16
Oct 20

La ONU, cinismo y corrupción

Cuba, Rusia y China, países gobernados por regímenes criminales y violadores de los derechos humanos, fueron elegidos para integrar el Consejo de Derechos Humanos de la ONU. ¡Sin oposición!

Ilustración tomada de Facebook.

En una actividad organizada por Human Rights Watch, la activista cubana Rosa María Payá dijo, y con razón, que la existencia de una candidatura sin competencia de la dictadura cubana no solo es un ultraje contra el pueblo cubano, sino también una vergüenza para los gobiernos que son parte de las Naciones Unidas.  Pero eso no es nuevo, el sistema de la ONU está plagado de vergüenzas de todo tipo; y si te interesa el tema puedes leer libros como ONU historia de la corrupción, por Eric Frattini; y El espejismo humanitario, por Jordi Raich.

Ya desde los años 60 Ayn Rand había advertido que psicológicamente, la ONU ha contribuido en gran medida al pantano gris de la desmoralización, del cinismo, la amargura, la desesperanza, el miedo y la culpa sin nombre, que se está tragando al mundo occidental; y que cuando una institución alcanza el grado de corrupción, cinismo descarado y deshonra demostrados por la ONU en su historia vergonzosa, discutirla es imposible sin suponer que sus miembros y partidarios no están cometiendo un error inocente sobre su naturaleza.

Rosa María Paya, hija del activista Oswaldo Payá, visitó Guatemala en 2017 para asistir al College Freedom Forum organizado por la Human Rights Foundation y la Universidad Francisco Marroquín.  Luego de conversar con ella y entender la naturaleza de la tiranía en la isla prisión, no es difícil preguntarse: ¿cómo es posible que el régimen cubano tenga un asiento en el CDH?  Eso sólo se explica por el cinismo y la desmoralización descritos por Rand, e igual ocurre con los regímenes de Putin y Xi.

Ya va siendo tiempo de que los gobiernos -especialmente en occidente y en los países republicanos que respetan los derechos humanos- revisen sus relaciones con la ONU. Objetivo que más que de los políticos es de los tributarios y de los electores.  ¿A ti no te da curiosidad de cómo votó la administración Giammattei?

Columna publicada en elPeriódico.


17
May 20

Carta abierta al Presidente, por Juan Carlos Castillo

Del abogado Juan Carlos Castillo C. circula esta carta que invita a meditar y que les recomiendo leer. Lástima que no puedo transcribir el texto; pero subo las fotos en la mejor resolución que tengo. Tanto el presidente Alejandro Giammattei, como sus asesores…y todos nosotros, deberíamos leerla, creo yo.  Transcribiré algunas frases que creo que son importantes para entender el carácter de la misiva.

Señor presidente con asombro y sobre todo con mucha preocupación hemos sido testigos de la evolución de su comportamiento desde que asumió la presidencia hasta el día de hoy…nada podría prepararnos para el estado de excepción que decretó en marzo…su gusto por los estados de excepción es evidente…supongo que de alguna manera hemos sido sus cómplices, callando y aceptando sin preguntar, sin cuestionar, limitándonos a esperar a que todo sea pasajero, que termine pronto y volvamos a la “normalidad”….al contrario, sus restricciones van “in crescendo”…sus cada vez más frecuentes “cadenas nacionales” se han convertido en peroratas ininteligibles que denotan un creciente nivel de improvisación y de irresponsabilidad...

Desde el principio ha violado todas las disposiciones constitucionales y leyes que irónicamente cita en sus alocuciones y en los furiosos decretos que a toda velocidad salen de su despacho…vale la pena recordarle o informarle…que vivimos bajo un régimen de gobierno limitado, de constitucionalismo….en un régimen constitucional, usted sólo puede hacer lo que la constitución y las lees permiten de manera expresa…¿puede explicarme, señor Presidente, cómo vamos a sobrevivir si no podemos trabajar? ¡Puede decirme usted de qué vive un mesero, un albañil, o un trabajador o un empresario de la economía informal, por citar algunos ejemplos, si no puede salir de su casa?…que fácil es para los que tienen ingresos asegurados…ordenar a los demás que no trabajen…desde una perspectiva jurídica y por su posición como funcionario público…usted lleva la carga de la prueba , usted debe demostrar que lo que está haciendo es necesario, que por esas medidas que no se cansa de improvisar y de imponer, y que han restringido nuestras garantías y derechos constitucionales  de una manera sin precedentes de este país son realmente indispensables.

