06
Jul 18

Pedro, el lobo y la ONU

Un informe de la ONU dice que el número de niños que viven en la pobreza, en los Estados Unidos, es escandalosamente alto; y asegura que aquel país encabeza el mundo desarrollado con las tasas más altas de pobreza juvenil. Pero como dice Daniel J. Mitchell en una publicación de la Foundation for Economic Education: esos estudios suelen estar guiados por la ideología estatista y hay que ser extremadamente escépticos con sus hallazgos.

Escucha el podcast aquí.

Cuando la ONU interviene en políticas sobre el cambio climático, el derecho a portar armas, la Internet, la guerra contra las drogas, la política monetaria y el control de la natalidad financiado por los tributarios, por ejemplo, inevitablemente llama a más poder y control por parte del gobierno, advierte Mitchell. Según la ONU, los gringos deberían pagar más impuestos.

Es cierto que los EE.UU tiene una tasa alta de pobreza infantil entre los países de la OCED, dice Mitchel; pero no es más alta que la de México, Grecia, o Turquía. Y la información que expone la ONU no sólo es una manipulación deshonesta, sino que el reporte está basado en mentiras.  Así como en Pedro y el lobo, lo que no es raro viniendo de una burocracia que medra en las políticas estatistas y colectivistas.

Es una tradición estatista aquella de forzar los datos para que respalden las conclusiones que se pretenden demostrar; pero te recomiendo los trabajos de Julian Simon (a quien entrevisté a principios de los años 90) para vacunarte contra la propaganda estatista y sombría; y Johan Norberg ha hecho estudios, más recientes, que ponen en evidencia aquellas manipulaciones.  Si te interesa este tema te recomiendo https://humanprogress.org/ y https://www.gapminder.org/

En Guate, el jefe de la CICIG -proyecto consentido de la ONU- ha dicho que esa Comisión enfrenta un reto descomunal; y en la tradición que señala Mitchell, lo veo construyendo poderes descomunales para su tutelaje. ¿Es eso lo que queremos?

Columna publicada en elPeriódico.


16
May 18

Caso Bitkov, CICIG y Guatemala en el ojo de U.N. Watch

Con el título de Agencia de la ONU en Guatemala secuestrada por Rusia en cruel venganza contra familia que desafió al régimen, la organización United Nations Watch publicó un informe sobre la familia Bitkov, la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala y la administración de justicia en este país.

Una agencia poco conocida de la ONU, creada para combatir la corrupción gubernamental en Guatemala, parece haber sido corrompida por Rusia en su venganza contra Igor, Irina y Anastasia Bitkov, quienes escaparon de Rusia a Guatemala en 2008 temiendo por sus vidas después de haberse atrevido a desafiar a Putin, dice el reporte que incluye evidencias de la influencia de Rusia en la CICIG en la persecusión contra los Bitkov. El informe también indica que, en aquella persecusión, la CICIG violó su mandato y la ley de Guatemala.

United Nations Watch es una organización no gubernamental con sede en Ginebra, Suiza, cuyo mandato es supervisar el desempeño de las Naciones Unidas con el criterio de su propia Carta. United Nations Watch, junto con otras 20 ONG internacionales, organiza cada año la Cumbre de Ginebra por los Derechos Humanos y la Democracia. Iniciada en 2009, esta conferencia anual de derechos humanos reúne a reconocidos defensores de los derechos humanos, víctimas, activistas y ex presos políticos, informados por los principales medios de todo el mundo.

Las evidencias citadas por U.N. Watch incluyen las presentadas por Bill Browder, promotor de la Ley Magintsky, ante la Comisión Helsinki del gobierno de los Estados Unidos de América y otras presentadas por los abogados Victoria Sandoval y Rolando Alvarado.

13 de noviembre de 2014 – La CICIG aceptó una queja del banco VTB contra los Bitkov.

21 de enero de 2015 – El Banco VTB emitió un comunicado de prensa alabando las acciones coordinadas del Banco VTB y la CICIG para detener a los Bitkov.

