06
Ago 18

“Sentencia”, teatro del bueno…bueno

Con la actuaciones estupendas, muy bien dirigida y con escenografía e iluminación de primera, se presentó la obra Sentencia, por Luz María Meza, en Guatemala.

Si alguna vez te la topas, cuando andes de viaje por ay, de verdad te la recomiendo.  Es una comedia sencilla; pero ingeniosa, que aborda temas como la violencia intrafamiliar, la complejidad de las relaciones humanas, el balance que debería haber entre la vida personal y la vida profesional…y la naturaleza de la justicia.  Todo ello en el marco de un enredo -amoroso y profesional- entre tres abogados.

Sentencia, cuyo subtítulo es: La justicia es ciega, yo le saqué los ojos, tiene giros sorpresivos; y si la vas a ver, no olvides dejar tiempo para el mero, mero final.

La presentación fue gracias al Departamento de Artes Escénicas, de la Universidad Francisco Marroquìn.  Por cierto, el Departamento ha inaugurado un nuevo ciclo llamado Teatro en agosto y a fines de este mes veremos Los últimos cinco años.

Participaron la actriz y dramaturga, Luz María meza; la actriz Sheyla Ferrara y el actor y mùsico Enrique Herranz. La obra obtuvo el Premio Dramaturgo 2017, otorgado por la Asociación de Periodistas Teatrales, de Mèxico.


05
Ago 18

Sequía, cambio y colapso maya

Como atiendo muchos visitantes extranjeros, con frecuencia debo responder a la pregunta de por qué es que colapsó la civilización maya.

Con base en conferencias a las que he asistido y a artículos especializados que he leído, mi respuesta siempre va en cuatro vías: 1. Sequías que causaron falta de lluvias, y en consecuencia malas cosechas, entonces hambre, multitudes hambrientas y enojadas, y luego sacerdotes, aristócratas y monarcas decapitados.  2. Malas filosofía y tecnología, incapaces de entender y de enfrentar efectivamente lo que estaba ocurriendo. 3. El mantenimiento de élites improductivas y ciudades inmensas que pesaba sobre las masas cuya productividad era precaria.  4. Lo de siempre: guerras, enfermedades y tecnología insuficiente que dificultaban el comercio.

En un plazo de tiempo no muy prolongado, las principales dinastías desaparecieron y las ciudades más importantes fueron abandonadas a su suerte. Aunque los mayas sobrevivieron, su poder económico y político fue desde entonces una triste sombra de tiempos mejores.

Recientemente, con base en los análisis de los isótopos de oxígeno en un lago de Yucatán,  científicos confirmaron que sequías extremas y muy frecuentes fueron una de las causas principales del colapso maya.

Nuestras reconstrucciones paleoclimáticas ponen de manifiesto que durante este periodo se produjo un descenso en la cantidad de lluvia anual de un 40 al 55 por ciento, con picos de hasta el 70 por ciento, y una reducción de la humedad ambiental de hasta un 7 por ciento, en comparación con la actualidad», ha enumerado este investigador.

Y me pregunto: ¿Un Protocolo de Kyoto que hubiera reducido las emisiones de dióxido de carbono, metano, oxido nitroso; así como de hidrofluorocarbonos, perfluorocarbonos y hexaflourouro de azufre, hubieran detenido aquel proceso? ¡Por supuesto que no!, porque el cambio climático no es antropogenico.  El cambio no es causado por los seres humanos, sino que es una constante de toda la vida en la naturaleza de las cosas aquí en el planeta Tierra. Es el dinamismo y no la estasis lo que no cambia.

La foto la tomé desde la pirámide El tigre, en El mirador.


03
Ago 18

Sacjá y la impunidad

El lunes pasado una turba ingresó a las instalaciones de la hidroeléctrica Sacjá y lanzo mujeres y policías a un barranco, taló árboles, destruyó vehículos, retuvo a por lo menos 75 agentes de la PNC, y hubo un agente desaparecido temporalmente y las mujeres tienen huesos rotos.  La horda robó armamento y huyó con él. Luego de tanta violencia, ¿cuántos capturados hay? Ninguno, que se sepa.  ¡Ni uno!

La hidroeléctrica, por cierto, tiene 7 años de operar en el lugar, ciento por ciento en propiedad privada y hacía cuatro meses que estaba suspendida.  No es la primera vez que la operación sufre actos de aquella naturaleza, en marzo anterior una patulea de unos 200 cooperativistas destruyó el canal de distribución del líquido.

