16
Feb 11

Los templos de Minerva

Mi bisabuela, Adela, y su amiga Clara Schippers en la carroza. Haz clic en la foto para ver más fotos.

Los templos de Minerva eran el escenario principal para las Fiestas de Minerva o Minervalias, con las que el presidente Manuel Estrada Cabrera celebraba a la juventud estudiosa.   Desde su creación -en 1899- las fiestas de Minerva eran la máxima celebración de carácter nacional y había templos a la diosa romana de la sabiduría en muchos departamentos del país.  El de la ciudad de Guatemala era el más suntuoso y fue dinamitado durante la administración de Jacobo Arbenz, cuando el alcalde de la ciudad era Juan Luis Lizarralde.  Los de Quetzaltenango, la ciudad natal de Estrada Cabrera, y de Barberena están muy bien cuidados y los visité recientemente.

Se que quedan en pie los de Barberena, Chiquimula, Huehuetenango y Salamá, pero esos no los conozco (Ah, si, si he estado en el de Barberena); y también lo hubo en Totonicapán, La Antigua, y Cobán.

Las Minervalias incluían deportes, arte, ciencia y tecnología. Según reportes de la época, no parecían sólo fiestas de propaganda para exaltar la persona del señor presidente, sino que eran una expresión “culta y civilizada” del progreso y del régimen.


28
Oct 10

Se lava la carita con agua y con jabón

Ahora que leo que María Encarnación Mejía, Fiscal General a.i., limpió las quejas que había en su contra antes de postularse para ocupar el cargo de forma permanente, me acordé de la canción de Pin Pon que dice:

Pin Pon es un muñeco de cara de cartón,

se lava la carita con agua y con jabón.

Me acordé, también, de que una vez leí -y quién sabe dónde- que el dictador Justo Rufino Barrios había sido inscrito como J. Rufino Barrios y que la J era por José; pero que él, cuando ya estaba en el poder, se mandó a cambiar el José por Justo.  Vaya usted a saber.  A lo mejor alguien nos cuenta si esta historia es cierta, o no.

Me acordé, también de que también leí que Julián Raymundo Riveiro y Jacinto, arzobispo de Guatemala, le arregló la partida de bautismo al dictador Manuel Estrada Cabrera para resolver con un borrón el tema de que era hijo fuera de matrimonio.  Esa historia la cuenta Pedro Arce y Valladares en La época de Manuel Estrada Cabrera a través de testimonios inéditos orales, por Mauricio Pinto.

No es extraño, pues, que quienes puedan, arreglen las cosas de acuerdo con sus intereses.  Lo que está por verse es si es correcto en el caso de la Fiscal.


23
Abr 10

Fotos de las Fiestas de Minerva

Con las Fiestas de Minerva o Minervalias, el presidente Manuel Estrada Cabrera celebraba a la juventud estudiosa; y desde su creación -en 19899 por sugerencia de Rafael Spínola- eran la máxima celebración de carácter nacional. Las Minervalias incluían deportes, arte, ciencia y tecnología. No parecían sólo fiestas de propaganda para exaltar la persona del señor presidente, sino que eran una expresión culta y civilizada del progreso y del régimen.

Carruaje japonés durante la Minervalia.

 
Mis abuelas y bisabuela me contaban historias de sus participaciones en estas celebraciones; y cuando veo las fotos, casi las oigo relatar cómo disfrutaban de la festividad.
 
En La época de Manuel Estrada Cabrera a través de testimonios orales inéditos, por Mauricio Pinto, se lee que las fiestas eran todo un acontecimiento que se iniciaba con actividades con el desayuno de los alumnos en las escuelas, que era gratuito, lucían el uniforme nuevo, se bailaba, marchaban y para finalizar, los participantes en el desfile recibían refrescos. El desayuno era de tamal, chocolate y panes franceses; y al concluir, a los niños les daban cinco pesos en almuerzo y el consabido refresco que seguramente era una gaseosa conocida como chibola.
 
Según Epaminondas Quintana, en la obra citada, Estrada creó las Fiestas de Minerva para agradecerles a los maestros y a los alumnos el trabajo que hacían, y pare elevar y aplaudir y hacer la educación como algo importante; y Carlos Samayoa cuenta que la intelectualidad de Guatemala sucumbió ante el atractivo de las fiestas a la diosa sabiduría y era frecuente la participación en ellas de renombrados escritores…y en general de los más granado de la sociedad de entonces…y en su tiempo vinieron a Guatemala ilustres escritores como José Santos Chocano, Porfirio Barba Jacob y Rubén Darío.
 
En Minerva y La Palma, el enigma de don Manuel, Catherine Rendón cuenta que el Templo de Minerva era un lugar popular para reuniones y paseos que, con cierta frecuencia, concluían en el cercano restaurante “Carissimi”; y relata, con respecto a las Minervalias, que la mayoría de los que las vivieron las recordaban con mucho cariño. Dice, Rendón, que los templos le servían a don Manuel para exportar su imagen de déspota ilustrado, especialmente en los Estados Unidos de América y Europa, puesto que quería inspirarles confianza para que invirtieran en Guatemala. En casa, dice Rendón, los templos sirvieron para asegurar el orden público y la lealtad a la persona del dictador.
 
