11
May 16

Así no hay impuestos que alcancen

Congreso

Un mal cálculo en el incremento anual del 10 por ciento a los trabajadores permanentes del Organismo Legislativo les habría costado a los tributrios Q16 millones 379 mil 819 en el ejercicio fiscal 2015, según estableció la Contraloría General de Cuentas en una auditoría efectuada a ese organismo. El pago se hizo sobre el salario total y no sobre la base, como lo establece el pacto colectivo. Los administradores del Congreso pagaron Q23.4 millones, cuando lo que tenía que pagar es Q7 millones.

¡Ups!

Esto sólo es posible porque los administradores y sus jefes trabajan con dinero ajeno que no ha sido ganado, sino tomado por la fuerza (por medio de impuestos que pagaste tu); y prueba (como está probado hasta la saciedad) que el problema financiero de los políticos y funcionarios en el poder no es de falta de recursos, ni de pocos impuestos, sino de mala administración, de corrupción, de desperdicio y de irresponsabilidad.

Ahora lo que toca es que nos expliquen -a los tributarios- cómo van a ser recuperdados aquellos Q16 millones que fueron pagados de más.  Y falta que les expliquen -a los promotores de más impuestos- que el problema no es de ingresos, sino de gastos.

Foto por Luis Andrés Schwartz.


01
May 16

Sigue la demagogia, ahora es en los parqueos

13095810_645854838899936_5405123244305283593_n

El Congreso de la República sigue legislando de forma demagógica y produciendo leyes específicas y concretas con el supuesto propósito de beneficiar a grupos sociales (aunque para ello se perjudique a otros y se creen distorsiones no sólo en los mercados, sino en las relaciones entre las personas).  Los antiguos decían que la demagocia es el arte de halagar a la plebe (para conseguir réditos políticos).

Mucha gente cree que los estacionamientos privados deberían ser regulados; que debería haber un control de precios y que, por ejemplo, los propietarios de los parqueos deberían responder por daños que ocurran en los locales.  Se pierde de vista que el servicio que prestan los estacionamientos y por el cual cobran lo que cobran (y los usuarios pagan sin ser obligados a adquirir el servicio) es el de espacio para estacionar; no el de seguridad para el vehículo.  Este último es un tipo de servicio muy diferente al del espacio y no estoy seguro de si alguien querría prestarlo voluntariamente a los precios actuales.  Se pierde de vista que, cuando hay control de precios, sucede lo que tiene que suceder: escasez.

En fin, sospecho que usuarios de parqueos y propietarios de parqueos van a salir perdiendo si pasa aquella legislación; y que los únicos que posiblemente salgan ganando van a ser las empresas aseguradoras porque los propietarios de parqueos necesariamente tendrán que contratar seguros para enfrentar los costos de asegurar carros.  Mientras tanto, toma en cuenta que:

1. En los estacionamientos generalmente hay letreros que explican que el establecimiento no se hace responsable por daños a los vehículos y que los propietarios los dejan ahí por su cuenta y riesgo. De modo que queda claro que a cambio de cualquiera que sea la suma que me cobren en el estacionamiento, lo que me ofrecen es un espacio para dejar mi carro; y no me ofrecen seguridad.

2. En esas condiciones, está claro que yo tengo que elegir entre dejar ahí mi auto, o dejarlo en la calle y evaluar dos cosas: si quiero seguir dando vueltas en busca de un espacio, o si quiero jugármela y dejar mi auto en la calle para no pagar la tarifa del estacionamiento.

3. Si los dueños de estacionamientos ofrecieran seguridad, seguramente sus costos se elevarían y habría que ver si podrían, o querrían, prestar ese servicio adicional al mismo precio que prestan el de espacio.

4. Lo mismo ocurriría si pagaran algún tipo de seguro. Eso incidiría en sus costos. y podría influir en los precios para el usuario.

5. Quizás debería haber dos tipos de estacionamiento: unos que sólo ofrezcan espacio, como los que hay ahora; y otros que, por el precio correcto, ofrezcan otros servicios como seguridad, seguro, limpieza y qué se yo qué más podrían querer los clientes y qué más estarían dispuestos a pagar.

