22
Nov 20

Hay un antes y un después del 21N

Hay un antes y un después de la manifestación del 21 de noviembre de 2020 porque mientras que unos nos hallábamos reunidos en la Plaza de la Constitución, de forma pacífica, otros llegaron al edificio del Congreso de la República y metieron fuego en el lugar. Y porque la administración reaccionó con violencia, donde no había motivo.

Haz clic en la imagen para ver más fotos.

¿Por qué es que lo ocurrido ayer es un punto de inflexión? Porque los chapines ya habíamos logrado generar una cultura de manifestaciones pacíficas y civilizadas en las plazas de la ciudad de Guatemala, muy distintas a las que vivieron nuestros padres y abuelos hasta los años 80.  En los Viernes de luto de principios del siglo XX, contra los impuestos y la corrupción, nunca se vieron actos de violencia.  En las jornadas de mayo de 2009 y en las jornadas de 2015 nunca hubo violencia.  Ayer también fue un punto de inflexión porque ni siquiera los sinvergüenzas de Alfonso Portillo y los Colom/Torres, o un general del ejército, como Otto Pérez usaron la fuerza contra una manifestación.

Para esto último hacía falta un trastornado (¿Trastornado es la palabra?) que puso A mi manera en su ceremonia de investidura presidencial. Uno que parece creer que todo se arregla con estados de excepción; y uno con la mecha corta, quizás demasiado propenso a dejar que sus emociones controlen su capacidad racional.  Uno que sin duda no vio el episodio en The Crown cuando la reina Isabel le dice a Margaret Thatcher: Todos debemos preguntarnos cuándo ejercer nuestro poder, y cuándo no.  Creo que su primer instinto como persona suele ser actuar.  Ejercer el poder.  Sólo pregunto si corresponde ejercer el poder sólo porque puede hacerlo.  El poder no es nada sin autoridad. Claro que siendo la Dama de Hierro quien era, entendió el mensaje de la Reina y optó por el camino sabio, y no por el del capricho. Hacía falta Alejandro Giammattei.

Esto último me lleva a las causas por las cuales estábamos en la Plaza de la Constitución.

Fui porque el Organismo Ejecutivo -desde el Ministerio de Finanzas, vía la Presidencia- le envió al Congreso un proyecto de presupuesto estatal criminal; y la mayoría de diputados lo aprobó rápidamente y en la nocturnidad?  Y porque la mayoría de los diputados que se opusieron, no no tuvieron las agallas de oponerse y sólo se salieron de hemiciclo, lo hicieron no por principios, sino porque la piñata no había sido repartida a su gusto.  Fui, también, porque apoyo la iniciativa de una reforma electoral que acabe con los listados para elegir diputados y una que permita que elijamos diputados individualmente.

¿Por qué es un presupuesto criminal? Para hacer la historia corta, porque no sólo es el presupuesto más alto de toda la historia, una carga que se perfila insoportable para la menguada economía de los guatemaltecos; sino porque está exageradamente desfinanciado y habría de ser cubierto con endeudamiento para tres generaciones.  Aunque el Presidente tiene la facultad de vetar lo aprobado por el Congreso, dispuso que este macho es mi mula y dejó claro que las cosas se harían a su manera.

Si te interesan los detalles te recomiendo que leas El gobierno que más ha endeudado a Guatemala en décadas, por Daniel Fernández.

Todo aquello ocurre en el contexto de un proceso de descomposición política de la Administración que no escapa al ineludible contexto de la pandemia y a los efectos del encierro de 6 meses y la destrucción de las economías de miles de familias.  Aquello ocurrió en el contexto de que el vicepresidente, Guillermo Castillo le pidió al Mandatario que vetara el presupuesto; y a señalar que si ambos no estaban en capacidad de gobernar, ambos deberían renunciar.  Para que te hagas una idea, la popularidad de Alejandro Giammattei se ha desplomado de 83% de aprobación en abril, a 36% en octubre pasado.  Y apuesto una ceja a que a partir de ayer, se acentuó la caída en picada.

