20
Jul 15

Foto dedicada por Jorge Ubico

jorge-ubico-autografo

A mi querida abuela doña Carmen U[rruela] de Ubico. Su Affcto nieto Jorge Ubico. Junio 8 de [18]94, dice la dedicatoria de una foto de don Jorge que pasó por mis manos el jueves.

Gracias a mi cuata, Marta, y a mi sobrino, Andrés, pude apreciar un álbum de fotos del Expresidente, Ubico.

La de esta entrada me gustó porque, aunque es una foto muy conocida venía acompañada por una dedicatoria del entonces joven cadete, Ubico, a su abuela; un vistazo íntimo a la vida de aquel personaje.

jorge-ubico


07
Abr 15

La alegría del matilisguate

150406-matilisguate-luis-figueroa-carpe-diem

Este hermoso matilisguate me da la bienvenida al trabajo en esta temporada.  Su color intenso y su floración densa alegran más mis mañanas.

Este es el último de la larga fila de matilisguates que engalanan la 11 calle de la zona 10 y que se extienden hasta la entrada de la Universidad Francisco Marroquín por La Margarita.  Esos Matilisguates, por cierto están ahí por solicitud de mi bisabuelo, Federico, que vivía en la esquina de la 11 calle y Calle Real de la Villa.  El Intendente de la ciudad -en tiempos de Jorge Ubico- le preguntó que qué árboles le gustaría que sembrara ahí, y mi bisabuelo pidió matilisguates.


28
Ago 13

Ubico y “Guatemala bajo asedio” en primeros lugares


Tiempos de Jorge Ubico, la más reciente publicación del profesor y amigo Carlos Sabino, es el libro más vendido según informó El Periódico.  El matutino obtuvo el dato de Librería Sophos, que también informa que Guatemala bajo asedio, editado por otro la columnista y amiga Karen Cancinos, se encuentra en el quinto lugar de los libros más vendidos.

Sin negar que don Jorge Ubico fue un dictador, Sabino presenta los logros que tuvo su gobierno, logros para nada desdeñables. Entre ellos se encuentran la abolición de una de las peores formas de servidumbre en la que vivían los peones y mozos de las fincas, el saneamiento de las finanzas públicas de Guatemala durante la Gran Depresión en los años 30, el notable crecimiento económico del país a nivel latinoamericano y la construcción de una infraestructura que se mantiene de pie hasta nuestros días.

Guatemala bajo asedio, publicado por la Asociación de Veteranos Militares, hace un análisis de los años del conflicto armado que vivió Guatemala en el marco de la Guerra Fría. El libro aporta actos, hechos y perspectivas que han estado ausentes en la historia popular sobre esos conflictivos años del país. El libro hace una mirada hacia el pasado, pero no para incrustarnos en él, sino para encontrar lecciones, no para buscar culpables, sino para entenderlo.


26
Jul 13

Tiempos de Ubico

130823_tiempos_de_ubico_sabino

¿Necesitamos un Ubico?, pregunta Carlos Sabino en su nueva obra: Tiempos de Jorge Ubico en Guatemala y en el mundo. Pero no te voy a dar la respuesta, porque sería como decir que el asesino fue el mayordomo.

Mientras vas y compras esta nueva aportación al entendimiento de la historia chapina, te adelanto preguntas que hace el autor: ¿Por qué se añora a figuras discutibles y discutidas de un pasado no tan cercano? Es cierto que por ahí hay muchas personas que añoran a don Jorge, y por eso Sabino se atreve a preguntar: ¿Es que no se le da suficiente valor a la democracia y se prefieren las dictaduras, de uno u otro tipo? Yo lo hubiera puesto de otra forma; y no hubiera preguntado por la democracia que solo es el Gobierno de la mayoría, y hubiera inquirido por la república que es el gobierno limitado por los derechos individuales y la igualdad de todos ante la ley.

En Tiempos de Ubico, Sabino vuelve a hacer gala de su habilidad con la pluma y de su talento para contar la Historia; no como meros relatos ni como sucesiones de anécdotas y datos, sino como una forma de “dirigir la mirada hacia el pasado,
porque el presente solo toma sentido cuando conocemos la secuencia de hechos y de circunstancias de emociones y de ideas que le han otorgado su peculiar fisonomía”.

El autor nos conduce por la personalidad compleja de don Jorge. Nos lleva por su administración eficiente, racional y proba; por sus puentes que luego de más de 60 años siguen en pie, y por sus edificios que embellecen la ciudad; así como por la paz y el orden (a costa de la libertad). También nos lleva por sus caprichos, por sus devaneos y por actos que ponen la carne de gallina, como la tortura y fusilamiento de opositores como el doctor Julio Carrillo, entre otros.

