02
Jul 19

Di No al racismo

Cuando lo leí tuve que darle una segunda leída porque no lo podía creer: Sólo destruyendo el sistema y a nuestros enemigos de raza y clase tendremos la posibilidad de construir algo propio, que nos devuelva la dignidad que nos han arrebatado, escribió la columnista, Sandra Xinico Batz.

No lo podía creer porque entre todos los desatinos que uno lee, ¿quién se había atrevido a exponer, así de pelado, un mensaje con tanto odio racial y clasista? ¿Cuándo fue la última vez que leíste algo asi de violento?

La ilustración la tomé de Facebook.

El párrafo en cuestión habla de destrucción y de enemigos; de enemigos de raza y clase.  Sin ánimo de exagerar, ¿a tí no te recordó la definición de genocidio? Es decir cualquiera de los actos perpetrados con la intención de “destruir”, total o parcialmente, a un grupo nacional, étnico, “racial” o religioso “como tal”. El lenguaje evoca el tipo de disposición anímica en el que germinan ideas perversas como la solución final al problema judío, es el tipo de frase que a uno no le extrañaría oír de boca de Heinrich Himmler, o de Adolf Eichmann en el contexto de las leyes de Nüremberg, o la Noche de los cristales rotos.  Es el tipo de lenguaje que  a uno no le extrañaría oir en boca de Josef Satlin en el contexto del Holodomor, que es el genocidio ucraniano.

Léela otra vez y ahora hazlo en voz alta: Sólo destruyendo el sistema y a nuestros enemigos de raza y clase tendremos la posibilidad de construir algo propio, que nos devuelva la dignidad que nos han arrebatado.  E imagínate diciéndola en la noche, en un podio, frenta a miles de seguidores que portan antorchas encendidas.

En otros contextos, frases como Sólo destruyendo el sistema y a nuestros enemigos de raza y clase tendremos la posibilidad de construir algo propio, que nos devuelva la dignidad que nos han arrebatado, evocan acciones como los plaasaanvalle o ataques a fincas en Sudáfrica. Estos consisten en actos de violencia como asaltos, robos e incluso asesinatos que ocurren en fincas cuyos propietarios son blancos y contra los trabajadores de esas fincas, que usualmente son negros…¿por colaboracionistas?  Asímismo, la aspiración de construir algo propio, que devuelva la dignidad arrebatada, evoca experimentos sociales como la ujamaa, de Julius Nyerere, un programa de colectivización de carácter africano -propio y dignificador- que empobreció a los tanzanos.

¿Hay, en Guatemala, una dirigencia indigenista comprometida con el colectivismo totalitario que anhela destruir a sus enemigos de raza y clase?  Hace poco escuchamos a la secretaria general del partido Winaq, Sonia Gutiérrez, elogiar a Hugo Chávez, al chavismo y a su revolución bolivariana que inspira y motiva al movimiento político citado.

En esta línea de ideas, ¿qué rol cumplen los graduados de la Académia de Formación Política Hugo Chavez, que funciona en la Universidad de San Carlos de Guatemala? ¿Cumplen algún rol, o están en otras cosas? En 2017 se graduó la primera cohorte -de 50 miembros- de aquel proyecto. ¿Qué hacen y dónde están? ¿A quiénes capacitan? ¿De dónde sale el dinero para pagarles?

Practicado por quien lo practique, el racismo es un problema real que hay que estudiar con objetividad y honestidad.  Su práctica es insensata, si no estúpida, porque lleva a juzgar a las personas con base en datos irrelevantes; y por lo tanto hace que los juicios derivados de esa perspectiva sean inútiles. Si no entendemos el fenómeno y es instrumentalizado con propósitos ideológicos y políticos, perdemos la oportunidad de resolverlo.

En ese contexto yo no banalizaría la frase que le da orígen a estas meditaciones y a su contexto; porque toda revolución ha sido precedida por un intenso trabajo…de penetración culturalescribió  Antonio Gramsci; y yo añado que en detrimento de los derechos individuales.

Entrada publicada en Centranews.


