09
Abr 18

El dinero, ¿estiercol del diablo?

¿Es el dinero el estiercol del diablo? Ese fue el tema de la conferencia que presenté en el Foro Objetivista 2017, y recién fue publicada, asi que te la comparto.

Jorge Bergoglio dice que el dinero es el estiércol del diablo porque es consecuencia de cosas malas como el lucro; la explotación: la cultura del desastre; las políticas económicas y financieras dle mundo globalizado y de cierto liberalismo que cree que primero sea necesario para producir riqueza, sin importar como. Y el papa jesuita no es el único que piensa así.

Pero tu, que has leído a Francisco D´Anconia, sabes que el dinero es señal de virtud y representa valor:

  • El dinero es un instrumento de cambio, que no puede existir a menos que haya bienes producidos y hombres capaces de producirlos.
  • El dinero es la forma material del principio según el cual, los hombres que quieran tratar entre sí deben hacerlo a través del intercambio dando valor por valor.
  • No es instrumento de mendigantes que piden regalado a base de lágrimas ni de los saqueadores que arrebatan a la fuerza.
  • El dinero se hace posible sólo por los hombres que producen.

Ojalá disfutes la conferencia.

El Foro Objetivista, del que se han celebrado dos ediciones, es organizado por el Centro de Estudio del Capitalismo, con el apoyo del Ayn Rand Institute y es una actividad para profundizar en los principios de la filosofía objetivista de Ayn Rand; así como para compartir con expertos sobre el tema. El foro del año pasado se celebró del 7 al 8 de agosto de 2017 en el Auditorio Milton Friedman. En el Centro de Recursos Digitales New Media, hay 10 de las conferencias publicadas y seguramente habrá más, pronto.

Estas son las que ya están publicadas:


27
Mar 18

Dólar política y artificialmente caro

Para mantener el dólar política y artificialmente caro, las autoridades del Banco de Guatemala ¡han comprado US$ 282 millones en casi tres meses!

Así, quienes dirigen la política cambiaria han mantenido el precio de la divisa estadounidense, en términos de quetzales, US$1 por Q7.40.

Con esa política, por supuesto que benefician directamente a los exportadores, en perjuicio de quienes usan combustibles como gasolinas y diesel; de quienes importan maquinaria para producir; de quienes compran medicinas y equipo médico en el exterior; de quienes necesitan vehículos para transportar personas, o mercaderías; de quienes amortizan sus viviendas en dólares, y de cualquiera que tenga que comprar aquellas divisas para cumplir obligaciones.

Los partidarios del quetzal débil frente al dólar fuerte, dirán que aquellas intervenciones son normales porque ocurren dentro de las bandas de blá, blá, blá…pero lo cierto es que es -por donde se la mire- una intervención política y artificiosa que impide que el dólar tenga un precio real; y por lo tanto, una política que altera la economía en beneficio de unos, y en perjuicio de otros, al margen del mercado.


07
Mar 18

Criptomonedas y las autoridades monetarias

Me sacaron una sonrisa las siguientes palabras del Superintendente de bancos: Ni el Banco de Guatemala, ni la Superintendencia de Bancos tenemos previsto aprobar al uso de las criptomonedas*.

Me causó mucha gracia porque, precisamente, una de las gracias de Bitcoin, Monero y otras criptomonedas es que esas monedas y sus usuarios, no necesitan, ni quieren la aprobación de autoridades políticas.

El Superintendente añadió: Creemos que no es recomendable que las personas se involucren en ese tipo de operaciones; pero están en su derecho.  Ciertamente, las criptomonedas no son para cualquiera; pero como ocurre con cualquier negocio, si te vas a meter en él, primero tienes que conocerlo.  Es una de las reglas básicas de Warren Buffet:  Nunca invierta en un negocio que no pueda entender.

Ahora bien, una cosa es que las autoridades chapinas recomienden, con respecto a las criptominedas como negocio, lo que recomienda Buffett con buen sentido común; y otra es que recomienden no usarlas como monedas.  Lo bueno es que el Superintendente ha sido prudente y no ha hablado de prohibiciones, ni de nada parecido.  La gente está en su derecho, ha dicho con mucha razón.

