19
Jul 19

La liebre y la tortuga

A partir de los resultados de la encuesta publicada por la Fundación Libertad y Desarrollo, entiendo que, mientras más personas se abstengan de ir a las urnas -o voten nulo, o en blanco- más posibilidades de ganar tiene Sandra Torres; y que mientras más personas acudan a la votación, el próximo 11 de agosto, ese peligro es menor.

“The Tortoise and the Hare” – Project Gutenberg etext 19994.jpg

Según la encuesta, Alejandro Giammattei encabeza con 40.6% de intención de voto; en tanto que Torres lo sigue con 33.4%. Un 6.5% de los encuestados votaría nulo y 19.4% dejaría la papeleta en blanco. 40.5% de los encuestados no votará.

Es momento para recordar que Dante Alighieri escribió: Los lugares más oscuros del infierno están reservados para aquellos que mantienen su neutralidad en tiempos de crisis moral. También es tiempo de bajarle dos rayitas a la frustración por el desempeño mediocre del TSE y echar pa´lante.  Esto es un asunto de política y hay que tomar decisiones para tratar de salvar lo que quede de la república con la mira puesta en el largo plazo.  Esa debería ser la tarea común para los próximos días.  ¡Vamos a votar y animemos a la gente a ir a votar!

Es cierto que Torres está cerca de Giammattei; pero es percibida como una candidata corrupta, mala persona, vinculada al narco y mentirosa.  De los consultados 37.28% tiene mala, o muy mala opinión de la candidata; en tanto que sólo 11.72% tiene mala, o muy mala opinión del candidato.

Si a los electores nos corresponde ir a votar, animar a otros y evitar la opción más peligrosa; ¿qué le corresponde a Giammattei? Salir de su zona de confort y mostrar liderazgo, no debe creerse la finta de que la corriente lo llevará a la presidencia porque algo así fue lo que perdió a la liebre en su carrera contra la tortuga.  No la tiene tan difícil, dadas las cifras de arriba; pero si se confía echará a perder todo…¡todo!

Lo dije antes y lo repito: Sería imperdonable, para nuestra generación no estar a la altura de los guatemaltecos de 1993195419441920 y 1871 -para mencionar sólo unas fechas clave de nuestra historia- y dejar que Torres y la UNE concentren el poder en sus manos.

Columna publicada en elPeriódico.


17
May 19

Consenso contra Sandra Torres

Si la CC resolviera que la CSJ deba conocer de nuevo la solicitud de retiro de inmunidad presentada contra Sandra Torres por financiamiento electoral no reportado, ¿cuál es la prioridad para los chapines? Construir un consenso sobre quién, de los otros candidatos, es la mejor opción para derrotarla en la segunda vuelta: ¡Todos contra Sandra y lo que representa!…y después arreglamos las cargas.

Material tomado de Facebook.

Escucha el podcast aquí.

Sería imperdonable, para esta generación de chapines, no estar a la altura de los guatemaltecos de 1993, 1954, 1944, 1920 y 1871, para mencionar sólo unas fechas clave de nuestra historia, y dejar que Torres y su proyecto tomen el control del país.  De ahí que serían un error atomizar el voto en la primera vuelta, o renunciar (por medio del voto nulo) a la responsabilidad de tomar una decisión en tiempos de crisis.  ¿Te acuerdas de lo que escribió Alighieri al respecto? Los lugares más oscuros del infierno están reservados para aquellos que mantienen su neutralidad en tiempos de crisis moral.

¡Que chulo sería que pudiéramos votar por candidatos con los que compartiéramos valores!; pero eso no es lo que hay.  Para evitar que un peligro del tamaño de Torres llegue al poder, es momento para un voto que tome en cuenta las consecuencias prácticas de nuestra decisión, en el sentido de evitar un mal mayor.

Torres es peligrosa porque no tiene escrúpulos, por ejemplo, para usar la legislación contra la libertad de expresión; porque ya gobernó junto al exmarido del que se divorció para ser candidata presidencial y en su administración había una hedentina a corrupción; porque usa la ley para no ser investigada; porque es admiradora del régimen de los Castro hasta el punto de haberse ido a humillar a la Habana con tal de condecorar a Fidel; porque, ¿fue guerrillera?, porque tiene pendiente una investigación por financiamiento electoral no reportado; porque…¿sigo?

