25
May 21

Los monos antes que los chapines

 

Nueve grandes simios del zoológico de San Diego, California, fueron los primeros primates no humanos en recibir la vacuna experimental Covid-19.  ¿Viste? Los monos antes que los chapines.

Mientras tanto, la Administración guatemalteca sigue monopolizando y centralizando la vacunación contra el SARS CoV-2 y aquí sólo el 0.13% de la población ha recibido la vacuna.  Muchas de las vacunas que monopolizan y centralizan los políticos y burócratas fueron posibles porque Israel e India hicieron donaciones; pero no porque el gobierno haya tenido capacidad de conseguirlas y distribuirlas.  De hecho, el monopolio y la centralización sólo ha tenido problemas.

La semana pasada la Ministra de Salud, habló sobre las vacunas Sputnik V, que supuestamente vendrán al país, mismas que habían sido anunciadas para esa semana. Sin embargo, ni ella misma supo dar un día ni hora del arribo, y aseguró que, según sus palabras se avisará cuando eso vaya a suceder.

Mientras tanto, a partir del lunes próximo, los políticos y burócratas a cargo del monopolio y la centralización empezará a registrar a las personas mayores de 18 años que padezcan alguna enfermedad crónica como hipertensión arterial, diabetes, enfermedad pulmonar, enfermedad renal, cardiopatías, enfermedades cerebrovasculares, VIH y cáncer.  Yo calificaría; pero el registro tiene no será personal, sino colectivista.  Basado en listas que proporcionarán las instituciones que atienden a pacientes con dichas dolencias.  Instituciones estatales, claro.

De todos modos, No gracias, y no porque las uvas estén verdes, sino porque aunque es vintage, prefiero confiar en mi sistema inmunológico que ponerme una vacuna rusa, una china, o algo así. De paso…¡100 puntos para el capitalismo!, que provee vacunas para todos, los propios, los ajenos, y los simios.

En Guatemala, de acuerdo con los informes oficiales, la incidencia acumulada es de 1 mil 467.8 casos por cada 100 mil habitantes, la tasa de mortalidad es de 47.5 por esa misma cantidad de población y el porcentaje de letalidad es de 3.2%.

¿Cuantos muertos van a aguantar los políticos y burócratas chapines antes de desmonopolizar y descentralizar la adquisición y distribución de vacunas?


24
May 21

La Jefa ha sido vacunada

 

Hoy en la mañana, Nora recibió la primera dosis de la vacuna de Astra Zeneca contra el coronavirus de tipo 2 causante el SARS-CoV-2 o Covid-19.

Fue registrada en su oportunidad y hoy llegamos a la explanada de Cardales (Cayalá) pasadas las 7:30 a. m.  Fuimos recibidos muy amablemente por miembros del ejército y por policías municipales que nos orientaron para ponernos en fila.  No había más de 10 vehículos adelante del nuestro.

A las 8:00, en punto fue abierta la puerta de acceso al centro de vacunación…y el encargado le echó flores a Nora. Es cierto que ya no me dicen ¡Adiós cuñado!, como en los años 70; pero mi madre tiene su gracia.

Luego hicimos fila hasta las 8:40 porque sospecho que no estaban listos para atender.   A esa hora se abrió la puerta 4 del puesto de verificación de registro y ahí una chica -muy agradable- le entregó a mi madre el formulario correspondiente luego de verificar el registro y su DPI.  En dos minutos estábamos bajo el toldo número 4 donde había dos miembros del ejército con las vacunas.  Con primor, la chica del equipo pinchó a Nora y acto seguido nos dirigió a donde un muchacho atento le extendió su constancia de vacunación y para las 8:55 ya íbamos para afuera.

Fue un proceso eficiente y relativamente rápido.  Agradable porque la gente que atiende le pone feeling a su trabajo.


13
May 21

De vuelta a clases y ciudadanía ejemplar

 

La publicación e implementación inmediata de nuevas normativas para la apertura de centros educativos, ya que actualmente no nos encontramos en un estado de excepción y por ello no deben existir restricciones al los derechos y garantía constitucionales, les solicitó el ciudadano y padre de familia, Javier Ruata, al Ministerio de Salud y al Ministerio de Educación.

