15
Mar 24

“Pi Day”: de nerdos y cocineros, una jornada para reflexionar

 

Ayer fue el Día de Pi y merece atención por dos motivos: primero, se cumplen cuatro años del inicio de los encierros forzados del 2020 en el contexto del covid; y segundo: en esta fecha se celebran el cumpleaños de Albert Einstein y la muerte de Karl Marx.

Es, pues, un día para celebrar la razón y la ciencia, para no olvidar la maldad del colectivismo y para recordar no sólo a los 100 millones de muertos que costó el marxismo; sino, también, a las víctimas del autoritarismo casi totalitario que vivimos entre 2020 y 2021.

Amy y Sheldon, de The Big Bang Theory en el Día de Pi. La foto la tomé de Facebook.

¿Por qué fue el Día de Pi?, porque ese número, Pi, es 3.14 y ayer fue el 14 del tercer mes. ¿Viste? Es cosa de nerdos, pero tiene mucha gracia porque la palabra Pi -en inglés- se pronuncia pay, de modo que el día también es de interés para los cocineros.  Suele celebrarse mediante la preparación de un pay, y en casa, cuando nos acordamos y tenemos tiempo, preparamos uno.

Hace cuatro años -en el Día de Pi- vimos hacerse realidad una advertencia de J. D. Tucille: Los políticos son seres humanos y están sujetos al temor, incluido el miedo a ser rechazados por electores afectados por el pánico y que buscan que los funcionarios `hagan algo´. Por lo tanto, su instinto de explotar una crisis complementa su inclinación a calmar a los temerosos haciendo esfuerzos, incluso contraproducentes, para asegurar al público que todo estará bien. Hay un dicho viejo y perverso en la política que dice: Nunca desperdicies una buena crisis.

En aquel contexto hubo quienes celebraron que gracias al coronavirus y a que se había reducido el número de traslados habían caído las emisiones de CO2 y había mejorado la calidad del aire.  Poco les faltó para especular, como observó un tuitero que sigo: ¡Imaginaos lo que podríamos conseguir resucitando la viruela o la peste bubónica!

El 2020 fue un año de maldad, irracionalidad y bobería.  ¿A qué ya habías olvidado que hubo quienes publicaron las listas de las personas que estaban aisladas -algunas con policías- a causa del virus chino? ¿Te imaginas la vulnerabilidad en la que fueron puestas aquellas personas?

@luisficarpediem

Ayer fue el Día de Pi y merece atención por dos motivos: primero, se cumplen cuatro años del inicio de los encierros forzados del 2020 en el contexto del covid; y segundo: en esta fecha se celebran el cumpleaños de Albert Einstein y la muerte de Karl Marx. Es, pues, un día para celebrar la razón y la ciencia, para no olvidar la maldad del colectivismo y para recordar no sólo a los 100 millones de muertos que costó el marxismo; sino, también, a las víctimas del autoritarismo casi totalitario que vivimos entre 2020 y 2021 #diadepi #piday #encierros #alberteinstein #karlmarx #pay #luisfi61 #autoritarismo #totalitarismo @República.

♬ Typing Keyboard – Annisa Dian Rachmadani

¿Te acuerdas de que la Administración estableció un monopolio para detectar el covid?, porque nada hace crecer tanto al gobierno como una crisis. Crecer no quiere decir sólo en tamaño, sino también en alcances y en poder.

En España, por ejemplo, el jefe de la Guardia Civil, dijo que ese cuerpo policial estaba trabajando en minimizar las críticas al gobierno.  En China, ¿cómo no?, el régimen de Pekín impuso restricciones sobre la publicación de investigaciones académicas sobre el origen del SARS-CoV-2.

El 2020 fue el año de locales comerciales vaciados y en alquiler.  Fue el año en el que muchísimos meseros, por mencionar un oficio, sólo uno, se quedaron sin trabajo y sin como llevar el pan a las mesas de sus familias. ¿Cómo sería en Guatemala?…pero en Argentina, ocho de cada 10 jóvenes desarrollaron síntomas de depresión en aquel año oscuro y seguro que después.

