18
Feb 20

Conversaciones con Bryan Caplan

Hoy en la mañana la conversación con Bryan Caplan fue sobre Tikal, a donde viajó con sus hijos; la idea de viajar a El Mirador en mulas y sobre la riqueza del idioma español; y en ese contexto, Bryan tomó un ejemplar de La rebelión de Atlas y nos leyó un fragmento del discurso de Francisco D´Anconia.

Bryan Caplan nos leyo, en español, parte del discurso de Francisco D´Anconia sobre el dinero.

Bryan Caplan es un economista y autor estadounidense, profesor de Economía en la George Mason University y research fellow en el Mercadus Center, adjunct cholar en el Cato Institute y tiene un blog llamado EconLog.  Sus áreas de especialidad son la econonía conductual, la economía pública y el análisis económico de las decisiones públicas. Es autor de Open Borders: The Science and Ethics of Inmigration; The Case Against Education: Why the Education System Is a Waste  of Time and Money; y The Myth of the Rational Voter: Shy Democracies Choose Bad Policies. Caplan se encuentra en Guatemala y en la Universidad Francisco Marroquín para participar en actividades académicas.

No soy fan de las fronteras abiertas porque estoy convencido de que sus defensores no están conscientes plenamente de la naturaleza del islamismo; ni de la de las caravanas masivas de migrantes; pero fue interesante oir su perspectiva.

Bryan Caplan y La rebelión de Atlas.

Su conferencia de ayer, sobre la educación, fue muy ilustradora en la dirección de que existe uan inflación de títulos profesionales; de que la mayoría de la gente en vez de aprender habilidades útiles en las escuelas, lo que aprende son datos que olvidan rápidamente y de que los costos de dinero y tiempo, de la educación como se experimenta son superiores al valor de los resultados.

Su tesis sobre la irracionalidad de los votantes es muy útil para entender la política, la democracia y los peligros que enfrenta el sistema republicano. ¿Cómo se expresan las irracionalidades de los que eligen a los políticos y a los que van a legislar? Se expresan en sesgos antimercado y contra la interacción con extranjeros, y en sesgos que sobreestiman el valor del trabajo y exageran con el pesimismo.  Y la gente tiende a elegir políticos que corrigen el mercado, que impiden que los otros se lleven lo nuestro, que presupuestan empleos (aunque sean improductivos, o en plazas para fantasmas) y que nos libran de todo mal, amén.   El problema, pues, no son sólo los pipoldermos de hoy y de mañana; sino las hordas de votantes irracionales que esperan beneficios irracionales, de políticas irracionale.

Caplan suele escribir desde perspectivas inusuales, que otros economistas no abordan, y conversar con él es una dicha.  Hoy en la mañana nos contó que leyó el discurso de D´Anconia a la edad de 11 años, y que La rebelión de Atlas fue muy importante para él.


09
Ene 20

Niños que abandonan la escuela

No te imaginas la tristeza que me dio al leer que más de 3.6 millones de niños y jóvenes que podrían asistir a un centro educativo no lo hacen y que en Huehuetenango, Quiché y Totonicapán son los departamentos con más inasistencia escolar.

Da tristeza porque aquella información confirma que la gente (los padres y los adultos jóvenes) no valoran la educación.

La foto es de elPeriódico.

Algunas personas ponen el carruaje antes que el caballo y piensan que la abundancia de personas educadas atrae inversión productiva; pero en realidad ocurre al revés.  La inversión productiva -que genera empleos atractivos- es la que también genera incentivos para valorar la educación que da acceso a aquellos empleos atractivos.

Dáme un momento y sígueme en esta.  ¿Está claro que la educación es un valor? Un valor es todo aquello que queremos adquirir, o conservar; pero hay un detalle importante: los valores son personales y son temporales.  Es decir que las personas valoramos cosas distintas, en tiempos distintos.  La educación, pues, tiene valor para quienes la valoran, cuando la valoran (es decir para quienes quieren conseguirla, o conservarla) ; y, por consiguiente, no tiene valor para quienes no la valoran (es decir para quienes no la quieran, ni conseguir, ni conservar).  ¿Está claro que personas distintas tienen valoraciones distintas en tiempos distintos?

