24
Jun 22

La inflación es como orinarse en la cama

 

¿Sabes qué le dijo un funcionario de la Reserva Federal de los EE. UU. al columnista de The Wall Street Journal, Francesco Guerrera acerca de la pérdida de valor de la moneda: “La devaluación de la moneda es como orinarse en la cama.  Al principio se siente rico, pero rápidamente se convierte en un desastre”.  Y como tú ya leíste mis dos columnas anteriores aquello no te sorprende.  La inflación -causada por las autoridades monetarias y los pipoldermos a los que sirven- le quita valor a la moneda mediante la política de emitir dinero y crédito por encima de la producción.

La semana pasada, en este espacio, te enteraste de que la inflación beneficia a unos a costa de otros, le roba valor a tus ahorros y a las pensiones por invalidez, vejez y sobrevivencia, le roba valor a tu sueldo y a cualquier renta fija que recibas, o reciban tus padres.

Además de enemiga de la propiedad, la inflación es enemiga de la libertad porque cuando los precios empiezan a subir en espiral y las economías familiares se empiezan a desmoronar la gente clama por controles de precios, por prohibiciones y otras formas de coacción arbitraria que desnaturalizan el intercambio.  La inflación es enemiga de la dignidad humana porque el empobrecimiento artificioso y político de la gente mengua la valoración que las personas tienen de sí mismas y crea inseguridades innecesarias. La inflación, como la corrupción, son violatorias de los derechos individuales.

Por eso no me extraña que mi amigo y maestro Ricardo Rojas -ex juez argentino- esté escribiendo un libro que se titula “La inflación como delito”.

Si el Código Penal castiga la falsificación de moneda y la inflación es una forma de falsificación porque en la práctica el valor del dinero queda en manos de las autoridades monetarias y de los pipoldermos a los que sirven, y es una política de estado, con todos los daños explicados arriba y en mis dos columnas anteriores, la inflación equivale a alterar la moneda, cercenarla, y ponerla a circular, delitos tipificados en todos los códigos penales del mundo.

¿Qué opinas?

Columna publicada en elPeriódico.

Fin de esta seria sobre la inflación:

Inflación. Para que no te cuenteén.

Inflación. Que no te digan, que no te cuenten.


17
Jun 22

Inflación. Para que no te cuentéen

 

Hoy era como para celebrar el Día del Padre; pero sigamos con la inflación ya que en los hogares en los que los padres son los proveedores principales, es a ellos a quienes primero golpea aquel fenómeno inmoral: los golpea financiera y emocionalmente.

¿Quiénes que se benefician de la inflación a costa de las economías familiares? Los que viven del presupuesto del gobierno, los empresaurios, políticos y burócratas que reciben el dinero inflacionario antes que cualquier otro grupo en la sociedad. Por lo tanto, ¿qué crees que ocurre? Ellos aprovechan los precios bajos que, para cuando el dinero inflacionario llega a otros grupos, esos precios ya han subido. Mientras más lejos están tus ingresos del presupuesto del gobierno, más mina la inflación el valor de tu dinero.

Pero los daños no se quedan ahí.  ¿Tienes dinero ahorrado en el banco? Ese dinero pierde valor cada vez que los pipoldermos inflan la cantidad de dinero que hay en el mercado por sobre la producción.  ¿Recibes una pensión por invalidez, vejez, o sobrevivencia?  Ese dinero, que recibes como consecuencia de tus aportaciones, también pierde poder adquisitivo.  ¿Tienes rentas fijas, o un sueldo? El valor de ese dinero también es erosionado por la inflación.  Por eso es que cada vez necesitas más quetzales para comprar lo mismo; y por eso es que, muchas veces, aunque el precio no suba, la cantidad de producto que recibes disminuye.

