31
Ago 19

Otra vez el tema de los parqueos

La iniciativa de forzar, por medio de legislación, a que los parqueos sean gratuitos y su hermana, la idea de que estén asegurados -principalmente en centros comerciales- son desatinos por dos razones: viola la libertad de producir e intercambiar sin coerción; y hace que unos tengan que pagar por servicios que usan otros.

Como…¿Por qué?

¿Se puede forzar a alguien a prestar un servicio en condiciones que no le convienen?

Cuando alguien construye un estacionamiento hace una inversión e incurre en costos con la esperanza de prestar un servicio y hacer negocios con quienes -de forma voluntaria y pacífica- quieren hacer uso de aquellos servicios.  Quienes prestan servicios de estacionamiento lo que ofrecen es espacio.  Se engañan quienes creen que los estacionamientos ofrecen servicios de seguridad.  Voy a abundar en esto abajo al transcribir un artículo que escribí hace ratos sobre este tema.

Cuando tu estacionas tu vehículo en un parqueo pagas X por el espacio que ocupa tu automóvil.  Si quisieras que este esté asegurado tendrías que pagar X + Y + Z porque el seguro tiene un costo (Y).  Y también lo tienen los guardias que habría que contratar (Z) para que controlaran los movimientos dentro del parqueo y evitaran daños.

Si estaciono mi vehículo en un parqueo bajo las condiciones de una regulación o legislación de supuesta gratuidad, el costo de X + Y + Z no lo pagaría al salir del centro comercial como ocurre ahora con el pago de Z.  Lo pagaría al consumir en mi lugar de específico de compras porque los espacios de estacionamiento tienen costos.  Y los costos se trasladan siempre que es posible trasladarlos. Entonces, en lugar de pagar X por un almuerzo en el food court del centro comercial, yo tendría que pagar el precio del almuerzo, más una parte proporcional de Y + Z y así en cada consumo.  Pero lo que es peor es que aquellas personas que lleguen sin vehículo al lugar, también tendrían que pagar una parte proporcional de la supuesta gratuidad del estacionamiento de mi vehículo.  Mi vehículo estaría estacionado aparentemente de forma gratuita; pero otros -incluso los que no llegaron con automóvil- pagarían una parte proporcional de mi privilegio.  Es por eso que Milton Friedman dijo que no hay tal cosa como un almuerzo gratis.  El almuerzo que es gratis para unos, necesariamente es pagado por otros.

Las propuestas de forzar la gratuidad, ya sea por medio de legislación, o por medio de boicots es populista e injusta. A continuación un artículo que escribí hace ratales en un contexto parecido:

Algunas personas creen que los parqueos privados deberían ser regulados; que debería haber un control de precios y que, por ejemplo, los propietarios de los estacionamientos deberían responder por daños que ocurran en los locales. Esa perspectiva pierde de vista que el servicio que prestan los estacionamientos y por el cual cobran lo que cobran (y los usuarios pagan sin ser obligados a adquirir el servicio) es el de espacio para estacionar; no el de seguridad para el vehículo. Este último es un tipo de servicio muy diferente al del espacio y no estoy seguro de si alguien querría prestarlo voluntariamente a los precios actuales. Aquella óptica pierde de vista que, cuando hay control de precios, sucede lo que tiene que suceder: escasez.

Mientras tanto, toma en cuenta que:

1. En los estacionamientos generalmente hay letreros que explican que el establecimiento no se hace responsable por daños a los vehículos y que los propietarios los dejan ahí por su cuenta y riesgo. De modo que queda claro que a cambio de cualquiera que sea la suma que me cobren en el parqueo, lo que me ofrecen es un espacio para dejar mi carro; y no me ofrece seguridad.

2. En esas condiciones, está claro que yo tengo que elegir entre no llevar automóvil, dejar ahí mi carro, o dejarlo en la calle y evaluar dos cosas: si quiero seguir dando vueltas en busca de un espacio, o si quiero jugármela y dejar mi auto en la calle para no pagar la tarifa del estacionamiento.

3. Si los dueños de estacionamientos ofrecieran seguridad, seguramente sus costos se elevarían y habría que ver si podrían, o querrían, prestar ese servicio adicional al mismo precio que prestan el de espacio.

4. Lo mismo ocurriría si pagaran algún tipo de seguro. Eso incidiría en sus costos. y podría influir en los precios para el usuario.