El del covid es un virus respiratorio, ¿te acuerdas de que a muchas personas no las dejaron acompañar el entierro de sus seres queridos, ni verlos? ¿Te acuerdas de que el virus respiratorio era combatido con pediluvios que se mantenían inmundos, cuando no estaban secos? Ah, ¿te acuerdas de los termómetros que nunca estaban calibrados y que señalaban que estabas más frío que un sapo? ¿Qué costo debe haber tenido a los pobres chatíos que tomaban temperaturas con termómetros inútiles? ¿Olvidaste a la gente que usaba la mascarilla…pero debajo de la nariz? ¿Y a los que le llevaban abierta de los lados?

En la oficina celebramos el Día de Pi con un pay de pollo.

Cualquiera de aquellas califica como bobería, pero; ¿cuál se lleva el premio de será la peor? ¿Te acuerdas de la chica que leía sola, en una banca y al aire libre? ¿Te acuerdas de cómo la bulearon los talibanes del encierro y de la tristeza? Los ayatolas del aislamiento le dijeron de todo, con maldad y con encono.

Las vacunas no fueron forzadas en Guatemala, pero casi, casi; y, por lo menos, había para escoger.  Los encierros tampoco fueron tan severos como en otros países donde hubo menos oposición racional a las imposiciones.

El 2020 y parte del 2021 fueron tiempos de grandielocuencia moral y de falsear la realidad para verse bien.  Fueron tiempos de crisis bien aprovechados por los pipoldermos para repartir dinero, generar inflación y testear su capacidad para asustar y para ampliar sus poderes coercitivos.

Hoy, al día siguiente del Día de Pi, es una ocasión propicia para no olvidar…y para reflexionar.

Columna publicada en República.


10
Nov 23

Etnias y disidencias, brechas en el espectro indígenista

 

Vayan a mandar a su casa, a su territorio les dijo una miembro de la alcaldía indígena de Palín a dirigentes de los 48 cantones de Totonicapán que participaban en las manifestaciones del 3 y 4 de noviembre pasados.  Esta bendita tierra, y mírenla bien, esta tierra es pocomam, ustedes quieren mandar, vayan a mandar a su casa, a su territorio, añadió.

Nos van a cortar [el micrófono] porque no estamos políticamente correctas, denunció aquella dirigente, cuando miembros de otras organizaciones que se hallaban en el lugar intentaron persuadirla de que dejara de hablar.   

¿Quién puede enarbolar esta bandera con propiedad?

Lo que ocurrió en aquella tarima, en la Plaza de la Constitución no es novedad; pero es muy ilustrador.  Hizo evidentes las diferencias profundas y anchas que hay entre las distinta etnias, dirigencias y movimientos indigenistas a pesar de todos los esfuerzos -que van desde la propaganda, hasta la academia- para construir lo maya, como si fuera una unidad con comunidad de intereses y visiones colectivas.

Cuando tomé la clase de Partidos Políticos de Guatemala, en el en ICPS de la URL, recuerdo una lectura acerca de los intentos por formar un partido indígena nacional, posiblemente en los años 60, o 70, esfuerzos que resultaron infructuosos debido a rivalidades enraizadas profundamente en la historia, a diferencias ideológicas y políticas, e incluso por disputas personales por posiciones de poder. 

Para quienes estamos familiarizados con el individualismo metodológico y con la praxeología, así como con el análisis económico de las decisiones públicas, aquello no sorprende.  Es la visión colectivista del mundo la que hace creer a algunas personas que los individuos que forman parte de los grupos sociales como el de los indígenas, por ejemplo, deben pensar como indígenas y sólo como indígenas de acuerdo -y esta es la clave- de acuerdo con los cánones fijados por las dirigencias piramidales de aquellos grupos.  Quien se aparte de aquella ortodoxia -bien estalinista- es un vendido.  Y el vendido siempre es el otro.   En aquel contexto, las disidencias son muy mal vistas.

