03
Nov 17

Allahu Akbar! y otros gritos espeluznantes

Al grito de Allahu Akbar! –que significa Dios es grande, Dios es más grande, Alá es grande, o Alá es el más grande– Sayfulló Saípov presuntamente protagonizó un ataque terrorista que costó la vida de ocho personas y dejó 12 heridos en Nueva York.  Las autoridades dicen que Saípov es un lobo solitario; pero ha sido inspirado por el Estado islámico o DAESH.

Escucha el podcast aquí.

El atentado que aquel migrante uzbko llevó a cabo –al volante-– no es un incidente aislado, sino que ha sido precedido por actos similares en el contexto de una guerra islamista contra Occidente. Sólo en 2017 ha habido tres atentados con vehículos en Londres, uno en Estocolmo y otro en Barcelona.

Empero, el uso de algún dios para cometer actos de violencia no es nuevo.  Por supuesto.

En los años 70 recuerdo haber leído la noticia de que, en España, grupos de extremistas llegaban a los lugares donde se reunían los hippies y al grito de ¡Viva Cristo Rey! aquellos golpeaban a los jóvenes, les cortaban el pelo y los vejaban.  Los protagonistas de aquellos actos eran los Guerrilleros de Cristo Rey, un grupo parapolicial cuyo objetivo principal era combatir a los movimientos antifranquistas; pero que no dudaba en imponer la moral fascista a palos.

El mismo grito era usado por los cristeros, en México, cuando –en oposición a la educación socialista que promovía la Constitución de 1934– aquel grupo desorejaba maestros rurales.

Occidente representa, entre otras cosas valiosas, el respeto a los derechos individuales de todos por igual y el método científico.  Si Occidente ha de sobrevivir, no va a ser sobre el reclamo vacío de que mi dios es mejor que el tuyo; sino mediante el uso de la razón y la lógica, así como mediante el reconocimiento de que gente como la que admira y apoya al Estado islámico, es enemiga de la confianza, la paz, el comercio, el derecho, la libertad y todo lo bueno que implica la civilización. Si te interesa este tema, te recomiendo el libro Winning the Unwinnable War: America’s Self-Crippled Response to Islamic Totalitarianism, por Elan Journo.

Esta columna fue publicada en elPeriódico; y la ilustración es por TRAJAN 117. BY-SA 3.0, via Wikimedia Commons


11
Sep 17

No olvidamos, 9/11

Para mi es impensable que pase el 11 de septiembre sin recordar los atentados contra el World Trade Center, en Nueva York, a las miles de víctimas y el contexto que los hizo posibles.

Aquel es el mismo contexto que hace posibles otros atentados islamistas en todo el mundo, desde aquella fecha fatídica hasta ahora: la prevalencia de ideas filosóficas irracionales en la educación, en los medios de comunicación, en las redes sociales, en el arte, en la política y en la ética.  Ideas que les permiten a muchos y ciertamente les permiten a los lideres políticos e intelectuales de occidente evadir la naturaleza del totalitarismo islámico.

No olvidar es importante; pero también lo es identificar una filosofía  racional que nos permita asegurar los derechos a la vida, a la libertad, a la propiedad y a la búsqueda de la felicidad.

Si te interesa el tema te recomiendo Failing to Confront Islamic Totalitarism, por Onkar Ghate y Elan Journo.


23
May 17

Ayer fue en Manchester, ¿dónde será el siguiente?

Mientras que Donald Trump, el presidente de los Estados Unidos de América, bailaba en Arabia Saudita, un terrorista suicida causó la muerte de 22 personas, entre ellas niños, al hacer explotar un artefacto de fabricación casera junto al estadio Manchester Arena.  El presunto responsable es Salman Ramadan Abedi, un jóven de 22 años de edad.

Imagen de previsualización de YouTube

Los padres de Salman, de origen libio, tenían una familia grande. Salman era el segundo hijo. Según algunos vecinos, la familia era muy religiosa. “Sólo vi a la madre una o dos veces en diez años. Ella siempre se quedaba encerrada en la casa y cuando la veía estaba cubierta con el velo”, dijo un vecino.  Abedi había realizado un viaje de tres semanas a Libia antes del ataque y que comenzó a mostrar un “rostro de odio”.