31
Oct 18

¿Ahora si va a haber capturas en Ixquisis? ¿O no?

Un grupo de por lo menos 50 hombres con los rostros cubiertos con gorros pasamontañas, causó una explosión que destruyó más de 2 mil metros de tubería en la hidroeléctrica de Ixquisis, Huehuetenango.
.

Los terroristas incendiaron la tubería de presión y la geomembrana de la balsa del proyecto, lo cual ocasionó grandes columnas de llamas y humo que se divisaron desde lejos. Los pobladores del parea le informaron a la empresa propietaria, Energía y Renovación, S.A., que durante la detonación no se registró la muerte de ningún trabajador, o tercera persona.

Ahora no hubo muertos, Pero a mediados de octubre Antonio Juan Pascual,  fue encontrado muerto  luego de que durante la madrugada un grupo armado atacó las instalaciones del proyecto Ixquisis. El crimen permanece en el misterio, y en el misterio permanece la información de si por aquel asesinato y por aquel ataque hubo capturas, o no.  ¿Las hubo por los actos terroristas que se reportan hoy?  ¿Las habrá? ¿Las habrá cuando haya más muertos?

Este ataque se suma a la ola de hechos violentos contra personas, maquinaria y equipos del proyecto de generación de energía renovable que se construye en el área, causando la destrucción de alrededor de 247 tubos que equivale a 2 mil 868 metros de tubería de presión, expresó la empresa.  Y la pregunta es válida. por estos actos delincuenciales, ¿habrá capturas?

Este tipo de conflictividad, por cierto, es rural e ideológica.  Hay acciones violentas en Sacjá y en Chixoy, por ejemplo. La conflictividad es fabricada con el propósito de mantener a la gente aterrorizada y con el de evitar que prosperen emprendimientos que generen empleo y bienestar.  Es una estrategia de los fabricantes de miseria que buscan hacer la revolución por medio de los movimientos sociales.

La foto es de elPeriódico.


15
Oct 18

¿A quien sirven la delincuencia, la violencia y la conflictividad?

Antonio Juan Pascual, trabajador de la hidroeléctrica Energía y Renovación, S. A. en San Mateo, Ixtatán, fue encontrado muerto el viernes por la mañana, luego de que durante la madrugada un grupo armado atacó las instalaciones del proyecto Ixquisis. Es la revolución por medio de los movimientos sociales.

Durante el ataque fueron quemadas por o menos 30 máquinas, diez polimas (no encontré, en Google, qué es eso) y una trituradora.  Desde 2014 la gente de San Mateo vive bajo tensión y conflicto debido a que un grupo armado se opone a la hidroeléctrica y de cuando en cuando organiza acciones violentas y delictivas.  En enero de 2017 una turba quemó maquinaria del proyecto y se reportó la muerte de una persona; en noviembre de ese año dos autopatrullas fueron atacadas por unas 300 a causa del mismo descontento y los disturbios duraton 12 horas.

En el contexto del ataque del viernes, el llamado gobierno ancestral plurinacional convócó a una caravana de solidaridad que incluia hombres fuertemente armados y con las caras cubiertas con pasamontañas. La policía nacional civil trató de llegar al lugar pero se encontró con barricadas y fue recibida a pedradas.

Una de las primeras consecuencias -aparte de la muerte de Antonio Juan Pascual y los daños a la empresa y a las personas que trabajan en ella- es que el gobierno de los Estados Unidos de América emitió una alerta de seguridad y advirtió al personal de su embajada que sólo pueden viajar a Huehuetenango en viajes oficialmente aprobados.

Cuando se habla de Guatemala en foros de inversión internacionales, ¿qué crees que se dice?  Esto es importante porque según el vicepresidente de los EE. UU, Mike Pence, la migración desde Guatemala hacia aquel país subió 75%.  ¿¡Cómo no se va a ir la gente si no hay inversión productiva y no hay trabajo!? ¿Cómo no se va a ir la gente si donde hay algo de inversión productiva y trabajo los que quieren hacer la revolución por medio de los movimientos sociales mantienen a la gente aterrorizada?