¿Por qué cabe el termino estalinista?  Porque para cuando murieron Marx y Engels era evidente que los proletarios no se estaban depuperizando como la teoría marxista científicamente aseguraba que iba a ocurrir. También era evidente que los proletarios  no estaban interesados en hacer la revolución como aquella teoría científicamente había afirmado que iba a ocurrir.

Eduard Bernstein heredero intelectual y sucesor de aquellos dos pensadores se dio cuenta de que la teoría científica del socialismo real estaba haciendo aguas por todas partes y se planteó la disyuntiva: ¿Qué es más importante, hacer la revolución para acabar con el capitalismo, o mejorar las condiciones de vida y de trabajo de la gente?  El opto por la segunda y fue tachado de revisionista y de traidor.  Lenin también se dio cuenta de aquel fenómeno y para resolver la complicación decidió que, a falta del interés revolucionario de los proletarios, la revolución iba a ser llevada a cabo por la vanguardia del proletariado que eran él y sus amigos revolucionarios de tiempo completo.

Stalin, implantó una dictadura hecha de acero para desanimar y aplastar todo pensamiento que cuestionara los cánones bocheviques; y de ahí los gulags y otras formas de represión espantosas.  Política que hizo que el cráneo de Trotski se encontrara violentamente con un piolet.

Para ir haciendo la historia corta, no se terminaban de resolver las fallas fundamentales en la teoría marxista; porque en China, Mao no tenía proletarios e hizo su revolución con campesinos, una falla en la matrix con la que el marxismo también se encontró en otras partes de Asía, en África y en Hispanoamérica. 

Para resolver el apuro la Escuela de Fráncfort se puso creativa y enriqueció la teoría marxista mediante el truco de que, si bien la lucha de clases entre proletarios y burgueses nunca iba a ocurrir como la habían vaticinado Marx y Engels, lo cierto es que en las sociedades siempre había colectivos de oprimidos y de opresores.  ¡Y ya no hacían falta los proletarios!…la revolución la iban a hacer los oprimidos.  Los indígenas, por ejemplo.

Pero, claro, para eso se necesitaba que los indígenas tuvieran conciencia de oprimidos, así como los proletarios deberían haber tenido sus conciencias de clase.  Y de aquí la necesidad de que enfrentamientos como el de la doctora Arana y los 48 cantones sean acallados, o que por lo menos no reciban atención mediática.  Aquellas grietas y tensiones ponen en evidencia que la posición de los distintos grupos y millones de individuos indígenas no son un bloque como hecho de hierro estalinista.

Para la próxima administración todo aquello es un camote; porque estando su origen en un movimiento -y no en un partido propiamente dicho- tiene dentro de sí la más variopinta cantidad de intereses específicos y visiones particulares de los colectivos que conforman el movimiento, muchas veces irreconciliables y muchas veces demasiado acostumbradas a la oposición, a la barricada y al graffiti, más que a buscar puntos de encuentro desde el poder.

Finalmente, está sobre el tapete la cuestión de si las dirigencias cakchiqueles, quichés, pocomoames y otras tienen, o no la representación de los tzutujiles, ixiles, y queqchies por mencionar tres.  ¿Las representaciones colectivistas, representan a los individuos de aquellas etnias? ¿Quiénes tienen el carné vigente de revolucionarios?

Columna publicada en República.


09
Nov 23

El Muro de Berlín, muro de la vergüenza

 

Dos cosas sobre el Muro de Berlín: Ese muro, el muro de la vergüenza, no cayó…sino que fue derribado; y el fracaso del comunismo no se hizo evidente el 9 de noviembre en 1989; sino el 13 de agosto de 1961 cuando fue erigido.

Esa fecha, por cierto, es poquito más de un mes antes de que yo naciera. Abajo, una conferencia que ofrecí sobre aquel muro y su contexto.

Hace 34 años yo era productor de noticias internacionales en el noticiario TelePrensa; y no había cosa más emocionante en el mundo que ver cómo era derribado aquel muro y con él colapsaba el horror del totalitarismo colectivista que había sido construido sobre las ideas de Marx, Engels, Lenin, Gramsci, y otros.

Yours truly durante la conferencia que ofrecí sobre el Muro de Berlín.