Esta es una buena ocasión para leer Winning the Unwinnable War, de Elan Journo.  La guerra contra el islamismo no va a ser ganada si los Estados Unidos de América y los países de Occidente pierden de vista el interés propio racional; y el hecho de que su primer compromiso es con la protección de la vida y de las libertades de sus nacionales. Una definición objetiva del interés racional de Occidente -como civilización- se hace más ineludible con cada atentado.

El islamismo es incompatible con la civilización y con la libertad; y hay que combatirlo con la seguridad de que Occidente tiene derecho a defenderse.  Eso sí, desde una perspectiva digna de Occidente.  Es decir, sin generalizaciones e identificando plena y objetivamente a los responsables en cada caso, de acuerdo con los distintos niveles de responsabilidad.  Desde el derecho, y no desde la legalidad; es decir, alejados de cualquier tipo de leyes de Núremberg.

Además del que cité arriba, y si te interesan estos temas, te recomiendo -también- Nothing Less Than Victory, por John David Lewis.

Ayer el terrorismo islamista cobró 22 vidas en Manchester, ¿dónde cobrará las próximas si Occidente no detiene la barbarie?


11
Sep 16

No olvidemos a las víctimas del 9/11

14238207_10157420418645634_7829847813125890858_n

A mí me parece que fue ayer; pero ya pasaron quince  años desde el ataque terrorista a las torres gemelas en el World Trade Center de Nueva York,  el Pentágono y el vuelo 93 de United.  En esta fecha recordamos a las víctimas de aquellas tragedias; y a las ideas que las hicieron posibles.  Aquellos ataques fueron fueron producto de acciones deliberadas en el marco de un ataque de terror contra la civilización.

Hoy es un buen día para visitar la mejor cobertura de aquellos actos y aquellos días; misma que está en Internet Archive.

La cobertura expuesta por IA comienza con el anuncio de una hermosa mañana de otoño en Manhattan y nos lleva de la mano por toda la inmensidad y profundidad de esta tragedia humana.  El sitio es facilísimo de navegar y, de verdad, vale la pena visitarlo.

Si eras muy joven, o no habías nacido en 2001, seguramente querrás ver este vídeo; pero no es para personas impresionables:

Te recomiendo dos artículos:


18
Jul 16

¿El mundo queda lejos? Atentado en Niza

elmundoquedalejosmafaldaoficial

Escucha el podcast aquí.

Una encuesta del Pew Research Center muestra que una mayoría de españoles, franceses, alemanes y británicos creen que frente al terrorismo no debe ser utilizada la fuerza. Casi nadie quiere enfrentarse a la realidad de que existe de verdad el fanatismo, la ideología del mal, que cree llegado su momento de someter a los occidentales, leí en una columna de mi cuate, Javier Fernández-Lasquetty. Las palabras clave aquí son ideología del mal y someter.

El atentado terrorista en Niza, del 14 de julio, ¿cambiará aquel estado de cosas? Apuesto a que no; y ciertamente que no en el corto plazo.

Para los que llegaron tarde, 84 personas fueron asesinadas y 202 resultaron heridas, 52 de ellos en estado crítico, después de que un hombre embistiera con un camión contra cientos de personas -niños, adultos y familias completas- que disfrutaban de los fuegos artificiales en el Paseo de los Ingleses de Niza  como parte de las celebraciones del 14 de julio.

Javier nota que los atentados de esta naturaleza están siendo organizados con frecuencia creciente y pregunta: ¿Qué sucederá cuando los ataques se produzcan todos los meses, o todas las semanas? ¿Cómo reaccionarán los franceses, o los europeos en general?  Y yo me pregunto: ¿Cómo reaccionará Occidente? ¿qué pasará cuando los atentados ya no sean -principalmente- en lugares lejanos ? Cuando ya no sean en Niza, en Bruselas, o en Turquía donde el viernes hubo un aparente golpe de estado cuyo objetivo final sería afianzar un régimen islamista. Para antecedentes recomiendo dos artículos de mi cuate Luis I. Gómez: Erdogan aparta a Turquía de la democracia; y Turquía entre secularizaciòn e islamización.