6. Para protegerse de usuarios inescrupulosos (o incluso de gente de buena fe que pudiera estar equivocada) en los parqueos tendrían que recibir los vehículos como cuando uno los alquila.  Tendríamos que llenar un formulario con un inventario mínimo de los daños que ya tiene el vehículo al dejarlo estacionado, e incluso un inventario de lo que hay adentro.  ¿Cuánto tiempo estás dispuesto a invertir en esto cada vez que te estaciones?

7. Si alguna oficina estatal va a extender licencias para estacionamientos, ¿qué va a evitar que esa oficina y la extensión de licencias sean fuentes de corrupción como lo son todas las demás oficinas que extienden permisos?

A mi juicio está claro, y siempre lo ha estado, que los estacionamientos no cobran por seguridad, sino que cobran por espacio. Es muy peligroso que haya quienes demanden que los diputados hagan leyes para obligar a otros a ofrecer bienes y servicios que no están dispuestos a ofrecer, a cambio de tarifas que no están dispuestos a aceptar.

Yo prefiero vivir en una sociedad en la que se respete las libertades de producir, consumir, intercambiar y de servir, sin coerción, ni privilegios.


26
Abr 16

Demagogia a la N potencia

populismo-demagog

La demagogia es una estrategia utilizada para conseguir  y conservar el poder político. Consiste en apelar a los prejuicios, las emociones, los miedos y las esperanzas de la gente para obtener apoyo popular.  Como se necesitan dos para bailar un tango, los demagogos tienen éxito porque la gente se los permite. No es por casualidad que los antiguos le llamaran a la demagogia el arte de halagar a la  plebe.

Un ejemplo grosero y descarado de demagogia es la propuesta de ley que adorna esta entrada: asueto por el día del padre.  Durnante este año el Congreso depurable se ha dado a al la tarea de producir legislación específica y concreta para beneficiar (o perjudicar) grupos de interés especificos.  Sabiéndose en la picota, y en la mira de los mandantes, los diputados están tratando de quedar bien con todos, con el propósito de retrasar lo que ya se viene: una reacción de los mandantes como la que empezó en la plaza de la Constitución hace un año.

Al grito de ¡A por los diputados!  ya va siendo hora de pedirles la pieza y empezar un proceso de depuración.


08
Abr 16

Revolución a medias

sistema-politico-luis-figueroa

Escucha el podcast aquí.

Quien hace una revolución a medias, cava su propia tumba, dijo Saint Just, posiblemente con razón; y posiblemente con razón, un mejor revolucionario, Dantón, dijo: La revolución devora a sus propios hijos.

El miércoles vimos la imagen de la gobernadora de Alta Verapaz, cuando salió llorando de una reunión con diputados de la bancada FCN-Nación luego de que los representantes le exigieran prebendas. ¿Cómo debió ser el tono de aquel encuentro? Cuando yo estudiaba Derecho, había un profesor que hacía llorar a algunas chicas de la clase.  El sujeto era muy desagradable y las chicas lloraban porque las humillaba y les decía groserías.  ¿Ocurriría algo parecido en la reunión citada?

Poco antes de que terminara ese día nos enteramos de que los diputados J.M. Giordano y J. Hernández (también de la bancada oficialista) intercambiaron mensajes en los que el primero esperaba poner de rodillas al gobernador de San Marcos y ofreció ponerse miel en la…para cuando se la dejara ir.

Esto ocurre luego de que a lo largo de varias semanas  el Congreso se diera a la tarea de producir legislación populista y legislación destinada a blindar el statu quo político,  como si se tratara de sacar pañuelos de una chistera.  Algunas de esas piezas de legislación fueron, aparentemente,  ideadas para obligar a distintos grupos sociales a negociar e ideadas para que esos grupos entendieran quien –en realidad– tiene el poder de perjudicarlos.

