03
Nov 17

Allahu Akbar! y otros gritos espeluznantes

Al grito de Allahu Akbar! –que significa Dios es grande, Dios es más grande, Alá es grande, o Alá es el más grande– Sayfulló Saípov presuntamente protagonizó un ataque terrorista que costó la vida de ocho personas y dejó 12 heridos en Nueva York.  Las autoridades dicen que Saípov es un lobo solitario; pero ha sido inspirado por el Estado islámico o DAESH.

Escucha el podcast aquí.

El atentado que aquel migrante uzbko llevó a cabo –al volante-– no es un incidente aislado, sino que ha sido precedido por actos similares en el contexto de una guerra islamista contra Occidente. Sólo en 2017 ha habido tres atentados con vehículos en Londres, uno en Estocolmo y otro en Barcelona.

Empero, el uso de algún dios para cometer actos de violencia no es nuevo.  Por supuesto.

En los años 70 recuerdo haber leído la noticia de que, en España, grupos de extremistas llegaban a los lugares donde se reunían los hippies y al grito de ¡Viva Cristo Rey! aquellos golpeaban a los jóvenes, les cortaban el pelo y los vejaban.  Los protagonistas de aquellos actos eran los Guerrilleros de Cristo Rey, un grupo parapolicial cuyo objetivo principal era combatir a los movimientos antifranquistas; pero que no dudaba en imponer la moral fascista a palos.

El mismo grito era usado por los cristeros, en México, cuando –en oposición a la educación socialista que promovía la Constitución de 1934– aquel grupo desorejaba maestros rurales.

Occidente representa, entre otras cosas valiosas, el respeto a los derechos individuales de todos por igual y el método científico.  Si Occidente ha de sobrevivir, no va a ser sobre el reclamo vacío de que mi dios es mejor que el tuyo; sino mediante el uso de la razón y la lógica, así como mediante el reconocimiento de que gente como la que admira y apoya al Estado islámico, es enemiga de la confianza, la paz, el comercio, el derecho, la libertad y todo lo bueno que implica la civilización. Si te interesa este tema, te recomiendo el libro Winning the Unwinnable War: America’s Self-Crippled Response to Islamic Totalitarianism, por Elan Journo.

Esta columna fue publicada en elPeriódico; y la ilustración es por TRAJAN 117. BY-SA 3.0, via Wikimedia Commons


19
Jun 17

El drama de las niñas madres

Hacé sho, o te meto un hijo, es una frase que leí hace años en un blog -y lamentablemente no tuve el cuidado de anotar en cuál fue-.  Según recuerdo, el bloguero se la escuchó a un jóven cuando se la decía, de muy mal modo, a la que quizás era su chica.  Otra frase que también me impresionó, desde que un cuate me contó que se la escuchó a alguien en una finca: Mire, mejor se lo hago yo porque…si alguien más le va a hacer el daño, mejor que sea con su papá.  Este era el padre de una chica, refiriéndose a la forma en la que su hija habría de tener sexo por primera vez.

De aquello me acordé cuando leí que cada ocho horas, al menos una niña se convierte en madre en Guatemala, antes de cumplir 15 años.   Las cifras podrían ser peor porque hay distorsiones en las mediciones.  Las cifras corresponden solo a los partos atendidos en el sistema estatal de salud, y cuatro de cada 10 se atienden fuera de este. Del total de niñas madre registradas en la última década, el 11 por ciento tiene 14 años o menos, lo que indica que han sido víctimas de violencia sexual.

La mayor parte de casos se da en Alta Verapaz, Guatemala, Escuintla, Petén, Huehuetenango y San Marcos.  Las niñas con menor grado de educación corren más riesgos y 45.6 % de los casos registrados se da en áreas rurales, en tanto que 48.9% se registran en areas urbanas.

Es posible que más información sobre salud reproductiva y más información sobre la naturaleza del sexo y las relaciones sexuales incida en la prevención de embarazos por parte de niñas y adolescentes; pero…lo cierto es que muchos de aquellos embarazos son precedidos por amenazas, abusos y violencia por parte de adultos, o coetáneos que, en muchos casos son familiares, o personas allegadas, e incluso por parte de personas que deberían velar por la salud y la seguridad de las niñas y adolescentes.  No se trata sólo de que las niñas estén informadas (que es lo deseable); se trata de una cultura perversa enraízada en la ignorancia, en la violencia y en la pobreza. No que el fenómeno sólo ocurra en ambientes donde la miseria es prevaleciente; sino que las cifras apuntan a que se produce más, donde hay más concentración de pobreza.