En Conozca a Estrada Cabrera, por Héctor Gálvez, el Templo de Minerva es descrito como un bello y severo edificio, estaba construido como el Partenón de Atenas, sólidamente con elevadas columnas y elegante friso. En el interior y en la parte alta podían verse elegantes medallones que ostentaban los bustos de nuestros grandes hombres -en bajo relieve- que sobresalían en las bellas letras y sobre todo en su amor y dedicación por la enseñanza.
 
El Templo de Minerva de la ciudad de Guatemala, por cierto, fue dinamitado por el gobierno revolucionario de Jacobo Arbenz. El editorial de El Impacto, del 30 de mayo de 1953 relata que aquella destrucción…no tiene explicación, no se justificará nunca. No hacía daño a nadie, remataba elegantemente [la Avenida Simeón Cañas] y fue lo que durante mucho tiempo nos enorgulleció como país de cultura, aunque en realidad nuestra cultura está muy atrasada….un quezalteco ilustre lo mandó construir con el más noble de los fines; otro quezalteco minúsculo lo dinamitó.
 
Las fotos son de la revista Electra, de noviembre de 1908, que me prestó el cuate Mario Zebadúa.

22
Oct 09

Fiestas, ferias y otras celebraciones del poder

adelaygraciela

El 21 de noviembre de 1905 Manuel Estrada Cabrera celebró su cumpleaños durante una nueva Minervalia. El dictador tenía motivos para festejar porque había sido reelecto para el segundo período de su régimen que se prolongó hasta 1920. Con las fiestas de Minerva, Estrada Cabrera celebraba a la juventud estudiosa y desde su creación -en 19899- eran la máxima celebración de carácter nacional. Las Minervalias incluían deportes, arte, ciencia y tecnología. No parecían sólo fiestas de propaganda para exaltar la persona del señor presidente, sino que eran una expresión culta y civilizada del progreso y del régimen.

Años más tarde, el dictador Jorge Ubico estableció la Feria de noviembre para celebrar su régimen. Dicha feria se celebraba en el sector Sur de la Finca La Aurora con juegos mecánicos, hipódromo, salones de exposiciones y otras diversiones que eran famosas en toda América Latina. En su concha acústica actuaron los mejores artistas nacionales y extranjeros. Fue para la feria de 1937 que Mario Monteforte Toledo trajo a los lacandones de Petén para exhibirlos en el pueblo indígena de la feria. La Feria de noviembre era un acontecimiento singular en la pequeña ciudad de Guatemala.

Los Colom ya tienen su Minervalia y su Fiesta de Noviembre -sólo que la han bautizado Fiestas de Octubre-. El esquema es el mismo: artes, deportes y ciencias…para hacerse propaganda y exaltar el poder. Ya hay una Avenida de La Revolución, hubo artistas locales y extranjeros, y hubo actividades académicas como conferencias con temas como La nueva izquierda en América LatinaEl giro de las izquierdas en América LatinaLas izquierdas en CentroaméricaEl futuro de las izquierdas, y Pasado y futuro de los proyectos socialistas, entre otros.

Recientemente China celebró sus éxitos y exaltó su fuerza , al cumplirse los 60 años del régimen comunista. En un discurso pronunciado en la terraza de la Puerta de Paz Celeste, Hu Jintao saludó el renacimiento de China. Hoy, una China socialista, frente a la modernización, al mundo y al futuro, se mantiene firmemente de pie en el Este, afirmó el presidente de la República y secretario general del Partido.

La foto es de mi bisabuela Adela o Mami, y su amiga Graciela Urdiales de Schippers, durante una Minervalia. Al fondo el Templo de Minerva de la ciudad de Guatemala.


23
Ago 07

Los obispos y el conservadurismo miope

La Conferencia Episcopal de Guatemala criticó el programa de atención posaborto, del Ministerio de Salud, porque aseguró que sienta las bases para facilitar los abortos clandestinos. La Iglesia Católica instó a las autoridades a que ejerzan más control sobre este programa, porque impulsa la capacitación de personal paramédico y comadronas en técnicas de aspiración para retirar restos de abortos.

¿Y qué quieren sus excelencias? ¿Que no se atienda a las mujeres que abortan? ¿Que se las deje a la mano de Dios? ¿Que no puedan extraer con un mínimo de higiene y de seguridad los restos de los abortos?

La actitud de la dirigencia católica me recuerda a la del conservadurismo chapín decimonónico que, cuando el presidente Manuel Estrada Cabrera inauguró el Asilo Joaquina, para madres solteras, alegaba que aquel era un promotor del bastardismo.

La ilustración es de http://www.ctv.es/USERS/acabiedes/gasaje/obispo.jpg