Mientras tanto, el presidente Morales (su equipo y el partido que lo llevó a la Presidencia)  perdieron la oportunidad de ponerse a la altura del mandato que recibieron.  Optaron por recibir (¿o comprar?) prostidiputados, de esos cuya lealtad tiene el mismo valor que un billete de Monopoly.   Y uno tiene la impresión de que el Presidente cree que gobernar es salir a comer a la calle, caer de sorpresa en donde le de la gana, cantar el Himno nacional  y repartir cheques a modo de piñata.

No soy fan de las revoluciones; pero el sistema político actual atrae a la peor ralea de la sociedad;  ¿no tienes la impresión de que hay que continuar, ¡en el Congreso!, lo que empezó en abril del año pasado?

Columna publicada en elPeriódico.


05
Feb 16

Mejor cuando no legislaban

Congreso

Puedes escuchar el podcast aquí.

¿De qué presume un diputado promedio cuando recibe estudiantes en el Congreso? Presume de la cantidad de propuestas de ley que ha hecho; como presumiría un fabricante de salchichas, con respecto a la cantidad de embutidos que produce. No en balde J. D. Saxe dijo que Las leyes, como las salchichas, dejan de inspirar respeto en proporción a cuánto sabemos de cómo están hechas.

Los diputados, acosados por escándalos desproporcionados de corrupción, mala administración y desperdicio del dinero que toman de los tributarios, se han embarcado en un frenesí legislativo y, como quien suelta un chorro, sólo el martes avanzaron en una ley de privilegios para los grupos que dicen representar a los jóvenes, revivieron la ley de subdesarrollo rural integral y una para privilegiar a ex burócratas, entre otras piezas de legislación.

En parte será hacer parecer que non esas lacras que la gente sabe que son (salvo los buenos); y en parte será para halagar a los grupos de interés que promueven legislación en su beneficio. Ya sabes, la administración (que llamamos gobierno) es una forma de transferir recursos de los bolsillos de los ciudadanos no organizados, hacia los bolsillos de los ciudadanos organizados. Y la legislación es el medio perfecto para aquella expoliación.

Si así es como son las cosas, era mejor cuando los diputados cobraban sin trabajar y no legislaban. El hecho es que en vez de aprobar leyes generales y abstractas que protejan los derechos de las personas; lo que hacen es multiplicar normativas específicas y concretas que crean privilegios, ocasionan gastos, multiplican costos, violan derechos, sirven a intereses específicos, perjudican a otros intereses específicos, y hacen posible que –legalmente- el interés colectivo prevalezca sobre los derechos individuales. Se confirma lo que dijo Mark Twain: Ni la vida, ni la libertad, ni la propiedad de ningún hombre está a salvo cuando el legislativo está reunido.

Antes de que los diputados continúen con la diarrea legislativa, hay que ponerles una camisa de fuerza. Hay que ubicarlos. Y tu, ¿te cuentas entre los que pedían que los diputados trabajaran?

Columna publicada en elPeriódico y la foto es por Luis Andrés Figueroa.


22
Ene 16

El principal desafío

12494668_1257095597641301_1906434934448800130_n

¿Cómo es la cosa?  En el Congreso una contadora gana más de Q76 mil mensuales, el director de protocolo recibe más de Q64 mil, una asistente devenga más de Q54 mil, hay secretarias de Q35 mil y conserjes de Q30 mil.  El dólar está a Q7.73 por 1US$ para que los de afuera hagan cuentas.  Las plazas fantasma y el nepotismo son plagas en el Legislativo.

Aquello es en el Congreso y, ¿cómo será en otros organismos y oficinas autónomas y descentralizadas?  ¡Todos han de ser piñatas inmensas! ¡Con razón no hay plata que alcance!  El desperdicio y el abuso contra los tributarios son escandalosos.  El presidente Morales quiere confianza; pero se empecina en mantener como ministra a una contratista del estado.