Que poco han de poder hacer las niñas y adolescentes (aún informadas) frente a los avances de adultos amenazantes.

Si te hacía falta una razón para unirte a la lucha por políticas generadoras de prosperidad y de riqueza; en vez de promover políticas fabricantes de miseria, esta es una.

La foto es de Prensa Libre, por Erick Avila.


03
May 17

¡Que no haya otra Brenda…y no haya otro Jabes!

Con tanto caos alguien va a hacer algo estúpido, dice el inspector Finch en la película V for Vendetta; y acto seguido un señalador le dispara a una niña y esta cae muerta.   Cuando aquello ocurra, las cosas se van a poner muy mal, añade el policía y en la siguiente escena un grupo de personas acorrala al señalador asesino, que desenfunda su arma para luego recibir un golpe con una llave inglesa por parte de uno de los que lo tienen rodeado. Ese acto desata la cadena de sucesos que llevan el desenlace de la película.

Escucha el podcast aquí.

De esa escena me acordé cuando vi que el miércoles pasado una persona (entonces no identificada) atropelló a un grupo de jóvenes que bloqueaba la Calzada San Juan.  Luego se identificaría al hechor como Jabes Meda Maldonado.  La sucesión de actos en aquél día y lugares fatídicos resultó en la peor de las tragedias cuando Brenda Domínguez, una de las chicas que bloqueaban la vía perdió la vida a causa de las heridas recibidas bajo el automóvil que conducía Meda.

Desde hace ratos –en mayo de 2016 y en junio de 2015– para citar dos ejemplos, he advertido que los bloqueos de calles y carreteras no sólo afectan la libertad de locomoción (así en abstracto); sino que afectan las vidas y los negocios de miles de personas reales, individuales (en concreto). Por eso son situaciones muy volátiles y peligrosas y que lo peor que puede pasar durante un bloqueo, ¡y lo que no debería ocurrir!, es la violencia.

Por su naturaleza, los bloqueos son situaciones muy tensas, en las que la irracionalidad y la violencia pueden encontrar el campo fértil, como triste y desgraciadamente ocurrió en la San Juan.   Además de la muerte de Brenda Domínguez, por lo menos 10 chicos más resultaron embestidos y heridos.

Ahora bien, le corresponde a un tribunal de justicia establecer qué es lo que ocurrió ahí exactamente y quiénes (quiénes, no sólo quién) fueron los responsables de la cadena de sucesos que llevó al desenlace fatal. ¿Está claro que deberíamos tratar de que cosas así no vuelvan a ocurrir?

Parece evidente que hay un consenso con respecto a que quien conducía el automóvil que atropelló a Brenda Domínguez y a sus compañeros están la primera línea de responsabilidad. El piloto tomó la decisión de avanzar y acelerar y embestir a los bloqueadores.

Pero hay una segunda línea de responsables: ¿Quiénes organizaron el bloqueo? ¿Quiénes convencieron a otros de que salir a bloquear la San Juan era una buena idea? ¿Había maestros entre ellos? Brenda Martínez era menor de edad, ¿bajo la responsabilidad de quién, o de quiénes está un estudiante menor de edad cuando se halla en la escuela, o en el instituto cualquiera que este sea? ¿Había estudiantes mayores de edad entre los organizadores? Estos responsables no son los hechores, claro; pero sin su participación activa, o sin su negligencia, el bloqueo y el sucesivo atropellamiento no hubieran sido posibles.

La tercera línea de responsabilidad es la de las autoridades castradas encargadas de hacer cumplir la ley y las de mantener despejadas las vías de tránsito y circulación.  Los bloqueos son  delitos, y cuando las autoridades incumplen con sus obligaciones legales, y permiten que un delito continuado como el bloqueo ocurra y se extienda innecesariamente, su negligencia hace que se intensifique en clima de tensión y que el caldo de cultivo para la irracionalidad y la violencia se haga más nutritivo.