¿Quién hace esas cosas? Un grupo que se identifica como Cooperativa Monte Blanco, que es miembro de la federación de cooperativas departamental y no es de vecinos del lugar. A decir de los propietarios de la hidroeléctrica, las relaciones con las 7 poblaciones vecinas son excelentes. He aquí una bonita tarea para investigadores sociales chispudos: hagan una historia –a partir de los dirigentes de Monte Blanco– y cuéntenos quien militó con quién durante el enfrentamiento armado interno; quién casó con quién en qué organización armada y en qué ONG; cuéntenos si reciben dinero de los tributarios. Sorpréndanos con un arbolito de relaciones que explique por qué es que actos como aquellos son inmunes frente al MP y al PDH.  A mí me da curiosidad saber detalles así.  ¿¡Por qué son inmunes, incluso contra la CICIG!?

¿Por qué es que esto es importante? No sólo porque cometieron crímenes, sino porque los comenten impunemente.  No sólo porque dañaron vidas y propiedades. No sólo porque abonan a la cultura de la violencia. No sólo porque parece que las leyes y las autoridades están pintadas. No sólo por eso, sino porque sin fuentes de energía y sin fuentes de trabajo, ¿qué les queda a los más pobres y vulnerables en lugares donde no hay oportunidades? Lo que les queda es escapar, agarrar para el norte y arriesgar la vida y la dignidad, aunque el “mux” se quede enterrado aquí.

Columna publicada en elPeriódico; y la foto es de ese diario.


01
Ago 18

Acción en el volcán Pacaya

Por andar trasteando la cámara me salió esta foto de la actividad en el volcán Pacaya; y la comparto porque me cayó en gracia.

Al centro se ve la lava deslizándose por el costado del volcán.  Según el Insivumeh en horas de la noche se observan explosiones estrombolianas que elevan material a una baja altura. Flujo de lava en dirección al Cerro Chino con una longitud aproximada de 500 metros. La estación sísmica registra tremor interno asociado a la desgasificación y a las constantes explosiones que se generan en el área.


01
Ago 18

La banalización del racismo

Circula un meme que dice: Racismo es aspirar a hablar inglés, o francés antes que una lengua indígena; y cuando lo vi me acordé que hace años acompañé a un consultor –que promovía la educación bilingüe en inglés y en algún idioma maya– a hacer lo suyo en varias poblaciones de Quiché.  No recuerdo si fue en Chumanzana, o en Sajbichol, que luego de que mi cuate hizo su presentación a un grupo de señoras, el hombre mayor que observaba la reunión en la parte de atrás del salón, acompañado por otros hombres, pidió la palabra para sugerir que a los niños y jóvenes de la localidad se les enseñara inglés, porque así ellos podrían negociar mejor sus productos.

Es evidente que muchas personas aprenden otros idiomas –y sobre todo los que son útiles para los negocios– para mejorar su nivel de vida y elevar el bienestar de los suyos.  No sé si todavía es el caso; pero hace unos años, muchos centros de llamadas enfrentaban problemas para encontrar personal bilingüe (en inglés) y con talento.  En un país donde abunda la pobreza y donde no sobran las oportunidades de empleo, hasta el punto de que miles de personas tienen que emigrar en condiciones peligrosas y humillantes, ¿la gente debería inhibirse de aprender inglés y debería optar por quiché para no incurrir en racismo, según los autores y difundidores del meme?

La banalización del racismo es un invento para generar conflictos sociales, en beneficio de quienes viven del enfrentamiento. ¡Y no se vale jugar con la emotividad de las personas para inhibirlas de mejorar su competitividad!

El racismo es un problema real que hay que estudiar con objetividad y honestidad.  Su práctica es estúpida porque lleva a juzgar a las personas con base en datos irrelevantes; y por lo tanto hace que los juicios derivados de esa perspectiva sean inútiles. Si no entendemos el fenómeno y es instrumentalizado con propósitos ideológicos y políticos, perdemos la oportunidad de resolverlo.

Las ilustraciones las tomé de Facebook.


31
Jul 18

Tempestad, rayos crepusculares y Venus

El cielo de julio ha sido una maravilla.  Venus, Saturno y Marte han alegrado las noches; también Antares (mi estrella favorita).  Los rayos crepusculares han estado bellísimos.  No es temporada de celajes; pero los ha habido estupendos y las tempestades han estado magníficas.