22 de enero de 2015 – La CICIG argumentó, en la corte para que el VTB Bank se una al caso de migración contra los Bitkovs, aunque las infracciones de pasaportes no guardan relación con las acusaciones de VTB Bank -rechazadas por los tribunales guatemaltecos- de que los Bitkov cometieron fraude contra el banco en Rusia.

26 de enero de 2015 – Un importante periódico ruso, Kommersant, informó que los abogados del VTB Bank involucraron a la CICIG en el caso Bitkov.

14 de diciembre de 2017 – VTB Bank y la CICIG presentaron un recurso para anular la decisión del Tribunal de Apelaciones de Guatemala en favor de Bitkov.

25 de abril de 2018 – Aunque el tribunal constitucional de Guatemala confirmó la decisión del Tribunal de Apelaciones en favor de Bitkov y rechazó la apelación del VTB Bank y la CICIG, el caso fue enviado para su reconsideración por el mismo tribunal penal que erróneamente enjuició a los Bitkov.

Esto es importante porque algunos defensores de la CICIG siguen negando que haya evidencias; a pesar de que ya fueron presentadas hace días.  La evidencia presentada por Sandoval es que la CICIG inició un procedimiento para enviar a un orfanato al hijo menor de edad de los Bitkov; y la presentada por Alvarado se refiere al uso excesivo de la fuerza durante el primer cateo de la casa de los Bitkov, fuerza que fue justificada por un fiscal con base en que el cateo estaba relacionado con el reclamo de VTB, reclamo que ya había sido rechazado por una corte guatemalteca.

La historia triste de los Bitkov ha sido resumida en varios artículos publicados por The Wall Street JournalThe New York Times, y National Review, entre otros, explica el reporte de U.N. Watch.

 


23
Dic 17

¡Vaya hombre! Guate en la ONU

El gobierno de Guatemala hizo lo correcto en la ONU y votó contra la resolución que rechaza el reconocimiento de Jerusalén como la capital de Israel.

Esta vez la representación chapina no fue tibia, ni pusilánime; y junto a otros nueve países, no apoyó aquella resolución infame.  Infame porque le da la espalda al único país que es Occidente en el Oriente Medio y porque, de haber votado a favor, traicionaría al pueblo de Israel que es uno de los pocos amigos verdaderos que tenemos los guatemaltecos en el contexto internacional.

La votación chapina, además, contribuye a la paz y a resolver el conflicto en aquella región porque al dejar claros los valores que representa Occidente, frente a los que representan estados y organizaciones terroristas, Guatemala no alienta el apaciguamiento, ni la ambigüedad.

No está de más recordar esto que aconseja Ayn Rand: En todo conflicto entre dos hombres (o grupos) que comparten los mismos principios básicos, gana el más consistente. En toda colaboración entre dos hombres (o grupos) que se apoyan en diferentes principios básicos, el más maligno, o irracional es el que gana. Cuando los principios básicos opuestos están abierta y claramente definidos, eso obra en ventaja del lado racional; y cuando no están claramente definidos, sino que están ocultos, o difusos eso obra en ventaja del lado irracional.

De paso, esta es una buena ocasión para meditar sobre la naturaleza de la ONU. Y para ello te recomiendo:

La foto de Jerusalén es de Wikimedia Commons CC BY-SA 3.0


29
Ago 17

Guatemala, ¿un país podrido?

Francis Fukuyama tiene una opinión sobre Guatemala y tuiteó lo siguiente: Un país podrido: el presidente guatemalteco intenta expulsar al jefe de la ONU contra la corrupción; y no faltó quien celebrara la ocurrencia del científico político. Empero, el juicio del autor de Trust y de The End of History and the Last Man es apresurado e injusto con los guatemaltecos.

