21
Oct 21

Healy y Vargas capturados en Nicaragua

 

La tiranía encabezada por Daniel Ortega y Rosario Murillo, en Nicaragua, capturó de forma arbitraria a Michael Healy, presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada; y a Álvaro Vargas, vicepresidente de la cúpula empresarial. Alejandro Giammattei, en Guatemala, debe explicar por qué apoya a Ortega.

La captura de esas dos personas se suma a la del opositor, Felix Maradiaga, y a las de otras 36 personas en una cacería de opositores que comenzó a finales de mayo pasado.  Los detenidos incluyen líderes políticos y estudiantiles, profesionales y ex guerrilleros, así como aspirantes a la la Presidencia que buscaban disputarle el poder a Ortega y Murillo en las elecciones de noviembre próximo.  Los capturados están sometidos a condiciones muy duras.

El Cosep, conformado por 26 cámaras empresariales, rompió su alianza con el régimen y los sindicatos sandinistas tras la crisis que estalló en abril de 2018, cuando miles de nicaragüenses salieron a las calles para protestar contra la administración de Ortega, cuya reacción armada dejó cientos de presos, muertos o desaparecidos.

En todo este contexto, la administración de Alejandro Giammattei, en Guatemala, se abstuvo de votar contra la administración de Ortega y Murillo en la condena de la Organización de Estados Americanos contra las violaciones de los derechos humanos, en Nicaragua. El presidente Giamattei y su canciller, Pedro Brolo, deben explicar ¿por qué?


09
Jul 21

Se buscan, por criminales

Hace unos 35 años una organización cuyas publicaciones me gustaba leer distribuyó uno de esos boletines que se ven en las películas de vaqueros; decía y no recuerdo los detalles: Reward y luego de esa palabra, que estaba letras grandes, había una foto de Daniel Ortega para luego encontrar incluido, en letras más pequeñas, un listado de crímenes cometidos por el entonces presidente de Nicaragua.  ¿Sabes que Ortega es el político que más tiempo ha estado en el poder en el hemisferio americano? En el mundo, es uno de los políticos que más tiempo ha ejercido el poder (descontando a los monarcas).

La foto es de Fundación ONG de Nicaragua, CC BY-SA 3.0, via Wikimedia Commons

Años después, Ortega se convirtió en el niño bonito de Centroamérica.  Abandonó el extremismo socialista, se fue moderando, era el favorito de los empresarios mercantilistas del istmo e incluso fue consentido de la iglesia católica por sus políticas anti aborto.

Pero Ortega siempre fue Ortega, y Ortega/Murillo resultó más Ortega que siempre.

El martes, el gobierno del tirano Ortega reanudó las detenciones de líderes opositores a su mandato con seis secuestros/arrestos más; con los cuales suman por lo menos 27 personas desde el 28 de mayo pasado.  Personas entre las que se cuentan aspirantes presidenciales, líderes estudiantiles, líderes campesinos, ex diputados, periodistas, banqueros, exguerrilleros, activistas, empresarios y exguerrilleros.

Para las capturas, el régimen Ortega/Murillo acude a la vieja confiable: traición a la patria; y los esbirros no dan cuenta de los detenidos, que son capturados más en circunstancias de secuestro que otra cosa.  Ortega/Murillo (Ah, porque su esposa Rosario Murillo es su vicepresidenta) son de cuidado.  En 2018 durante tres meses de protestas hubo más de 300 muertos.  Ese es el costo de las dictaduras revolucionarias tipo Ortega y Maduro, por mencionar dos.  Es fácil elevarlas al poder por frustración y despecho; pero para sacarlas, son los jóvenes los que tienen que salir a derramar sangre en las calles.

Se buscan Ortega y Murillo -por delincuentes y criminales- y hay que detenerlos antes de que corra más sangre.

Columna publicada en elPeriódico.


08
Jun 21

Félix Maradiaga debe ser liberado

 

El activista de los derechos humanos, Félix Maradiaga, ha sido capturado en Nicaragua y su integridad física y mental debe ser respetada por la Policía Nacional y por quienes hayan ordenada su detención.  Félix debe ser liberado cuanto antes.