Torres no es apta para el cargo y debe ser detenida por todos los medios legales posibles, incluido el voto si hubiera que llegar a ese extremo.  ¡Y ojo con la elección de diputados! ¿Qué piensas? Y, ¿por qué es que los magistrados no se animan a resolver?

Columna publicada en elPeriódico.


13
May 19

Sandra Torres #NoNosCallaras

Sandra Torres, candidata presidencial de la Unidad Nacional de la Esperanza, mostró sus verdaderos colores cuando, a finales de marzo pasado, denunció (en el marco de la legislación contra el femicidio)  a los fiscales del Ministerio público que investigan sus vinculos presuntos con financistas que supustamente son narcotraficantes, o cuyos fondos tienen su orígen en la corrupción; y los volvió a mostrar, hace cinco días, cuando (en el marco de la misma legislación) denunció a seis editores y a la gerente de ventaas de elPeriódico, con el fin de evitar que sean publicadas noticias, opiniones y chismes que la perturben.

La ilustracion es de elPeriódico.

¿A quién le sorprende que Torres haya hecho algo así?  A mí, no. Estamos hablando de Sandra Evita Torres, admiradora de la tiranía de los Castro, en Cuba y miembro de la Internacional Socialista; Sandra la que fue capaz de divorciarse con tal de ser candidata presidencial. Lo que sí es sorprendente y aberrante es que haya tribunales que hayan accedido a las demandas de la candidata; tribunales integrados por magistrados como Rafael Morales,  Franc Armando Martínez y Fredy López , o la jueza Susana Salazar.

El primer caso, el de los fiscales, es aberrante porque le permite a la candidata blindarse contra una investigación delincuencial al amparo del supuesto de que las investigaciones de la Fiscalía especial contra la impunidad constituyen violencia contra la mujer. El segundo caso es aberrante porque, amparada tras el supuesto de que las noticias, opiniones y chismes publicados en elPeriódico también constituyen formas de violencia contra la mujer, la presención de Torres y la resolución que la avaló, constituyen ataques frontales a la libertad de expresión y actos de censura.

Me ocuparé del segundo caso porque el tema de la libertad de expresión es uno que me apasiona.

La libertad de expresión es una manifestación del derecho de libertad; y es la facultad que tenemos, los seres humanos, de exteriorizar nuestras ideas, sentimientos y opiniones; para que exista la libertad de expresión es necesario que podamos ejercerla sin coacción arbitraria presente y sin amenazas de coacción arbitraria.  La libertad de expresión o sólo es una manifestación d el derecho de libertad, sino que está protegida por la Constitución política de la República de Guatemala y por instrumentos como la Declaración universal de los derechos humanos.

¿Por qué es útil la libertad de expresión? Como una forma de manifestación del derecho de libertad, la libertad de expresión es un acuerdo moral que facilita el progreso cultural de los individuos y de los pueblos, nos permite avanzar en la búsqueda de la libertad, constituye una de las formas más efectivas para controlar los abusos de poder que pudieran ejercer los políticos y burócratas que -desde el gobierno- tienen el monopolio de la fuerza, es un arma contra las tiranías; y, finalmente, pero no menos importante, es necesaria para nuestra realización como individuos racionales.

La pretensión de una candidata presidencial, o de cualquiera, de no ser perturbada, no puede prevalecer sobre la libertad de expresión como derecho, ni sobre la libertad de expresión como instrumento para cualquiera de los cuatro propósitos mencionados en el párrafo anterior. ¿Sabes? Los intereses, no pueden prevalecer sobre los derechos.

El artículo 35 de la Constitución dice que es libre la emisión del pensamiento por cualesquiera medios de difusión, sin censura ni licencia previa. Este derecho constitucional no podrá ser restringido por ley o disposición gubernamental alguna. Quien en uso de esta libertad faltare al respeto a la vida privada o a la moral, será responsable conforme a la ley. Quienes se creyeren ofendidos tienen derechos a la publicación de sus defensas, aclaraciones y rectificaciones. No constituyen delito o falta las publicaciones que contengan denuncias, críticas o imputaciones contra funcionarios o empleados públicos por actos efectuados en el ejercicio de sus cargos.