Mi cuate Markus vivió el horror del atentado en el aeropuerto de Estambul. ¿Qué pasará cuando los atentados ya no ocurran del otro lado del Océano Atlántico? A veces pienso que aquí en la aldea nos pasa como a Susanita (de Mafada) que al ver las noticias exclamó: ¡Por suerte el mundo queda tan, tan lejos!  Para muchos latinoamericanos y estoy seguro de que para muchos chapines, el islamismo radical y terrorista es cosa de otros.  Empero El terrorismo islámico no solamente está impactando a los Estados Unidos, Africa, Oriente Medio, Europa, sino que a América Latina también, es el titulo de la tesis doctoral de Pedro Trujillo.

Casualmente tengo en mi escritorio un ejemplar de Winning the Unwinnable War: America´s Self-Crippled Response to Islamic Totalitarism , por Elan Journo, un libro que he recomendado en ocasiones anteriores; y en la parte de las conclusiones leo: Hasta ahora, hemos caminado penosamente de una crisis a otra peor, bajo cadenas autoimpuestas que han obstaculizado nuestra formulación de políticas y, en consecuencia, nuestra seguridad nacional. Esas cadenas, por nuestra propia elección, han definido un estrecho rango de movimiento: la posibilidad de actuar por nuestro propio bien es vista como moralmente corrompida; y servir a los intereses de los demás es visto como un ideal noble. La derrota de nuestros enemigos es maldecida como una locura y (contra la evidencia ) como contraproducente. La subordinación de nuestra seguridad a los caprichos de ese antro de reprobados internacionales que es las Naciones Unidas; y, por el contrario, es vista como buena de alguna manera. Hasta ahora, hemos renunciado a la meta que es de nuestro interés: la de derrotar el totalitarismo islámico, porque nuestros líderes – y – tantos estadounidenses no creen que moralmente tengamos el derecho a aniquilar a los que nos aniquilarían. Hasta ahora, hemos implementado políticas que niegan implícita, o explícitamente nuestra absoluto derecho moral a la autodefensa.

Es evidente que Winning the Unnwinnable War está dirigido a los Estados Unidos de América y a los gringos; pero los planteamientos que hace son válidos para los europeos, los latinoamericanos, y para todo Occidente. Porque aquí también doblamos la cerviz ante los caprichos de la ONU, porque aquí -aparentemente convencidos de que debemos sacrificarnos por el bien de otros- hemos renunciado a nuestro derecho moral a la autodefensa. A pesar de que, según Trujillo  el terrorismo se hace latente en la región de varias maneras: mediante el financiamiento a grupos terroristas en Medio Oriente, proselitismo en el que se inculca la ideología fundamentalista y la creación de infraestructura en la región.

Ojalá no olvidemos que lo que está en riesgo, en esta guerra, son la razón…y  ¡la vida, la libertad y la propiedad! los principios morales que hacen posible la civilización occidental.

¿Cuánto más vamos a aguantar sin responder como debe ser, o sin rendirnos del todo?

La ilustración la tomé de aquí.


12
Jun 16

Por las víctimas de la masacre en Orlando

13413011_1729376387321499_7730158778132331108_n.png

Al menos 50 personas fueron asesinadas en un bar gay de Orlando, Florida. La peor masacre por tiroteo en la historia moderna de los Estados Unidos de América.

Omar Mateen, el autor, le habría jurado lealtad al dirigente del Estado Islámico, Abu Bakr al-Baghdadi, momentos antes de su acción terrorista. Fue investigado por el FBI debido a comentarios inflamatorios sobre el radicalismo islámico.  Su familia dice que la masacre no tuvo motivaciones religiosas; pero sospecha que tuvo su origen en odio puro contra la comunidad gay.   Por cierto, el padre de Mateen es admirador del Talibán y  quiere ser presidente de Afganistán. La cuestión es: ¿en qué clase de ambiente se aprende ese tipo de odio? ¿Que tipo de prefilosofía y qué tipo de ideología animan el tipo de odio que anima a una persona a planear y a ejecutar una masacre? ¿Has visto, en tu Facebook, la cantidad de comentarios de odio que ha desatado este acto terrorista?

luther-king

Mientras tanto, y de espaldas a los hechos, el presidente de los EUA dijo que ese país, y no el terrorismo islámico, es responsable de lo que ocurrió en aquel lugar. Yo diría que si a alguien hay que culpar es a los promotores de ideologías irracionales y animadoras del odio y la violencia, como el Islam.  En su contexto, la masacre en Orlando es parte del odio islamista contra Occidente y de una guerra contra Occidente; y como escribió Yaron Brook, director del Ayn Rand Institute: no ganaremos esta guerra a la defensiva, ni construyendo muros, ni prohibiendo las armas, ni prohibiendo la inmigración; sino aplastando a ISIS y a sus aliados. Te recomiendo el libro Winning the Unwinnable War, por Elan Journo para profundizar en este tema.