La petición fue hecha por medio de cartas fechadas el 4 de mayo pasado.  Mis respetos para Javier que ha actuado como tributario, como ciudadano y como padre de familia responsable cívicamente. Dos días después, Ruata emplazó a la Secretaría de Bienestar social para que proceda a la reapertura de los establecimientos preescolares.  Es un ejemplo lo que ha hecho Javier.

Durante los encierros de 2020 otros ciudadanos tuvieron iniciativas similares para terminar con aquellas situaciones.  Tales fueron los casos de Juan Carlos Castillo y Marcos Ibargüen; y es una lástima que no se sumen más personas a este tipo de iniciativas. Hacen falta más personas que actúen como tributarios y ciudadanos así de ejemplares.

En el minuto 1:30:35 de esta emisión de Libertópolis puedes ver y escuchar los argumentos de Javier Ruata.

Ayer la Ministra de Educación informó que 157 colegios fueron autorizados parra retomar clases presenciales en municipios que están en alerta naranja según el semáforo covid-19.

Los encierros y las escuelas cerradas han tenido múltiples efectos negativos no sólo en la calidad de la educación que reciben los niños y adolescentes; sino en sus vidas privadas y sociales.  En distintas partes del mundo hay estudios diversos al respecto; pero…¿y en Guatemala? ¿Algún día conoceremos los costos de los encierros y el cierre de las escuelas?


27
Abr 21

India, China y Rusia, la diplomacia de las vacunas

Circulan imágenes de cementerios y morgues en India, a causa de los muertos por covid-19, del mismo modo en que, el año pasado, circulaban imágenes de muertos en las calles de Ecuador por la misma causa.

El tema me llamó la atención en el contexto del ambiente de miedo y de temores que rodea al covid-19; y por la diplomacia de las vacunas que ha encontrado, en Guatemala y en Latinoamérica, un ambiente propicio para su desarrollo.

La imagen es de Soy 502.

Según la nota de India, se observa la urgencia de las autoridades sanitarias de cremar los cuerpos de las personas fallecidas en una situación sin precedentes.  En las entradas de los sitios para cremación, se observan largas filas de cadáveres a espera de este proceso.  Diariamente en India se registran 2,767 muertos.

Lo curioso es que, en marzo pasado, Guatemala recibió -del gobierno de India- un lote de 200 mil dosis de vacunas elaboradas con licencia de Astra Zeneca. No es ser malagradecido; pero…¿antes de andar regalando vacunas por ahí. los gobiernos deberían, o no asegurarse que sus poblaciones sean vacunadas con prioridad?  Digo, para evitar crisis como la que está de moda compartir en redes sociales. La donación india contrasta con la que hizo el gobierno de Israel, país que -para febrero pasado- era el país con más vacunas per capita, del mundo; y que, hasta ayer, había vacunado a más del 62% de su población. Con ese nivel de responsables para con sus tributarios y electores, el gobierno de israelí puede darse el lujo de regalar vacunas a países con gobiernos menos responsables.

La donación india responde a una práctica conocida como diplomacia de las vacunas; y los peligros de dicha práctica, ya había sido advertida: El gobierno de la India ha estado suministrando a países de todo el mundo dosis gratuitas de vacuna contra el coronavirus. Sin embargo, existe cierta preocupación de que esta “diplomacia de las vacunas” tenga un costo para los indios vulnerables, dice un artículo de la Deutsche Welle, de febrero pasado.  Vaccine maitri o amistad de las vacunas es el. nombre que el gobierno de India da a su política que la hace ver como la farmacia del mundo. Dicha política es cuestionada porque el gobierno indio no ha sido capaz de acerlerar la vacunación doméstica. El gobierno justifica las donaciones, en relación con la demanda local, porque las vacunas producidas no puedes ser aprovechadas, todas a la vez, y tienen un tiempo limitado de vigencia.

India no es el único país que practica la diplomacia de las vacunas. La República Popular de China -que compite con India por influencia en el sureste de Asia, y trata de comprar a los amigos de Taiwán- también regala vacunas a cambio de influencia, o de amistad. En marzo pasado, El Salvador recibió un millón de vacunas enviadas por el régimen de Pekín.