5. Para protegerse de usuarios inescrupulosos (o incluso de gente de buena fe que pudiera estar equivocada) en los parqueos tendrían que recibir los vehículos como cuando uno los alquila.  Tendríamos que llenar un formulario con un inventario mínimo de los daños que ya tiene el vehículo al dejarlo estacionado, e incluso un inventario de lo que hay adentro.  ¿Cuánto tiempo estás dispuesto a invertir en esto cada vez que te estaciones?

6.  Quizás debería haber dos tipos de estacionamiento: unos que sólo ofrezcan espacio, como los que hay ahora; y otros que, por el precio correcto, ofrezcan otros servicios como seguridad, seguro, limpieza y qué se yo qué más podrían querer los clientes y qué más estarían dispuestos a pagar.  Pero estos servicios deberían ser contractuales, voluntarios y pacíficos; no forzados, ni impuestos por la legislación y la política.

A mi juicio está claro, y siempre lo ha estado, que los estacionamientos no cobran por seguridad, sino que cobran por espacio. Es muy peligroso que haya quienes demanden legislación para obligar a otros a ofrecer bienes y servicios que no están dispuestos a ofrecer, a cambio de tarifas que no están dispuestos a aceptar.

Claro que la gente tiene derecho a quejarse de los costos de los estacionamientos (the antique art of bitching) ; pero yo prefiero vivir en una sociedad en la que se respete las libertades de producir, consumir, intercambiar y de servir, sin coerción, ni privilegios.


26
Feb 19

Corfina, así se desperdician tus impuestos

¡Esto es lo que pasa cuando se coluden intereses privados y particulares con el poder, la legislación y el gobierno! Es la Corporación Financiera Nacional y lo que queda de ella. Es un chuchitril en la 11 avenida y Tercera calle de la zona uno.

Lo que queda de Corfina opera en esta…¿bodega? de la 11 avenida y Tercera calle de la zona 1. Foto por elPeriódico.

Sólo en este año Corfina les va a costar por lo menos Q4.7 millones a los tributarios; y digo por lo menos porque eso es lo que tiene presupuestado y a saber si eso es en realidad lo que gastan.  Lástima que no sabemos cuántas personar reciben salarios por estar ahí y a cuánto ascienden esos salarios. La Corfina tiene una junta directiva, ¿de cuánto son las dietas por asistir y cada cuánto se reune esa junta?

En las mentes calenturientas de empresaurios y políticos setenteros, la Corfina iba a ser la financiera estatal que apoyaría proyectos ambiciosos tipo empresariales y de desarrollo y su más grande fracaso fue Celgusa, la planta para elaborar papel que ves cuando llegas a El Rancho antes de decidir si vas a Alta Verapaz, o a Izabal.  Esa gran planta, representó una deuda de US$532 millones en 1980 y nuncallegó a operar.  La deuda fue condonada (pero ojalá que alguien nos contara cuánto les terminó costando a los tributarios) y se supone que sus activos están en venta.  Esos activos, las máquinas, no tienen valor alguno, o alguien está pidiendo demasiado dinero por ellas ya que los políticos y funcionarios a cargo no han logrado venderlas.  Y yo me pregunto: ¿quién va a comprar, y a qué precio, máquinas de los años 80?

¿Algún lector puede contarnos qué otros proyectos financió la Corfina?

Mientras tanto se supone que los políticos y funcionarios de la Corporación administran fideicomisos.  ¿Alguien sabe si los costos de esa administración son inferiores, o superiores al valor de aquellos fideicomisos?  Es decir, ¿la Corfina pierde dinero de los tributarios, o no?

Hasta 2001 la Coorporación tenía un presupuesto de más de Q21 millones. Todo eso debe haber sido una piñata.  Es sospechoso que la Corfina no use el Sistema Integrado de Administración Financiera, así que es un misterio en qué se gastan los Q4.7 millones que tienen asignados ahora; y a saber en qué se fueron los Q 8.5 millones que tenían en 2015. Todo eso ha de ser fiesta.

Voluntariamente, ¡ninguna empresa privada tendría activos abandonados en El Rancho desde hace 38 años! Voluntariamente, ¡ninguna empresa privada tendría una operación inútil que costara casi Q5 millones al año! ¿Por qué puede hacerlo Corfina? Porque sus operadores operan con dinero que no es de ellos.  Porque lo hacen con dinero ajeno, tomado por la fuerza, que no les cuesta.  Porque quienes se benefician directa, o indirectamente de esa operación no tiene incentivo alguno ahorrarles dinero a los tributarios.  Porque en este tipo de alianzas se privatizan las ganancias, pero se socializan las pérdidas. Porque…como decían los abuelitos, lo que no nos cuesta, hagámoslo fiesta.


