15
Feb 17

Los murales de González Goyri están de vuelta

murales-gonzalez-goyri

En noviembre de 2015 de armó un alboroto porque los murales del edificio ubicado en la Quinta avenida y 16 calle de la zona 1 -por maestro Roberto González Goyri– habían sido removidos.  El lunes pasé por ahí y vi que ya están de vuelta, y me dio mucha alegría.  En la foto no se ven; pero están detrás de los andamios.

En su momento lamenté la sustitución de los murales de González Goyri por azulejos anodinos; pero explresé mi respeto por el derecho de los propietarios de los murales no sólo a tener gustos distintos a los míos, sino a disponer de su propiedad como le conviniera. ¿Por qué? Porque ya lo dijo Benito Juárez: el respeto al derecho ajeno es la paz.

La pretensión de que los propietarios de un edificio (o de una obra de arte) no pueden cambiarlo porque hay un grupo que valora el edificio (o la obra de arte)  parte de la pretensión arrogante de que todos deben valorar lo mismo; y parte de la pretensión peligrosa de que lo tuyo, no es tuyo.  Si prevaleciera el criterio de que los propietarios de una obra de arte en un edificio no pueden alterarla, se crearía un incentivo perverso: el de que es mejor no añadir obras de arte a los edificios para no correr el riesgo de que luego, haya gente que disponga que no se pueden alterar la obra de arte, ni el edificio.

Dicho lo anterior celebro el retorno de los murales con la esperanza de que no haya sido por la fuerza, ni por la amenaza del uso de la fuerza.

110115_murales_gonzalez_goyri

Hay murales bellísimos de Roberto González Goyri en el Banco de Guatemala, en el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social y en otros edificios.  El Tecún Uman monumental de la zona 13 es de aquel gran artista.


14
Feb 17

¿Qué es lo tradicional y qué es lo excesivo?

Imagen de previsualización de YouTube

Escucha el podcast aquí.

He estado bajo la impresión de que -aparte del tema racista en que se basa la propuesta de que haya distintos sistemas judiciales para personas de distintas etnias- la idea es que la justicia indígena se basa en la costumbre o en la tradición y por eso es consuetudinaria.  Pero tal vez esté equivocado.

Lo digo porque hace poco más de un año  Cristobalina Lucas denunció en la alcaldía indígena  que su hijo, Jonathan Morales Lucas, le había robado una computadora portátil que sería utilizada por otra de sus hijas. Frente a decenas de vecinos, las autoridades indígenas le propinaron nueve azotes a Morales Lucas, de 20 años, luego de que confesara el robo.

En ese contexto,  Raúl Ricardo Rodríguez, auxiliar de la Procuraduría de los Derechos Humanos en Quiché, dijo que esa oficina no está  contra la aplicación del castigo indígena, pero apela a que en vez de azotar a personas señaladas de hechos delincuenciales, se apliquen medidas correctivas como trabajo comunitario en beneficio de las personas afectadas. Rodríguez agregó qué si la persona que recibe ese tipo de castigos considera que fue excesivo, pudiera interponer una denuncia ante el Ministerio Público contra del grupo que lo hayan golpeado.

Morales Lucas estuvo amarrado durante dos días y dos noches y esa fue la forma en la que las autoridades indígenas consiguieron su confesión.

Y a mí me surgen varias dudas:

  • La PDH no está contra los azotes, ¿a pesar de que las penas crueles, o infamantes son evidentemente violatorias de la dignidad de las personas?
  • Si el derecho indígena se basa en la costumbre o tradición, y por eso es que es consuetudinario, al cambiar los azotes por trabajo comunitario, ¿se altera la costumbre y se desnaturaliza la tradición?
  • ¿Cuál es la gracia de que sea legitimada constitucionalmente una forma de justicia etnicista supuestamente basada en costumbres y tradiciones que vienen de muchas generaciones atrás, si luego esas costumbres y tradiciones van a ser cambiadas porque una autoridad ajena a las etnias involucradas apela a que sean cambiadas?
  • Puesto de otra forma: Para sus usuarios…¿la justicia ancestral va a tener gracia sin las azotinas?
  • Morales Lucas recibió nueve azotes. ¿Diez, o doce hubieran sido excesivos? ¿Morales se hubiera podido quejar en el Ministerio Público contra la alcaldía indígena?
  • En el criterio de excesivo: ¿Influye la fuerza con las que se dan los nueve azotes? ¿Qué es excesivo, 12 azotes suaves, u ocho azotes fuertes? ¿Influye en el criterio si los azotes son con vara de membrillo, con látigo de cuero, o con lazo…y si el lazo tiene nudos?
  • ¿Quién lleva control si el ladrón de compus vuelve a robar?  Y si vuelve a hacerlo, ¿cuál sería el castigo?  Se dice que serán 40 azotes; ¿eso será excesivo comparado con nueve?
  • ¿Cómo actuaría el Ministerio Público contra los miembros de la alcaldía indígena en caso de castigos excesivos en el ejercicio de su autoridad? La alcaldía indígena, ¿reconocerá la autoridad del MP?
  • ¿Si el sujeto activo del hurto de la computadora hubiera sido una mujer indígena? ¿Hubiera recibido nueve azotes? ¿Y si hubiera sido una mujer ladina?
  • ¿Qué, exactamente, es trabajo comunitario equivalente a 9 azotes?
  • El que una persona esté señalada de hechos delincuenciales, ¿quiere decir que es culpable y que debe ser penalizada?
  • ¿Qué opinan la PDH y el MP de la práctica de conseguir confesiones acerca de delitos por medio de amarrar a los sindicados? ¿En qué condiciones estuvo amarrado Morales Lucas para que confesara?

Si te interesan estos temas, seguramente te interesará por qué fracasó la jurisdicción indígena en Bolivia.


13
Feb 17

El volcán Pacaya en actividad

170213-volcan-pacaya-luis-figueroa

Así se ve la actividad del volcán Pacaya desde mi balcón en la ciudad de Guatemala. Normalmente las actividades de Pacaya son menos visibles, desde aquí, que las de Fuego y últimamente este ha estado más activo que aquel.  Hoy, que es una noche clara, podemos apreciar muy bien a este coloso que está localizado a 47 kilómetros al sur de esta ciudad.

En mayo de 2010 las cenizas y arena de Pacaya cubrieron la ciudad de Guatemala.


13
Feb 17

Reforma judicial, ¿otro tren que nos deja?

Pblind_justice_2830780815

A los guatemaltecos, de cuando en cuando, nos deja el tren.  Está a punto de dejarnos ahora porque la importante y necesaria reforma del sistema judicial está por ser sacrificada en el altar del racismo y de los privilegios. Y, ¿por qué habría de ocurrir semejante disparate? Porque el lado colectivista del espectro de las ideas está empecinado en que, por razones étnicas, en Guatemala hay dos tipos de grupos de personas que no deben ser iguales ante la ley.

Es cierto que a lo largo de la historia del país a la mayoría de casos que presentan los indígenas ante la administración de justicia esta no les da solución; pero…¡ese es un problema administrativo! y no debería ser ideológico.  La administración de justicia chapina tampoco les hace justicia a muchos casos de miembros de otros grupos étnicos. Posiblemente también sea un problema conceptual; pero eso es más atribuible a que la administración de justicia se basa más en legislación que en leyes; está demasiado obsesionada con el derecho positivo (basado en legislación); no respeta los derechos y principios procesales establecidos en la Constitución y las leyes; y se afinca en un sistema en el que la repartición de privilegios es más importante que la eliminación de los mismos.  Y eso afecta a todos, independientemente de nuestra etnia, nuestro sexo, y demás.

