05
Abr 16

Hillary Clinton llamó a Otto Pérez

Hillary_Clinton_-_Caricature

Más de un año después de haber renunciado como secretaria de estado, de los Estados Unidos de América, Hillary Clinton llamó a Otto Pérez Molina, presidente de Guatemala, para apremiarlo de modo que volviera a nombrar a Claudia Paz y paz como Fiscal General, a pesar de que la comisión postuladora ya la había rechazado, informa David Landau en The Daily Caller.  El autor relata que Clinton le insinuó a Pérez Molina que debería influir en la comisión.

Landau conversó con Perez Molina en el cuartel Mariscal Zavala; y en su reportaje, Landau aborda las conexiones familiares de Paz y Paz con la exguerrilla; y la responsabilidad de las Fuerzas Armadas Rebeldes en el asesinato del embajador de los E.U.A. John Gordon Mein en 1968.

Gracias al cuate, Jorge, por la pista.

Caricatura por DonkeyHotey, CC BY 2.0 via Wikimedia Commons.


16
Ene 16

Paz y Paz investigará desaparición de los 43 de Ayotzinapa

Marcha_“Júrame_que_no_te_rindes”_19

La guatemalteca Claudia Paz y Paz participará en las investigaciones por la desaparición de los 43 de Ayotzinapa; y mientras tanto, en México el Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal A.C, denunció que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos  y su grupo de expertos buscan denostar las investigaciones que realiza la Procuraduría General de la República con la finalidad de encubrir las acciones del Ejército Revolucionario del Pueblo Insurgente y su vínculo con el grupo delictivo de Los Rojos dentro de la Normal de Ayotzinapa, según explicó Raúl López M., en Excelsior.

El Presidente del Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal A.C, aseguró que Claudia Paz y Paz fue militante del grupo terrorista guatemalteco Ejército Guerrillero de los Pobres, en el cual militaron también su padre y sus hermanos, a pesar de que ella lo ha negado.

Según la nota del diario mexicano, Claudia Paz y Paz fue fiscal general de Guatemala entre 2010 y 2014 y  su gestión tuvo tres características principales: 1) Utilizar el cargo para garantizar la impunidad de los grupos herederos del Ejército Guerrillero de los Pobres, los equivalentes guatemaltecos de la CNTE y los normalistas de Ayotzinapa, pero incluso más violentos; 2) Encubrir la red de corrupción del expresidente Otto Pérez Molina, a cambio de que él no obstaculizara la agenda de venganzas políticas de Paz y Paz; 3) La violación de los Acuerdos de Paz y las leyes respectivas, al desatar una persecución contra quienes combatieron a los grupos terroristas financiados por Cuba y la Unión Soviética.

En su misión en México, a Paz y Paz la acompaña Angela María Buitrago, exfiscal colombiana conocida como La reina de los testigos falsosrecordada porque se le señala de haber saboteado la investigación judicial de la toma del Palacio de Justicia en Bogotá por parte del grupo terrorista M19 en 1985.

La oligarquía de los derechos humanos en acción, diría yo.

Foto por Lameirasb (Trabajo propio) [CC0], via Wikimedia Commons


09
May 14

Los nuevos conquistadores

luis-figueroa-luisfi-

La Comisión Internacional de Juristas impugnó la nómina de candidatos a Fiscal General; y puede alguien, por favor, explicarme ¿por qué es que esto no es intervencionismo extranjero? Y si lo es, ¿por qué es que es aceptable?

La CIJ expresó su inconformidad porque su candidata  no fue incluida en la  nómina final. ¿Pueden las ONG internacionales tener candidatos para estos asuntos?  ¡Por supuesto que no debería; pero pueden, porque pueden.

¿Por qué es que muchísimos de los partidarios de Claudia Paz y Paz se llenan la boca con que la democracia aquí y la democracia allá; pero cuando los resultados de la democracia no los favorecen, hacen berrinches, impugnan, demandan y exigen que se vuelva a votar hasta que los resultados favorezcan sus intereses?  Son como aquellos niños que, en el fútbol, se llevan su pelota si su equipo va perdiendo el partido.