Para celebrar, porque hay que celebrar, te dejo tres canciones alusivas a aquella azaña de la humanidad: A Great Day for Freedom, de Pink Floyd; Heresy, de Rush; y Libre, de Nino Bravo.

Hoy es un buen día para ver The Lives of Others y tratar de entender cómo era la vida para la gente que estaba atrapada detrás del muro.

El recuerdo del Muro y del lo que significa el comunismo es importante porque los ideales que los hicieron posibles no están muertos entre nosotros.

Hoz y martillo en la sexta avenida y octava calle de la zona 1.

Algunos chapines todavía creen que aquellas ideas son respetables; todavía usan iconografías representativas de aquellas ideas letales, y sueñan con el colectivismo y la dictadura del proletariado.


18
Sep 23

El regreso de las hoces y martillos: ¿Se avecina una ola de radicalismo?

 

Volvieron las hoces y martillos a la Sexta avenida.  El símbolo ominoso del colectivismo totalitario comunista volvió a las paredes de aquel paseo luego de que durante varios años habían desaparecido. Las de ahora fueron pintadas tarde, en la noche del 14, o temprano en la mañana del 15.

Esta se halla en la sede de la Cooperación española, donde ya hubo una en julio pasado.

En 2012 las hubo durante la celebración del Día del Trabajo. En 2016 abundaron durante la celebración del 1 de mayo. Hubo alguna en 2018. En octubre de 2019 fueron notorias para la celebración de La Revolución del 44.

Esta no recuerdo donde está exactamente; pero es sobre la Sexta avenida.

En algún momento pensé que se había acabado esa costumbre repugnante de pintar hoces y martillos, tan nauseabunda como si alguien pintar esvásticas. Pero no…los promotores del socialismo real han vuelto a las andadas. ¿Se han envalentonado con los resultados de la elección recién pasada?

Esta se encuentra en la Plaza Vivar desde el 26 de agosto, poco más, o menos. A los dueños de este lugar, ¿no le incomoda ese símbolo de muerte?

Para entender lo que significa la hoz y el martillo te recomiendo diez películas que honran la memoria de los muertos por el comunismo….y te recuerdo que esa ideología costó 100 millones de muertos.

Esta hoz y martillo está en el Edificio La Perla, ¿a sus propietarios, tampoco les avergüenza este símbolo de muerte?

El presidente electo Bernardo Arévalo tiene dos tarea difíciles: una es contener a los grupos más radicales que hay en el movimiento que encabeza, a quienes tiene que controlar sin alienarlos y sin decepcionarlos.

Foto del 18 de septiembre de 2023. ¿Cómo le responderá Arévalo a este fan? ¿Habrá?

Esta última parte es delicada porque muchos votantes del Movimiento Semilla tienen expectativas muy altas en cuanto a sus esperanzas revolucionarias; y muy elevadas en cuanto a la mismísima persona del Presidente electo. 

Esta fue la primera que vi en la noche del 15; se halla en el Edificio La Perla.

Otra tarea es manejar esa especie de teogonía y mitología que se ha construido alrededor de su persona como futuro mandatario y la figura de su padre el expresidente Juan José Arévalo.  Es clarísima la utilidad política de vincular su Presidencia con la parte mítica de la Revolución del 44; pero es peligroso caer en el culto a la personalidad.

Esta pinta fue hecha en el contexto de una serie de manifestaciones en el MP luego de la segunda vuelta electoral. La vi cuando pasé en tren por ahí.

El viernes, durante los actos de festejo de la Independencia, o Desvinculación, un grupo de jóvenes que estaba detrás mío gritó varias veces: ¡Arévalo, Arévalo, Arévalo! Yo nunca, nunca había oído vitorear ¡Giammatei, Giammatei Giammatei!, o ¡Morales, Morales, Morales!, ni nada parecido en un acto como el de la arriada de la bandera.  

Esta hoz y martillo estuvo en la Cooperación Española luego de la primera vuelta electoral.