Y claro, el Presidente quiere ampliar gastos (leíste bien), quiere elevar los gastos y endeudar más a los tributarios, y a los hijos de los tributarios y a los nietos de los tributarios.   Por ningún lado se lee que los sueldos abusadores serán reducidos a niveles de mercado; en ningún lado se lee que toda plaza innecesaria, o fantasma será erradicada del presupuesto y en ningún lado se lee que todo renglón presupuestario que sea para servir intereses particulares será eliminado.  ¿Qué quieren los nuevos administradores? Quieren aumentar el presupuesto y vender bonos.  Ya sabes, los bonos chupan los ahorros que debería servir para inversiones de capital y los trasladan a la economía de papel.  Y así, ¿cómo van a haber más inversiones productivas, más puestos de trabajo y mejores salarios?

Los promotores del estatismo no se cansan de gritar que al principal desafío fiscal de la nueva administración es fortalecer su capacidad recaudadora; pero no es así.  Un principal desafío es demostrarles a los tributarios que el saqueo, que la expoliación, que el desperdicio, la mala administración y la corrupción han llegado a su fin.  Cosas que no ocurren mientras haya empleados con sueldos como los del Congreso, o haya altos funcionarios mezclados con negocios del gobierno.  Pero el reto principal es elevar la productividad y facilitar la multiplicación de la riqueza, nada más y nada menos que para combatir la pobreza.

Columna publicada en elPeriódico.  La ilustración es de PePe, en Humortenango.


03
Nov 15

Avancemos en depurar el Congreso

12112098_10153411849733705_6400345055569614263_n

Las solicitudes para retirarles la inmunidad a nueve diputados siguen sin ser resueltas, tres meses después de que las peticiones comenzaran a llegar a la Corte Suprema de Justicia.  En algunos casos el procedimiento se entrampó por los recursos que los encartados han interpuesto, los cuales no han sido resueltos por los responsables de hacerlo en el Organismo Judicial.

Circula, también, una campaña del Movimiento Cívico Nacional que llama la atención sobre el hecho de que, por lo menos 13 diputados, deberían ser depurados por tener cuentas pendientes con la justicia y un largo historial de vergüenza.

En un país con tradición presidencialista, la gente tiende a enfocar su atención política en el Organismo Ejecutivo, y en el Presidente de la República como jefe de gobierno y jefe de estado. Sin embargo, puede que esto esté cambiando; y puede que los mandantes y tributarios estén dándose cuenta de que si queremos cambios verdaderos para los guatemaltecos y los habitantes de este país, lo que hay que hacer es reformar el sistema; y para reformarlo hay que elevar la calidad del Congreso.  Esto último es imposible si se permite la impunidad entre los miembros de ese órgano del estado.

Desde junio pasado, 10 diputados están en entredicho y son señalados expresamente por actos de corrupción por parte del Ministerio Público.  Sólo uno de ellos ha sido enchachado y enviado a prisión preventiva.  Y, por supuesto, no basta con señalar, lo verdaderamente útil para rescatar la república es procesar y condenar a quienes resulten culpables.  Y así avanzar en la educación cívica de los electores y darles una lección a los politicastros de siempre.  En muchos casos los que sustituyan a los depurados no serán mejores que estos; pero la alternativa es hacer nada, y esa no es opción. ¡Vamos paso a paso!


29
Oct 15

El desatino del precio tope a los intereses

512px-Credit-cards

Los diputados aprobaron la discusión, ¡de urgencia nacional!, de una ley de tarjetas de crédito que le pone un precio tope de 10% a la tasa de interés.  Esta medida populista y demagógica -de los diputados (que ya ven venir la cuchilla) tendrá el mismo efecto que tienen todos los precios tope: generará escasez.

Verás…la gente cree que la tasa de interés es el precio del dinero.  Esto es porque lo que se ve (lo evidente) es que uno puede comprar cosas con la tarjeta, como si fuera con dinero.  Entonces la gente supone que los emisores de tarjetas cobran intereses a cambio de el medio de intercambio que les permite comprar cosas.  Pero tu, que leíste Lo que se ve y lo que no se ve, de Federico Bastiat, sabes que en cuestiones económicas, lo que no se ve y no es evidente es más importante que lo que se percibe a simple vista.