La muerte de Antonio Juan Pascual y los actos terroristas en San Mateo Ixtatán ocurrieron al día siguiente de que el sector eléctrico y la Camara de Industria presentaran un informe en el que advierten que la conflictividad puede hacer que colapse el modelo del sistema eléctrico y que la conflictividad les cuesta a los guatemaltecos Q6 mil 500 millones.

La conflictividad, por cierto, es rural e ideológica.  Hay acciones violentas en Sacjá y en Chixoy, por ejemplo. La conflictividad es fabricada con el propósito de mantener a la gente aterrorizada y con el de evitar que prosperen emprendimientos que generen empleo y bienestar.  Es una estrategia de los fabricantes de miseria que buscan hacer la revolución por medio de los movimiento sociales.

Mientras tanto, y tres días después de la muerte de Antonio Juan Pascual y de los actos criminales en Ixquisis, ¿cuántos capturados hay ya? ¿También van a quedar impunes los delitos cometidos allá?

Las fotos son de elPeriódico.


01
Jun 18

Managua, Nicaragua donde yo me enamoré

No es cierto, nunca he ido a Managua y ciertamente no me enamoré allá; pero cuando mi padre trabajaba para el Incae, él viajaba allá con frecuencia y a veces cantaba la canción que le da título a estas notas.  De Nicaragua nos vinieron las carpas después del terremoto del 76.  La diáspora nica, después del 79, me proveyó con buenos cuates y me encantan el queso frito y la semilla de jícaro.

Imagen de previsualización de YouTube

Escucha el podcast aquí.

Hace unos años, cuando leí que un empresario chapín decía que las condiciones para los negocios eran muy favorables en Nicaragua debido al consenso entre el sector privado y el régimen de Ortega/Murillo; y que estaba impresionado por la sofisticación, la cultura de diálogo, la seguridad y el respeto a la institucionalidad que había allá, pensé que si algo deberíamos haber aprendido –en el siglo XXI– acerca de las tiranías del siglo XX es que las del siglo nuevo eran iguales a las del pasado pero más aburridas, como dijo J.M. Aznar, porque ya sabíamos en qué terminaban.

En eso pensé cuando vi la manifestación de madres del miércoles pasado, y en aquello he pensado cuando he estado viendo que los jóvenes, que nada tuvieron que ver con la llegada de Ortega/Murillo al poder, son los que tienen que salir a la calle y darse en la madre con gorilas que disparan a matar para defender el régimen y la revolución.

Muchas personas son blandas con gentes como Ortega/Murillo cuando se pueden beneficiar del poder que ejercen y cuando ignoran el consejo de B. Franklin en el sentido de que “aquellos que renuncian a la libertad para comprar un poco de seguridad, no merecen libertad, ni seguridad, y acabarán perdiendo ambas”.

Lo malo es que ese pragmatismo, que cree que antes que estar del lado de los principios hay que estar del lado de “la historia”, nos lleva a todos entre las patas.  El pragmatismo que creyó que podía apaciguar y convivir con gente como Ortega/Murillo, o Maduro/Cabello, el que cree que podrá hacerlo con AMLO -y el que coquetea con Podemos, o Morena, o el chavismo- cuesta vidas de jóvenes cuando no queda otra que salir a las calles.

Columna publicada en elPeriódico.


27
May 18

La respuesta está en la foto

¿Por qué es que a los burócratas de la educación, que protagonizaron los bloqueos del 24 de mayo no les importa dañar y perjudicar a miles y miles de personas? La respuesta está en la foto.

¿Por qué es que irrespetan el derecho a la libre locomoción de miles y miles de personas? La respuesta está en la foto.

¿Por qué es que dañan al comercio, a la industria, a la agricultura y a todas las personas que dependen de esas actividades productivas? La respuesta está en la foto.

¿Por qué es que, si los estudiantes a su cargo son incapaces de ganar los examenes de lectura y matemáticas del ministerio de Educación, los burócratas de los bloqueos creen que merecen prebendas laborales? La respuestas está en la foto.