La diferencia con India, sin embargo, es que en China popular parece que todo pasó sin que pasara nada, desde enero pasado. Un año después de los primeros casos, en Wuhan la vida es normal.  El Partido Comunista Chino puede darse el lujo de hacer avanzar su agenda y aumentar su influencia por medio de la diplomacia de la vacuna porque, aparentemente, en China ni el virus, ni la enfermedad son problemas.

La lógica de la diplomacia de las vacunas muestra que China tiene muy cuenta los incentivos políticos y que usa las vacunas como herramientas para reforzar sus relaciones establecidas y capitalizar nuevas oportunidades, dice un reportaje de The Diplomat. En el norte de África, Argelia no pagó un centavo por las vacunas chinas que llegaron en marzo; pero ofreció apoyar los intereses centrales de Pekín y oponerse a la interferencia en sus asuntos internos, lenguaje que China ha utilizado para defenderse de las críticas sobre la autonomía de Hong Kong y las acusaciones de abusos a los derechos humanos en Xinjiang, según NBC News.

Rusia, por supuesto, no podía quedarse fuera de la diplomacia de las vacunas; y Guatemala ya recibió el primer lote de Sputnik V.  Russia ha vendido, o regalado vacunas a unos 22 países.  En enero pasado, según un reportaje de NBC News,  luego de venderle 5.2 millones de vacunas al gobierno de Bolivia, Vladimir Putin estaba discutiendo temas tan variados como la construcción de una planta nuclear, la minería de lítio y la la explotación de gas natural. No se equivoca, el ministro francés de Relaciones Exteriores al reprocharle a Rusia que haya convertido su vacuna Sputnik V en una herramienta de propaganda.

No es ser malagradecido, repito. Las únicas vacunas que han venido son gracias a Israel e India; pero para los guatemaltecos no está de más saber que, así como la guerra fría y la guerra perdida contra las drogas se libraron y se libran en nuestro territorio y con nuestra gente, también la diplomacia de las vacunas encontró un ambiente propicio aquí.


23
Abr 21

Vacunas y el fin de la inequidad profunda

Debido al monopolio estatal de las vacunas contra el COVID-19 en Guatemala, tendrán que pasar 15 años para que todos los chapines seamos vacunados, según una infografía del diario El País.

¿Cuál es la excusa por la cual el Gobierno tiene monopolizadas la adquisición y distribución de las vacunas para evitar el SARS-Cov-2? Porque hay políticos, grupos de interés, grupos de presión e individuos que creen que habría inequidad duradera y profunda si fuera de otra forma.  Esa gente cree que, si las empresas compraran vacunas para inocular a sus trabajadores y a sus familias, habría inequidad duradera y profunda.  Esas gentes creen que si organizaciones privadas voluntarias de servicio adquirieran vacunas para ponérselas a sus grupos de personas objetivos, habría inequidad duradera y profunda.

Pero ahí está que eso que llamamos el Estado o Gobierno no es más que la pandilla de pipoldermos, es decir, de pícaros políticos que por el momento detentan el poder.  ¿Y cuál es el resultado del monopolio que se ha asignado para la adquisición y distribución de vacunas? Pues que no hay. No hay.

¿Y cómo se resuelve el problema? Pues todo el que tiene el dinero para hacerlo, y quiere, agarra viaje hacia Houston para irse a vacunar.  Cientos de guatemaltecos han sido vacunados en aquella ciudad texana, donde la vacunación es universal y es fácil ser vacunado. ¡Y eso me alegra porque mientras más vacunados, mejor!  Actualmente los vuelos que van a Houston van repletos de gente que viaja para vacunarse.  ¿Y la inequidad duradera y profunda que iba a evitar el monopolio estatal? ¡My foot!, como diría mi padre.  Los que no podemos pagar viaje nos quedamos y disfrutamos de la equidad.  Y lidiamos con las tonterías de Giamma, hablando de la ivermectina. El populismo y el estatismo están, como siempre, perjudicando a los más pobres.