¿Podemos entender, por las actuaciones de aquellos grupos, que el intervencionismo extranjero es admisible y bienvenido sólo cuando los favorece? ¿Podemos entender que no se vale si los perjudica, pero que es aceptable si los beneficia? ¿Será por eso que no gritan Yankees go home! cuando el Departamento de Estado y Michelle Obama hacen todo lo posible por inclinar la balanza hacia un lado?  ¿Es, todo esto, un doble estándar? ¿Es una paradoja? ¿Cómo explican sus acciones?

La CIJ y los demás intereses foráneos que están involucrándose en este proceso guatemalteco parecieran venir armados con un nuevo Requerimiento como el de Juan López de Palacios Rubios:  Si así lo hicieseis, haréis bien, y aquello que sois tenidos y obligados, y la CIJ y el Departamento de Estado, os recibiremos con todo amor y caridad, y os dejaremos vuestras mujeres e hijos y haciendas libres y sin servidumbre…Y si así no lo hicieseis o en ello maliciosamente pusieseis dilación, os certifico que…entraremos poderosamente contra vosotros, y os haremos guerra por todas las partes y maneras que pudiéramos, y os sujetaremos al yugo y obediencia…y tomaremos vuestras personas y de vuestras mujeres e hijos y los haremos esclavos, y como tales los venderemos y dispondremos de ellos como la CICIG mandare

Columna publicada en El periódico.


01
May 14

¿Cedieron ante presiones en el caso de Yassmin Barrios?

El-periodico

La Asamblea de presidentes de colegios profesionales revocó el fallo del Tribunal de Honor del Colegio de Abogados y Notarios de Guatemala contra la jueza Yassmin Barrios a quien este tribunal había suspendido por un año en el ejercicio profesional como consecuencia de que le faltó al respeto y humilló a un abogado durante un procedimiento judicial.  La Asamblea resolvió aplicarle a la Jueza sólo una amonestacion privada y el abogado ofendido presentó una denuncia penal por considerar que a resolución de la Asamblea es ilegal.

¿Cedió la Asamblea de presidentes de colegios profesionales a la presiones en este caso? ¿Por qué es que no escucho a los corifeos del colectivismo gritar: Yankees go home!? ¿Por qué no escucho consignas contra el imperialismo, contra el intervencionismo y contra los gringos y los europeos que también presionaron? ¿Por que es que este intervencionismo es aceptable?  ¿Por qué es es aceptable esta doble moral?

Existe una larga historia de este doble estándar.  No escuchas protestas porque la caída de Federico Ponce Vaides (1944) se haya fraguado desde la embajada de los Estados Unidos de América (cuando estaba al lado de la Casa Crema); pero si hay estridencia porque aquella legación participara en la caída de Jacobo Arbenz (1954).  Para aquellos grupos es inaceptable que el Departamento de Estado promueva y apoye la prohibición de fumar marihuana; pero los grupos que no se sienten incómodos con el apoyo gringo a la  jueza Barrios, tampoco tienen inconveniente con que los gringos apoyen el bloqueo a las adopciones internacionales, para mencionar algo.

En ese contexto uno se explica por qué es que Claudia Paz y Paz, cuya reelección al frente del Ministerio Público fue desestimada por la comisión de postulaciones multisectorial y democrática correspondiente, esté sorprendida ante aquel resultado.  ¿Cómo es posible que sólo 4, de  los 13 miembros que tuvieron la decencia y la dignidad de presentarse a cumplir con el mandato constitucional,  le hayan dado su voto? ¿Cómo pudieron resistir la formidable presión mediática, política y diplomática -nacional y extranjera- que se desplegó para asegurar su reelección?

El jefe de la Oficina de Derechos Humanos del Arzobispado de Guatemala dice que está defraudado porque los grupos de interés que apoyan a Paz y Paz confiaron y creyeron que los procesos de postulación se llevaban de forma objetiva.  Lo cual se traduce en que aquellos grupos de interés sólo están contentos cuando las cosas se resuelven a su favor.  ¡Han de estar felices porque las presiones locales y extranjeras parar resolver el problema en que se metió la jueza Barrios sí funcionaron para servir a sus exigencias!