09
Feb 19

El engaño de la educación

Estudiantes, padres y encargados están siendo vilmente engañados por el sistema de educación estatal.

Sólo uno de cada diez estudiantes logró ubicarse en los niveles satisfactorios y excelente en Matemática. Mientras que el 88.5% de los evaluados -158 mil 161 graduandos de establecimientos educativos públicos, privados, por cooperativa y municipales- no consiguió un desempeño satisfactorio en la prueba que busca medir las habilidades o destrezas básicas para la vida, siendo estas: definición y cálculos, pensamiento matemático y resolución de problemas.

En Lenguaje no están mucho mejor; sólo 3 de cada 100 se ubican en los niveles satisfactorios y excelentes; mientras que el 65.19%  no consiguió un desempeño satisfactorio en la prueba correspondiente.

¡Los estudiantes y sus padres y encargados están siendo engañados! Timados, defraudados y víctimas de un embeleco.

En esta evaluación participan 88.9% de estudiantes urbanos y 11.1% de estudiantes rurales, ¿cómo crees que variarían los resultados si los participantes fueran al revés?

¿Qué rol juegan los maestros de Joviel Acevedo en estos resultados miserables? 

En Bachillerato, con respecto a Matemáticas, sólo 7.1 de los estudiantes en establecimientos estatales (del Ministerio de Educación y municipales) lograron colocarse en niveles de desempeño satisfactorio y Excelente.  En Lenguaje sólo 43.2% lograron colocarse en aquellos niveles. 

En Magisterio, con respecto a Matemáticas, sólo 6.8 de los estudiantes en establecimientos estatales (del Ministerio de Educación y municipales) lograron colocarse en niveles de desempeño satisfactorio y Excelente. En Lenguaje lo lograron 57.8%.  Muchos de estos graduados, ¿son los maestros que obtendrán plaza en el sistema estatal? ¿Estos son los maestros que instruirán a la próxima generación de chapines?

¿Cuántos graduados, padres y encargados tienen la ilusión de un futuro mejor por medio de la educación…y están siendo así de engañados?

La ilustración es de Prensa Libre.


03
Ene 19

La estafa de la educación estatal

Una de las cosas que más tristeza me da en esta temporada es ver las colas de padres de familia que pasan días esperando inscribir a sus hijos en las escuelas estatales.  Me da tristeza porque imagino la ilusión de los padres y sus expectativas, comparadas con los resultados.

En términos académicos es inaceptable el porcentaje de graduados de diversificado que es capaz de ganar las pruebas de matemáticas y lectura, del Ministerio de Educación. En la evaluación de 2017, de lectura, el 70 por ciento de los jóvenes tuvo un rendimiento deficiente, en matemáticas fue del 89 por ciento y en ciencias el 77 por ciento.  El año pasado, aunque el año lectivo empezó en enero, para febrero del año pasado, había 3 mil escuelas estatales sin valijas didácticas.

La mayoría de los niños que estudian en escuelas estatales van a caer en manos de los maestros de Joviel Acevedo que no son más que burócratas de la educación y activistas.  Si tuvieras opción, ¿tu le entregarías la educación de tus hijos a esos sujetos?

¿Ya te indignaste? Pues si no…aquí va lo peor: en las escuelas estatales se cultivan la obediencia incuestionable a la autoridad, el pensamiento único, la irracionalidad (el cambio climático antropocéntrico, por ejemplo), el colectivismo, el altruismo (o sea el valor del sacrificio),  y otras ideas parecidas.Por eso no me extraña que Bryan Caplan advierta que los tributarios están siendo timados.

La mayoría de los graduados de aquellas escuelas salen luego a la vida sin los instrumentos cognitivos y culturales necesarios, no sólo para desempeñarse en otros ambientes académicos, sino para actuar como ciudadanos independientes.  Muchos salen creyendo que el mundo les debe algo, no por sus logros, sino por sus méritos…o por los de sus pobres padres que hicieron colas en el frío para conseguir acceso a una educación que defrauda.

Sólo los padres que no tienen opción entregan a sus hijos al sistema estatal de educación; ¿cuál crees que sea la solución para que los padres tengan otras opciones? ¿Cómo les podemos ofrecer a los niños una educación valiosa, en vez de un timo?