Hay quienes creen que la gente valora mal; y que la gente debería valorar lo que ellos valoran.  Por eso creen que pueden, ¡y deben! imponer sus valoraciones sobre los demás.  Ya sabes, forzar a las personas a cambiar sus valoraciones para que valoren otras cosas.  ¿Qué hay de inmoral en aquellas creencia y práctica coercitiva? Que impide que las personas tomen decisiones de acuerdo con su mejor juicio y las infantiliza, las hace dependientes, anula su individualidad y su carácter de personas. Las hace objetos de valoraciones ajenas.

Sospecho, con mucha tristeza, que quienes abandonan las escuelas lo hacen porque no les ven valor, ni provecho a la educación (o sus padres no les ven valor, ni provecho a la educación) y tienen otras prioridades.  Trabajar para comer, por ejemplo; y este estado de cosas no es a causa de que no haya suficientes escuelas, ni maestros que valgan la pena; ni siquiera de que los pensa de estudios sean obsoletos, o ideologizados.  Es a causa de que mucha gente percibe que el costo  (económico, de oportunidad y emocional) a corto plazo de pasar seis años en la primaria; y cinco, o seis años más en la segundaria, no vale la pena en el largo plazo.  Porque….¿dónde es que va a trabajar la gente si no hay ofertas de trabajo?  Y no hay ofertas de trabajo porque no hay inversión productiva; y no hay inversión productiva porque no hay capital; y no hay capital porque no hay ahorro. Además la criminalidad y las extorsiones acaban con emprendimientos; las carreteras en mal estado y los túmulos encarecen el transporte; los impuestos para mantener a la clientela del sector público distrae recursos del sector productivo; la administración de justicia no es de fiar; y así nos vamos.

¿Viste? No es cuestión de construir más escuelas; darles más dinero a los burócratas de Joviel; o de imponer pensa de forma centralizada para que la gente valore la educación.  Es cuestión de que la gente identifique que, si se educa, o educa a sus hijos, estos van a tenere acceso a las oportunidades que demandan gente educada.

¿Quieres un ejemplo? A principios de los años 70 las mujeres que trabajaban en el servicio doméstico empezaron a dejar sus empleos para ir a trabajar a las maquilas.  Dejaban empleos poco valorados a cambio de empleos mejor valorados; y no es que las mujeres del servicio doméstico estuvieran capacitadas para coser; sino que las empresas que les ofrecían trabajo, también les ofrecían capacitación (educación). El caso es que consigueiron empleo, porque había trabajo, no porque estuvieran capacitadas.

Sospecho que, con el tiempo, las más chispudas entre ellas mejoraron sus empleos y sus ingresos en la industria de la maquila, o se movieron a otras oportunidades (cuando las había); y por supuesto ¡Pánico entre las amas de casa!

Pero se beneficiaron las mujeres que se fueron a las maquilas porque mejoraron sus empleos y sus ingresos. ¿Quiénes más se beneficiaron? Las mujeres que no tenían trabajo y querían empleo como domésticas, aunque no estuvieran capacitadas (educadas).  ¿Quién les dió la educación o instrucción necesaria? Pues sus empleadores El caso es que consiguieron trabajo, porque había empleo, no porque ya estuvieran capacitadas.

La educación, pues, sólo tiene valor si quienes la reciben le encuentran valor.


03
Dic 19

¡Juanito no puede leer!

¡Adivinen de quién se trata! Somos una institución evolutiva, organizada, eficiente y eficaz, generadora de oportunidades de enseñanza-aprendizaje, orientada a resultados, que aprovecha diligentemente las oportunidades que el siglo XXI le brinda y comprometida con una Guatemala mejor.  Es el Ministerio de Educación, la organización estatal encargada de la instrucción pública y privada.

Pues bien…de los graduandos de secundaria, evaluados en las pruebas que hace el Ministerio de Educación, siete de cada 10 no alcanzaron el logro esperado en la comprensión de lectura, y nueve no lo alcanzaron en el área numérica.