Sabino, que sabe hacer lo suyo y lo hace con gracia y agudeza, nos devela al dictador en su tiempo. Sabino es un gran conocedor de la historia universal y ahí pone a don Jorge, en el contexto de la parroquia, en el del hemisferio y en el global, durante una época de momentos de decisión monstruosos como la Gran Depresión y la II Guerra Mundial. No te quieres perder este libro.

Columna publicada en El periódico.


15
Jul 13

Sabino presenta “Tiempos de Ubico”

130814_tiempos_de_ubico_carlos_sabino

Tiempos de Ubico es la nueva investigación histórica que presentará Carlos Sabino, el jueves 18 de julio a las 6:30 p.m. en el Auditorio Luis Cardoza y Aragón, de la embajada de México.

Esta nueva publicación será comentada por el también historiador Ramiro Ordóñez Jonama.

Carlos tiene el don de la pluma y sabe escribir Historia;  de modo que sus libros no son recopilaciones de hechos y datos, sino que, con habilidad, lleva a sus lectores por relatos bien integrados, informativos y amenos.  Carlos es autor de Guatemala, la historia silenciada.


23
May 11

Arbenz y Ubico, hijos y entenados

La administración socialdemócrata de Los Colom/Torres, en representación del Estado de Guatemala  y la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos  firmaron el pasado jueves el Acuerdo de absolución amistosa que obliga a los tributarios guatemaltecos a compensar a la familia del expresidente Jacobo Árbenz por la confiscación de bienes, en especial de la finca El Cajón, en Santa Lucía Cotzumalguapa, Escuintla, en 1954.

Lo que se me ocurrió al leer esta historia es que, si los tributarios tienen que resarcir a la familia del terrateniente Soldado del pueblo; ¿tendrían, también, que resarcir a los herederos de Jorge Ubico y de su esposa Marta Lainiesta de Ubico que, aunque no tuvieron hijos, sí tenían herederos?  A los Ubico también les fueron confiscadas propiedades que no habían sido adquiridas cuando el General era Presidente, sino que habían sido propiedad de su familia desde hacía mucho tiempo.

Si los herederos de Ubico plantearan algún tipo de demanda ante la CIDH, ¿recibirían el apoyo de la Administración? ¿Se trata de hacer justicia, o de venganza?


13
Abr 11

Recuerdos del hipódromo

Alguna vez, cuando tenía cerca de 10 años fui a ver carreras de caballos al hipódromo. Exactamente al Hipódromo del Sur, en donde se hallaba la tribuna de la foto.

Fui con mis padres y casi estoy seguro de que en la visita estuvo involucrado mi tío abuelo, Jorge, que había sido jockey. Mi bisabuela, Adela, había criado caballos de carreras y el tío Jorge había sido uno de sus jockeys. El nombre de una de las yeguas más famosas de mi Mami era Lucky Lester, y todavía guardo una licorera que el presidente Jorge Ubico le dió a mi bisabuela, en esa tribuna, luego de una carrera.

La tribuna se halla abandonada ahora, y no creo que tenga uso práctico alguno ya que la nueva terminal del Aeropuerto La Aurora fue construida sobre la vieja pista.


28
Jun 10

El paso Ubico: ¿audacia de Arzú?

100628_jorge_ubico-luis-figueroa-carpe-diem

Yo digo que la idea de ponerle al Paso a desnivel del Boulevar Liberación el nombre del expresidente Jorge Ubico fue un acto de chutzpah del dios del Palacio de la Loba Alvaro Arzú.

Ubico es un personaje digno de más estudio y de mejor comprensión, y el hecho de ponerle a una obra pública su nombre -controversial y desatador de pasiones- invita a la reflexión.

En todo caso, sería sano que, como sociedad, dejáramos de rendirles culto a los guerreros que van a caballo y blanden sus sables, o a los políticos exaltadores del estado.  Si me preguntaran, yo recomendaría que a las obras públicas se les pongan nombres de científicos y de artistas chapines.  Que se les pusieran nombres de creadores de riqueza.

Ahora parece que Arzú abrió un frente que, cual máquina del tiempo infernal, revive los enfrentamientos propios de la Guerra Fría y de los resentimientos chapines. Ya hay un grupo de oenegeros que dispuso poner una manta con el nombre de Alfonso Bauer Paiz en el paso a desnivel. Bauer Paíz fue ministro de trabajo durante la presidencia de Jacobo Arbenz, y es uno de los iconos vivientes de la Revolución chapina y de los progres; poco más, o menos del mismo modo en que Ubico podría ser interpretado como icono reaccionario.

