Aquí y ahora las manifestaciones son una idea mala

El coro de la Cicig está alborotado con la idea de ir a la plaza.  El activismo de barricada y de bloqueo, que sospecho que se halla en su ADN, los llama a las calles y a las carreteas.  Pero ir a la plaza en condiciones forzadas y artificiosas es una mala idea y es peligrosa.

Sospecho que al coro de la Cicig le urge un Mario Alioto, o un Abner Abdiel; y una concentración de personas -que ya sea que ejecuten o no acciones violentas como las del 14 de septiembre de 2017- es el mejor ambiente para conseguirlo.

Yo participé con entusiasmo en las multiudinarias jornadas de mayo de de 2009; y en las de 2015; pero a diferencia de las marchas fabricadas que quiere organizar el coro de la Cicig, a aquellas no sólo acudíamos miles de individuos de todo el espectro social guatemalteco, sino que no respondían a una agenda ideológica particular, sino al ideal común de que se hiciera justicia.

La plaza tiene sus momentos apropiados y no debe ser usada para precipitar acontecimientos violentos.

La escena de la peli V for Vendetta, que comparto en esta entrada se explica porque en el minuto 2.33 el inspector Finch explica que en un abiente de caos (como el de los desordenes violentos del 14 de septiembre citado) alguien (de cualquier bando) puede hacer algo estúpido y si eso ocurre las cosas se pueden poner muy mal.

Imagen de previsualización de YouTube

En las actuales condiciones, ¿qué grupos de interés se beneficiarían de uno, o varios muertos y heridos en la plaza y en las calles?  ¿Qué bando sería linchado mediática y políticamente, aquí y allende los mares si aquellos grupos consiguieran tan sólo un mártir?

En V for Vendetta (que es una peli) la detonación del Parlamento y la vorágine de actos y hechos que la preceden tienen razón de ser como el último recurso contra una larga tiranía totalitaria y colectivista; pero de ninguna manera se justificarían como recurso para iniciar el camino hacia una.

De cualquier manera, los organizadores de las pretendidas manifestaciones deben asegurarse de que sus seguidores no actúen de forma violenta, ni provocadora (como lo hicieron en septiembre de 2017); y las autoridades deben asegurarse de que sus elementos no cedan a la violencia y a la provocación si se dieran.

La violencia y las provocaciones deben ser evitadas por todas las partes involucradas.

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
Para demostrar que eres una persona (no un script de spam), escribe la palabra Anti-spam que se muestra en la imagen.
Anti-Spam Image

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.