Imagen de previsualización de YouTube

 

De paso, no te engañes, en Guatemala toda la instrucción es estatal (aunque parte de ella sea impartida en planteles privados -supervisados dolorosamente por políticos y burócratas-).

Luego muchos de esos estudiantes quieren hacer carreras universitarias y quieren ganar clases en las que se seberían leer textos complejos de filosofía, derecho, administración, ingeniería, medicina y otras. ¿Sábes qué? La instrucción estatal ha estado criando legiones de jóvenes y adultos con expectativas elevadas que no pueden alcanzar sólo porque no saben leer, ni dividir bien.


27
Nov 19

Joviel, el malentendido

¿Hace cuántos años que Joviel controla el sindicato de burócratas de la educación? ¿Una, o dos?  ¿Qué tanto ha mejorado la calidad de la educación estatal desde que aquel dirigente empezó su gestión?  ¿Poco, o nada?

La foto es de “Emisoras Unidas”. Haz clic en la foto para ver la noticia que generó estas meditaciones.

Veamos: dos de cada diez niños en manos de los maestros estatales tienen fracaso escolar en primero primaria y solo uno de cada diez consigue leer con fluidez al finalizar el grado. ¡Los estudiantes, sus padres y encargados están siendo engañados!  Defraudados, timados  y víctimas de un embeleco.

Pero es un error juzgar la gestión de Joviel a partir de resultados como aquel; porque la función del sindicato de burócratas de la educación (con puestos de maestros) no es la de mejorar la calidad de la educación.  Se engañan quienes parten de aquella premisa porque, como en la realidad no existen las contradicciones, no hay contradicción alguna entre el sindicato que nos ocupa y los malos resultados en materia de educación estatal.

Friedrich A. Hayek -que cree que los sindicatos tienen funciones legítimas-  lo explica en Los fundamentos de la libertad (1959), con respecto a los sindicatos en gereral: Durante algo más de un siglo la política sindical se ha movido entre dos polos opuestos.  De una situación en la que los sindicatos podían hacer bien poco dentro del ámbito de la liegalidad, si es que no les estaba prohibida cualquier actuación, hemos llegado a un estado de cosas en que las asociaciones obreras se han convertido en instituciones privilegiadas a las que no se aplican las reglas generales del derecho.  Constituyen el únito e importante fracaso de los gobiernos en lo que respecta a su mas fundamental función: la prevención de la coacción y la violencia…aunque los flagrantes abusos de poder por parte de los sindicatos han irritado con frecuencia a la opinión pública en época reciente…el fundamento enterode nuestra sociedad libre se halla gravemente amenzado por los poderes que los sindicatos se han arrogado.

Esos poderes en el caso de los sindicatos de burócratas de la educación no se limitan a sus evidentes facultades de extorsionar, amenazar con el uso de la violencia y usar la fueza para conseguir sus propósitos; sino a la facultad de modelar las mentes de los niños y a modelar las mentes de los niños más vulnerables de la sociedad. Modelarlos, ¿para qué?

La respuesta la ofrece Ludwig von Mises en La acción humana (1949): Para los seguidores de Georges Sorel, el sindicalismo no es sino un conjunto de tácticas revolucionarias con las que se pretende implantar el socialismo.

En Guatemala el sindicalismo magisterial se concentra en exigir condiciones salariales y pactos colectivos extremadamente gravosos, imposibles de cumplir sin generar peligrosos problemas presupuestarios y tributarios; porque el propósito del sindicalismo magisterial ni siquiera es el de mejorar la suerte de sus afiliados, sino apelar a la action directe,  que no es otra cosa que acudir a la violencia sin escrúpulos, hasta conseguir la destrucción completa del sistema.

¿Dónde se les enseña -a legiones de niños- el colectivismo? ¿Cómo, sino criando generaciónes y generaciones de jóvenes incapaces multiplicar y dividir, o de entender un texto complejo se destruye el sistema? ¿Cómo, sino criando multitudes de jóvenes cuyas expectativas no están a la altura de sus capacidades se crían las masas necesarias para manifestar con violencia y sin escrúpulos? ¿Cómo, sino creando caos, inseguridad e inestabilidad en las calles se cultiva el ambiente propicio para que el destruccionismo germine y produzca sus flores pestilentes? ¿Cómo, sino presionando el presupuesto y a los tributarios se cultivan el descontento y el hartazgo?