Las criptomonedas no necesitan de aprobación alguna por parte de las autoridades, y le gente está en su derecho de usarlas.  Todo eso es cierto.  Pero la historia nos enseña que el poder político aborrece la competencia.  A ver cuánto aguanta.

*Prensa Libre, página 16 del 6 de marzo de 2018.

Ilustración por Jaume de Oleza (Trabajo propio) CC BY-SA 4.0, via Wikimedia Commons


30
Jul 17

Política y tipo de cambio

En 1999, cuando el dólar estaba escalando e iba a Q7.30 por uno, había gente se preocupaba porque el quetzal perdía valor y clamaba porque los políticos y sus burócratas hicieran algo para apuntalar la moneda nacional (principalmente que el Banco de Guatemala vendiera dólares para elevar la oferta artificialmente). Dieciocho años después, cuando el dólar está al mismo precio de Q7.30 hay gente que se preocupa porque el quetzal vale demasiado y clama porque los políticos y burócratas hagan algo para apuntalar el dólar (principalmente que el banco central compre dólares para elevar la demanda artificialmente).

¿Ves lo que pasa cuando se permite que la política controle los precios?  No se puede tener a todos contentos y la política favorece a aquellos que tienen la posibilidad de influir en ella y de usarla en su propio beneficio.

Los precios, como el del dólar con respecto al quetzal, son mecanismos de información que les sirven a los actores económicos para saber dónde alocar recursos y dónde no. Por ejemplo, ahora que están caros los tomates, porque ha bajado la oferta, quizás sea tiempo para sembrar tomates, o importarlos.  Es mal tiempo para dejar de producir tomates.

Si los precios son alterados políticamente para beneficiar grupos de interés particulares, la información que acarrean los precios es censurada y los actores económicos no tienen información confiable sobre donde alocar recursos, y donde no.

Antes había gente incomodada porque la política no servía a sus intereses, y ahora hay gente incomodada porque la política no sirve a sus intereses.  Pero lo único que sirve a los intereses de todos -en el largo plazo y all things considered– es que la información que acarrean los precios sea confiable. Y la eliminación del privilegio de usar la política y la legislación en beneficio propio.


04
Jul 17

¿Es el dinero la raíz de todos los males?

El lunes puse, en Facebook, un meme provocador que dice: Si el dinero es la raíz de todos los males, ¿por qué lo piden en la iglesia?  Y como era de esperarse algunos lectores observaron que la frase bíblica original dice que el amor al dinero es la raíz de todos los males, no el dinero, sino el amor al dinero.

Quienes hicieron la observación están en lo correcto; pero eso es irrelevante para el propósito de aquella publicación. Esto es por tres razones:

  1. Hice una consulta entre personas con las que me topé y la mayoría cree que la frase correcta es que el dinero es la raíz de todos los males.  Esa es la idea que ha permeado en la cultura y en las personas promedio. Los que no lo creen es porque conocen la frase correcta.
  2. Jorge Mario Bergoglio, el vicario de Cristo (al menos según la iglesia católica) ha dicho que el dinero es el estiércol del diablo.  Idea que apoya los prejuicios que tiene la gente promedio contra el dinero.
  3. Mi cuate, Judd, ha observado que con respecto a la pregunta de por qué es que las iglesias claman por él, no hay diferencia alguna entre la idea de que el dinero es la raíz de todos los males, y la idea de que el amor al dinero es la raíz de todos los males.

En América Latina, donde la frase de Bergoglio pega bien con los prejuicios de la gente contra la riqueza (y el dinero), la idea de que el dinero es la raíz de todos los males no desentona con la teología de la liberación, que todavía está vivita y coleando en los púlpitos de los curas y en los mensajes de otros pastores que se oponen a la minería, a las hidroeléctricas, a las bolsas plásticas, a los empresarios; pero no les da vergüenza pasar el cepillo entre los pobres, usar pectorales y anillos de oro,  o aceptar cheques gruesos de señoronas que rezan con rosarios Swarovski.