¿Por qué es que no tienen empacho alguno en usar la violencia para conseguir sus propósitos? La respuesta está en la foto.

¿Por qué es que los bloqueos no son sobre pactos colectivos y esas cosas sino sobre algo más grande y perverso?

¿Viste? El ícono elegido por los bloqueadores es Ernesto Che Guevara, un asesino desalmado y un político inescrupuloso, exfuncionario de un régimen tiránico y corrupto, símbolo de la revolución que ha llevado a la miseria a todos los pueblos en los que ha tenido éxito.

La foto la tomé de elPeriódico.


17
May 18

Mis respetos a Lesther Alemán

Usted [Daniel Ortega] es el jefe supremo de la Policía Nacional y del Ejército de Nicaragua, por ello le pedimos que ahorita mismo ordene el cese de estos ataques, de la represión y de los asesinatos por parte de las fuerzas paramilitares, de sus tropas, de las turbas adeptas al gobierno, le increpó el jóven Lesther Alemán al tirano de Nicaragua, en su cara.  Para eso se necesitan arrestos.

Imagen de previsualización de YouTube

Esta no es una mesa de diálogo. Es una mesa para negociar su salida y lo sabe muy bien porque el pueblo es lo que ha solicitado, dijo Alemán, con voz firme, tras tomar la palabra durante la sesión de instalación del diálogo nacional que busca una salida a la crisis política que sacude aquel país centroamericano.

¿Por qué estoy hablando y por qué me salto la palabra suya?, preguntó Alemán, con coraje,  Porque nosotros hemos puesto los muertos, nosotros hemos puesto los desaparecidos, los que están secuestrados.

Presente se hallaba, también, Rosario Murillo, mujer de Ortega, tirana por derecho propio y vicepresidenta del país.

…y es cierto, cuando se instalan el socialismo del siglo XXI y la tiranía en un pueblo -como el de Nicaragua, como el de Venezuela- como cualquiera que escucha los cantos de sirena de la revolución, son los jóvenes los que ponen los muertos, los desaparecidos y los secuestrados.  No los ponen los adultos y los viejos que crearon el ambiente intelectual y cultural propicio para la revolución y la tiranía.  No los ponen los adultos y los viejos que agitaron en las calles y las plazas para pedir revolución.  No los ponen los viejos que llevaron a los tiranos al poder, no los que compartiron el poder con los revolucionarios.  Los muertos, los desaparecidos y los secuestrados salen de la generación que tuvo que crecer bajo la tiranía revolucionaria del socialismo.  Salen de los que no tuvieron responsabilidad alguna en llevar al poder a gente como Ortega, Murillo, Maduro y otros de su calaña.

En estas cosas hay que pensar cuando sales a la calle a pedir revolución, a pintar hoces y martillos y llevas tu playera del Che y agitas tu bandera roja. ¿Quién va a poner tus muertos?

¡Mis respetos para Lesther Alemán! y para todos los jóvenes nicaragüenses y venezolanos que se arriesgan para rescatar la libertad.


21
Dic 17

La toma del poder judicial, “por la boca del caballo”

Cuando escuchas algo por la boca del caballo, o straight from the horse´s mouth, es porque lo has escuchado -o en este caso leído- directamente de la fuente, o de quien tiene conocimiento personal del asunto que se trata.

La izquierda debe proponerse la toma de todas las instituciones y no solamente la presidencia o las diputaciones. Es importantísimo la toma del poder judicial, los aparatos militares y los medios de comunicación, dice el documento base del XXIII Encuentro del Foro de Sao Paulo, celebrado en Managua, Nicaragua, en julio pasado; y el énfasis es mío.

El foro de Sao Paulo es un foro de partidos y grupos socialistas latinoamericanos, fundado por el Partido de los Trabajadores de Brasil, en 1990. De Guatemala, son miembros de aquel foro el partido Alianza Nueva Nación y la Unidad Revolucionaria Nacional Guatemalteca que son parte de la exguerrilla marxista-leninista, por si te hacían falta esas señas.