Mientras tanto, en Israel ya están abandonando el bozal porque casi toda la población ha sido vacunada; y en Panamá y Colombia, los gobiernos han renunciado al monopolio de las vacunas.

Columna publicada en elPeriódico.


16
Abr 21

La cosa es hacer algo, ¿No? Aunque sea un bodrio.

Como un bodrio, calificó una cuata, las disposiciones presidenciales que supuestamente se discuten -hoy- en Consejo de ministros, de acuerdo con un documento que circula. Las mismas, supuestamente están diseñadas para combatir el covid-19.  Un bodrio es una cosa de muy mala calidad, mal hecha.  Y sí, es un bodrio; pero ¿Sabes? Se hizo algo y en política lo importante es hacer algo, aunque sea un bodrio.

El Presidente decretaría, si es aprobado el proyecto que circula:

Estado de prevención en todo el territorio por 15 días y establece las siguientes medidas; y aquí comienza el despropósito porque el propósito del estado de prevención es evitar desordenes públicos, en tanto que el estado de calamidad es el que -según la anticonstitucional ley de Orden público- es el apropiado para temas de salud. o de desastres.  Lo decretado por el Presidente es ilegal porque no tiene sustento.  Un amigo, abogado, dice que decretar un estado de prevención, por motivos de salud, es fraude de ley.  Pero claro, como el Presidente no tiene los votos necesarios en el Congreso para imponer un estado de calamidad, pues ha decretado lo que se les ocurrió a sus güizaches, aunque sea ilegal.

Limitar la celebración de todas las reuniones, manifestaciones y espectáculos públicos, o privados. Además las manifestaciones que afecten la libre locomoción o servicios públicos. Autoriza la disolución, por la fuerza, de reuniones, o manifestaciones que se hagan sin autorización, o sin medidas sanitarias, si no se disuelven de forma voluntaria después de que la autoridad lo solicite.  Esta da mucha risa porque el Ejecutivo siempre ha tenido facultades para eso; pero…la verdad sea dicha…nunca ha tenido la autoridad moral, ni las agallas para hacerlo.  ¿Quién va a disolver una manifestación organizada por la dirigencia popular? Aquí, la ley es solo para los adversarios.

La prohibición de la circulación, o estacionamiento de vehículos en zonas que afecten la seguridad de las personas, sin especificar cuáles zonas para que pueda ser arbitraria la decisión.

Permitir que centenares de tiranuelos (mal llamados autoridades) impidan la salida de poblaciones (sin limitar expresamente circulación entre departamentos), o que los sometan a registro a viajeros, comerciantes y transportistas y les exijan a quienes viajan en el territorio nacional sus itinerarios de viaje.

Forzar el uso de mascarilla en todos los lugares públicos y privados, bajo sanción penal y administrativa por incumplimiento. En todos dice, todos y eso incluye tu casa y tu carro.

Forzar el distanciamiento social de 1.5 m entre personas, mínimo. Esta, como la anterior, y existía y es prácticamente imposible de hacer realidad.  Es la típica disposición que existe para que se diga que se hizo algo.

La higiene de manos constante, otra medida prácticamente imposible de forzar y supervisar, aunque razonable si no fuera incluyera la palabra constante.  ¿Ya trataste de lavarte las manos constantemente? Constantemente quiere decir con mucha frecuencia (¿Cuánto es mucha frecuencia?, o de forma continuada e ininterrumpida, sin parar. La palabra mucho indica una cantidad, número, intensidad o grado elevados, especialmente cuando es mayor de lo que se esperaba o de lo que suele considerarse normal.

La prohibición de consumo de alcohol desde las 6:00 p.m. y las 6:00 a.m. del día siguiente en cualquier establecimiento abierto al público (discotecas, restaurantes hoteles, supermercados, tiendas, otros), y en la vía pública. La comercialización y expendio está prohibido desde las 8:00 p.m. ¿Es en serio que el Ejecutivo cree que la libertad de industria y de comercio puede ser limitada por algún tipo de estado de excepción? Puedo creer que haya algún güizache que opine que sí; pero, ¿qué opinan las cámaras de comercio, de industria y de turismo? ¿Tienen una idea?

