02
Ago 19

Agosto, Augusto y Sandra Torres

Agosto se llama así en honor a Augusto, primer emperador de Roma. Esta es mi primera columna de agosto y el 11 de agosto los guatemaltecos elegiremos Presidente.  Te voy a contar una historia.

“Yo, Claudio”, por Robert Graves

Augusto fue el heredero del tirano Julio César, conformó el segundo triunvirato que fue una dictadura y gobernó como autócrata; se hizo reelegir cada año luego de exiliar a uno de sus competidores y después del suicidio de otro. Dio la apariencia de restablecer el senado; pero en la práctica contaba con numerosos poderes que le daba aquel cuerpo de apariencia republicana, con el apoyo de la clientela del emperador.  Era el comandante general del ejército y el senado le era servil. Como las cosas nunca están tan mal que no se puedan poner peor, a Augusto lo sucedió Tiberio, cuyo período como emperador degeneró en terror.  La historia es espeluznantemente relatada en Yo, Claudio, por R. Graves, libro del que, además, hay una serie británica de televisión que algunos vimos hace muchas lunas.

Aquel relato viene a cuento, precisamente porque nos acercamos a la recta final rumbo al día en el que los chapines habremos de decidir si concentramos el poder, o lo dividimos.  Me explico: La UNE controla una inmensa mayoría de municipalidades, tendrá la bancada más grande en el Congreso, tiene mucha influencia (cuando no el control) en juzgados y salas en el Organismo Judicial, y hasta en la Corte Suprema de Justicia y en la Corte de Constitucionalidad.  ¿También debería tener el control del Organismo Ejecutivo y la Presidencia?  ¿Queremos la concentración de una multitud de poderes en la persona de Sandra Torres y lo que representa?  Yo digo que no.

Sospecho que recuerdas por qué.  El poder “reside en el monopolio legal del uso de la fuerza” (A. Rand); “El poder tiende a corromper y el poder absoluto corrompe absolutamente” (Lord Acton); el liberalismo “se preocupa principalmente de la limitación del poder coactivo de todos los gobiernos, sean democráticos, o no” (F. A. Hayek); y “la división del poder es la base del gobierno civilizado” (C. J. Friedrich).  ¿Qué podemos aprender de la historia de Augusto?

Columna publicada en elPeriódico y en el Centro de Estudios Económico-Sociales.


05
Jul 19

La división del poder y los jueces

El establecimiento de jueces es uno de los puntos más delicados en todas las sociedades políticas, escribió José del Valle en El amigo de la Patria, Número 17, Folio 383.  El Sabio Valle era quien publicaba aquel periódico moderado, en el que las ideas de los gases o bacos se enfrentaban a las ideas radicales de los cacos, lidereados por Pedro Molina desde El editor constitucional.

Haz clic en la ilustración para ver este ejemplar.

¿Son, las discusiones en esos dos periódicos, lo más cercano que tenemos (los centroamericanos) a los Federalist Papers y a los Anti-Federalist Papers?

Los jueces, dice del Valle, deciden los derechos más sagrados de los hombres… disponen de su vida, de su honor, y de su hacienda; y se lo dice al Jefe político superior de la provincia, al advertirle que si él es quien nombra jueces, las faltas de estos serían obras del Jefe político y los daños que causaren serían efectos del citado jefe y que el disgusto del pueblo sería producido por ese altísimo funcionario.

Traigo esto a cuenta porque en Guatemala los más altos magistrados son electos por el Congreso de la República; y si llegara a pasar que el Congreso fuera dominado por el mismo partido que controla el Organismo ejecutivo, los daños que ocasionaran aquellos jueces serían responsabilidad del partido en cuestión y del jefe del gobierno. De ahí la importancia de que el partido que controla el Congreso, no sea el mismo que controla el Ejecutivo y de ahí la importancia de votar cruzado en los próximos comicios.  La UNE no debe controlar el Ejecutivo.

Además, el control jurisdiccional es una de las características fundamentales del estado de derecho y un garante de la separación de poderes; ya que parte de sus propósitos son resguardar la intangibilidad de la Constitución y hacer efectiva la responsabilidad de quienes tienen a su cargo la administración pública, según explica el jurista Alberto Herrarte.