Algunas personas dudan, todavía, que la batalla de las ideas que libramos en Guatemala sea no sólo de gran trascendencia; sino que se haya extendido hasta los campos de la lucha legítima contra la corrupción, las necesarias y cada vez más impostergables reformas política y judicial y otros campos institucionales.  Está, claro, por el texto de Managua, que para el socialismo, los revolucionarios, los exguerrilleros, y otros grupos colectivistas, es importantísimo (no sólo importante) controlar todas las instituciones (éticas, jurídicas, económicas, políticas, sociales y más, porque todas, son todas) y sobre todo los tribunales de justicia, el ejército y la prensa.

A estas alturas del partido, es imposible ignorar (como no sea deliberadamente) que los guatemaltecos estamos en peligro. En peligro de tomar el camino por el que nos quieren llevar los fans del totalitarismo, de la dictadura del proletariado y del destruccionismo.

Esto no es nuevo, claro, Toda revoluciónescribió Gramsci, ha sido precedida por un intenso trabajo…de penetración cultural. De ahí la importancia -para el socialismo- de controlar instituciones de educación como los medios de comunicación, el Ministerio de Educación y el MInisterio de Cultura (para citar tres), que es donde se cultiva el pensamiento único que sirve a la revolución.

¿Ahora te explicas por qué es que la Corte de Constitucionalidad, la Corte Suprema de Justicia y muchos jueces resuelven como si fueran activistas?  La revolución está ocurriendo.

A quienes les interesa el tema, les recomiendo:

La foto es del VIII Encuentro, en Caracas. CC BY-SA 2.0


23
Oct 17

La evolución de “la revolución”

Durante la celebración del 20 de octubre los revolucionarios no ensuciaron el Centro, ni pintaron hoces y martillos, o frases de odio, como en otras ocasiones.

Esta evolución de los revolucionarios merece ser reconocida porque ¿qué necesidad hay de celebrar con inmundicia aquella ocasión histórica?; pero más que todo porque las hoces y martillos son íconos de una ideología que ha costado 100 millones de muertos en sus cien años de historia. Muertos frente a pelotones de fusilamiento, en campos de concentración, por las hambrunas, y así.

El viernes pasado, al atardecer, fui a la Sexta avenida a ver cómo había quedado y me sorprendí gratamente. Está por verse si se aguantan el 1 de mayo cuando también suelen hacer pintas.

Por cierto que los revolucionarios han estado haciendo esfuerzos por no darse color.  Durante las jornadas de agosto de este año, las banderas rojas, las efigies del che Guevara y otras iconografías relacionadas desaparecieron de las manifestaciones.


20
Oct 17

20 de octubre

Entre grupos de jóvenes indígenas, en los años 80, a los guerrilleros se los conocía como gorilas.  Esto es porque eso era lo que entendían los patojos cuando los gringos decían guerillas, lo que a los oídos de los chicos sonaba como grilas.  Sería eso y porque no era difícil identificar a aquellos terroristas, que muchísimas veces amenazaban sus vidas y sus propiedades, con las huestes de Urko, de la peli El planeta de los simios. ¿Qué otro nombre usaban -aquellos jóvenes y muchos adultos- para referirse a los guerrilleros? El de canchitos, debido al número notorio de extranjeros que militaba en las filas de la URNG.

Escucha el podcast aquí.

De aquello me acordé porque, cuando la dirigencia popular celebra la Revolución del 20 de octubre, en Guatemala, el centro de la ciudad suele ser pintado con hoces y martillos; así como con mensajes de odio. También es así el Primero de mayo. Así ocurre cuando se celebran los ideales de los gorilas y de los canchitos.

No cabe duda de que en 1944 era necesario deponer al ancien régime y ese propósito unió a tirios y troyanos.  Empero, no era necesario que la Revolución fuera cooptada por las corrientes más colectivistas, ni era necesario que se encaminara hacia el asesinato de Francisco Javier  Arana, ni al enraizamiento del socialismo en la burocracia, en la educación, y en otras esferas de la vida chapina.  De ahí que la celebración del fin de una dictadura, no debería estar vinculada a las consignas de una ideología asesina.