Me parece que muchos votantes de Semilla, especialmente los más jóvenes, esperan mucho del Presidente electo. Temo que esas expectativas tengan componentes emocionales muy elevados, en contraste con los componentes razonables.  La cuestión, ahora es ¿por dónde los van a canalizar el nuevo Jefe del estado y su administración?

Hoz y martillo en el Edificio La Perla.

Pintas como la de Quememos el MP y las hoces y martillos, ¿se van a volver más frecuentes en la medida en que agarren valor los violentos? 

Hoz y martillo en Punto Plástico.

Las de abajo son del 19 de octubre del 2023 en la tarde.

¿Notas la ironía de comunistas oponiéndose a un golpe de estado?

La que vas a ver ahora está en la equina de la Sexta avenida y Octava calle.

Esta está. en un extremo del Portal del Comercio.

La siguiente la vi el 26 de noviembre en el viejo edificio del Bank of America. 

Esta se halla en en la Once calle y Quinta avenida.

Este signo ominoso se halla en Mc Donald´s de la Sexta avenida y once calle.

Cien millones de muertos costaron las ideas que simbolizan la hoz y el martillo.

Esta pinta se encuentra en la Sexta avenida y 12 calle, esquina.

Esta hoz y martillo está en el edificio donde se encontraban los billares Jardín de Italia.

Las siguientes hoces y martillos las descubrí el domingo 25 de febrero de 2024 en la Octava avenida y Quinta calle de la zona 1.

Tres, pintas, una tras otra.

Esta que viene está en la Sexta avenida y Novena calle y también la descubrí el domingo 25.

Nunca es suficiente hacer notar lo burlón que es el hecho de que comunistas se manifiesten contra golpes de estado.

La siguiente la encontré el 3 de marzo de 2024, a un costado del Palacio Nacional.

Este símbolo de muerte y miseria está en la Sexta avenida y Quinta calle de la zona 1.

Estas dos las encontré el 7 de marzo del 2024

Esto símbolos ominosos se hallan en la esquina de la Cuarta avenida y 14 calle de la zona 1.

Aquí hay dos nuevas encontradas el 16 de marzo del 2024.

Las dos están en la Séxta Avenida y Tercera calle de la zona 1.

Esta que viene me la envió un lector  el 18 de marzo del 2024.

Este símbolo de muerte se halla frente al Liceo Francés.

 


30
Mar 23

Encuentro con Roberto Ampuero

 

Roberto Ampuero es uno de los escritores chilenos más leídos y ha tenido una vida digna de una miniserie.  Tuve la dicha de conocerlo y conversar con él cuando visitó la Universidad Francisco Marroquín el 29 de marzo pasado.

En su juventud, Roberto se enganchó con la revolución comunista en tiempos de Salvador Allende, militó en las Juventudes Comunistas de Chile y salió al exilio tras el golpe de estado de septiembre de 1973 para ir a vivir en Cuba y, luego, en Alemania del este.  Vio al monstruo totalitario y colectivista desde adentro y se desencantó.  Cambió el comunismo por el liberalismo porque -con una mente activa- extrajo lecciones de sus experiencias y aprendió de ellas.

Yo sabía de Roberto porque leí Diálogo de conversos, una obra muy recomendable en la que, con Mauricio Rojas (otro genial desencantado con el comunismo) recordó su pasado y compartió las lecciones aprendidas.  Además tuve la dicha de participar en una conversación con Mauricio y otros distinguidos escritores liberales en 2016.

Haz clic en la foto para ver el Encuentro Literario Liberal.

Para hacer la historia corta, mi cuata, Adriana es fan de Roberto Ampuero y cuando supo que venía me dio un briefing fabuloso acerca de su vida y obras.  Me recomendó Nuestros años verde olivo; y Detrás del muro.  Luego tuve la oportunidad de dar un paseo breve con Roberto para luego almorzar con él y un grupo de colegas y de estudiantes y no pude resistir la tentación de tuitear algunas de las ideas que el escritor compartió con nosotros.

Los artistas, los escritores son mini PYME.

¿Qué valor le damos al arte en el liberalismo?

¿Qué decimos los liberales frente a fenómenos como el de reescribir las obras de Agatha Christie?