Es mas, entre mayores y más ruinosas sean sus efectos, más será la  necesidad de demostrar su necesidad…lo que usted exige de nosotros es fe ciega…desafortunadamente, ha sido capaz de engañar a muchos, de someterlos a base de miedo…usted que gusta de acompañar a su nombre el grado de “Doctor”…no puede olvidar que uno de los principios fundamentales en el ámbito de la salud y de la medicina, que es el más importante de todos es…”primero no hacer daño”.

Señor presidente, ¿cuántas vidas más va a destruir?…¿Cuánto daño está dispuesto a hacer?…Basta ya de comprometer al país como si fuera una finca y usted fuera el dueño. …déjenos trabajar.

Así termina la carta abierta que nos invita a meditar.


15
May 20

Un ¡Hasta aquí! a los excesos

Cuando yo veía películas distópicas, de esas como Gattaca y otras que muestran estados totalitarios como Black Mirror, siempre me preguntaba que cómo es que las sociedades llegaban a eso.  ¿Es que nadie se daba cuenta del deterioro? me cuestionaba. Es cierto que V for Vendetta es bastante ilustrativa; pero uno…o yo, por lo menos, no la vi como una forma de receta para los estatistas, colectivistas y totalitarios.

Haz clic en la ilustración para ver una escena de V for Vendetta.

Imagen de previsualización de YouTube

Pues así como es la vida, me ha tocado atestiguar el proceso; y ojalá me toque ver cómo se revierte esa tragedia, de forma pacífica y antes de que cause más daños y destruya más vidas humanas.

Primero surge un enemigo invisible y omnipresente, pero también puede ser muy material y visible como ocurrió con el 11-S.  Luego se va construyendo el miedo por medio de los medios de comunicación masivos.  ¡Miedo al virus, o miedo a usar aviones!  En este año vimos imágenes perturbadoras de gente asfixiándose y de cadáveres abandonados en las calles.  Y cifras, cifras y cifras de contagiados, historias de viejitos abandonados, y el miedo fue sustituido por el pánico.  V lo dice en V for Vendetta: Sé por qué lo hicisteis, sé que teníais miedo ¿Y quién no? Guerras, terror, enfermedades. Había una plaga de problemas que conspiraron para corromper vuestros sentidos y sorberos el sentido común. El temor pudo con vosotros y, presas del pánico, acudisteis al actual líder, Adam Sandler. Os prometió orden, os prometió paz. Y todo cuanto os pidió a cambio fue vuestra silenciosa y obediente sumisión.

Y poco antes de aquel párrafo, V observa que ahora, tienes censores y sistemas de vigilancia que os coartan para que os conforméis y os convirtáis en sumisos. ¿Cómo ha podido ocurrir? ¿Quién es el culpable?

Una vez sembrado el miedo y convertido en pánico la mesa estaba servida: vinieron las primeras limitaciones a la libertad individual para satisfacer las necesidades colectivas. Así tuvimos la primera temporada de encierro forzoso a la que muchos respondieron con el agradecimiento y la sumisión esperadas; y luego vino la segunda temporada en un tira y afloja para medir reacciones y conseguir el pretexto para la tercera temporada que comentó el viernes. La pérdida de libertad va ocurriendo poco a poco, en el síndrome de la rana hervida. ¿Cuánto aguantarán sin acabar con la libertad de expresión?

El costo en vidas humanas, para satisfacer la necesidad de seguridad y de orden que había entre muchos ya no cuenta.  Cuentan los contagiados de los cuales se nos da un informe a diario y en la televisión (by the book); y las que no cuentan son las cifras -que han de ser pavorosas- de gente que se ha quedado sin trabajo y sin ingresos; de gente que ha tenido que cerrar sus negocios y despedir trabajadores; de gente que ha tenido que dejar su casa, o su cuarto por no poder pagarlos; de gente cuyas mercancías, o cosechas se pudrirán en la intemperie.  El costo de la gente que se está sumiendo en la desesperación y quizás llegue hasta la depresión, cuando no a decisiones fatales. Todo por disposiciones presidenciales que sirven a quienes están a salvo en sus casas, con el cheque depositado y pueden darse el lujo de no producir valor, para vivir.