La foto es por José Luis Pos, de elPeriódico.


05
Dic 18

Etiquetado de alimentos, contra los más pobres

En el Congreso hay una iniciativa de legislación que fuerza a etiquetar alimentos con la idea infundada de que así la gente va a estar mejor informada acerca del tipo de comida que consume.  ¿Qué es lo que va a pasar si esa ley es aprobada?

Primero: En términos de salud no va a pasar mucho; ya que no hay evidencia científica, ni técnica de que la gente coma mejor porque haya una etiqueta que detalle el contenido de la comida que consume.  En Europa y en los Estados Unidos de América no se ha podido encontrar relación entre esta forma de etiquetado, o los sellos de advertencia con un impacto positivo en la salud de la gente, o contra las enfermedades que pretende evitar la medida.

Segundo: Como el etiquetado acarrea un impuesto -de entre 10 y 35&%- en la medida de lo posible ese costo va a ser trasladado a los consumidores, que van a tener que pagar más por la comida que comen.

Tercero: Si los precios de los alimentos suben lo suficiente, se abrirá una puerta para el contrabando.  El contrabando no es intrinsecamente malo. Eso sí, el contrabando es una consecuencia no intencionada de legislación que encarece o escasea artificialmente productos que no tendrían por que ser tan caros, o escasos. Los más pobres necesitan productos de contrabando para que sus ingresos les alcancen para llegar a fin de mes. ¿Dónde has visto que la gente prefiera pagar más por algo que puede conseguir por menos? Si los políticos y burócratas quisieran beneficiar a los más pobres, reducirían impuestos y los eliminarían, en vez de multiplicarlos y elevarlos.

La ley de etiquetado es un engendro del estado niñera, del estatismo y del populismo.  Va a empobrecer más a la gente que está más necesitada de conseguir comida barata.  Es cierto que mucha de esa comida causa problemas de salud; pero, ¿en serio cree, alguien, que una etiqueta con información va a detener a alquien que necesita consumir, o quiere consumir aquellas comidas?

Los más pobres van a pagar el pato de la arrogancia de los legisladores y de los grupos de interés que promueven este tipo de legislación.


26
Nov 18

Africanos muertos y obstáculos para los negocios

Magatte Wade es una fuerza de la naturaleza; y con esa pasión que la caracteriza, nos explica que los africanos están muriendo debido a obstáculos no racionales para los negocios.  Y cuando vi su charla TED, pensé en los chapines, los hondureños y otros migrantes.

Magatte Wade es una de mis personas favoritas en el mundo y explica que muchos países africanos son pobres por una simple razón:  los gobiernos han creado demasiados obstáculos para iniciar y administrar un negocio. ¿Te das cuenta? ¿Cómo es que esto no se aplica a Guatemala, Honduras y muchos países de América Latina que exportan migrantes?

En su charla, Magatte Wade habló de la relación que hay entre la migración, la falta de empleos y la falta de más y nuevos negocios.  ¡¿Por qué, entonces, es que en Africa es virtualmente imposible abrir nuevos negocios en Africa?!  Y vale preguntar, o al menos pregunto: ¿por qué es que en Guatemala, Honduras y América Latina es taaaaan difícil abrir negocios? Y por qué es que, si son abiertos, cuesta tanto hacerlos rentables por causas como impuestos altos, trámites, burocracia, corrupción, inseguridad, y otras circunstancias ajenas al negocio en sí; e íntimamente relacionadas con el estatismo.

Muy atinadamente, Magatte también se refirió a la relación que hay entre la corrupción y las malas leyes, leyes horribles, que no tienen sentido. Y yo digo: hasta que no se reconozca plenamente esta relación, la lucha contra la corrupción no va a ser ni siquiera medianamente efectiva.

Magatte expone los desafíos de hacer negocios en el continente y ofrece algunas soluciones propias, al tiempo que llama a los líderes a hacer su parte también.

Magatte Wade también se refirió a la relación que hay entre la corrupción y las malas leyes, leyes horribles, que no tienen sentido.

Si quieres ver más charlas de Magatte, te invito a visitar las siguientes:


12
Sep 18

Corrupción escandalosa con lujo de detalles

Desde el sábado pasado, ¿quién no está boquiabierto y escandalizado con los detalles del caso Construcción y corrupción?