En Alemania Oriental el concepto de ‘el muro’ estaba prohibido; lo que se usaba era ‘la valla de protección antifascista.

El orden que tenemos en una sociedad siempre es precario.

El desprestigio de la clase política es mundial y eso daña a la democracia liberal frente a opciones autoritarias.

Los partidos tienen que volver a ser doctrinarios.

El modo en que nos informamos actualmente afecta a la democracia liberal. ¿Cómo enfrenta esto occidente?

Roberto es escritor; pero también fue ministro de Cultura, y de Relaciones Exteriores y diplomático, además de haber tenido una vida de novela; y no sólo aquello, además, es un comunicador brillante y calidá de persona. Celebro mucho haberlo conocido y espero que, en un futuro no muy lejano, mis estudiantes tengan la oportunidad que he tenido.

De Diálogo de Conversos hay mucho material; pero marqué algunas frases en su oportunidad y te comparto tres que creo que son atingentes ahora mismo:

Nos gustó meterle miedo a los momios y a los militares, y tarde nos dimos cuenta de que se iba acumulando miedo, resentimiento y odio del otro lado.  Claro, hoy muchos -de uno y otro lado- eluden la responsabilidad, prefieren asumir el rol de víctimas y la polarización prefieren pintarla como que cayó del cielo de la noche a la mañana, después del 11 de septiembre de 1973.

Octavio Paz dice en un momento que no hay nadie más reaccionario que los intelectuales marxistas latinoamericanos, porque nunca los vio pedir disculpas ante la ciudadanía, y nunca admiten que se han equivocado.

Mi ruptura la decepción y el desencanto personal no emanaron de los textos del marxismo o del liberalismo, sino de la realidad diaria del socialismo.


09
Ene 23

El derribamiento del Muro de Berlín

 

A Great Day for Freedom, título que tomé de la célebre canción de Pink Floyd, fue el nombre de la conferencia sobre el derribamiento del Muro de Berlín, que ofrecí en la Universidad Francisco Marroquín el 10 de noviembre del 2022.

En esa ocasión recordé que El Muro de Berlín no cayó, sino fue derribado el 9 de noviembre de 1989; y recordé que en aquel entonces yo era productor de noticias internacionales y anchorman en el extinto noticiario Tele Prensa.

¿Qué era aquel muro?

  • El muro de la vergüenza fue erigido en 1961 para evitar que los ciudadanos de Alemania Oriental (la Alemania comunista) escaparan hacia occidente.
  • Se estima que unas 171 personas fueron asesinadas al intentar pasar sobre el muro, o bajo el muro.
  • Con todo y todo, en sus 25 años de existencia unas 5,000 personas lograron alcanzar la libertad saltando de ventanas, o atravesando el alambre espigado y la pared misma.

Conté la historia del asesinato del joven Peter Fletcher.

En 1962 Peter Fechter, de 18 años,  intentó escalar el muro, fue descubierto por los guardias de Alemania oriental que le dispararon. Fechter fue alcanzado en la pelvis a la vista de cientos de testigos. Cayó de nuevo hacia el corredor de la muerte del lado este, donde quedó a la vista de la gente situado en el lado occidental, entre la cual se incluían periodistas. A pesar de sus gritos, no recibió ayuda médica de ninguna y se desangró hasta morir aproximadamente una hora más tarde.

Hablé de cómo es que el Muro fue un símbolo de division y de odio y de qué es lo que estaba ocurriendo en el bloque soviético en aquellos años, en particular en Polonia.  Específicamente relaté lo que ocurría en Berlín y en Checoslovaquia en los días previos al derribamiento del Muro.  Y también les conté -a los estudiantes que asistieron- acerca del fusilamiento de Nicolae y Elena Ceausescu en Rumania. ¡Ah…y claro que les conté acerca de la visita de Ronald Reagan a la Puerta de Brandemburgo, en Berlín.

Hablé del rol de Otto von Habsburg, miembro de la Sociedad Mont Pelerin en la preparación del ambiente propicio para los sucesos de noviembre de 1989.