¿Ya leíste las disposiciones del jueves en la noche publicadas el viernes? Son escalofriantes y dignas de une peli distópica, o dignas del régimen de Pekín. Por ejemplo, lee la Undécima disposición de Alejandro Giammattei que autoriza a su administración a separar pacientes, de sus familias y tercerlos, hasta que se considere que se han recuperado.  ¿Te imaginas? ¿Te imaginas a un niño contagiado y separado de sus padres?  ¿Te imaginas que las autoridades dispongan que estás contagiado y te aislen completamente? Cosas así tienen que ser inconstitucionales con ley de orden público, o sin ella. Imagínate que han prohibido que te trates, si estás contagiado, como no sea en hospitales, o instalaciones del gobierno.  ¡A cargo del gobierno, como los presos, o las niñas del hogar de protección!  En hospitales e instalaciones donde no se les paga a los médicos y encargados, y donde ni siqueira el personal sanitario tiene el equipo necesario para protegerse. Cosas así tienen que ser inconstitucionales porque violan la dignidad de las personas.

Lee el documento para ver hasta donde estamos viviendo por permiso, y no por derecho.

¿Por qué llegamos aquí? Por miedo.  Por miedo y porque nos han entrenado para creer que nada malo debe ocurrir; y para creer que los responsables de que nada malo ocurra son los políticos y burócratas y que, si algo malo ocurriera, son los políticos y burócratas los llamados a hacer algo.  Y francamente, ¿qué es lo que mejor saben hacer los que ejercen el poder? Prohibir. ¡Así que ya lo tienes! Vivimos por permiso; y lo peor es que algunos creen que eso es vivir.

A este estado de cosas hay que ponerle un ¡Hasta aquí!; pero el pollo del arroz con pollo será: Que tiene que ser cuanto antes, y sin causar un caos de tal naturaleza que permita pescar en río revuelto. La responsabilidad de detener los daños y evitar daños mayores, pues, es de Alejandro Giammattei como jefe de estado y jefe de gobierno. ¿La va a aprovechar, o lo va a ganar su carácter volado?


25
Feb 20

College Freedom Forum, una experiencia humana

El College Freedom Forum es una de mis actividades favoritas durante el primer semestre del año.  Seguramente porque se trata de historias conmovedoras e inspiradoras -y muchas veces escalofriantes- de personas ordinarias en situaciones extraordinarias.

En el CFF me tocó coordinar los períodos de preguntas y respuestas. Foto por Marcela Porta.

A ver, en 2020, los conferencistas fueron: Una activista contra la represión en Eritrea, Vanessa Tsehaye; una empresaria aftana, a pesar de los talibanes, Roya Mahboob; una periodista y activista que resiste a la tiranía cubana, Yoani Sánchez.  Un escritor y publicista bengalí, que fue macheteado por extremistas islámicos, Tutul Chawdhuri; un héroe de la resistencia contra la tiranía en Nicaragua, Felix Maradiaga; y un activista Venezolano y experto en la no-violencia, Rodrigo Diamanti.

Por cierto que Diamanti es uno de los creadores de dos iniciativas en las que tuve la dicha de participar aquí en Guatemala: En 2009 un grupo de guatemaltecos y venezolanos nos reunimos frente a la embajada de Venezuela para exigir un mundo sin mordazas; y en 2014 SOS Venezuela.

Otro detalle que me impresiona del CFF es que, como el público son jovenes universitarios, o de secundaria, los patojos conocen realidades que les son ajenas, de primera mano; y pueden conversar con los conferencistas.

Conferencistas en el College Freedom Forum, 2020, en la UFM. Foto por New Media/UFM

El CFF tiene como objetivo trasladar el espíritu y las vivencias del Oslo Freedom Forum a las aulas. El Oslo Freedom Forum es una cumbre anual que reúne a líderes del ámbito académico, el derecho, los negocios, los medios de comunicación, la política, y a emprendedores sociales y de la tecnología, con el objetivo común de denunciar a las sociedades cerradas y sin libertad, inspirar acciones mediante el intercambio de ideas, construir una vibrante comunidad internacional, elevar los derechos humanos a la cima de la agenda mundial, resaltar el trabajo de activistas e innovadores, y relacionar a participantes, aliados y colaboradores.