Por todo aquello es que fui a la Plaza de la Constitución, de forma voluntaria y pacífica, de la misma forma en que suelo ir a actividades similares.  Fui acompañado por amigos con los que comparto muchos valores.  Ah, y también fui para poder decir que yo lo vide.

Pero otros fueron por otros motivos. Unos iban a pedir la renuncia de Giammattei, otros porque no les gustó como fue repartida la piñata del presupuesto, otros a exigir una asamblea nacional constituyente para refundar el estado, otros iban con la esperanza de hacer la revolución, y así, cada cabeza es un mundo. Unos iban con sus playeras del che Guevara y -a diferencia de otras experiencias similares, digamos las jornadas de mayo de 2009 y las de 2015- vi muchos jóvenes embozados y armados con bates y palos de golf.  Muchos vestidos de negro y rojo.

Con todo y todo, a pesar de lo inquietante que es ver jóvenes embozados y armados, y a pesar de la estridencia y el jacobinismo que se respiraba por momentos, sobre todo al calor de los discursos en la tarima y en los altavoces, el ambiente en la plaza era de fiesta y era pacífico.   Como ocurría en las jornadas de mayo de 2009 y de 2015, en la plaza había de todo, incluidas familias con niños, e incluidas personas mayores.  Los chapines habíamos aprendido a confiar en las manifestaciones.  Creíamos que no habría violencia de parte de los manifestantes y que tampoco la habría de parte de quienes ejercen el poder.

Pero nos equivocamos.

Cuando se supo que había fuego en el Congreso (el Congreso queda como a 7 cuadras de la Plaza), el ambiente se puso tenso.  Sabiendo que habíamos llegado en Uber, una amiga ofreció irnos a rescatar a inmediaciones de la plaza; y yo le dije que gracias, que a pesar de la tensión, todo estaba ocurriendo en paz. Sin embargo, optamos por abandonar el lugar y nos enfilamos hacia la Quinta avenida con intención de caminar hacia el sur y pedir los Ubers correspondientes.

Creo que fue justo a tiempo antes de que Giammattei (o quien quiera que fuera) decidiera usar el poder contra quienes estaban reunidos pacíficamente en la plaza; y el caso es que las fuerzas del orden arrojaron bombas lacrimógenas. Hubo golpeados, capturados y ¿por qué fregados es que las fuerzas del orden actuaron no contra los violentos que habían asaltado y quemado el Congreso, ¡a siete cuadras de la plaza!, sino contra los manifestantes pacíficos que se hallaban principalmente al este y sureste de aquel espacio? ¿Qué necesidad había de tal despliegue de insensatez y de fuerza?

Todo aquello no fue del todo sorprendente porque ya habíamos visto una pinta que llamaba a quemar el Congreso, otra que llamaba a organizar la rabia y veríamos una mas que invitaba a matar al criollo.

Dicho lo anterior, la quema del Congreso (en realidad de una, o dos oficinas del Congreso, cerca de la entrada principal), ha despertado muchas dudas y les comparto cuatro: ¿Por qué es que no había suficientes policías resguardando el edificio? ¿Por qué hay fotografías que muestran extintores de incendios y espacios configurados como si se estuviera a la espera de un asalto incendiario? ¿Por qué es que los invasores pudieron ingresar con relativa facilidad al edificio? ¿Por qué es que, ante la amenaza, no llegó el escuadrón antimotines? El Vicepresidente, Castillo, pidió que haya una investigación a fondo de lo que ocurrió ahí, y la investigación le corresponde al Ministerio Público. ¿Cabe la posibilidad de que fuera razonable que en el Congreso se prepararan para una quema eventual?