Los señalamientos de Anelisse Herrera contra su ex jefe y ex ministro de Comunicaciones, Alejandro Sinibaldi y sus cómplices son como sacadas de una serie de Netflix y confirman que la realidad puede superar a la ficción (como si hiciera falta).

Veamos algunas de las a acusaciones:

  • Que Roxana Baldetti quería el control de todo el gobierno.
  • Que contrato de construcción aprobado por el MICIVI acarreaba cobro de comisión.
  • Que las comisiones se cobraban en efectivo.
  • Que en las licitaciones participaban muchas empresas de los mismos oferentes.
  • Que las comisiones eran millonarias.
  • Que se usaban recursos del estado para hacer campañas en tiempos de elecciones.
  • Que la corrupción puede quedar en familia y entre los amigos.
  • Que el dinero de la corrupción se esconde tanto en caletas locales como en bancos y empresas en el extranjero.
  • Que el dinero de la corrupción sirve para comprar lujos, vehículos, fincas, aeronaves, casas, apartamentos y más.
  • Que la corrupción involucra una red extensa y profunda a nivel continental.
  • Que no es fácil ocultar Q100 millones en efectivo; ni siquiera es facil ocultar Q39 millones.

La lista sórdida puede seguir y seguir; pero para detalles te recomiendo que leas:

La cosa es que toda aquella corrupción no sería posible sin que existieran las inmensas y suculentas posibilidades de arbitrariedad y privilegios propias del estatismo.  Donde haya funcionarios poderosos capaces de asignar negocios, retirar obstáculos, abrir puertas y repartir canonjías, ahí va a haber oportunidad para la corruptela. No importa cuantos corruptos metas a la cárcel, no importa cuántos controles y controles de controles pongas en el camino, cuando lo que hay en juego es millones y millones de queztales, ahí va a haber quién venda y quién compre favores.

Es cierto que it takes two to tango; pero no hay necesidad de baile si no hay oportunidades, ni orquesta.

No faltará quien diga que los descubrimientos de arriba son obra de la CICIG y que sin ella no serían posibles; pero date cuenta, igual que ocurrió con Monzón y con alias Eco, lo que hay aquí es la identificación de un testigo que canta todo lo que sabe a cambio de impunidad.  Y a partir de ahí se arma un caso.  ¿Me vas a decir que eso no lo puede conseguir un Ministerio Público responsable? ¿Me vas a decir que para conseguir eso se necesita de una Comisión internacional todopoderosa que es unaccountable y adictiva?

Dicho lo anterior, sospecho que lo que hemos estado viendo y leyendo es sólo la punta del iceberg; y que dondequiera que escabemos en esa podredumbre de estatismo y arbitrariedad que es la Administración pública, vamos a encontrar historias similares y quién sabe si más sorpendentes. Esto es porque cultivamos un sistema que nutre a la corrupción y se nutre de ella.

Si nos negamos a entenderlo, ¿de quién es la culpa?

Ilustración por autor anónimo [Dominio público], via Wikimedia Commons


31
Ago 18

¿Grandes los taxistas?

Los taxistas tienen la oportunidad de hacerse grandes, ¿van a aprovecharla? Los taxistas están en la posición perfecta para luchar contra las regulaciones innecesarias y absurdas que les impiden prestar el servicio de transporte sin coerción, ni privilegios.

Y cuando su lucha tenga éxito habrán contribuido –grandemente- a liberar a los chapines de ese ese ambiente en el que para producir se necesita la autorización de quienes no producen nada; en el que el dinero fluye hacia quienes trafican no con bienes, sino con favores; en el que muchos se hacen ricos por el soborno y las influencias más que por el trabajo, en el que las leyes no protegen a la gente contra aquellos, sino que, por el contrario, son aquellos los que están protegidos contra la gente; y ese ambiente en el que la corrupción es recompensada y la honradez se convierte en un sacrificio personal, ese ambiente en el que Ayn Rand advirtió que la sociedad está condenada.

Para hacerse grandes y ejemplares los taxistas tienen la oportunidad de resistirse a la tentación de hacer como el labrador ruso que tenía una vaca y odiaba a su vecino porque él tenía dos. Un hechicero le ofreció al primer campesino que le concedería un único deseo. Y ¿qué pidió el labriego? Mata la vaca del vecino le ordenó al brujo.