¿Viste? Ese derecho constitucional no podrá ser restringido por ley o disposición gubernamental alguna; y si no constituyen delitos, ni faltas las pubicaciones que contengan denuncias, críticas, o imputaciones contra funcionarios, o empleados públicos por actos efectuados en el ejercicio de sus cargos, ¿cómo van a constituirlos las pubicaciones que contengan denuncias, críticas, o imputaciones contra pretendientes a funcionarios, o burócratas? ¡A los candidatos y pretendientes hay que denunciarlos, criticarlos e imputarlos mientras todavía no han llegado al poder!, precisamente para que no lleguen al poder si, por ejemplo, hubieran recibido narcodinero, o si se hubieran financiado con fondos obtenidos mediante actos de corrupción, por decir algo.

Con Sandra Torres es evidente que si así son las vísperas, bien te puedes imaginar cómo serían las fiestas.

¡Por supuesto que el ejercicio de la libertad de expresión tiene límites!, y si Torres ha sido víctima de injurias, calumnias y/o difamación, lo correcto es que haga uso del Código penal y de la Ley de emisión del pensamiento; en vez de acudir a la legislación contra el femicidio, opción que no sólo puso en evidencia el talante autoritario (y quién sabe si no totalitario) de la candidata, sino que es un acto de manipulación política y un ataque contra la libertad de expresión.

¡Que nadie diga que no fuimos advertidos sobre qué clase de política es Sandra Torres! #NoLeToca #NoNosCallaras.

Actualización: Sandra Torres desistió de sus quejas; pero tal desistimiento no tiene efecto alguno y el daño ya está hecho.


06
Abr 19

Un ojo a la Encuesta libre

¿Qué puedo decir de la Encuesta libre, que no se haya dicho ya? Quizás poco, o nada; pero igual, no está de más tratar de apuntar a detalles más allá de lo obvio, y a detalles para la historia.

La papeleta simulada es de Prensa Libre y Prodatos.

Las tres punteras: Sandra Torres con 20.7% de intención de voto, Zury Ríos con 15.9 y Thelma Aldana con 9.5 acumulan, entre las tres el 46.1% de las intenciones de votos…al 27 de marzo pasado, que fué el último día de recolección de datos.  El 54.9% restante, de intenciónes de voto se reparten entre 21 candidatos entre los cuales el que más tiene es Alejandro Giammattei con 7.4%.  El que menos intenciones de voto tiene es José Luis Chea, con 0.3%; pero hay 10 candidatos con intenciones de voto menores al 1%.

Por cierto que, en las elecciones de 1944 en las que ganó Juan José Arévalo -en las que hubo 17 candidatos- hubo tres pretendientes: Julio Bianchi, Manuel Galich y Eugenio Silva Peña, que sólo sacaron un voto, o sea que, si ellos votaron por sí mismos, ni siquiera sus esposas les dieron el voto, o sus hijos, o sus padres.  ¿Se darán casos parecidos en 2019?

Sandra Torres tiene 31.3% de intención de voto en el área rural, seguida por Zury Ríos con 9.1%.  Zury tiene 21.6% en el interior urbano, en tanto que Thelma Aldana la sigue con 13.2% y en el área metropolitana, Zury encabeza con 25.2% y es seguida por Thelma con 18.3%.  Sandra domina en el área rural, en tanto que Zury domina en el itnerior urbano y en el área metropolitana, áreas en las que el segundo lugar le corresponde a Aldana y el tercero a Torres.

Esto podría explicarse porque la razón principal por la que la la gente votaría por Sandra Torres es por sus programas solidarios, de ahí el mote que le tengo de Evita. Sandra es percibida como populista, y tuvo los cuatro años del gobierno de Alvaro Santa Clos Colom para posicionarse como regalona. La gente quiere goodies y Evita reparte. De ahí que no sorprende el hecho de que el antivoto de Sandra Torres, en el nivel socioecónomico D, sea de sólo 43%.  En ese espíritu, tampoco sorprende que los jóvenes en el nivel socioeconómico D, se inclinen por Sandra en un porcentaje de 23.6%.  Eso sí, el antivoto de Evita, entre los patojos de 18-24 años es de 50% y entre los jóvenes de 25-34 años es de 51%.  ¿Como cambiará esto si prosperan los procesos judiciales contra Torres?  ¿Cómo cambiará esto si se hace justicia con Zury Ríos y se le reconoce su derecho a participar en la elección?