El Oslo Freedom Forum también es una iniciativa de Human Rights Foundation, una organización sin fines de lucro, independiente y apolítica, que promueve la defensa de los derechos humanos a escala mundial, con énfasis en sociedades cerradas.


13
Dic 19

Robespierre y la presunción de inocencia

En 1793-94 Maximiliano Robespierre y su Comité de salvación pública lidereaban el Reino del terror -durante la Revolución francesa-; y entonces la presunción de inocencia debe haber sido como una cadena con bola para la imposición de las aspiraciones revolucionarias. Aquel fue un período de persecuciones, señalamientos y acusaciones celebradas por un Robespierre confiado y autoritario que, con los jacobinos, estaban decididos a purificar a Francia de cualquiera que se opusiera a sus ideas.

La ilustración es de dominio público, via Wikimedia Commons.

Escucha el podcast aquí.

Así son los revolucionarios. Lenin, por ejemplo, dijo que las cortes no deben prohibir el terror… deben legalizarlo como principio. Y en el contexto de la dictadura del proletariado (una forma de Reino del terror), hizo énfasis en que el término de dictadura significa autoridad sin las trabas de la ley, no restringida por normas y basada en la violencia.

En 1794, sin embargo, Robespierre sucumbió ante la inestabilidad que él y los jacobinos habían generalizado; y fue guillotinado durante el mismo proceso que había cultivado.  En mi pueblo se diría que le dieron una cucharada de su propio chocolate.

En la Declaración de los derechos del hombre, la presunción de inocencia está redactada así: Todo hombre es considerado inocente hasta que ha sido declarado convicto…; y en la Constitución guatemalteca está expresado como: Toda persona es inocente, mientras no se le haya declarado responsable judicialmente….  La mayoría de la gente lo interpreta como que todos (tirios y troyanos) somos inocentes hasta que no se demuestre lo contrario, y es cuestión de sentido común esta interpretación.  Excepto en ambientes purificadores donde -en el altar del pensamiento único y de las consignas- la presunción de inocencia no se les debe aplicar a los otros; pero sí a los propios.

¿Qué podemos aprender de esta historia? Quizás…que las garantías y principios de derecho deben ser para todos por igual, siempre, sin privilegios, sin prejuicios ideológicos, porque nadie está seguro de que no va a caer en manos de los robespiers de esta tierra y de los jacobinos que los han aplaudido.

Columna publicada en elPeriódico.


15
Nov 19

Impuestos y los derechos del hombre

La Declaración de los derechos del hombre y del ciudadano fue aprobada por la Asamblea constituyente francesa en 1789  Es un documento precursor que atisba que los derechos son condiciones de la existencia requeridas por la naturaleza de los hombres para vivir de manera adecuada; y que violar los derechos del hombre significa forzarlo a actuar contra su propio criterio, y a expropiar sus valores.

Puedes escuchar el podcast aquí.

En su artículo 14, la Declaración dice: Todo ciudadano tiene derecho, ya por sí mismo, o por su representante a constatar la necesidad de la contribución pública, a consentirla libremente, a comprobar su adjudicación y a determinar su cuantía, su modo de amillaramiento, su recaudación y su duración.  Amillarar es calcular cómo se van a distribuir los tributos.

¿Cuándo fue la última vez que constataste la necesidad de los impuestos que te quitan? ¿Cuándo consentiste –libremente– aquella expoliación y su adjudicación? ¿Cuándo y a qué hora consentiste su cuantía y duración? ¿Quién te representa? ¿Ya le pediste cuentas?

La gráfica es de Prensa Libre.

Estas meditaciones vienen a cuento porque el presupuesto para los políticos y burócratas y sus clientelas, conocido como Presupuesto del Estado, es tradicionalmente deficitario porque los encargados de servirse de él gastan más de lo que pueden tomar. En promedio, la brecha fiscal es de Q.1,552 millones al año. Normalmente ese agujero se atribuye a que los burócratas calculan mal cuánto van a poder tomar del sector voluntario de la economía y trasladarlo al sector coercitivo; y a que los publicanos son incapaces de despojar lo que los burócratas han calculado mal.

