24
Ene 15

¿Justicia, o venganza?

images-cms-image-000010619

¿Es cierto que en la sentencia contra Francisco García Arredondo nunca fue mencionado el Ejército Guerrillero de los Pobres? ¿Ni el Comité de Unidad Campesina? Pregunto porque aquella facción guerrillera, marxista-leninista, y aquella organización afín fueron los organizadores del asalto a la embajada de España en enero de 1980.

Si el Tribunal B de mayor riesgo, integrado por Irma Jeannette Valdés, Sara Yoc Yoc y María Eugenia Castellanos, condenó a García Arredondo a 90 años de prisión y al pago de Q9 millones como resarcimiento para las víctimas, ¿por qué es que ese resarcimiento irá a parar a los familiares de personas que:

Organizaron el asalto;

Llevaban cócteles molotov:

Arrojaron un cóctel dentro de la oficina que se incendió;

Secuestraron a las personas que trabajaban en la legación y a quienes habían sido invitados ahí por el embajador:

Llevaban armas de fuego?

Si la causa de la causa es la causa del mal causado, ¿por qué es que los familiares de los organizadores de aquella tragedia y los que la materializaron recibirán resarcimiento?

De nada sirven, como no sea para daños graves, los jueces que ocupan sus cargos para servir a intereses específicos y particulares, que ocupan sus puestos para hacer avanzar ideologías y políticas, que ocupan sus puestos para proteger delincuentes, que ocupan sus puestos para hacer carrera sin haber defendido la justicia, los derechos y lo que es de valor, o para pasar inadvertidos.

Es turbio que la sociedad guatemalteca ignore, o haga como que ignora que el proceso de captura del Estado por parte de ONG de dudosa reputación, políticos corruptos, exguerrilleros, y otros grupos similares se ha consolidado por medio del control del Organismo Judicial.

¡Se están cometiendo injusticias en aras de la venganza!

La foto es por Elías Rodríguez, de El periódico.


16
Oct 14

Lo que no se cuenta del asalto a la embajada de España

TOMA-EMBAJADA-ESPANA-1

El texto que sigue a este párrafo es de mi amiga, Mireya.  No lo vas a ver en los medios de comunicación masivos.   A los familiares de las verdaderas víctimas del asalto a la embajada de España (y a sus familias) no los vas a ver en las portadas de los diarios, ni en las tomas del juicio que seleccionan los noticiarios.  Ellos son invisibles.  ¿Habrá justicia para ellos?  Los causantes y organizadores de lo que ocurrió en aquella legación, el 31 de enero de 1980, ¿serán procesados y recibirán las penas que merecen?

Mi hermano, Adolfo Molina Sierra,  fue testigo ocular y familiar de una de las víctimas de la Embajada de España, el Doctor Adolfo Molina Orantes, quien fue tomado como rehén y sacrificado por los ocupantes el 31 de enero de 1980.  El Embajador Máximo Cajal permitió la invasión a su Embajada y se mantuvo su apoyo todo el tiempo a los ocupantes,  pero cuando no pudo mantener el control de la situación,  ya que los líderes radicales decidieron que nadie saliera vivo,   él se dio a la fuga.

Al entrar a la sala B del piso 15, nunca imaginamos  enfrentarnos  a nuevas miradas de  odio y rechazo.  El grupo de Fundación Menchú y de no sé cuántas ONGs , que viven de sacar dinero de estos casos, nos vieron como enemigos.   Me quise sentar en una silla vacía y me dijo una señorita que la silla estaba ocupada, que buscara otro sitio. Yo pensé:   –“Aquí están todos los que deberían estar presos y el odio debería ser mío”.-

Se colocó al testigo en un escritorio  al medio de la sala, los fiscales a la izquierda , el acusado y su abogado a la derecha y los jueces al frente.  Un público de unas treinta personas  ocupaba los asientos a su espalda.  Entre las personas del público estaba como la principal querellante Rigoberta Menchú.  