Finalmente hay una cuarta línea de responsabilidad, la de los formadores de opinión y la de las dirigencias que fomentan los bloqueos, las marchas y otras formas de violencia como instrumentos políticos.  Los que no dudan en usar jóvenes y gente modesta, desde lejos, para bloqueo tras bloqueo, marcha tras marcha, generalizar un ambiente de tirantez y estrés sociales que, se suman a los problemas que día a día tiene que enfrentar la gente.  Inocentemente, muchas personas dudan que los bloqueos sirvan para algo, y se preguntan, que, ¿qué ganan los bloqueadores y marchistas? Pues ganan angustia, incertidumbre, tensión y un sentimiento generalizado de estar al borde. En el Hogar seguro virgen de la asunción se llegó al borde; y aquel triste y fatídico miércoles en la San Juan se llegó al borde.

A veces, los chapines sentimos que estamos en una de esas semanas en las que se nos descompone el automóvil, nos abandona la pareja, se nos muere el gato y perdemos el examen parcial.  En esas condiciones, y recordando lo que dijo el inspector Finch: Alguien pude hacer algo estúpido, y las cosas se pueden poner verdaderamente mal. Tal y como ocurrió en la San Juan.

Esto es, en parte (pero no totalmente) a causa de que no distinguimos derechos, de necesidades; ni derechos, de caprichos.  Me explico:

Una característica esencial de un derecho es que su ejercicio no viola derechos ajenos.  Si en el ejercicio de una facultad que yo creo que es mi derecho, violo un derecho ajeno, uno de los dos no es derecho.

Me explico:

Tengo necesidad a trabajar, lo cual implica que otros tienen la obligación de  no impedir que yo busque y encuentre un empleo de forma pacífica y voluntaria. Lo que no puedo hacer, a pesar de tener necesidad de trabajar y el derecho a buscar trabajo libremente, es a forzar a otros a darme empleo.  Si fuerzo a otros a emplearme, violo sus derechos a la libertad y a la propiedad y lo que era mi derecho a trabajar se convierte en una forma de violencia.

¿Otro ejemplo?

Tengo derecho a la libertad de expresión y eso quiere decir que nadie debería impedir, o tratar de impedir que yo diga, o escriba lo que pienso, o creo.  Eso sí, no puedo, de manera alguna, forzar a otros a publicar, difundir, o patrocinar mis ideas, u opiniones, si no están de acuerdo con ellas.  Y ni siquiera si están de acuerdo; pero simplemente no tienen deseos de colaborar con ellas.

¿Un tercer ejemplo?

Tengo el derecho a congregarme y manifestar.  Tengo la facultad de ejercer el derecho de petición.  Incluso puedo manifestar y ejercer mi derecho de petición para solicitar privilegios y hasta disparates.  Pero si en el ejercicio de aquel derecho le ocasiono daños y perjuicios a otras personas, en sus vidas, o en su propiedad, el derecho de manifestar y el derecho de petición dejan de serlo para convertirse en formas de provocación, de agresión, de presión y de violencia.  ¡No existe tal cosa como el derecho a la amenaza del uso de la fuerza, o el derecho al uso de la fuerza para conseguir privilegios, o disparates!  Si existiera, los extorsionistas no serían delincuentes. ¿Verdad?

Voy a apostar a coincidimos en lo que ocurrió en la San Juan el miércoles pasado fue muy malo y muy triste, y que deberíamos evitar que vuelva a pasar.  Voy a apostar a que coincidimos en que los responsables deben enfrentar -con justicia- las consecuencias de sus acciones, u omisiones. ¿Coincidimos en que las autoridades deben proteger la vida, la libertad y la propiedad de todos por igual?  ¿Podemos coincidir en que no está bien usar jóvenes y personas modestas para fines alcanzar nuestros fines?

No se vale derivar, de estas meditaciones, que no se debe salir a manifestar.  ¡Contra la tiranía, contra la corrupción, contra los abusos de las autoridades, para evitar la injusticia, hay que manifestar!  Lo que no es aceptable es violar derechos ajenos durante las manifestaciones, ni dañar, ni perjudicar a otros durante las manifestaciones.

¿Cachas la idea?