A lo largo del viernes, dudé muchísimo sí ir, o no a la manifestación en la Plaza de la Constitución.  Ciertamente, no quería que mi presencia apoyara las demandas revolucionarias de algunos de los organizadores; pero tampoco quería dejar de hacer presencia y oponerme, ahí, al presupuesto criminal; y comparto, con mis amigos acompañantes y otros que estaban en la plaza, el deseo de que podamos elegir diputados sin necesidad de las listas nefastas.

Fui porque este país también es mío y porque la Plaza de la Constitución también es mía.  Fui porque igual que miles de personas que se hallaban en aquel espacio, quiero una mejor Guatemala para todos sus habitantes, sin privilegios.  Fui a pesar de lo incómodo que me siento con el jacobinismo, la iconografía y las motivaciones de muchos de los que se hallaban ahí.

A partir de ayer, para el presidente Alejandro Giammattei y su administración, así como para los guatemaltecos hay un antes, y un después.  Unos tendrán que plantearse si su tozudez vale tanto como para ejercer el poder con cada vez menos autoridad, o si mejor reconocen que se equivocaron, ofrecen disculpas e intentan rescatar la autoridad y apuntalar la república; y otros tendremos que plantearnos si dejamos que sigan siendo pisoteados nuestros derechos individuales (con presupuestos expoliatorios y criminales, así como con formas engañosas de representatividad), o si ponemos un ¡Hasta aquí! Sin acudir a la violencia, claro; y sin caer de la sartén a las brasas.

Mientras tanto, este seguramente es un buen momento para leer Resistencia no violenta a regímenes autoritarios de base democrática, por Ricardo Rojas. En esta obra,  mi cuate, Ricardo Manuel Rojas, aborda un tema de una inusitada vigencia: cómo evitar que gobiernos originalmente­ constitucionales, elegidos de acuerdo con procedimientos legales, se conviertan en autoritarios a través del uso de las atribuciones que la propia ley les otorga, pero puestas al servicio de la acumulación de poder y de la neutralización de la oposición política. Si te interesa, en este enlace hay una conversación que sostuve con Ricardo, al respecto.


16
Nov 20

Te asfixiarán con deudas e impuestos

Todo país que ha ahogado en deudas a sus tributarios y todo país que ha caído en impago ha pasado por donde anda Guatemala ahora.

La ilustración la tomé de larepublica.net

Antes de la asfixia por el endeudamiento y antes del default, siempre ha habido políticos, burócratas y expertos que han estimado que el país todavía aguanta deuda y que no es para alarmarse.  Personajes que han asegurado que no es necesario congelar y menos recortar gastos, y que todo es cuestión de cargar con más impuestos a los tributarios.

Pues bien…la calificadora de riesgo Moody’s cambió la perspectiva de las calificaciones para Guatemala de estable a negativa. La gente de Moody´s cree que es cuestión de subir impuestos porque en Guatemala es escasa la base de ingresos. lo que se traduce en que tu no pagas suficientes tributos.

En ese contexto, con el voto de los representantes del gobierno a favor, la Junta Moneteria emitió opinión favorable para la emisión de la deuda bonificable por Q29 mil 400 millones establecida en el proyecto de presupuesto de ingresos y egresos 2021. Se opusieron los representantes del sector privado (Cacif y bancos) y estuvo ausente el representante de la universidad estatal. La solicitud fue presentada por el ministro de Finanzas, que argumentó que se necesita un impulso a la economía en 2021, luego de los efectos del coronavirus.

Para engordar la piñata a costa del endeudamiento de los tributarios, digo yo.

Mis cuates que saben opinan:

  • Creo que buscan aumentar el déficit con deuda emitible, y luego -cuando no puedan pagarla- aumentar impuestos.
  • Se habla de promover productos nacionales interna y externamente, un caso típico de proteccionismo y promoción de exportaciones [a costa de los tributarios].
  • Lo que quieren es crear un problema que luego tengan que resolver con impuestos, o con inflación.
  • Las tasas tan bajas no son sostenibles; y cuando suban, Guatemala no podrá pagar su deuda y caeremos en “default”.
  • Creo que las calificadoras no hacen un buen “stress test”.

