera vez en esta ocasión.  Weber tiene mucha actualidad en asuntos calientes como el de la legitimidad de quienes ejercen el poder (en cualquier parte del mundo) y en discusiones sobre las que se tienen una amiga y un cuate acerca de si Guatemala es un estado benefactor, o un estado patrimonialista.

Como siempre, supongo que este coloquio será muy educativo, muy emocionante y muy agradable.


18
Sep 13

El fin del estado benefactor en Los Países Bajos

El estado benafactor del siglo XX se acabó, dijo el rey Willem-Alexander, de Holanda, en un mensaje a su pueblo. En  su lugar está surgiendo una sociedad participativa en la que las personas habrán de asumir la responsabilidad de su futuro y crear sus propias redes de seguridad social y financiera con poca ayuda de parte del gobierno nacional.

El estado benefactor clásico, de la segunda mitad del siglo 20 produjo arreglos que son insostenibles, dijo el monarca.

…y pues bien…a ver si aprendemos algo por aquí.


12
Ago 13

Juventud y clientelismo ovejuno

Ahora que leo que los pipoldermos han estado activamente integrando a la juventud en el sistema de clientelismo en Guatemala no deja de darme algo de rabia.

Si los promotores del estado niñera, del estado benefactor mercantilista, patrimonialista, o clientelista ya estropeó generaciones anteriores de chapines, ¿no te da rabia que estén estropeando a los jóvenes de ahora?  Clientelismo, por cierto, es la dependencia que algunos grupos de interés tienen con respecto la concesión de prestaciones obtenidas de parte de la función pública; y qué, sino clientelismo, es lo que se promueve cuando se integra a los jóvenes a la piñata del presupuesto del estado y al sistema de expoliación legal?

La dirigencia juvenil estatista y los pipoldermos que los convierten en parásitos deberían morirse de vergüenza.  A principios del siglo XX, el poeta Miguel Hernández escribió estos versos para España; versos que ahora tengo el atrevimiento de tomar para Guatemala:

La juventud siempre empuja, 
la juventud siempre vence, 
y la salvación de Guatemala
de su juventud depende.

Pero no…no si la juventud chapina es egullida por el sistema corrupto que, en vez de exigir libertad y respeto, sólo se suma a la clientela ovejuna que lo que pide son 15 minutos para pegarse a la teta del estado.