¿Por qué es que la gente votaría (38%) por Zury Ríos? Porque es percibida con carácter firme como traedora de orden.  Pero, hazme reír, sus votantes perciben (35%) a Thelma Aldana como que no es corrupta; es evidente que sus cuatro años de campaña junto a la CICIG tuvieron efectos positivos en el interior urbano y en el área metropolitana.  ¿Y por Alejandro Giammattei; ¿por qué votaría la gente (28%) por él? Porque da confianza.

Tan interesante, o más interesante que la intención de voto es el antivoto.  De los consultados sobre ¿por quién no votaría nunca, o dificilmente votaría? Sandra Torres recibió un cuentazo de 49% de los encuestados, lo que revela un rechazo monumental de casi el 50%.  Thelma Aldana recibió una bofetada de 32% y Zury Ríos es rechazada por 18%.  ¿A alguien le soprende que Roberto Arzú recibiera un rechazo de 25%?.  Entre los patojos de 18-24 años, nunca votarían, o dificilmente votarían por Thelma Aldana un 29% y entre los jóvenes de 25-34 años, tendrían la misma actitud un 35%.

¡Se nos muere la exguerrilla!

Los candidatos más afines (cuando no directamente vinculados) a la exguerrilla, de forma abierta, son pelusa en el ombligo. Benito Morales, de Convergencia; Manuel Villacorta, de Winaq (con todo el peso de la Premio Nobel); Pablo Ceto, de la URNG y Thelma Cabrera, del Movimiento para la Liberación de los Pueblos (Codeca, los ladrones de energía eléctrica), entre todos a duras penas arañan 3.5% de las intenciones de voto.

¿Se puede ser más irrelevante?

Los votantes por el socialismo los han abandonado (si es que alguna vez estuvieron con ellos; y han puesto sus ojos en opciones menos menos leninistas, estalinistas y maoistas, aunque no menos colectivistas, ni menos estatistas, ni menos inclinadas al autoritarismo (cuando no al totalitarismo).  De ahí que Sandra Torres y Thelma Aldana (las candidatas de la CICIG y de sus patrocinadores y sus fans) ocupen lugares de relevancia (descontados sus antivotos).

Así estaban las cosas al 27 de marzo pasado, ¿cómo estarán ahora?


05
Abr 19

Torres, la intocable

¿Vas a creer? Susan Salazar, jueza de delitos de Femicidio y otras formas de violencia contra la mujer emitió medidas de seguridad a favor de la candidata presidencial  Sandra Evita Torres; de modo que los Juan Francisco Sandoval y Andrei González no deben perturbarla de forma alguna.

¡Que osadía perturbar a Sandra!

La foto es de Soy 502.

El oficio emitido por Salazar califica de agresores a los fiscales y les indica que no deben perturbar a la presunta agraviada, ni  a su núcleo familiar, de forma personal, o por medio de medios de comunicación, o redes sociales.  La jueza también les advierte que el incumplimiento de las medidas decretadas constituye el delito de violencia contra la mujer y desobediencia.

¿Quién se va a atrever a encontrar los esqueletos en el armario de Evita, luego de la amenaza de la jueza Salazar? ¿Cómo es que Sandra Torres no va a encabezar encuestas si los delitos que hubiere cometido -si los hubiere cometido- no pueden ser investigados como se investigan los de cualquier otro mortal?

Este tipo de acciones desnaturalizan el combate a la violencia contra las mujeres. ¿De verdad puede, un juez, emitir una acción como esta contra fiscales que están actuando de acuerdo con sus funciones legales?

Este nivel de protección contra la investigación de delitos, ¿puede ser gozado por cualquier mujer sospechosa de haber cometido delitos que se sienta agredida y agraviada por el Ministerio Público y alguna de sus fiscalías, o es un privilegio para Torres? Si los fiscales fueran mujeres, ¿se aplicaría la restricción emitida por Salazar?

Toda mujer sospechosa de haber cometido delitos, que se sienta perturbada, agredida y agraviada por el MP y sus fiscalías, ¿podría ser auxiliada por la Policía cuando ella lo requiera, en cualquier momento y lugar de la República de Guatemala, si el MP y una fiscalía la investigan, o sólo Torres, la consentida e intocable?

¿En serio?

Si Torres llegara a la Presidencia, ¿qué clase de Presidencia crees que sería la suya?