Los familiares que acompañamos a  mi hermano,  no pudimos mantenernos fríos, todos nos conmovimos y volvimos a revivir el infierno. Han pasado 34 años y  cada año, estas mismas personas,  han hecho un circo con los medios,  han ganado  dinero con nuestra tragedia y han jugado con la justicia. Cada año,  se dio mucho dinero a través del Premio Nobel, las ONGes , el gobierno y la Iglesia Católica a todos los grupos indígenas que  provocaron la masacre.

La verdad nunca se había dicho. La justicia nunca se llevó a cabo. Los rehenes  fueron olvidados y nunca han tenido la oportunidad de ser defendidos ante un juicio.  Hace 34 años se ingresó nuestro juicio ante los tribunales  y NUNCA fue  posible que se llevara a cabo.  El Embajador Máximo Cajal y López , era señalado como responsable  principal de los hechos ocurridos en la Embajada de España,  por haber violado  los acuerdos de Viena.  El Embajador Cajal NUNCA  SE PRESENTO A DECLARAR  ante el Tribunal de Guatemala.   El Gobierno de la República, el Organismo  Judicial, el  Ministerios de Relaciones Exteriores, el  Ministerio Público, de Guatemala  NUNCA NOS APOYARON,  por el contrario, GUATEMALA DECLARÓ SU CULPABILIDAD ANTE EL GOBIERNO DE ESPAÑA E INDEMNIZÓ  con cifras millonarias a sus funcionarios, porque Álvaro Arzú y Eduardo Stein decidieron que era lo más conveniente.  NUNCA nos ayudaron a extraditar al embajador y poder esclarecer este juicio.  Hemos sentido la frustración año tras año,  ya que los medios  vuelven a darle la publicidad a los grupos  oportunistas que sacan  dinero sobre lo sucedido en la Embajada de España en 1980. Sin embargo no quieren oír al único testigo que quiere decir la verdad y sin ningún interés monetario. Porque cuando se dice la verdad, hace responsable a todos los que verdaderamente queremos a Guatemala y nos ganamos el pan honradamente.

De lo que pude tomar nota mientras estuve presente en el juicio hice este resumen:

La primera pregunta que hicieron los fiscales a mi hermano fue la más difícil de contestar, ya que concretizar la vida de alguien que fue demasiado diverso y verdaderamente extraordinario, además de que significaba tanto para nosotros lo puso en un verdadero aprieto.

¿Quién era Adolfo Molina Orantes?

Mi padre fue un abogado guatemalteco, un destacado  jurista internacional, antropólogo e historiador, ex Ministro de Relaciones Exteriores de Guatemala en dos ocasiones,  pero sobre todo un hombre que amaba su país, su diversidad y su riqueza cultural,  luchó por la justicia, por la legalidad,  por la integración, contra el terrorismo y por mantener la paz.   Sus principales contribuciones fueron su  defensa de los intereses de Guatemala ante la Corte Internacional de Justicia en la Haya,  en el famoso juicio Nottebohnn, después de la II Guerra Mundial, donde le ahorró al país el pago de $400, millores de dólares por el cual  era demandado.[i] También defendió a Guatemala en la ODECA cuando se dio el problema de tala de árboles en Petén.  Fue llamado como miembro dela Corte Permanente de Arbitraje, distinción honorífica para él y para  el país.   Miembro y presidente  del Comité Jurídico Internacional  y de la Comisión Permanente de Guatemala en la ONU sobre Belice.    Miembro del Congreso de Juristas Centroamericanos. Miembro y Presidente  del Colegio de Abogados .   Fue catedrático y decano de la Facultad de Derecho  y Humanidades de la Universidad San Carlos de Guatemala. En su práctica privada, fue abogado y notario, incluso en comunidades del interior del país como en el municipio de Comalapa, Departamento de Chimaltenango. Como humanista, su contribución fue  en el Seminario de Integración Social Guatemalteco y en el Instituto Indigenista Nacional. Fue  Miembro  y Presidente de la Academia de Geografía e Historia,  miembro y presidente del Instituto de Cultura Hispánica y del Congreso Hispano Luso Americano. Fundador y Primer presidente del Instituto Nacional de Antropología e Historia y primer director del Museo Nacional de Antropología.  La Universidad de Pennsylvania le otorgó un Doctorado en Leyes Honoris Causa por su contribución a la protección del patrimonio arqueológico y cultural de la nación Guatemalteca.