Digo, repito y repito que es una irresponsabilidad lo que están haciendo los pipoldermos. Se niegan a reducir el gasto y siquiera a congelarlo.  Aprovechan tragedias como el covid-19 y Eta para estatizar y hacer crecer la piñata del presupuesto del gobierno.  Te endeudan y endeudan a tus hijos. Apuestan a que podrán cargarte con más impuestos para pagar sus cagadales.


12
Dic 19

Bonos del tesoro y fábrica de pobreza

El Ministerio de Finanzas celebra que las personas podrán comprar Bonos del tesoro directamente, sin necesidad de acudir a una casa de bolsa; pero…¿en serio hay que celebrar eso? Te contaré lo que pasa en realidad.

Con los ahorros de las personas se forma el capital que sirve para mejorar, o multiplicar las inversiones productivas, que sirven para crear nuevas industrias y servicios, o para hacer crecer los que hay; para fundar nuevos comercios, mejorar los cultivos y las formas de cosecharlos y cosas asi.  Eso, claro, si los ahorros de las personas se quedan en el sector productivo y no coercitivo de la economía.

La ilustración la tomé de Facebook.

Nada de aquello ocurre si los ahorros de las personas van a parar al sector improductivo y coercitivo de la economía, conocido como El gobierno, por medio de bonos.  Cuando eso ocurre, los ahorros que podrían convertirse en capital en la economía real, se diluyen en una economía de papel porque los bonos son eso: papeles.

La cosa se pone peor si te das cuenta de que la mayoría del dinero que va a parar a políticos y burócratas (a eso que la gente le dice El gobierno) no sólo se usa para gastos (como el pago de plazas para fantasmas y burocrácia), sino que se esfuma en corrupción, mala administración y desperdicio.  En realidad nada se va a inversión porque una inversión es  dinero que se pone a disposición de terceros, de una empresa o de un conjunto de acciones, con la finalidad de que se incremente con las ganancias que genere ese proyecto…y….¡adivinaste! Los recursos a los que los políticos y burócratas dicen que usan para inversión nunca se incremantan, ni generan rendimientos. Para los estatistas de todos los colores gobernar es gravar para gastar.

¿Ya ves por qué no hay nada que celebrar? Como no sea que a los políticos y burócratas se les facilita echar mano de tus ahorros en perjuicio de la productividad y la generación de riqueza.

¿Por qué es importante la generación de riqueza? Porque lo contrario a pobreza, ,¿es? Riqueza.  Y las necesidades de los más pobres (viviendas, empleos, salud, educación, seguridad social y otros) se resuelven con riqueza, no con bonos que son una fábrica de pobreza.

¿Quiéres saber más?  los bonos son endeudamiento, y el endeudamiento no productivo, en el mejor de los casos es pan para hoy y hambre para mañana. ¿Con que se paga el endeudamiento? Con impuestos. ¿Quién paga los impuestos? ¡Adivinaste! Tu. También se pagan con inflación y…¿a quién afecta más la pérdida de valor adquisitivo de la moneda? ¡Adivinaste! A ti y a los tuyos.


27
May 19

Te siguen endeudando sin misericordia…y te dejas

En virtual silencio, el Ministerio de Finanzas Públicas vendió papeles de deuda en el mercado internacional por US$1.2 millardos e hizo crecer la deuda estatal; que es deuda que tu pagarás.  Es la operación más alta que ha realizado el Estado en eurobonos y logró plazos de 10 y 30 años.

