16
May 19

El No para Thelma Aldana

Thelma Aldana y el proyecto presidencial del Movimiento Semilla fueron moros al agua desde el momento en que su principal patrocinadora, esa aberración llamada CICIG, perdió sus facultades ilimitadas para influir y ejercer poder en su favor.

La Corte de Constitucionalidad rechazó la apelación con la que Thelma Aldana buscaba ser inscrita como candidata presidencial de Semilla.

La foto la tomé de elPeriódico.

De poco sirvieron cuatro años de campaña, la modificación -a la medida- de la legislación electoral y la penetración en el TSE, si en la recta final aquella comisión no podría dar el empujón final.  ¿Y cómo iba a ser de otro modo? TA tenía suficientes colas machucadas como para no poder alzar vuelo por sí misma, de la mano de un partido casi insignificante, incapaz de juntar más de 15 personas en una plaza pública. La candidata no sólo no pudo conseguir un finiquito vigente, sino que se consiguió una orden de captura y corrió prófuga hacia la vecindad. ¡Ni siquiera Disneythelma pudo conseguir que fuera tomada en serio!, detalle que hubiera sido insignificante si la CICIG hubiera podido empujar a la Corte de Constitucionalidad, aún si el empujón fuera violatorio de la ley. ¿Cuándo es que la ley ha sido un obstáculo para imponer un proyecto cuando se cuenta con el poder formidable que tenía aquella comisión en combinación con algunas embajadas?

¿A ti te extrañó que ayer dijera que su gallo es Thelma Cabrera, la candidata del Movimiento de liberación de los pueblos? A mí, no.  ¿De verdad le creíste a TA eso de que era de derecha con conciencia social?  Yo, no.  Semilla tiene sus orígenes en el pensamiento de Edelberto Torres y el fruto no cae lejos del árbol.  ¿Y qué es el MLP? El brazo político de la Codeca, esa organización que tiene, ¿cuántas docenas tiene?, docenas de denuncias por robo de energía eléctrica.  TA mostró sus colores cuando admitió que sería candidata presidencial, luego de haber dicho que no estaba interesada en serlo; y mostró sus colores cuando no tuvo empacho alguno en decir que le guiña el ojo a la candidata de una organización evidentemente delictiva como es la Codeca.  Organización, que, por cierto, da la apariencia que ella hubiera protegido cuando era Jefa del Ministerio Público y la fiscalía nunca procedió contra los ladrones de energía.

Aldana y sus patrocinadores atrajeron a muchos que –por temor al poder de la CICIG y por animadversión contra Jimmy Morales– desarrollaron un punto ciego para lo peligrosa que era aquella candidatura ilegal, fabricada artificialmente y plagada de colas.

En un espíritu Hayekiano, tengo la esperanza (la esperanza de un optimista racional y moderado) de que los chapines aprendamos algo de este proceso electoral atípico e incierto en el que estamos inmersos.  Seguramente fue un error dejar en manos de otros la política y el civismo que demanda una sociedad compleja.  Seguramente fue un error desentenderse de la cooptación de los tribunales por parte de grupos de interés.  Seguramente fue un error no ponerle atención a las reformas institucionales y legislativas necesarias para sanear la república.  Seguramentre será un error no construir ya, pero ya, ya, un consenso sobre quién enfrentará a Sandra Torres, si ella consiguiera ser inscrita como candidata y llegara a la segunda vuelta. Seguramente será un error descuidar la elección de diputados.  ¡Ojo, pero ojo con la elección de diputados!

¿Aprenderemos de nuestros errores?  Que la experiencia de TA y de Semilla nos sirvan para algo, de modo que los errores sean oportunidades.


07
May 19

¿Por qué la tardanza en los amparos de Thelma y Zury?

¿Como se explica que la Corte de Constitucionalidad no resuelva los amparos de Thelma Aldana y Zury Ríos? El retardo en aquellos fallos no sólo afecta la certeza jurídica que sería sana en un proceso electoral; sino fomenta la apatía y perjudica los resultados del proceso.