Como la inflación sirve para pagar los gastos de los políticos y burócratas (que muchas veces se enriquecen con el dinero inflacionario), en realidad es una forma de impuesto oculto y regresivo.  Con la inflación los pipoldermos pagan sus excesos y los de sus clientelas, y le dan inicio a un proceso redistributivo que daña más a los que ganan menos.  Ovi, como dicen los patojos, que la pérdida de valor adquisitivo de la moneda daña más a un empleado que gana Q4,000, que a un burócrata que gana Q30,000, o a un ejecutivo que gana Q40,000.

Que no te engañen, la inflación la causan las autoridades monetarias -de forma inmoral- por requerimiento de sus jefes políticos y de sus clientelas.

Datos de la emisión monetaria en Guatemala, lástima que no hay gráficas. Cuando yo dirigía la sección de Economía en el diario “Siglo Veintiuno” ca. 1990, publicábamos estos datos en gráficas y era muy fácil ver su crecimiento.

Esto está bueno, sigamos el próximo viernes.

Esta columna, publicada en elPeriódico, es la segunda de una serie:


10
Jun 22

Inflación. Que no te digan, que no te cuenten

 

Al leer que la inflación en los EE. UU. se acerca a los máximos de 1980, el lector incauto podría caer en la trampa de creer que, como muchos productos que se venden en Guatemala tienen componentes originados en aquel país, el alza en los precios de aquellos productos es la inflación.

Es lo que cree la gente sencilla que supone que los precios son la suma de los costos.  Es lo que creen los que suponen que la inflación es el alza generalizada en el nivel de precios.  La inquietud se justifica porque el nivel general de precios, en Guatemala, sigue subiendo y ya se acerca al máximo establecido por la Junta Monetaria.  Te van a decir, por ejemplo, que la inflación es consecuencia del alza en los combustibles y si no te pones vivo te lo vas a creer.

Si tienes paciencia y me acompañas, entrémosle a la inflación.

El meme lo tomé de Facebook.

Para comenzar el alza en los precios no es generalizada en el sentido de que como los aumentos en los precios no son parejos, no ocurren al mismo tiempo, la inflación no nos afecta a todos por igual.  Este es uno de los motivos por los cuales la inflación es inmoral.

La decisión de inflar la toman las autoridades monetarias por requerimiento de otros pipoldermos. Verás, la inflación es un fenómeno monetario porque es la expansión de la cantidad de dinero por encima de la producción.  Esa expansión (esa inflada) es necesaria para los pipoldermos porque es uno de los medios que tienen para financiar todos sus gastos que superan a sus ingresos.

La gente en la calle, la que no lee como tú, cree que el precio del dinero es la tasa de interés; pero eso no es cierto.  La tasa de interés es el precio del crédito (y del tiempo, pero de esto platiquemos otro día).  El precio del dinero es lo que obtienes a cambio de él en términos de lo que obtienes, en condiciones específicas.  Por ejemplo: cuando decimos que un manojo de culantro cuesta Q.3.80, también decimos que Q3.80 cuesta un manojo de culantro.  ¿Por qué? Porque si la señora del mercado quiere que le des Q.3.80, ella te paga con un manojo de culantro.

Lo vamos a dejar aquí porque es bastante para pensar.  ¿Seguimos la próxima semana?

Columna publicada en elPeriódico.


20
May 22

¿Me acompañas otra vez?

 

¿Sabes que los inuit y los escoceses tienen más de una palabra para nieve?  En español las palabras configuración y orden se refieren a dos conceptos diferentes, aunque a simple vista parezcan ser lo mismo.  Friedrich A, Hayek, basado en el idioma griego antiguo distinguió entre kosmos y taxis para referirse a lo que él estimaba como dos tipos de órdenes distintos. Aristóteles y Hannah Arendt conocían la diferencia entre zoe y bios para referirse a lo que nosotros llamamos vida.

Blastulación, dominio público via Wikimedia Commons.