En el mundo, una de cada cinco personas vive bajo un régimen comunista; y puesta así la cifra no dice mucho.  Empero, un poco de perspectiva aclara las cosas: en 100 años, el socialismo real costó 100 millones de vidas humanas. Sesenta y cinco millones en China, 30 millones en la URSS, 2 millones en Corea del norte y en Camboya respectivamente, y así sigue la cuenta. Ciento cincuenta mil en América Latina, según cifras de la Victims of Communism Memorial Foundation.  En Guatemala, por cierto, al conmemorar los 100 años de la revolución bolchevique, desde la perspectiva de los derechos humanos, la Universidad Francisco Marroquín está recordando a aquellas víctimas.

Haz clic en la foto para ver la conferencia de Ramiro Ordóñez Jonama, sobre la Revolucion de 1944.

Columna publicada en elPeriódico.


18
Sep 17

La importancia de una foto

Se ha desatado una guerra mediática en la que el último árbitro va a ser la realidad. La cosa está que esta se imponga antes de que sea demasiado tarde; y que se imponga antes de que la lucha legítima contra la corrupción y otras lacras sea secuestrada.

El viernes 15 -luego de que los actos violentos del jueves 14 estropearan las fiestas de la gente- algunas bandas de colegios e institutos llegaron a la Plaza de la Constitución a desafiar a los grupos que la habían tomado.  Entre esos grupos había uno que tenía la manta que se muestra en la foto que ilustra estas meditaciones.

La razón por la que la manta llamó la atención es porque supone que mientras haya capitalismo habrá corrupción; y supone que mientras haya pueblo habrá revolución.

Independientemente de que la gente tiene derecho a expresar ideas como aquellas, lo valioso es identificar qué significan, exactamente, y aquí van mis dos centavos:

El capitalismo es un sistema social basado en el reconocimiento de los derechos individuales, incluyendo los derechos de propiedad, en el cual toda propiedad es privada. Puesto de otra forma es un sistema social en el que las personas (todas las personas por igual) poseen derechos que no puede enajenar y que no le pueden ser arrebatados por ningúna otra persona, ni tampoco por cualquier número, grupo o colectivo de personas. Por lo tanto, es un sistema social en el que cada hombre existe por su propio derecho y para sí mismo, no para el grupo.  Es, desde otra perspectiva, un sistema social en el que los intereses colectivos no prevalecen sobre los derechos individuales (y, por favor, nótese que no dije que es un sistema social en el que los intereses colectivos no prevalecen sobre los intereses individuales).

Los que llevaron la manta sostienen que mientras haya un sistema que respete los derechos individuales de todos por igual, habrá corrupción.  Ellos tienen derecho a creer eso, a ponerlo en su manta y a tratar de convencer a otros de que su creencia corresponde a la realidad;…pero, otros tenemos el derecho de explicar que están en un error. ¿Por qué? porque lo opuesto al capitalismo es un sistema social en el que no se reconocen los derechos individuales, incluyendo los derechos de propiedad.  Puesto de otra forma, es un sistema en el cual que el las personas no tienen derechos derechos; y en el cual su trabajo, su cuerpo y su persona pertenecen al colectivo (la mayoría, la clase social, la étnia, el estado, u otros); un sistema en el que el el colectivo puede hacer con los individuos lo que le plazca, en la forma que quiera, por cualquier motivo que el colectivo haya decidido que es su propio bien. Ergo, las personas no viven por derecho, sino sólo con el permiso del colectivo y en beneficio del colectivo.  Es, desde otra perspectiva, un sistema social en el que los intereses colectivos prevalecen sobre los derechos individuales.