Los análisis suelen centrarse en la incapacidad de expoliar, en vez de en la necesidad de limitar los gastos de los beneficiarios del presupuesto. ¿Cuándo fue la última vez que escuchaste acerca de congelar los gastos para detener la necesidad de imponerle más tributos a la gente productiva? ¿Cuándo fue la última vez que oíste de la necesidad de sacar del presupuesto a todos los gastos clientelares y a los intereses específicos y particulares para detener la necesidad de elevar y multiplicar impuestos?

Tú, ¿qué piensas?

Columna publicada en elPeriódico.


17
Oct 19

¿Así, o más inmoral la ONU?

La candidatura venezolana para integrar el Consejo de Derechos Humanos de la Organización de las Nacionas Unidas se impuso a la de Costa Rica  y ahora el régimen de Nicolás Maduro tiene un escaño en ese foro, ¡En el de los derechos humanos! a pesar del brutal informe sobre ese tema y aquel país sudamericano.

Foto por Reuters, Carlos Garcia Rawlins

Para que te des una idea el informe de la Alta Comisionada de los Derechos Humanos de la ONU, reportó 5,287 muertes por resistencia a la autoridad en 2018 y 1,569 por lo mismo entre el 1 de enero y el 19 de mayo de 2019. Muchos de esos casos, indica el informe, pueden constituir ejecuciones extrajudiciales. Maduro la acusó de mentir y de carecer de pruebas.  La ONG Foro Penal dijo que a la fecha hay 466 los presos políticos en Venezuela.

¿Así, o más inmoral es la ONU? Pero nada de eso puede sorprendernos.  La Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (responsable de un democidio de casi 62 millones de personas) era miembro del Consejo de Seguridad; China Popular (responsable de un democidio de casi 77 millones de personas) es miembro del Consejo de Seguridad.  En ese contexto, ¿a quién le sorprende que la Venezuela de Maduro y de Hugo Chávez sea miembro del Consejo de Derechos Humanos.  Si no fuera una tragedia, el chiste se contaría sólo.

Al respecto, ya en 1966, en Capitalismo el ideal desconocido,  Ayn Rand advirtió que  psicológicamente, la ONU ha contribuido en gran medida al pantano gris de la desmoralización (del cinismo, la amargura, la desesperanza, el miedo y la culpa sin nombre) que se está tragando al mundo occidental. Pero el mundo comunista ha ganado una sanción moral, un sello de respetabilidad civilizada del mundo occidental, ha obtenido la ayuda de Occidente para engañar a sus víctimas, ha ganado el estatus y el prestigio de un socio igualitario, estableciendo así la noción de que la diferencia entre los derechos humanos y la matanza en masa es simplemente una diferencia de opinión política.

Mas tarde, en The Ayn Rand Letter, la filósofa dijo que cuando una institución alcanza el grado de corrupción, cinismo descarado y deshonor demostrados por la ONU en su vergonzosa historia, debatirla extensamente implica que sus miembros y seguidores posiblemente estén cometiendo un error inocente sobre su naturaleza, lo que ya no es posible.

La ONU hiede a asesinados; y mientras que a algunos quizás les guste el olor, otros ya se acostumbraron y no les molesta.


21
Ago 18

La exguerrilla salvadoreña en alianza con la tiranía china

El gobierno del exguerrillero Salvador Sanchez Cerén, en El Salvador, rompió relaciones diplomáticas con Taiwán y las estableció con la China Popular y la tiranía de Beijing.

Sánchez Cerén, cuyo nombre de guerra es Leonel González, fue uno de los cinco comandantes que encabezaron la guerrilla que, en la década de 1980, intentó -con mucha violencia- establecer la dictadura del proletariado en el país vecino.