Si los grupos de interés que buscában la reelección de Paz y Paz querían una postulación matemática, no hacía falta la integración de una comisión de postulación.  Bastába con meter data en una computadora -o en una sumadora- y ya.  Para eso no hacía falta una comisión multisectorial. Objetivo, claro, no es sinónimo de matemático; y si la objetividad tiene que ver con la relación que hay entre la conciencia y la existencia, en el sentido de que los hombres deben adquirir el conocimiento de la realidad mediante la razón y de acuerdo con la lógica, uno puede empezar a explicarse por que es que la comisión postuladora optó  por conjurar la polarización extrama que causaron las pretensiones de los clientes y patrocinadores de Paz y Paz, y no incluirla en la lista dorada.   Polarización que persiste, en el caso de Barrios, si sus acciones quedan impunes y si se confirma que las presiones formidables que pesaron sobre la Asamblea de presidentes de los colegios profesionales determinaron su decisión de proteger a la jueza Barrios.


30
Abr 14

Polarización y amenazas en la elección de Fiscal General

1024px-Фемида

La elección de nuevo jefe del Ministerio Público y Fiscal General, en Guatemala, llevó al país a horizontes de polarización elevadísimos; pero peor aún, sacó del fondo de la caja el recurso de las intimidaciones y las amenazas en el marco de la toma de decisiones políticas a este alto nivel.

La polarización comenzó con la pretension inconstitucional, por parte de la fiscal general, Claudia Paz y Paz -y su clientela y patrocinadores-  en cuanto a alargar su período frente al Ministerio Público.  La Corte de Constitucionalidad resolvió contra aquella pretensión y el horizonte de tensión y de polarización se elevó más porque había que elegir quién la sucediera.

En los ambientes políticos y cívicos de Guatemala, y desde que se inició aquel proceso,  estás con Paz y Paz y su grupo, o estás contra ellos.  El equipo de la Fiscal General ha politizado e ideologizado no sólo el Ministerio Público, sino toda discusión que tenga que ver con su permanencia al frente de la institución que, de acuerdo con la Constitución tiene como  fin principal velar por el estricto cumplimiento de las leyes del país.

Obvio que la elección de un nuevo Fiscal General es un proceso político -aunque debería hacerse tomando muy encuenta criterios técnicos-; pero es un proceso que concierne a los guatmaltecos como ciudadanos y como tributarios.  El equipo de Paz y Paz, sin embargo, ha incolucrado a Raymundo y todo el mundo.  Es curioso que su equipo considere que es una intromisión en el proceso la opinión de grupos de interés guatemaltecos; pero no tenga empacho alguno en aceptar el apoyo y las presiones a su favor de parte de embajadas, organismos internacionales, agrupaciones profesionales de Europa y de otras latitudes, así como de cualquiera que quiera subirse a su barco.

Obvio que en un proceso de seleccion de aquel calibre, y de naturaleza política, no sea ajeno a algún nivel aceptable de calentamiento de los ánimos.  Pero lo que es muy lamentable, muy peligroso, muy triste y muy atávico es que en pleno proceso de selección de los seis candidatos para el puesto, Milton Estuardo Argueta, uno de los obligados constitucionalmente a participar en la comisión de postulación correspondiente haya recibido dos mensajes de amenaza e intimidación.   Las amenazas le exigían que el abogado se retirara de la comisión de postulación.  Una cosa es presionar y vociferar; pero otra muy distinta es amenzar con el uso de la violencia.  No se vale.

Entiendo que hay grupos que están acostumbrados a hacer uso de la fuerza para prevalecer; y entiendo que hay grupos que creen que los procesos republicanos retrasan, cuando no obstaculizan del todo  la consecusión de sus objetivos.  Entiendo que los grupos que fueron capaces de poner una bomba en el parque central de la ciudad de Guatemala en septiembre de 1980, y que fueron capaces de destruir y saquear el museo de Tikal en septiembre de 1981 puedan no dudar en intimidar y amenazar durante un proceso como el que concluyó ayer con la selección de los 6 candidatos a Fiscal General.  Lo que no se entiende es por qué es que no hay un repudio generalizado contra ellos y por qué es que pueden convocar a los señores de Xibalbá -impunemente- cuando sus intereses no son favorecidos de forma legal y legítima.

Urge retomar la calma.  Urge que aquellos grupos se serenen.

A pesar de las formidables presiones mediáticas y políticas -locales e internacionales- su candidata obtuvo sólo 4 votos de los 13 miembros que tuvieron la dignidad y la decencia de presentarse durante el proceso de selección.  Si aquellos grupos son tan democráticos como dicen que son, este debería ser un mensaje alto y claro: los guatemaltecos no queremos más de lo mismo. Ciertamente no queremos más amenazas e intimidaciones.  No queremos más violencia.  Queremos que  y acaben la ideologización y la politizacion de la vida chapina.  Queremos a los señores de Xibalbá en donde deben estar: lejos y en el pasado.

Para empezar a acabar con la impunidad, urge un Ministerio Público profesional que promueva la persecusión penal, dirija la investigación de los delitos de acción pública, garantice los derechos de las víctimas y vele por el estricto cumplimiento de las leyes del país…con una venda en los ojos.  Sin ideologización y al margen de los conflictos políticos.

La foto es de Andrew Butko [GFDL 1.3 (www.gnu.org/licenses/fdl-1.3.html) or CC-BY-SA-3.0 (http://creativecommons.org/licenses/by-sa/3.0)], via Wikimedia Commons


28
Feb 14

Las entradas más populares de febrero

Estas son las entradas más populares de febrero, en Carpe Diem, por si te perdiste alguna:

Te espero en marzo…y en abril…y en…todo el resto del año.


28
Feb 14

Los cargos públicos no son canonjías

republica-luis-figueroa

Cuando Ramiro De León fue electo Presidente de la República, luego de que Jorge  Serrano rompiera el orden constitucional, no fue premiado con un mandato de cuatro años.  El suyo fue para concluir el período que había sido interrumpido.  De León no se aferró al cargo y lo entregó al concluir el período correspondiente.

Cuando Gilberto Chacón fue electo presidente de la Corte Suprema de Justicia y quedaban sólo unos meses para que concluyera el período constitucional, que había empezado ocho meses antes, el magistrado abandonó el cargo, respetuoso de la ley.

Los cargos públicos –especialmente los cargos elevados como las presidencias de los organismos del estado y otras altas investiduras, como la jefatura del Ministerio Público, por poner un ejemplo– no deben ser prebendas, ni premios, ni feudos.  Esto ocurre en direcciones generales, embajadas, puestos de aduanas, plazas de maestros yo otros puestos de ese nivel con consecuencias gravísimas para los tributarios y para quienes dependen de ellos.

Direcciones generales, embajadas, puestos de aduanas, plazas de maestros y otros “huesos” de ese nivel muchísimas veces (¿Demasiadas?) sirven para premiar a correligionarios, clientes, financistas, amantes, socios, familiares y compadres.  No en todos los casos, claro, pero, ¿entiendes?

Cuando el presidente Alvaro Colom le dio a Claudia Paz y Paz la jefatura del Ministerio Público lo hizo para sustituir a Conrado Reyes que había sido electo para un período de 4 años y fue destituido y a Encarnación de Contreras que fungió interinamente.  El período ya había empezado y había sido ocupado por dos personas antes.  Colom –que fue candidato presidencial de la Unidad Revolucionaria Nacional Guatemalteca– se pasó de listo y de forma impropia e ilegal le asignó a su colega cuatro años completos aunque lo que correspondía era que terminara un período que ya había empezado, como ocurrió con De León y Chacón.

En una república sana no es aceptable que los cargos públicos sean canonjías personales. Lo sano es que los funcionarios respeten los períodos constitucionales.

Columna publicada en El periódico.