Esta es parte de la tempestad de ayer que ese una de las más espectaculares que he visto; sumada a que -aunque mi teléfono no lo capta- el volcán Pacaya estaba manando lava.

Imagen de previsualización de YouTube

El sábado, al atardecer, Venus se lució en el cielo del Oeste sobre los celajes y sobre lo que se veía del volcán de Agua

Esa misma tarde, pero un poco antes, los rayos crepusculares engalanaron el cielo sobre la ciudad.

Julio no es el mejor mes para ver los volcanes, así que el momento en que pude atisbarlos fue de ser aprovechado.

 


27
Jul 18

Baal y el estatismo

Baal era uno de esos dioses a los que la gente le sacrificaba niños para que el universo no colapsara. Un día de tantos, Baal fue sustituido por otros dioses, la gente dejó de sacrificarle niños y ¿qué pasó? Niente.  Las cosas siguieron su curso normal. Para hacer la historia corta, el estatismo es el Baal de nuestros días. Mucha gente está dispuesta a hacer sacrificios a sus pies para que su mundo no colapse. Pero la gente no se va a dar cuenta de que los sacrificios son innecesarios –y que el estatismo es prescindible, como Baal– hasta que deje de hacer sacrificios a sus pies. Nota importante: no soy anarquista, y estatismo no es lo mismo que gobierno bajo la ley.

De aquello me acordé cuando leí algunas reacciones a mi columna de la semana pasada.  Muchas personas –especialmente burócratas– están convencidas de que sin un censo son imposibles las grandes estrategias estatistas (de Baal) que sacarán a miles de la pobreza. Y pensé: ¿Por qué sigue habiendo miseria luego de los censos y grandes estrategias de los últimos 50 años?

Pensé en Baal cuando muchísimas personas han hecho malabares para torturar el texto constitucional que dice que La ley establece el número de diputados que correspondan a cada distrito en proporción a la población y para invalidar la larga tradición de representación proporcional en la historia parlamentaria de occidente. En su altar, Baal acepta el sacrificio de principios, con tal de que el holocausto se base en criterios políticos de magistrados dispuestos a bendecir la inmolación.

Pensé en los adoradores de Baal cuando leí que los mejores argumentos de algunos, contra los peligros de la ideologización del censo, eran: Ignorante, tipejo, estúpido y tonto; sobre todo cuando es evidente que ni siquiera habían leído el texto que ofendía sus sensibilidades. Pensé en los sacerdotes de Baal cuando alguien agitó una tea y gritó: ¡Hay que denunciar este perfil! con la esperanza de silenciar los cuestionamientos de mi artículo y con la de imponer el pensamiento único que mana del templo de Baal.

Gracias a M. A. Bastos por la historia de Baal, aunque R. Blum dice que el que demandaba sacrificios de niños era Moloch; y las ilustraciones las tomé de Facebook.

Columna publicada en elPeriódico y las ilustraciones las tomé de Facebook.

De paso…como siempre el humor chapín se hizo presente en este tema del censo:


24
Jul 18

¡Quince años del jueves negro!

¡¿Vas a creer que ya pasaron quince años desde el jueves negro?!  Esta es una efeméride que no debe ser olvidada. Aquella mañana me asomé a la ventana del que era mi dormitorio. Y desde allí a los bochincheros, armados con palos para piochas, de esos que venden en las ferreterías. Caminaban rumbo al Este sobre la 14 calle de la zona 10. ¡Por supuesto que tomé una foto!

Hace una tres lustros, centenares de eferregistas fuera de control tomaron…calles y sectores de la capital. Con los rostros cubiertos y armados, con palos, piedras, machetes y armas de fuego exigieron la inscripción de José Efraín Ríos Montt, como candidato presidencial del FRG.

Los movimientos comenzaron desde la madrugada. Alrededor de 50 buses procedentes principalmente de Quiché, Totonicapán, Jalapa Jutiapa y las verapaces arribaron a la capital a las 5 de la mañana, con cientos de campesinos simpatizantes del Frente Republicano Guatemalteco y se dirigieron a puntos estratégicos de la ciudad.

Con días de antelación habían planificado que el Hipódromo del Norte, en la zona 2, la avenida de Las Américas, en la zona 13, y el Centro Cívico, serían los puntos donde se reunirían para iniciar las protestas a favor del caudillo eferregista.