Que el MSPAS emita medidas para controlar la epidemia de covid-19.  Esta disposición es una carta blanca para arbitrariedades, en favor de…el MSPAS, por favor.

El decreto también contendría disposiciones para el supuesto plan nacional de vacunación…sin vacunas porque la Administración se casó con el mecanismo Covax (que es un fraude y un fracaso) y porque no hay señas de que admita sus limitaciones e incapacidades, y busque el apoyo del sector privado que aliviaría la carga. El decreto:

1. Obliga a todos los ministerios a prestar asistencia al MSPAS para la logística necesaria para ejecutar el pomposo plan, sin vacunas; y

2. Reitera el cumplimiento de medidas sanitarias, y exhorta a promover el teletrabajo en el sector público y privado.  Medida que no toma en cuenta detallitos como que ese trabajo se tiene que hacer con los niños en casa y que la gente tiene que comprar compus para los niños, además de usar la del trabajo y que hay que incrementar la capacidad de la conexión a Internet, que ya topó y otros inconvenientes.  El teletrabajo puede ser una opción si es voluntario y si conviene al trabajador, no si es forzado y le causa estrés e inconveniencias.

Un bodrio serían esas disposiciones si son aprobadas. Para ver el resultado final haz clic aquí; y aquí. Las medidas incluyeron reducción de aforos en mercados y supermercados, así como en restaurantes y bares.

Mientras tanto y en aras de la justicia social las vacunas están monopolizadas por la Administración…y los ricos ya se van a vacunar a Houston.

Los demás nos quedamos esperando al MSPAS, a Covax, a Santa Claus y al ratón de los dientes.  La gente seguirá sometida a miedos y a efectos emocionales intensos, graves y peligrosos, especialmente entre los niños y los ancianos; pero también entre los desempleados y los que tenían la esperanza de ser vacunados.


16
Abr 21

Tu trabajo es esencial

Si dependes de tu trabajo para comer, pagar el alquiler de la casa, la letra del carro, el colegio de los niños, y cosas así…tu trabajo es esencial.

La ilustración la tomé de Twitter.

Todo encierro forzado es una decisión política (no una decisión sanitaria) que tiene efectos reales en las vidas de personas y familias reales.  Es un mensaje que apunta a personas reales y les dice: Tu tienes derecho a trabajar; pero tu no.  Tu te aguantas.

Los efectos económicos del son devastadores.  Cientos, o miles de negocios cerraron como consecuencia del encierro del año pasado.  Uno de mis restaurantes chinos favoritos incluido, uno que me gustaba mucho, de burritos, también, por darte dos ejemplos.  ¿Cuántas personas quedaron sin empleo como consecuencia de aquella decisión política? Un mesero que conozco bajó de categoría luego de pasar varios meses sin trabajo.  Esa es la historia de centenares y centenares de trabajadores.  En un pequeño centro comercial que frecuento, de nueve locales que tiene, seis están vacíos.  ¿Cuántas personas pasan penas por eso? ¿Te acuerdas de las colas de gente empeñando sus cosas hace un año? En Guate, la extrema pobreza aumentó en 4 puntos porcentuales y eso significa hambre y penurias para miles.

Pero los efectos emocionales son espeluznantes.  En otros países, los intentos de suicidio y las sobredosis de drogas han crecido en el contexto de los encierros.  La falta de interacción humana y social, la falta de oportunidades de encuentros en la escuela con amigos y en otros espacios cobra víctimas entre los más jóvenes. Y los más ancianos, encerrados, aislados, ¿quién piensa en ellos?

Los costos de faltar a las escuelas son enormes, los niños aprenden menos y pierden el hábito de aprender porque Zoom (cuando tienes la suerte de tener acceso a Zoom) es un pobre sustituto de las aulas.

¡Que no se les olvide a los promotores de los encierros y a los políticos y burócratas que los apoyan, que todos los trabajos son esenciales para quienes dependen de ellos!…y apuesto a que no verás políticos y burócratas perder sus ingresos si hubiera encierro.

Columna publicada en elPeriódico.


08
Abr 21

Colombia: ¿Vacunas privadas anticovid para OPVS, empresas y otras organizaciones?