El régimen de Daniel Ortega -que también ha capturado a Cristiana Chamorro y ha desatado una ola de capturas– acusa a Félix de realizar actos que menoscaban la Independencia, la soberanía y la autodeterminación; así como de incitar a la injerencia extranjera en aspectos interno, pedir intervenciones militares, organizarse con financiamiento de potencias extranjeras para ejecutar actos de terrorismo y desestabilización…y así siguen las acusaciones.

En la realidad, Félix Maradiaga es precandidato presidencial y líder del grupo opositor Unidad Nacional Azul y Blanco.  Es académico y activista político. Después de servir como el más joven secretario general del Ministerio de Defensa, se ha dedicado a fortalecer la paz, la democracia y el estado de derecho en América Central. En 2007 fundó el Instituto de Liderazgo de la Sociedad Civil, uno de los principales centros de capacitación de Centroamérica en liderazgo cívico y no violencia. Como resultado de su activismo, ha sido acusado de cometer crímenes y financiar al terrorismo por parte del gobierno de Daniel Ortega. Se le invita frecuentemente como respetado comentarista político en medios de comunicación tales como, Duetsche-Welle, CNN y BBC. En 2015 fue nombrado por la revista Forbes como uno de los 25 líderes más influyentes de América Central.

Conocí a Félix cuando visitó Guatemala para asistir al College Freedom Forum, 2020,  organizado por la Human Rights Foundation y la Universidad Francisco Marroquín. En esa ocasión habló sobre la dictadura en Nicaragua. y también sobre el activismo digital como herramienta contra la dictadura. En su área de expertaje, ofreció una charla sobre la economía de la defensa y expuso el caso de su país.


08
Jul 19

Actividad del volcán Pacaya, filatelia y algo de historia

Vista desde la ciudad de Guatemala, la actividad del volcán Pacaya estuvo hermosa hoy al atardecer.  No involucró lava; pero sí largas nubes de cenizas que se extendían hacia el oeste. La imagen me recordó una historia sobre el Momotombo, en Nicaragua y el Canal de Panamá, que me contó mi padre.

Volcán Pacaya desde mi balcón.

En la foto que tomé se observa una aeronave (a mano derecha del volcán) que se aproxima al aeropuerto La Aurora; y la historia que me contó mi padre -cuando empecé a interesarme en la filatelia- es la de que, cuando se discutía la construcción del canal interoceánico en Centroamérica, los senadores gringos que habrían de decidir sobre si este era construido en Nicaragua, o en Panamá, recibieron cartas en las que la estampilla postal mostraba al Momotombo en erupción.  Yo siempre creí que la estampilla en cuestión era una que mostraba dos biplanos junto al coloso volcánico.

La foto la tomé de https://filostamp.wordpress.com/category/nicaragua/

Pero hoy, al buscar la imagen para estos comentarios, me enteré de que la estampilla en cuestión era otra.

Esta foto la tomé de https://desarrolloydefensa.blogspot.com/2012/08/la-estampilla-de-nicaragua-que.html

Aunque la estampilla en cuestión no involucrara aeroplanos, como mi foto del Pacaya, igual es una buena historia aquella de la estampilla, el Momotombo y el canal que luego sería construido en Panamá. Por cierto que, en 2011, participé en un coloquio de la serie Exploraciones sobre la libertad, titulado El canal de Panamá y la política de los EE.UU. en Centroamérica, En esa ocasión aprendí bastante sobre la historia de aquella vía interoceánica.

Esta mañana, el Instituto de Sismología, Vulcanología e Hidrología informó que hubo una fumarola de desgasificación de color blanca y azul que se eleva a una altura aproximada de 25 metros sobre el cráter, esta se dispersa hacia el sur, en horas de la noche y madrugada se observó reflejo de incandescencia de flujos de lava que se desplazan hacia el norte y noroeste, se generan pequeñas avalanchas en el frente de los flujos, las estaciones sísmicas registran tremor asociado al ascenso del magma y gases, explosiones de tipo estrombolianas con levantamiento de material incandescente a 10 a 35 Mts.


16
Nov 18

Sería un asco la visita de Ortega

Daniel Ortega -el asesino que detenta el poder en Nicaragua- y otros 16 jefes de gobierno coincidirían hoy en Antigua Guatemala donde tiene lugar la vigésimo sexta Cumbre Iberoamericana.