La idea descabellada de que la administración justicia no debe ser igual para todos los que convivimos en un mismo espacio, sino que debería ser distinta basada en criterios colectivistas como la etnia y el sexo (para mencionar dos), es una que confunde la justicia con el uso de la legislación para ejercer el poder.

Esto se entiende fácil si has visto un juego de fútbol en el que el árbitro (el juez) no favorece a un equipo, o a otro (o a miembros específicos de un equipo, u otro) basado en criterios étnicos, o de sexo.  Un buen árbitro hace que se respeten las reglas igualmente para todos, sin distinción, ni privilegios y así hace justicia.  La hace al evaluar objetivamente lo que ocurre en el campo de juego. ¿Qué clase de partidos veríamos si las decisiones de los árbitros (o jueces) dependieran de presiones de grupos de interés como ONG, comisiones internacionales, países amigos, u otras?

¡Por supuesto que el acceso al sistema de justicia es muy caro para la población más pobre del país! y  es cierto que la población más pobre del país es indígena; pero eso es un problema económico y no de una administración de justicia basada en la igualdad de todos ante la ley, sin privilegios étnicos, o de sexo.  Habrá menos pobreza cuando los políticos y funcionarios dejen de asfixiar el ahorro, las inversiones productivas y el intercambio para mencionar tres.  Habrá menos pobreza cuando los políticos y funcionarios eliminen las aduanas y los aranceles, liberen el mercado laboral y abolan el impuesto a los rendimientos del capital, para mencionar tres. Sin distinción étnica, o de sexo, todos nos beneficiaríamos si hubiera más y mejores empleos, más y mejores oportunidades para emprender y menos pobreza.

Las leyes generales y abstractas, pre-conocidas; la administración de justicia independiente e imparcial, objetiva, ciega, no politizada, no ideológica y dedicada a la protección de los derechos individuales de todos por igual sin privilegios (al margen del racismo y del sexismo) sirven más a la justicia, que los juegos de poder entre colectivos en los tribunales y las cortes.

El tren nos va a dejar porque, aunque la reforma al sistema de justicia es muy necesaria y urgente (mira las noticias sobre delincuencia, impunidad y corrupción en los diarios, por si no te lo crees), la necedad de incluir entre ellas el privilegio de una legislación específica para grupos étnicos casi imposibles de concretizar a la hora de rajar ocote, va a hacer que la reforma sea rechazada en las urnas.  Y entonces nos vamos a quedar con un palmo de narices.  Los chapines nos vamos a quedar sin la urgente y necesaria reforma de justicia; y las ONG, las comisiones internacionales, los países amigos van a sufrir una derrota similar a la que sufrieron en mayo de 1999.  ¿Van a aprender en esta ocasión? Ojalá que sí, porque sus caprichos les cuestan mucho a los chapines de todos los colores.

Ilustración por Tim Green de Bradford (Justicia ciega) CC BY 2.0, via Wikimedia Commons


13
Feb 17

Adiós a Humberto Preti

humberto-preti-prensa-libre

El periodismo de opinión y el gran diálogo nacional perdieron a un defensor valiente de los derechos individuales y de la igualdad de todos ante ley -así como del estado de derecho- pues ayer falleció el columnista, escritor, empresario y dirigente empresarial, Humberto Preti.  Conocía, como pocos, los temas agrícolas y agrarios.

La noticia está en la página 6 de Prensa Libre de hoy.

Algunas de sus columnas fueron:

Además de columnista, en Prensa Libre, Humberto era novelista y fue autor de Opera al nuevo mundo.

La foto es de Prensa Libre.


10
Feb 17

¿Qué debería ser ley?

el-ideal-politico-del-estado-de-derecho

Escucha el podcast aquí.

¿Te quedaste pensando luego de leer a F.A. Hayek la semana pasada en este espacio? ¡Que bien! ¿Me acompañas otra vez?