En una república sana, el Organismo judicial y la Corte de constitucionalidad deberían ser políticamente independientes del partido que controla el Congreso, y del que controla el Ejecutivo. ¿Dónde vas a poner tu X en las próximas votaciones?

Columna publicada en elPeriódico y en el Centro de Estudios Económico-Sociales.


04
Jun 19

Ojo con estas señales: cae el IVA

Los publicanos se lamentan de que la caída de la recaudación, por concepto del Impuesto al Valor Agregado sería de Q2 millardos.  ¡Ojo con esta señal!

La ilustración la tomé de Facebook.

Por supuesto que en aquella disminución algo tiene que ver la chambonada de la Declaración Única Centroamericana; pero también es evidente que muchos tributarios están muy dispuestos a proteger su propiedad y evitan pagar el impuesto cuando pueden.  Puede ser que las proyecciones técnicas en realidad sean sólo cábalas y juju; pero también hay que estar alertas frente a la realidad de una economía precaria que se refleja en el comportamiento de los consumidores. Lo genial sería que la gente estuviera ahorrando; pero lo que pasa, en realidad, es que a la gente no le alcanzan sus ingresos.

Esa es la razón por la que es criminal hablar de elevar impuestos, o de apretar a los tributarios; y esa es la razón por la que es criminal no detener el gasto público, ni el desperdicio, ni la mala administración; porque en esas condiciones no hay ingresos tributarios que alcancen y los políticos y burócratas siempre creerán que pueden expoliar a la gente sin que haya consecuencias perjudiciales, sin que la gente se rebele, y sin que la gente busque formas de proteger su patrimonio.

El equipo de UFM Market Trends acaba de publicar un informe que advierte acerca de que un número creciente de señales de advertencia están apareciendo en EE. UU. que advierten que se acerca una recesión. La pregunta no es si habrá crisis, sino cuándo.  Si esa perspectiva es posible, y yo creo que sí, lo atinado en el plano familiar y estatal es ahorrar, en vez de gastar, desperdiciar y maladministrar.

Esta entrada también fue publicada por el CEES.


05
Mar 18

¡El CEES tiene página nueva!

El Centro de Estudios Económico-Sociales tiene página Web nueva y te invito a visitarla.

Tengo el honor de ser miembro del Consejo de Investigación del CEES, desde hace más de 10 años.  Luego de un viaje que mi padre hiciera al Incae, en Nicaragua, antes de 1974 y en compañía de Manuel F. Ayau y otros miembros del Centro y de la Universidad Francisco Marroquín, los célebres folletos del CEES empezaron a llegar a mi casa y yo los leía con mucho entusiasmo y avidez. Mi padre admiraba mucho a Muso, luego de ese viaje.  En los años 80, yo solía visitar la antigua sede del Centro al pie del puente de la Penitenciaría, e iba para comprar folletos sobre temas que me interesaban. El CEES y muchos de sus miembros siempre han sido referentes para mí, para mis columnas, para Carpe Diem y para mis clases.  ¡Así que celebro la nueva página!

El CEES es una entidad privada, cultura, académica, apolítica, no religiosa y no lucrativa.  Nuestro ideal es que los habitantes de Guatemala vivamos y defendamos los fundamentos de la libertad en un estado de derecho, en el que sea prioritario el respeto a la libertad individual de producir, consumir, intercambiar y servir sin coerción, ni privilegios.

No me extrañaría que sea el primer centro de pensamiento (think tank) de América Latina. Fue fundado el 18 de noviembre de 1959 para estudiar y difundir las ideas sobre la libertad. Desde entonces ha trabajado en la salvaguarda del respeto a los derechos fundamentales de la persona.


28
Abr 17

Don Chilo del Valle y la reforma judicial

El establecimiento de jueces es uno de los puntos más delicados en todas las sociedades políticas. Así lo dice El amigo de la Patria, Número 17, Folio 379 del 27 de febrero de 182… José Cecilio del Valle era quien publicaba aquel periódico moderado, en el que los gases o bacos se enfrentaban a las ideas radicales de los cacos, lidereados por Pedro Molina desde su periódico El editor constitucional.