Daniel Ortega no es cualquier cosa; es un pájaro de cuenta cuyas policía y grupos paramilitares han participado directamente en el asesinato de opositores.  El periodista nicaragüense, Wilfredo Miranda recién publicó el reportaje ¡Disparaban con precisión a matar!, en el que se comprueba un patrón de disparos letales con fusiles AK-47, Galil y Dragonov, que son fusiles de guerra y de francotirador. Miranda participa en el Premio de Investigación de la Conferencia Latinoamericana de Periodismo que se entrega en Bogotá, Colombia.

En Nicaragua, periodistas y opositores al régimen de Daniel Ortega y su esposa Rosario Murillo –principalmente jóvenes– están sometidos a acosos constantes, torturas y a capturas arbitrarias. Según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, 357 personas han sido asesinadas de forma selectiva a partir de las manifestaciones que se iniciaron en abril pasado. Ortega tiene encerrados 550 presos políticos.

A los asesinatos súmale los encarcelamientos ilegales, las torturas, las manipulaciones a sistema judicial, a la Constitución y al Organismo Legislativo por parte de Ortega, su esposa y el régimen que encabezan. Aquí en Guatemala, en la Universidad Francisco Marroquín, la nicaragüense Edipcia Dubón desenmascaró a Daniel Ortega durante el College Freedom Forum. Te recomiendo que veas su charla en http://bit.ly/2Dl2DYy

Si viniera, Ortega no es bienvenido en Guatemala donde no se lo tiene como amigo de los guatemaltecos. Ortega sería tolerado por un sistema que no distingue entre tiranos que se mantienen en el poder a sangre y fuego y presidentes con autoridad, electos libremente por sufragio.  Ortega es lo que tienen los pueblos que olvidan que la libertad hay que defenderla todos, todos los días y a cada momento…pero no es lo que merecen; porque nadie se merece una tiranía.

Columna publicada en elPeriódico. La foto es del Washington Times.


01
Jul 18

En honor a las víctimas en Nicaragua

Una vigilia en honor a las víctimas del régimen sandinista de Daniel Ortega y Rosario Murillo, en Nicaragua, se celebró ayer en la ciudad de Guatemala.

Imagen de previsualización de YouTube

La actividad tuvo lugar en el Monumento a los Próceres de la Independencia de Centroamérica, conocido como El Obelisco; y aunque no pude asistir; si logré pasar a echar un par de bocinazos.

Para mí, la historia reciente de Nicaragua es particularmente triste y aleccionadora.  Salieron de una dictadura cuando yo estaba en Quinto bachillerato; se entregaron a la Revolución y al socialismo en manos de Daniel Ortega y el sandinismo con los efectos empobrecedores y corruptores propios de aquel tipo de regímenes; y luego de salir de los sandinistas (no sin que eso costara vidas humanas)  los hermanos nicas cayeron en una serie de gobiernos oportunistas, sin principios y no menos corruptos que sus antecesores, para caer -de nuevo y por voluntad propia- en manos de Ortega, el sandinismo y Murillo, a quienes entregaron la libertad a cambio de ilusiones, seguridad y estabilidad.  Ahora, los mas jóvenes ponen los muertos.

Al recordar a los muertos y otras víctimas de Ortega y Murillo, esta es una historia de la que los chapines deberíamos aprender más de una lección.


01
Jun 18

Managua, Nicaragua donde yo me enamoré

No es cierto, nunca he ido a Managua y ciertamente no me enamoré allá; pero cuando mi padre trabajaba para el Incae, él viajaba allá con frecuencia y a veces cantaba la canción que le da título a estas notas.  De Nicaragua nos vinieron las carpas después del terremoto del 76.  La diáspora nica, después del 79, me proveyó con buenos cuates y me encantan el queso frito y la semilla de jícaro.

Imagen de previsualización de YouTube

Escucha el podcast aquí.