En realidad la tasa de interés es el precio del crédito.  Crédito viene del latín creditus o cosa confiadaTiene que ver con confiar y con confianza.  Además tiene que ver con el tiempo, porque el que da prestado confía en que recibirá lo prestado -de vuelta- en el futuro.  En ese sentido se podría decir que es el cambio de una riqueza presente por la posibilidad de más riqueza en el futuro, siempre que el que recibió prestado no viole la confianza del que le dio prestado.  El crédito no sólo depende de la capacidad de cumplir, sino de la voluntad de cumplir.

El emisor de la tarjeta de crédito pone a disposición de uno los recursos que uno necesita ahora, con la confianza de que uno se los pagará luego y corre el riesgo de que uno no se los pague.   Uno recibe los recursos en el preciso instante en que los necesita, sin preguntas, ni nada porque el emisor confió en uno y le dio tarjeta.  El emisor confía en todos los que tienen su tarjeta; pero…¿te das cuenta? hay tarjetahabientes más confiables que otros.  Hay tarjeta habientes más riesgosos que otros.  El grado de confianza, pues, es distinto para distintos casos.  No sólo porque el que presta los recursos los da sin hacer preguntas, sino porque lo hace inmediatamente y las condiciones (así como la disposición) para pagar,  de parte de los tarjetahabientes pueden cambiar en el tiempo.

¿Que pasa si se le pone precio tope al crédito?  El crédito para los tarjetahabientes más riesgosos va a desaparecer, o a escasear.  Como como desaparecieron y escaseron en los años 80 otros productos a los que se les ponía precio tope: el pan, la leche, el papel toilette, las baterías, la Incaparina y otros.  ¿Y qué va a pasar cuando los extarjetahabientes riesgosos no puedan conseguir crédito por medio de tarjetas cuando de verdad lo necesitan? Caerán en manos de los ajiotistas.  ¡Esos prestan al rayo, pero con intereses más que leoninos!  Y las condiciones para los tarjetahabientes riesgosos sólo habrán empeorado.  Como siempre, los más vulnerables serán los más perjudicados por el estatismo y por el populismo.

¿Cuál es el remedio para no tener que pagar tasas altas en las tarjetas? Ser pruente y responsable, atenerse a un presupuesto de gastos, explorar otras posibilidades y no ser impulsivo.  En dos platos: ser racional y usarlas racionalmente.

La ilustración es por Lotus Head from Johannesburg, Gauteng, South Africa (sxc.hu), CC-BY-SA-3.0  via Wikimedia Commons


16
Oct 15

Reformas urgentes al presupuesto

cees-congreso-prensa-libre

Tres distintos centros de estudios económicos, fiscales y sociales le presentaron a la Comisión de Finanzas del Congreso sus propuestas de recortes al proyecto de presupuesto del estado para 2016.  Entre ellas voy a destacar la del Centro de Estudios Económico-Sociales,  porque se basa en hechos reales, es factible en el corto plazo y reconoce que hay que atender la calidad del gasto.

Fíjate pues: si en los últimos 3 años la mayoría de los ministerios no ha podido ejecutar más que el 75% de sus presupuestos, ¿qué es evidente? Que de tajo puedes eliminar 25% de lo presupuestado para ellos y que no pasará nada y no habrá diferencia alguna.  El CEES propone que a este porcentaje se le sume un 5% de recortes en todos los renglones Y a cada ministerio le corresponderá decidir qué desperdicios, que malgastos y que actividades sospechosas –que sí han sido ejecutadas en otros años– puede eliminar de su presupuesto.

Otro recorte es el de los contratados por medio del abusadísimo renglón 029 (pago de honorarios y servicios sin relación de dependencia) ¿Sabías que los tributarios tienen que pagar el 98% de las demandas laborales al estado en relación con este renglón?

La propuesta del CEES incluye la erradicación de dependencias y programas ineficientes, superfluos y no prioritarios; programas con historial de corrupción.  Un ejemplo paradigmático es el de entrega de fertilizantes; pero, ¿cuál es la joya de la corona? El sistema de aduanas y aranceles. Alguien podría objetar que esto reduciría los ingresos para el estado; pero piensa que es como amputar un miembro gangrenado. El beneficio a largo plazo, en términos de la lucha contra la corrupción, es mayor que las pérdidas en el corto plazo. No hay Líneas posibles sin fuentes de corrupción.

