31
Ago 15

Guatemala en The Wall Street Journal

f7731b6909b40bf320592a3b547edfa2

Los guatemaltecos quieren justicia para sus políticos, pero no la conseguirán sin un estado de derecho. El primer paso es seguir la Constitución, dice la columnista Mary Anastasia O´Grady en The Wall Street Journal de esta mañana.

En el artículo O´Grady describe cómo es que los guatemaltecos tenemos una participación activa contra la corrupción por medio de manifestaciones como la del jueves pasado que reunió a decenas de miles de personas; pero llama la atención -de forma muy oportuna- sobre el hecho de que hay grupos en la sociedad que quieren aprovechar la ocasión para generar crisis, evitar las elecciones de este domingo y hacer pedazos la Constitución.  O´Grady apunta a que la frágil república constitucional, en Guatemala, está en peligro.

En su artículo, la columnista destaca el rol positivo que ha jugado la Fiscal Genaral, Thelma Aldana desde abril pasado y comenta la renuncia de Roxana Baldetti como vicepresidenta.  Les cuenta a sus lectores que Otto Pérez Molina, el presidente, está siendo investigado en el mismo marco que Baldetti. O´Grady explora los escenarios para Guatemala en los próximos meses y señala al grupo Semilla.

En mi opinión, O´Grady les proporciona a los lectores de TWSJ un buen análisis de lo que está ocurriendo en Guatemala y hace lo que pocos se atreven a hacer: advertir sobre el peligro que representa la propuesta de Semilla en cuanto a suspender elecciones, poner un gobierno provisional y hacer reformas sin que para ello haya una previsión constitucional.

No dejes de leer el artículo, la foto es por Alejandro Masdeu.


23
Jun 14

Biden, Pérez y la crisis de los niños migrantes

140622_biden_perez_el_periodico

La foto de Otto Pérez detrás del vicepresidente, Joe Biden, de los Estados Unidos de América ha sido la mejor que he visto en meses.  Muérome de ganas por ver los memes que la mara va a producir a partir de ella. ¿Qué explicación tendrá el gesto del Presidente chapín? ¿Será que no le pudo seguir el paso al enviado de Obama? ¿Será que qué hueva aguantar los regaños del Vicepresidente gringo? ¿Será que Pérez se arrepintió de no haber hacho lo que hizo su colega hondureño? ¿Hubiera sido mejor irse a ver e fútbol y tener algo de dignidad?  En lugar de ir uno al lado del otro, como se acostumbra, ¿Biden decidió adelantarse y hacer un statement, o Pérez decidió quedarse respetuosamente atrás?  Vaya uno a saber.  El caso es que Biden se dejó venir por ese penoso asunto de la crisis de los niños centroamericanos migrantes.

Mientras tanto, Mary  Anastasia O´Grady, de The Wall Street Journal y experta en América Latina, escribió una columna titulada  A Modest Proposal for Migrant Children, una carta dirigida a los queridos padres centroamericanos y firmada por los dedicados oponentes a la exportación de personas del sur. Mi cuata, Katherine, dice que la carta es divertida, dice muchas verdades y es directa; y estoy de acuerdo.  He aquí tres de mis párrafos favoritos:

We’re happy to trade with you. Our country is the world’s largest consumer of illegal drugs, many of which come to us through Central America. We pay good money, in cash, for them..Our plan for the U.S. war on drugs was that it should be fought in your countries. We remember Al Capone. That was so bad for Chicago. But we can’t stomach humanitarian crises either, and we can’t bear to see one that we played such a big role in creating, now brought to our door step.

Even Hillary thinks it’s dangerous. You, on the other hand, seem to think that the risks of growing up in drug-war-torn Central America are greater than the risks of making a run for it across Mexico. You should listen to Hillary. She always puts people before politics.

Your little crumb-snatchers are showing up here with dirty hands and faces. When they grow up they’re going to steal our children’s jobs. We’ll never bring down Obama-era unemployment rates.The pie is only so big. That’s why President Obama wants to slice it equally for everyone. If more of you start nibbling there will be less for us. So back off.

Mary dice lo que debe decirse alto y claro.

En ese mismo tema, Dara Lind, en Vox.com, publicó 13 Facts that Help to Explain America´s Child Migrant Crisis.  Ese y el artículo de Mary son los mejores que he leído sobre este tema.  Te comparto los 13 hechos:

1. El “aumento” de niños migrantes comenzó en 2011 pero llegó a un punto de crisis este año.

2. No todos los niños interceptados en la frontera quedan detenidos.

3. La crisis actual se debe a que más niños vienen de Centroamérica.

4. El Congreso estableció las reglas sobre el tratamiento de los niños migrantes desde 2002.

5. El sistema actual fue hecho para 8,000 niños, no para 50,000.

6. Se supone que la Patrulla Fronteriza de los Estados Unidos sólo puede tratar con los niños durante 72 horas.

7. La mayoría de los niños migrantes detenidos son puestos, inmediatamente, en  procesos de deportación.

8.Los procedimientos de deportación no comienzan con una comparecencia ante un tribunal,  comienzan con un documento.

9. Los niños migrantes que entran en los EE.UU. ahora no califican para la “acción diferida”.

10. Pero cerca de la mitad de ellos debería tener derecho a algún tipo de ayuda humanitaria.

11. No es legalmente posible deportar a los niños migrantes con mayor rapidez.

12. Hay una crisis distinta de padres solteros llegando a Texas.

13. Los EE.UU. tienen que hacer frente a los niños que ya están allá antes de centrarse en soluciones a largo plazo.

La foto es de El periódico.


27
Ene 14

Guatemala y adopciones en “The Wall Street Journal”

Guatemala y la cruel situación que viven aquí los niños adoptables  llamaron la atención de The Wall Street Journal.  He aquí los tres párrafos que más me impresionaron en el artículo titulado Los huérfanos abandonados en Guatemala, por Mary Anastasia O´Grady:

1. Un problema es que Guatemala no cuenta con una sólida cultura de adopción. De modo que mientras el CNA se jacta de decir que los bebés ya no son “exportados”, no menciona la tragedia de los niños que se amontonan en las instituciones porque no se les puede encontrar un hogar en el país. Unicef informó en abril de 2013 que había unos 5.800 niños en el sistema que alberga a los huérfanos. Algunos expertos locales dicen que la cifra es más alta.

2. Si las autoridades creen que han encontrado a la madre de un niño abandonado, debe comparecer ante el juez y someterse a una prueba de ADN. No es extraño que algunas “sospechosas” eludan la prueba del ADN durante meses, lo que significa un nuevo retraso en el proceso. Si la prueba confirma la maternidad, la madre debe inscribirse en una “terapia” diseñada para obligarla a reunirse con su hijo. Las madres que han soportado la terapia estatal dicen haber sentido una presión intensa que incluye amenazas de encarcelamiento y grandes dosis de culpa. Si la madre cede, o algún miembro de la familia decide hacerse cargo del niño, Unicef puede ver una adopción menos en los libros de Guatemala y es otra victoria para el CNA.

3. Las consecuencias no deseadas de esta política retorcida son innumerables. Una guatemalteca que siente que no está preparada para abordar la maternidad ahora tiene más probabilidades de abandonar su bebé que de ofrecerlo en adopción para evitar afrontar la agotadora manipulación psicológica del gobierno. Muchos bebés quedan abandonados en los hospitales. Pero también es común leer noticias en la prensa sobre bebés encontrados en los autobuses y en los cubos de basura.

Con este estado de cosas, los promotores de la ley antiadopciones ¿pueden dormir tranquilos en las noches?  A ver si alguien más se indigna pues.


20
May 13

El caso de supuesto genocidio, en “The Wall Street Journal”

El artículo completo de Mary Anastasia O´Grady acerca del supuesto genocidio en Guatemala, titulado La venganza de la izquierda en Guatemala, puedes leerlo en este enlace.  Pero, mientras tanto te comparto unos párrafos:

La guerra de 36 años entre guerrillas comunistas y el Estado guatemalteco, que culminó con los acuerdos de paz de 1996, fue sangrienta y tortuosa. Ambos bandos cometieron atrocidades. Miles murieron. Los indígenas y los mestizos de zonas rurales sufrieron la mayor parte de la violencia.

No obstante, la afirmación de que el Estado guatemalteco, encabezado por el general, participó en el genocidio —es decir, el intento de destruir total o parcialmente a la población ixil o desplazarla— no está respaldada por los hechos. Al contrario, una atenta lectura de la historia sugiere que el general venció a las guerrillas al fortalecer a aquellos indígenas que no querían saber nada de las ideas de revolución de la clase media alta que les imponían. El juicio a Ríos Montt, 30 años después del hecho, es más un ejercicio de ajuste de cuentas de la izquierda internacional que una búsqueda de la verdad y la justicia…

…La tragedia fue que la estrategia de la guerrilla había llevado la guerra a las tierras ixiles para usar a los civiles. Cuando el ejército, empeñado en cortar de raíz el terrorismo, llegó después, la población se vio obligada a tomar partido o quedarse en medio del fuego cruzado. Por eso es que murieron tantos….

En el vídeo hay una conversación con O´Grady (en inglés)

Las preguntas que me hago, hoy que se definirá el futuro de este caso ominoso, son:

Si el que es juzgado es Ríos Montt y no el Estado, como dicen la exguerrilla y los promotores de estos procedimientos, ¿por qué es que todo el resarcimiento lo tienen que pagar los tributarios? ¿Por qué es que no solicitaron que Ríos Montt les pidiera perdón a los Ixiles?


15
Feb 13

La ley inhumana antiadopciones

Solo de imaginarlo se me pone la carne de gallina; y cuando leo que ocurren cosas así me invade la tristeza: en 2012 fueron hallados 92 bebés abandonados en las calles, cajeros automáticos, hospitales, aceras, terrenos y basureros. El abandono de niños aumenta cada año y esos pequeñitos, si sobreviven, van a parar a orfanatos llamados casas hogar… y al agujero negro de la burocracia fría.

El tema de las víctimas de la ley antiadopciones en Guatemala –y de su burocracia– llamó la atención de The Wall Street Journal. En la columna Guatemala’s Inhumane Adoptions Law, Mary Anastasia O’Grady nos recuerda que miles de niños guatemaltecos crecen sin familias, pudiéndolas tener y pudiendo tener una vida diferente.

El CNA (monopolio estatal de las adopciones) y la PGN se mueven a pasos de glaciar, explica O’Grady; que cuenta la historia de un niño que ya tiene tres años y está en un orfanato desde que nació; y no será adoptable hasta que la burocracia descarte toda posibilidad de que sea reclamado por algún miembro de su familia extendida. Un bebé de 18 meses, que O’Grady conoció, no será adoptable hasta que su madre –que lo abandonó– concluya un proceso de terapia que es de tiempo indefinido.

Los problemas son muchos: la gente prefiere adoptar bebés, en vez de niños creciditos; y a eso hay que sumarle que las adopciones extranjeras están prohibidas de facto; que un adulto, que no sea pariente, pero que conozca al niño no está facultado para adoptarlo; que los adoptantes no pueden elegir al niño que quieran; y que la demanda de niños guatemaltecos no es alta.

El tema ha sido abordado por The New York Times con un reportaje A Family for a Few Days a Year; en The Daily Beast con The Accidental Expats; y en Reason TV con Abandoned in Guatemala; pero aquí no se habla de esto.

O’Grady opina que estas injusticias deberían escandalizar a la nación… pero no, ¿verdad? Los chapines tenemos este esqueleto bien escondido en el armario. De hecho, ¿cuántos notarios, funcionarios y jueces que firmaron los supuestos miles de procesos de adopción irregulares están presos, o si quiera procesados en los tribunales? ¿Leíste acerca de la columna de O’Grady en algún diario chapín, antes de enterarte aquí? ¿Te indignaste?

Esta columna fue publicada en El periódico.


14
Feb 13

Luisfi y la ley antiadopciones en “The Wall Street Journal”

It is possible that Unicef  “is not against intercountry adoption,” as Unicef’s Susan L. Bissell says (Letters, Feb. 11). But the antiforeign adoption law that it promoted in Guatemala surely discourages those adoptions. The law privileges local adoptions. The ideological hypothesis behind the policy is that children are better off if they grow up in their original cultural environments. Unfortunately, while the authorities wait for locals and discourage foreigners, children grow up in orphanages and every year they become less and less adoptable. The damage is huge.  Así dice la nota que envié a The Wall Street Journal y que fue publicada hoy.

Viene al caso porque, con respecto al artículo titulado Guatemala´s Inhumane Adoptions Law, por Mary Anastasia O´Grady, una funcionaria de la Unicef escribió que esa organización no está contra las adopciones internacionales.  Sostengo, sin embargo, que es posible que eso sea cierto; pero que, en todo caso la ley antiadopciones que ellos patrocinaron en Guatemala desincentiva las adopciones internacionales y privilegia las locales.  La hipótesis ideológica que está detras de esta política es la de que los niños están mejor si crecen en su entorno cultural originario.  Desafortunadamente, mientras que las autoridades esperan que haya adoptantes locales y desaniman a los extranjeros, los niños crecen en orfanatos y conforme crecen se van volviendo menos y menos adoptables.  Y el daño es enorme.  Daño que, debería haber especificado en la nota, es a pequeños seres humanos.


24
Ago 10

Ecsquiusmi flauer if ai machuc yor pistilos…

¡¿Quién iba a decir que alguna vez, yo, me iba a poner del lado de los voceros presidenciales Ronaldo Robles y Giuseppe Calvinisti?! Está escrito que Nadie diga: De esta agua no beberé.


Lo que motiva estas meditaciones es el berrinche que agarró Rodolfo Quezada, porque Ronaldo Robles se refirió a él como el señor. Aparentemente, Robles dijo, en una ocasión que Nos parece un absurdo, más dentro de esta discusión, que aveces toma niveles poco constructivos que el señor y respetado Cardenal aveces emita criterios que pueden confundir a los guatemaltecos.

Lo cierto es que el Príncipe de la Iglesia ha de creer que el traje talar le da autoridad para hablar de de todo; y yo coincido en que en temas de minería, de ambiente, de Economía y otros asuntos parecidos, el Purpurado si confunde. Y confunde grueso.

Por otro lado, la cita que parece haber molestado al Cardenal, se refiere a él no sólo como señor, que no está mal; sino como respetado Cardenal. Lo cual lleva a preguntar que ¿qué querrá Quezada? ¿Querría que le dijeran excelentísimo señor? Ah, claro, señor no ha de ser suficiente y Quezada querrá que le digan: Su Excelencia, Su Eminencia, o Su Ilustrísima.

Yo digo que, si de buena educación se trata, decirle señor y respetado Cardenal a Quezada, no es malacrianza. Puede que, en cierto contexto, implique que no se le tiene el respeto que él quisiera para su investidura; pero en ese sentido habría que tomar en cuenta que las investiduras tienen un contexto, y que en ese contexto -y sobre todo, fuera de él- el respeto se gana.

En ese sentido, hay funcionarios que creen que por serlo merecen algún tipo de respeto adicional al que no se ganan por corruptos, ineptos y abusadores; pero esa es una visión medieval de la autoridad, inadmisible en una sociedad en la que el poder proviene del pueblo y en la que los funcionarios son depositarios del poder.

Perdonen si ofendo a alguien; pero a mí me parece que señor y respetado Cardenal es un tratamiento suficiente para Quezada; y, de verdad, no me parece ofensivo. Creo que Quezada está exagerando, casi, casi, casi como los funcionarios que demandan respeto, sin merecerlo.

Quizás la respuesta a lo que pasa con Quezada y con aquellos funcionarios está en el artículo ¿El poder corrompe?, por Jonah Leher, que publica hoy The Wall Street Journal Americas, en Siglo Veintiuno. El mismo explica que la gente con mucha autoridad tiende a comportarse como los pacientes neurológicos con el lóbulo orbito frontal dañado. Leher ofrece esta explicación para comentar cómo es que las personas nobles pueden llegar a la cima y la acumulación de poder parece atrofiarlas, de modo que los mismos rasgos que ayudaron a esas personas a acumular control, desaparecen unavez que suben al poder.

20
Abr 10

El papel de los embajadores

Nos cuenta, Mary O´Grady en The Wall Street Journal, que el embajador de los Estados Unidos de América, en Honduras, Hugo Llorens invitó a cenar a media docena de miembros del gabinete de Porfirio Lobo. Los invitados de honor eran dos miembros del staff del Congreso, en Washington: Fulton Armstong, que trabaja para el senador John Kerry que es el presidente del Comité de Relaciones Exteriores; y Peter Quilter, que trabaja para el representantes Howard Berman, que dirige el comité homónimo en su cámara correspondiente.
Lo interesante de la reunión, empero, es que Mary señala que es extraño que el Embajador pensara que es apropiado someter a miembros del gabinete de ministros a una noche con miembros del staff del Congreso. Y es más bizarro, aún, fue que aquellos dos personajes pensaran que la ocasión era apropiada para presionar a los ministros en materia de política doméstica.
Mary cuenta que el tema más delicado fue que la Administración Obama quiere que Honduras se pliegue a la versión de que lo que ocurrió con Mel Zelaya fue un golpe de estado. Dicha demanda tiene sentido si observamos que Mary cuenta cómo es que el año pasado, tanto Kerry como Berman intentaron que la Biblioteca de Derecho del Congreso se retractara de la opinión que emitió en el sentido de que lo ocurrido en Honduras había sido un acto constitucional.
Detalles aparte, lo comentado por Mary, en su columna, confirma algo que intuimos: que los embajadores -estadounidenses, europeos y hasta sudamericanos- podrían estar usando la mesa para hacer avanzar sus agendas y para presionar en asuntos de política interna de los países en los que están destacados. La semana pasada, por ejemplo, la cúpula empresaurial de Guatemala decidió apoyar las pretensiones de endeudamiento de la Administración socialdemócrata de Los Colom, luego de un almuerzo en la residencia del embajador de los EUA.
Obviamente esta no es una práctica nueva, y seguramente es práctica estándar; pero, como dice Mary: es extraño y es bizarro que se crea que es apropiada.
He aquí una conversación que tuve con Mary, acerca del papel de los Estados Unidos de América en América Latina.

18
May 09

Tres importantes perspectivas de lo que ocurre en Guatemala

Guatemala tiena una tasa de 47 asesinatos por cada 100,000 habitantes; ¿Por qué no habríamos de estar clamando por justicia y por paz?  Finally a Real Revolution, es el título del artículo de The Wall Street Journal que analiza la gesta cívica chapina.  TWSJ destaca que el problema es institucional.

También The Economist también se ha ocupado de este fenómeno; y vea en el enlace como es que Foxnews.com ha reportado los hechos.

15
May 09

Worrying Developments for Portillo Merlos

Aquí va otro caso para el procurador Baudilio Portillo Merlos:  Cato@Liberty; el blog del Cato Institute en Washington, D.C. publicó una entrada titulada Worrying Developments in Guatemala.

¿Cuánto de viáticos gastará el citado funcionario en sus viajes a la capital de los Estados Unidos de América para investigar y procesar por apología del delito al Cato?  ¿Usará el mismo viaje para procesar a The Wall Street Journal, a Time y a The Daily Beast?
Hoy, Portillo Merlos publicó un campo pagado en el que amenazó con procesar a quienes difundan las denuncias de Rodrigo Rosenberg.