Nadie, con dos dedos de frente, negará –a estas alturas– que aquella observación de Valle es fundamental para una república sana.  En Guatemala, es evidente que urge una reforma judicial; pero no sólo una que nos permita conseguir una administración de justicia pronta y cumplida, sino una que consolide el sistema republicano y una que fortalezca el estado de derecho y la institucionalidad (o tal vez que los funde).

Escucha el podcast aquí.

De ahí que la reforma judicial, por la reforma misma, sea un propósito insuficiente.  Es un desatino y un desperdicio desaprovechar la ocasión y usarla para propósitos ideológicos, y para empecinarse en temas que distraen de lo que es importante.

¿Por qué habríamos de perder la oportunidad de separar lo administrativo de lo jurídico en el Organismo Judicial? Ese sería el efecto, por ejemplo, de un consejo de la carrera judicial que estuviera al mismo nivel de la Corte Suprema de Justicia, y/o que estuviera cooptado por grupos de interés, o por fuerzas políticas, o diseñado desde una perspectiva corporativista.  Peor aún, uno que, por su conformación más política que judicial, se convirtiera en fábrica de jueces serviles, de celadores de intereses particulares, o de los del Organismo Ejecutivo.  Uno que fuera la usina para una dictadura de los jueces, como ha ocurrido en otros países.

Ya lo dijo don Chilo del Valle: el establecimiento de jueces es un asunto delicado.  Por eso urge un abordaje cívico del tema, uno que no descalifique a quienes pedimos una reforma responsable y uno que nos permita luchar contra la injusticia, la corrupción y la politización. No se vale imponer el pensamiento único.

ActualizaciónEn este enlace encontrarás la propuesta de reforma elaborada por el Centro de Estudios Económico-Sociales, proyecto que apoyo con gusto y entusiasmo.

Columna publicada en elPeriódico.   La foto, del número original de El amigo de la patria, fue posible gracias a la Biblioteca Ludwig von Mises.


25
Nov 16

¡No! a esta reforma de justicia

1660_blk_19329_zoom

¿Habrá quien no esté consciente de lo necesaria que es una buena reforma al sistema de justicia?  En un país donde la impunidad echó raíces, uno donde miles de víctimas de crímenes no tienen más que resignarse y uno donde quién sabe qué cantidad de gente inocente está en prisión sólo porque sus procesos no caminan, en uno donde no se entiende que piedad para el culpable es traición para el inocente, pocas cosas son más importantes que la reforma del sistema de justicia.

Por eso es irresponsable utilizar aquella necesidad fundamental para colar legislación de carácter ideológico; y para satisfacer a cuanto grupo de interés tiene la posibilidad política de incluir sus temas en la propuesta de reforma.  Por eso es irresponsable darle rienda suelta al constructivismo racionalista que, por medio de normativas específicas y concretas –y el uso de la política– busca diseñar la sociedad a su antojo.

Aunque la iniciativa 5179 de reforma constitucional al sistema de justicia tiene aspectos positivos, hay elementos negativos que –de permanecer tal cual están en la reforma– la invalidarán, la deslegitimarán, la convertirán en fuente de conflictos y todo el talento y recursos invertidos en la reforma serán un desperdicio.  ¿Cuál es la prisa?

En el CEES hemos discutido la propuesta; y el miércoles asistí a una reunión sobre el tema, organizada por la ATAL.  Mi conclusión es que la iniciativa 5179 no debe ser discutida en el Congreso sin que antes haya una reflexión profunda y sin que se modifiquen los elementos negativos.

¿Cuáles son estos?  Te señalo cuatro porque se me acaba el espacio: El Consejo Nacional de Justicia no debe tener igual, ni mayor jerarquía institucional que la Corte Suprema de Justicia.  Nada tiene que hacer el mal llamado principio de equidad en esta reforma.  La aplicación racista de las leyes es una aberración. Es un desatino que una legislatura le ordene a las siguientes, qué tipo de leyes deben emitir y cuál debe ser el contenido de esas leyes.

En conclusión, sin una reflexión profunda y sin modificaciones sustanciales, esta iniciativa no debe ser aprobada por el Congreso.

Columna publicada en elPeriódico.