Además de la canción de Pink Floyd también escuchamos Heresy, por Rush, que alude al mismo tema.

Si te interesa el tema, seguramente querrás ver la conferencia.


13
Jun 22

Demolición oficial de Muro de Berlín

 

Aunque el Muro de Berlín fue empezado a derrumbar en la noche del jueves 9 al viernes 10 de noviembre de 1989, su demolición oficial comenzó en un día como hoy, jueves 13, de 1990.  Fue entonces cuando se empezó a demoler las fortificaciones que estaban en la frontera interna de Alemania Oriental.  Ese día la gente llagó de forma espontánea a aquella área de muerte y montó un festival público.

Muro de Berlín. La foto es de DW Culture.

Nunca es suficiente recordar las ideas que hicieron posible el muro de la vergüenza.  Nunca es suficiente recortar que 192 personas fueron asesinadas por disparos al tratar de cruzarlo y que otras 200 fueron heridas en el intento.  A lo largo de su historia ominosa -para evitar que la gente cruzara de la parte comunista a la parte occidental de Alemania- se contabilizaron unas 5000 fugas.

Cuando el Muro empezó a ser derribado, porque no cayó, sino que fue derribado,  yo era productor en el noticiario TelePrensa y veía, con no te imaginas qué emoción, como es que aquella pared monstruosa era derribada a golpes por la gente.  No te imaginas como conmovían las imágenes y con qué alegría leía los textos del teletipo y veía las imágenes en la televisión.

Fechas como esta no deben pasar inadvertidas.  Hace 33 años fue derribado aquel símbolo oscuro de que el socialismo es un conjunto de ideas tan buenas que necesitan de un muro, de alambre espigado, de campos minados y de guardias dispuestos a matar, para que la gente no huya de él rumbo a países capitalistas.

Puedes leer, en este enlace, la historia del guardia que dejó que pasaran las multitudes; y en este enlace está el relato de un héroe que ayudó a escapar a más de mil personas. No olvides que muchas personas murieron por tratar de escapar hacia occidente.

Te dejo con dos canciones alusivas:

Ah, pero antes, que no te digan que el comunismo está muerto y que no es un peligro en Guatemala.

La foto de arriba muestra que aquel ideal totalitario y colectivista está tan vivo como siempre; y la foto que sigue lo confirma.

Por eso hay que recordar el Muro.


09
Nov 21

Derribado Muro de Berlín, fiesta para la libertad

 

Hoy es día de fiesta para la libertad porque celebramos el derribamiento del Muro de Berlín, el muro de la vergüenza.

El muro costó las vidas a más de 200 personas que trataron de cruzarlo para escapar del comunismo; y costó las vidas a las miles de familias cuyas existencias fueron destruidas por aquella pared de la vergüenza y por las ideas que lo hicieron posible.

La foto la tomé de Twitter.

Hace 32 años, yo era productor en el noticiario TelePrensa y veía, con no te imaginas qué emoción, como es que aquel muro era derribado a golpes por la gente.  No te imaginas como conmovían las imágenes y con qué alegría leía los textos del teletipo y veía las imágenes en la televisión.

Esta efeméride no debe pasar inadvertida.  Hace 32 años fue derribado aquel símbolo oscuro de que el socialismo es un conjunto de ideas tan buenas que necesitan de un muro, de alambre espigado, de campos minados y de guardias dispuestos a matar, para que la gente no huya de él rumbo a países capitalistas.

Puedes leer, en este enlace, la historia del guardia que dejó que pasaran las multitudes; y en este enlace está el relato de un héroe que ayudó a escapar a más de mil personas. No olvides que muchas personas murieron por tratar de escapar hacia occidente.

Peter Fletcher, de 18 años intento cruzar el muro en 1962 y fue asesinado ahí mismo. Nino Bravo escribió una canción en su recuerdo: “Libre”.

Hoy es un buen día para ver la película The Lives of Others y tratar de entender cómo era la vida para la gente que estaba atrapada detrás del muro.