¿Por qué?  Porque la utilidad de los conceptos y del lenguaje es la de proveernos con un sistema de clasificación y de organización cognitiva que nos permita entender la realidad y adquirir conocimientos y pensar bien. Y porque los conceptos, como nieve, orden y vida son contextuales en el sentido de que responden a la realidad del conocimiento de uno. No es lo mismo decir nieve en Guatemala, que en las Aleutianas; y no es lo mismo decir vida en el cuchubal, que cuando está en juego una vida humana.

Para Arendt y Ari, según Stephen Bagwell, la palabra zoe se refiere a la vida biológica y cíclica. En ese sentido toda célula, todo paramecio, todo zancudo y toda lechuga tienen vida.  Sus estructuras características funcionan de tal manera que preservan su propia identidad y su vida a nivel de zoe.  Pero la vida capaz de formar una biografía gracias a las capacidades únicas de los individuos humanos para expresarse (por medio del habla), decidir y actuar en persecución de la felicidad es bios.

Las células que se descartan en una menstruación, o en una masturbación son zoe; pero no son bios. Un cigoto y un embrión son zoe; y tienen la potencialidad de ser bios, pero no lo son.  En cambio, la mujer gestante es y tiene bios; es vida plena y hace ratos que dejó de ser vida potencial.

Cuando se dice defender la vida, es preciso distinguir ente zoe y bios, entre vida biológica y la vida plena, entre vida potencial y vida actual porque no son lo mismo.  Y porque no debería haber conflicto ético alguno a la hora de decidir cuál debe prevalecer, ni por qué.

Columna publicada en elPeriódico.

Esta columna forma parte de una serie de tres:

¿Me acompañas?

¿Otra vez, me acompañas?


13
May 22

¿Me acompañas?

¿Me acompañas en un paseo filosófico? Seguro que has oído que la función principal del lenguaje es comunicar; pero No.  Su función principal es ayudarnos a mantener el orden en nuestras mentes y ayudarnos a pensar.  Esto es porque el lenguaje es un instrumento de cognición, y la capacidad de conocer precede a la comunicación.

Cigoto humano, foto por NinaSes, CC BY-SA 4.0, via Wikimedia Commons.

Ayn Rand explica esto en su epistemología; para ser utilizado como una sola unidad, la enorme suma integrada por un concepto debe tomar la forma de un concreto perceptual único, específico [una palabra] que lo diferenciará de todos los demás concretos y de todos los demás conceptos. Esta es la función que cumple el lenguaje.  De ahí que una silla no sea lo mismo que un banquito, ni que un sofá; y de ahí la importancia de diferenciarlos.  El proceso de formación de un concepto no está completo hasta que sus unidades constituyentes se han integrado en una sola unidad mental por medio de una palabra específica.

Verás: un cigoto no es lo mismo que un bebé; un embrión no es lo mismo que un bebé; y un feto no es lo mismo que un bebé.

El cigoto o huevo resulta de la unión del gameto femenino con el masculino; que se segmenta, para formar una mórula y luego una blástula; pero no es un bebé.  Es vida potencial, pero no es vida actual.

La palabra embrión se aplica hasta la octava semana de la concepción y un embrión no es un bebé.  El embrión es total y absolutamente dependiente de la mujer que lo está gestando y es vida potencial, no es vida actual.  La mujer tiene vida actual, pero el embrión sólo es una vida potencial.

En la novena semana de gestación empieza la etapa fetal.  El feto no es un bebé.  La etapa fetal concluye con el nacimiento cuando, entonces sí, el neonato es un bebé.  En el estado actual de la biología, la ciencia y la tecnología, ningún feto puede vivir independientemente de la mujer que lo está gestando, antes de la semana 23.  Entre el cigoto y el sexto mes de embarazo, la vida potencial no es vida; pero tiene la posibilidad de serlo en el futuro.

Si llegaste hasta aquí, muchas gracias.  ¿Te animas a seguir explorando la importancia de los conceptos y las palabras?

Columna publicada en elPeriódico.

Esta columna forma parte de una serie de tres:

¿Me acompañas otra vez?

¿Otra vez, me acompañas?