Mi padre era una persona íntegra y de profundo heroísmo, trabajó por presentar a su país en las más altas esferas del mundo internacional , con el afán incansable de hacerlo cada vez más justo y menos confrontativo. Por sus altos valores y por su excelencia, su legado de buenos ejemplos creemos que merece ser recordado.

¿Cómo Se enteró de lo que sucedía en la Embajada de España?

Adolfo Molina Orantes llegó con su chofer a la Embajada de España, a las 11:00 am a una reunión con el Embajador Cajal, el Licenciado Eduardo Cáceres Lehnhoff y el Licenciado Mario Aguirre Godoy. El licenciado Mario Aguirre Godoy había sugerido pedir la colaboración del Embajador español para el próximo Congreso Iberoamericano de Derecho Procesal, a llevarse a cabo en Guatemala. A las 11:30 am, el chofer de mi padre observó que la Embajada de España era invadida por un grupo sospechoso de manifestantes con pancartas y mochilas. Después ingresar, el personal de la Embajada cerró las puertas. Inmediatamente, el chofer de mi padre, llamó por teléfono a mi casa y nos informó a todos. Me dirijí personalmente a la Embajada para averiguar lo que sucedía, mientras mi madre, Emilia de Molina, llamaba al Ministro de Gobernación Donaldo Alvarez Ruiz, para pedirle ayuda, ya que conocía a mi padre,  creyó que podía auxiliar en algo. Contestó la primera llamada prometiendo que iba a hacer todo lo posible. Cuando se le volvió a llamar no volvió a responder.

¿Cómo encontró la situación cuando usted se presentó?

Al llegar a eso de las 12:00 horas a la Embajada, la policía ya se encontraba en la calle rodeando la Embajada. Sobre los balcones de la Embajada habían unas mantas que decían EGP  y CUC.  Habían muchas personas particulares observando lo que sucedía. El Embajador tenía un megáfono en la mano con el que pedía la colaboración de la policía para mantener el control de la situación. Mi padre que había sido tomado como rehén, fue forzado a pedir por el megáfono,  que la policía se retirara para evitar cualquier desgracia. Los ocupantes se encontraban por toda la casa.  Había un personaje que identifico como el conserje de la Embajada que dejaba entrar y salir a las personas, dejó entrar a la prensa y al hijo de una de las víctimas que quería intercambiarse por su madre, pero no lo dejaron.  También vi la  ambulancia de la Cruz Roja aparcado al lado de la Embajada con la Sra Odette  Arzú de Canibel rondando por allí. Cada vez  llegaban más policías y judiciales y algunos se empezaron a subir al techo por las paredes. Mario Aguirre Godoy logró salirse de la Embajada y fue escoltado a su casa.

¿Cómo fue que entró la policía?

A eso de las 14:00 empezó el movimiento más intenso de la policía, dijeron que iban a entrar. Adolfo Molina Sierra, su hijo, le pidió al jefe de la Policía Nacional que esperara diez minutos más, que iría a llamar otra vez por teléfono al Ministro de Gobernación Donaldo Alvarez Ruiz. Cuando regresó, la policía ya había ingresado al primer piso de la Embajada. Los ocupantes se atrincheraron en el segundo piso, en el despacho del Embajador y cerraron la puerta y las ventanas. No se oía nada. La policía subió al segundo piso. Se oyeron dos disparos que salieron por las ventanas del despacho hacia la calle. Tras de eso, se escuchó desde dentro un sonido bofo, como cuando se enciende una estufa de gas, como cuando a la gasolina se le prende fuego, entonces salió el humo negro del despacho hacia la calle y empezaron los disparos y los gritos. Adolfo hijo, corrió, agarró la manguera del jardín y se trepó al balcón, quería apagar el fuego, ayudar a su padre, ayudar a todos. Había mucho humo, poco fuego pero los alaridos eran interminables. Una indígena puso su cara y sus manos en los barrotes y allí murió, enfrente de él, sin poder hacer nada por ella. El fuego vino de adentro, del despacho del Embajador, pero él se salvó. El Embajador Cajal salió vivo, todos los demás murieron. Los rehenes fueron sacrificados por los guerrilleros más radicales que juraron que nadie saldría vivo ayudados por el Embajador Cajal.