Algunos chapines todavía creen que aquellas ideas son respetables; todavía usan iconografías representativas de aquellas ideas letales, y sueñan con el colectivismo y la dictadura del proletariado. Algunos tratan de hacerte creer que aquellas ideas no son un peligro real.

Los ves promoviendo el destruccionismo. Bloquean carreteras, toman edificios, invaden fincas, pintan paredes, masacran familias, roban energía, son el establishment que controla la educación y quiere controlar el sistema de justicia. Alguna vez te has preguntado: ¿Por qué es que sus socios y patrocinadores necesitaban de un muro para mantener a la gente dentro de su territorio? ¿Por qué es que sus socios y patrocinadores asesinaban a quienes trataban de escapar y pasar el muro? ¿Por qué es que miles huyen de Cuba, en vez de huir hacia Cuba? ¿Por qué es que dependían de policías criminales y ejércitos implacables para mantenerse en el poder?

Te dejo con dos canciones alusivas:

Por otro lado, es cierto lo que escribió Jean Francois Revel: Lo que marca el fracaso del comunismo no es la caída del Muro de Berlín, en 1989, sino su construcción en 1961. Era la prueba de que el socialismo real había alcanzado un grado de descomposición tal que se veía obligado a encerrar a los que querían salir para impedirles huir.  Algo que les debe ser recordado, ahora y siempre, a los que añoran aquella forma de totalitarismo colectivista.


28
Jul 21

“Retratos de una guerra” y los horrores soviéticos

 

Los soviéticos -los comunistas soviéticos- tuvieron campos de trabajos forzados, realizaron deportaciones masivas, cometieron actos de genocidio e hicieron atrocidades indecibles; pero…¿cuántas películas de aquellos horrores has visto? ¿Cuántas novelas has leído sobre aquellos actos espantosos? Seguro que no muchos y seguro que muchos menos que los que has visto sobre los nazis.

Haz clic en la foto para ver el trailer. Foto por desconocido, via Wikimedia Commons.

Retratos de una guerra, o Ashes in the Snow es tu oportunidad de acercarte a la verdadera cara del comunismo y a sus monstruosidades. Acercarte de la mano de la mano de Lina Vilkas, una niña de 16 años y su familia, luego de que su padre es asesinado y ella, su hermano y su madre son capturados y llevados a un campo de trabajos forzados durante la ocupación soviética de Lituania. A pesar de la brutalidad y la infamia que la rodea, Lina consigue documentar sus experiencias por medio del arte.

La peli está basada en la novela Between Shades of Gray y en la vida de Irena Spakauskiene, una chica lituana de 13 años que fue deportada a los gulags de Siberia en 1941.

Creo que debería haber, y deberíamos ver más pelis sobre los horrores cometidos por los regímenes colectivistas y totalitarios comunistas; así como los hay sobre los cometidos por los regímenes colectivistas y totalitarios fascistas. Películas como Retratos de una guerra, The Lives of Others, First They Killed My Father, o The Killing Fields.


20
Jul 21

“La muerte de Stalin”, peli

 

La muerte de Stalin es el nombre de una sátira notable que vi la semana pasada y que les recomiendo.

La foto la tomé de Facebook.

La peli -que está en Neflix- se inspira en los momentos que sucedieron a la muerte de Joseph Stalin; y con un humor negro, de la mejor calidad, ilustra las luchas de poder dentro del Consejo de ministros de la Unión Soviética con el propósito de sustituir al dictador. Con un sentido del absurdo quizás sólo igualado por el de Gary Larson, autor de The Far Side, esta película será disfrutada no sólo por quienes conocen algo de la historia del Imperio del mal, sino por quienes valoran la buena sátira.

Quienes vieron Chernobyl -aunque no conozcan algo de historia soviética- fácilmente podrán imaginar los procesos de decisión que había en la URSS; sobre todo cuando estaban involucradas la honestidad (o la falta de honestidad), la independencia (o la falta de independencia), y la sed (o la necesidad) de ejercer el poder.

La Unión Soviética, un país del tercer mundo con un ejercito del primero, fue el reino del absurdo, reino que logró -¿por qué no?- convertir el disparate en miedo feral y en tragedia para millones y millones de personas.