¿Quiénes se benefician de la incertidumbre en el proceso?

¿A quién beneficia la incertidumbre? ¿Quién se beneficiaría de un proceso electoral deslegitimado? ¿Quién se beneficiaría de un Presidente electo en un proceso deslegitimado?

Yo digo que la incertidumbre beneficia a la candidata que pueda alegar que, dado que su participación fue obstaculizada, el proceso electoral y sus resultados son ilegítimos.  La incertidumbre beneficia a aquellos que no tienen capacidad alguna de ganar una elección en buena lid; pero pueden organizar una toma del poder por medio de güizachadas. Vimos ensayos con vestuario de esas maniobras antes de la elección de 2015 y durante toda la administración que está por concluir contra viento y marea. A muchos partidos políticos y grupos de interés (normalmente satélites de la Comisión Contra la Impunidad en Guatemala y afines a la exguerrilla) les vendría como anillo al dedo que la próxima administración comenzara como conecuencia de un proceso que aquellos partidos y grupos calificaran de ilegítimo, así de entrada. Ya sabes como funciona este tipo de maniobra: los partidos que se benefician de la maniobra gritan que el proceso ha estado viciado, sus centros de pensamiento validan aquel reclamo y las cajas de resonancia en los medios de comunicación y en las redes sociales amplifican el ambiente; en consecuencia: la proxima administración es un lame duck y la república es presa fácil.

La Corte de Constitucionalidad tiene una historia en la mala práctica de retrasar fallos con propósitos políticos; y como ejemplo puedes recordar el de la minera San Rafael cuando los magistrados se tardaron 425 días para resolver.  La CC tiene también una historia de comportamiento activista, más que jurídico.

La incertidumbre en el proceso electoral es mala porque en río revuelto, ganancia de pescadores. Es mala porque contribuye a la apatía. En nada beneficia a la construcción de la república un proceso electoral que no sólo es incierto, sino que aleja a los electores y que, encima, que pueda producir resultados precarios como consecuencia de la decisión política de los magistrados en el sentido de no cumplir con el principio de celeridad, en busca de establecer un proyecto de nación al margen de los electores y de los tributarios.


06
Abr 19

Un ojo a la Encuesta libre

¿Qué puedo decir de la Encuesta libre, que no se haya dicho ya? Quizás poco, o nada; pero igual, no está de más tratar de apuntar a detalles más allá de lo obvio, y a detalles para la historia.

La papeleta simulada es de Prensa Libre y Prodatos.

Las tres punteras: Sandra Torres con 20.7% de intención de voto, Zury Ríos con 15.9 y Thelma Aldana con 9.5 acumulan, entre las tres el 46.1% de las intenciones de votos…al 27 de marzo pasado, que fué el último día de recolección de datos.  El 54.9% restante, de intenciónes de voto se reparten entre 21 candidatos entre los cuales el que más tiene es Alejandro Giammattei con 7.4%.  El que menos intenciones de voto tiene es José Luis Chea, con 0.3%; pero hay 10 candidatos con intenciones de voto menores al 1%.

Por cierto que, en las elecciones de 1944 en las que ganó Juan José Arévalo -en las que hubo 17 candidatos- hubo tres pretendientes: Julio Bianchi, Manuel Galich y Eugenio Silva Peña, que sólo sacaron un voto, o sea que, si ellos votaron por sí mismos, ni siquiera sus esposas les dieron el voto, o sus hijos, o sus padres.  ¿Se darán casos parecidos en 2019?

Sandra Torres tiene 31.3% de intención de voto en el área rural, seguida por Zury Ríos con 9.1%.  Zury tiene 21.6% en el interior urbano, en tanto que Thelma Aldana la sigue con 13.2% y en el área metropolitana, Zury encabeza con 25.2% y es seguida por Thelma con 18.3%.  Sandra domina en el área rural, en tanto que Zury domina en el itnerior urbano y en el área metropolitana, áreas en las que el segundo lugar le corresponde a Aldana y el tercero a Torres.