La ilustración la tomé de http://bit.ly/2HZu1fk

Ya sabes, ¿verdad? La deuda la pagas directamente con impuestos -porque eres tributario-, o indirectamente con falta de oportunidades ya que el dinero que los inversionistas potenciales le entregan a los políticos y burócratas no se usa en actividades productivas, ya que el dinero que no ahorras, en vez de ser usado en actividades generadoras de valor, va a parar al barril sin fondo del gasto estatal o fondo común.  El dinero que debería usarse en la economía real y productiva, se traslada a la economía de papel e improductiva. ¿No te tenía que recordar esto? ¿Verdad?  Específicamente el dinero  recaudado servirá para pagar deuda…y supuestamente para pagar programas sociales y de infraestructora (o sea, negocios de compadres, amigos, parientes y amantes).

¿Quién fue el cómplice en esta ocasión? Citigroup Global Markets Inc.

Esta entrada también fue publicada en el CEES.


11
Abr 19

Democratización de los bonos, una celebración retorcida

En algunos  ambientes se celebra que pequeños inversionistas podrán comprar bonos del tesoro; y esa celebración es retorcida.

La ilustración es de “elPeriódico”

Desde mañana los pequeños inversionistas podrán adquirir bonos del tesoro en la licitación que se tiene programada para este año. El Ministerio de Finanzas Públicas  ofrecerá los plazos de uno, dos y tres años para las inversiones.  Los bonos para pequeños inversionistas se pueden adquirir desde Q10 mil hasta un máximo de Q500 mil en un ejercicio fiscal. Para adquirir estos títulos de deuda pública los inversores deben acudir a un agente de bolsa.

Antes de celebrar la democratización de la venta de bonos; porque ahora los podrás comprar tu, y no sólo las instituciones financieras, vale la pena recordar que:

  • La venta de bonos del tesoro, por parte de los políticos y burócratas, distrae recursos escasos que, en vez de ir a la economía productiva se van a la economía de papel.
  • La inversión en bonos no es ahorro productivo.
  • Aquella economía de papel no se invierte en algo productivo; casi todos sus recursos se van para pagar gastos de funcionamiento, que en su mayoría son…sueldos de burócratas y polítcos
  • Los bonos son endeudamiento que vas a tener que pagar tu; con más impuestos, o con más endeudamiento.  Es decir, con una merma en tu calidad de vida porque son pan para hoy y hambre para mañana.

La venta de bonos del tesoro, al público, coincide con que la calificadora Fitch confirmó la calificación BB para la deuda guatemalteca y revisó las perspectivas a la baja.

Dicho lo anterior, ¡que alegre la democratización de los bonos!


11
Feb 19

El Congreso estancado

Hubo un día la semana pasada que solo 53 de los 158 congresistas llegaron a la sesión plenaria; y la inasistencia de diputados al pleno del Congreso va en alza. La semana pasada las tres sesiones del Legislativo duraron  30 minutos y se anticipa que para esta semana la situación no cambiará. ¡Y quizás es lo mejor que puede ocurrir!

En la calle, la gente cree que el estancamiento es malo porque cree que la legislación debería ser producida como se producen salchichas; pero tu no te dejas engañar.  Sabes que ni la vida, ni la libertad, ni la propiedad de ningún hombre están a salvo cuando el Legislativo está reunido, como dijo Mark Twain ¡y qué razón tenía!

¿No te inquieta la costumbre de evaluar al Legislativo por la cantidad de legislación que produce?

¿No te produce inquietud eso de que la gobernabilidad dependa de la satisfacción de las demandas de los grupos de interés?

En días recienetes, por ejemplo, ahí tienes a los burócratas del Banco Mundial va de manipular a la opinión pública con la finta de que si el Congreso no arpueba un préstamo de US$100 millones que -supuestamente- servirían para combatir la desnutrición infantil.

Tu ya te imaginas,claro, que mucho de aquel dineral se irá en el pago de consultores, supervisores y expertos que redactarán montañas de informes desde sus oficinas en el Banco Mundial, o desde alguna ONG emanada de la nave matriz.

¿Alguno de aquellos burócratas recomendará la flexibilización de la legislación laboral, la eliminación del impuesto sobre los rendimientos del capital, la eliminación de las aduanas, o que cese el acoso contra el sector productivo en fincas, hidroeléctricas, minas y otros emprendimientos?  Sospecho que no; y lo sospecho que lo que recomendarán son políticas que requieran más consultores, supervisores y expertos.