¿Podemos coincidir, también, en que debemos evitar acciones violentas, incluidas las amenazas en el uso de la fuerza?  ¿Podemos coincidir en que no es un derecho aquello que causa daños y perjuicios a otros?

A mi me conmueve y me da tristeza cuando mueren jóvenes, especialmente si es en circunstancias evitables; y me conmueve y me da tristeza cuando jóvenes estropean sus vidas por no actuar con prudencia, o por actuar criminalmente. Por las Brendas y los Jabes potenciales que andan por ahí, ¡que no haya una víctima más!


21
Feb 17

Trabajadores secuestrados; y “ni cuío”

comunicado-naturaceites-1

En la madrugada de ayer, un grupo armado de 50 personas, con las caras cubiertas con pasamontañas, invadió la finca Palestina, en Panzós, Alta Verapaz y secuestró a varios trabajadores. Los invasores también causaron daños graves en el lugar; están botando las plantaciones con motosierras.

Tal vez me perdí de algo; pero ¿y el Ministerio Público? ¿Y la Policía?  ¿Yos grupos defensores de los derechos humanos? Ni cuío.  No se ven movilizaciones para proteger a las víctimas de los secuestradores armados.

Esta no es la primera vez que NaturAceites, la empresa propietaria de la finca invadida ayer sufre este tipo de violencia. En agosto de 2016 se vivió un escenario similar en la finca El Pataxte, en el Estor, donde individuos armados secuestraron a 21 trabajadores.


21
Feb 17

¿Y si estás atrapado en un bloqueo?

c5mxgg7ueaau4nl-jpeg

Mientras lees esto hay bloqueos en distintas carreteras del país; los bloqueos son para promover la agenda de grupos colectivistas y sus demandas son un fiambre rancio.

¿Qué hacemos si nos hallamos en un bloqueo? Lo peor que puede pasar, y lo que no debe ocurrir, es una escalada de violencia.  No sólo por lo que eso implicaría en términos de vidas y propiedad; sino porque a aquellos grupos los mártires les son muy útiles.

¡Por supuesto que los dirigentes y los ejecutores de los bloqueos inician el uso de la violencia con los bloqueos!  Esto es no sólo porque dañan y perjudican la vida y los negocios de sus víctimas (que son las personas que quedan varadas y las personas que no pueden movilizarse), sino que violan derechos fundamentales al impedir el paso por la fuerza.  Los bloqueos cortan el paso (que de otra forma sería libre y pacífico), interrumpen el desarrollo normal de las actividades de personas pacíficas, inmovilizan, paralizan, y generan tensiones.

He preguntado, pero no existe una teoría general del bloqueo; empero pareciera que se hacen by the book y es evidente que persiguen objetivos políticos por medio del descontento, la inestabilidad, el miedo, violencia psicológica y la amenaza de violencia física.  El propósito de los bloqueos no es el de encontrarles solución a los problemas, sino el de generar conflicto.  Los grupos que promueven los bloqueos viven del conflicto.

¿Cómo pueden, las víctimas de los bloqueos, enfrentarlos de forma creativa y que ponga en evidencia a los agresores?  De los años 60 recuerdo la foto de una manifestación de hippies en los que los manifestantes ponían flores en los cañones de los fusiles de la policía; y eso es ingenioso, ¿o no?  De V for Vendetta veo miles de personas con máscaras de Guy Fawkes, ¿genial, o no?

Si quedas atrapado en un bloqueo la prioridad debe ser evitar la violencia.  Y luego evidenciar a los agresores.  La cosa es no quedarse cruzados de brazos y entretenerse. También puedes tuitear cada 20 o 30 minutos describiendo la situación.  ¿Qué tal si envías fotos, o vídeos de los bloqueos? Quizás con un hashtag como #NoApoyoElBloqueo .

En ocasiones anteriores he sugerido que deberíamos llevar banderas blancas en nuestros automóviles,  banderas de tela, o de plástico, fáciles de hacer y de poner en el baúl.  Y si somos atrapados en un bloqueo podríamos salir con nuestras banderas y plantarnos frente a los agresores y a lo largo y lo ancho de todo el bloqueo. Podríamos cantarles el himno nacional (que dura 5 minutos) cada 15, o 20 minutos.  Son ideas y si alguien tiene mejores sería bueno escucharlas…o mejor aún…verlas en práctiva

Son ideas y seguramente hay mejores.  La cosa es no quedarse cruzado de brazos, de malas pulgas y, sobre todo, evitar la violencia para no caer en la provocación de los agresores.