Esto podría explicarse porque la razón principal por la que la la gente votaría por Sandra Torres es por sus programas solidarios, de ahí el mote que le tengo de Evita. Sandra es percibida como populista, y tuvo los cuatro años del gobierno de Alvaro Santa Clos Colom para posicionarse como regalona. La gente quiere goodies y Evita reparte. De ahí que no sorprende el hecho de que el antivoto de Sandra Torres, en el nivel socioecónomico D, sea de sólo 43%.  En ese espíritu, tampoco sorprende que los jóvenes en el nivel socioeconómico D, se inclinen por Sandra en un porcentaje de 23.6%.  Eso sí, el antivoto de Evita, entre los patojos de 18-24 años es de 50% y entre los jóvenes de 25-34 años es de 51%.  ¿Como cambiará esto si prosperan los procesos judiciales contra Torres?  ¿Cómo cambiará esto si se hace justicia con Zury Ríos y se le reconoce su derecho a participar en la elección?

¿Por qué es que la gente votaría (38%) por Zury Ríos? Porque es percibida con carácter firme como traedora de orden.  Pero, hazme reír, sus votantes perciben (35%) a Thelma Aldana como que no es corrupta; es evidente que sus cuatro años de campaña junto a la CICIG tuvieron efectos positivos en el interior urbano y en el área metropolitana.  ¿Y por Alejandro Giammattei; ¿por qué votaría la gente (28%) por él? Porque da confianza.

Tan interesante, o más interesante que la intención de voto es el antivoto.  De los consultados sobre ¿por quién no votaría nunca, o dificilmente votaría? Sandra Torres recibió un cuentazo de 49% de los encuestados, lo que revela un rechazo monumental de casi el 50%.  Thelma Aldana recibió una bofetada de 32% y Zury Ríos es rechazada por 18%.  ¿A alguien le soprende que Roberto Arzú recibiera un rechazo de 25%?.  Entre los patojos de 18-24 años, nunca votarían, o dificilmente votarían por Thelma Aldana un 29% y entre los jóvenes de 25-34 años, tendrían la misma actitud un 35%.

¡Se nos muere la exguerrilla!

Los candidatos más afines (cuando no directamente vinculados) a la exguerrilla, de forma abierta, son pelusa en el ombligo. Benito Morales, de Convergencia; Manuel Villacorta, de Winaq (con todo el peso de la Premio Nobel); Pablo Ceto, de la URNG y Thelma Cabrera, del Movimiento para la Liberación de los Pueblos (Codeca, los ladrones de energía eléctrica), entre todos a duras penas arañan 3.5% de las intenciones de voto.

¿Se puede ser más irrelevante?

Los votantes por el socialismo los han abandonado (si es que alguna vez estuvieron con ellos; y han puesto sus ojos en opciones menos menos leninistas, estalinistas y maoistas, aunque no menos colectivistas, ni menos estatistas, ni menos inclinadas al autoritarismo (cuando no al totalitarismo).  De ahí que Sandra Torres y Thelma Aldana (las candidatas de la CICIG y de sus patrocinadores y sus fans) ocupen lugares de relevancia (descontados sus antivotos).

Así estaban las cosas al 27 de marzo pasado, ¿cómo estarán ahora?


05
Abr 19

¿Disneythelma,o Disneysemilla?

¡Como hubiera querido ser una mosca en la pared, durante la sesión en la que Semilla y Thelma Aldana decidieron que Pavón, centro de innovaciones y arte, iba a ser el gran proyecto con el que se iban a presentar ante los votantes!

¿Qué otros proyectos había sobre la mesa? ¿Quiénes propusieron el elegido? ¿Alguien lo cuestionó? ¿Alguien preguntó cuánto iba a costar y de dónde iba a salir la plata?  A juzgar por lo que vi en el programa de José Eduardo Valdizán, sospecho que nadie le puso mucha atención al tema.  No me sorprende porque los socialistas, si no suelen reparar en los costos humanos de sus proyectos, menos lo hacen en los costos financieros.

Thelma Aldana se halla prófuga en El Salvador.

Escucha el podcast aquí.