En El ideal político del estado de derecho, dice Hayek que quizás sea correcto que el abogado…deba concentrarse exclusivamente en lo que de hecho es la ley [en oposición a lo que debería ser la ley]. Pero entonces, con el debido respeto, debe decirse que la ley que resguarda nuestra libertad es un asunto demasiado importante para dejarlo en manos de los abogados.  Esto es porque necesitamos, además del estudio del derecho positivo, una ciencia crítica de la legislación.

Hayek explica que la base esencial del estado de derecho es la confianza en la acción de reglas abstractas (leyes), que rigen las relaciones entre los individuos. Dado que el estado de derecho implica que el gobierno jamás debe ejercer coerción contra el individuo, salvo cuando se trate de la aplicación de una regla conocida de antemano, que implica necesariamente el acto de coerción, tenemos aquí una limitación en general a los poderes de todo gobierno y en especial a la propia legislación. ¿Te das cuenta? Tanto el gobierno, como la legislación y la facultad legislativa deben tener límites a su capacidad coercitiva.  Es la ley la que pone aquellos límites, ¡para salvaguardar los derechos individuales!

Entonces…¿qué distingue a las leyes, de la legislación? Mientras que legislación podría ser cualquier normativa que emane de los órganos legislativos y cumpla con los procedimientos necesarios, las leyes son reglas generales y abstractas que han sido divulgadas con antelación. Son aplicadas a todas las personas por igual y se refieren a circunstancias conocidas por ellos.  La norma que dice que quien tomare, sin la debida autorización cosa, mueble, total o parcialmente ajena, será sancionado con prisión de 1 a 6 años. no distingue si el autor, o el despojado es hombre, o mujer; ni si es ladino, o indígena por decir algo.  Se le aplica a todos aquellos que se coloquen en la situación de tomar algo ajeno sin permiso.

¿Te das cuenta de lo importante que es distinguir entre ley y legislación?

Columna publicada en elPeriódico.


09
Feb 17

“Un Picasso”, ¿Satisfecho? ¡Nunca!

un-picasso-2

¡Soberbias las actuaciones de Ignacio López Tarso y Gabriela Spanic en Un Picasso! Con esas actuaciones magistrales y con esa obra fue inaugurado, anoche, el Festival Bravissimo 2014 del Departamento de Artes Escénicas de la Universidad Francisco Marroquín.

Mis monentos favoritos fueron: cuando Picasso le dice a Miss Fischer ¿Satisfecho? ¡Nunca!; y el enredo del primer retrato que Picasso hace de Miss Fischer en el escenario.

La obra trata de un episodio de la vida real de Pablo Picasso que, durante la ocupación Nazi de Francia fue detenido e interrogado por una funcionaria de Cultura para que reconociera y certificara que tres pinturas atribuidas a él, sí eran suyas.  A lo largo de la trama, el pintor le tiende una trampa sorprendente a su interrogadora y no te cuento en qué termina por si tienes la oportunidad de ver la obra.

Para mi gusto es lenta; pero eso  fue compansado con una puesta en escena impecable y con las maravillosas actuaciones de López y Spanic.  Así como con el final y la forma en que se llega a él.

un-picasso

Al concluir la obra, fue develada una placa con la que se celebró el hecho de que la función de anoche fue la número 300.  Muy, pero muy merecidamente, fueron invitados a develar la placa la primera actriz guatemalteca María Teresa Martínez y el escultor admirabilis Walter Peter Brenner.

Salí contento de haber visto esta obra y a sus protagonistas.


09
Feb 17

A pagar en Banrural tu entrada a Tikal

luis-figueroa-tikal

A partir del 15 de febrero de 2017 los visitantes a Tikal tendrán que pagar anticipadamente el ingreso a ese parque arqueológico en una agencia del Banrural.  Y me pregunto: a la gente que toma estas decisiones, ¿de dónde la sacan?