Joviel y el sindicato de burócratas de la educación no fracasan en sus propósitos, sino que estan teniendo un éxito que demasiada gente no sabe dimensionar.


09
Feb 19

El engaño de la educación

Estudiantes, padres y encargados están siendo vilmente engañados por el sistema de educación estatal.

Sólo uno de cada diez estudiantes logró ubicarse en los niveles satisfactorios y excelente en Matemática. Mientras que el 88.5% de los evaluados -158 mil 161 graduandos de establecimientos educativos públicos, privados, por cooperativa y municipales- no consiguió un desempeño satisfactorio en la prueba que busca medir las habilidades o destrezas básicas para la vida, siendo estas: definición y cálculos, pensamiento matemático y resolución de problemas.

En Lenguaje no están mucho mejor; sólo 3 de cada 100 se ubican en los niveles satisfactorios y excelentes; mientras que el 65.19%  no consiguió un desempeño satisfactorio en la prueba correspondiente.

¡Los estudiantes y sus padres y encargados están siendo engañados! Timados, defraudados y víctimas de un embeleco.

En esta evaluación participan 88.9% de estudiantes urbanos y 11.1% de estudiantes rurales, ¿cómo crees que variarían los resultados si los participantes fueran al revés?

¿Qué rol juegan los maestros de Joviel Acevedo en estos resultados miserables? 

En Bachillerato, con respecto a Matemáticas, sólo 7.1 de los estudiantes en establecimientos estatales (del Ministerio de Educación y municipales) lograron colocarse en niveles de desempeño satisfactorio y Excelente.  En Lenguaje sólo 43.2% lograron colocarse en aquellos niveles. 

En Magisterio, con respecto a Matemáticas, sólo 6.8 de los estudiantes en establecimientos estatales (del Ministerio de Educación y municipales) lograron colocarse en niveles de desempeño satisfactorio y Excelente. En Lenguaje lo lograron 57.8%.  Muchos de estos graduados, ¿son los maestros que obtendrán plaza en el sistema estatal? ¿Estos son los maestros que instruirán a la próxima generación de chapines?

¿Cuántos graduados, padres y encargados tienen la ilusión de un futuro mejor por medio de la educación…y están siendo así de engañados?

La ilustración es de Prensa Libre.


03
Ene 19

La estafa de la educación estatal

Una de las cosas que más tristeza me da en esta temporada es ver las colas de padres de familia que pasan días esperando inscribir a sus hijos en las escuelas estatales.  Me da tristeza porque imagino la ilusión de los padres y sus expectativas, comparadas con los resultados.

En términos académicos es inaceptable el porcentaje de graduados de diversificado que es capaz de ganar las pruebas de matemáticas y lectura, del Ministerio de Educación. En la evaluación de 2017, de lectura, el 70 por ciento de los jóvenes tuvo un rendimiento deficiente, en matemáticas fue del 89 por ciento y en ciencias el 77 por ciento.  El año pasado, aunque el año lectivo empezó en enero, para febrero del año pasado, había 3 mil escuelas estatales sin valijas didácticas.

La mayoría de los niños que estudian en escuelas estatales van a caer en manos de los maestros de Joviel Acevedo que no son más que burócratas de la educación y activistas.  Si tuvieras opción, ¿tu le entregarías la educación de tus hijos a esos sujetos?

¿Ya te indignaste? Pues si no…aquí va lo peor: en las escuelas estatales se cultivan la obediencia incuestionable a la autoridad, el pensamiento único, la irracionalidad (el cambio climático antropocéntrico, por ejemplo), el colectivismo, el altruismo (o sea el valor del sacrificio),  y otras ideas parecidas.Por eso no me extraña que Bryan Caplan advierta que los tributarios están siendo timados.