Actualización: Tres días después de aquel acto terrorista, este es uno de los artículos más notables que he leído y quizás quieras leerlo: Admit it: These Terrorists are Muslims.

La ilustración la tomé de Facebook.


23
Mar 16

Terrorismo yihadista en Bruselas

12804862_10153505574861188_2081091873060172413_n

¿Cómo se explican los ataques yihadistas en el aeropuerto y en el metro de Bruselas?  Se engañan quienes le atribuyen el terrorismo islamista a malas actitudes contra el islam, o a las malas políticas migratorias.  En tanto no entendamos que el propósito de la gente que ejecuta este tipo de actos es el de destruir la civilización occidental y que el islamismo está en guerra contra Occidente, estamos perdidos.

Ahora es cuando, los valores de Occidente son más relevantes: racionalidad, respeto a los derechos individuales, igualdad de todos ante la ley y poder limitado para el estado son más relevantes.  En la medida en que Occidente se aparta de aquellos valores, en esa medida es más vulnerable.  Y claro, hay que entender -y bien- el concepto de estado de guerra que nos legó John Locke.  Occidente debe defenderse y tiene las bases morales para hacerlo.

Te dejo, para que los leas, los versos violentos del islam.  Sirven para entender con qué tipo de mentalidad medieval está tratando Occidente.  Lee dos, para que tengas perspectiva sobre cómo se explican los ataques terroristas:

As to those who reject faith, I will punish them with terrible agony in this world and in the Hereafter, nor will they have anyone to help.

Soon shall We cast terror into the hearts of the Unbelievers, for that they joined companions with Allah, for which He had sent no authority.


26
Ene 16

Italianos cubren estatuas de desnudos, por presidente de Irán

Venus_del_Esquilino_01

Si te dicen que estas cosas van a pasar no te las crees: Debido a la visita del presidente de Irán, Hassan Rouhani, a Italia, las autoridades dispusieron cubrir las estatuas clásicas de desnudos en los Museos Capitolinos, de Roma.   Esto en atención, sospecho,  a que el islamismo es una gran perversión sexual convertida en religión, como dijo mi cuate Gerardo.  La hipocresía políticamente correcta que prevalece en muchos ambientes justificó la medida como una señal de respeto al conservadurismo del visitante y de su gobierno; pero, ese respeto no es de dos vías.  En Irán las mujeres occidentales son obligadas a cubrirse de una forma totalmente ajena a su cultura, por ejemplo.  En todo caso, como ha dicho algún comentarista: el respeto a otras culturas no debe implicar la negación de la propia.  Si un jefe de estado de occidente viajara a Teherán, ¿el gobierno de aquel país les quitaría las burkas a las mujeres?

Es como cuando algún papa dispuso ponerles pañales a los desnudos de Miguel Angel en la Capilla Sixtina, o cuando otro dispuso ponerles ojas de parra a los genitales de las estatuas.  En occidente esas cosas pasaban antes, en el pasado, no en el siglo XXI.

Es peligroso este juego de poder de parte de los islamistas; y occidente cae en la trampa. La Venus del Esquilino fue una de las víctimas de este desatino.

Actualización: en contraste, la administración de Hollande, en Francia, se negó a quitar el vino del almuerzo con Rouhani y este suspendió el encuentro.  La decisión francesa es lo más atinado y la respuesta del presidente de Irán es un berrinche.

Foto por  Miguel Hermoso Cuesta (Trabajo propio) [CC BY-SA 3.0],  via Wikimedia Commons.