La afirmación supone que, por sí mismo, el intento de expulsar a un burócrata de la Organización de las Naciones Unidas es algo malo; hasta el punto de que el hecho de que un Jefe de estado -en ejercicio de sus facultades constitucionales- intente la expulsión, ese acto hace que el país esté podrido. La afirmación supone, también, que la ONU -y sus agentes- son tan ajenos a la corrupción, que cualquiera que rechaza su participación -incluso a nivel de un jefe de misión- está podrido.

No comparto la perspectiva de Fukuyama por dos razones:

Primera: seguramente es cierto que Guatemala es un largo amanecer que no termina de ser día; para usar una frase del escritor Francisco Pérez de Antón. Es cierto que en Guatemala la corrupción y la impunidad son elevadas; pero también lo es que muchos guatemaltecos luchamos contra esas lacras. ¡Todos los días! Es cierto que no todos coincidimos en la identificación de las causas y no todos coincidimos en los remedios. Por ejemplo, unos entendemos que el estatismo y la posibilidad de arbitrariedades son caldos de cultivo para la corrupución; en tanto que otros creen que la corrupción es consecuencia de falta de controles y de una naturaleza humana perversa, para citar dos ejemplos. Estos asuntos son complejos y cabe en ellos diferencias de opiniones mientras se dilucida el asunto. Voy a atreverme a decir que la mayoría de chapines somos ajenos a la corrupción y a la impunidad; y que a lo sumo, la peor imputación que puede hacérsele al mantante guatemalteco promedio es que no se involucra como tal y prefiere abdicar a su condición de mandante. Con todo y todo, con la excepción de las mafias y de los grupos políticos que apoyan tiranías, la mayoría de guatematecos queremos vivir en paz y prosperar en un marco de respeto a los derechos individuales de todos por igual; sin privilegios.  Guatemala no es un país podrido; pero estamos pasando un proceso muy difícil y enmarañado. Guatemala, eso sí, tiene un sistema político lleno de incentivos perversos, que atrae a lo peor entre nosotros hacia el ejercicio del poder. Guatemala, eso sí, tiene un sistema económico mercantilista que es fabricante de miseria.  Guatemala, eso sí, tiene un sistema jurídico que no siempre sirve a la justicia.  Sin embargo, desde el punto de vista ético, voy a atreverme a decir que la mayoría de guatemaltecos repudiamos aquellos vicios y queremos salir de aquel estado de cosas.  Sólo que diferimos en cómo. ¿Hay gente podrida en Guatemala? Sí; pero Guatemala no es un país podrido.  En Guatemala hay miles y miles de personas honradas, productivas, creativas, que nada tienen que ver con la podredumbre.

Segunda: es un mito eso de que las burocrácias -nacionales, e internacionales- son, por sí mismas, moralmente superiores a otros actores en la sociedad.  La teoría del Análisis de la decisiones públicas utiliza las herramientas de las ciencias económicas para interpretar lo que ocurre en el terreno político. En lugar de sugerir lo que debería ser, ese enfoque hace un diagnóstico desapasionado, con base en una cuidadosa observación de las acciones de los distintos actores políticos.  Aquella teoría ha demostrado que, en su actuar, los políticos y los burócratas no son menos ajenos a sus propios intereses, que cualquiera otro actor en la sociedad.  Y menos en un contexto de poder.  Es un error suponer que, por sí misma, una misión de la Organización de las Naciones Unidas, o un jefe de misión, son incuestionables, o inexpulsables.

Hay abundante evidencia de que la ONU -y otras agencias internacionales- son sujetos de corrupción y de que, por lo tanto, sus burócratas y las agencias mismas deben ser tratadas exactamente con los mismos estándares que se trata a cualquier organización con poder que opera con dinero ajeno que no ha tenido que ganarse y con niveles muy laxos y difusos de responsabilidad.

Al lector acucioso le dejo unas sugerencias:

El juicio de Fukuyama es apresurado e injusto con los guatematltecos; y su aprovechamiento es desafortundado.


16
Nov 15

Julliand a freir niguas en sartén de palo

151113 PNUD

Como Naciones Unidas apoyamos un sistema tributario progresivo.  En una sociedad, los pobres no pueden contribuir mucho, los que tienen mucho contribuyen más, es una lógica progresiva normal.  Nadie con sentido común puede oponerse a eso, dijo Valerie Julliand, representante del Programa de las Nacionas Unidas para el Desarrollo.

Sus palabras deben haber emocionado, quizás hasta las lágrimas, a Iván Velásquez (el jefe de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala), a los miembros del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales y a otros activistas tributarios. Sin embargo…pensándolo bien -con sentido común, digamos- ¿qué son los impuestos progresivos? Son dinero ajeno tomado por la fuerza para ser distribuido entre intereses políticos muchas veces ajenos a los legítimos propietarios del dinero expoliado.  ¡Nadie con sentido común podría estar a favor de algo así!…y sin embargo los impuestos tienen sus fans.

Es un error, que nadie con sentido común podría sostener luego de conocerlo, llamar contribuyentes a los tributarios.  Esto es porque la contribución tiene una connotación de voluntariedad lo cual excluiría el uso de la fuerza.  Los impuestos son forzados porque si no los pagas, ¿qué ocurre?, te llevan enchachado y vas a parar a prisión.  Te encierran. Los forzados a pagar los impuestos que demandan otros, los expoliados, somos más tributarios que otra cosa.

La lógica progresiva que le parece tan normal a la burócrata Julliand sólo es normal si aceptamos las premisas perversas de que lo nuestro no es nuestro y de que otros tienen la facultad de tomar una parte de los frutos de nuestro trabajo para destinarlos a sus intereses particulares mediante el uso de la legislación y del poder del estado.

¡Claro que hay tareas que le corresponden al estado y que hay que pagar en conjunto: como seguridad y justicia!; pero para eso no sería necesario y menos normal, ni de sentido común acudir a la expoliación, a los impuestos progresivos, ni a nada parecido. En cambio, estas prácticas son necesarias cuando se trata de financiar privilegios, intereses particulares, y hasta de repartir canonjías.  Como el gobierno sólo puede obtener recursos mediante impuestos, o endeudamiento (que luego se paga con impuestos)  y los impuestos sólo se consiguen obligando a los tributarios a renunciar a una parte de sus ingresos, es un hecho que la facultad de imponer tributos es un poder para destruir.  Desde esa perspectiva, hasta para Julliand, debería ser evidente que el gobierno tiene el poder de destruir la base económica que lo sustenta.  Entonces, más que un interés ideológico de redistribuir la riqueza, el gobierno y ¿sus consejeros? deberían pensar en un sistema impositivo que sirva para pagar los gastos para el bien común (que no es el bien de unos, en perjuicio de otros), sin obstaculizar el crecimiento económico que es lo que permite la prosperidad y el bienestar.

Aceptar las premisas de Julliand es más propio de súbditos que de mandantes.  Su lógica, señora, es estatista, colectivista, coercitiva, e impertinente en una sociedad que aspira a que se respetan los derechos individuales de todos por igual y a que prevalezcan, en ella, las relaciones pacíficas y voluntarias.

Por otro lado, si el lector quiere saber qué clase de organización es la que apoya el sistema tributario progresivo le recomiendo: ONU historia de la corrupción, por Eric Frattini

Mi tía abuela, La Mamita, le diría a Julliand: ¡Vaya, usted, a freír niguas en sartén de palo!

En la foto, de elPeriódico, Valerie Julliand, Alfonso Portales e Iván Velásquez.


11
May 14

Bergoglio exige redistribución de la riqueza

Imagen de previsualización de YouTube

Jorge Mario Bergoglio quiere una redistribución legítima de la riqueza. ¿Legitimada por quién?

Entiendo que las distribuciones de riqueza que no son pacíficas, ni voluntarias y se hacen al amparo de la fuerza, o de la amenaza del uso de la fuerza no sean legítimas.  Las distribuciones de riqueza que se hacen mediante el uso del poder, por ejemplo, hieden a ilegítimas;  pero ¿Será que la distribución de la riqueza que resulta de los millones de intercambios libres y pacíficos que ocurren en el mercado no es legítima?

Cual Cerebro, en Pinky y Cerebro, el antecesor de Bergoglio -Joseph Ratzinger- aventuró que para gobernar la economía mundial…urge la presencia de una verdadera “Autoridad política mundial”. ¿Andará en esto mismo el actual Papa?  Sospecho que sí.   Bergoglio declaró que la Organización de las Naciones Unidas debería alentar la redistribución de la riqueza.  Sospecho que, como su antecesor, Bergoglio quiere más política en la economía y en el mercado.  Quiere más legislación y más intervencionismo en el sector voluntario de economía.  Bergoglio cree que el sector privado no forma parte de la sociedad civil.

Y tu,  cuando pones dinero en el cepillo,¿apoyas esas ideas?


07
Feb 14

El Vaticano y la ONU enfrentados

Por ahí anda circulando un documento que invita a recoger firmas para defender al Vaticano contra la condena de parte del Comité para los Derechos del Niño de las Naciones Unidas por el encubrimiento -por décadas- de sacerdotes que abusaban de menores.  Yo, ¡por supuesto!, no lo voy a firmar.

En las conclusiones del informe, la ONU urgió a la dirigencia de la iglesia católica a apartar de inmediato de sus funciones a todos los autores conocidos y sospechosos de abusos sexuales a niños, y denunciarlos a las autoridades competentes para que los investiguen y procesen.  Y el Vaticano, por supuesto, se enfureció con el informe y las demandas de la ONU. El Vaticano dijo que deplora lo que considera el intento de un comité de las Naciones Unidas de interferir con su magisterio sobre el aborto y la anticoncepción por medio del devastador informe sobre el escándalo provocado por los abusos sexuales de sacerdotes.

Si el Vaticano y la iglesia católica fueran una organización privada voluntaria de servicio como cualquiera otra, sería inadmisible que la ONU tratara de imponer su agenda en materia de sus normativas internas (Derecho Canónico), sus estilos particulares en las escuelas de las que son propietarios, o de los libros que editan sus editoriales.  Pero ahí está que el Vaticano es un estado y además ocupa un puesto de observador en la ONU.  El Vaticano es parte voluntaria del sistema de la ONU. ¿Alguien los forzó a meterse a la ONU?

Por otro lado, la ONU no es una organización moralmente neutral.  La criminal Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas y la dictadura de Putin ocupan puestos permanentes en su Consejo de Seguridad.  La ONU ha jugado papeles muy cuestionables en casos como los de Ruanda y Siria para mencionar sólo dos.  La ONU es una organización tan corrupta como puede serlo. Y epur si muove.

Tan sólo ayer la congregación ultraconservadora Legión de Cristo hizo un monumental intento de romper con su atroz pasado marcado por la pedofilia de su fundador, el mexicano Marcial Maciel, y sueña con renacer de la mano de Jorge Mario Bergoglio. Queremos expresar nuestro hondo pesar por el abuso de seminaristas menores de edad, los actos inmorales con hombres y mujeres adultos, el uso arbitrario de su autoridad y de bienes, el consumo desmesurado de medicamentos adictivos y el haber presentado (Maciel) como propios escritos publicados por terceros, sostiene la petición oficial de perdón, en la que expresa también su solidaridad con las víctimas.

Esto no se trata de si el comal le dijo a la olla.  Si, es cierto que la ONU no tiene altura moral alguna; pero también es cierto que los crimenes que se le sañalan a la jerarquía católica y al Vaticano -por encubrimiento- son crimenes y no otra cosa.  Y también es cierto que el Vaticano, como lo señalé arriba, forma parte voluntaria del sistema de la ONU.