Que es para pagar las cuentas, dicen.  Que es para pagar las obras de caridad. dicen. Pero si es así (y seguramente es así en muchos casos), ¿por qué enseñan que al amor al dinero es malvado? ¿Por qué es que el deseo de dinero por parte de la iglesia es bueno, pero el deseo de dinero por parte de los individuos es maligno? Mi cuate Judd, pregunta: Si las iglesias piden dinero para hacer obras y acumulan dinero, ¿por qué averguenzan a las personas que producen el dinero y también lo quieren, o desen, o acumulan?  ¿Por qué es que el amor al dinero es malo, si el dinero representa valor y productiviad? Eso lo explica muy bien Francisco D´Anconia, por si tienes curiosidad y no estás pensando en el higado a estas alturas de la lectura.

¿Alguna vez ha preguntado cuál es la raíz del dinero? El dinero es un instrumento de cambio, que no puede existir a menos que haya bienes producidos y hombres capaces de producirlos. El dinero es la forma material del principio según el cual, los hombres que quieran tratar entre sí deben hacerlo a través del intercambio dando valor por valor. El dinero no es instrumento de mendigantes que piden regalado a base de lágrimas ni de los saqueadores que arrebatan a la fuerza. El dinero se hace posible sólo por los hombres que producen. ¿Es esto lo que usted considera maligno? Cuando usted acepta dinero en retribución de su propio esfuerzo, lo hace únicamente bajo la convicción de que lo podrá cambiar por el producto del esfuerzo de los demás. No son los mendigantes o los saqueadores, los que dan valor al dinero. Ni un océano de lágrimas, ni todos los cañones del mundo pueden transformar esos pedazos de papel en su cartera, en el pan que usted necesita para sobrevivir mañana. Esos pedazos de papel que debieran ser oro, constituyen una prenda de honor su título que le da derecho a la energía de la gente que produce. Su cartera es la declaración de su esperanza de que en algún lugar del mundo a su alrededor, existen hombres incapaces de quebrantar ese principio moral que es la raíz del dinero. ¿Es eso lo que considera malvado?, dice Francisco.

Cabe aclarar que la frase bíblica tiene un contexto específico -una carta de Pablo de Tarso a su discípulo Timoteo- y en ella hace observaciones algo budistas acerca de lo malo que es apegarse a las cosas: gran ganancia es la piedad acompañada de contentamiento; porque nada hemos traído a este mundo, y sin duda nada podremos sacar.  Así que, teniendo sustento y abrigo, estemos contentos con esto.

En el mismo espíritu con que Mateo aconseja que las personas orienten sus propósitos, no a la vida en esta tierra, sino a la que supuestamente hay después de la muerte:  No os hagáis tesoros en la tierra, donde la polilla y el orín corrompen,y donde ladrones minan y hurtan; sino haceos tesoros en el cielo, donde ni la polilla ni el orín corrompen, y donde ladrones no minan ni hurtan.  Porque donde esté vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón

El mensaje de Pablo, de Mateo, de Bergoglio -y el que entienden la cultura y las personas promedio- es uno de vergüenza para los que generan riqueza y uno de culto a la muerte o de renuncia a la vida en esta tierra.  Uno de que los valores, la multiplicación de la riqueza y la producción son perversos.  Y uno de que el estiercol del diablo es malo para tí, pero no para la iglesia.


24
Feb 17

¿Arbitrariedad de vuelta al Banguat?

dolarEscucha el podcast aqui.

La llamada regla monetaria del Banco de Guatemala es un procedimiento que, basado en normas explícitas, transparentes y comprensibles -sin discrecionalidad- le permiten al Banguat participar en la compra-venta de divisas para intervenir en el mercado de aquellas y modificar el precio del dólar, por ejemplo.

Como toda intervención de estado en los mercados, esta es de carácter político; pero si hemos de buscarle una ventaja, está la de que no es discresional.  El miércoles, la Junta Monetaria no se atrevió a modificar aquella regla; pero le jugó la vuelta.  Las autoridades monetarias resolvieron que el Banguat emitirá Certificados de Depósito a Plazos, en dólares para que el quetzal no se siga apreciando frente a aquella divisa.

El banco central tiene facultades legales para hacer eso; pero está jugando con fuego porque le ha abierto la puerta a la arbitrariedad.  ¿A quiénes sirve esta decisión tan aventurada, tan arriesgada?

Al vender los CDP recogerá dólares del mercado y elevará su precio.  Como el Banguat no emite dólares, es evidente que tendrá que comprarlos para pagar los intereses de los CDP y para redimirlos.  Estas compras elevarán el precio de los dólares.  La mano de los exportadores -por medio de sus amigos en el gabinete y en la Junta Monetaria- ¿es la mano invisible en esta medida?

La venta de CDP es peligrosa porque le ha abierto la puerta a la arbitrariedad en un área donde -desde hace añales- había sido eliminada. Todos perdemos con esta movida.  Pero también es peligrosa porque el endeudamiento en dólares y la venta de papeles por parte del banco central hace crecer la bomba monetaria ya que las pérdidas cuasifiscales del Banguat siguen sin ser reconocidas y sólo se están acumulando.

Si eres visitante frecuente de este espacio, sabes que la intervención política de los precios en el mercado es una forma de censura.  Esto es porque los precios son mensajeros que llevan y traen información sobre la escasez y abundancia de recursos. Esta información es usada por los actores económicos para tomar decisiones económicas sobre dónde colocar, o donde no colocar sus recursos.  Si esa información está alterada -por la política al servicio de intereses particulares- todos perdemos.


18
Nov 16

Bergoglio y los empresarios

bergoglio-francisco-papa

Según Jorge Mario Bergoglio las empresas no deben existir para ganar dinero, sino para servir.  El titular de la noticia en la que lo leí dice que es La última del Papa; pero lamentablemente no es así.  Posiblemente sea la más reciente…y sin duda habrá más, y más.

La frase completa, citada por la Radio Vaticana es más ominosa: Las empresas no deben existir para ganar dinero, incluso si el dinero sirve para mediar su funcionamiento.  Hay gente que dice que la prensa tradicional saca de contexto lo que dice el dirigente católico; pero está claro que no.

Si eres empresario y ganas dinero con tu emprendimiento estás del lado del mal, quizás del lado del demonio ya que el dinero -según Bergoglio- es el estiercol del diablo.  Bergoglio dio aquellas declaraciones en la Uniapac, una asociación de empresarios católicos.

Servir en este contexto es atender necesidades y carencias de otros.  De modo que los empresarios católicos deben preguntarse si sus empresas existen para atender necesidades y carencias de otros y el dinero que obtienen en ese proceso es excremento; o bien, si existen para para ahorrar y para pagar la amortización de la casa, el colegio de los hijos, la mensualidad de automóvil y esas cosas, mediante la atención de las necesidades y carencias de otros, mediante el intercambio de valor por valor y mediante la productividad.

Los empresarios que viven con más cosas de las que necesitan, sabiéndo que hay personas que viven con menos de lo que necesitan, ¿son corruptos adoradores del dinero? Los empresarios que les cobran a los pobres y obtienen ganancias, ¿son corruptos adoradores del dinero?  ¿No sirven, los empresarios que cobran y lucran?

¿De dónde saca Bergoglio las ideas sobre el dinero y la empresarialidad? Quizás de su propia cosecha, o tal vez de Juan Garbois que es gran amigo y hombre de confianza del Papa Francisco desde que era arzobispo de Buenos Aires; y luego, en Roma, el Santo Padre lo ha nombrado asesor del Consejo Pontificio de Justicia y Paz del Vaticano, encargado de la organización de los “Encuentros de los Movimientos Populares”. El dirigente popular es un declarado militante marxista, promotor de agitaciones en barrios periféricos e industrias de Buenos Aires y un gran admirador de Hugo Chávez. Es co-fundador del “Movimiento de Trabajadores Excluidos” y forma parte de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) en Argentina.

Juan Grabois no oculta su admiración por la Revolución Rusa de 1917 y su gestor, Vladimir Lenin, constata con satisfacción la expansión del comunismo por el mundo durante muchos años y destaca como hitos históricos las revoluciones de Mao Tse Tung, Fidel Castro y el Ché Guevara. Ansioso por ver una sociedad sin clases, considera la rebelión zapatista de 1994 y el movimiento bolivariano de Hugo Chávez como los preanuncios señeros de la marea popular anticapitalista que se avecina para este siglo XXI.


15
Nov 16

El tipo de cambio como arma de destrucción masiva

dolar

Por aquí hay un debate intenso acerca de si conviene, o no que las autoridades monetarias guatemaltecas usen el poder político para devaluar el quetzal.  Les comparto unos párrafos y el artículo titulado Tipo de cambio como arma de destrucción masiva de Dani Fernández, director de Market Trends:

La idea básica [de los devaluacionistas] es aumentar competitividad del sector exportador vía disminución de salarios en términos de moneda extranjera. Es decir, el sector exportador tiene un “pie” en dólares y otro en quetzales. Cobra en dólares y paga en quetzales. Si los exportadores consiguieran hacer la suficiente presión a las instancias públicas para depreciar al quetzal, entonces significaría que de facto los sueldos que pagan disminuirían también. Nótese la doble moral de enarbolar la bandera de la creación de empleo y engañar a los trabajadores haciéndoles creer que ganan más.

Ahora bien, existe un tipo de cambio nominal (el que se pretende depreciar) y un tipo de cambio real (tipo de cambio nominal modificado por precios internos vs precios externos). Para que la teoría de los devaluacionistas funcione es necesario que una vez se deprecia el tipo de cambio la inflación no aparezca (ya que volvería a hacer caro pagar a la mano de obra y los insumos denominados en quetzales). O lo que es lo mismo, es necesario que el tipo de cambio real reaccione ante cambios en el tipo de cambio nominal (o engañar a tus trabajadores para que trabajen por los mismos quetzales con un poder adquisitivo menor).

Y frente a aquello, Dani explica que en el caso de Guatemala ¿cómo cambia el tipo de cambio real ante cambios en el nominal? ¿realmente se gana competitividad con las caídas del valor del quetzal? La evidencia empírica para el caso guatemalteco apoya la teoría expresada en anteriores artículos. Y es que a corto plazo existe una ganancia de competitividad que sin embargo dura muy poco tiempo (3 años).

Los datos para Guatemala nos sugieren que efectivamente se gana competitividad en el corto plazo, pero que los aumentos de precios hacen que esa competitividad se pierda en 3 años. Peor aún, la espiral de inflación que ayuda a desatar la depreciación hace que a largo plazo se pierda competitividad vía mayor aumento de precios en el mercado interno que en el externo (vamos que la depreciación consigue justo el efecto contrario al pretendido).

Esta pérdida de competitividad a largo plazo es lo que termina provocando que los países se hagan “adictos” a las devaluaciones. Una modificación del tipo de cambio como piden los devaluacionistas conllevaría de nuevo presión para una nueva depreciación inducida en 4 o 5 años.

Si tomamos datos desde 1990 (para no tener en cuenta la década perdida de los años 80s y la inestabilidad macroeconómica que aconteció en esos años), tenemos que la evidencia empírica señala exactamente la misma relación (ganancia competitividad en el corto plazo por engaño a trabajadores y pérdida de competitividad a largo plazo).

Luego en Guatemala efectivamente la teoría queda contrastada. La ganancia de competitividad por vía monetaria es siempre transitoria y termina creando un gap de inflación (precios internos crecen más rápido que los externos). La inflación termina por hacer de nuevo menos competitivo al país en los mercados internacionales y conlleva demandas de nuevas depreciaciones.