Desde otra perspectiva, ¿qué tal si no fuera mala idea que toda la historia del país se viera reflejada en las obras públicas? Digamos que si hay un boulevar que se llama Adolfo Mijangos López, ¿por qué no puede haber un paso a desnivel que se llame Jorge Ubico?  ¿Qué tal si si hay calles con nombres como Myrna Mack, o Irma Flaquer, también las haya en recuerdo de Karl von Spreti, de John Gordon Mein, o, de cualquiera otra de las miles de víctimas de la guerrilla?

Por cierto que la foto de Ubico, autografiada, me la obsequió mi tía abuela, Olga.


22
Oct 09

Fiestas, ferias y otras celebraciones del poder

adelaygraciela

El 21 de noviembre de 1905 Manuel Estrada Cabrera celebró su cumpleaños durante una nueva Minervalia. El dictador tenía motivos para festejar porque había sido reelecto para el segundo período de su régimen que se prolongó hasta 1920. Con las fiestas de Minerva, Estrada Cabrera celebraba a la juventud estudiosa y desde su creación -en 19899- eran la máxima celebración de carácter nacional. Las Minervalias incluían deportes, arte, ciencia y tecnología. No parecían sólo fiestas de propaganda para exaltar la persona del señor presidente, sino que eran una expresión culta y civilizada del progreso y del régimen.

Años más tarde, el dictador Jorge Ubico estableció la Feria de noviembre para celebrar su régimen. Dicha feria se celebraba en el sector Sur de la Finca La Aurora con juegos mecánicos, hipódromo, salones de exposiciones y otras diversiones que eran famosas en toda América Latina. En su concha acústica actuaron los mejores artistas nacionales y extranjeros. Fue para la feria de 1937 que Mario Monteforte Toledo trajo a los lacandones de Petén para exhibirlos en el pueblo indígena de la feria. La Feria de noviembre era un acontecimiento singular en la pequeña ciudad de Guatemala.

Los Colom ya tienen su Minervalia y su Fiesta de Noviembre -sólo que la han bautizado Fiestas de Octubre-. El esquema es el mismo: artes, deportes y ciencias…para hacerse propaganda y exaltar el poder. Ya hay una Avenida de La Revolución, hubo artistas locales y extranjeros, y hubo actividades académicas como conferencias con temas como La nueva izquierda en América LatinaEl giro de las izquierdas en América LatinaLas izquierdas en CentroaméricaEl futuro de las izquierdas, y Pasado y futuro de los proyectos socialistas, entre otros.

Recientemente China celebró sus éxitos y exaltó su fuerza , al cumplirse los 60 años del régimen comunista. En un discurso pronunciado en la terraza de la Puerta de Paz Celeste, Hu Jintao saludó el renacimiento de China. Hoy, una China socialista, frente a la modernización, al mundo y al futuro, se mantiene firmemente de pie en el Este, afirmó el presidente de la República y secretario general del Partido.

La foto es de mi bisabuela Adela o Mami, y su amiga Graciela Urdiales de Schippers, durante una Minervalia. Al fondo el Templo de Minerva de la ciudad de Guatemala.


30
Sep 09

¿Los apodos del Presidente?

A mí me llaman el presidente del cambio climático porque me llueve en la mañana, al medio día y en la tarde, dijo Álvaro San Nicolás Colom en Chile. Pero en realidad…¿cuál es el apodo de Alvaro Colom?

Yo le digo San Nicolás porque no hace más que regalar aquí y regalar allá; y por cierto que a su esposa le digo Evita, como podría decirle Madame Déficit. Empero…no he visto que esos apodos peguen en el mainstream. Por ahí oí aque al Presidente le dicen Álguaro; pero…vaaaaya usted a saber por qué. Y en un intento propagandístico, que tampoco pegó, durante un tiempo le dijeron Gavilán.
San Nicolás, por supuesto no es el único presidente chapín con apodo. A Óscar Berger se le dice Conejo, por orejón; a Alfonso Portillo se le dice Pollo ronco, por su voz desagradable; a Álvaro Arzú, el difunto Padre Chemita le puso Mono de Oro; a Ramiro De León le decían Huevos Tibios, por aguado; y a Jorge Serrano le dicen Marrano, por obeso y porque rima. El más ingenioso es el de Vinicio Cerezo, conocido como Cemaco, porque las tenía a todas bajo un techo, en alusión a la publicidad de una tienda popular en Guatemala.
Antaño, los presidentes chapines también han tenido apodos: Juan José Arévalo era Chilacayote, por grandote; Manuel Orellana era Rapadura, por moreno; Jorge Ubico era El 5 por el número de letras en su nombre y en su apellido; Carlos Castillo Armas era Cara de hacha por su nariz afilada;  Vicente Cerna era Huevosanto, por cachureco; y Rafael Carrera era Racacarraca, porque se decía que así firmaba en el supuesto de que era analfabeto.