Supongamos que Disneythelma fuera a ser construido sobre lo que ahora es Pavón. ¿A dónde iban a trasladar a los reos actuales que son más de 3,000?  ¿Iban a construir una prisión provisional? Si ese era el caso, ¿Cúanto iba a tardar el proceso de licitación? ¿Dos años? ¿Más dos años extra para construir la cárcel provisional? Ahí se hubieran ido los cuatro años de Thelma, si no estuviera prófuga. ¿Iban a modificar la Constitución para que Thelma y Semilla pudieran concluir su proyecto megalómano?

Supongamos que se hacían realidad el centro de vulcanología, la acrópolis maya y el planetario, ¿quiénes iban a ser los guías? ¿El Miculax de turno y sus compas?  Si el Teatro Nacional está invadido por la humedad y se está descascarando en el centro de la ciudad, ¿por qué iba a ser buena idea destinar recursos escasos a Disneysemilla allá por Fraijanes donde el tráfico es demencial? Si no hay energía en muchos pueblos de Guate, porque se la roba Codeca, ¿por qué pareció buena idea hacer una calle que genera electricidad mediante el paso de vehículos en un parque temático? Y así puede seguir uno.

¿Qué se aprende de esto? Que a Semilla le falta mucho, mucho por aprender. Le hace falta poner los pies en la tierra.  Que no están listos, ni de cerca, para asumir la responsabilidad de la presidencia.  Que una cosa es hacer un oso con una candidata que no es fit for office y otra echar a perder un país.

Columna publicada en elPeriódico.


25
Mar 19

El problema guatemalteco de Biden

El ex vicepresidente Joe Biden dejó  claro que si se lanza a la carrera presidencial de 2020, se presentará como Demócrata con las opciones de política exterior que el país necesita. Centroamérica, cada vez más importante para la seguridad nacional de los Estados Unidos, es una región en la que se considera un experto.

Haz clic en la foto para leer el artículo que da origen a esta entrada.

Aquella pretención fue afectada el martes cuando Guatemala emitió una orden de arresto para la ex fiscal general Thelma Aldana por cargos que incluyen la falsificación de documentos y el fraude fiscal; con estos dos párrafos inicia la columna titulada Biden´s Guatemalan Problem, de Mary Anastasia O´Grady publicada en el diario Wall Street Journal, que añade que los guatemaltecos se quejaron amargamente del desprecio de la Sra. Aldana por la ley durante su mandato como fiscal general de 2014 a 2018. Pero ella fue protegida contra la investigación por la embajada de los Estados Unidos y por la Comisión contra la Impunidad en Guatemala, conocida como CCIG (financiada por los EE.UU.) y su comisionado colombiano, Ivan Velásquez.

Una ex fiscal general, que trabajaba con la ONU es acusada de fraude, dice el subtitulo de la columna que es objeto de esta entrada.

Biden ha sido uno de los más entusiastas promotores de la CICIG, a pesar de que la Comisión terminó siendo un fracaso épico, explica O´Grady.

Luego, en su columna que es de antología y que hay que guardar, la periodista relata como es que el rol de aquella comisión se fue deteriorando a pesar del apoyo del que llegó a gozar en 2015. Cuenta cómo es que la comisión no responde a nadie y cómo es que Velásquez llegó a comportarse como un virrey.

En esas circunstancias, O´Grady cuenta cómo es que la arbitrariedad de Velásquez -condonada por Aldana- creó una cultura de miedo y cómo es que uno y la otra llegaron a necesitarse mutuamente. No fue hasta que los abusos de la CICIG llamaron la atención internacional, que los guatemaltecos recobraron confianza para manifestarse sobre aquellos abusos.

Luego, en su columna, Mary Anastasia O´Grady les cuenta a sus lectores las cuitas electorales y judiciales de Thelma Aldana, que viajó a El Salvador.

De vuelta a Biden, la columnista señala que Biden no ha sido el único Demócrata que ha continuado apoyando a la CICIG luego de que sus asaltos contra el estado de derecho fueran documentados; y menicona a Norma Torres y James Mc Govern, así como a Patrick Leahy.