¿Y al final? Al final la tragedia.  La tragedia de que seguirá habiendo desnutrición y seguirán muriendo niños por desnutrición.  Los consultores, suprevisores y expertos bien cebados; pero sin que sean removidos los obstáculos para la productividad y la creación de riqueza; la pobreza seguirá cobrando vidas.  A pesar del endeudamiento, de los impuestos y de los informes redactados por los que ahora están desesperados porque no es aprobado aquel endeudamiento.

Por eso…y porque la legislación es un instrumento de expoliación legal, como lo advirtió Federico Bastiat, mejor que el Congreso siga estancado.


07
Dic 18

El presupuesto y la quema del diablo

Si el presupuesto del gobierno fuera el diablo habría que quemarlo por partes.  Comencemos por las plazas para fantasmas, los convivios y canastas navideñas, y los privilegios y canonjías para funcionarios y burócratas. ¡Todos a la pira! Y luego habría que seguir con toda asignación presupuestaria que beneficie y privilegie a individuos y grupos de interés particulares. ¡Nada que viole el principio de igualdad de todos ante la ley debería tener una partida en aquella piñata! ¡Todo a la lumbre!

…pero claro, eso no va a pasar porque, ¿quién está dispuesto a pagar el costo de quitarles la teta a quienes viven del dinero que le es quitado a los tributarios?  Seguramente, eso sí, podemos aspirar a que el presupuesto del gobierno fuera congelado durante 10 años. ¿Por qué? Porque es demencial lo que está ocurriendo con el presupuesto; y adivina quiénes van a pagar los daños. Sí, tu entre otros; pero más, los más pobres.

A finales de noviembre, el Centro de Estudios Económico-Sociales presentó un análisis del presupuesto del gobierno y las cifras espantan.

Los tributos que pagas (si no están sobreestimados) sólo financian el 71.7% del total del presupuesto, lo que significa que 28.3% del mismo habrá de ser financiado de otra forma.  Normalmente por endeudamiento. ¿Quién crees que va a terminar pagando ese endeudamiento? ¡Adivinaste!, tú y los más pobres.  La maldad que hay en este arreglo es digna de Satanás.

El 64% de egresos va a servir para funcionamiento.  Es decir que para sueldos y para la mala administración, el desperdicio y los privilegios de los funcionarios y burócratas.  La maldad de esto es digna de Belcebú.

El endeudamiento se hará 70% mediante bonos, lo que quiere decir que un platal, se irá a la economía de papel, en vez de a la economía real y productiva. ¡Esto es digno del diablo!

Hoy, cuando quemes al diablo, recuerda que tu sueldo se va como humo cuando los políticos y burócratas toman tus tributos y los convierten en mala administración, desperdicio, corrupción y prebendas.  ¡Eso tiene que parar!, ¿o no?

Columna publicada en elPeriódico.


12
Jun 18

¿A qué viene el FMI?

¿A qué vienen los representantes del Fondo Monetario Internacional, a Guatemala? A dos cosas  por las que habría que sacarlos a sombrerazos.

Primero vienen a ofrecer préstamos. La Jefa de la misión de aquel organismo para Guatemala, anunció que solo están a la espera de que los pipoldermos les presenten la solicitud de los recursos financieros y ¡Zas! no sólo quedas endeudado como tributario, sino que hay más dinero para que los políticos y los burócratas malgasten, maladministren, hagan desaparecer, no ejecuten, o desperdicien. Los del FMI son pushers del endeudamiento, de la corrupción y de la miseria.

Por cierto…alguien que se dedique a esas cosas, ¿nos puede contar qué fue del dinero que recaudó la administración como consecuencia de la amnistía fiscal?