Digo porque, ¿a qué distancia de la entrada a Tikal está la agencia más cercana de aquel banco?  Digo porque…me acabo de enterar de la disposición…pero, ¿qué pasa con alguien que no se entere y agarre camino para allá? ¡Sólo para averiguar, en la garita, que no puede entrar!  Los guardianes, ¿lo harán regresar por donde vino? ¿Tomarán la decisión ejecutiva de permitirle el paso tomando en cuenta de que ya echó viaje y ya está ahí?…o estoy cortando varas…¿habrá caja de Banrural en la garita de Tikal?

Es cierto que hay mucha corrupción en los sitios arqueológicos; pero, ¿esto fue lo mejor que se les ocurrió a los burócratas del Ministerio de Cultura y Deportes?

Hace unas semanas comenté que en Semuc Champey se hace una cola larga en la entrada porque los encargados tienen que llenar un recibo con datos de cada persona que paga.  Y como los empleados son muy diligentes y llenan el recibo con primor…en cumplimiento de su misión…pues ya te imaginas.  ¿A qué burócrata aplastado en una oficina se le ocurrren estas cosas?

La foto la tomó mi cuata, Lissa.


08
Feb 17

¡Piñata para las comadronas!

090110_pinatas

Con dinero de los tributarios, los diputados acordaron otorgarles el privilegio de una asignación presupuestaria del estado a las comadronas, por el monto de Q3,000 anuales. La idea es dignificarlas y por eso, paralelamente, se declaró que el 19 de mayo es el Día de al Dignificación Nacional de la Yon o comadrona indígena de Guatemala.

Sospecho que son Q3,000 para cada comadrona y no Q3,000 para todas; y las preguntas que siguen son: ¿Cuántas comadronas hay? ¿Cómo y dónde se registran las comadronas? ¿Quién y con fundamento en qué decide quién es comadrona calificada para recibir el privilegio y quién no? ¿De verdad es sólo para las comadronas indígenas? Las comadronas ladinas, ¿no gozarán de este privilegio? ¿Por qué? Las comadronas, ¿tendrán asueto el 19 de mayo?

Si los oficios son dignificados con privilegios presupuestarios y con días de celebración, ¿por qué sólo el oficio de comadrona recibe el favor de los diputados? ¿Qué otros oficios merecen dignificación? ¿Qué oficios no la merecen?  ¿Qué hay que hacer para que el oficio de uno sea dignificado con dinero de los tributarios y con un día festivo? Cuando un grupo social específico recibe un privilegio de esta talla, ¿por qué no es tráfico de influencias?

Mira que me siguen asaltando dudas: si los maquileros, los de call centers, los ganaderos y las comadronas reciben tratos especiales, ¿por qué no los reciben otros grupos de interés?

Ya lo dijo Fréderic Bastiat: el estado es la gran ficción por medio de la cual todo el mundo se esfuerza en vivir a expensas de todo el mundo.


07
Feb 17

Régimen Especial Tributario para el Sector Agropecuario

170207-vaca-luis-figueroa

Escucha el podcast aquí.

Si un hombre primitivo observa que la gente consigue comida, ropas y todo tipo de objetos simplemente presentando trozos de papel llamados cheques, y observa que rascacielos y gigantescas fábricas crecen desde el suelo a las órdenes de hombres muy ricos, cuyos contables continúan cambiando figuras mágicas en los libros contables de unos y de otros. Parecen hacerlo más rápido de lo que el primitivo puede seguirlo, así que concluye que la velocidad es el secreto del poder mágico del papel, y que todo funcionará, será productivo y prosperará siempre y cuando esos cheques se pasen de mano a mano lo suficientemente rápido. Si el mencionado salvaje corre a la imprenta para divulgar su descubrimiento, encontrará que se le ha anticipado John Maynard Keynes*….o algún funcionario chapín.

De eso me acordé cuando leí que los ministros de Agricultura y de Finanzas están enfrentados por la legislación de fomento y desarrollo de la ganadería bovina, ovina, caprina y porcina (¿te acordaste de tus clases de Agropecuaria, en la Primaria?).