03
Abr 19

¿Quién protege a Sandra Torres?

¿Cuántos cigarros y cuántos octavos le ha ofrecido a Maximón Sandra Evita Torres? ¿Quién la protege? ¿Vas a creer que el caso penal que se lleva en su contra estaba listo 117 días antes de que recibiera inmunidad como candidata presidencial?

¿Qué quiere decir, exactamente, que el caso estaba listo? ¿Vas a creer que un caso de tanta, pero de tanta trascendencia jurídica y política se iba a atascar solito en un escritorio de la Fiscalía General del  Ministerio Público? ¿Vas a creer que la Corte Suprema de Justicia no se enteró a la hora de rechazar la solicitud de retiro de inmunidad en el contexto de un caso por financiamiento electoral ilícito?

Imagen de Maximón o Mam.

¿Por qué es que la CICIG (¿todavía existe la CICIG?) y la FECI dejaron pasar 117 días y hasta ahora dan la alarma? ¿No tuvieron oportunidad de advertir a la CSJ de la existencia de este caso que ya estaba en el MP? Según la CSJ para el 27 de febrero pasado, sus miembros no tenían elementos de racionalidad suficientes para retirarle la inmunidad a la candidata de la Unidad Nacional de la Esperanza. Yo creo que la Fiscal General tiene explicaciones que dar en este intríngulis; ¡pero también tienen que dar explicaciones la CICIG y la FECI…y la fiscal de 2015!

El proceso contra Sandra Evita Torres se originó de las pesquisas del caso llamado Traficantes de Influencias, en el que empresas pagaban por la agilización del crédito fiscal, y que prosiguió con el rastreo del dinero cobrado. En total, los aportes identificados como no reportados ante el Tribunal Supremo Electoral  por la Unidad Nacional de la Esperanza en la pasada campaña sumaron Q19.53 millones.

Las tres empresas que concentran los aportes no registrados por el partido, según la acusación del MP, fueron: Promotora de Recursos Habitacionales (Prohabsa), Maariv y Grupo Inmobiliario Empresarial San Felipe, las primeras tendrían varias conexiones empresariales con Mario Leal Castillo -prófugo– y la última con Ixcamey.

Prohabsa habría canalizado fondos por Q5 millones 791 mil 824.35; Maariv, por Q9 millones 64 mil, y Grupo Inmobiliario Empresarial San Felipe, Q4 millones 653 mil 315.

Además, se habría conducido a través de terceras entidades Q122 mil 613.75 empleados para comprar espacios publicitarios en TVA Guatemala (TV Azteca) usados en el 2015.

¿Qué le ha ofrecido a Maximón, Sandra Evita Torres, para safarse de estas?

Eso sin contar que el 27 de marzo pasado se conoció un audio en el que Torres habla con Gustavo Alejos acerca de aportes de financistas (en 2015, ¿quién era fiscal general en 2015?). La conversación revela  la implicación de Torres y Alejos en la captación de fondos para la campaña de la UNE en las elecciones de hace cuatro años.

Hace cuatro años, Torres era la consentida de la CICIG y de sus patrocinadores; puesto que perdió por las colas que tenia y frente a Thelma Aldana.  Ahora que Aldana anda prófuga (por las colas que tiene), ¿quién se beneficiaría si su caso presentado por la CICIG al Ministerio Público se atorara ahí, sin seguimiento apropiado de parte de la Comisión y de su aliada, la FECI, a sabiendas de que Torres iba a ser inscrita como candidata y de que luego de ello tendría inmunidad?

¿Quién protege a Sandra Torres?


19
Mar 19

Ve pues…orden de captura contra Thelma Aldana

El Juez décimo de Primera instancia penal, narcoactividad y delitos contra el ambiente emitió una orden de aprehensión contra Thelma Aldana, la candidata presidencial del socialista grupo Semilla; y una parte de mí se alegra; pero otra está incómoda.

La parte que se alegra celebra que la candidata enfrente a la justicia como tendría que enfrentarla cualquier otro mortal acusado de peculado por sustracción en forma continuada, falsedad ideológica y casos especiales de defraudación fiscal.

Según el Código Penal, el funcionario o empleado público que sustrajere o consintiere que otro sustraiga dinero o efectos públicos que tenga a su cargo por razón de sus funciones, comete peculado. Igual que el funcionario o empleado público que utilizare en provecho propio, trabajo o servicios pagados con fondos públicos.