La mayoría de los graduados de aquellas escuelas salen luego a la vida sin los instrumentos cognitivos y culturales necesarios, no sólo para desempeñarse en otros ambientes académicos, sino para actuar como ciudadanos independientes.  Muchos salen creyendo que el mundo les debe algo, no por sus logros, sino por sus méritos…o por los de sus pobres padres que hicieron colas en el frío para conseguir acceso a una educación que defrauda.

Sólo los padres que no tienen opción entregan a sus hijos al sistema estatal de educación; ¿cuál crees que sea la solución para que los padres tengan otras opciones? ¿Cómo les podemos ofrecer a los niños una educación valiosa, en vez de un timo?

La foto es por José Luis Pos, de elPeriódico.


05
May 18

¿De verdad quieres que Joviel trabaje?

El meme que me ocupa muestra un grupo de niños y pregunta: ¿Qué culpa tienen ellos…; y abajo hay una foto de Joviel Acevedo que añade: …de que este corrupto no quiera trabajar?

Así en serio, ¿de verdad quieres que ese personaje y los que lo siguen y son como él trabajen?  Piénsalo…¿qué clase de instrucción les dan esos burócratas de la educación a los niños que tienen a su cargo? Los niños chapines no pasan las evaluaciones de matemáticas y lenguaje del Ministerio de Educación.  Y deja eso…¿qué clase de educación les dan esos miserables a los niños que no tienen otra opción que asistir a sus aulas?

¿Te imaginas a los bloqueadores y extorsionistas de Acevedo enseñándoles a los niños virtudes como la responsabilidad, laboriosidad, productividad o senstatez? Yo, más bien, los imagino fabricando seres a su imagen y semejanza.  Me los imagino inculcandoles resentimiento, odio y mañas.

Cuando trabajan, eso es lo que hacen. ¿Le entregarías la educación de tus hijos a Acevedo y a su hueste? ¿Te atreves a explorar otra solución?


19
Abr 18

Alto a los burócratas de la educación

Los burócratas de la educación, dirigidos por Joviel Acevedo, amenazaron nuevamente con suspender clases, organizar marchas en los municipios y armar una protesta para pedir la renuncia de Jimmy Morales a la presidencia de la república. ¿Por qué? Porque el bocón del Presidente les ofreció un aumento de sueldo millonario –que saldría de los bolsillos de los tributarios­– y la administración Morales les incumplió. La promesa presidencial ocurrió en el contexto de otro acto de extorsión parecido al de esta semana.

Dos tweets llamaron mi atención en torno a este asunto.  Uno decía Lo que cuesta que un niño llegue a una escuela en Guatemala, para que un terrorista como Joviel Acevedo le robe el futuro; y el otro decía algo así como que no podemos dejar la educación de los más pobres en manos de gente como esos maestros.  ¿No te parece que ya es tiempo de ponerles un alto a aquellos burócratas y a su dirigencia irresponsable?

Para comenzar, es un error llamarlos maestros.  Acevedo y su gente son burócratas de la educación.  Es posible que muchos de ellos sean los responsables de que, en Guatemala, sea inaceptable el porcentaje de graduados de diversificado que gana las pruebas de matemáticas y lectura del Ministerio de Educación. En matemáticas, ¡ni 10 de cada 100 evaluados logran ganar las pruebas!

¿Te das cuenta de que la mayoría de víctimas de aquellos burócratas son niños vulnerables, cuyos padres los mandan a la escuela estatal porque no tienen otro palo en qué ahorcarse, y que lo hacen con la ilusión de que los chicos tengan acceso a algo mejor que lo que ellos tienen?  ¿De verdad no crees que haya que ponerle un alto a ese estado de cosas?

Todo esto de las huelgas y extorsiones de los burócratas de la educación no es de ahora.  ¿Te acuerdas que en 1989 hubo una huelga de estas gentes, que duró unos tres meses? Desde entonces, ¿qué administración –y qué tributarios– no se han visto sometidos a la extorsión de las huestes de parásitos de la educación y de los jovieles del momento? ¡Casi 30 años es demasiado! ¿Qué tal si acabamos con la educación estatal y sus incentivos perversos para la mala calidad, la corrupción y los abusos?