El caso es que en el Congreso se halla la iniciativa de un diputado oficialista para exonerar de impuestos a los ganaderos del país, que luego se convirtió en la iniciativa de ley 5182 sobre fomento y desarrollo de la ganadería bovina, ovina, caprina y porcina de la República, la cual ya tiene el comentario desfavorable de la Superintendencia de Administración Tributaria. A pesar de ello, la Junta Directiva del Organismo Legislativo plantea colocarla en agenda para su aprobación.

En dos platos la iniciativa es una forma de formalizar al sector ganadero de modo que se conviertan en tributarios regulares y efectivos.  Por medio de un régimen particular y específico llamado Régimen Especial Tributario para el Sector Agropecuario, se espera facilitarle al estado la expoliación y darles a los ganaderos un nivel más alto de seguridad jurídica.  La inseguridad jurídica –cuando no la arbitrariedad– afecta a todo lo ancho y todo lo largo del sector productivo.  El año pasado, por ejemplo, supimos del caso de los exportadores de café y cardamomo a quienes, desde hace cuatro años, los políticos y funcionarios les tenían retenidos más de Q800 millones.  ¿En qué habrá parado eso?

Quienes se acojan al Retriagro tendrían que bancarizar sus operaciones, llevar contabilidad, emitir y exigir facturas (incluso las especiales) a cambio de privilegios como el de no pagar aranceles, ni sobrecargos aduanales para la importación de maquinaria y equipos que usen para sus actividades productivas.

Y aquí es donde se hace relevante el párrafo de Rand.  Los funcionarios no entienden el proceso económico y creen que este es un juego de suma cero en el que las ganancias de unos son las pérdidas de otros; por lo que la velocidad de la circulación del dinero (sobre todo en dirección del estado) es de gran importancia.  Creen que si cortan una rodaja del pastel aquí y la trasladan allá, no va a haber cambios en el tamaño de la rodaja de pastel si la redistribución se hace rápido y sin mal modo.

En el caso de la iniciativa citada, es posible que reduzca la inseguridad jurídica y la arbitrariedad; pero ya que beneficiará sólo al sector ganadero y no a todo el sector productivo del país, no es más que un privilegio, una ventaja, una canonjía, un favor, o una prerrogativa para un grupo social específico y particular.

Siendo así, tanto el hecho de que sea un privilegio, como el hecho de que su principal objetivo sea facilitar la expoliación, oscurecen el hecho de que les de algo de seguridad jurídica a los beneficiados.  Además, hace que surja las preguntas obligadas: Si el Retriagro es bueno para los ganaderos, ¿por qué no sería bueno para todos por igual? ¿Por qué tiene que ser un privilegio, en vez de ser una norma general e igual para todos? ¿Por qué es que un sector tiene la dicha de un régimen especial y discriminatorio, en tanto que otras actividades productivas tienen que aguantar la inseguridad jurídica y la mayor arbitrariedad?

En el sistema actual las maquilas tienen privilegios, los call centers tienen privilegios por mencionar dos sectores…y es natural que otros quieran tenerlos. No es raro entonces que todo el que pueda, quiera su particular monte de orégano.  ¿Por qué es que unos son tratados como hijos y otros son tratados como entenados?

Está claro que gobernar es gravar para gastar; pero…¿ese proceso tiene que ser primitivo? ¿Por qué no puede hacerse con fundamento en la igualdad de todos ante la ley? ¿Por qué tiene que hacerse con base en privilegios?

¿Qué tal si hacemos algo novedoso y audaz? ¿Qué tal si se establece un Retriagro para todas las actividades productivas por igual, sin privilegios para algunos? Esta es una oportunidad de oro.

*Gracias a mi cuate, Rudy, que compartió The Season of Platitudes, en The Ayn Rand Column del 7 de octubre de 1962.