11
Feb 16

¿De quién son los lugares turísticos?

cimarron-luis-figueroa

Pobladores del municipio de Lanquín tomaron medidas de hecho que pueden afectar el ingreso y tránsito libre al Semuc Champey y a las grutas de Lanquín, en Alta Verapaz; por lo que el Programa de Asistencia al Turista, emitió un comunicado en el que les recomienda a los visitantes no viajar a aquel destino.  Esta es la segunda vez que los pobladores hacen este tipo de cosas.  El comunicado fue dirigido al Cuerpo Diplomático acreditado en en Guatemala.

Según Proatur, al menos 200 personas tomaron las instalaciones de la Municipalidad de Lanquín y los dos lugares turísticos.  Lo que quieren con estas medidas violentas es que se les conceda el derecho de propiedad de los sitios turísticos.

La discusión de a quién le pertenecen los sitios turísticos es una discusión válida y que hay que tener; pero, ¿de forma violenta?   Este tema se parece bastante al de a quién le pertenece el pasado; tema que Alberto Garín explora en este pequeño artículo.

A finales del año pasado visité el Cimarrón, un sitio fantástico ubicado en Nentón, Huehuetenango; y cuando empecé a hacer los arreglos para ese viaje extraordinario, la persona a cargo me advirtió que posiblemente no podríamos visitar aquel fenómeno geológico porque había un enfrentamiento entre dos poblaciones debido a quien tiene derecho a cobrar por el acceso a la dolina.

Tuve suerte porque el conflicto terminó antes de que llega; pero caminando iba, en dirección del Cimarrón -habíendo pagado la tarifa de acceso- cuando vi los restos quemados de lo que parecían bancas y columnas de madera.  La explicación fue que más tardaban los habitantes de una población en construir la estación para el descanso de los visitantes (y vaya si no hace falta un lugar de descanso), que lo que tardaban los habitantes de otra población en llegar a destruirla y quemarla.

Imagínate cómo ha de ser que un turista eche viaje a aquellos lugares remotos y bellísimos, y se encuentre con que no puede verlos porque la gente está peleando.  Es como cuando turistas han llegado a Tikal sólo para encontrarse con que el sindicato ha cerrado el acceso.

Un país turístico debería resolver este tipo de asuntos, sobre todo un país turístico que no hay modo que aproveche todo su potencial.


17
Nov 15

La quema del soldado Ortiz, ¿quedará en la impunidad?

ortiz

Julio Ortiz Ordoñez salió de la Base Aérea del Sur, en Retalhuleu, y cuando se dirigía a su casa pasó por el parque central de aquella ciudad.  Al ver una manifestación de ¿650 pilotos de mototaxis? -conocidos como tuc tuc- se detuvo a toma fotos y documentar la reunión multitudinaria.  Como tomaríamos tu, o yo.  Tu porque, ¿eres curioso? y yo porque escribo un blog.

Lo que ocurrió después es espeluznante.  Los manifestantes lo detuvieron y lo comenzaron a vapulear, lo rociaron con gasolina y le prendieron fuego. ¿Por qué? Porque podían y porque los dirigentes del grupo dispusieron que ninguna persona particular, o periodista podía tomar fotos de la manifestación.  ¿Con qué autoridad? ¿Con qué derecho?

El soldado Ortíz Ordóñez fue trasladado al Centro Médico Militar deido a la gravedad de las quemaduras en diferentes partes de su cuerpo.

La quema de Ortiz Ordóñez no fue el único acto de esta naturaleza en aquella población, los conductores de tuc tucs vapulearon a José Armando Vicente Sazo, a quien acusaban de pertenecer a una banda de extorsionistas, y luego lo entregaron a la policía.

Las autoridades, ¿ya están persiguiendo a los autores de aquellos actos salvajes, o estos quedarán en la impunidad? ¿Alguien sabe si hubo investigación y proceso por el asesinato -por la espalda- del soldado Victor Miguelito Soria Pacheco, en Barillas, Huehuetenango?  En aquella ocasión Soria se encontraba desarmado y sólo portaba equipo antidisturbios. Al momento de ser asesinado custidiaba un helicóptero que llevaba provisiones. ¿Hubo perseguidos por la justicia? ¿Se le hizo justicia al jóven soldado de Chicamán, Quiché?

La foto la tomé de Twitter.


12
Oct 15

Poco le duró a Guatemala…

Linchamiento-el-periodico

Poco le duró a Guatemala ser un ejemplo para el mundo con eso de haber conseguido la destitución del Presidente de la República y de la Vicepresidenta (de forma pacífica) por aparentemente estar involucrados en una red extensa de defraudación tributaria.  Poco nos duró a los chapines ser ejemplo para el mundo; porque ayer, una tubra del municipio de Concepción, Sololá, linchó al alcalde Bacilio Juracán a pocos metros de su casa.  El inmueble, así como tres casas más y cuatro vehículos fueron incendiados.  A Juracán, sus atacantes lo vapulearon, luego le echaron gasolina y le prendieron fuego.  Uno de sus hijos fue golpeado.

Aquellos actos ocurrieron luego de que, por la mañana, desconocidos le dispararon al ex candidato a jefe municipal, Lorenzo Sequec.  En ese hecho murieron dos personas y quedaron heridas tres más incluido el objetivo que era Lorenzo Sequec.

Juracán es señalado por actos de corrupción.  Aunque Guatemala tiene una historia de linchamientos, el de Juracán tiene la particular característica de que es el primero que se da de un alcalde.  Juracán fue reelecto, por tercera vez en los comicios pasados, en los que obtuvo 1317 votos, frente a 906 que recibió Sequec. En la medida en que se acerca la fecha en que los alcaldes electos (o reelectos) asuman sus funciones, ojalá que estas no sean las vísperas de unas fiestas de luto y violencia.

Es generalmente aceptado que los factores explicativos detrás de los linchamientos son la ausencia de autoridad y de justicia frente a actos que la gente considera como criminales; y cierto sentido de solidaridad indígena ya que a mayor porcentaje de población indígena, más posibilidades de linchamientos existen en las poblaciones. Si quieres saber más sobre linchamientos te recomiendo Linchamientos en Guatemala.

Actos como este son condenables, repudiables e inaceptables.  No son justicia; y sus autores deberían ser perseguidos, procesados y castigados.

La foto es de elPeriódico.


21
Jul 15

¿Y si te encuentras con un bloqueo de Baldizón y Barquín?

11751724_10207525107832962_2476222721883895025_n

El partido Lider, el de los candidatos Manuel Baldizón y Edgar Barquin, amenazó con organizar bloqueos y marchas con acarreados en la ciudad de Guatemala y podrías encontrarte con alguna de ellas. Algunos temen que con un Miércoles Rojo se repita el Jueves Negro de 2003 ¿Qué vas a hacer?

He aquí unas sugerencias:

Lo peor que puede pasar, y lo que no debe ocurrir, es una escalada de violencia.  No sólo por lo que eso implicaría en términos de vidas y propiedad; sino porque a aquellos grupos los mártires les son muy útiles.

¡Por supuesto que los dirigentes y los ejecutores de los bloqueos de chantaje inician el uso de la violencia con esas acciones!  Esto es no sólo porque dañan y perjudican la vida y los negocios de sus víctimas (que son las personas que quedan varadas y las personas que no pueden movilizarse), sino que violan derechos fundamentales al impedir el paso por la fuerza.  Los bloqueos cortan el paso (que de otra forma sería libre y pacífico), interrumpen el desarrollo normal de las actividades de personas pacíficas, inmovilizan, paralizan, y generan tensiones.

He preguntado, pero no existe una teoría general del bloqueo; empero pareciera que se hacen by the book y es evidente que persiguen objetivos políticos por medio de el descontento, la inestabilidad, el miedo, violencia psicológica y la amenaza de violencia física.

¿Cómo pueden, las víctimas de los bloqueos, enfrentarlos de forma creativa y que ponga en evidencia a los agresores?

Si quedas atrapado en un bloqueo la prioridad debe ser evitar la violencia.  Y luego evidenciar a los agresores.  A mí se me ocurre que podríamos llevar banderas blancas en nuestros automóviles,  Banderas de tela, o de plástico, fáciles de hacer y de poner en el baúl.  Y si somos atrapados en un bloqueo podríamos salir con nuestras banderas y plantarnos frente a los agresores y a lo largo y lo ancho de todo el bloqueo. Podríamos cantarles el himno nacional (que dura 5 minutos) cada 20 minutos.

La cosa es no quedarse cruzados de brazos y entretenerse.  No dejes de tuitear fotografías, o publicarlas en Facebook; puedes publicar videos cada 15 minutos describiendo la situación. Si hay actos de violencia, o de vandalismo, las fotos y los vídeos son importantes. Quizás con un hashtag como #BochincheLider y otro que diga #ProtestaLider.

Son ideas y seguramente hay mejores.  La cosa es no quedarse cruzado de brazos, de malas pulgas y, sobre todo, evitar la violencia para no caer en la provocación de los agresores.

Actualización: Edgar Barquín asegura que no hay manifestación, sino vigilia para orar por la democracia. Todo esto ya va siendo como de opereta, ¿o no?  Tal vez es por aquello de que A dios rogando y con el mazo dando…porque no se responsabilizan de lo que hagan los infiltrados.  ¡Ya vas!


09
Jun 15

¿Y si hay nuevos bloqueos?

la hora

Dirigentes de la organizacion fantasma Alianza Obrero Campesina -que el viernes pasado realizó bloqueos en distintos puntos de la ciudad de Guatemala y de esa forma damnificaron a miles de personas- amenazaron con efectuar nuevas acciones.  También la gente de Joviel Acevedo y otros sindicalistas irresponsables amenazaron don acciones similares.

¿Qué haremos si eso ocurre? Lo peor que puede pasar, y lo que no debe ocurrir, es una escalada de violencia.  No sólo por lo que eso implicaría en términos de vidas y propiedad; sino porque a aquellos grupos los mártires les son muy útiles.

¡Por supuesto que los dirigentes y los ejecutores de los bloqueos inician el uso de la violencia con los bloqueos!  Esto es no sólo porque dañan y perjudican la vida y los negocios de sus víctimas (que son las personas que quedan varadas y las personas que no pueden movilizarse), sino que violan derechos fundamentales al impedir el paso por la fuerza.  Los bloqueos cortan el paso (que de otra forma sería libre y pacífico), interrumpen el desarrollo normal de las actividades de personas pacíficas, inmovilizan, paralizan, y generan tensiones.

He preguntado, pero no existe una teoría general del bloqueo; empero pareciera que se hacen by the book y es evidente que persiguen objetivos políticos por medio de el descontento, la inestabilidad, el miedo, violencia psicológica y la amenaza de violencia física.

¿Cómo pueden, las víctimas de los bloqueos, enfrentarlos de forma creativa y que ponga en evidencia a los agresores?  De los años 60 recuerdo la foto de una manifestación de hippies en los que los manifestantes ponían flores en los cañones de los fusiles de la policía; y eso es ingenioso, ¿o no?  De V for Vendetta veo miles de personas con máscaras de Guy Fawkes, ¿genial, o no?

Si quedas atrapado en un bloqueo la prioridad debe ser evitar la violencia.  Y luego evidenciar a los agresores.  A mí se me ocurre que todos deberíamos llevar banderas blancas en nuestros automóviles,  Banderas de tela, o de plástico, fáciles de hacer y de poner en el baúl.  Y si somos atrapados en un bloqueo podríamos salir con nuestras banderas y plantarnos frente a los agresores y a lo largo y lo ancho de todo el bloqueo. Podríamos cantarles el himno nacional (que dura 5 minutos) cada 15, o 20 minutos.

La cosa es no quedarse cruzados de brazos y entretenerse.  También puedes tuitear cada 10, o 15 minutos describiendo la situación.  Quizás con un hashtag como #NoApoyoElBloqueo .

Son ideas y seguramente hay mejores.  La cosa es no quedarse cruzado de brazos, de malas pulgas y, sobre todo, evitar la violencia para no caer en la provocación de los agresores.

Se estima, por cierto que los bloqueadores del viernes pasado eran acarreados de los pipoldermosy que lo que ocurrió ese día es equivalente al Jueves Negro del Frente Republicano Guatemalteco en 2003.

Las foto es de La hora.