Todo el sistema legal en China es visto por el Partido Comunista como una herramienta por medio de la cual cual puede mantener su dictadura sobre la gente, en consonancia con el pensamiento marxista-leninista. En consecuencia, a lo largo de su reinado, el Partido ha utilizado a los laogai para perseguir e intimidar a un gran número de chinos que no representan una amenaza real para sus conciudadanos, explica la Laogai Research Foundation.¿Qué son los laogai? La palabra china laogai, significa “reforma por medio del trabajo”, y se refiere al sistema más extenso de campos de trabajos forzados del mundo, modelado según el gulag soviético, que se extendió por el territorio de China desde los primeros días del régimen comunista. La Laogai Research Foundation ha identificado 1,045 campos de laogai todavía en operación hoy, aunque es probable que existan muchos más.

Para entender mejor la naturaleza criminal de régimen de Beiging te recomiendo que visites la página asiática de la Human Rights Foundation; y leas el boletín de prensa del FMLN celebrando la alianza.

No falta quienes celebren la alianza con la tiranía de Beiging y en muchos casos será por la misma razón cínica por la que celebraban al régimen de Ortega/Murillo y es esa de que con aquellos regímenes se puede hacer negocios y mantienen la estabilidad.  Hacen caso omiso de que aquellos negocios se hacen por permiso y no por derecho; y que la estabilidad cuesta vidas humanas. Quienes celebran y colaboran con la amistad con regímenes como el que preside Xi jinping, o el que presiden Ortega/Murillo, son moralmente responsables de los costos humanos que se pagan por aquellos negocios y aquella estabilidad.

En Guatemala, ¿qué opina la gente de la foto con respecto a hacer migas con la tiranía de China popular?

La foto 1 es de Haha169 [CC BY-SA 3.0 via Wikimedia Commons; y la foto 2 la tomé de Facebook.


20
Ago 18

WSJ: Estados Unidos financia abusos en Guatemala

Con el subtítulo de Washington ignora violaciones graves de los derechos humanos llevadas a cabo con dinero de los tributarios, el Wall Street Journal publicó la columna de Mary Anastasia O´Grady que invita a una meditación importante no sólo para Guatemala, sino para los tributarios de los Estados Unidos de America.

En la columna, O´Grady dice: El encarcelamiento ilegal de Max Quirin y otros cinco ex miembros de la junta ejecutiva [del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social] suena a justicia de república bananera. Pero gran parte de la responsabilidad de los crímenes estatales perpetrados contra estas personas inocentes recae en el Congreso de los EE. UU.

El Congreso financia casi la mitad del presupuesto de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala, o CICIG. La comisión, creada en 2006 para combatir el crimen y la corrupción, está pasando por alto a los guatemaltecos respetuosos de la ley, explica O´Grady.

El senador Lindsey Graham, presidente del subcomité de operaciones estatales y extranjeras, no respondió a las solicitudes de comentarios sobre la anarquía de la CICIG. El senador Patrick Leahy, el demócrata de mayor rango del subcomité y defensor de los derechos humanos en América Latina, admite que la CICIG podría ser mejorada, pero la aplaude. Sin ella, dice, “funcionarios de alto rango o miembros de redes criminales con la capacidad de intimidar a fiscales y jueces y amenazar o asesinar a testigos” no podrían comparecer ante la justicia, relata la columnista y miembro del Consejo Editorial de The Wall Street Journal, que luego nace una meditación que eriza los pelos: Por esa lógica, las represalias extralegales están justificadas porque la criminalidad existe. ¿Quién necesita el debido proceso?

No te cuento mucho más del artículo para que lo leas; pero luego de aquellas líneas, la columnista relata el proceso contra Max Quirín y la directiva del IGSS así como los agusos e irregularidades que lo caracterízan.

Antes de concluir anota que la detención preventiva está limitada a un año por ley. Al señor  Quirin se le ha negado la libertad bajo fianza varias veces. Mientras tanto, el izquierdista Juan Alberto Fuentes Knight, ex presidente de Oxfam Internacional y ex ministro de finanzas que enfrenta cargos de corrupción, recibió una fianza de $ 66,000 dentro de un mes de su arresto.

Después de 10 años en Guatemala, la CICIG ha conseguido pocas condenas y necesita trofeos para complacer a gente como el señor Leahy. Se está apostando a que el encarcelamiento indefinido convencerá al inocente de confesar algo que no hizo y a firmar acuerdos de declaración de culpabilidad para salir de prisión.