Segundo vienen a aconsejar que pagues más impuestos.  El FMI recomendó elevar las tasas del Impuesto sobre la Renta de las personas físicas y de las empresas, así como aumentar los impuestos indirectos, concretamente el Impuesto al Valor Agregado, y la eliminación de ciertas exenciones. Y tu ya sabes qué es eso: trasladar por la fuerza recursos del sector productivo y voluntario de la economía al sector político y coercitivo de la economía.  Significa que los pipoldermos tendrán más dinero para repartir entre su clientela y que tu tendrás menos dinero para invertir en tu negocio, o para pagar tus compromisos incluidos el colegio de tus hijos, la hipoteca de tu casa, la mensualidad de tu carro, el seguro médico de tu familia y así.

¿Cómo no van a adorar al FMI los pipoldermos y sus patrocinadores, los estatistas?

Pipoldermos, por cierto, quiere decir Pícaros políticos que por el momento detentan el poder, y los hay de todos colores. Es una palabra inventada por Manuel F. Ayau. La ilustración es Mamón por Sascha Schneider [Dominio público], vía Wikimedia Commons.


10
Ene 18

¿La democratización de la deuda?

Si no fuera perversa, la noticia de esta política sería chistosa: Este año se presentará la segunda fase del proceso de democratización de la deuda.

El caso es que el Ministerio de Finanzas buscará atraer a más pequeños inversionistas que compren Bonos del Tesoro.  Dichos papeles de deuda normalmente son comprados por bancos y organizaciones financieras, y los pipoldermos creen que ponerlos a disposición de la gente de a piéDe a pié pero con posibilidades de ahorro, es democratizar la deuda.

No hay que engañarse, sin embargo y por eso es que la noticia de una política que pudiera ser chistosa, resulta perversa.  El hecho es que la deuda -llamada del Estado- siempre ha sido democrática. Esto es porque el endeudamiento con bonos es pagado por todo el espectro de la población.  Lo pagan los bancos y los banqueros -y los ricos- cuando tributan y sus impuestos son usados para pagar el endeudamiento en el que han incurrido los políticos y sus burócratas.  El endeudamiento lo pagamos todos aquellos que no le vemos ni el polvo al ISR que nos quitan de nuestros cheques de fin de mes.  El endeudamiento lo pagan los más pobres, los desempleados, los jóvenes, los ancianos y otras personas igualmente vulnerables, ¡incluso los que no pagan impuestos!, cuando no encuentran empleos productivos y cuando sus salarios reales -si tienen la dicha de tenerlos- no aumentan.

Esto último porque los papeles que vende el Ministerio de Finanzas desvían los recursos de capital que deberían invertirse en la economía productiva, hacia deudas, promesas, gastos y espejismos políticos.

Frases como la democratización de la deuda, e ideas como la de que el frío que hay es por el calentamiento global, o que la libertad de prensa es opresión, son puras expresiones de una neolengua que confunde e inhibe. Aquello no es chistoso, porque es perverso.

La foto es de elPeriódico.


22
Nov 17

Facta, non verba: Endeudamiento

El financiamiento del déficit se hará con préstamos, emisión de Bonos y el saldo de caja que queda este año, dijo Adim Maldonado, presdiente de la Comisión de Finanzas del Congreso.

Así puesto, lo que dijo el diputado no dice mucho pero al traducirlo deberías preocuparte.  Lo que quiere decir la frase es que el financiamiento del déficit -un déficit deliberado y preestablecido- se hará con deuda y con deuda que tu tendrás que pagar.  La pagarás con impuestos, o con falta de oportunidades de trabajo productivo.  Y el saldo, pues si hubiera saldo este sólo es posible por las deudas que se contrajeron en este año, deudas que tu vas a tener que pagar…y ya sabes como.

Todo privilegio contenido en el Presupuesto del estado, todo interés clientelar contenido en ese presupuesto, debería ser eliminado. Los tributarios no deberíamos tener que pagar deudas para privilegios e intereses clientelares.

La ilustración la tomé de Facebook.