11
Sep 15

El 11 de septiembre y la migración

12002277_10102120364280205_8372887589018184951_n

Hoy, que recordamos a las víctimas de los atentados en el World Trade Center el 11 de septiembre de 2001 pensé en la relación que hay entre aquellos actos horribles y la migración de miles y miles de personas que huyen del Estado islámico.  Pensé en el cuerpo de Alan arrojado a la playa. Pensé que el problema de fondo no es la hipocresía de los europeos (y del mundo con respecto a esta migración y a las migraciones en general).  El problema es que nadie se atreve a erradicar al Estado islámico. El problema es que pocos entienden que lo que ocurrió en Nueva York hace 14 años y lo que hace el Estado islámico frente a nuestras narices son ataques a la civilización; es decir al producto de una mentalidad que se libera de tabúes, interdictos y costumbres ancestrales carentes de utilidad social; y que se obliga a sí misma a comprender el mundo circundante para dominarlo mediante la acción de sus propias leyes y se esfuerza incesantemente por mejorar las condiciones de vida para que la existencia valga la pena para el mayor número de personas; pero que siempre insiste en que e progreso sólo puede darse mediante procesos que respeten la dignidad del individuo.

Aquellas son palabras de Louis Rougier en El genio de occidente (libro estupendo que tiene un subtítulo desafortunado).

¿Cómo se puede defender la paz y la civilización cuando se trata de un enemigo que no tiene en cuenta en absoluto la vida humana?  ¿Cómo se puede luchar contra la bestia sin llegar a ser uno una bestia?  Pues reconociendo la natureleza del enemigo y  acabando rápida y totalmente con él.  Destruyendo absolutamente su capacidad y su  voluntad de continuar atacando.  No mediante la pacificación, la condecendencia y la hipocresía. ¿Cuántos migrantes llevarán la semilla del Estado islámico a sus países anfitriones?

Si te interesan estos temas te recomiendo Winning the Unwinnable War: America’s Self-Crippled Response to Islamic Totalitarianism, por Elan Journo; y “No Substitute for Victory”: The Defeat of Islamic Totalitarianismpor mi cuate John David Lewis (QEPD).

La foto la tomé de Facebook.


07
Jul 15

Chopin, la jihad, el dinero y la libertad de expresión

Imagen de previsualización de YouTube
El lunes comenzó con Chopín, una de las mejores formas posibles de empezar la semana.  Thomas Shoebotham nos llevó a él a través de Rossini, Donizetti y Bellini.  El vídeo es de unos segundos de Una furtiva lágrima, de Norma, por Vincenzo Bellini.   Esto es porque Frédéric Chopin y el Bel Canto están muy relacionados dado el hecho de que por medio del piano el compositor polaco conseguía capturar la belleza del tono, el legato y los pasajes floridos propios de aquel estilo de canto, e impropios del instrumento en cuestión.  Los famosos nocturnos fueron el foco de atención durante la clase.

Elan-journo-ocon

Mi otra conferemcia favorita fue The Jihadist Movement, por Elan Journo que explicó por qué es que la amenaza jihadista persiste, qué la anima y cuál es el impacto de la guerra contra el terror ha tenido en aquel movimiento.  Explicó que, a pesar de la retórica, no es que el islamismo haya adoptado al comunismo, o que el islamismo sea fascista.  En el fondo es que el islamismo es una filosofía acerca de la relación correcta con Alá y el hecho de que debe ser impuesta por la fuerza.

george-selgin-ocon

No menos favorita fue Money Under Laissez-Faire por George Selgin.  En ella el economista austriaco examinó el desarrollo y la funcionalidad de sistemas monetarios en ausencia de la intervención de los gobiernos.  Habló de la evolución espontánea del dinero, el desarrollo de los bancos y de la autoregulación bancaria en competencia y del manejo de crisis en ausencia de bancos centrales.  También le dedicó unos minutos a las criptomonedas y a bitcoin.

El día concluyó con una charla esperanzadora de Yaron Brook sobre The State of the Ayn Rand Institute.  Sigo siendo optimista moderado, en parte porque este tipo de perspectivas me facilitan ver más allá de los titulares de los diarios y de lo concreto de la realidad diaria. Al medio día, Yaron se refirió a la Maestría en Filosofía Objetivosta, de la Universidad Francisco Marroquín.