Igual pasa con Guatemala.  Aquí vienen, cada tanto, procónsules de la ONU a decirnos cómo debemos conducir nuestros asuntos y a somatar la mesa.  Pero la culpa no es del loro sino de quien le enseña a hablar.  Vienen por que hay chapines que los invitan.  Vienen porque hay chapines a quienes les conviene que Guatemala sea señalada.  Vienen porque somos parte del sistema de la ONU.  El día que no nos guste, damos las gracias, decimos adiós y nos vamos; pero mientras tanto, a aguantar.


21
May 13

Anulada sentencia por genocidio…pero sigue la lucha

La Corte de Constitucionalidad les  enmendó la plana a la Sala Tercera de Apelaciones del Ramo Penal y al Tribunal Primero A de Mayor Riesgo, y anuló la sentencia de 80 años de prisión emitida por los integrantes de esa instancia el 10 de mayo contra el exjefe de Estado Efraín Ríos Montt, y ordenó la suspensión provisional del debate.

El acusado denunció que el tribunal no tramitó las recusaciones contra los citados jueces, Yassmín Barrios y Pablo Xitumul,  y que no cumplió con suspender el debate como lo ordenaron los magistrados de la Sala Tercera. La CC le dio la razón y anuló todo lo actuado en el juicio a partir del 19 de abril de 2013, fecha en la que los juzgadores fueron notificados de las anteriores resoluciones.

La Corte de Constitucionalidad actuó en defensa de las garantías del debido proceso, que algunos comentaristas han despreciado calificándolas de asuntos puramente formales.  Entiendo que a causa del excesivo formalismo de los procedimientos chapines -enraízados en el formalismo romano- ocasionen rechazo; pero ese formalismo obsesivo no debe ser confundido con el respeto que se debe tener por las garantías procesales, o por los derechos individuales.  Las garantías del debido proceso legal aseguran que se cumpla el principio de que  los gobiernos debe respetar todos los derechos legales que poseen las personas. El del debido proceso es un principio jurídico procesal según el cual toda persona tiene derecho a ciertas garantías mínimas, tendentes a asegurar un resultado justo y equitativo dentro del proceso, a permitirle tener oportunidad de ser oído y a hacer valer sus pretensiones legitimas frente al juez. El debido proceso establece que el gobierno está subordinado a las leyes del país que protegen a las personas del estado.  ¡Tirios y troyanos deberíamos defender el debido proceso y sus garantías!  Tirios y troyanos podríamos ser víctimas de procedimientos ilegales y arbitrarios con demasiada facilidad e impunidad si como sociedad no nos comprometiéramos con aquellas garantías igualmente para todos.  Sin excepciones.

El Tribunal Primero A de Mayor Riesgo violó aquellas garantías en el caso de supuesto genocidio y el que al cielo escupe, a la cara le regresa.  El tribunal se arriesgó a cometer aquellos abusos e ilegalidades, ¿por arrogancia?, ¿porque creyó que podía?, ¿porque el rédito político derivado del fallo sería igual de útil con anulación, o sin ella?

El Tribunal tenía a embajadores, organismos internacionales, organizaciones no gubernamentales, Prensa, exguerrilla y a  otros grupos clamando por una sentencia rápida y condenatoria.  Se sintió apoyado y se sintió poderoso.  Si aquellos con nosotros, ¿quién contra nosotros? deben haber pensado los jueces.  Deben haber pensado que tenían un cheque en blanco y que podrían salirse con la suya.  ¡Pero ahí está que no!, a pesar de la complicidad de los magistrados Mauro Chácón, electo por la Universidad de San Carlos; y Gloria Porras, electa por la administración de Los Colom/Espada.

No todo está perdido para los promotores del genocidio.  Pablo De Greiff, relator de la ONU, dijo que no hay decisión legal que sea inconsecuente, aún si es revocada, algo se gana o se pierde con las decisiones de un sistema judicial.  La exguerrilla y sus corifeos ya consiguieron titulares en todo el mundo y van a capitalizar su pequeño éxito hasta donde les sea posible.  Van a usar la palabra genocidio con más ligereza que la que han estado usando hasta ahora.  Van a acusar y van a incrementar los decibeles.  Van a distraer la atención y van a somatar mesas.  Los mas imprudentes entre ellos ¿van a acudir a la violencia?  Por ejemplo, el Frente Nacional de Lucha  puso en Facebook:  Luego, no se quejen que haya otras justicias, más pintas en los muros y calles y caminos tomados…no dejan otros caminos. La lucha sigue.