06
May 22

La verdadera lucha de clases

 

Recién leí una genialidad: La verdadera lucha de clases es entre quienes reciben subsidios, y quienes los pagan. La frase está relacionada con otra que dice -poco más o menos- que la transferencia forzada de riquezas ocurre de los grupos no organizados hacia los grupos organizados.  Es decir: te organizas (en una cámara, en un sindicato, o en asociación), consigues que tus necesidades, o las de terceros (que son tu clientela potencial) sean clasificadas políticamente como derechos y los que no estamos organizados te las tenemos que financiar porque consigues una ley para forzar ese financiamiento.

¿No me crees?  Aquí van tres ejemplos.

El Congreso aprobó legislación para forzar una tasa preferencial (subsidiada) para promover la construcción de viviendas para la clase media.   Alguien quiere construir casas y alguien quiere colocar el dinero que le sobra sin correr muchos riesgos.  Ambos encuentran que hay gente que quiere casa subsidiada…y otros pagan la tasa preferencial subsidiada.  ¿Quién crees que va a subsidiar la tasa?  Como las tasas de interés son los precios del crédito, y los precios llevan y traen la información necesaria para que los agentes económicos tomen decisiones acerca de dónde y cuándo colocar sus recursos, ¿Quiénes se beneficiarán con los precios falsos del crédito para la vivienda? ¿Quiénes saldrán perjudicados?

Alguien tiene capacidad para producir etanol en cantidades industriales, consiguió apoyo político en el Congreso y ¡Sorpresa!, este año se prevé crear legislación y las regulaciones necesarias para forzar que a las gasolinas se les agregue hasta 10 por ciento de etanol.  Según los expertos eso beneficiaría a los consumidores y al ambiente…pero…si es tan bueno, ¿por qué tiene que hacerse a la fuerza? Pues para asegurar la producción y proteger a los productores.  ¿Tu qué creías?

Alguien quiere importar y vender carros eléctricos en un ambiente mercantilista y patrimonialista como el chapín, ¿cómo le hace? Consigue apoyo político y legislación que disponga el privilegio de que su clientela no pague IVA, ni Impuesto de circulación y ¡Ya! Los privilegios hacen la magia.

¿Capisci?

Columna publicada en elPeriódico.


29
Abr 22

La lápida de mi bisabuela

 

¡Se robaron la lápida de mi bisabuela, Gilberta! ¡Se la robaron en el Cementerio general que está a cargo del Ministerio de Salud!  A quienes se la robaron, y a quienes tienen y han tenido en abandono esa necrópolis les deseo el mal.

Doña Gilberta murió en 1920, en plena Semana trágica, durante los eventos que rodearon a la caída del don Manuel Estrada Cabrera.  Con la lápida de mi bisabuela también se robaron otras lápidas de familiares cuyos restos se hallan en el mausoleo.  El caso -en mi familia- no es único, el bronce y las barandas de hierro del mausoleo de mi bisabuela Adela también fueron robados.

Décima, de izquierda a derecha, mi bisabuela Gilberta Cabrera sentada.

En realidad, todo el Cementerio general de la ciudad de Guatemala ha sido saqueado y destruido por el mismo tipo de chatarreros que han vandalizado la Avenida de la Reforma y la Avenida de las Américas.  El monumental mausoleo de Justo Rufino Barrios está desmantenlado casi en su totalidad, y en la cripta habitan rufianes.  Algo ha rescatado el Ejército, pero la belleza del lugar se ha perdido.

En el camposanto merodean asaltantes y traficantes de drogas. La última vez que visitamos la tumba de Gilberta, con mi mamá, tuvimos que abandonar la idea de limpiar el lugar porque por el área rondaban sujetos de muy mal aspecto, en moto.

¿Me vas a decir que de esos pillos no saben nada la administración y el Ministerio? ¿Has ido a un entierro ahí últimamente? La última vez que fui me devoraron los zancudos y he oído que a veces hay que llegar con bombas de iglesia para detonarlas y espantar a los zopilotes durante los sepelios.  ¡Es una indignidad y una afrenta!