En vez de exigir iguales condiciones de arbitrariedad y regulación contra los socios de Uber; y en vez de demandar rotulaciones, placas específicas y otros obstáculos, los taxistas se harían grandes si lucharan contra las condiciones que condenan no sólo su actividad comercial, sino a la sociedad entera.  Además, el de Uber y el de los taxistas son dos modelos de negocios muy distintos, que sirven a necesidades y propósitos diferentes no sólo de sus usuarios (que son importantes), sino de los proveedores mismos (que no son menos importantes).

Los taxistas podrían conseguir lugar en los libros de Historia como aquellos que la cambiaron para bien; o quedarse en el bote de los que bloqueaban calles para perpetuar el sistema que condena a la sociedad.

Columna publicada en elPeriódico; y la foto es de Prensa Libre.


22
Ago 18

Presiones del INE a los censistas

La misma administración que es incapaz de administrar un aeropuerto, darles mantenimiento a las carreteras, controlar el Ministerio de Educación y el de Salud, ¿por virtud de qué clase de magia iba a producir un censo bien hecho?

Deja a un lado que el censo no fue diseñado sólo con propósitos estadísticos sino con objetivos ideológicos.  Si no, ¿para qué es que querían saber cuál es el sexo de quien paga la hipoteca de tu casa, o si en tu casa se preparan alimentos separados para ciertas peresonas?

Dejado a un lado aquello, ahora resulta que los censistas denuncian abusos y presiones por parte de sus supervisores: que son obligados a recopilar datos después de las 22:00 horas en zonas rojas sin transporte y sin seguridad, que hubo contrataciones irregulares de personal no calificado, que los censistas no han tenido acceso muchísimos hogares, que han sido colocadas calcomanias del censo en viviendas donde no han sido realizadas entrevistas.

¿Qué posibilidades hay de que muchos censistas se inventen los datos? ¿Qué posibilidades hay de que le resultado del censo provea información que no corresponde a la realidad? ¿Se perdió una oportunidad por la ideologización del censo y por la mala administración?

El estatismo y los estatistas producirán las grandes estrategias que tanto les gustan, ¿con base en información imprecisa…como la que ya había antes, o peor?


27
Jul 18

Baal y el estatismo

Baal era uno de esos dioses a los que la gente le sacrificaba niños para que el universo no colapsara. Un día de tantos, Baal fue sustituido por otros dioses, la gente dejó de sacrificarle niños y ¿qué pasó? Niente.  Las cosas siguieron su curso normal. Para hacer la historia corta, el estatismo es el Baal de nuestros días. Mucha gente está dispuesta a hacer sacrificios a sus pies para que su mundo no colapse. Pero la gente no se va a dar cuenta de que los sacrificios son innecesarios –y que el estatismo es prescindible, como Baal– hasta que deje de hacer sacrificios a sus pies. Nota importante: no soy anarquista, y estatismo no es lo mismo que gobierno bajo la ley.

De aquello me acordé cuando leí algunas reacciones a mi columna de la semana pasada.  Muchas personas –especialmente burócratas– están convencidas de que sin un censo son imposibles las grandes estrategias estatistas (de Baal) que sacarán a miles de la pobreza. Y pensé: ¿Por qué sigue habiendo miseria luego de los censos y grandes estrategias de los últimos 50 años?

Pensé en Baal cuando muchísimas personas han hecho malabares para torturar el texto constitucional que dice que La ley establece el número de diputados que correspondan a cada distrito en proporción a la población y para invalidar la larga tradición de representación proporcional en la historia parlamentaria de occidente. En su altar, Baal acepta el sacrificio de principios, con tal de que el holocausto se base en criterios políticos de magistrados dispuestos a bendecir la inmolación.

Pensé en los adoradores de Baal cuando leí que los mejores argumentos de algunos, contra los peligros de la ideologización del censo, eran: Ignorante, tipejo, estúpido y tonto; sobre todo cuando es evidente que ni siquiera habían leído el texto que ofendía sus sensibilidades. Pensé en los sacerdotes de Baal cuando alguien agitó una tea y gritó: ¡Hay que denunciar este perfil! con la esperanza de silenciar los cuestionamientos de mi artículo y con la de imponer el pensamiento único que mana del templo de Baal.

Gracias a M. A. Bastos por la historia de Baal, aunque R. Blum dice que el que demandaba sacrificios de niños era Moloch; y las ilustraciones las tomé de Facebook.

Columna publicada en elPeriódico y las ilustraciones las tomé de Facebook.

De paso…como siempre el humor chapín se hizo presente en este tema del censo: