22
Feb 19

La Inquisición

El 22 de febrero de 1812 las Cortes de Cadiz abolieron la Inquisición.  ¿Qué era la Inquisición?

Fue una institución fundada en 1478 por los Reyes católicos para mantener la ortodoxia católica en sus reinos. Como tribunal eclesiástico sólo tenía competencia sobre cristianos bautizados; pero durante la mayor parte de su historia, al no existir libertades de cultos, ni de expresión en las Españas, su jurisdicción se extendió a la totalidad de los españoles de ambos hemisferios (como dice La Pepa).

Auto de fe de la Inquisición,  por Francisco Goya [Dominio público], vía Wikimedia Commons.

Escucha el podcast aquí.

Decir la inquisición es hablar de intolerancia y de arbitrariedad, de terror y de represión. Es hablar de herejías, cuando no de torturas.  Es cierto que existe cierta leyenda negra acerca del Santo oficio; pero no me digas que no se te pone la carne de gallina cuando se habla del asunto; como no sea en el contexto de un sketch de Monty Python: Nobody expects the Spanish Inquisition.

¿A qué viene esta efeméride? A que la intolerancia, la arbitrariedad, el terror, la represión, la idea de herejía y hasta cierto punto la tortura que evoca la inquisición están vivas entre nosotros. ¡¿Dónde?! ¡¿Cómo?! ¡¿Qué?! En la esfera ominosa de lo políticamente correcto y sus promotores.  Ese ambiente en el que el pensamiento único no debe ser cuestionado; en la que hay palabras e ideas prohibidas, en el que la libertad de expresión no tiene valor alguno y en el que vidas y reputaciones pueden ser destruidas si así les place a los torquemadas y a sus seguidores.

Recién leí que un diputado está acusado de racismo contra las personas discapacitadas; y no importa que esa frase sea un galimatías, tal señalamiento, aunque viole la libertad de expresión y la prerrogativa constitucional de irresponsabilidad en las opiniones de los diputados, es una condena intolerante y represiva  que mucha gente no ve espinosa porque le está ocurriendo a alguien más. Y, sin embargo, es muy peligrosa y apesta a inquisición. Le pasó a María Chula, por si ya se te olvidó. Le pasó a Marduk, por si no recuerdas. No faltan quienes quieren fiscalizar la Internet, para que no lo olvides.

Columna publicada en elPeriódico.


15
Feb 19

Izabal y Santa Rosa, ¿de rodillas?

¿Cómo es que dice la canción? Izabal, tierra primaveral/ Tierra de ensueños/ y amor trópical./…trabajar, reír y cantar/ ese es lema/ de toda tu gente./ Y por eso yo vivo cantando/ porque es Izabal/ a quien yo amo tanto.

De esos versos, de C. González, me acordé cuando leí, de un lector en Twitter, que hay más invasiones de tierras en El Estor, Izabal. ¡Dos nuevas en un mes! Losusurpadores expulsan a los dueños y les piden que firmen documentos de compra-venta para dejarles sacar sus cosechas y su maquinaria. “¿Cuál es el motivo de invadir?”, se pregunta el denunciante; y se responde: “Para que otros no invadan antes que ellos”. ¿Y en el Ministerio Público? Engavetado este problema.

Izabal por NASA, [Dominio público], via Wikimedia Commons.

Mientras tanto, alrededor de la laguna de Ixpaco, Santa Rosa, hay cuatro caseríos y diez fincas en cosecha de café que son prisioneros de Codeca. Una de las víctimas cuenta que los de Codeca tienen una guarida en el volcán Tecuamburro desde donde manipulan la red de distribución eléctrica. Esta historia me llevó a una canción de J. E. Monzón: Tu valioso patrimonio flores en el cafetal/ Desde cerro redondo de su cono virginal/ Que navega en las viñas/ Junquillo y sedinal.

El caso es que allá, los cafeteros llevan cerca de 16 días sin energía eléctrica debido al robo del fluido que llevan a cabo los de Codeca, sin que la Policía, o el Ministerio Público hagan algo al respecto. ¡Que vuelva el respeto para quienes ofrecen empleo a una mayoría del campesinado guatemalteco!, clama el denunciante, que tiene razón en su lamento.

Ixpaco por Fabriccio Díaz [CC BY-SA 4.0], vía Wikimedia Commons.

¿Por qué es que mucha gente abandona Guatemala y está dispuesta a jugarse la vida en un viaje peligroso hacia el norte? Porque la legislación y las autoridades no protegen derechos, sino que alcahuetean intereses. Porque hay privilegiados a los que cubre el manto de la impunidad. Porque hay delincuentes que asfixian a quienes quieren producir en paz.

Aquellas historias de Izabal y Santa Rosa son las de muchos otros departamentos de Guatemala, son las de muchos otros agricultores y campesinos que están a merced de delincuentes y terroristas.  Y esto tiene que cambiar.

Actualización: desde el viernes 15 de febrero de 2019, terroristas mantienen bloqueos en la franja transversal del norte y que han atacado las instalaciones de la hidroeléctrica Pojóm 2 en San Mateo Ixtatán, Huehuetenango.

Columna publicada en elPeriódico.


25
Ene 19

Venezuela libre, ya

Juan Guaidó, líder de la oposición en Venezuela, juró como Presidente interino en medio de enormes protestas contra el régimen de N. Maduro, D. Cabello y sus secuaces. Ya hubo muertos, heridos y torturados.

Si los altos mandos del ejército actúan responsablemente, es posible que los venezolanos logren sacudirse la tiranía en esta ocasión; pero ya está costando sangre.

¿Lo has notado? Las tiranías socialistas del siglo XXI no salen tan pacíficamente como se enquistan. Se van enraizando despacito, despacito.  Tomando el control de las instituciones ideologizándolas y politizándolas. Convirtiéndolas al activismo. Manipulando elecciones.  Ahí las ves legislando con paciencia para servir a sus intereses. Invisibilizando a los opositores, insultándolos, expropiándoles sus bienes cuando no encarcelándolos. La mayoría de la gente no se da cuenta de lo que ocurre porque las tiranías consienten a sus clientelas y echan a andar una maquinaria perversa de desinformación, loas, elegías y madrigales entre políticos, ONG, medios de comunicación, celebridades, academia, clero y redes sociales que se refuerzan unos a otros para que no se note que la tiranía se está arraigando.  Las garantías constitucionales y los derechos individuales van siendo erradicados tan poquito a poco que casi nadie lo nota como en la historia de las ranas y el agua caliente.

Y cuando despiertas: ¡Zas, ya es tarde! Pasaron lustros.  Es tan tarde que a la tiranía ya no se la puede arrancar si no es por la fuerza. Y entonces –como ha ocurrido en Venezuela, en Nicaragua y posiblemente tenga que ocurrir en Cuba– hay que salir a la calle y poner muertos.  Y los muertos son los jóvenes.  Los que nada tuvieron que ver con la siembra y el cultivo de la tiranía.  Por eso es que al socialismo hay que detenerlo a tiempo.  ¿Y cómo se le detiene? En la opinión pública y en las urnas.  Se le detiene identificándolo; y denunciándolo en los medios de comunicación, en las redes, en púlpitos, en la academia, en la casa y con los amigos.  Se le detiene persuadiendo. ¿Para qué? Para evitar que haya que derramar sangre. ¡Animo venezolanos, ánimo!

Columna publicada en elPeriódico; la ilustración la tomé de Facebook.


04
Ene 19

¿Cicig en Ecuador? ¡Mala idea!

En Guatemala cuando el remedio sale peor que la enfermedad decimos que “salió más caro el caldo que la gallina”; y cuando leí que en Ecuador hay grupos que intentan repetir el experimento de la CICIG, fue aquel dicho lo que se me vino a la mente.

Tengo varios cuates en Ecuador y para ellos van estas reflexiones.  Cuando hace poco más de 10 años se discutía aquí la idea de aquella comisión puse tres objeciones principales: 1. Que la comisión reforzaría la mala costumbre chapina de no resolver los problemas de fondo y abdicar a sus responsabilidades; 2. Que el Ministerio Público (la fiscalía general) se volviera Cicigadicto y que nunca pudiera madurar y ser independiente; y 3. Que la Comisión se convirtiera en una especie de KGB, Stasi o Gestapo temida por sus procedimientos inescrupulosos.  Y las tres se han cumplido.

Me faltaron dos más que no se vieron hasta poco tiempo después de que la CICIG empezara a funcionar: 1. La Comisión tendería a ocuparse de casos de impacto político beneficioso para su agenda y para la de sus aliados, de allí la justicia selectiva; y 2. La Comisión –inconexa con tributarios y electores- resultaría irresponsable incluso frente a la ONU y se constituyó en un poder formidable que no tiene pesos, ni contrapesos republicanos.

Tristemente es cierto que la corrupción en nuestros países es escandalosa, como lo son la impunidad, los abusos del poder y el descaro de las mafias que han capturado el estado.  Pero la idea de resolver aquellos males mediante un instrumento que tiene las cinco características citadas arriba es bastante más que un despropósito.  Por ejemplo, porque no puedes luchar contra la corrupción mediante sólo perseguir corruptos y sin desmantelar el sistema de incentivos perversos en el que medra la venalidad; y porque no puedes luchar contra la injusticia y la impunidad mediante la arbitrariedad, la selectividad y la violación de garantías procesales.

A los ecuatorianos: ojalá que la desesperación no los lleve a cometer el error que cometieron los chapines. La desesperación y el activismo que se alimenta de ella, son malos consejeros.

Columna publicada en elPeriódico y en elcato.org; La ilustración es de Diego Delso [CC BY-SA 4.0], via Creative Commons.


28
Dic 18

Importancia de la división del poder

La PGN inició una acción para que que el Congreso determine si procede, o no el derecho de antejuicio de tres magistrados de la Corte de Constitucionalidad; por la posible comisión de los delitos de prevaricato, violación a la constitución, resoluciones violatorias a la Constitución y abuso de autoridad.

La acción supone que los señalados han emitido resoluciones arbitrarias e ilegales, que tienden a atribuirse facultades que no le corresponden, coartan facultades constitucionales otorgadas directamente al Presidente, y vulneran principios tales como el de legalidad, y los derechos de defensa y debido proceso.

La PGN sostiene -con razón- que los magistrados, como funcionarios públicos, son depositarios de la autoridad y son legalmente responsable por su conducta oficial, sujetos a la ley y no superiores a ella. Sus actuaciones no están exentas de responsabilidad penal sobre todo si sus resoluciones, por ejemplo, fueran contrarias a la Constitución, o a las leyes.

Si bien es cierto que la función de la C.C. es la defensa del orden constitucional, también lo es que no debe atribuirse facultades de la jefatura del gobierno; y es cierto que no es sano que los magistrados ejerzan y concentren tanto poder que resulten incuestionables (sobre todo si hay la posibilidad de comisión de delitos contra la Carta Magna). C. J. Friedrich, citado por Alberto Herrarte autor de El Estado de Derecho, dice quela división del poder es la base del gobierno civilizado; y K. Loewenstein, también citado por Herrarte, advierte que la clasificación de un sistema político como democrático constitucional depende de la existencia, o carencia de instituciones efectivas por medio de las cuales el ejercicio del poder político está distribuido entre los detentadores del poder”. 

La división del poder incomoda a los intereses de algunos; pero es esencial para una república sana. Hay más sutilezas para comentar, pero se acaba el espacio. Mientras tanto, ¡Feliz y próspero 2019 para ti y tu familia!

Columna publicada en elPeriódico; y la imágen es Jean-François Soitoux, CC BY-SA 2.0, via Creative Commons.


09
Nov 18

“V, de venganza”; y “Cielo de octubre”

Hay dos películas que vemos en clase y que mis compañeros estudiantes y yo disfrutamos mucho: V, de venganza y Cielo de octubre. [No están en Netflix; pero están en Amazon].

La primera es la historia de un luchador por la libertad y nos abre la puerta para discutir el totalitarismo, el miedo, la naturaleza del gobierno y la importancia del sistema republicano, así como la del principio de no agresión y otros. La segunda es sobre unos chicos que quieren construir cohetes y nos abre el camino para discutir sobre el rol de los valores y las virtudes, la familia y los amigos, y sobre la filosofía y la ciencia y otros.

Incluso los estudiantes que ya han visto esas películas disfrutan de volverlas a ver y de la discusión que sigue a la exhibición.  ¡Yo me las disfruto! y eso que las he visto n veces. En ambas hay, sin embargo, dos momentos que me incomodan mucho en términos de traducción y que confirman aquello de que Il traduttore é un traditore.

En su discurso por televisión, V dice: His hope was to remind the world that fairness, justice, and freedom are more than words.; y quien tradujo dice que dice: Su esperanza era recordarle al mundo que igualdad, justicia y libertad son algo más que palabras. La palabra fairness está mal traducida porque el enunciado debería decir: Su esperanza era recordarle al mundo que la equidad, la justicia y la libertad son más que palabras. Esto es porque la equidad consiste en no favorecer en el trato a una persona perjudicando a otra; o sea imparcialidad. Hay una gran diferencia filosófica entre ambos textos. ¿Cuál crees que es?

En Cielo de octubre, Homer le explica a su padre por qué es que ha puesto todo su talento y su empeño en construir cohetes; y le dice: I may not be the best, but I come to believe that I got it in me to be somebody in this world; y quien tradujo dispuso que el protagonista dice Puede que yo no sea el mejor, pero creo que puedo llegar a contribuir algo a la sociedad.  Empero, lo correcto es: Puede que yo no sea el mejor, pero creo que puedo ser alguien en este mundo.  ¡Hay una gran diferencia filosófica entre ambos textos! ¿Cuál crees que es?

Columna publicada en elPeriódico. La ilustración de V, de venganza es de Wikimedia Commons; y la de Cielo de octubre es de aquí.


02
Nov 18

Un trofeo de karate y el mérito

Era un niño como de siete, u ocho años.  Entro a la fiesta en casa de mi hermano con su karategui, o algo así, y con un trofeo en su mano.  Cuando se acercó a saludar, le dije: ¡Ganaste un trofeo!, y el patojito, con cara de fastidio me contestó: Nos dieron a todos.

A su corta edad, ese chiquillo sabe que un trofeo tiene valor si uno se lo ha ganado; y que carece de valor si todos los participantes reciben uno independientemente de los resultados de su desempeño.

Hace poco leí que, durante los Juegos Olímpicos de la Juventud, en Buenos Aires, no hubo medallero oficial, no por error, sino porque la idea era celebrar por igual el esfuerzo de todos los atletas.  Me recordó una escena de Los increíbles en la que Dash le dice a su madre: Papá dice que somos especiales; y Helen le contesta: Todo el mundo es especial, Dash.  Y Dash murmura: Esa es sólo otra forma de decir que nadie lo es.

Es cierto que el verdadero valor de ganar una competencia no está en derrotar a otros, sino en superarse a uno mismo; pero, ¿qué clase de sociedad estamos construyendo cuando se recompensan los méritos de igual forma que los resultados? La respuesta nos la da Friedrich A. Hayek.

Una sociedad en la que se estatuyese la posición de los individuos en correspondencia con las ideas humanas de mérito sería el polo más diametralmente contrario a la sociedad libre.  Sería una sociedad en la que se recompensaría a los hombres por las obligaciones cumplidas en vez de por el éxito; una sociedad en la que cada movimiento individual vendría guiado por lo que otras gentes pensasen, y en la que cada persona se vería relevada de la responsabilidad y del riesgo de la decisión. En una sociedad así destruiríamos los incentivos que permiten a los hombres decidir por sí mismos lo que deben hacer.  Y añade que el determinante de nuestra responsabilidad es la ventaja deducida de lo que otros nos ofrecen, no su mérito al proporcionárnoslo. Al contrario, en una sociedad libre esperamos ser recompensados por lo que valen nuestras acciones y no por nuestro mérito subjetivo.

Columna publicada en elPeriódico. Foto por Hautbois [Dominio púbico], por medio de Wikimedia Commons.


19
Oct 18

¿Qué celebraremos en 2118?

Mañana es 20 de octubre y los chapines celebramos esta efeméride porque significa la caída del ancien régime. Hay quienes la celebran con pintas de odio y manchando paredes con hoces y martillos; pero debería ser una oportunidad de meditación. El 20 de octubre marca la entrada de Guatemala al siglo XX, y aunque la revolución fue cooptada por el socialismo y otras formas de colectivismo, los tres días de asueto que vienen son una invitación a explorar cómo es que los libros de historia explicarán lo que está ocurriendo ahora mismo en Guatemala.

En Guatemala hay otras conmemoraciones importantes de hechos del pasado. Los chapines celebramos el 15 de septiembre, el Día de la independencia, y lo festejamos a lo grande con desfiles y antorchas.  Pero no celebramos el verdadero espíritu del 30 de junio que es el de la revolución liberal que acabó con el régimen conservador; no celebramos el 3 de julio que es el día de la liberación, proceso que impidió que Guatemala fuera otra Cuba.  ¿Cómo celebraremos el fin del proceso que estamos atestiguando y construyendo ahora mismo? ¿Lo celebraremos?

Es mi deseo que cuando concluya este proceso los chapines hayamos encaminado bien una lucha legítima y efectiva contra la corrupción y la impunidad.  Una que haya identificado y erradicado las causas de la corrupción y de la impunidad, en vez de sólo combatir sus efectos de forma selectiva.  Si me preguntan, quisiera que los libros de historia, en 2118, se refirieran a este proceso como uno en el que las élites guatemaltecas dejaron de sentirse intimidadas y asumieron sus responsabilidades en cuanto a consolidar instituciones, una república y un estado de derecho en el que la coacción arbitraria y los privilegios fueran erradicados.  Quisiera que los discursos del primer centenario del proceso que vivimos no estuvieran salpicados de resentimiento.

Eso no ocurrirá, sin embargo, si no nos aclaramos las ideas y si no participamos del proceso, cada uno en los suyo y cada uno en la medida de sus posibilidades.  ¿Para qué te apuntas?

Columna publicada en elPeriódico.


12
Oct 18

El Día de la hispanidad y Occidente

Cuando yo era niño a la celebración de hoy se le llamaba el Día de la raza y ahora es el Día de la hispanidad o Día de Colón. ¿Por qué me gusta esta fiesta? Porque pienso que es una efeméride apropiada para celebrar la civilización occidental. La civilización que ha crecido alrededor de Aristóteles, Francisco de Vittoria, Galileo Galilei, John Locke, Charles Darwin, Thomas Edison, Ayn Rand, Steven Jobs y Bill Gates, entre muchos otros.

¿Qué es Occidente? Pues los derechos individuales, la racionalidad y el método científico. Esas son aportaciones maravillosas de la civilización occidental.

Cuando pienso en los primeros, pienso que junto a la calle Guatemala, en la ciudad de México, se halla el tzompantli de Tenochtitlán. ¿Y qué es eso?, vas a preguntar. Pues un tzompantli era un altar donde se ponían, a la vista de todos, las cabezas sanguinolentas de los cautivos sacrificados, incluidos niños,  para honrar a los dioses. Occidente acabó con los sacrificios humanos. Pienso, también, en las mujeres que los poderosos del Caribe, de Mesoamérica y Suramérica les obsequiaban a los conquistadores junto con otras cosas. Occidente acabó con la práctica de regalar mujeres como quien regala chompipes. Ah, es cierto que la conquista trajo sus males, y algunos muy malos. Pero piensa en los sacrificados y en las mujeres que dejaron de ser cosas. Es cierto que hubo formas de servidumbre, y seguramente formas crueles; pero las ideas de Occidente llevaron a la prohibición de la esclavitud. Es casi seguro que, en la historia de la humanidad, ninguna potencia bélica había prohibido esclavizar a los vencidos. Fue un largo proceso de prueba y error; pero ya había esclavitud antes de que vinieran los españoles con esas ideas tan raras acerca de la dignidad de las personas.

En estas fechas te recomiendo un librazo: La cruzada del océano, por J. J. Esparza. Descontado un su olorcillo místico, aquel libro e Imperios del mundo atlántico, de J. H. Elliott ayudan mucho a entender la naturaleza de la que, por mucho, es la mayor aventura y proezas que haya emprendido pueblo alguno. ¡Salud, Colón!

Columna publicada en elPeriódico. Ilustración de la Biblioteca John Carter Brown [Dominio publico], via Wikimedia Commons.


07
Sep 18

Misticos de dos clases

¿Te das cuenta? La batalla por la libertad de todos ante la ley la perdimos hace ratos cuando -por no hacer olas con los cuates, o por no pensar en términos de principios- renunciamos a ella y dejamos que los conservadores y los socialistas hicieran suyos temas como los derechos de las mujeres y los de las minorías…y ¿recuerdas? la minoría más pequeña es…el individuo.

¿Qué tienen en común los conservadores y los socialistas, que terminaron juntos en el canasto de los adversarios de la igualdad de todos ante la ley? Como productos de la división entre el alma y el cuerpo del hombre, hay dos clases de maestros de la moralidad de la muerte: los místicos del espíritu y los místicos del músculo, a quienes ustedes llaman espirituales y materialistas, aquellos que creen en la conciencia sin existencia y aquellos que creen en la existencia sin conciencia. Ambos exigen la rendición de su mente, uno a sus revelaciones, el otro a sus reflejos. No importa cuán fuerte se postulen en el papel de antagonistas irreconciliables, sus códigos morales son parecidos, y también lo son sus objetivos: en la materia -la esclavización del cuerpo del hombre, en el espíritu- la destrucción de su mente, explicó Ayn Rand.  Ambos grupos creen que pueden imponerles sus valores y sus códigos morales a los demás, y ambos creen que los individuos no son dueños de sí mismos.  Unos creen que las personas le pertenecemos a su dios (cualquiera que este sea) y otros creen que le pertenecemos al estado; y ninguno de los dos cree que está mal usar el poder de la ley y del gobierno para legislar sobre cómo deberían vivir sus vidas los individuos.

Recientemente, unos quieren que se ejereza la coacción del estado sobre las mujeres que hayan abortado de forma culposa, o sea sin la intención de abortar, por razón de negligencia, imprudencia, o impericia; y quieren prohibir el matrimonio igualitario (virimonio, o femimonio) y quieren que se prohiban programas educativos sobre la diversidad sexual. En tanto que otros quieren imponer el matrimonio igualitario, la ideología de género y la posibilidad de abortar en las primeras 12 semanas de embarazo.

La debilidad de ambas posiciones es su perspectiva colectivista de los derechos (de las mujeres, de las minorías, como si no se tratara de derechos individuales); pero tienen debilidades particulares. Una debilidad de la primera posición es que, mediante la legislación, quiere ponerle un alto al largo proceso de prueba y error que tanto y tan bien ha descrito Friedrich A. Hayek; y al dinamismo que tanto y tan bien ha descrito Virginia Postrel.  Una debilidad de la segunda es que toma el atajo legislativo para remontar el largo proceso de prueba y error y el dinamismo, para implantar políticas y legislación para las cuales la sociedad todavía no está preparada.  Parafraseando a Miguel de Unamuno, en Salamanca, ambas prefieren vencer, que convencer.

En la tradición racionalista y constructivista que la caracteriza, la segunda posición (la mística del músculo, o socialista) -unida al uso y abuso del esperpento como recurso expresivo- no sólo ha estropeado la lucha legítima por los derechos de las mujeres y de las minorías, sino que han despertado al monstruo del conservadurismo religioso (que es el misticismo del espíritu.  Miles y miles se juntaron el domingo en la Plaza de la Constitución y calles adyacentes para dejar bien en claro que: ¡No pasarán! y que la evolución social y el dinamismo terminan donde ellos han plantado la cruz.

¿Y los que no somos de aquellas persuasiones?  Unos callan para no meneallo y para no ofender a sus amigos y parientes conservadores. ¿Y otros? Se enredan porque no piensan en términos de principios y no terminan de entender que lo que es caldo para el pollo, es caldo para el chunto, es decir, que no terminan de entender la idea radical de que las demás personas no son tu propiedad y que ese principio no sólo se aplica al comercio, sino en mataria de conciencia y de proyecto de vida. ¿Y los demás?  Pues aquí…viendo como se pierden oportunidades de oro y cómo podriamos perder la batalla por la igualdad de todos ante la ley,

Una versión abreviada de esta entrada fue publicada en mi columna en elPeriódico.; y la ilustración la tomé de Facebook.