24
Ago 16

¿Logoterapia, o una ensarta de cuentas rojas?

IMG_20130514_130925

Escucha el podcast aquí.

No señora, no es cáncer, eso es invento de las transnacionales; lo que usted tiene es que está chipe.  Tome esta tisana y queme cuatro candelas, una negra, una roja, una blanca y una amarilla y vaya a su casa.  

Esta es parte de una conversación imaginaria (y sarcástica) que me imaginé que podría ocurrir en un centro de salud estatal, ahora que la ministra de Salud, Lucrecia Hernández, anunció que aquellos centros comenzarán a tratar males como debilidad en la sangre, caída de mollera y ruptura del equilibrio; así como enfermedades sobrenaturales como pérdida del alma, malhechos; y padecimientos como estar chipe, tener susto, o flujo y sufrir de mal de ojo, entre otros.

  • ¿Cuánto va a costar aquello?
  • ¿Quiénes van a ser los beneficiados de las asignaciones presupuestarias necesarias?
  • Los especialistas contratados, ¿se van a sumar al sindicato de salud que bloquea carreteras?
  • ¿Todos al renglón 029?
  • ¿Quién y cómo va a decidir si una afección se trata de un trastorno contenido en el DSM5, o se trata de susto, pérdida del alma, o malhecho?

Tengo respeto por la medicina tradicional en el sentido de que cuando era niño me aliviaban la tos con jarabe de morros y todavía cuando estoy empanzado me tomo cinco chiltepes como si fueran píldoras y me alivio, entre otras prácticas. Pero está fregado que -a costa de los tributarios- si alguien padece de un trastorno psicológico, o somático,  el estado no le ofrezca la mejor explicación posible, ni el mejor tratamiento científico posible (y la ciencia no tiene por qué ser incluyente).  Está fregado que si alguien necesita resolver un problema psicológico por medio de una terapia cognitiva conductual, o por medio de logoterapia (por mencionar dos arbitrariamente), lo que espere recibir en su lugar sea un vaso con agua y un huevo.  Está fregado que si un bebé tiene fiebre alta, el tratamiento sea una ensarta de cuentas rojas y un ojo de venado.

Por cierto, ¿qué es pérdida del alma? El Ministerio de Salud explica que en la cosmovisión maya, se considera que el alma puede separarse del cuerpo durante la vida de la persona y volver al él sin causar mayores daños; vagar libremente o bien quedarse cautiva por fuerzas sobrenaturales.

Según la fuente de su origen, la pérdida del alma puede ser: a) Natural o accidental, se disocia el cuerpo y el espíritu al contacto con seres sobrenaturales, dueños de los cerros, del agua, la llorona, el cadejo o el duende. b) Contraído por contactos con personas, animales u objetos ritualmente impuros, se refiere al malhecho y el ojeado.

La sintomatología en casos de niños/as se manifiesta por un sueño intranquilo, despierta varias veces en forma alterada, se pone irritable. El adulto igualmente su sueño es alterado, puede tener frecuentes pesadillas.

El tratamiento generalmente requiere de la intervención especialista, quien por medio de oraciones y plantas especiales retienen el alma con el cuerpo, trata de convencer a los espíritus que mal que la liberen, para que vuelva a su cuerpo. A veces, también se trata de convencer a la misma alma para que vuelva a habitar el cuerpo que le corresponde.

Seguramente la antropología médica tiene observaciones fascinantes en este campo; y se que muchas personas desconfían de la ciencia y prefieren el misticismo y otras prácticas tradicionales; y están en su derecho.  Mi cuestionamiento no es hacia las preferencias personales de la gente con respecto a su salud individual.  Mi cuestionamiento es por el uso del dinero de los contribuyentes en beneficio de creencias y preferencias particulares; y porque no estoy cómodo con que -con dinero de los tributarios- a un paciente se le diga que tiene malhecho, en vez de informarle que padece de tuberculosis.

Todo esto me recordó una frase de Thomas SowellUna élite arrogante y condescendiente hacia las personas – tratándolos como niños que tienen que ser criados- es uno de los problemas tóxicos de nuestro tiempo. Se encuentra en el corazón del estado niñera y la promoción de una dependencia debilitante que gana votos para los políticos al tiempo que debilita a la sociedad.

La foto la tomé de aquí.


21
Nov 15

¿Un día nacional de oración?

11224043_1681691442078280_8594247461552104350_n

Leonel Soto Arango, diputado del Partido Unionista, presentó  una propuesta de legislación con el propósito de forzar un día nacional de la oración en Guatemala.  En julio de este año, el diputado Marvin Osorio de la bancada Libertad Democrática Renovada, presentó una iniciativa de ley que pretendía forzar la lectura obligatoria de la Biblia en las escuelas estatales. En agosto de 2013 el diputado Manuel Barquín, entonces miembro de la bancada Gran Alianza Nacional,  presentó que buscaba imponer el día nacional de oración por la paz en Guatemala.

Pareciera que en aquellos diputados hay un ánimo de coquetear con una clientela religiosa que no tendría pudor alguno en usar la facultad legislativa del estado para imponer sus prácticas.

Ahora que el Congreso está en el ojo de los tributarios y los mandantes este tipo de legislaciones concretas, dirigidas a clientelas específicas han despertado la imaginación de los diputados. Hace poco revivió  la iniciativa de regular la responsabilidad de quienes ofrecen espacios para el estacionamiento y recién fue aprobada una ley que pone precios tope a las tasas de interés en las tarjetas de crédito.  Sospecho que la tendencia es hacia dar la impresión de que los diputados están legislando para beneficiar a tantos grupos como sea posible, de modo que la gente olvide la irresponsabilidad legislativa y la corrupción de los representantes.

Con respecto a la influencia de la religión en el estado de Guatemala no hay que engañarse mucho.  La religión católica tiene su personalidad jurídica asegurada por disposición constitucional, en tanto que otras formas de misticismo religioso tienen que pasar por un proceso administrativo que es casi simbólico.  Las organizaciones religiosas no comparten la carga tributaria y ¿como empieza el Preámbulo de la Constitución? Con la frase: Invocando el nombre de dios. ¿Qué candidatos presidenciales no han ido en busca de imposiciones de manos y otras prácticas para luego publicarlas de forma mediática? ¿Qué nueva administración se atrevería a no comenzar con un Te Deum, o algo parecido?

 


31
Oct 15

¡Listos para celebrar el Halloween!

halloween-luis-figueroa

Hoy se celebra la fiesta de Halloween.  En Guatemala esta festividad se fusiona con los dos días siguientes cuando se celebra la vida (recordando a los muertos) las familias se reúnen para comer e intercambiar el fiambre; y mi hipótesis, sin fundamento científico, es que la fiesta del fiambre es nuestro Día de Gracias.

La noche de Halloween es importante porque es la víspera.  Es la noche en la que se deja curtiendo el fiambre para comerlo al día siguiente. La noche en la que los ingredientes quedan mezclándose y fusionando sus sabores y aromas. Además es una noche lúdica en la que celebramos la vida y nos burlamos de la muerte; así como de las brujas, de la hechicería y de otros productos del misticismo. Hoy en la noche, en mi casa, cortaremos y coceremos las verduras del fiambre y lo dejaremos 85% listo para mañana (ayer preparamos las carnes).

En el día 1 las familias recuerdan a los que han fallecido y alrededor de un plato opulento –que incluye carnes, embutidos, vegetales y adornos exuberantes–  celebran que están unidas, que pueden comer aquellas delicias y que ¡hasta pueden compartirlas!

El fiambre, como el pavo y otras maravillas del Día de Gracias en otras latitudes, no es posible sin trabajo productivo, ni cosechas, ni ahorro, ni salud, prosperidad y talento. La del fiambre es una festividad que celebra los frutos del trabajo productivo y la dicha de tener con quienes compartirlos.  Hace un par de años leí, en Twitter, que La verdadera soledad es no tener quién te regale un buen plato de fiambre.

De vuelta al Halloween, no es cierto, por cierto, que la tradición de pedir dulces en la noche de hoy sea ajena a la cultura chapina. Los niños de antaño, durante lo que ahora conocemos como Halloween, iban de casa en casa recitando: Angeles somos/ del cielo venimos/ cabecera pedimos./ Si no nos la dan/ puertas y ventanas lo pagarán. Era la versión criolla del trick, or treat; y si los críos no recibían sus dulces de ayote y de jocotes manchaban puertas y ventanas con cal.

Ahora está de moda quejarse del Halloween porque hay gente que dice que es cosa del diablo, queja que me parece tan absurda como el tema de los encantamientos.  ¿Qué de diabólico puede haber en un montón de críos pidiendo dulces?  El hecho es que eso es lo único que les importa a los niños. ¿Y a los grandes? Pues a los grandes nos gusta la parranda…¿y qué?  El diablo no tiene que ver con el placer, ni con la diversión, ni con la alegría; sino con las llamas y el olor a azufre….y seguramente con los prejuicios de esa gente que teme que alguien, en algún lugar, esté siendo feliz.   Como dijo Facundo Cabral: hay que ser feliz en este mundo; porque los que no son felices se la pasan jodiendo a los demás.

De cualquier manera, una fiesta en la que se celebra la vida y en la que se hace mofa del misticismo; una fiesta en la que se celebran la bonanza y la prosperidad, y una fiesta en la que la familia es el núcleo unificador, es una fiesta que merece ser celebrada.


24
Abr 12

¿Quiénes tienen credibilidad en Guatemala?

¡Otra vez! Al leer los resultados de la Encuesta Libre, nos enteramos de que los guatemaltecos confían en las organizaciones religiosas que en cualesquiera otras de las incluidas en el reportaje.  Sigue sin sorprenderme por qué  es que estamos como estamos.  ¿A ti sí?

Resulta que 65 % de los encuestados le atribuye mucha credibilidad a las iglesias evangélicas; y 62% de ellos le atribuye mucha crecibilidad a la iglesia católica. (Frente a 66 y 60% respectivamente, en 2011).

Lo que nos dice la encuesta es que los chapines le atribuyen mucha credibilidad a organizaciones que promueven el misticismo.  Y, ¿qué es el misticismo? Es la aceptación de ciertas afirmaciones sin evidencias, ni pruebas; e incluso ¡contra! las evidencias de los sentidos y la razón.  Ayn Rand explica que el mistiscmo acude a medios de conocimiento no sensoriales, no racionales, no definibles y no identificables; tales como los instintos, la intuición y la revelación.

Sólo en tres períodos de la Historia de la humanidad no ha prevalecido el misticismo en la cultura:  en la Grecia antigua, en el Renacimiento y en el siglo XIX.  No es extraño, entonces, que estos tres períodos hayan sido ambientes extraordinarios para el desarrollo del progreso en todos los campos intelectuales y tiempos de gran libertad política.  No es extraño que los períodos de misticismo hayan sido -y sean- todo lo contrario.

Datos interesantes de la Encuesta Libre son cosas como que los medios de comunicación tienen menos credibilidad que los maestros, y más que el Ejército; o que el Ejército tiene más crecibilidad que los organismos internacionales, y que los líderes comunitarios, que los sindicalistas; y que los empresarios tienen más credibilidad que los sindicalistas.

Cuando la gente dice que los maestros tienen credibilidad, ¿se referirán a los maestros individualmente, y como mentores, o a los maestros como grupo de presión?

¿Quienes tienen el peor nivel de credibilidad?  Los partidos políticos con sólo 11% y los sindicatos con sólo 17%.  ¿Sorpresa? No.  ¿Qué credibilidad tiene la Presidencia de la República? 47%; bastante más del miserable 15% que tenía Alvaro Santa Clos Colom.

Con respecto al año pasado, los medios de comunicación subieron de 53 a 59%, aunque el año pasado estaban segmentados en prensa escrita y medios electrónicos.  El Tribunal Supremo Electoral subió de 29 a 35%. Lastimosa e injustamente los empresarios bajaron del 34 al 29%.  ¿Eso será como consecuencia de la propaganda anti-empresarial? ¿Será que la gente no distingue entre el empresaurio y el mercantilisa, frente al empresario y el emprendedor? ¿Será que la gente no distingue entre el empresaurio buscador de rentas parasitarias y el emprendedor  creador de riqueza y empleo?

Los organismos internacionales bajaron de 40 a 35%.  ¿Será que la gente ya se dió cuenta de la influencia nefasta de muchos de ellos? La gente, ¿verá más claro que, en muchos casos,  estos actúan como procónsules, más que como amigos?


02
May 11

¡Eureka!, he aquí por qué estamos como estamos

Al leer los resultados de la Encuesta Libre, nos enteramos de que los guatemaltecos confían más en las organizaciones religiosas que en cualequiera otras.  Ahora no me sorprende por qué es que llegamos al nivel en que estamos, ni por qué es que estamos como estamos.  ¿A usted sí?

Resulta que 66 % de los encuestados le atribuye mucha credibilidad a las iglesias evangélicas; y 60% de ellos le atribuye mucha crecibilidad a la iglesia católica.

Lo que nos dice la encuesta es que los chapines le atribuyen mucha credibilidad a organizaciones que promueven el misticismo.  Y, ¿qué es el misticismo? Es la aceptación de ciertas afirmaciones sin evidencias, ni pruebas; e incluso ¡contra! las evidencias de los sentidos y la razón.  Ayn Rand explica que el mistiscmo acude a medios de conocimiento no sensiriales, no racionales, no definibles y no identificables; tales como los instintos, la intuición y la revelación.

Sólo en tres períodos de la Historia de la humanidad no ha prevalecido el misticismo en la cultura:  en la Grecia antigua, en el Renacimiento y en el siglo XIX.  No es extraño, entonces, que estos tres períodos hayan sido ambientes extraordinarios para el desarrollo del progreso en todos los campos intelectuales y tiempos de gran libertad política.  No es extraño que los períodos de misticismo hayan sido -y sean- todo lo contrario.

Datos interesantes de la Encuesta Libre son cosas como que la prensa escrita tiene menos credibilidad que la televisión y la radio; o que el Ejército tiene más crecibilidad que los organismos internacionales, y que los líderes comunitarios, que los sindicalistas.  Los empresarios tienen más credibilidad que los sindicalistas.

Esta poca credibilidad que tienen los sindicalistas frente al Ejército, o frente a los empresarios, ¿se deberá a personajes como Joviel Acevedo?

Esta pregunta es interesante en el contexto de que los maestros tienen más credibilidad que la iglesia católica y que la prensa toda.  Pero mi hipótesis es que la gente le atribuye credibilidad al maestro como guía, y no a los maestros como un colectivo.

¿Quienes tienen el peor nivel de credibilidad?  Los partidos políticos con sólo 12% y el Presidente de la República, con sólo 15 por ciento, al mismo nivel que los sindicalistas y el Congreso.  ¿Sorpresa? No.  ¿Quién puede tomar en serio a Alvaro Santa Clos Colom?

Como me gustaría tener, ahora, acceso a anteriores encuestas de este tipo.  ¿Algún lector me puede facilitar una o dos? Plis.  Me gustaría saber si la Prensa ha ganado, o perdido terreno; y me gustaría saber qué ha ocurrido con la credibilidad del Tribunal Supremo Electoral y la Corte Suprema de Justicia.