Hace unos años, cuando leí que un empresario chapín decía que las condiciones para los negocios eran muy favorables en Nicaragua debido al consenso entre el sector privado y el régimen de Ortega/Murillo; y que estaba impresionado por la sofisticación, la cultura de diálogo, la seguridad y el respeto a la institucionalidad que había allá, pensé que si algo deberíamos haber aprendido –en el siglo XXI– acerca de las tiranías del siglo XX es que las del siglo nuevo eran iguales a las del pasado pero más aburridas, como dijo J.M. Aznar, porque ya sabíamos en qué terminaban.

En eso pensé cuando vi la manifestación de madres del miércoles pasado, y en aquello he pensado cuando he estado viendo que los jóvenes, que nada tuvieron que ver con la llegada de Ortega/Murillo al poder, son los que tienen que salir a la calle y darse en la madre con gorilas que disparan a matar para defender el régimen y la revolución.

Muchas personas son blandas con gentes como Ortega/Murillo cuando se pueden beneficiar del poder que ejercen y cuando ignoran el consejo de B. Franklin en el sentido de que “aquellos que renuncian a la libertad para comprar un poco de seguridad, no merecen libertad, ni seguridad, y acabarán perdiendo ambas”.

Lo malo es que ese pragmatismo, que cree que antes que estar del lado de los principios hay que estar del lado de “la historia”, nos lleva a todos entre las patas.  El pragmatismo que creyó que podía apaciguar y convivir con gente como Ortega/Murillo, o Maduro/Cabello, el que cree que podrá hacerlo con AMLO -y el que coquetea con Podemos, o Morena, o el chavismo- cuesta vidas de jóvenes cuando no queda otra que salir a las calles.

Columna publicada en elPeriódico.


17
May 18

Mis respetos a Lesther Alemán

Usted [Daniel Ortega] es el jefe supremo de la Policía Nacional y del Ejército de Nicaragua, por ello le pedimos que ahorita mismo ordene el cese de estos ataques, de la represión y de los asesinatos por parte de las fuerzas paramilitares, de sus tropas, de las turbas adeptas al gobierno, le increpó el jóven Lesther Alemán al tirano de Nicaragua, en su cara.  Para eso se necesitan arrestos.

Imagen de previsualización de YouTube

Esta no es una mesa de diálogo. Es una mesa para negociar su salida y lo sabe muy bien porque el pueblo es lo que ha solicitado, dijo Alemán, con voz firme, tras tomar la palabra durante la sesión de instalación del diálogo nacional que busca una salida a la crisis política que sacude aquel país centroamericano.

¿Por qué estoy hablando y por qué me salto la palabra suya?, preguntó Alemán, con coraje,  Porque nosotros hemos puesto los muertos, nosotros hemos puesto los desaparecidos, los que están secuestrados.

Presente se hallaba, también, Rosario Murillo, mujer de Ortega, tirana por derecho propio y vicepresidenta del país.

…y es cierto, cuando se instalan el socialismo del siglo XXI y la tiranía en un pueblo -como el de Nicaragua, como el de Venezuela- como cualquiera que escucha los cantos de sirena de la revolución, son los jóvenes los que ponen los muertos, los desaparecidos y los secuestrados.  No los ponen los adultos y los viejos que crearon el ambiente intelectual y cultural propicio para la revolución y la tiranía.  No los ponen los adultos y los viejos que agitaron en las calles y las plazas para pedir revolución.  No los ponen los viejos que llevaron a los tiranos al poder, no los que compartiron el poder con los revolucionarios.  Los muertos, los desaparecidos y los secuestrados salen de la generación que tuvo que crecer bajo la tiranía revolucionaria del socialismo.  Salen de los que no tuvieron responsabilidad alguna en llevar al poder a gente como Ortega, Murillo, Maduro y otros de su calaña.

En estas cosas hay que pensar cuando sales a la calle a pedir revolución, a pintar hoces y martillos y llevas tu playera del Che y agitas tu bandera roja. ¿Quién va a poner tus muertos?

¡Mis respetos para Lesther Alemán! y para todos los jóvenes nicaragüenses y venezolanos que se arriesgan para rescatar la libertad.


25
Abr 18

¿Todos somos Nicaragua? Yo si

¿Sábes qué es lo que me conmueve más cuando veo lo que está ocurriendo en Nicaragua? Los miles de jóvenes que con poco más que sus manos y piedras tienen que enfrentarse a las fuerzas de seguridad del estado, armadas hasta los dientes y sin escrúpulo alguno para disparar a matar.