La movilización obedecía a las palabras de Ríos Montt, quien el lunes 21 advirtió que si no era inscrito como candidato, era posible que perdiera el control de las bases del partido y se suscitaran actos de violencia.

“Estamos llegando a un punto que se pueden salir de control del Comité Ejecutivo algunas acciones de simpatizantes”, dijo ese día. Tres días más tarde cumplía la advertencia”.

El diario Prensa Libre reportó así los hechos del 24 de julio de 2003, fecha conocida en la Historia reciente de Guatemala como el Jueves Negro. Durante aquellos actos de violencia murió el reportero Héctor Ramírez, cuando era perseguido por los revoltosos. Héctor (el Reportero X)fue mi compañero cuando yo trabajaba en el noticiario de televisión Aquí el mundo.

Ese jueves fue seguido por una jornada luctuosa que no debe ser confundida con los Viernes de Luto en los que los guatemaltecos protestabamos contra los abusos de la administración del FRG y del presidente Alfonso Portillo.

Jornadas como la del Jueves negro no deben ser olvidadas porque las posibilidades de hacer uso de la violencia -por parte de aquellos que quieren conseguir, o retener el poder a cualquier costo- siempre son una posibilidad. Y porque algunos de los protagonistas de aquella mañana de destrozos y muerte todavía están vigentes en la política chapina.


23
Jul 18

Carta a Andrés Zepeda, II

Hola, de nuevo.

Que pena que no vieras mi respuesta del 4 de julio pasado.  Gracias por interesarte en este intercambio de ideas y aquí van mis comentarios a tu nota del 13 de julio.

¡Coincidimos en que los privilegios de unos, desde siempre, son posibles a expensas de los derechos elementales de quienes no gozan de prerrogativas!  Tan lo sé (porque dices que debería saberlo) que si en Carpe diem buscas Igualdad de todos ante la ley, vas a encontrar un tanatal de alusiones al tema; tan lo sé que una de las razones por las que apoyé Proreforma es porque uno de sus artículos estipulaba que:

En ningún caso el Senado o la Cámara de diputados emitirán ley, o decretos arbitrarios, o discriminatorios, en los que explícita, o implícitamente se concedan prerrogativas, privilegios o beneficios que no puedan disfrutar todas las personas que tengan la oportunidad de hacerlo.

Ninguna propuesta de reforma constitucional, que yo conozca, ha incluido semejante prohibición.

¡Coincidimos en que es injustificable el robo de energía que hacen los dirigentes de Codeca!  Pero la solución está en el fortalecimiento del organismo judicial, para que los afectados por las fluctuaciones y los cobros abusivos puedan defenderse; y un organismo judicial confiable es un componente importantísimo del estado de derecho.  El robo es injustificable, como dices; pero también lo es la pretensión –de Codeca–de volver a estatizar la generación y distribución de la energía eléctrica porque, cuando la energía era estatal también había fluctuaciones y cobros abusivos, cuando no apagones que duraban 6 horas, no en rincones perdidos; sino en el corazón productivo del país.  Sumados a la corrupción que se ha hecho tan evidente ahora y que caracteriza a la administración pública. ¿Te imaginas la corrupción que había cuando el INDE era todopoderoso y monopólico?

Es cierto que en Guatemala no todas las leyes se cumplen y no siempre; pero incumplir las leyes tiene costos.  A veces son bajos y a veces son altos; a veces son de corto plazo y a veces de largo plazo; a veces se ven y a veces no se ven.  La falta de flexibilidad laboral no sólo se refiere a horarios, sino a muchos otros campos.  ¿Sabes que es ilegal que un trabajador pacte con su patrono la posibilidad de trabajar en vez de tener vacaciones y ganarse así unos quetzales extra?  ¿Sabes que aunque un joven sin experiencia esté muy necesitado de trabajo no puede acordar con un potencial patrono que lo deje aprender el oficio y trabajar por menos salario que el fijado de forma política, al margen de las necesidades de los involucrados directamente? ¿Recuerdas que la dirigencia popular y laboral del país prefirió que no hubiera trabajos en ciertas áreas del país antes que dar su permiso para que hubiera salarios diferenciados?  Cumplir leyes laborales inflexibles también tiene costos, y los esos costos los pagan las personas más vulnerables, menos capacitadas, y más necesitadas.  El caso es que tanto trabajadores como patronos incumplen con la ley cuando el costo de cumplirla es más elevado que el de incumplirla.  De ahí la sabiduría incuestionable del rey de El principito, que le explicó al joven príncipe:

La autoridad se fundamenta en primer lugar en la razón. Si ordenas a tu pueblo que se tire al mar, hará la revolución. Yo tengo el derecho de exigir obediencia porque mis órdenes son razonables. Si yo ordenara a un general convertirse en ave marina, y si el general no obedeciera, no sería la culpa del general. Sería mi culpa.