…Si.  Lamentablemente van a seguir en su lucha.  ¿A cualquier costo, como la última vez?


02
Oct 12

Facta, non verba: La creatividad de la ONU y la guerra perdida contra las drogas

¿Les pagarán a los burócratas internacionales por salir con cosas así? El Estado debe donar semillas y tierras a los campesinos que se dedican a la siembra de plantas utilizadas para la fabricación de drogas, y con ello se evitará que más personas se involucren en el narcotráfico, dijo Amado de Andrés, representante de la Organización de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito  para Latinoamérica.

El estado, sin embargo, son los pipoldermos.  Y tu ya sabes lo que pasa cuando les encargas cosas a los pipoldermos: las compran sobrevaluadas; se las compran a sus familiares, a sus compadres, o a sus socios; o las reparten tarde, mal y nunca; sólo para mencionar las posibilidades más comunes.

Luego, resulta que los pipoldermos no producen nada; de modo que cualquier cosa que quieran repartir -como tierras, o semillas- tienen qué quitárselas a alguien más; o tienen que quitarle el dinero para comprarlas, que viene a ser lo mismo. ¿Sábes quiénes van a ser los paganos de esta idea de la ONU? Los tributarios.  Los tributarios son los que pagan todo lo que reparten los pipoldermos; y pagan, también, la parte que se quedan los pipoldermos.

Habiéndo qudado claro lo de arriba, si bien es cierto que cultivar arvejas chinas, o maíz es más seguro que cultivar marihuana, o amapolas, ¿alguien le habrá preguntado a los que siembran estos productos si les tiene cuenta pasarse a otros?  ¿Sábes qué pasará si crece la oferta de arvejas chinas, o de maíz (sin que crezca la demanda) a causa de una producción políticamente subsidiada y promovida? Va a bajar el precio de aquellos productos.

Muchá…lo que hay que hacer es descriminalizar la producción, el comercio y el consumo de las drogas.  Lo peor es mantener la prohibición, alimentar esta guerra perdida y mantener vigentes las condiciones que intensifican la violencia y la delincuencia propias de una prohibición y de una guerra; y mantener vigentes las condiciones que les permiten pingües ganancias a los traficantes, condiciones propias de una prohibición.


25
Sep 12

La descriminalización de las drogas, en el pleno de la ONU

Otto Pérez Molina dijo, en su primer día de la visita oficial a la ONU , en Nueva York,  que en su discurso programado para el miércoles hará dos propuestas con el fin de promover nuevas rutas de combate al narcotráfico.  Ojalá que Pérez mantenga en pie su propuesta de descriminalización y que eso de nuevas ruta de combate no signifique plegarse discretametne a las impertinencias del Departamento de Estado y de la guerra perdida contra las drogas.

El fin de semana pasado hubo un zipizape con Roberta Jacobson, secretaria de estado para Latinoamérica, cuando esta dijo que el tema ha sido abordado de forma caricaturesca.  Al principio pareció como si la funcionaria se hubiera referido de forma irrespetuosa contra el Presidente guatemalteco; pero luego el asunto viró en dirección a que el comentario iba dirigido a la forma en la que había sido tratado el asunto.  De cualquier forma, el Departamento de Estado debería ser más cuidadoso con estos asuntos; precisamente porque el pueblo de los Estados Unidos de América tiene pocos amigos tan leales y cariñosos como los guatemaltecos.

El tema de la guerra perdida contra las drogas y la posibilidad de descriminalizar los narcóticos debe ser tomado en serio por las autoridades del Norte.