La podredumbre, la descomposición y la inmundicia que hay en el Cementerio general no sólo es un reflejo de todo lo que está mal en Guatemala y en la administración pública.  Es una falta de respeto y un desprecio para la memoria de las personas que fueron enterradas ahí y para sus familias.

Por eso no tengo empacho alguno en desearles el mal a los burócratas y políticos que han convertido el Cementerio en una imagen de su abulia, de su corrupción y de su indecencia, por décadas.

Columna publicada en elPeriódico.


23
Abr 22

La cultura “woke” pasa factura

 

En 2017, la editora en jefe de la National Geographic Magazine anunció que una carátula woke de la revista le costó a la misma la pérdida de unos 10,000 suscriptores.  La noticia me llamó la atención porque ya desde los años 90 yo ya había perdido el interés por aquella publicación.  Yo, que en los años 70 esperaba con ansia febril su llegada por correo, yo que -según cuenta mi amigo, José Eduardo- no salía al recreo, en el colegio, por quedarme leyendo la revista.

La ilustración a tomé de https://xarxatic.com/pegagogia-woke/

Esta semana leí que Netflix perdió más de un tercio de su valor en la bolsa, digamos que unos US$ 54 millones, debido al rechazo de los suscriptores y accionistas que “están hasta el gorro” de la programación woke de ese canal que, en algún momento de su historia, era visto como un fenómeno imparable.

Debido a la orientación woke de la empresa, las acciones de Disney+ han perdido unos US$ 14 millardos como parte de reacciones de advertencia por parte de los suscriptores.  La magia de Disney -otrora una de las empresas más admiradas del mundo- está desapareciendo. También hay menos viajes a los parques.

La cultura woke ha infectado muchísimas instituciones e incluso empresas en muchas partes del mundo -incluida Guatemala-. Ha infectado las artes y la educación, el periodismo, las redes sociales virtuales y los deportes.  En ese ambiente el único antídoto para una filosofía corrupta e irracional como la del movimiento “woke” es una filosofía racional, apoyada en la razón, la lógica, la objetividad y el libre albedrío.

¿Estamos viviendo una reacción de esa naturaleza por parte de accionistas, suscriptores y clientes?

Seguro que es tiempo de que el liberalismo rescate causas legítimas como la igualdad de todos ante la ley y el antiracismo, aunque se incomoden sus socios desde el conservadurismo.  Quizá es tiempo de que los activistas colectivistas y constructivistas reconozcan que al despreciar el poder de la evolución social y forzar políticas en favor de sus intereses sólo han logrado alienar a posibles aliados y han dañado las causas que dicen defender.

Columna publicada en elPeriódico.


16
Abr 22

Bacalao y garbanzos

 

En casa, los platos estelares durante esta temporada son el bacalao a la vizcaína; y el dulce de garbanzos y la miel de garbanzos que son dos cosas distintas.

La receta tradicional de bacalao incluye cantidades generosas de aceite de oliva; cebollas rodajadas fino; tomates, ajos y pimientos del piquillo asados; y aceitunas y alcaparras.  Mi abuela , Frances y mi tía abuela, Baby discutían sobre si los tomates y ajos iban asados de acuerdo con la receta de mi bisabuela, Adela; y en casa optamos por asarlos.  Además, le añadimos chiles guaques asados (que era como una herejía para mi abuela) porque nos gusta el toque que le dan al platillo.  Siento mucho no dar cantidades; pero estas recetas familiares son así al gusto y así es como lo preparamos en casa: a puro ojímetro. Es muy, pero muy importante quitarle bien la sal al bacalao y para ello el pescado en cubos debe dejarse en agua la noche anterior y durante el día cambiarles de agua por lo menos cuatro veces.  También hay que remover las espinas.