Ese mismo cuerpo legislativo tipifica la falsedad ideológica como quien, con motivo del otorgamiento, autorización o formalización de un documento público, insertare o hiciere insertar declaraciones falsas concernientes a un hecho que el documento deba probar, de modo que pueda resultar perjuicio.

Los casos especiales de defraudación tributaria están tipificados aquí y no los transcribo porque son muy largos de enumerar.

La parte que se alegra se siente un poco menos noble y algo morbosa porque ¿cuántas veces vimos a la candidata, cuando era jefa de ministerio público, erigirse cual gran señaladora junto a Robespierre Velásquez? ¿Cuántas veces hemos visto al grupo Semilla apuntando el dedo y acusando con aroma de santidad? Sí, el grupo Semilla cuyo fundador no está preso (pero está libre con el privilegio de fianza), porque era uno de los favoritos de la CICIG y del establishment; privilegio, digo, y no derecho, porque a otros procesados esa opción les ha sido negada arbitrariamente y con saña. ¿Cuántas vidas arruinaron los equipos de Aldana/CICIG, no en busca de hacer justicia, sino de politizar la justicia y sembrar el terror?

Thelma Aldana, la candidata de la pureza parece no estar floreciendo.  Se tuvo que ir a inscribir a la sombra de la noche y por la puerta de atrás, armada sólo con un finiquito de conciencia; y luego, ¿alguien le tendió un puente de plata para que pudiera huir a El Salvador y no viéramos fotos de ella enchachada y frente a un juez? ¿Como es que la orden de captura es de ayer y la inscripción es de hoy? ¿Cuando y a qué hora se puso las de Villadiego?

Con todo y eso, otra parte de mi está incómoda.

Incómoda porque así como es inaceptable la politización de la justicia, es inaceptable la judicialización de la política.  ¿Qué tal si es cierto que este proceso contra Aldana es parte de un plan para allanarle el camino a Sandra Torres, la de la Internacional Socialista, la del gobierno de Colom, la que se divorció para ser candidata en las elecciones pasadas, la del Transurbano, y la admiradora de Fidel Castro. Sandra Torres la que debería estar procesada por financiamiento electoral ilícito y no registrado, pero que se ampara en el antejuicio del que gozan los candidatos.

Incómoda porque tanto melodrama -y tanta incertidumbre- huelen a compadre hablado; siendo que Aldana parece ser la nueva favorita de la CICIG y sus admiradores.  A ratos todo esto tiene aspecto de una opereta en la que nada es lo que parece y lo verdaderamente importante está ocurriendo tras bambalinas.

Y si es cosa de compadres hablados ¿Qué tal si todo se arregla de modo que parezca que el Ministerio Público hizo su mejor esfuerzo para perseguir a Aldana, luego resulta que el Juez dice que no hay caso, y acto seguido el Tribunal Supremo Electoral confirma su candidatura? Lo que sigue son los aplausos porque la candidata aclaró su situación jurídica y tutti contenti. ¡Bueno! Todos contentos entre la CICIG y su coro, y el establishment.

En todo caso, ¿quién me  presta una bola de cristal? ¿Quiénes van a ser los perdedores si todo esto es una charada? Los chapines, la credibilidad y legitimidad del proceso electoral, el estado de derecho y el futuro de la república.

Las dos ilustraciones las tomé de Facebook,


09
Mar 11

Contra viento y marea, Sandra “Evita” quiere ser candidata

Sandra Evita Torres, esposa del Presidente de la República, Alvaro Santa Clos Colom anunció su candidatura presidencial.  El anuncio ocurrió luego de una serie de demostraciones, fabricadas por el partido oficial, se supone que el pueblo le pedía a Evita que fuera candidata.  La gente, sin embargo, tiene otras cosas en mente si tomamos en cuenta de que en una encuesta reciente la esposa del Presidente sólo alcanzó un 11% de simpatías; y si ponemos atención a expresiones populares como las piñatas de la foto.

Además -y más importante que cualquier expresión jacobina organizada por la pretendiente a candidata, su esposo, o el partido oficial- el artículo 186 (c) de la Constitución dice que no pueden optar al cargo de Presidente los parientes dentro del cuarto grado de consanguinidad y segundo de afinidad del Presidente cuando este último se encuentre ejerciendo la presidencia.  Y, en 1989, la Corte de Constitucionalidad falló en el sentido de que aquella prohibición se le aplica a la esposa del Presidente.