Te recomiendo que leas el artículo completo y -que no dejes de leer- los artículos de los devaluacionistas.

Por cierto que en el marco del Foro Noj, este miércoles 23 de noviembre, a las 6:30 p.m. en el Auditorium Friedrich Hayek, de la  Universidad Francisco Marroquín, habrá un debate entre Dani Fernández, director de Market Trends y Lisardo Bolaños, uno de los defensores de la devaluación. La entrada es gratuita.


29
Sep 16

Dólares y aguacates caros para ti

160929-aguacates-luis-figueroa

Los políticos y funcionarios que dirigen el Banco de Guatemala dispusieron que el banco central compre dólares y presione el precio de esta hacia el alza porque -según ellos- hay una sobre oferta de esta divisa en el mercado y está demasiado barata comparada con el quetzal.  A juicio de los que dirigen el Banguat, los guatemaltecos que viven y trabajan en el exterior están enviando demasiada riqueza a sus familias en Guatemala.

El encarecimiento del dólar no es el único daño que causa el Banguat cuando compra aquella divisa.  Al comprar dólares, el banco central inyecta quetzales en el mercado y, como tu ya sabes que la inflación es un fenómeno monetario, ya sabes que aquella inyección de quetzales significa que se encarecerán los bienes y servicios.

Normalmente, cuando Paca va al mercado y Carmela -la señora de los aguatectes- le pide Q5 por cada uno, paca le ofrece Q3 y para hacer la historia corta, puede ser que vendedora y compradora acuerden un precio de Q4 por aguacate y santos en paz. Pero cuando los políticos y funcionarios inyectan quetzales Carmela se da cuenta y pide Q6; en tanto que Paca, como tiene billetes (inyectados por los políticos y funcionarios) quizás ofrezca Q5, o hasta tal vez no le moleste pagar Q6…y así es como suben los precios.

De paso, el encarecimiento artificial y político de los dólares beneficia a los exportadores, en perjuicio de los importadores…incuyendo a los importadores de bienes de capital que sirven para elevar la productividad y multiplicar la riqueza y las oportunidades de empleo.

¿Todavía no estás indignado?


10
Nov 15

Tu dinero vale cada día menos

moneda

Supongo que ya has notado que las nuevas monedas de Q1 que están circulando ahora (con fecha 2013) son más delgadas y menos pesadas que las de fechas anteriores.  Ayer, el Banco de Guatemala anunció que a partir del lunes 16 de noviembre se pondrán en circulación nuevas monedas de Q0.25. Las nuevas “chocas”, como se les llama en Guatemala a estas monedas, también tendrán menos grosor y peso que las que circulan actualmente.

Esto es porque el valor del metal que se usa para hacer las fichas es más elevado que el valor monetario de aquellas.  En parte porque el valor de algunos metales ha subido (y por eso es que los chatarreros se han robado casi todos los monumentos de bronce en la Avenida de la Reforma y la Avenida de las Américas; así como en el Cementerio General); y en parte porque debido a la inflación, por baja que sea, tu dinero pierde valor, en lugar de ser un instrumento para guardar y diferir el valor.

La principal función del dinero es la de servir como instrumento para facilitar el intercambio.  Sin el dinero no serían posibles los grados de división del trabajo y de civilización que tenemos en la actualidad.  Adicionalmente, el dinero también debería servir para resguardar el valor (por eso es que la gente ponía monedas de plata y de oro en alcancillas); pero esta última función es desvirtuada cuando hay inflación y cuando se usan metales innobles para acuñar moneda.

Al dejarse de practicar el trueque y al usar dinero por primera vez, quienes hicieron eso separaron los actos de comprar y de vender, uno del otro, mediante el acto de recibir a cambio algo útil con la intención no de quedarse con él, ni consumirlo, sino para cambiar esto último por otra cosa, en ese momento, o en el futuro.  De ahí que sea importante que la moneda (aquel “algo útil”) conserve y protega el valor, y no lo pierda.