El Ministerio de Salud de Colombia emitió el borrador de una resolución con la que definió las reglas para que el sector privado pueda comprar y distribuir vacunas contra el covid-19 y apoyar la segunda fase de vacunación en el país. El sector privado podrá negociar, adquirir e importar aquellas vacunas solo si garantiza la aplicación de las mismas y las condiciones necesarias para su conservación, así como si asume los costos de importación de las vacunas, y las responsabilidades derivadas de administrarlas, entre otros requisitos.

Las vacunas administradas por el sector privado deben ser gratuitas para las personas a las que se les sean aplicadas, según el decreto.  Sospecho que podrían ser adquiridas y distribuidas por organizaciones privadas voluntarias de servicio, para beneficencia; o por empresas y otras organizaciones, para sus empleados y los familiares de sus empleados.

Las personas privadas que negocien y adquieran vacunas contra el covid-19, con recursos de privados, serán responsables por los términos de las negociaciones y por los compromisos que adquieran como producto de las mismas, dice el borrador.

¡Bien por los colombianos! Obvio que no es una apertura del mercado; pero esto es un paso adelante, y ojalá que la resolución sea aprobada ya que es ejemplar para países como Guatemala donde es evidente que la Administración no puede con el monopolio de la adquisición y distribución de vacunas anti covid.


26
Mar 21

Prohibiciones inconstitucionales y abusadoras

Ningún funcionario o empleado público, civil o militar, está obligado a cumplir órdenes manifiestamente ilegales como las que publicó el Ministerio de Salud  con el nombre de Disposiciones transitorias y obligatorias para la contención y prevención del incremento de contagios de covid-19 a nivel nacional.

¿Por qué? Porque dichas prohibiciones ni siquiera están apoyadas en un Estado de calamidad y porque violan garantías constitucionales.  En las clases de Derecho constitucional I, Teoría general del estado y Filosofía del derecho aprendes que los políticos y burócratas en el poder no pueden hacer nada para lo que no estén facultados por la ley; y no hay nada en la ley, ni en la legislación guatemalteca, norma alguna que autorice a aquellos para emitir disposiciones como las citadas, y menos para hacerlas obligatorias, sin acudir a la Ley de Orden público (que ya es suficientemente anticonstitucional). Ningún funcionario o empleado público, civil o militar, está obligado a cumplir órdenes manifiestamente ilegales, dice la Constitución; y ¿sabes? Ninguna persona tiene esa obligación.

Creo que este es el momento oportuno para que todo negocio que se vea afectado por las disposiciones abusivas se aboque a la Cámara de Comercio, a la Cámara de Turismo y a la Cámara de Industria, por mencionar tres, para, entre todos, oponerse a las pretensiones del gobierno. ¿Qué hacen esas organizaciones para proteger los derechos de sus asociados?

Si algún día los chapines queremos un estado de derecho uno de los primeros pasos a dar es la comprensión de la idea de que el gobierno sólo puede hacer lo que la ley le permite hacer (por legislación concreta y específica), a diferencia de lo que ocurre con los individuos, que podemos hacer todo, excepto lo que está prohibido (por leyes abstractas y generales).

Otro paso es comprender que la legislación no debe ser violatoria de los derechos individuales -¡De nadie!.

¿Otro paso? Comprender que las emergencias son ocasiones propicias para que políticos y burócratas intenten acrecentar su poder y reduzcan la esfera de acción privada de las personas e incluso pretendan imponer regulaciones violatorias de los derechos individuales y manifiestamente inconstitucionales, anticonstitucionales e ilegítimas.

Es cierto que debemos ser prudentes; y es cierto que habrá muchas personas imprudentes.  Pero la responsabilidad implica hacerse cargo de las consecuencias de las decisiones y acciones propias.  No les corresponde a los políticos y burócratas actuar como niñeras de la gente que correrá –en chumul– a ponerse en riesgo; ni actuar como niñeras de aquellos que actuamos con prudencia.

Es muy peligroso que al amparo de una emergencia y del miedo consintamos que los políticos y burócratas puedan regular nuestras vidas a su antojo.