En ese sentido, el Código Civil, en sus artículos 192 y 198 dice que el parentezco de afinidad es el vinculo que une a un conyuge con el otro y sus respectivos parientes consanguineos; y que el parentezco por afinidad se computa del mismo modo que el de consanguinidad y concluye con la disolucion del matrimonio.

Los partidarios de Evita, sin embargo, aseguran que como el parentezco por matrimonio no constituye grado, la prohibición constitucional no se le aplica a la esposa del Presidente; y que, en todo caso, una prohibición así violaría el derecho ciudadano de Evita a ser electa, de acuerdo con la misma Carta Magna.  Esto, por supuesto, es insostenible, a menos que el oficialismo logre una Corte de Constitucionalidad que, a su medida, falle contra la Constitución y apoye las pretensiones de Los Colom.

La pareja presidencial, sin embargo, tiene motivaciones e incentivos muy fuertes para imponer esta candidatura y para no perder en las elecciones -casi a cualquier costo-.   Esto es para:

1. Que a Los Colom no les pase lo que a Alfonso Portillo y Paco Reyes que fueron a parar presos.

3. Que no se destape la inmundicia de la corrupción en esta administración.

2. Que el proyecto político socialista no se vaya por el caño.

3. Que se extinga la Unidad Nacional de la Esperanza como se han ido extinguiendo otras maquinarias políticas que han estado en el poder.

Gracias a mi amigo, Raúl, por la foto.


03
Mar 11

La retórica engañosa de “Santa Clos” Colom

Según Alvaro Santa Clos Colom no hay impedimento alguno para que Sandra Evita Torres sea candidata presidencial.  Según el Presidente, a su esposa le tienen miedo y en caso de no permitírsele la incripción se le estaría violando el derecho humano a ser electo.

Lo cierto, sin embargo, es que el artículo 186 (c) de la Constitución les prohibe a los parientes del Mandatario, dentro del cuarto grado de consangunidad y segundo de afinidad, que opten al cargo de Presidente.  Y si se los prohíbe hasta el cuarto de consangunidad y segundo de afinidad, ¿cómo no le va a estar prohibido a la persona que está tan al mismo nivel que no forma grado?

Aparte de eso, si el razonamiento de Santa Clos tuviera pies y cabeza,  a los menores de 40 años también se les estaría violando su derecho a ser electos porque esa es la edad mínima establecida en la Carta Magna; y a los niños de 17 o menos años de edad también se les estaría violando su derecho porque sólo los mayores de 18 pueden elegir y ser electos.   A los presos, que pierden sus derechos políticos, también se les estarían violando estos.

Por cierto que los derechos a elegir y ser electos no son de la misma naturaleza de los derechos a la vida, la libertad, la propiedad y la búsqueda de la felicidad.  Estos primeros se derivan de la condición humana en el sentido de que les garantizan a las personas su existencia qua seres humanos;  en tanto que los segundos son de orden político y se derivan de decisiones políticas.

La retórica de Santa Clos es engañosa y los incautos podrían caer en su trampa. El Presidente, por otra parte, está apoyando expresamente y con propaganda a su esposa.  Anoche, en la televisión, vi un anuncio de una visita de Evita algún lado y en el spot, pagado por la Presidencia, una ordadora pedía que la esposa de el Presidente fuera candidata presidencial.  Más pelados, no se puede.


02
Feb 11

Ni Obama, ni Castro reciben a Colom

Alvaro Santa Clos Colom quiere reunirse con Barack Obama; pero ya está viendo difícil que el presidente de los Estados Unidos de América le haga un lugar en su agenda.  Obama, empero, visitará El Salvador y se reunirá con Mauricio Funes.

Santa Clos no tiene mucha suerte en estos asuntos.  En marzo de 2010, Joseph Ratzinger se negó a recibirlos juntos a él y a su esposa Sandra Evita Torres; y en febrero de 2009 Fidel Castro los tuvo a los dos suplicando, como Enrique IV en Canossa, para luego rehusarse a verlos a pesar de que le llevaban el Gran Collar de la Orden del Quetzal.

Esta entrada fue publicada en El Periódico.