Mary O´Grady concluye: A solicitud del senador de Florida Marco Rubio, se ha suspendido un desembolso de $ 6 millones para la CICIG corrupta, en espera de una reforma significativa. Pero la CICIG protege a la izquierda guatemalteca, y un asistente del Congreso me dijo que los demócratas clave están presionando mucho para levantar la suspensión.

Mientras tanto, coincido con O´Grady en que quienes pierden son los derechos humanos.


18
Oct 17

Hoy, “We the Living”

La película We the Living, basada en la novela homónima de Ayn Rand, será objeto de un cine foro a las 7:00 p.m. en el Auditorium Milton Friedman, de la Universidad Francisco Marroquín, el mismo será conducido por Warren Orbaugh, director del Centro de Estudio del Capitalismo. La entrada es gratuita.

Imagen de previsualización de YouTube

La peli fue hecha en Italia durante la Segunda guerra mundial y fue prohibida por régimen fascista de Benito Mussolini. Durante mucho tiempo estuvo perdida y olvidada hasta que, en 1986, fue presentada en los Estados Unidos de América.

We the Living, o Los que vivimos es la adaptación de la primera novela publicada por Ayn Rand.  No es autobiográfica, pero se basa en experiencias de la autora durante su vida en la Unión Soviética.  Para su publicación -en 1934- recibió el apoyo de uno de mis personajes favoritos: H. L. Mencken.  Es una historia que ocurre en medio del miedo y del hambre, en medio de la lucha del individuo contra la colectividad y muestra lo que es la vida en un régimen comunista.

En Guatemala es exhibida en el marco de la conmemoración de los 100 años de la revolución bolchevique, desde la perspectiva de los derechos humanos, que tiene lugar en la UFM, que recuerda esa efeméride con una serie de actividades académicas del 17 al 25 de octubre de este año. Aquel es uno de los eventos que más ha influido en la historia contemporánea.

Entre los conferencistas invitados a participar se cuentan: José María Alvarez, poeta y literato español; y Carlos Alberto Montaner, periodista y autor cubano, cuyas conferencias se titulan Perspectivas sobre los Derechos Humanos en Cuba y Por qué murió el comunismo y porqué revive incesantemente; también Armando Valladares, que hablará sobre El siglo más sangriento de la historia moderna y, además, recibirá un doctorado honoris causa por sus contribuciones a la causa de la libertad.

José María es un intelectual de esos de verdad; un pensador profundo y contundente, además de encantador. Con él tuve el gusto de pasear por la ciudad el domingo pasado en compañía de Carmen, su esposa; y de Ami, su asitente.  Carlos Alberto -a quien conozco desde 1986, poco más o menos- es siempre una fuente generosa de información y de insights.  A Armando Valladares lo saludé hace unos 10 años en Miami, y lo tengo por uno de los heroes del siglo XX.  Tengo muchas ganas de conversar con él, en cuanto venga, la semana entrante.

La Revolución de octubre, o Revolución bolchevique no solo cambió la forma de vivir en Rusia, sino la forma de vivir en todo el mundo. No pasó mucho tiempo hasta que países en el este de Europa, Asia, África e incluso América fueran conquistados por las ideas de esta revolución y finalmente terminaran bajo regímenes del mismo tipo.

En China, Mao replicó sus ideales, y creó el régimen que sigue en el poder hoy en día. Otros países comunistas, como Corea del Norte y Cuba, siguen, también, los ideales de la Revolución de octubre. Latinoamérica y África fueron vistas como campos de batalla ideológicos. Las consecuencias de esta revolución no se acabaron con la caída del Muro de Berlín en 1989 perduran hoy en día; y podemos verlas reaparecer en países cercanos como Venezuela.

Entre las actividades programadas se cuentan dos cineforos: uno sobre la película We The Living, dirigido por Warren Orbaugh, director del Centro de Estudio del Capitalismo; y otro sobre la película The Inner Circle, dirigido por estudiantes de la Escuela de Cine y Artes Visuales.

Hay dos exhibiciones. Una intervención de espacio –multimedia- , en colaboración con la Victims of Communism Memorial Foundation, de Washington, D.C.; y una exhibición de libros y películas, así como de carteles y pines soviéticos, en la Biblioteca Ludwig von Mises.