La foto es de elPeriódico.


26
Feb 18

“Like Stars on Earth”, nueva peli para mi lista de favoritas

Con personajes entrañables, mucho material para darte que pensar, un historia conomovedora, animaciones estupendas y música encantadora, Like Stars on Earth es una película india que he sumado a mi lista de favoritas.

Imagen de previsualización de YouTube

Like Stars on Earth es la historia de  Ishaan Nandkishore Awasth, un niño con dislexia; y de la mano con su historia, la peli te lleva por una meditación profunda acerca del rol de los padres y los maestros.

A Ishaan las letras y números le bailan frente a sus ojos; no puede manejar distancias, ni  proporciones; carece de motricidad fina y aún así, tiene un talento extraordinario. Su familia lo ama; pero no sabe como tratar con él.  ¿Es un rebelde, buscador de problemas? Sus maestros lo tienen por irremediable y díscolo.  ¿Qué hay en Ishaan que, como todos los niños, es una estrella en la tierra?

Las luchas de Ishaan consigo mismo, con sus padres, sus compañeros de colegio y sus maestros, y el descubrimiento de su profesor de arte, Ramdas Sampat Nikumbh, requieren de todos los recursos de la peli y te llevarán por una montaña rusa de emociones y de cuestionamientos.  Como pasa con muchas pelis, libros, canciones y materiales parecidos, seguramente no estés de acuerdo con 100% de su perspectiva; pero eso no hace menos valiosa esta peli.

Like Stars on Earth es una meditación profunda, asi que, en serio, no te dejes intimidar porque dura 2:45 horas; se te van a pasar rápido y cuando vaya llegando el final vas a querer que no llegue.  Y cuando llegue, ten tus Kleenex a mano.  No dejes de ver los créditos hasta el final…esas imágenes podrían ser de tu pueblo, de tu ciudad, de tu país.


23
Feb 18

Te están timando con la educación estatal

¿Te shockeó la noticia de que en Guatemala hay 3 mil escuelas estatales sin valijas didácticas? Pues no debería. ¿Por qué es que la educación en manos de políticos y burócratas iba a ser diferente a la salud, las carreteras, los aeropuertos y otros servicios en manos de políticos y burócratas? Eso sí, los pipoldermos te quitan impuestos, puntualmente, con el pretexto de prestar aquellos servicios.

Escucha el podcast, aquí.

No te engañes, en Guatemala toda la educación es estatal; sólo que hay una parte administrada directamente por políticos y burócratas (en escuelas públicas); y otra parte administrada de forma privada (en colegios que la gente llama privados).  Todos los contenidos educativos tienen que ser aprobados por políticos y burócratas y nada se hace sin la venia del Menisterio.

De ahí que tampoco debería sorprendernos que sea inaceptable el porcentaje de graduados de diversificado que gana las pruebas de matemáticas y lectura, del Ministerio de Educación.  En matemáticas, ¡ni 10 de cada 100 evaluados lograron ganar las pruebas.  Eso es estar en la calle y sin llavín.

Ahora bien, el fenómeno no es sólo chapín.  Moisés Naim cuenta que en Kenia, Tanzania y Uganda, el 75% de los alumnos de tercer grado no sabe leer una frase tan sencilla como: “El perro se llama Fido”. En la India rural, el 50% de los alumnos de quinto grado no puede restar números de dos dígitos y explica que en países, como México o Egipto, por ejemplo, los sindicatos de trabajadores educativos son formidables obstáculos al cambio y, con frecuencia, la corrupción en el sector es alta. ¿Cómo crees que es la cosa en Guatemala? De ahí que Naím pregunte: ¿Es la educación la mayor estafa del mundo?

Y deja eso: en las escuelas estatales se cultivan el pensamiento único, la obediencia incuestionable a la autoridad, el colectivismo, el altruismo (o sea el valor del sacrificio), la irracionalidad (el cambio climático antropocéntrico, por ejemplo) y otras ideas parecidas.  Por eso no me extraña que Bryan Caplan advierta que los tributarios están siendo timados.

Columna publicada en elPeriódico y la ilustración la tomé de Facebook