O´Grady finaliza su columna con la siguiente observación: No podría haber evidencia clara de que la comisión de la ONU se ha convertido en un instrumento político de la izquierda guatemalteca y estadounidense. Esto retrasó el objetivo de fortalecer la democracia guatemalteca y dañó los intereses de seguridad de los Estados Unidos en la región. Si el Sr. Biden corre, tendrá que dar algunas explicaciones.


19
Mar 19

Ve pues…orden de captura contra Thelma Aldana

El Juez décimo de Primera instancia penal, narcoactividad y delitos contra el ambiente emitió una orden de aprehensión contra Thelma Aldana, la candidata presidencial del socialista grupo Semilla; y una parte de mí se alegra; pero otra está incómoda.

La parte que se alegra celebra que la candidata enfrente a la justicia como tendría que enfrentarla cualquier otro mortal acusado de peculado por sustracción en forma continuada, falsedad ideológica y casos especiales de defraudación fiscal.

Según el Código Penal, el funcionario o empleado público que sustrajere o consintiere que otro sustraiga dinero o efectos públicos que tenga a su cargo por razón de sus funciones, comete peculado. Igual que el funcionario o empleado público que utilizare en provecho propio, trabajo o servicios pagados con fondos públicos.

Ese mismo cuerpo legislativo tipifica la falsedad ideológica como quien, con motivo del otorgamiento, autorización o formalización de un documento público, insertare o hiciere insertar declaraciones falsas concernientes a un hecho que el documento deba probar, de modo que pueda resultar perjuicio.

Los casos especiales de defraudación tributaria están tipificados aquí y no los transcribo porque son muy largos de enumerar.

La parte que se alegra se siente un poco menos noble y algo morbosa porque ¿cuántas veces vimos a la candidata, cuando era jefa de ministerio público, erigirse cual gran señaladora junto a Robespierre Velásquez? ¿Cuántas veces hemos visto al grupo Semilla apuntando el dedo y acusando con aroma de santidad? Sí, el grupo Semilla cuyo fundador no está preso (pero está libre con el privilegio de fianza), porque era uno de los favoritos de la CICIG y del establishment; privilegio, digo, y no derecho, porque a otros procesados esa opción les ha sido negada arbitrariamente y con saña. ¿Cuántas vidas arruinaron los equipos de Aldana/CICIG, no en busca de hacer justicia, sino de politizar la justicia y sembrar el terror?

Thelma Aldana, la candidata de la pureza parece no estar floreciendo.  Se tuvo que ir a inscribir a la sombra de la noche y por la puerta de atrás, armada sólo con un finiquito de conciencia; y luego, ¿alguien le tendió un puente de plata para que pudiera huir a El Salvador y no viéramos fotos de ella enchachada y frente a un juez? ¿Como es que la orden de captura es de ayer y la inscripción es de hoy? ¿Cuando y a qué hora se puso las de Villadiego?

Con todo y eso, otra parte de mi está incómoda.

Incómoda porque así como es inaceptable la politización de la justicia, es inaceptable la judicialización de la política.  ¿Qué tal si es cierto que este proceso contra Aldana es parte de un plan para allanarle el camino a Sandra Torres, la de la Internacional Socialista, la del gobierno de Colom, la que se divorció para ser candidata en las elecciones pasadas, la del Transurbano, y la admiradora de Fidel Castro. Sandra Torres la que debería estar procesada por financiamiento electoral ilícito y no registrado, pero que se ampara en el antejuicio del que gozan los candidatos.

Incómoda porque tanto melodrama -y tanta incertidumbre- huelen a compadre hablado; siendo que Aldana parece ser la nueva favorita de la CICIG y sus admiradores.  A ratos todo esto tiene aspecto de una opereta en la que nada es lo que parece y lo verdaderamente importante está ocurriendo tras bambalinas.