La ilustración es por Deval Kulshrestha, CC BY-SA 3.0


16
Oct 15

Reformas urgentes al presupuesto

cees-congreso-prensa-libre

Tres distintos centros de estudios económicos, fiscales y sociales le presentaron a la Comisión de Finanzas del Congreso sus propuestas de recortes al proyecto de presupuesto del estado para 2016.  Entre ellas voy a destacar la del Centro de Estudios Económico-Sociales,  porque se basa en hechos reales, es factible en el corto plazo y reconoce que hay que atender la calidad del gasto.

Fíjate pues: si en los últimos 3 años la mayoría de los ministerios no ha podido ejecutar más que el 75% de sus presupuestos, ¿qué es evidente? Que de tajo puedes eliminar 25% de lo presupuestado para ellos y que no pasará nada y no habrá diferencia alguna.  El CEES propone que a este porcentaje se le sume un 5% de recortes en todos los renglones Y a cada ministerio le corresponderá decidir qué desperdicios, que malgastos y que actividades sospechosas –que sí han sido ejecutadas en otros años– puede eliminar de su presupuesto.

Otro recorte es el de los contratados por medio del abusadísimo renglón 029 (pago de honorarios y servicios sin relación de dependencia) ¿Sabías que los tributarios tienen que pagar el 98% de las demandas laborales al estado en relación con este renglón?

La propuesta del CEES incluye la erradicación de dependencias y programas ineficientes, superfluos y no prioritarios; programas con historial de corrupción.  Un ejemplo paradigmático es el de entrega de fertilizantes; pero, ¿cuál es la joya de la corona? El sistema de aduanas y aranceles. Alguien podría objetar que esto reduciría los ingresos para el estado; pero piensa que es como amputar un miembro gangrenado. El beneficio a largo plazo, en términos de la lucha contra la corrupción, es mayor que las pérdidas en el corto plazo. No hay Líneas posibles sin fuentes de corrupción.

No tengo espacio para más detalles; pero la propuesta del CEES propone reducir el techo presupuestario de Q. 72, 429.9 millones a Q. 66, 293.4 millones (incluyendo Q12,449 millones para el servicio de la deuda pública).  Lo que reduciría la carga que pesa sobre los tributarios y apuntaría hacia un estado más eficiente, sin perjuicio de más reformas en el mediano y largo plazo.

Columna publicada en elPeriódicola foto es por Edwin Bercián, de Prensa Libre.


24
Ago 15

¡Sí queremos elecciones! y una reforma electoral de verdad

P1240548

Las elecciones deben efectuarse de acuerdo con la Constitución y como está previsto este próximo domingo 6 de septiembre.  Este es el momento en el que los guatemaltecos debemos darle un ¡No! rotundo e inconfundible a los que están impulsando una crisis fabricada a su medida y para sus propósitos particulares.

¡Si queremos elecciones!, y queremos una reforma política de verdad que nos sirva para fortalecer un sistema republicano viable y perdurable.

Por eso comparto esta propuesta de reforma; para que la leas y la compartas y no te dejes dar atol con el dedo.

La reforma de la Ley Electoral y de Partidos Políticos  es un tema pendiente que tiene al mundo intelectual y político guatemalteco en un debate constante. Con dicho proceso, se pretende modificar la relación existente entre el Estado y los partidos políticos –hablamos de la financiación-, además de transformar los vínculos entre representante y representado introduciendo elementos asociados al voto nulo o a la creación de comités cívicos de naturaleza departamental. Sin embargo, y a pesar de que el tema es de gran interés y urgencia, la arista desde la cual se está analizando no apunta a los problemas de fondo existentes en el sistema de partidos guatemalteco, dice Eduardo Fernández Luiña en un documento que, si te interesa aquel proceso, te invito leer.

Dice Eduardo, en esta publicación del Centro de Estudios Económico-Sociales, que hay dos elementos que deberían ser centrales en el proceso de reforma y que están siendo ignorados. De un lado, la propia definición legal de partido político. De otro, la estructura de competición –hablamos de la fórmula electoral- que debería regir el sistema.

El artículo -que hay que leer- abre un debate sobre dos reformas que parecen urgentes en la LEPP guatemalteca. De un lado, la modificación de la definición de partido político. De otro, la reforma de la fórmula electoral. Ambas transformaciones cambiarían radicalmente la cara del sistema electoral guatemalteco mejorando la relación entre representantes y representados al resolver parcialmente las asimetrías de información existentes en la actualidad. Esperemos que haya espacios para debatir y tratar abiertamente estas y otras cuestiones porque de lo contrario será imposible mejorar la calidad de la democracia guatemalteca. Ojalá avancemos hacia un mejor diseño institucional. Guatemala y los guatemaltecos se lo merecen.