No tengo espacio para más detalles; pero la propuesta del CEES propone reducir el techo presupuestario de Q. 72, 429.9 millones a Q. 66, 293.4 millones (incluyendo Q12,449 millones para el servicio de la deuda pública).  Lo que reduciría la carga que pesa sobre los tributarios y apuntaría hacia un estado más eficiente, sin perjuicio de más reformas en el mediano y largo plazo.

Columna publicada en elPeriódicola foto es por Edwin Bercián, de Prensa Libre.


22
Sep 15

Peligrosa reforma electoral a la carrera

elecciones-luis-figueroa

¿Es necesaria una reforma electoral?  Si.  Muy necesaria; pero no tanto que tenga que ser a la carrera y menos si es para fortalecer el establishment político partidista.  Hace falta una reforma electoral profunda y que sirva a los mandantes.  Hoy, los diputados (esos diputados transas que tu ya sabes) se reunirán en la tarde a discutir una propuesta de reformas que parece hecha a la medida de intereses particulares.

Si te interesa el tema te sugiero, o más bien te suplico, que leas este Diagnóstico de la Ley Electoral y de Partidos Políticos de Guatemala: situación y alternativas para su reformaantes de caer en la trampa de apoyar la reforma que se halla en el Congreso, sólo porque es lo que hay, porque urge y porque es a donde va Vicente.

Entre las reformas urgentes, prioritarias y de fondo está la necesidad de fortalecer la autoridad del Tribunal Supremo Electoral; fortaleza debe ser institucional. Fortaleza que debe ser jurídica, financiera, técnica y moral. Es inaceptable que los dirigentes que aspiran a ser electos para tener el control político del país puedan violar la ley, salirse con la suya y reírse del tribunal. Es inaceptable que el tribunal no tenga la autoridad suficiente para someter a la ley a aquellos dirigente que hacen campañas anticipadas, que violan los límites de gasto en las campañas, que usan partidos títeres para jugarle la vuelta a la ley y ese tipo de cosas.

También está la de quitarles a los partidos políticos nacionales el monopolio de las postulaciones.  Sometidos a normas que garanticen la transparencia financiera y de gobernanza en aquellas organizaciones, la competencia política debería ser abierta y a todos niveles: nacional, regional y distrital. Que sean los electores los que validen los partidos.

Antes yo pensaba que era importante acabar con la reelección de diputados y alcaldes, en el supuesto de que este embrión de república no debería acarrear el lastre de caciques y rentistas parasitarios que consiguen ser electos y luego es casi imposible retirar del poder debido a que, cuando no usan una u otra forma de fuerza para retenerlo, sí tejen clientelas sólidas e influyentes cuyos intereses no pueden correr el riesgo de ser alejadas del poder.  Empero, como hay diputados y alcaldes que sí hacen buen trabajo, no sería justo evitar que estos puedan ser reelectos.  En todo caso, lo que sí podemos demandar es más responsabilidad de parte de los electores y mandatarios.  ¡Que dejen de reelegir diputados y alcaldes corruptos!

¿De qué hay que huir como se escapa de la peste? De las cuotas, por ejemplo; los candidatos deberían ser seleccionados y electos por sus ejecutorias individuales de vida, y no por el grupo al que pertenecen. Del financiamiento de los partidos por parte de los tributarios, por ejemplo; los partidos no deben ser una boca más pegada a la teta del presupuesto del estado. Debemos huir de la prisa y recordar que el que mucho abarca poco aprieta.

El objetivo último de las reformas debería ser el de limitar el poder de la clase política y someterla a la ley.  Si estamos hartos, pongámosles límites ya.  ¡Pero ya!  Hay que distinguir entre las reformas prioritarias y las que pueden esperar; no sería prudente tratar de reformar todo al gusto de todos los involucrados.