[i] Ver Wikeipedia pág Adolfo Molina Orantes


26
Sep 14

Terror en San Juan

ataud-luis-figueroa-carpe-diem

El 20 de septiembre pasado la familia Pajoc Matz fue masacrada. Delincuentes encapuchados asesinaron a sangre fría a Marcelo Pajoc Matz y a cinco miembros de su familia, incluidos su padre nonagenario y su sobrino adolescente. La madre de Pajoc sufrió heridas graves y está hospitalizada. Su esposa pudo huir entre las montañas con sus 7 hijos. Otras mujeres de la familia fueron desnudadas, torturadas y su cabello fue cortado antes de dejarlas humilladas y golpeadas.

Pajoc Matz, trabajador del Proyecto San Gabriel, en San Juan Sacatepéquez, recién había participado en la creación de una asociación de víctimas de la criminalidad, y por eso recibió amenazas. Adicionalmente, su familia había sido señalada de traidora por la venta de un terreno para el paso del Anillo Regional. En aquel municipio, otras casas y otros pobladores también fueron atacados. Familias enteras huyeron por el campo.

Aquellas suenan como escenas sacadas de una pesadilla como las que se relatan en libros como Escaping the Fire, por Guzaro & McComb en el marco del enfrentamiento armado por medio del cual la guerrilla intentó tomar el poder por la fuerza y el terror. Pero volviendo al presente, ¿qué tienen en común las víctimas del terror en San Juan? Forman parte de una lista.

Desde hace siete años los pobladores de San Juan han denunciado a la PNC, a la PDH y al MP, más de 50 agresiones y ¡cinco asesinatos! por participar en el desarrollo de su municipio y de ellos mismos. ¿En qué estado están las investigaciones por aquellas denuncias? La lista de las víctimas del 20 de septiembre, ¿coincide con la de personas que vendieron terrenos para la construcción del Anillo Regional? ¿Coincide con la de personas que encapuchados amenazaron el día 19 y obligaron a firmar documentos relacionados con el Anillo? ¿Coincide con la que la dirigencia del CUC y la del partido Winaq han estado tratando de conseguir? ¿Por qué es que el CUC y Winaq han estado empeñados en conseguir la lista de personas que vendieron terrenos para que el Anillo Regional sea una realidad?  ¿Por qué es que hay oposición tan violenta contra una carretera y la prosperidad?   

Columna publicada en El periódico.


06
May 14

Huehuetenango es ideal, con un clima sin igual…

hidroelectricas-fo-prensa-libre

A bordo de ¡más de 30 vehículos!, un grupo de 50 delincuentes con los rostros encubiertos por pasamontañas  llego a hidroeléctrica que se construye en San Mateo Ixtatán, Huehuetenango.   Los atacantes causaron destrozos e hicieron varios disparos con armas de fuego (¿registradas?).   Resultaron heridos un  cocinero, un menor y a otra persona más.

¿Qué sacamos de esto? Los organizadores del ataque tienen dinero y recursos: 30 vehículos (picops) y armamento.  Puede movilizar por lo menos 50 personas que: no tienen empacho en acudir a la violencia; y  no tienen escrúpulos para dispararles a otras personas.

En Huehuetenango, también, un grupo de revoltosos retuvo por varias horas al alcalde de La democracia y a empresarios con el propósito de exigir que les restituyan el servicio eléctrico….que no pagan desde hace mucho tiempo.  Les pagan, eso sí, a grupos delincuenciales que se roban la energía y la venden por su lado…supuestamente a menor costo.  El alcalde fue vapuleado.

En Huehuetenango, el Comité de Unidad Campesina -¿vinculado con los grupos que quieren hacer la revolución por medio de los movimientos sociales?- estuvo involucrado en los acontecimientos sangrientos de Barrillas el año pasado, posiblemente con la protección del MinisterioPúblico.

Hay una canción que dice: Huehuetenango, es ideal, con un clima sin igual….y la cuestión es: ¿ideal para qué? ¿Para los intereses de quien? Sospecho que es para los de una dirigencia popular irresponsable e inescrupulosa. Una dirigencia popular violenta y revolucionaria que se alimenta de la miseria en la que mantiene a la gente -al margen de la electricidad, de las seguridad, de las inversiones y de las comunicaciones-. Una que opera políticamente en y opera paramilitarmente. Una que se alimenta de la corrupción y la ineptitud de los políticos y sus funcionarios y sus clientelas. Una que no le importa engañar a la gente y usarla como carne de cañón.

La ilustración es por Fo, de Prensa Libre.


28
Feb 14

Las entradas más populares de febrero

Estas son las entradas más populares de febrero, en Carpe Diem, por si te perdiste alguna:

Te espero en marzo…y en abril…y en…todo el resto del año.


30
Sep 13

Asesinato en Santa Cruz Barillas

Asesinado por la espalda murió el soldado Víctor Miguelito Soria Pacheco, de 26 años de edad y originario de Chicamán, Quiché,  durante un enfrentamiento entre fuerzas de seguridad y grupos armados en Santa Cruz Barillas, Huehuetengango.

El sábado pasado los grupos armados, con fusiles de asalto AK-47 incendiaron un camión del ejército y destruyeron la subestación de la Policía para exigir la liberación de uno de sus dirigentes, presuntamente involucrado en actos de violencia ocurridos con anterioridad.    Las fuerzas castrenses efectuaron un despliegue de 150 soldados en acompañamiento a 80 agentes de la Policía Nacional Civil para reestablecer el orden en la localidad.

Según el Ministerio de la Defensa, Soria se encontraba desarmado y sólo portaba equipo antidisturbios.  Al momento de ser asesinado custidiaba un helicóptero que llevaba provisiones.

El sábado pasado cuatro familiares intentaron rescatar al dirigente capturado en la sede policial de San Mateo Ixtatán y agredieron a un agente de la Policía.  Los pobladores retuvieron a los agresores durante unas horas; pero…luego del pago de Q3,500 fueron dejados en libertad.

Luego de este asesinato, ¿dónde están las protestas de los grupos oenegeros y del Procurador de los Derechos Humanos?


31
Ago 12

¿Qué estará ocurriendo en Huehue y en Santa Cruz Barillas?

No es por protegerme, es una represalia más, dijo la fiscal de Huehuetenango, Gilda Isabel Aguilar Rodríguez, ante su inminente traslado. Ella relató que ayer, mientras participaba en un debate oral y público en el Juzgado de Santa Eulalia, un mensajero del Ministerio Públic la llamó desde la puerta. Ella sabía el motivo de la visita, pues su jefe inmediato ya le había comentado sobre la rotación. La fiscal indicó que no podía atenderlo porque desatendería la audiencia. Por esa razón, no ha sido notificada de su traslado. Aguilar  recibió amenazas de algunos dirigentes del Comité de Unidad Campesina , en represalia a sus acciones en el caso de los disturbios en Santa Cruz Barillas, Huehuetenango.

He aquí dos vídeos con lo que relató la Fiscal:

Entrevista con Gilda Aguilar, I

Entrevista con Gilda Aguilar, II

Y tu…¿qué crees?


24
Jun 08

Alerta desde San Antonio Las Trojes

La dirigencia popular no se mide. En el fin de semana -y con la participación de sujetos encapuchadospobladores de San Antonio Las Trojes, asesinaron a machetazos a Francisco Tepeu. Esto fue, luego de que los embozados habían colocado barricadas y cerrado los accesos a la población. Un familiar de Tepeu dice haber visto cuando sus asesinos saltaban sobre su cuerpo.