15
Ene 11

¡Que virgo, sigo siendo Virgo!

A mí, esas cosas de la astrología me parecen increíbles -tanto, o más que otras creencias místicas-. Siendo aficionado a observar las estrellas y objetivista, no me pasa eso de que haya algún tipo de relación causal entre las constelaciones y los rasgos de personalidad de las personas; y me parece fantasioso creer que se pueda predecir el futuro de las personas por la posición de los astros.

Y ya todo era bastante absurdo como para que la observación científica comprobara que las constelaciones zodiacales en realidad no son 12, sino 13 y que los que creen en el horóscopo han estado basando sus creencias en información incorrecta.  Does it ring a bell?

Con todo y todo, un detalle que también me ha parecido muy divertido es que mi signo zodiacal fuera Virgo.  De modo que ahora que se popularizó la historia de las 13 constelaciones y los errores en el zodíaco, algo dentro de mí deseó que no tuviera que dejar de ser Virgo.  Y no dejé de serlo por dos días. ¡Que virgo, sigo siendo Virgo!


30
Sep 10

La electricidad vs. el misticismo

Cuando los vecinos de Lanquin, y de otras poblaciones que han hecho lo mismo, rechazan la construcción de hidroeléctricas, con argumentos como que se van a dañar sus lugares sagrados y su entorno ambiental,  ¿iluminan sus casas con candelas? ¿Usan hielo bajado de las montañas para enfriar sus cervezas, o para conservar el pollo en sus casas? ¿Operan molinos de nixtamal movidos a mano por ellos mismos? ¿Leen en las noches, o se juntan alrededor del fuego a contarse historias antiguas en vez de ver el fútbol y las novelas en la tele?

¿Qué recomiéndan que se haga con un niño que nació prematuro y hay que poner en la incubadora, si no hay energía eléctrica porque Pachamama, el Frente Nacional de Lucha, o Madre Selva les tomaron el pelo e impidieron que hubieran nuevas fuentes de generación?  ¿Qué responden Gaia, el FNL y MS cuando alguien sin empleo les pregunta que por qué es que no hay fábricas y comercios (que necesitan energía eléctrica) que ofrezcan trabajo?


26
Feb 07

El cinismo y Teresa de Calcuta en un panecillo

Daniel Mercado, un lector, mencionó que hay un toque de cinismo en eso de ver rostros místicos en pastelitos de canela, sartenes, paredes, ostras y demás. Su comentario me llamó mucho la atención porque desde que escribo en este espacio, he notado grandes dósis de cinismo en la blogosfera. Así que Mercado, que es jesuita y médico, me dejó picado. Me dejó pensando…¿soy también un cínico por haberle puesto atención a lo de Teresa de Calcuta? Y me respondo que talvez aveces, un poco. Pero estoy seguro de que no me gusta serlo. El cinismo es lo que ocurre cuando uno abandona, o descarta los ideales. Para un cínico lo que importa es lo práctico.

¡Ahí está!, me dije. Ahí está el remedio contra el cinismo. Si uno no abandona sus ideales y si no se entrega al pragmatismo, uno se vacuna contra el cinismo. Claro que eso es difícil en este mundo posmoderno en el que muchos aseguran que todo es relativo. Sin embargo, no es imposible. Mis ideales giran alrededor del sueño de una sociedad en la que se respeten los derechos individuales de todos y en la que todos seamos iguales ante la ley.

Sin importar lo que digan los cínicos, o los pomos, mi vacuna contra el cinismo (a pesar de panecillos de canela y todas esas cosas) es el sueño de una sociedad en la que se protejan nuestra vida, nuestra libertad, nuestra propiedad y, sobre todo ¡nuestro derecho a la búsqueda de la felicidad!; y en la cual sean eliminados todos los privilegios.