Imagen de previsualización de YouTube

En Venezuela ha sido igual, luego de años de revolución, luego de pagar los costos materiales y psicológicos del socialismo, lo único que queda para salir de la pesadilla es que los jóvenes salgan a tratar de recuperar la libertad.  Esa libertad que muchos jóvenes, diez, o veinte años atrás, no dudaron en entregar a cambio de promesas y sortilegios. Esa libertad que muchos empresarios mercantilistas, diez, o vente años después, no dudaron en entregar a cambio de su complicidad.

Cuando veía a los jóvenes nicas desencantados no sólo porque no les hizo justicia la revolución, sino porque el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo se ha convertido en una dictadura asesina y corrupta, me acordé de una canción que dice Young ones everywhere, making music they can share. Young ones everywhere,/ touching hands to show they care./ Young ones everywhere,/ get the feeling in the air./ Young ones everywhere,/ miss somebody who’s not there. Y pensé que es una desgracia -para una generación- que la siguiente generación de jóvenes en vez de hacer música que pudan compartir, tengan que exponer sus vidas para escapar de la revolucion y la dictadura que les dejó la generacion que los precedió.

En lo que va de las jornadas que viven los nicaraüenses, el costo ha sido de 34 muertos, y quién sabe cuántos desaparecidos; y no sabemos cuál va a ser el costo total.

En ese contexto es muy apropiado que el símbolo de la lucha de los nicaragüenses y los jóvenes sea la demolición de los aberrantes árboles de la vida, de Ortega y Murillo.  Arboles muertos, que no dan vida, áboles que no dan frutos y que costaron millones de dólares.  Buenos símbolos del socialismo del siglo XXI, asesino y corrupto por donde se lo vea, y en donde se lo vea.

Mis respetos, mi admiración y mis mejores deseos a los jóvenes nicas que luchan, en las calles y donde sea, contra la tiranía.  Pero, ¡Aguas!, la lucha será inútil, y los muertos serán en vano, si la lucha se trata de cambiar una forma de dictadura, por otra.  La lucha será yerma sin no se tiene claro que el enemigo no es sólo el tirano del momento, sino las ideas que lo hacen posible, el sistema de incentivos perversos que crean los tiranos y que aprueban los electores, y la creencia de que el gobierno de la mayoría, y no los límites al poder, es lo que importa luego de deponer una dictadura.

¿Todos somos Nicaragua? Pues aquí y ahora, yo soy Nicaragua.


02
Ago 16

Silencio por Nicaragua

Daniel_Ortega_(cropped)

¿Oyes el silencio? ¿Espectacular y profundo? ¿Verdad? Es por Nicaragua. Daniel Ortega el presidente sandinista de aquél país ha pasado años acumulando poder y su movida más reciente fue la de expulsar del Congreso a la oposición y establecer un régimen de partido único.

Su excusa es encantadora: Sin revolución, dice, Nicaragua sería un narco-estado; y a cambio de la libertad y el sistema republicano ofrece estabilidad, seguridad, soberanía y paz.  La guerra perdida contra las drogas es la excusa perfecta para la dictadura; de modo que aquella guerra no sólo está  perdida porque no alcanza sus objetivos y porque cobra miles de vidas inocentesl, sino que está perdida porque dictadores como Ortega pueden hacer uso de ella para perpetuarse en el poder.  Tal vez sea cierta esa frase que se le atribuye a Erdogan en el sentido de que la democracia [en realidad el sistema republicano] es como un tren, que cuando lleva a los dictadores a su destino, lo que hacen es bajarse.

Eso explica el silencio del socialismo internacional con respecto a lo que ocurre en Nicaragua.  Explica por qué es que los semilleros en Guatemala y los columnistas colectivistas en este país no se pronuncian sobre lo que ocurre en el vecindario. Daniel Ortega les está enseñando una nueva forma de hacer las cosas.  La revolución pomo no se hace a lo bruto, como las revoluciones del siglo XX, se hacen sobre el tren del sistema republicano con la sanción de las víctimas.

He aquí dos perspectivas que te recomiendo leer:

Foto por Fernanda LeMarie CC BY-SA 2.0,  via Wikimedia Commons