El terrorismo en aquella zona no es nuevo. En diciembre del año pasado, desconocidos hicieron estallar una bomba en el puente Chimeneas, y luego hubo un enfrentamiento con la policía. La causa inmediata de tanta criminalidad es la protesta contra la instalación de una planta cementera en el lugar; empero, hay mar de fondo detrás de lo que está ocurriendo allá.

El área de San Juan Sacatepéquez, donde se encuentra San Antonio, se vio golpeada durante el tiempo de la agresión de la URNG. Allá operan numerosas numerosas Organizaciones No Gubernamentales que, con el apoyo de países europeos, trabajan por el desarrollo de las poblaciones, muchas veces en coordinación con grupos como el Comité de Unidad Campesina, la Fundación Rigoberta Menchú y con grupos de supuestos defensores de los derechos de los indígenas, principalmente los notorios “abogados mayas“.

Aquel cóctel explosivo debe llamar la atención de los servicios de inteligencia y la de los grupos de análisis político; porque eventos de violencia como los vividos en San Antonio no son frutos de la casualidad.

En defensa del estado de derecho -y de las personas que queremos vivir y trabajar a su amparo- es menester que las autoridades (si las hay) entiendan bien cuál es la verdadera naturaleza de actos como los ocurridos en San Antonio. Antes de que aquella forma de violencia se salga de proporción, las fuerzas policíacas deben ser dotadas de apoyos político, presupuestario y técnico para prevenir y enfrentar movimientos como los que hoy comentamos. Los servicios de inteligencia deben proveer la información necesaria para adelantarse a los hechos y establecer cuáles son los vínculos y los vasos comunicantes que hacen posible la coordinación de los bochinches y actos como el asesinato de Tepeu.

En este caso es aplicable la frase de Santayana que dice: Aquellos que no aprenden de la historia, están condenados a repetirla.


16
Abr 08

¿Qué quiere la dirigencia popular?

“Después de cuatro días de recorrer 127 kilómetros, desde Los Encuentros, Sololá, la marcha de campesinos, para conmemorar los 30 años de fundación del Comité de Unidad Campesina (CUC), llegó ayer a la capital”.

A su llegada, los manifestantes estropearon más el ya difícil tránsito en la ciudad de Guatemala. Como es su costumbre, la dirigencia popular ensució cuanto pudo: paredes, edificios, monumentos y demás quedaron llenos de pintas alusivas al CUC, el Ché, y la revolución, entre otras. La celebración fue una demostración más (por si hacía falta) de que a esta gente los derechos ajenos “les vienen del norte” y de que la inmundicia no les incomoda.

Mi amiga, Lucía, vio banderas de Cuba y de Venezuela entre los manifestantes; y llamó la atención sobre las capuchas “huelgueras” que portaban muchos de los que pintaban paredes.

En 2001 tuve la oportunidad de participar en aquellas demostraciones que se conocían como Viernes de Luto. Para los que no las conocieron, estas fueron una serie de manifestaciones contra los abusos de la administración de Alfonso Portillo. Durante casi 3 meses, cada viernes a las 6:00 p.m., centenares de ciudadanos nos reuníamos en el Monumento a los Próceres.

Cantábamos el Himno nacional, algunas personas decían unas palabras, llevábamos candelas y le dábamos una vuelta al monumento. Y la plaza quedaba límpia.

Nunca faltaron los audaces que proponían cosas como detener el tránsito en los alrededores del monumento: “Vas a ver cómo así llamamos más la atención de los medios”, me dijo uno, una vez. Otro, estaba bajando la bandera gigante que orna aquel espacio y fue difícil convencerlo de que dejara de hacerlo.

Yo me pregunto, cuando la dirigencia popular fastidia a la ciudad entera y la deja inmunda, ¿qué pretende? ¿De dónde sale el manual que recomienda esos abusos? ¿Cuál es su experiencia en cuanto a resultados? ¿Vale la pena todo el daño causado a otros? A esa dirigencia, ¿le importa?