Y si es cosa de compadres hablados ¿Qué tal si todo se arregla de modo que parezca que el Ministerio Público hizo su mejor esfuerzo para perseguir a Aldana, luego resulta que el Juez dice que no hay caso, y acto seguido el Tribunal Supremo Electoral confirma su candidatura? Lo que sigue son los aplausos porque la candidata aclaró su situación jurídica y tutti contenti. ¡Bueno! Todos contentos entre la CICIG y su coro, y el establishment.

En todo caso, ¿quién me  presta una bola de cristal? ¿Quiénes van a ser los perdedores si todo esto es una charada? Los chapines, la credibilidad y legitimidad del proceso electoral, el estado de derecho y el futuro de la república.

Las dos ilustraciones las tomé de Facebook,


16
Oct 18

Es hora de sanear el Ministerio Público

Cuando un político, o un burócrata sabe que puede actuar arbitrariamente y que las posibilidades de que su actuación arbitraria prevalezca y permanezca impune, lo más probable es que se sienta tentado actuar arbitrariamente.  Esa es una de las principales fuentes de la corrupción y del abuso de poder.

En eso pensé cuando leí que no menos de 20 anomalías y vicios fueron encontrarods en los nombramientos de la coordinadora nacional y ocho fiscales regionales del Ministerio Público durante 2017 y principios de 2018, durante la administración de Thelma Aldana.  Luego de una investigación y ante las irregularidades, la fiscal María Consuelo Porras convocó a los funcionarios para pedirles que renunciaran al ascenso, con la poisibilidad de ser reubicados en los puestos que ocupaban antes de ser nombrados como fiscales regionales.  De los ocho, cinco renunciarun al asenso y una dimitió.

¿Por qué es que una Fiscal general podría hacer ascensos que no cumplen con las estipulaciones legales? Porque estaría segura de que nadie se los va a investigar y a cuestionar. Es lo malo de no tener pesos y contrapesos en el ejercicio del poder.  Es lo malo de que grupos de poder pongan en círculo las carretas alrededor de personajes, y olviden que los funcionarios son depositarios de la autoridad, responsables legalmente por su conducta oficial, sujetos a la ley y jamás superiores a ella.

De cualquier manera es sano que la fiscal Porras ponga orden en el Ministerio Público y es sano que conforme un equipo en el que pueda confiar.

En el campo de poner orden, ¿cómo te explicas que las anteriores adminisitraciones del Ministerio Público se hayan desentendido del pago por la construcción del edificio que ocupa aquella dependencia y que esa deuda ascienda a Q97.5 millones? ¿Cómo te explicas que las anteriores administraciones del MP se hayan desentendido del pago por arrendamiento de computadoras y que esa deuda ascienda a Q107 millones?  Una vez más la respuesta se halla en la arbitrariedad y el en el ejercicio ilimitado del poder.

Si tu tuvieras una empresa, ¿cuántos años crees que pasarían sin que tuvieras que pagar deudas como aquellas?

Las anteriores administraciones del MP pudieron hacerse las locas con los pagos porque han tenido el poder arbitrario para hacerlo.  Actos de corrupción como estos sólo pueden llevarse a cabo cuando se abusa del poder público con algún nivel de seguridad en el sentido de que ¿quién se va a atrever a reclamar? ¿Quién se va a atrever a investigar? Y si alguien se atreviera a reclamar y a investigar, ¿hasta dónde van a llegar las quejas si los grupos que ejercen el poder ponen en círculo las carretas.

¿Ya ves? ¿De qué sirve la supuesta lucha contra la corrpución si ni al Ministerio Público, ni a la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala se les ocurre algo tan básico como cumplir los contratos y garantizar la sanidad financiera del MP? ¿Qué resposabilidad tienen Thelma Aldana, Claudia Paz y Paz y los anteriores jefes del MP en aquellas anomalías, en aquellos abusos y en aquellos incumplimientos deliberados?  Para que la lucha contra la corrupción y la impunidad sean efectivas, es hora de sanear el Ministerio Público; y es impostergable la necesidad de que las élites del país asuman -moral y políticamente- un compromiso para consolidar la república, si tutelajes y sin codependencias.

La foto es de elPeriódico.