Diferimos con respecto a la valoración de la desigualdad económica.  El problema en una sociedad donde hay muchísima gente pobre, como la guatemalteca, no es la magnitud de la diferencia entre ricos y pobres; el verdadero problema es que hay muchísimos pobres, y muchísima gente en la miseria.  El problema es que demasiada gente no sólo no puede poner tres tiempos de comida en sus mesas, sino que demasiada gente no puede desarrollar su potencial productivo y humano. Todo el tema ese de la desigualdad económica se basa en comparar a la gente; pero, ¿qué importancia tiene la comparación? Lo verdaderamente importante es si en esta sociedad, o en cualquiera otra, los individuos pueden desarrollar sus potenciales sin coerción, sin privilegios, sin obstáculos…o no.  En una sociedad en la que los individuos pueden desarrollar sus potenciales, incluso sus pobres están mejor que los pobres en una sociedad que es hostil a la productividad y a sus consecuencias no materiales. Si pudieras elegir el tipo de sociedad para vivir, ¿no preferirías una en la que tú y todos los demás pueden ser lo mejor que pueden ser?  En vez de ser lo más igual posible a los demás.  ¿Qué tal una sociedad en la que sin importar qué porcentaje de gente es propietaria de la tierra cultivable, la mayoría de personas puede desarrollar su potencial productivo y humano?  Es que en el siglo XXI la tierra cultivable ya no tiene la misma importancia económica y productiva que tenía en el siglo XIX.  ¿Qué tal una sociedad en la que mucho más de 260 individuos produjeran mucho más que el 56% del PIB?  Por cierto, en el siglo XXI el PIB no se acumula como se acumulaban los tesoros en baúles y en bóvedas en el siglo XVI.  En realidad, la riqueza (el PIB), se crea y se multiplica, si hay un ambiente e instituciones propicias para su creación y multiplicación de las que nos beneficiamos todos, incluidos los que tenemos poca participación en esas creación y multiplicación.  ¿Qué tal si fomentáramos ese ambiente?  No sólo para que haya muchos menos pobres, sino para que la pobreza no sea miseria.

¿Compartimos la idea de que el combate a la impunidad es urgente y valioso? Creo que sí. ¿Compartimos la idea de que el combate a la corrupción es impostergable y valioso? También creo que sí.  Si buscas en Carpe diem vas a encontrar que he escrito montones al respecto. Como lo veo es que la impunidad y la corrupción sólo pueden ser combatidas –efectivamente–  si se atacan sus raíces, no sólo sus efectos.  La raíz de la impunidad está en la falta de igualdad de todos ante la ley, y en que no se termina de entender que el sistema de administración de justicia es como un banco con cuatro patas: Los tribunales, el Ministerio público, la Policía Nacional Civil, el Sistema penitenciario; y que los cuatro necesitan de apoyo político, técnico y presupuestario para cumplir su misión con respeto a la Constitución y a las leyes.  La lucha contra la impunidad es un componente de la búsqueda de la justicia.  ¿Y la raíz de la corrupción?  Esta se halla en la multiplicación de oportunidades de injerencia política en asuntos que no son de orden político (como la decisión de con quién puedes comerciar, y con quién no y en qué condiciones) y en las posibilidades de arbitrariedad que genera aquella multiplicación (como cuando un funcionario puede decidir si tu furgón pasa por la frontera, o no; o cuando un funcionario puede decidir si te da un negocio, o no).  Sin límites claros al poder es imposible luchar efectivamente contra la corrupción. Se puede perseguir a todos los corruptos y meter presos a todos los corruptos; pero si continúan abiertas las causas de la corrupción los corruptos de ayer serán sustituidos por los de hoy, y los de hoy por los de mañana y así.   Es bien sabido que la ONU tiende a promover políticas estatistas que multiplican las oportunidades para involucrar políticos y funcionarios en actividades que les son ajenas; y es bien sabido que el estatismo es el caldo de cultivo para la arbitrariedad.  ¿Y la CICIG? A mí me inquieta que tenga tantos poder e influencia, y no sea responsable ante los electores y los tributarios chapines. Me parece inaceptable que ejerza su poder para diseñar una Guatemala a espaldas de los electores y los tributarios, de acuerdo con un diseño pactado con grupos de interés.  Me incomoda que cultive una forma de pensamiento único.  Desde tiempos de la CICIACS, mis objeciones contra una comisión como la CICIG fueron dos: 1. Que los guatemaltecos nunca resolvemos le fondo, sino que nos vamos a las ramas.  Que no funcionan los ministerios, hacemos fondos; que no funcionan los fondos, hacemos comisionados.  Y así.  No reforzamos el banco de tres patas; y traemos una comisión de la ONU.  2. Que al no enfrentar nuestros problemas y entregarnos al tutelaje de la ONU, nos íbamos a convertir en niños perpetuos, incapaces de ser responsables por los siglos de los siglos.  Y es lo que está pasando, no resolvemos el fondo y ya el jefe de la Cicig dijo que la tarea es formidable (o algo así) y que va a necesitar más tiempo y recursos para arreglar Guatemala.   De esto también he escrito párrafos y párrafos en Carpe diemHay dos citas que vienen al caso; una es de Lord Acton y dice que

El poder tiende a corromper y el poder absoluto corrompe absolutamente.

 Y la otra es de Henry David Thoreau y dice que:

Por cada mil personas atacando las ramas de un problema, hay una sola atacando sus raíces. 

Finalmente te reitero que no soy anarquista y no creo que haya que abolir el estado; si buscas en Carpe diem, nunca vas a encontrar que yo haya escrito algo a favor de abolir el gobierno.  A diferencia de muchos libertarios que creen que el gobierno es un mal necesario, yo creo que el gobierno es un bien necesario; y que debe ser fuerte.  ¿Para qué? Para que proteja la vida, la libertad y la propiedad de todos por igual.  Pero eso sí, el gobierno (que no es otra cosa que una abstracción que se concreta en políticos y burócratas que actúan) debe estar sujeto a la Constitución y a la ley para que no se convierta en instrumento de violación de los derechos de las personas, en nombre de los grupos de interés que lo controlen.

También reitero que no soy vocero de la UFM.  La explicación está en mi entrada del 4 de julio pasado.

Ya ves…otra vez esto se hizo largo.  De cualquier manera, gracias por animarme a aclarar mis ideas y a escribir sobre estos temas.  Saludos.


22
Jul 18

“Oranjeboom”, crimen del estado niñera

Como en una pesadilla macabra inspirada en ideas de Naomi Klein, o en una película distópica, el hermoso diseño de las etiquetas de la cerveza Oranjeboom es parcialmente ocultado -si no violado- por una etiqueta anodina y ominosa de esas que impone el estado niñera.  Eso es un crimen contra la belleza.

¿Dime si no es hermoso el diseño de las etiquetas de esa cerveza? Los colores y la simplicidad de la etiqueta son genialidades del diseño gráfico; y algún empleado oficioso decidió hacer realidad hasta las últimas consecuencias -y en serio- la legislación que promueven algunos políticos, burócratas y grupos de interés para decirle a la gente cómo debe vivir sus vidas y criar, entre nosotros, infantes perpetuos incapaces de ser conscientes y responsables de sus propias ideas y acciones.

El estado niñera es ese conjunto de acciones políticas que, desde el gobierno y por medio de las facultades legislativas y coercitivas de las que gozan los políticos y burócratas da muchos avisos, o genera mucha legislación sobre cómo la gente debe de vivir sus vida, especialmente en material de comida, alcohol,  o el tabaco.

Y más espeluznantemente aún la decisión de tapar la marca y el diseño hermoso se acerca demasiado a la materialización de un mundo genérico, gris, igualitario, sin logos y sin marcas, y sin belleza. Un mundo oscuro donde todo es igual, todo es peligroso y tu,  eres considerado como incapaz de vivir sin la tutela omnipresente de quienes creen que tienen el derecho a orientar tu vida y a imponer sus criterios hasta sobre diseños bellos, obras de arte y tu buen juicio.