23
Mar 21

No más clases vacías: beneficios vrs. daños

Un grupo de personas se presentó frente al Ministerio de Educación para pedir -sin parar el tráfico y sin causar daños- que las escuelas y colegios sean reabiertos, que se priorice la educación y que no haya más clases vacías.

Aquellas personas tiene la razón en sus peticiones porque los costos de faltar a la escuela son enormes. Los niños aprenden menos y pierden el hábito de aprender. “Zoom” es un pobre sustituto de las aulas. Los niños pobres, que tienen menos probabilidades de tener una buena conexión Wi-Fi y padres educados, se quedan más rezagados que sus compañeros más acomodados. Los padres que no tienen dónde dejar a sus hijos luchan por regresar al trabajo. Las madres soportan la carga más pesada y, por lo tanto, sufren un revés mayor en su carrera. Los niños que no asisten a la escuela tienen más probabilidades de sufrir abusos, desnutrición y mala salud mental, según un reportaje de The Economist. No te sorpende, ¿verdad?

Los cierres de escuelas son bastante malos en los países ricos. El daño que les hacen a los pobres es mucho peor (ver artículo). Quizás 465 millones de niños a los que se les ofrecen clases en línea no pueden hacer uso de ellas fácilmente porque carecen de conexión a Internet. En algunas partes de África y el sur de Asia, las familias se encuentran en una situación tan desesperada que muchos padres instan a sus hijos a que dejen sus estudios y comiencen a trabajar, o se casen. Cuanto más tiempo esté cerrada la escuela, más personas tomarán esta lamentable decisión. Save the Children, una organización benéfica, estima que casi 10 millones podrían abandonar la escuela. La mayoría serán niñas, añade el artículo. Si así es en África y en el sur de Asia, ¿cómo crees que es en Guatemala? 

Aún así, a pesar de la evidencia, el batallón del encierro y del miedo ataca irracionalmente la solicitud de las personas que se congregaron frente al Mineduc y a quienes advertimos contra los peligros de las aulas cerradas.  Aquí unos ejemplos:

  • Gente que está cansada de sus hijos quién los mando a tenerlos. Los colegios no son guarderías ni los maestros sus sirvientes. Son cortinas de humo ya se les acerca el día, dice una cuenta anónima.
  • Mejor digan la verdad!!! Ya no aguantan a sus bendiciones, dice otra.

…y así nos vamos con una serie de comentarios de ese tipo.

Es comprensible que muchos padres estén asustados. El covid-19 es nuevo y poco conocido. Las escuelas son grandes y están llenas de gente. Los niños pequeños no observarán el distanciamiento social. La precaución es apropiada, especialmente cuando los casos están aumentando. Pero, como hemos argumentado antes, los beneficios de reabrir las escuelas generalmente superan los costos, explica, atinadamente el artículo de The Economist, titulado The Risks of Keeping Schools Closed Far Outweight the Benefits.

El nuevo coronavirus presenta un riesgo bajo para los niños. Los estudios sugieren que los menores de 18 años tienen entre un tercio y la mitad menos de probabilidades de contraer la enfermedad. Los menores de diez años, según cifras británicas, tienen mil veces menos probabilidades de morir que alguien de entre 70 y 79 años. La evidencia sugiere que no es especialmente probable que infecten a otros. En Suecia, el personal de las guarderías y las escuelas primarias, que nunca cerraron, no tenía más probabilidades de contraer el virus que los que tenían otros trabajos. Un nuevo estudio de 1.500 alumnos adolescentes y 500 profesores que habían regresado a la escuela en Alemania en mayo encontró que solo el 0,6% tenía anticuerpos contra el virus, menos de la mitad de la tasa nacional encontrada en otros estudios. Por supuesto, un brote en una escuela secundaria en Israel infectó a más de 150 alumnos y personal. Pero con precauciones, el riesgo se puede minimizar, añade el reportaje.

Pero claro, al batallón el encierro y del miedo aquello no le importa.  Los miedos no se aplican a sus manifestaciones; pero sí se aplican a las aulas.  ¿No te parece que cada vez es más evidente el carácter político del encierro y del miedo?