El color de la salsa del bacalao es muy importante para nosotros.  Debe ser brillante y profundo, un rojo intenso. Lo comemos sobre arroz blanco y acompañado por cerveza.  Antes me gustaba acompañarlo con vino; pero ahora prefiero cerveza.  También es importante el tipo de pan para remojar en la salsa.

En mi familia -desde que yo era niño- nos gusta mucho el dulce de garbanzos y ahora preparamos la interpretación propia de la receta de mi tía abuela La mamita y de mi tío Rony.  Los garbanzos se dejan en agua y bicarbonato durante la noche para que sea menos trabajoso pelarlos.  Luego se cuecen en olla de cocimiento lento (o en olla de presión).  Mientras tanto se prepara una miel de azúcar y canela en raja y cuando están listos los garbanzos se vierten en la miel para que hiervan hasta que calan bien.  Salen de un color dorado hermosísimo, como la luz del sol.

Más recientemente nos mandan pan hecho en casa, de la costa sur.  ¡Ese pan cuyos aroma y sabor son hipnóticos!  Hecho con huevos de gallinas conocidas y leche de vacas conocidas. Nos gusta mucho remojarlo en la miel de garbanzos que es distinta a la anterior. La “miel” de la costa sur la preparamos con panela canche, agua y canela.  Es el mismo procedimiento que el dulce de garbanzos, pero con la miel citada.  El pan remojado así es una de las cosas más ricas del universo mundo.  Es la vida, dijeron unos amigos, Peruanos, que nos visitaron hace años el día en que preparamos este postre tradicional.

Para nosotros la parte culinaria de las tradiciones chapinas es muy importante, y en esta temporada incluye mangos en dulce, moyetes, encurtido y enchiladas, y a veces pescado seco envuelto en huevo…que se nos olvidó hacer este año.  ¿Cuáles son tus platillos favoritos de esta temporada?

Columna publicada en elPeriódico.


08
Abr 22

Bienvenidos a mi temporada favorita

 

Los chapines ya estamos en semanasanta mode; y cuando un extranjero me pregunta que cuál es la mejor temporada para visitar Guatemala, nunca dudo en asegurar que es cerca del solsticio de primavera, particularmente durante las conmemoraciones relacionadas con la pascua.

Es la temporada de la explosión de colores, especialmente del morado y el rosado que vemos en las jacarandas, los agapantos, los nazarenos y los matilisguates.  Es la temporada que huele a corozo y a jocotes marañones, frutas exóticas que disfruto mucho en refresco -estas últimas- y que muchos extranjeros no saben que les dan origen a las nueces homónimas. Es la temporada de mangos en dulce y de miel de garbanzos.  ¿Quién de los lectores no ha probado le dulce de garbanzos?  Es la temporada del pan de la costa, hecho en casa, cuyos aroma y sabor son casi hipnóticos. Esta temporada, incluso tiene su música particular, las marchas que son tan chapinas como las champurradas.

En casa, el platillo que es el rey de la fiesta es el bacalao a la vizcaína de acuerdo con nuestra interpretación de la receta de mi madre, Nora; que viene de mi abuela, Frances; y de mi bisabuela, Adela.  Pero el pescado seco, envuelto en huevo, también tiene su lugar de honor junto a dos que tres botellas de Cabro y moyetes rellenos de buena crema.

En estos días de calor fastidioso, en casa nos encanta recibir amigos.  No salimos de la ciudad para evitar las multitudes en las playas y en otros lugares turísticos.  Las mañanas son para haraganear tantito; y las tardes y noches son para caminar por las calles de la zona 1 persiguiendo procesiones, tomando fotos y comiendo en nuestros lugares favoritos del Centro.

Son para vivir las tradiciones -a pesar de su contenido místico- porque nos recuerdan la infancia y nos conectan con las generaciones que nos las compartieron; y tienden puentes con las generaciones que vienen…si quisieran recibirlas.  Son las tradiciones que le dan sabor chapín a la vida chapina.

Y recuerda…si bebes, no manejes.  No falta quien te quiera de vuelta.

Columna publicada en elPeriódico.