15
May 15

#RenunciaYa a la corrupción

11267446_10155541175655581_1187748889_nLos guatemaltecos le estamos dando una lección al mundo.  Unidos, a penas algo separados por diferencias que nos han enfrentado durante años, hemos hecho un frente común contra la corrupción.  Y lo hacemos de forma pacífica; pero con fuerza, viveza y pasión al grito de #RenunciaYa a la corrupción.

La demostración del 25 de abril en la Plaza de la Constitución y sospecho que el rugido de miles y miles de guatemaltecos en ese mismo espacio, mañana, son un mensaje claro para la CICIG, la Embajada, el establishment político, el Ministerio Público, y otros agentes involucrados en este proceso: ¡Los chapines no aceptamos sus pactos!, no aceptamos que “nos den atol con el dedo” y vamos a ponerle un ¡Hasta aquí! a la corrupción.

Muchos, con razón, se preguntan: Y ahora qué.  Lo primero es terminar de destapar La línea en todos sus niveles para que no termine todo en un arreglo de intereses entre los mismos de siempre.  Lo siguiente es erradicar el mal de raíz.  Puede que para esto tengas una buena idea y si la tienes por favor compártela. Pero si no (y yo tampoco la tengo) te propongo que te unas a esta buena propuesta: La de cerrar las aduanas, establecer un arancel de 0% para todos los productos importados, levantar barreras arancelarias y eliminar contingentes y licencias de importación y simplificar todos los trámites para el comercio.  Si quieres más detalles y adherirte a esta propuesta del CEES,  por favor visita goo.gl/6MKpcc

¿Y luego? ¡Más al fondo! Acabemos con la guerra perdida contra las drogas, congelemos el gasto público durante 5 años, eliminemos la SAT y simplifiquemos el sistema tributario, desregulemos el desarrollo de nuevas empresas disruptivas, descentralicemos el poder y potencialicemos las municipalidades, establezcamos una tregua legislativa de 5 años, despoliticemos la educación, y eliminemos las barreras migratorias. [Y yo añado: una reforma del sistema de justicia como la de PAS] Te preguntas: Y ahora qué…y esta propuesta, de Giancarlo Ibárgüen, puedes verla detallada en goo.gl/Bo8QMD

Los chapines le estamos dando una lección al mundo. ¿Por qué no se la damos de modo que sea inolvidable? ¡Que esta generación deje huella en los libros de Historia!

Columna publicada en El periódico.


14
May 15

¡Acabemos con la corrupción en aduanas!

logo-cees-header

Los guatemaltecos tenemos en nuestras manos la oportunidad de acabar -de una vez por todas- con la corrupción en las aduanas. Esto generaría grandes beneficios para los guatemaltecos ya que, al desaparecer las mafias que viven a costa de los consumidores cobrando mordidas en las aduanas, bajaría considerablemente el precio de los productos importados, especialmente los alimentos. Las medidas deben ser:

  1. Establecer aranceles 0% a todos los productos importados. Esto evitaría que los inspectores abusen de su poder de ajustar la mercadería a su antojo.
  2. Levantar las medidas no arancelarias: eliminar todos los contingentes y licencias para importación.
  3. Simplificar los trámites y documentación para importar y exportar, especialmente en lo referente a las medidas sanitarias.

¿Quieres ser parte de la solución? Firma aquí y súmate a esta propuesta. Digamos no a la corrupción en aduanas.  Invita a tu familia, a tus amigos y a tus contactos a que firmen también.

En este enlace encontrarás una explicación detallada de lo afirmado arriba.  Esta es una contribución del Centro de Estudios Económico-Sociales (CEES); cuyo ideal es ideal es que los habitantes de Guatemala vivamos y defendamos los fundamentos de la libertad en un Estado de derecho, en el que sea prioritario el respeto a la libertad individual de producir, consumir, intercambiar y servir, sin coerción ni privilegios.

Por cierto que, este artículo por Ramón Parellada, aclara las objeciones de quienes se oponen a cerrar las aduanas.