¿En qué tipo de sistemas sociales es que los intereses colectivos prevalecen sobre los derechos individuales y, por consiguiente, las personas viven por permiso y no por derecho? En los sistemas colectivistas como el socialismo (de todos los colores), el estado benefactor mercantilista, y en el estado patrimonialista (como quiera que uno quiera llamarle al sistema que hay en Guatemala).  Lo cierto es que la corrupción florece en estos sistemas porque en ellos abundan las posibilidades de que -desde el poder y al amparo de abundantes legislación y regulaciones- los políticos y sus burócratas cometan actos arbitarios que afecten los derechos de las personas.  Por ejemplo: la corrupción que resulta de la connivencia entre los empresaurios mercantilistas y los políticos y burócratas es resultado de que estos tienen la llave para que aquellos hagan bisne y la usan arbitrariamente porque de ellos depende el permisoDonde no hay arbitrariedad, ni posibilidades de abuso de poder, donde se vive por derecho y no por permiso, ¿qué necesidad hay de corrupción?

Y por eso es relevante este meme que encontré en Facebook:

(Pausa para pensar)

Mientras tanto, ¿qué pasa con la segunda parte de la manta que ilustra estas meditaciones? Esa que dice: Mientras haya pueblo habrá revolución.

La frase perdió sentido desde que no se cumplió la predicción de Carlos Marx en el sentido de que el proletariado iba a hacer la revolución, tan sólo porque el proletariado (el pueblo) no se depauperó y nunca se interesó en la revolución. De eso se dieron cuenta Eduard Bernstein y Vladimir Lenin; y por eso este último dispuso que -como el pueblo no tenía conciencia de clase- la revolución la iba a hacer el Partido, o sea la vanguardia del socialismo, o sea sus cuates.  De ahí que la revolución la hagan, no el pueblo, sino los intelectuales, artistas, estudiantes universitarios, comunicadores, y gente como la que se subió a la tarima en la Plaza de la Constitución el 14 de septiembre pasado.  No el pueblo, sino la vanguardia.

Dicho lo anterior, ¿qué es la revolución? Voy a usar palabras de Vladimir Lenin para explicar qué es la revolución. ¿Por qué? Porque Lenin, Marx y gente como ellos son los referentes de las personas y grupos que llegan a muchas manifestaciones con banderas rojas, hoces y martillos, efigies del che Guevara, y otras iconografías relacionadas.  Son los referentes de muchas de las organizaciones que apoyan el paro del miércoles 20, por ejemplo. Lenin dice que el estado burgues no puede ser reemplazado por la dictadura del proletariado sólo por medio de un proceso de marchitamiento, sino, por regla general, sólo por medio de una revolución violenta.  La revolución es violencia.  La fuerza, dijo Marx, es la partera de toda vieja sociedad que esta preñada con una nueva.

Lo ves cuando aquellas organizaciones y sus dirigencias bloquean calles y carreteras, invaden fincas, destruyen maquinaria, y cuando causaron destrozos en los festejos del 14 de  septiembre pasado.  Lo viste durante 36 años a partir de noviembre de 1961. Lo viste en Camboya, en Cuba, en China.  Lo ves en Venezuela. ¿Sigo? No sorprende, pues, que Ludwig von Mises haya sugerido que el socialismo debería llamarse destruccionismo.

Por todo esto, y más, no apoyo el paro del miércoles 20 (que ahora va a ser marcha porque el paro iba a ser un fracaso). No quiero contribuir a que la lucha legítima de los guatemaltecos contra la corrupción, contra el sistema de privilegios, contrar la arbitrariedad, y contra la injusticia le ocurra, en 2017, lo que le ocurrió a Guatemala en 1944 cuando los socialistas secuestraron la gesta del 20 de octubre.  No quiero contribuir al jacobinismo, ni a la elevación de un Robespierre de la mano de la CICIG. Mi lucha contra la corrupción y las otras lacras que la acompañan, no va de la mano de quienes quieren la revolución, ni de quienes quieren un sistema en el que los intereses colectivos prevalezcan contra los derechos individuales.  No va de la mano de los que creen que sus fines bien valen un rompimiento constitucional, o como minimo, un par de actos por encima de la ley. Si me preguntan, prefiero la evolución a la revolución, y prefiero convencer, que vencer.

La foto principal la tomé de Facebook, también.